Entradas

Pink Cream 69, por estas latitudes, no goza de la misma popularidad de otras leyendas del Metal y del Hard Rock alemán. Es probable que una buena porción solo los conozca debido a que Andi Deris cantó en los tres primeros discos (Pink Cream 69, One Size Fits All y Games People Play), y porque son una banda que a grandes rasgos ha desarrollado un status de culto a lo largo de los años.

Mucho de eso podría ser cierto, pero no hay que olvidar que estos oriundos de Karslühe son considerados como una de las bandas más talentosas que ha dado Alemania. Y claro, después de Deris la historia continuó de la mano del cantante inglés David Readman, con quién han explorado diversas vertientes rockeras hasta llegar a la consagración definitiva con esa espectacular producción llamada Electrified (1998).  Dicho envión ganador proseguiría con discos de alto octanaje, como lo fueron Sonic Dynamite (2000), Endangered (2001), el tremendo Thunderdome (2004) e In10sity (2007).  PC69 logró lo que pocos se pueden jactar: alcanzar un estilo propio.  Los solos y riffs patentados de Alfred Köfler, la potente base rítmica conformada por el estadounidense Dennis Ward (bajista y productor) y el suizo-griego Kosta Zafiriou (batería), sumados a la inconfundible voz de Readman, hicieron de este conjunto uno de esos que cuando los descubres sencillamente te atrapan .

Han pasado ya casi seis años desde In10sity, su última placa en estudio (la cual presentaba a Uwe Reiteneauer como guitarrista adicional), la que además conmemoraba los veinte años de la carrera del conjunto.  Entenderán que luego de tantos años sin renovar catálogo, es inevitable tener algunas interrogantes respecto al momento creativo que viven actualmente, no obstante, es un agrado darse cuenta que los ingredientes que han hecho conocido al grupo están ahí, pero está vez desde una perspectiva notoriamente más madura.

Ceremonial es un disco que para algunos no entrará a la primera, pero luego de darle algunas vueltas podremos entender mejor su intencionalidad. El constante desarrollo musical y creativo es algo probado para quienes han seguido la carrera del conjunto, sabiendo además que PC69 es una banda respetadísima dado el background de sus integrantes, a priori podemos hacernos una idea de que esperar de esta producción: y ojo que es el primero que graban sin Kosta Zafiriou, quién es reemplazado por Chris Schmidt.

Los poderosos riffs del medio tiempo Land Of Confusion son la apertura de la ceremonia. Una introducción con tintes egipcios dan paso a una base rítmica apretadísima y las fraseos de Readman pegan de entrada y sin concesión alguna. El inglés es de esos cantantes que para la mayoría pasan desapercibidos, pero que siempre terminan haciendo un gran trabajo en las líneas vocales, el coro de esta canción es fiel prueba de aquello. Wasted Years, en cambio, incursiona por terrenos más emparentados con el AOR, haciendo gala de melodías simples y pegajosas, además de un coro recordable a la primera, tiene aire de single dada su orientación radial, y el solo de Köffler es directo y efectivo. En Special es la base rítmica la que imprime todo el groove, llevándose buena parte de los créditos, pero sin olvidar que está muy bien adornada de riffs gancheros y un coro pegajoso. Se trata de un corte que tiene el sello de PC69 por todos lados, pero que también podría estar cercano a lo que hacen actualmente bandas como los suizos Gotthard.

Find Your Soul es otro medio tiempo donde la batería de Schimdt suena apabullante. Los ligeros toques progresivos le dan cierta aura de oscuridad, mientras que Readman muestra su versatilidad vocal logrando interesantes contrastes de luz/sombra.  The Tide, en cambio, es una balada semi-acústica con buenas melodías a cargo de Köffler y Reiteneauer, que se acentúan aún más con Readman cantando en un tono bastante suave y emotivo.  Los riffs rockeros y furiosos retornan con Big Machine, que recuerda en su estructura a los bostonianos de Extreme, mezclado con algo de la primera etapa de la PC69  tipo Welcome The Night o Keep Your Eye In The Twisted. Claramente es el corte más “americanizado” de esta producción, que colabora en el objetivo de entregarle más variedad a la placa.

Let The Thunder Roll también es marca registrada. Nuevamente exquisitas melodías, acompañadas de un gran desempeño musical por parte de la banda, lo cual se hace aun más palpable en la sección intermedia, en donde Köffler muestra sus credenciales como un verdadero guitar-hero.  No hay mucho más que agregar al respecto, salvo que acá encontraremos lo esencial de la banda, es decir: melodía y elegancia. Esta da paso a Right To Wrong, de ciertos tintes bluseros en su estructura y riffs portentosos, cortesía de Alfred y Uwe, mientras que la línea vocal en el coro me recuerda algo a Def Leppard.

Con Passage Of Time volvemos a tener cierto momento de intimidad, nuevamente acercándonos a terrenos donde transita tan cómodamente Gotthard, pero añadiéndole la identidad y el sello personal característico de la banda.  Volviendo a terrenos más rockeros llega I Came To Rock, con riffs que traen a la memoria la última etapa de Van Halen, donde la línea de bajo del tremendo Dennis Ward, lleva el peso en todo momento, mientras que los leads y el solo son de un nivel superlativo. ¡Todo un himno!

Llegando a la parte final nos encontramos con la balada King For One Day. Una gran canción de Hard Rock melódico, que cuenta con tremendas armonías,  melodías gancheras, líneas vocales elegantes y una musicalidad fuera de discusión. Esta bella canción es el preámbulo para Superman, corte final de Ceremonial, el cual nuevamente rememora el último material de Van Halen, y donde, como se habrán imaginado, predomina el buen gusto. 

Ceremonial es un muy buen disco, el cual no solo tiene el mérito de traer de vuelta a Pink Cream 69, además, porque muestra a una banda madura que ha evolucionado e incorporado nuevos elementos a su música.  De todos modos sería apresurado decir que alcanza la espectacularidad de trabajos como Electrified, Sonic Dynamite y Thunderdome, pero si han seguido la carrera de estos alemanes (sobre todo en la etapa con David Readman) no veo porque no puedan de disfrutar de este álbum. Cuenta con los ingredientes necesarios para recordarle a la escena lo increíblemente talentosa que es esta banda.

Y está demás mencionar que si aún no han descubierto a Pink Cream 69: ¡Háganse un favor ahora ya!

 

PINK CREAM 69 lanzará su onceavo disco «Ceremonial» el próximo 25 de enero via Frontiers Records. La portada ha corrido por cuenta de Kai Brockschmidt (PRETTY MAIDS, ROYAL HUNT) y, de acuerdo a la banda, «musicalmente, los fans pueden esperar un álbum clásico de PINK CREAM 69 de la era de David Readman

El tracklist de «Ceremonial»:

01. Land Of Confusion
02. Wasted Years
03. Special
04. Find Your Soul
05. The Tide
06. Big Machine
07. Let The Thunder Roll
08. Right From Wrong
09. Passage Of Time
10. I Came To Rock
11. King For One Day
12. Superman

El guitarrista Alfred Koffler comentó anteriormente que en el álbum «tendremos las apariciones especiales de 2 famosos músicos, ambos fans de la banda».

PINK CREAM 69 se encuentran en el estudio mezclando su onceavo álbum titulado «Ceremonial». El disco se lanzará comienzos del próximo año por Frontiers Records.

Algunos títulos de las canciones son Big Machine, Passage Of Time, I Came To Rock y Special.

El guitarrista Alfred Koffler comentó: «Hay muchas canciones pesadas de Dennis Ward de donde David Readman y yo podemos elegir. Once de ellas compondrán el álbum más un par de bonus tracks en algunos formatos. Además tendremos las apariciones especiales de 2 famosos músicos, ambos fans de la banda».