Entradas

A través de su cuenta de Facebook, SLAYER anunció el regreso del baterista Paul Bostaph (EXODUS, FORBIDDEN, TESTAMENT), ocupando oficialmente el puesto que hasta hace unos meses tenía Dave Lombardo (quien se enteró de esto por Internet). La banda también informó que Gary Holt (EXODUS) seguirá ocupando el puesto del fallecido Jeff Hanneman durante la gira.

Paul es un gran baterista y un buen amigo, y estamos muy contentos de que él haya decidido reingresar a la banda”, comentó Tom Araya. “Todavía estamos muy sensibles con la pérdida de Jeff, pero no queremos decepcionar a nuestros fans europeos, y tenemos que empezar a avanzar… tener a Paul en la banda hace que esto sea mucho más fácil”, continuó el chileno.

Por su parte, Bostaph comentó: “Estoy muy entusiasmado de integrarme nuevamente a SLAYER. Pasamos intensos diez años juntos, con mucha diversión, hicimos un montón de buena música, así que para mí, esto se siente como volver a casa”.

El baterista estuvo en SLAYER entre 1992 y 2001. Grabó los discos «Divine Intervention» (1994), «Undisputed Attitude» (1996), «Diabolus In Musica» (1998), «God Hates Us All» (2001) y también estuvo en el DVD «War At The Warfield» (2001).

SLAYER tocará en Chile junto a GHOST como acto de apertura de IRON MAIDEN el próximo 2 de octubre en el Estadio Nacional.

Los precios son:

Galería: $20.000
Cancha: $27.000
Pacífico Lateral: $32.000
Andes: $46.000
Pacífico Bajo: $60.000
Pacífico Alto: $80.000
Pacífico Medio: $90.000

Las entradas se encuentran disponibles por sistema Puntoticket tiendas Ripley, Cinemark,  al Call center 600 462 6000 y en www.puntoticket.com

SLAYER ha emitido el siguiente comunicado con respecto a la decisión de la banda para reemplazar a su baterista Dave Lombardo para la próxima gira australiana:

SLAYER confirma que John Dette se encargará de la batería en la gira australiana que comienza este sábado 23 de febrero en Brisbane. Con respecto a la declaración de Dave Lombardo, la banda no está de acuerdo con la veracidad de los hechos, excepto reconocer que Lombardo, a menos de una semana del viaje a Australia, presentó a sus compañeros un completo listado de términos y modificaciones a su compromiso con la banda, y que era contrario a lo que el grupo había acordado previamente. El grupo fue incapaz de llegar a un acuerdo a esas peticiones de última hora, faltando tan poco para partir a Australia. Había mucho más que lo que el señor Lombardo informó en su declaración, pero SLAYER no hará más comentarios al respecto. SLAYER agradece a sus fans australianos por la comprensión en este desafortunado cambio de último minuto, y esperan con ansias verlos en los shows”.

El comunicado de Lombardo aparecía lo siguiente : “El año pasado descubrí que el 90% de las ganancias de los conciertos de SLAYER fueron deducidos como gastos, incluyendo los honorarios de todo lo que corresponde a Management,  lo cual le cuesta a la banda millones de dólares y dejándonos menos del 10% para ser repartido entre nosotros cuatro. En mi opinión, ésta no es la manera como la banda debería funcionar. Traté de corregir esto informándole al resto de la banda, así que Tom y yo contratamos unos contadores para entender qué sucedía, pero se me negó el acceso a la información detallada».

Esta sería la  tercera vez que el baterista  queda fuera de la banda, siendo la primera vez en 1986 en medio de la gira promocional del álbum “Reign In Blood” donde abandonó el grupo citando asuntos financieros. Tony Scaglione fue reclutado para reemplazarlo, sin embargo Lombardo volvió en 1987. Luego en 1992 volvió a dejar la banda por fricciones en el seno de esta, especialmente con Kerry King. Fue reemplazado por Paul Bostaph con quien grabaron “Divine Intervention” y “Undisputed Attitude” . John Dette reemplazó a Bostaph cuando este último decidió enfocarse en proyectos paralelos, sin embargo volvió en 1997 para grabar “Diabolvs in Mvsica”  y “God Hates Us All”,  para dejar definitivamente la banda en 2001, lo cual significó el regreso de Dave Lombardo a la agrupación y restablecer la formación original.

 

LEE AQUÍ EL COMUNICADO ANTERIORMENTE EMITIDO POR DAVE LOMBARDO

 

El baterista emitió un comunciado explicando la situación que ha llevado a SLAYER a reemplazarlo para el tour en Australia. El futuro de Dave Lombardo en la banda es incierto y aquí lo comenta:

“Quiero disculparme personalmente con todos nuestros fans en Australia, quienes compraron las entradas para el tour, esperando verme en mi  lugar de siempre, tras la batería.

Así  que para que todos sepan la verdad, este 14 de Febrero se me informó que yo no tocaría en el tour por Australia. Estoy apenado, y para ser honesto estoy shockeado con la situación.

El año pasado descubrí que el 90% de las ganancias de los conciertos de SLAYER fueron deducidos como gastos, incluyendo los honorarios de todo lo que corresponde a Management, lo cual le cuesta a la banda millones de dólares y dejándonos menos del 10% para ser repartido entre nosotros cuatro. En mi opinión, ésta no es la manera como la banda debería funcionar. Traté de corregir esto informándole al resto de la banda, así que Tom y yo contratamos unos contadores para entender qué sucedía, pero se me negó el acceso a la información detallada.

Pasé la navidad y año nuevo pensando en que hice todo el tour 2012 y que aún no me pagaban (excepto un pequeño avance), o darme un una suma apropiada para un año de sangre, sudor y lágrimas. Más encima, se me informa que no se me pagará hasta que firme un largo contrato que no deja claro ni asegura nada sobre la base de cómo se van a deducir las comisiones, ni me dan acceso a revisar los presupuestos financieros. También se me prohíbe dar entrevistas que tengan que ver con la banda, en fin una situación ahogante.

El lunes pasado, me senté a hablar con Kerry y Tom, para conversar de los ensayos para el tour y proponer un nuevo modelo de negocios que creía que era la manera correcta para proteger confiablemente a SLAYER y seguir haciendo lo que mejor sabemos hacer… tocar para los fans. Kerry me dejó claro que no estaba interesado en hacer cambios, diciendo que si yo quiero discutir este punto, él buscaría un nuevo baterista. El jueves llegué a ensayar a las 13:00, como estaba agendado, pero Kerry no apareció. En vez de eso, a las 18:24 recibí un correo de nuestros abogados diciendo que yo sería reemplazado para las fechas australianas.

Aún tengo la esperanza de poder resolver estos problemas, y una vez más me disculpo sinceramente con todos nuestros fans en Australia, quienes gastaron su dinero esperando ver a la formación original de SLAYER. Espero verlos en el futuro.

Sinceramente

DAVE LOMBARDO