Entradas

CLOVEN HOOF anunció la salida de su próximo LP este 24 de Abril y llevará el título de «Age Of Steel» via Pure Steel Records. Su primer single es «Touch The Rainbow» y lo pueden escuchar aquí mismo.

“Personalmente, creo que es nuestro mejor lanzamiento, ¡realmente cada canción es totalmente asesina! El álbum presenta el regreso del personaje ‘Dominator’, que genéticamente ha vuelto a la vida para ejercer la muerte y la destrucción en toda la galaxia. Su imperio recupera su antigua gloria y la historia concluirá en el álbum después de esto, ¡así que mira al espacio! ¡Vuelve el álbum conceptual! ”

“Me esfuerzo por la perfección y tengo una visión muy clara de cómo debe ser ‘Age Of Steel’. ‘Who Mourns For The Morning Star?‘ fue sin duda un gran álbum. Él nuevo va un paso más allá con más capas y textura al lado de las guitarras pesadas. Abarcará todo lo que hacemos bien pero con mayor profundidad y color. Hay algunas pistas que suenan realmente malvadas allí, y prepárate para una pieza musical realmente aventurera que ocupa todo un lado del álbum» comentó el bajista y compositor Lee Payne.

El tracklist y el artwork:

  1. «Bathory»
  2. «Alderley Edge»
  3. «Apathy»
  4. «Touch The Rainbow»
  5. «Bedlam»
  6. «Ascension»
  7. «Gods Of War»
  8. «Victim Of The Furies»
  9. «Judas»
  10. «Age Of Steel»

Este 2018 CLOVEN HOOF vuelve con nuevo disco: «Immortal». Esta nueva obra marcará el inició de la relación de la clásica banda de la NWOBHM con su nuevo sello Pure Steel Records. Se espero que esté disponible a mediados de año.

Los guitarristas Ben Read y Mick Powell en conjunto con el baterista Jon Brown han dejado de ser parte de CLOVEN HOOF, leyendas del NWOBHM.

Por ahora, los 2 integrantes restantes, el vocalista Russ North y el bajista Lee Payne, han declarado a través de la web que «CLOVEN HOOF ha jurado volver más fuerte con miembros realmente dedicados que calcen en la banda».

Cloven Hoof

Una de las leyendas de la NWOBHM, CLOVEN HOOF, anunciaron que Matt Moreton es el nuevo vocalista de la banda, luego que Russ North los dejara para darle más tiempo a su carrera de solista. La agrupación además confirmó que Moreton estará cantando en un nuevo EP próximo a lanzarse.

Matt Moreton

La legendaria banda de la NWOBHM, CLOVEN HOOF, lanzó un nuevo EP titulado «Throne Of Damnation», el cual se compone de 5 temas: 3 son canciones totalmente nuevas tituladas «Prime Time», «Running Man» y «Freak Show», mientras que las otras 2 son reversiones de las clásicas «Whore Of Babylon» y «Night Stalker».

El disco saldrá de manera limitada y las primeras 500 copias estarán a un precio especial en la siguiente dirección.

Cloven Hoof - Throne Of Damnation

Cloven Hoof

Las leyendas de la «New Wave of British Heavy Metal» CLOVEN HOOF, anunciaron que su cantante Russ North ha dejado la banda para poder dedicarse a su carrera como solista lejos del Heavy Metal. Debido a esto, la banda ha tenido que cancelar los shows que tenian anunciados.

En todo caso, CLOVEN HOOF espera que próximamente pueden anunciar a su nuevo vocalista ya que a mitad del próximo año tienen pensado lanzar un nuevo disco.

Durante los últimos años muchas han sido las bandas que, pretendiendo rememorar viejas glorias, han vuelto a reformarse, ya sea para solamente hacer un par de giras, recolectar un poco de dinero y volver al congelador ó en algunos casos, para editar nuevos trabajos y volver real y actívamente al mundo del metal. Los resultados han sido variados. Algunas reuniones han pasado por distintos escenarios sin lograr cautivar como lo hicieran alguna vez en antaño. El tiempo no pasa en vano y sus nombres han sido olvidados, o bien en realidad, nunca tuvieron un fuerte respaldo y solo lograron alguna falsa connotación años más tarde otorgada por coleccionistas de metal under que sacaron a relucir sus nombres como «grandes joyas perdidas» o catalogándolos con el tan manoseado título de «banda (o disco) de culto».

Lo cierto es que son muy pocos los grupos que se han reformado y que han logrado asentarse nuevamente en la escena metalera. En estos tiempos la oferta es grande y la difusión esta a la mano de cualquiera que tenga una conexión a internet, de hecho sin dinero es posible para las nuevas bandas crear un sitio web y dedicar tiempo a difundirse ellos solos a través de los webzines y los diversos sitios dedicados a este tipo de música, lo que ha gatillado, por cierto, el nacimiento de un sinnúmero de bandas mediocres y, nótese, en todo tipo de metal.

Para aquellas bandas que nacieron a fines de los setenta y comienzos de los ochenta, a veces no resulta tan fácil competir con este nuevo mundo al cual se ven enfrentados, y para aquellas que se arriesgan a lanzar un nuevo trabajo, peor aún, ya que un álbum mediocre podría ensuciar el posible legado que hubiesen dejado al momento de disolverse. No se si para bien o para mal, los nombres en esta escena o tipo de música adquieren mucha importancia y son decisivos en algunas ocasiones para catalogar un trabajo como bueno o malo. De hecho, a lo largo de la historia hay trabajos de rock y metal magníficos que se han visto perdidos y han sido criticados hasta el cansancio debido a que fueron lanzados bajo el nombre equivocado. Es el caso de discos como Born Again de Black Sabbath, un tremendo disco, pero que para muchos es una bosta dentro de la discografía de la banda o el mismísimo The X Factor de Iron Maiden, un disco oscuro, denso, con un par de letras muy interesantes, con temas muy trabajados, pero que simplemente no van dentro de la línea de la doncella, por lo cual algunos fans simplemente lo borrarían de la discografía.

Bueno, veamos a donde pretendo llegar con toda esta verborrea. Todo lo que he dicho anteriormente es para lograr dar a entender todas las reflexiones que se me vinieron a la mente al escuchar Eye Of The Sun, el trabajo surgido producto de la «reunión» de Cloven Hoof, banda formada en 1979 y que bajo el alero de la N.W.O.B.H.M. editó un demo y cuatro LP en los ochenta, para luego disolverse. Lo de reunión lo escribo entre comillas ya que es solo Lee «Air» Payne (bajista), de los miembros originales quien se encuentra en esta actual reencarnación de la banda.

El disco consta de 10 temas, comenzando con Inquisitor, un tema mas bien rápido, potente, con un coro un tanto pegote y algunos quiebres y partes entre medio que lo hacen sonar más potente aún. Si de comparaciones se trata, podríamos decir que tiene un aire a Judas Priest post-Painkiller. Un buen comienzo que logra encender los motores para dar paso a algo un tanto más calmado, el tema título del disco, Eye Of The Sun, que resulta ser una canción mid-tempo, que pareciera ser algo floja, ya que solo mediando ésta el doble bombo de Lynch Radinsky logra darle algo más de fuerza. En la misma línea de la anterior continúa Cyberworld, solo con un cuota más de velocidad. A pesar de contar con algunos riffs de peso, pareciera ser más un tema digno de los AOR Balance of Power que de Cloven Hoof.

Kiss of Evil parte con una guitarra que en primera instancia me hizo pensar que me encontraba frente a la balada del disco, pero no es así, se trata de otro tema más a medio tiempo, nuevamente con un coro relativamente «oreja» y en general la misma fórmula de los dos temas anteriores, salvo que a medida que corren los minutos va tomando mayor magnitud, nuevamente gracias al trabajo de Radinsky trás los tarros y un par de buenos riffs de parte de Andy Shortland. Lo que se viene es Eye of The Zombie, retrocedan a los comentarios de los 3 temas anteriores… los mismos aplican para este tema… ¡SI! otro tema a medio tiempo. Quiero dejar claro que no tengo nada en contra de este tipo de canciones, de hecho me gusta ese estilo, son bastante buenas y en este caso en particular todas me gustaron, pero cuatro seguidas tiende a aletargarme un tanto o por lo menos, no es lo que esperaba oír en un disco de Cloven Hoof, que si bien nunca fueron asiduos a los temas demasiado rápidos (en el disco A Sultan’s Ransom deben estar los temas más rápidos grabados por la banda), si contaban con una mayor cuota de velocidad que la mostrada hasta este momento en este nuevo disco, además, de la presencia de exquisitas guitarras gemelas (por lo menos en las grabaciones, ya que siempre fue un solo guitarrista), que le daban ese toque a heavy metal inglés inconfundible, cosa que ahora no se palpa.

La cosa mejora bastante con la próxima tripleta compuesta por Absolute Power, Whore of Babylon y Golgotha. La primera, sin ser un tema rápido, es bastante más potente que las anteriores, el riff principal suena con mucha fuerza y trae consigo un solo realmente interesante. Whore of Babylon es uno de los temas más rápidos del disco, con un riff que me recuerda mucho a Megadeth, para ser más precisos a Vortex del Cryptic Writings y si se quiere ser más precisos aún, mejor digamos que esta calcado. En todo caso el tema destaca dentro del tracklist del disco y el coro es lo suficientemente ganchero como para pasar un par de días coreándolo en la mente. Lo mismo pasa con el coro del siguiente corte, de nombre Golgotha. Acá volvemos a los mid-tempo con la diferencia que, por lo menos para mí, este es uno de los puntos altos del álbum. El trabajo en las voces de Matt Moreton, destaca en todo momento, con un par de líneas vocales (durante el excelente cambio de ritmo) bastante más agresivas que en el resto del disco.

King For A Day, es la novena canción, la que como era de esperarse continúa con la tónica mostrada a lo largo de todo el trabajo y no aporta absolutamente nada, lo que definitivamente no pasa con el tema que cierra el disco, Angels In Hell, el más largo y el mejor a mi gusto, de introducción muy relajada y calmada, casi acústica, que luego cambia drásticamente para transformarse en una canción mucho más pesada, destacando nuevamente el trabajo del batero, quien le imprime mucha fuerza y velocidad en algunas partes, lo que hace resaltar la sólida base rítmica compuesta por Radinsky y el veterano Lee «Air» Payne, artífice del regreso de esta banda. Un gran tema como epílogo para este regreso a las pistas.

Para terminar, dos comentarios. El primero para aquellos que no conocen la banda: si buscan escapar un poco a la velocidad característica del Power Metal y escuchar Heavy Metal un poco más pausado, muy melódico, con muchos cortes mid-tempo (aunque siempre de gran peso y solidez), buenos riffs, coros gancheros y pegotes y algunos solos realmente notables, este disco no los defraudará en lo absoluto. El segundo comentario va para quienes gustan del Heavy Metal (en especial de la nwobhm) y conocían los trabajos anteriores de la banda (y a esto me refería anteriormente con la importancia que adquieren los nombres en esta escena): el disco me hubiera gustado más si la banda no se llamara Cloven Hoof.