Entradas

Una de las bandas de Power Metal progresivo que más terreno ha ido ganando en el mundo es CIRCUS MAXIMUS, quienes han anunciado que este año se podrá disfrutar de su primer trabajo en vivo titulado «Havoc In Oslo«, disco que será lanzado el 4 de Agosto a través de Frontiers Music en formato 2CD/DVD y 2CD/BluRay.

Puedes disfrutar un clip de este trabajo con la canción «The Weight» a continuación:

El trabajo recoge imágenes del show de lanzamiento de su último larga duración «Havoc«, el que tuvo lugar el 6 de Febrero en el Rockefeller/John DEE/Sentrum Scene de Oslo. Si bien, existe el registro «Live In Japan» que lanzado por la misma banda a través de Youtube hace algún tiempo, en esta oportunidad quisieron usar la producción adecuada para un trabajo en formato físico como sus fans lo merecen.

El tracklist de «Havoc In Oslo» será:

  1. Forging
  2. Namaste
  3. The One
  4. The Weight
  5. Highest Bitter
  6. Architect Of Fortune
  7. Arrival Of Love
  8. Loved Ones
  9. Sin
  10. Havoc
  11. Pages
  12. Abyss
  13. I Am
  14. Chivalry
  15. Game Of Life

 

 

Live Review: Circus Maximus en Chile + Delta

Inolvidable. Creo que es el mejor calificativo que se puede usar para describir lo que se vivió en la Blondie este 15 de Septiembre. Dos bandas que dejaron todo en el escenario, que dieron clase de cómo hacer un Metal Progresivo lleno de pasión y por sobre todo, que disfrutaron e hicieron disfrutar al público de una manera extraordinaria.

Delta

Algunos minutos después de la hora programada con un aforo de público bastante respetable, y mientras Benjamin Lechuga, Andrés Rojas, Nicolás Quinteros y Marcos Sánchez tomaban posición con sus instrumentos, los sonidos seudo-arábigos de Desire Within daban comienzo a este nuevo y extenso show de Delta, al mando de Rodrigo Varela en las voces, última incorporación de la banda. Sorprende el buen sonido desplegado desde un comienzo, donde cada instrumento tenía su espacio y sonaba con claridad en líneas generales, salvo una pequeña falta de volumen en los teclados de Q, que fue mejorando con el paso de la presentación. Sin pausas siguen inmediatamente con New Philosophy donde los primeros entusiastas comenzaban a cantar con más descaro y rebeldía, en un tema donde Rodrigo comenzaba a mostrar sus credenciales y Lechuga hacía la magia en el solo de guitarra que sonaba fortísimo.

cmd16cl-20

El show seguía con Alone, un tema nuevo que empieza con un suave piano acompañando la tremenda voz de Varela entonando una suave melodía que iba ganando fuerza a medida que avanzan los minutos, en un adelanto más bien romanticón de lo que será su nuevo disco. El mismo Varela nos anuncia que ya es hora de empezar a dejar la escoba, pasando de la dulzura anterior a Perfect Insanity, un trallazo de aquellos, y el público sintió el sacudón en un tema donde cada quien en su instrumento deslumbra por la rapidez, solidez y técnica que imprime, sobre todo Rojas ejecutando compases con un ritmo de doble bombo realmente endemoniado que resumía el poder de esta canción y lo transmitía al público instantáneamente. Nuevamente Delta vuelve a los ritmos más reposados con Fragile, un tema que también parte suave de la mano de Quinteros y Varela, pero va adquiriendo fuerza y termina siendo un temón que de suave, poco.

A estas alturas el público estaba completamente absorto en lo que estaban presenciando mientras el recinto se llenaba cada vez más. Rodrigo anuncia que se viene lo más pesado y duro del catálogo de Delta, Darkened Skies, y vaya que tiene razón porque el tema es un bombazo, tiene de todo: Riffs potentísimos, afinación oscura, y unos duelos protagonizados por Lechuga y Sánchez que rebosan de virtuosismo y pasión. Es un temazo que nunca debiera faltar en las presentaciones de Delta. Terminado el bombazo, Benjamín entrega palabras de agradecimiento a la producción por jugárselas y darles tiempo para realizar un concierto como corresponde, y no solo los típicos 25 minutos asignados al telonero. Bien ahí la producción y bien ahí Benjamín reconociendo las cosas buenas cuando merece hacerlo.

cmd16cl-21

Varela tomaba el micrófono para adentrarnos en el siguiente tema, comentando lo especial que era para él por más de algún motivo, de lo que había sido la gira en España y el significado de la letra entre otras cosas más que se referían a God or Science, que en realidad vendría más adelante en el show, por cuanto la misma banda lo corrige provocando un momento muy divertido y distendido que demostraba la buena onda y cercanía entre Delta y el público presente. El tema que venía en realidad a continuación era Regrets, donde destaca la tremenda interpretación de Varela, el «Ohh ohh ohhh» del público y los solos de Lechuga y Muñoz, que servían de antesala para lo que sí sería God or Science, temazo extraído del “Deny Humanity”. Luuego vendría un momento muy especial pues Let’s reach the sky es un tema instrumental, sin embargo logró prender de una forma extraordinaria al público, lo cual no es demasiado común en este estilo de música. Mención aparte a todas las piruetas de Lechuga en la guitarra, que no son solo piruetas sin sentido, sino que están puestas al servicio de la música, acompañadas de gran, pero gran forma por Quinteros y Muñoz, regalándonos uno de los mejores momentos de la noche, que terminaba con una tremenda ovación del público.

La presentación llegaba al final con la desgarrada interpretación de War inside me, un temazo que contó con todo el histrionismo de Varela en el escenario, la posterior presentación y el gran cierre con Who I Am, a estas alturas un clásico de la banda extraído del gran “Crashbreaker” que fue coreado a rabiar por el público presente.

cmd16cl-22

Tremenda presentación de Delta, es un placer tener la oportunidad de ver una banda nacional en un escenario y tiempo apropiado, bandas como Delta se lo merecen. Con creces.

Setlist de Delta:

01. Desire Within
02. New Phillosophy
03. Alone
04. Perfect Insanity
05. Fragile
06. Darkened Skies
07. Regrets
08. God or Science
09. Lets reach the sky
10. War inside me
11. Who I Am

Circus Maximus

No puedo comenzar este review sin antes dar un tremendo spoiler: Este show estuvo sencillamente brutal. Increíble por donde se lo mire. Y no estoy exagerando, es por lejos una de las mejores presentaciones que hemos tenido el placer de ver en nuestro país si hablamos de shows de esta naturaleza.

cmd16cl-02

Bien sabemos que Circus Maximus no es la banda más popular del mundo, y que el Metal Progresivo tampoco destaca por lo apasionado que puede llegar a ser, pero lo que nos entregó la banda, y lo que entregó el público nos hizo pensar absolutamente lo contrario, pues el show fue coreado y disfrutado de principio a fin, cada una de las canciones, cada uno de los compases, cada nota y cada palabra fueron coreadas por un público que se rindió a los pies de una banda que hizo un trabajo extraordinario en el escenario y desbordó pasión, técnica y sobre todo cercanía durante las 14 canciones que tocaron en la Blondie.

Y el hecho que todo fuera tan perfecto hace difícil escribir un review que no sea monótono, porque la verdad es que solo hay loas y alabanzas para lo que pasó anoche, por muy majadero que suene. Podría pasar canción por canción como es costumbre, tratando de resaltar lo positivo y mencionar lo negativo, pero la balanza está demasiado cargada hacia lo positivo como para que valga la pena el ejercicio de hacer una revisión detalle a detalle que acostumbramos hacer.

La presentación comenzaba con algo de su tercer y consagratorio disco “Nine”, la gran Namaste era la elegida para abrir los fuegos y por supuesto que el público ya se la sabía completa sin importar que no fuera una de las canciones más clásicas de su repertorio. La banda se veía sorprendidísima y emocionada ante tal reacción del público. Para que decir qué fueron los siguientes dos temas de la noche: A Darkened Mind y Sin, dos clásicos imperecederos de la banda que nos llevan a sus primeros discos… la euforia se desató con todo y el público no hacía más que cantar, saltar, vitorear y estar lo más cerca posible de la banda, estirando los brazos por las rejas cuales zombies buscando carne fresca. El desempeño de la banda es sencillamente perfecto y el sonido estuvo buenísimo considerando que Blondie es muchas veces criticado por este mismo factor. Gran trabajo de los sonidistas. Alguno que otro detalle perfectible pero en líneas generales muy bien.

cmd16cl-08

Después de estos dos bombazos brutales, se venía la primera canción de su disco más reciente, la homónima Havoc, que traería un poquito, pero solo un poquito de calma al público. Gran performance en vivo de Michael Erikssen, quien con mucha pasión entonaba un canto emocionado y alcanzaba la gran mayoría de los tonos imposibles que escuchamos en cada disco del Circo.

Vuelta a reventar las cabezas y corazones de los asistentes con otro temón del primero disco, Glory of the Empire. ¡Por Dios como sonaba ese coro con el público como principal intérprete del tema! Michael y compañía sencillamente no lo podían creer. El público, honestamente, tampoco.

El sexto tema pudo haber sido tranquilamente el tema más coreado de la noche, un tema que desata emociones y pasiones infinitas: La extraordinaria Arrival of Love, una canción que derriba todos los mitos de que el progresivo “no tiene tanta onda”… una canción que enseña cómo hacer metal con pasión, elegancia, romanticismo y técnica infinita a la misma vez. El solo de Mats es uno de los mejores de toda la discografía de Circus, y vaya que se acentúa cuando lo presencias en vivo. Como se disfrutó esa canción es algo que no se puede describir de forma sencilla en pocas palabras. Michael Erikssen solo atinaba a grabar todo con su iPhone, porque era un recuerdo que debía quedar guardado para la posteridad.

cmd16cl-04

Una mini-desaceleración se venía con Highest Bitter, para ooootra vez volver a encender todos los motores con Architecht of Fortune, un tema que tiene simplemente de todo: Melodía, pasión, técnica, virtuosismo, que se sucede de tal forma que los 10 minutos que dura se pasan volando, donde la base rítmica sostenida por el siempre concentrado Glen y el carismático Truls se pasea por ritmos que van desde lo más lento a lo más contundente que se encuentra en el catálogo de la banda. Es una especie de resumen de Circus Maximus.

Nuevamente volvemos a los primeros dos discos con una tripleta que terminó de sepultar las últimas gotas que aún podrían quedar en los asistentes: la vertiginosa y veloz Abyss, la elegantísima Alive y el gran cierre del “Isolate”: Ultimate Sacrifice, para muchos el mejor disco de los noruegos. Como decía al principio, y aunque suene redundante, lo único que se puede decir es que la banda estaba completamente entregada a su público, Michael cantaba de forma extraordinaria y el público cantaba cada verso de cada canción, como si fuera la última canción de sus vidas. De verdad que cuesta recordar una reacción así, pues estas son postales que uno acostumbra a ver en primera fila de recitales de Iron Maiden, pero honestamente no me lo esperaba en un concierto de Circus Maximus, no por la calidad de la banda que es extraordinaria, sino porque no es común ver tal nivel de comunión y de conocimiento por parte del público hacia cada una de las canciones de la banda.

cmd16cl-11

El show sigue con I Am, nuevamente con una complicidad completa por parte del respetable, tanto así que Michael y Mats se acercaban a la valla de contención y estuvieron varias veces a punto de caer sobre la gente. Terminada la euforia de este tema la banda sale del escenario y comiezan sonidos envasados que dan paso a The One, en donde Michael se queda solo en el escenario entonando esta dulce melodía. Luego la banda vuelve al escenario para dar vida al último tema de la noche (pre encore), que es Chivalry, uno de los temas favoritos de la banda, perteneciente a “Havoc”, donde el público recién se podría decir que bajó un poco la guardia, a esas alturas exhausto pero todavía con la emoción a tope por lo que se estaba viviendo. Los noruegos no daban más de la emoción, le daban la mano a todos en el público como ya no sabiendo que más hacer en muestra de agradecimiento… se despiden de una forma muy calurosa, para volver tras un breve encore con otro de los temazos de su discografía, Game of Life, que obviamente, adivinen, fue coreada a rabiar por cada uno de los asistentes a esta extraordinaria e imborrable velada musical.

cmd16cl-07

Creo que no queda nada más que agregar. Las loas son infinitas, pero créanme que quizá insuficientes. Puede haber sido una revisión monótona si se quiere, pero créanme que no hay mucho espacio para algo distinto, porque el concierte de anoche fue una perfecta comunión entre banda y público, de esas que se ven muy de vez en cuando.

Para cerrar, solo les puedo decir que tuvimos acceso al backstage, conversamos con parte de la banda, y Truls estaba tan emocionado y shockeado con el público que una de las pocas cosas que fue capaz de decirnos fue “Best crowd ever”… y la honestidad de sus ojos era evidente. En virtud de lo que personalmente vi, también me atrevería a decir que el público de aquella noche fue lo mejor que se ha visto por estos lados.

Gracias Delta, gracias Circus Maximus, por brindarnos una velada inolvidable.

Setlist de Circus Maximus:

01. Namaste
02. A Darkened Mind
03. SIN
04. Havoc
05. Glory of the Empire
06. Arrival of Love
07. Highest Bitter
08. Architect of Fortune
09. Abyss
10. Alive
11. Ultimate Sacrifice
12. I Am
13. The One
14. Chivalry
15. Game of Life

 

 

Recuerda que Circus Maximus debuta en Chile este jueves 15 de septiembre en Blondie, donde además estará Delta abriendo el show.

Las entradas tienen un valor de $25.000 y se venden en tiendas Traffic (Eurocentro, local 0104), Zalagarda (Portal Lyon, local36), Disquería Su Música (Ahumada 70) y Riffs RockMetalShop de Viña del Mar (Pasaje Cousiño, local 137). Pedidos por internet al mail entradas@rockshowschile.com

Circus Maximus: Entrevista con Michael Eriksen (septiembre 2016)

Han pasado ya prácticamente 10 años desde que conocimos a Circus Maximus, ¡y por fin tenemos la posibilidad de verlos en vivo! ¿Qué esperan de su primer show en Chile?

Hola Hernán! Bueno, sabiendo que Sudamérica es uno de nuestros mercados más grandes en términos de ventas de discos y descargas, estamos realmente ansiosos de conocer a nuestros fans en Chile! Sólo hemos escuchado cosas positivas acerca de Chile y lo bien recibidas que se sienten las bandas cuando tocan allí.

Es muy común escuchar a las bandas decir que los públicos se comportan muy diferentes unos de otros alrededor del mundo. De acuerdo a su experiencia, ¿ustedes creen lo mismo? ¿Han escuchado algo en particular del público chileno?

Créeme que los públicos sí son distintos, pero siempre damos lo mejor de nosotros para lograr que el público “enganche”, y no nos rendimos, aun cuando el público no pareciera estar tan involucrado. Si una banda comienza a “mimetizarse” con el público, estarán perdidos. Recuerdo un tour que hicimos con Symphony X hace unos años atrás, estaba hablando con Russell Allen acerca de lo locos que eran en Italia y de España. Russell me dijo “Mike, si tú crees que ellos están locos, deberías venir con nosotros a Sudamérica… Eso sí que es una locura!” Así que tenemos ENORMES expectativas, Hernán ;)

Circus Maximus

Hablando de públicos y conciertos, pudimos ver lo especial que fue su experiencia tocando el “Live in Japan”. ¿Cuáles fueron las principales razones para elegir ese concierto para lanzarlo oficialmente como material en vivo?

Japón estuvo espectacular y siempre permanecerá como uno de los puntos altos de nuestra carrera. El show completo fue grabado por el festival, así que cuando nos ofrecieron comprar el material que habían grabado, hicimos “crowfunding” entre nuestros queridos fans, juntamos el dinero, y el resto es historia… ¿Ya dije que tenemos los mejores fans del mundo? ;)

Si tuvieras que elegir una canción que represente la esencia de Circus Maximus, ¿cuál sería? ¿por qué? Y, ¿hay alguna canción en particular que consideres tu favorita para cantar en vivo por las emociones que te hace sentir?

Hmm, difícil pregunta… Pero si tuviera que elegir una canción que represente lo que somos, diría que es “Architect of Fortune”, pues tiene riffs, melodías, una gran letra y sumado a eso la complejidad de la canción en general. Tiene un solo de guitarra que patea culos, y tiene tanto momentos suaves como partes bien pesadas. Una canción extraordinaria para cantar en vivo. Por otra parte, SIEMPRE me emociono cuando canto “Last Goodbye”, porque esa canción fue escrita a título personal por Mats y yo, y siempre hay alguien llorando en el público cuando la tocamos en vivo. Luego del lanzamiento de «Havoc», la canción «Chivalry» también me emociona mucho y me encanta cantarla… la parte donde digo “Dig a hole and hide to the soil you may confide. Until it collapses and buries you alive…” me “prende” mucho.

Circus Maximus

En relación a las respuestas del público, podríamos decir que «Arrival of Love» es una de sus mejores canciones sin lugar a dudas. ¿Esta bella canción está basada en la experiencia personal de alguno de ustedes? ¿O es solo una historia de amor ficticia?

De hecho es una canción acerca de comer Pizza! Jajaja, broma ;) . Una gran canción y sí, al público le encanta. La canción está relacionada al personaje de nuestro álbum conceptual Isolate, así que sí, es ficción, pero te apuesto que ha millones de personas afuera que se pueden sentir identificadas con ella. Si has encontrado el amor, lo sabrás.

Considerando que esta es su primera vez en Chile, ¿tienen pensado darnos algo especial para el show? ¿Quizá alguna sorpresa en el setlist?

Créeme que hemos buceado en nuestra bolsa de sorpresas, y sólo digamos que vamos a tocar canciones que en general nunca tocamos, pero las canciones han sido pedidas por nuestros fans en Chile, así que vamos a ver cómo resulta! Ha ha ;)

Para finalizar Michael, muchas gracias por dedicarnos un tiempo ¿Unas últimas palabras para tus fans chilenos? Y, ¿por qué no deberíamos perdernos su próximo show en Septiembre?

Estamos DEMASIADO emocionados por finalmente poder conocer a nuestros fans chilenos cara a cara! Escuchamos su llamado y pronto estaremos ahí! Así que vayan por sus entradas y hagamos de este concierto algo increíble. No se pierdan nuestro show en Septiembre, porque no tocaremos en Octubre. Los mejores deseos de mi parte ;)

ENTREVISTA: HERNÁN BÓRQUEZ

 

Circus Maximus + Delta | 15 de septiembre 2016 | Blondie

Circus Maximus

Hoy comenzó la venta general de entradas para el esperado show de CIRCUS MAXIMUS en Chile, programado para el 15 de septiembre en Blondie. Recuerda que el concierto lo abrirán los chilenos DELTA.

Las entradas de este tremendo concierto ya se venden con los siguientes precios:

Preventa: AGOTADA
General: $25.000

Aquí te detallamos los puntos de venta:

Venta por internet (envío a todo Chile vía Chilexpress)
Solicitud de entradas a entradas@rockshowschile.com
Pago vía transferencia electrónica, o deposito en Banco Estado,
ServiEstado o Caja Vecina.

Trafficmusic Disquería, Eurocentro, Ahumada 85, Loc. 0104, Primer Subterraneo
Horario de Lunes a Viernes de 12:00 a 20:00hrs, sábado de 12:00 a 16:00hrs.

Disquería Su Música, Paseo Ahumada 70
Horario de Lunes a Viernes de 10:00 a 20:00hrs, sábado de 10:00 a 14:00hrs.

Zalagarda Portar Lyon, Portal Lyon Loc. 36, Providencia 2198, Providencia.
Horario de Lunes a Viernes de 10:00 a 20:00hrs, sábado de 10:00 a 16:00hrs.

Riffs RockMetalShop de Viña del Mar, Pasaje Cousiño, Loc.137, detrás de Falabella (desde el 3 de junio)
Horario de Lunes a Viernes de 12:00 a 19:45hrs, sábado de 12:00 a 17:00hrs.

Circus Maximus + Delta | 15 de septiembre 2016 | Blondie

Delta

El esperado debut de CIRCUS MAXIMUS en Chile ya tiene acto de apertura. Será DELTA quien abrirá el espectáculo del 15 de septiembre en Blondie, donde prometen un show larga duración donde recorrerán gran parte de su discografía.

Las entradas de este tremendo concierto ya se venden con los siguientes precios:

Preventa: $22.000 (primeros 200 tickets)
General: $25.000

Aquí te detallamos los puntos de venta:

Venta por internet (envío a todo Chile vía Chilexpress)
Solicitud de entradas a entradas@rockshowschile.com
Pago vía transferencia electrónica, o deposito en Banco Estado,
ServiEstado o Caja Vecina.

Trafficmusic Disquería, Eurocentro, Ahumada 85, Loc. 0104, Primer Subterraneo
Horario de Lunes a Viernes de 12:00 a 20:00hrs, sábado de 12:00 a 16:00hrs.

Disquería Su Música, Paseo Ahumada 70
Horario de Lunes a Viernes de 10:00 a 20:00hrs, sábado de 10:00 a 14:00hrs.

Zalagarda Portar Lyon, Portal Lyon Loc. 36, Providencia 2198, Providencia.
Horario de Lunes a Viernes de 10:00 a 20:00hrs, sábado de 10:00 a 16:00hrs.

Riffs RockMetalShop de Viña del Mar, Pasaje Cousiño, Loc.137, detrás de Falabella (desde el 3 de junio)
Horario de Lunes a Viernes de 12:00 a 19:45hrs, sábado de 12:00 a 17:00hrs.

Circus Maximus + Delta | 15 de septiembre 2016 | Blondie

Circus Maximus en Chile

Este miércoles 1 de junio comienza la venta de entradas para el concierto de CIRCUS MAXIMUS en Chile. Los noruegos tocarán el jueves 15 de septiembre en Blondie, lo que será uno de los debuts más esperados en nuestro país.

Los precios de las entradas son:

Preventa: $22.000 (primeros 200 tickets)
General: $25.000
VIP/Meet & Greet:$40.000

Aquí te detallamos los puntos de venta:

Venta por internet (envío a todo Chile vía Chilexpress)
Solicitud de entradas a entradas@rockshowschile.com
Pago vía transferencia electrónica, o deposito en Banco Estado,
ServiEstado o Caja Vecina.

Trafficmusic Disquería, Eurocentro, Ahumada 85, Loc. 0104, Primer Subterraneo
Horario de Lunes a Viernes de 12:00 a 20:00hrs, sábado de 12:00 a 16:00hrs.

Disquería Su Música, Paseo Ahumada 70
Horario de Lunes a Viernes de 10:00 a 20:00hrs, sábado de 10:00 a 14:00hrs.

Zalagarda Portar Lyon, Portal Lyon Loc. 36, Providencia 2198, Providencia.
Horario de Lunes a Viernes de 10:00 a 20:00hrs, sábado de 10:00 a 16:00hrs.

Riffs RockMetalShop de Viña del Mar, Pasaje Cousiño, Loc.137, detrás de Falabella (desde el 3 de junio)
Horario de Lunes a Viernes de 12:00 a 19:45hrs, sábado de 12:00 a 17:00hrs.

Circus Maximus en Chile | 15 de septiembre 2016 | Blondie

 

Circus Maximus

«Remember» es el nombre del nuevo single de los noruegos CIRCUS MAXIMUS, quienes lanzarán este 18 de Marzo su nuevo disco titulado «Havoc» via Frontiers Music SRL. Pueden ver el video más abajo.

El tracklist de «Havoc» es:

1. The Weight
2. Highest Bitter
3. Havoc
4. Pages
5. Flames
6. Loved Ones
7. After The Fire
8. Remember
9. Chivalry

circus maximum havoc cover

Circus Maximus

«Havoc» es el nombre del nuevo single de CIRCUS MAXIMUS, canción que además da el nombre el próximo trabajo de los noruegos el cual sale al mercado el 18 de Marzo. Pueden escuchar «Havoc» en formato lyric video a continuación:

circus maximum havoc cover

Circus Maximus

Los noruegos CIRCUS MAXIMUS lanzarán «Havoc», su cuarto disco de estudio, el próximo 18 de Marzo, via Frontiers Music SRL. Como adelanto, CIRCUS MAXIMUS liberó «The Weight», el primer single del disco, el cual se puede escuchar más abajo.

«El tema de este nuevo álbum es acerca de los momentos y experiencias en la vida que llevan al amor y el odio. Metafóricamente, se trata de sucumbir al fuego y de esforzarse por hacer frente a las consecuencias de las decisiones cuando han eclipsado el amor que tenemos por los demás y por nosotros mismos» comentó el guitarrista Mats Haugen.

El tracklist de «Havoc» es:

01. The Weight
02. Highest Bitter
03. Havoc
04. Pages
05. Flames
06. Loved Ones
07. After The Fire
08. Remember
09. Chivalry

circus maximum havoc cover

 

 

En el ámbito metalero cuando hablamos de Noruega, por lo general la mayoría de las conversaciones terminan siendo acerca de Black Metal, el infame Inner Circle, Euronymous y todo lo que rodea a esa escena en particular.  Son pocas las bandas, fuera de aquel género, las que han llegado a oídos de quienes gustamos también de otros estilos.  Ark, el mismo Jørn Lande, Conception, Pagan’s Mind y en cierta medida, Gaia Epicus, son probablemente los nombres de bandas -no black metal- más conocidos por estos lados, pero lo cierto es que hay otras… y muy buenas por lo demás.

Circus Maximus es uno de esos nombres que de a poco se han ido ganando una base muy potente de seguidores, a punta de trabajos muy sólidos y consistentes.  Muy lejos de lo extremo del Black Metal o la brutalidad del death, Circus Maximus se dedica por completo a producir canciones que encajan dentro de lo que entendemos como metal progresivo, pero sin quedarse varados en tal etiqueta, ya que su propuesta es bastante más amplia, con algunas cosas más rockeras entre medio, otras más oscuras, algunos momentos más modernos también, pero llevando siempre la melodía como principal factor común en cada una de sus composiciones.

Tres álbumes son los que a la fecha han grabado estos noruegos, siendo el tercero de ellos el que abordaremos en esta ocasión, Nine, el primero lanzado a través de un sello de los relativamente grandes, como lo es Frontier Records.  Luego de dos excelentes placas  a través de la pequeña casa discográfica danesa Intromental, era sólo cuestión de tiempo para que alguien de mayor renombre los considerara para formar parte de su parrilla.

Nine nos trae diez cortes, o en realidad nueve, ya que la inicial Forging es una introducción de algo más de un minuto y que musicalmente no nos dice mucho la verdad y sólo se limita a preparar el camino para el arribo de Architect of Fortune, un track intenso, con guitarras muy potentes durante las partes más duras de la canción, de velocidad moderada y con espacios abiertos durante los fraseos de su vocalista, Michael Eriksen, quien posee un registro versátil y muy adecuado a la propuesta.  Si bien aún es posible percibir algunas influencias de Dream Theater, sobretodo en algunas de las líneas vocales, estas no son tan notorias como lo fueron en algunos momentos de, por ejemplo, The 1st Chapter, en donde eran más perceptibles.  Considerando sus algo más de diez minutos de duración, Architect of Fortune presenta varios pasajes de ritmos variados, en los que incluso encontraremos secciones sólo con guitarras acústicas, la voz de Eriksen y muy agradables arreglos en los teclados por parte Lasse Finbråten, quien juega un papel importante en el sonido que la banda proyecta al oyente.

Interesantes riffs en perfecta armonía con los sonidos del teclado dan comienzo en gran forma a Namaste, el que llega con mucha facilidad gracias a lo “ganchera” de las melodías iniciales, las variaciones que estas presentan a medida que transcurre el tema y el melodioso coro que lo adorna, todo un acierto el de las líneas vocales para esta canción.  Se podría decir que es corte más directo, más “sencillo”, y es esa misma característica, sumada a las ya mencionadas, la convierte en una de las piezas más destacadas de la placa, aunque quizás esa no sea la palabra correcta para referirse a ella si consideramos que en Nine prácticamente todas las canciones destacan por sí solas, pero sí podemos decir que se trata de uno de los temas que se recuerdan con más facilidad luego de haber escuchado el álbum por completo.

De características similares es Game of Life, otra vez de líneas muy melódicas y atrapantes que en la voz de Eriksen se intensifican y se vuelven en un factor importante a la hora de resumir sus puntos altos.  Lo mismo con las guitarras, que mantienen la tónica con riffs potentes, duros, pero que nuevamente ceden espacio durante algunos fraseos, dejando que sean las voces las protagonistas del corte y dando cierta suavidad a las estrofas, lo que crea un interesante contraste entre estas y aquellas secciones más enérgicas.  El sonido de los teclados al comienzo, más las pesadas guitarras y los riffs que de ellas emanan me recordaron, hasta cierto punto, el sonido del Dark Tranquillity más melódico. De hecho no cuesta mucho trabajo imaginarse a Mikael Stanne entonando un corte como este con su gutural voz.

Reach Within posee un comienzo muy relajado, sólo algunas notas que emanan de la guitarra de Mats y el ocasional bajo de Glenn, eso hasta que irrumpe Truls Haugen y sus baquetas haciendo subir las revoluciones, aunque sólo un poco, ya que en general se trata de un corte calmado, apacible, con énfasis en la labor vocal de Eriksen, quien como ya vemos es uno de los principales actores dentro de esta placa.  Las guitarras son sencillas pero con un sonido denso, muy contundentes y muy “riffero”. Antes de comenzar con el solo de Mats, pasados los tres minutos, viene una de mis partes preferidas de esta pista y es notable la intensidad que logran entre el trabajo de la guitarra, los teclados y la voz. Es simple, nada extraordinario, muy lejos de una demostración de virtuosismo, pero es probable que sea esa misma sencillez la que logra atrapar con cierta facilidad a quien la escucha, siendo pequeños detalles los que hacen de esta una gran canción.

Ahora quiero referirme un poco a la labor de Eriksen, ya que creo que su trabajo es vital dentro del éxito que la agrupación está logrando.  El tono de su voz, la forma que tiene de integrar sus líneas en este tipo canciones, la versatilidad de su interpretación y la facilidad que tiene para transmitir emociones con su forma de cantar, son factores importantísimos dentro de esta amalgama musical llena de melodía que lleva por nombre Circus Maximus.  De hecho, es tal el nivel de calidad que imprime en lo que hace, que mucho se llegó a especular por parte de seguidores acerca de su posible incorporación a Kamelot, y la verdad es que hubiera sido una decisión acertadísima por parte de aquella agrupación, ya que Michael habría pasado a ser mucho más que un simple reemplazo en dicha plaza, sin embargo, nos hubiéramos quedado sin otro gran conjunto, ya que con la agenda de Kamelot, probablemente Eriksen tendría que haberse dedicado ciento por ciento a la banda de Florida.

Así que, ya cerrado aquel capítulo, podemos seguir disfrutando tranquilamente de la asociación entre el vocalista y el acto noruego, y por cierto de canciones como I Am, que nuevamente realza y basa gran parte de la composición en lo que puede lograr este personaje por medio de su desempeño vocal, el que resulta realmente fascinante durante este corte. Además destaca la labor de Mats, quien al comienzo saca a relucir cierta influencia de los hermanos Young, ya que la guitarra recuerda algo a AC/DC, claro son sólo segundos, pero se percibe con facilidad tal similitud.  Lejos de continuar por aquella vía, el tema decanta en corte muy melódico, con mucho de AOR, alejándose de la veta más progresiva y engalanando su desarrollo con aires más rockeros y menos técnicos, aportando en definitiva a la variedad del registro.

Luego de aquel interesante tema, Circus Maximus regresa de lleno a terrenos más densos y poblados de sonidos más pesados de la mano de Used, que posee unos riffs mucho más técnicos de lo que venían mostrando en las últimas canciones. De hecho la sección instrumental, donde se desarrollan los solos de la canción, es de los pasajes más virtuosos que se van a encontrar en el disco.  Por otra parte los fraseos recuerdan mucho a James LaBrie, lo que no es de extrañar, ya que Dream Theater ha sido un claro referente musical para cada uno de los miembros de esta agrupación, sin embargo, y tal como lo dijimos con anterioridad, esta influencia en particular ha retrocedido para dar paso a un sonido mucho más propio, más espontáneo y más natural, un sonido que está haciendo que Circus Maximus vaya convirtiéndose de a poco en un referente por sí mismo para agrupaciones más nuevas.

The One es otro interesante corte donde nuevamente predominan bases musicales más cercanas al rock melódico, al menos durante los primeros minutos, ya que luego en la sección instrumental aumentan la intensidad gracias a los baquetazos de Truls, quien quizás sin dar grandes demostraciones de virtuosismo, es importante dentro del sonido que la banda ha logrado en sus tres álbumes.  Las guitarras siguen siendo pesadas y muy orientadas a los riffs densos, con mucho cuerpo, logrando un contraste atrayente, atractivo. En el contexto global eso sí, The One viene a ser la canción que más trabajo me ha costado asimilar, lo que en ningún caso viene a significar algo negativo, es sólo una apreciación personal.

La que se viene a continuación es de aquellas canciones que uno escucha una y otra y otra vez y la vuelves a escuchar y en cada ocasión vas descubriendo cosas nuevas. La cantidad de detalles es impresionante, los cambios son recurrentes, secciones mucho más pesadas que en todo el resto del disco, doble bombo incluido, guitarras atronadoras, teclados ambientales por momentos y protagónicos en otros, virtuosismo en la guitarra y una voz que pone la delicadeza durante las partes más calmadas.  En fin.  Un océano de sensaciones es Burn After Reading, de hecho este solo corte vale adquirir el disco, son casi nueve minutos que pasan como si nada.  Es una canción extraordinaria, un verdadero placer auditivo y con eso no queda mucho más que agregar al respecto.  Denle un par de oídas, estoy seguro de que si gustan de esta banda, Burn After Reading pasará a engrosar la lista de sus favoritas muy rápidamente.

Cierra la placa Last Goodbye, un opus de diez minutos que deja un poco de lado la faceta más metálica, y en cambio se pasea con mucha facilidad por el AOR y el rock progresivo, siendo la distorsión de la guitarra de Mats lo más duro que vamos a encontrar por momentos.  Considerando su duración, tengan por seguro que encontrarán varias secciones musicales y cambios tanto en intensidad como en atmósfera. Sin embargo, no hay grandes variaciones en el ritmo y todo se desarrolla dentro de un contexto bien melódico y relajado, muy personal e introspectivo, en estricto apego con la preciosa letra y toda la carga emocional implícita en ella, la que nuevamente brilla en la voz de Eriksen y la forma en que la interpreta.  Una gran cierre para una gran placa.

Nine es otra excelente entrega de los noruegos de Circus Maximus, quizás algo menos progresivo que sus entregas anteriores, también algo más oscuro por momentos, lo cierto es que no es un disco fácil de asimilar tampoco, pero una vez que comienzas a prestarle la atención que merece, te vas dando cuenta de una cantidad no menor de detalles que hacen de cada tema un universo por sí mismo, lleno de matices y capas musicales que invitan a escuchar con mayor cuidado, a oírlos con más detención y, finalmente, a disfrutar con cada uno de ellos.  No es necesario ser un fan del estilo para llegar a comprender que estamos frente a un trabajo de excepción, por lo que no se sorprendan si a fin de año ven a Nine entre los mejores lanzamientos del 2012.