Entradas

Pocos discos han sido tan largamente anunciados y generado tanta expectación en la historia del Power Metal como “Legacy of the Dark Lands”, la obra orquestal de Blind Guardian que remonta sus inicios al ya lejano 1996. En Noviembre de este año, bajo el nombre de Blind Guardian Twilight Orchestra, los teutones lanzaron al mercado su primer álbum 100% orquestal, fruto de 22 años de trabajo entre Hansi Kürsch y Andre Oblrich, autores intelectuales de esta obra.

No obstante lo demandante que fue este lanzamiento para Hansi y compañía, el proyecto orquestal es solo una de las cosas que ha mantenido ocupado al líder de Blind Guardian por estos tiempos. La reciente gira mundial con Demons & Wizards y el próximo lanzamiento de su nuevo álbum “III”, además de las grabaciones del nuevo disco de los Bardos han hecho de este 2019 un año tremendamente productivo (y ajetreado) para el líder del “Guardián”. 

En el marco del lanzamiento de “Legacy of the Dark Lands”, Hansi Kürsch se dio el espacio para conversar con PowerMetal.cl no solo de este álbum, sino que de todas las actividades que mencionamos anteriormente, además de otros temas relacionados al futuro de Blind Guardian (incluyendo una potencial incorporación), sus participaciones en Ayreon y sus planes de visitar Chile.

Por Hernán Bórquez

¡Hola Hansi! Hernán por acá, desde PowerMetal.cl. ¿Cómo estás por estos días?

¡Hola, Hernán! Bueno, es una temporada muy ajetreada… recién terminando todas las giras y la producción de Demons & Wizards, y antes de eso había recién terminado la producción de “Legacy of the Dark Lands”, luego el lanzamiento de “Legacy of the Dark Lands”, ahora su correspondiente promoción y luego a promocionar lo nuevo de Demons & Wizards, así que es un año muy interesante y emocionante para mí… y sí, todo bien.

Con respecto a “Legacy of the Dark Lands”, en una reciente entrevista dijiste que este álbum fue un “paso natural” en la carrera de Blind Guardian. ¿Te refieres a que era natural hacerlo porque el sonido de Blind Guardian ha estado evolucionando hacia un sonido cada vez más orquestal? ¿O quieres decir que después de 22 años de trabajo, lo natural era por fin lanzar el álbum orquestal? Cuéntanos sobre eso…

Lo natural era lanzarlo… lo anti-natural fue cuánto tiempo nos tomó lanzarlo… pero fue muy, muy natural, y se sintió muy bien lanzarlo finalmente. Si observas la carrera de Blind Guardian desde “Follow the Blind” en adelante, verás que hay un objetivo de explorar nuevas dimensiones y nuevos universos, y desde ese disco, con la canción Follow the Blind, comenzamos a trabajar cuidadosamente y en dosis muy pequeñas con instrumentación clásica y música clásica. Eso creció con los años y se convirtió en algo grande cuando hicimos “Nightfall in Middle Earth”. Por ese entonces también comenzamos a trabajar en estas canciones orquestales, que en primera instancia podríamos decir que estaban consideradas como canciones “normales” que iban a ser parte del “Nightfall in Middle Earth”, en particular This Storm y Dark Cloud’s Rising, y eso fue por la puras ganas de experimentar con elementos orquestales sin que la banda estuviera involucrada… y bueno, Andre y yo sentimos que el resultado fue sorprendente, realmente nos ha mantenido entusiasmados a lo largo de todos estos años, y continuamos trabajando en estas canciones… y esta experiencia tuvo un gran impacto en Blind Guardian, pues desde entonces nos volvimos más orquestales… y por tanto, sea lo que sea que hagamos, no es una construcción 100% “cerebral”, sabes… es lo que nos sale naturalmente, es el producto de lo que somos y lo que queremos ofrecer en términos artísticos, y lo consideramos arte. Así que eso es lo que quiero decir cuando digo que este álbum era algo “natural”. Ahora bien, ¿eso significa que continuaremos en este camino con Blind Guardian? Este álbum fue lanzado bajo el nombre de Blind Guardian Twilight Orchestra por lo que pertenece a Blind Guradian Twilight Orchestra, que es otra cosa. Puede ser que con respecto a las inspiraciones clásicas y este instinto de hacer música clásica, sigamos con la dirección de ubicar eso en Blind Guardian Twilight Orchestra hoy por hoy. Lo que puedo decir respecto al próximo álbum de Blind Guardian es que hay menos orquestación en este. Esto también fue un proceso natural, porque tuve que partir con Demons & Wizards y la mayoría de las canciones habían sido compuestas antes de mis actividades con D&W, y en ese entonces mi impresión era que estas canciones también estaban llenas de partes orquestales. Pero cuando volví a trabajar en estas canciones nuevamente, me di cuenta de que este no era el caso, ya que hay mucha menos orquestación en ellas, así que me parece que ya había como una especie de división. Pero es algo muy progresivo, por favor no me malinterpreten, no es como que volvimos a principios de los 90 o finales de los 80, ese no es el caso. Para nada.

También comentaste que “Legacy of the Dark Lands” fue el Magnus Opus de tu carrera. ¿Qué quieres decir con eso? ¿Quieres decir que es el álbum más importante de Blind Guardian? ¿El más grande? ¿Tu favorito, quizás?

Sí, sigo pensando que es un Magnus Opus. Espero hacer aún más, por supuesto, y tengo la sensación de que con respecto a orquestación y composición en general, hemos aprendido mucho con este álbum. Nos ha ayudado a convertirnos en mejores compositores y ojalá que en mejores músicos también. De verdad que sentí más fácil trabajar en el último álbum de Demons & Wizards, más que nunca antes en una producción de estudio, por lo que trabajar en “Legacy of the Dark Lands” cambió algo en mí, seguro. Pero sí, este es el álbum más grande en relación al tiempo que le dedicamos, 22 años, y dudo que haya algún álbum otro que tarde tanto tiempo. Incluso el próximo álbum orquestal no tomará otros 10 años, tal vez siete, seis, lo que sea. Pero sí, con respecto al tiempo empleado, es seguro el álbum más grande. La música en sí es muy épica y grandilocuente, gigantesca, la pensamos muchísimo y pusimos el alma en ello, y eso también es lo que considero Magnus Opus. ¿Eso significa que necesariamente tiene que ser mi álbum favorito? No lo sé. Puedo decir que está muy cerca de “Nightfall in Middle Earth”, y el “Nightfall…” es mi álbum favorito, y en general, desde “NIME” en adelante, todos los álbumes que vinieron después están al menos a la par del “Nightfall…”. Y este es el caso con “Legacy of the Dark Lands”. Solo el tiempo dirá si podrá resistir el paso tiempo y ser tan sensacional para mí como lo es “Nightfall in Middle Earth”. Por otra parte, conozco las canciones desde hace 22 años, que es mucho tiempo, y no han perdido su atractivo en lo más mínimo. This Storm, por ejemplo, tiene 22 años y todavía me encanta y no le cambiaría mucho.

En relación a ese largo período, supongo que no hay una respuesta breve a la pregunta de «¿por qué tardaron 22 años?». Pero, ¿podrías resumir uno o dos de los principales factores que más retrasaron el lanzamiento?

Mal “timing” y Blind Guardian en general (risas). Tenemos tantas ideas que queremos lograr al mismo tiempo… ese es quizás el punto más importante. Además, los álbumes que lanzamos en ese período, como “Nightfall in Middle Earth” (y cualquiera de los otros), demandaron mucho tiempo, no solo durante la composición de canciones, sino también durante la producción en sí, por lo que en realidad estamos hablando de entre 12 y 16 años que empleamos en otros álbumes, incluidas las giras, y esto siempre chocó con nuestra idea de lanzar “Legacy of the Dark Lands”, esa es una razón. La otra razón fue encontrar una orquesta y encontrar las personas que nos pudieran ayudar de una manera que coincidiera perfectamente con lo que queríamos lograr, tanto para la música en sí como para su producción, así que eso tomó mucho tiempo. Obviamente Charlie Bauerfeind ha trabajado con nosotros desde “Nightfall in Middle Earth” y lo involucramos en este proyecto creo que entre  2004 y 2005, así que eso estaba organizado con bastante anticipación , pero desde ese momento fue realmente una persecución para encontrar la orquesta correcta y luego el escritor (de partituras) que fuera capaz de transcribir lo que fuera que Andre haya compuesto en el piano, en la partitura adecuada. Hicimos algunos experimentos con algunas personas y no resultó tan bien como esperábamos, por lo que eso nos llevó mucho tiempo.

Eso es muy interesante, porque uno tendería a suponer que, obviamente, hacer giras, grabar y producir los álbumes de Blind Guardian exigió mucho tiempo, pero no necesariamente que encontrar a las personas y una orquesta que pudiera interpretarlos perfectamente, tomaría tanto tiempo también…

Sí, nos tomó muchísimo tiempo. Y como todos los elementos están separados y divididos, una demora genera la próxima, etc. Y si había algo, como por ejemplo un nuevo álbum de Blind Guardian, eso hacía que los vacíos fueran aun más largos y, ya sabes, tener que retomar algo siempre toma un poco más de tiempo a que si tuvieras la oportunidad de trabajarlo todo de una vez y en un solo lugar. Eso es definitivamente mejor que, ya sabes, hacer un poco por aquí, por allá, y luego volver a retomar, averiguar dónde estábamos, cuáles fueron las conclusiones que habíamos sacado. A veces yo no podía recordar, a veces otra persona no podía recordar, entonces teníamos que encontrar nuevas soluciones y blablablá… fue una aventura muy interesante, pero también muy exigente.

Entiendo. Ahora bien, con respecto a la respuesta de los fanáticos, ¿en qué medida se ha ajustado a las expectativas que tenías antes del lanzamiento?

Yo diría que coincide con lo que esperábamos. Por supuesto que para algunas personas es como… es un álbum un poquito sorprendente porque todavía estaban esperando que la banda “Metal” estuviera involucrada, y aunque intentamos ser precisos en nuestras explicaciones con respecto a la música, al final es solo una explicación, sabes… y no puedes explicar la música, no puedes explicar el arte, necesitas verlo, saborearlo, necesitas escucharlo, respirarlo y, por lo tanto, la primera experiencia real que la gente hizo con el álbum fue cuando lo estaban escuchando, y la forma en que la gente recibe música hoy en día ha cambiado un poco debido a los desarrollos tecnológicos, y debido al streaming, lo digital y blablablá… Por lo tanto, para estas personas es un álbum quizá más sorpresivo de lo que hubiera sido diez años antes, porque en ese entonces todavía era común abordar un álbum como el que hicimos, dado su carácter innovador, y las personas estaban acostumbradas a oír cosas innovadoras, mientras que hoy en día la innovación es un bien escaso. Pero por lo que vi y escuché, la gente está profundizando en el álbum y sientes que el álbum crece en ellos a medida que lo escuchan. Es un disco que puede que no encuentres atractivo después de una o dos pasadas. No es el álbum más complicado del mundo en términos melódicos, ya que las melodías son bastante obvias, pero aun así hay muchos otros elementos, y también puedes echar de menos el Metal y el punch de una banda metalera, y eso al principio resulta confuso. Pero si te metes en él y si realmente entras en su dinámica, encontrarás el camino y encontrarás que este álbum es más que simplemente atractivo, porque contiene muchos tesoros. Diría que es un álbum lleno de tesoros, pero ese soy yo. Ya sabes, estando involucrado en todo el tema. Digamos que el recibimiento ha sido prácticamente lo que esperábamos.

A modo personal, yo también creo que el álbum va creciendo a medida que lo escuchas, así que entiendo perfecto tu punto.
Con respecto a tocar “Legacy of the Dark Lands” en vivo, me imagino distintos escenarios: Por un lado, una Twilight Orchestra sobre el escenario interpretando todo el álbum contigo cantando. Por el otro, me imagino a Blind Guardian tocando versiones metaleras de algunos temas del disco… y obviamente, otras alternativas entre esos dos extremos. Entonces la pregunta es, ¿han conversado cómo lo van a hacer, si es que hay algo al respecto?

Sí, lo hemos discutido y tenemos planes, pero nos estamos tomando nuestro tiempo porque el próximo álbum de Blind Guardian es lo que viene. Primero haremos la producción del disco, luego haremos una gira con Blind Guardian y dudo que presentemos alguna de las canciones de “Legacy of the Dark Lands” en versión metalera en esta gira. Vamos por Blind Guardian directamente, pero estamos planeando y preparando esta aparición de “Legacy of the Dark Lands” y será teatral. Es cuestionable si podré hacer todas las voces solo, por lo que podemos invitar a otros vocalistas y así hacer que sea más como el tipo de musical que uno probablemente esperaría que sea. Aparte de eso, probablemente lo haremos como una experiencia de una vez en la vida. Ya sabes, decidir un lugar específico en dónde tocar por varios días y que la gente pueda venir a ver “Legacy of the Dark Lands” presentado por primera vez. Podemos licenciarlo a otros teatros, que también es una opción, y ahí ni siquiera estaríamos involucrados en la presentación. Al final de todo, sí, habrá una versión metalera o al menos algunas partes del disco en un atuendo más metálico, pero este no es nuestro primer paso. Esto es algo que haríamos, digamos, dentro de cinco años, una vez que esté todo establecido, con la música interpretada como pretendemos que sea y que sea lo más original posible. Estamos haciendo lo mismo con el setup en vivo. Será uno muy auténtico, que coincida con los requisitos de una orquesta, pero también con los requisitos de nosotros como artistas y la obra en sí.

Bueno, hablemos de Demons & Wizards. Acabas de anunciar la fecha de lanzamiento del tercer álbum “III”. Si pensamos en los dos primeros discos, yo diría que suenan muy similares entre sí y tienen la misma onda, por así decirlo. Sin embargo, “III” llega 15 años después de “Touched by the Crimson King”. Entonces, ¿en qué medida impactan estos 15 años en el sonido de Demons & Wizards?

Ha tenido un gran impacto, debo decir. Vas a notar las diferencias, pero por otra parte, debo que decir que todavía es típico Demons & Wizards, te darás cuenta de que este es un bebé de Jon y mío. Es muy diverso en términos de composición. No es Metal “puro”, hay algunos pasajes que van en otras direcciones musicales, hay una gran cantidad de inspiraciones del Rock clásico, algunas inspiraciones del Rock alternativo, un poco de Rock progresivo, pero en general es una mezcla bastante agradable. Compusimos 11 canciones muy independientes, algunas son muy sorprendentes pero muy directas. Así que es como lo opuesto a Blind Guardian Twilight Orchestra en términos de ser tan abrumadoramente grande. Esto es al revés, es un álbum súper aterrizado.

¡Clarísimo! Tengo muchas ganas de escucharlo, más aún ahora que mencionas que es bastante directo…

Bueno, a ver (risas)… a veces estoy muy lejos de lo que Andre y yo en Blind Guardian consideramos como “directo” o “sencillo”. Tal vez nadie más lo considera como “directo”, ya sabes, pero por las reacciones que hemos tenido hasta ahora y la forma en que los ritmos y las voces están hechas, diría que es un álbum de Metal directo.

Este año tuvieron una gira tremendamente exitosa. Habiendo tanto clásico de Iced Earth y Blind Guardian en sus catálogos, ¿cómo fue el proceso de elegir qué canciones de sus bandas incluirían en los shows? 

Para las canciones de Demons & Wizards fue súper fácil. Elegimos las que consideramos que la gente querría escuchar en vivo. Pudimos haber olvidado una que otra, es parte del juego. Fuimos por un set que sentimos sería vívido aun con los puros temas de Demons & Wizards, pero ambos sentimos la necesidad de representar un poco de Iced Earth y Blind Guardian y, por supuesto. Discutimos qué canciones podrían ser factibles de hacer y ya que hemos estado con una agenda muy apretada en general, incluso con la preparación de las canciones… quiero decir, solo tuvimos 10 días de ensayos antes del primer show y no tuve mucho tiempo para prepararme para las dos cosas (porque todavía estaba cantando los coros con Twilight Orchestra y cosas así) y más tarde con la grabación del álbum de Demons & Wizards, así que fue una agenda muy apretada. Con esto, solo mencioné las canciones que más me gustan, o ya sabes, las que me sentiría privilegiado de poder cantar, y esas fueron Melancholy y I Died for You al principio, pero en un momento me di cuenta de que son demasiado similares. Decidí ir por otra canción, Jon mencionó Burning Times y sentí que esto era lo que se necesitaba, porque necesitábamos una canción de Metal más directo de nuevo. Ya sabes, algo que levantara el set, porque también el material de Demons & Wizards es bastante complejo en términos de estructuras y, por lo tanto, una canción como Burning Times fue realmente agradable de agregar. En cuanto a las canciones de Blind Guardian, fue algo similar. Hablamos de Welcome to Dying y The Bard’s Song, pero luego pensamos que no había necesidad de otra balada ya que teníamos Fiddler in the Green , así que cambiamos The Bard’s Song y decidimos ir por Valhalla, porque no hay cómo equivocarse con Valhalla (risas). Fue una elección sabia, yo creo.

Sí, también creo que fue una buena elección… disfruté mucho su show en Wacken este año. Muy buen setlist, definitivamente.
Hablemos también sobre Ayreon, ¿cómo fue interpretar a El Astrónomo en The Source? Y, ¿qué piensas del álbum en general?

Siempre estoy feliz de trabajar con Arjen porque él tiene una mente muy clara, sabes, y las instrucciones que da son siempre muy precisas, y eso siempre se agradece cuando trabajas con otros músicos, especialmente en un contexto así. Me gustó. Le dije que no tendría mucho tiempo eso sí. No puedo recordar exactamente si todavía estaba de gira con Blind Guardian o si ya estaba cantando para Blind Guardian Twilight Orchestra, así que le dije que mantuviera mi parte lo más pequeña posible, pero que quería desesperadamente ser parte del proyecto. Y me dijo que sí, que tenía a este tipo (El Astrónomo). Me di cuenta inmediatamente de lo que compuso teniendo mi voz en mente, y de lo que se compuso para el personaje, pero que no necesariamente había sido escrito para mi voz. Y bueno, trato de adaptarme a eso siempre. Pero por supuesto, aprecio las canciones que siento fueron compuestas teniendo mi voz en mente.

¿Y cómo fue la experiencia de formar parte del show “Ayreon Universe”, donde compartiste el escenario con, lo que yo considero, una especie de dream team del Metal?

Lo disfruté mucho. Fue una gran experiencia. No esperaba que fuera tan espectacularmente genial debo decir, porque todo el equipo fue muy amable, especialmente los vocalistas, y a la mayoría de ellos no los conocía personalmente antes, y nos llevamos muy bien. Teníamos una pura habitación donde pasábamos el rato, compartíamos y teníamos nuestras conversaciones. Fue una química muy agradable que disfruté mucho, y respecto a estar en el escenario, también lo disfruté. Pero sí, es un viaje largo para estar en el escenario por solo uno o dos minutos y luego desaparecer durante los próximos 15 minutos… y ¡volver a tiempo! (risas), ese es un desafío, sabes, y estar sincronizado en esas cosas, ciertamente no es lo mío, pero lo logré y funcionó bien. El público fue genial, es una experiencia única en la vida debo decir, pero realmente me impresionó lo amistoso de todos los vocalistas. Esperaba que fuera algo diferente. No lo sé, quiero decir, sé de vocalistas que… ya sabes, pueden ser divas, como lo son algunos guitarristas, pero todas estas personas tenían los pies puestos sobre la tierra y todos muy agradables. Bueno, Arjen es precisamente ese tipo de persona, y congregó un equipo a su alrededor que se define por eso también. Pero tener al lado a todos estos músicos, la mayoría de ellos muy, muy famosos, fue una experiencia realmente genial, y todos estaban muy interesados ​​en todo el evento, tanta gente tan talentosa… fue increíble.

¡Qué genial! De hecho hay un video de Ayreon (The Day that the World Breaks Down) donde Arjen habla sobre la historia del disco y los vocalistas que participan, y ahí habla muy bien de todos y destaca justamente lo que dices tú, la humildad de ellos a pesar de lo talentosos y famosos que pueden ser. Y para nosotros, los fans, es muy super agradable saber que es así…

Sí, realmente fue una gran experiencia. De hecho, en los shows de Demons & Wizards es posible que hayas reconocido a Joost, que es una parte importante del “Ayreon Universe”. Él ha tocado los teclados en Demons & Wizards y eso no es porque sí. Incluso en Blind Guardian consideramos hacerlo parte de nuestro equipo, como sea que luzca eso, no lo sé exactamente… pero es un gran tipo. Él es solo una de las tantas personas geniales que conocí allí.

Creo que Joost sería una gran adición a Blind Guardian, para ser honesto.
Volviendo a Blind Guardian, sabemos que estás en el estudio escribiendo nuevo material por estos días. Recuerdo que después de lanzar “Live Beyond the Spheres” en 2017, dijiste que el próximo álbum “regular” de Blind Guardian sería algo diferente, ya que ese live fue el final de una era. Comentabas que sería algo “súper heavy”, incluso con algunos elementos de thrash. Así que me gustaría preguntarte, ¿cómo es esta nueva era de Blind Guardian y las canciones que han compuesto desde entonces?

(Risas)… Bueno, sin lugar a dudas la era de la orquestación clásica termina con “Legacy of the Dark Lands”, al menos con respecto a Blind Guardian porque ahora tenemos Blind Guardian Twilight Orchestra, y lo que sea que hagamos allí, aun cuando no está 100% definido, ciertamente estará enmarcado dentro de la era clásica. Mientras que, sea lo que sea que hagamos con Blind Guardian, estará libre de la orquestación “pura” que tuvimos, por ejemplo, en “Beyond the Red Mirror”. Entonces, esa es la primera nueva dirección que ya puedo vislumbrar, y básicamente lo que dije en esa entrevista después del “Live Beyond the Spheres” todavía aplica. Estamos haciendo música muy intensa, no es que se remonte a los 80′ o 90′, pero es muy compleja, casi thrash por momentos, Metal con muchos elementos sorprendentes. Eso que hicimos con la orquesta, ahora lo hacemos con otros instrumentos o con otros elementos, así que va a ser un álbum muy sorprendente nuevamente. Esto es solo el comienzo, así que no sé a dónde nos llevará el camino finalmente. Pero ya está yendo en una dirección distinta a la que hemos hecho durante los últimos 20-25 años, seguro. No podemos renegar estos años, así que no esperen que hayamos cambiado abruptamente dentro de los dos años que llevamos componiendo. Completamos 10 u 11 canciones y habrá otra más, comenzaremos la producción a principios del próximo año. Así que ahí es cuando podré decir exactamente dónde estamos, pero escuché las canciones después de regresar de las actividades de Demons & Wizards y los temas están heavy… realmente heavy.

Bueno Hansi, se nos acaba el tiempo, así que la última pregunta. PoweMetal.cl estuvo en Wacken este año y tuvimos la oportunidad de hablar contigo allí, DONDE te preguntamos sobre la posibilidad de visitar Chile, ya sea con Blind Guardian o Demons & Wizards. Entonces, siguiendo esa conversación, ¿cuándo crees que podrías estar visitando Sudamérica?

Sí… con respecto a Blind Guardian, será pronto. Será el 2021. Estoy casi seguro.

¡Genial! Para finalizar, puedes un saludo a todos los fanáticos de Blind Guardian que te leen en PowerMetal.cl

Bueno… ¡lo están haciendo bien! Están apoyando a la banda correcta, así que no paren y los veremos por allá muy pronto. Los haremos muy felices con la música que estamos componiendo para la próxima década, tal vez dos décadas. Todavía hay mucho que contar, y eso es lo que haremos. Gracias por el apoyo. Cuídense.

bg15cl-27

Poco más de tres años hubo que esperar para que una de las bandas ícono de la movida power metal volviera a aterrizar a nuestro país. Blind Guardian no es sólo uno de los estandartes de esa pléyade de agrupaciones que nacieron a fines de los ochenta en Alemania y cuyo legado fue diseminándose en toda Europa, para formar un movimiento que si bien ha tenido altibajos, sigue reinventándose y dándonos buenas nuevas bandas y muy buenos discos de las bandas seminales del estilo.

En ese marco los Bardos nos visitan en su cuarto desembarco a territorio nacional, en el de promoción de su última placa, “Beyond The Red Mirror”, que ha tenido comentarios disímiles. Por una parte están aquéllos que encontraron en el disco una joya que va de la mano de la reinvención de la banda liderada por Hansi Kursch. Una banda que ha elegido caminar por terrenos más grandilocuentes, un tanto más intensos, pero que posee una cantidad de información que cuesta digerir a la primera, lo que hace que a cada escuchada uno descubra más y más detalles, transformando cada nueva oída en una nueva experiencia. Por otra parte, están los que creen que esa misma grandilocuencia le ha quitado un poco ese espíritu directo y al grano que tenían sus primeros discos y que desde el “Nightfall in the Middle-Earth” y sobre todo desde el “A Night at the Opera”, la banda ha privilegiado las atmósferas casi cinematográficas al heavy metal duro de sus primeros discos. Ambas opiniones absolutamente válidas. Nadie discute que los temas a toda velocidad con coros para cantar con puño en alto, son una marca registrada de los alemanes que se extraña, pero sus últimos trabajos no dejan de mantener esa esencia épica y grata de escuchar, introduciendo elementos musicales de una exquisitez única y que como señalamos, hace que cada vez que se aprieta play en el reproductor, la experiencia sea notable.

bg15cl-01

Otra de las incógnitas que nos deparaba este recital fue el cambio de recinto. En un primer término, fue el Teatro Caupolicán el elegido para este magno evento. Pero seamos claros, con la oferta de recitales y con el gusto del fan nacional, era una apuesta demasiado arriesgada. Ya son pocas las bandas del estilo que pueden meter más de dos mil personas. Lo de Nightwish hace un par de semanas es una excepción marcada por dos razones: los finlandeses son una banda que abarca algo más que el “fan promedio”, del estilo y el “efecto Floor Jansen”, que hizo levantarse de su asiento a más de alguno para llevar una cantidad respetable de gente al Teatro Caupolicán. Pero hoy el techo para bandas como Helloween, Stratovarius, Angra o incluso Avantasia, está en las dos mil personas. Entonces, acercarse a la Alameda unas cuantas cuadras y aterrizar en el Cariola me pareció una decisión razonable, con la salvedad de que muchos tenían reparos por el sonido, imagino que rememorando el muy, pero muy pobre sonido que hubo tanto en Sonata Arctica como en Angra (el show de los brasileños debe estar cerca de los peores sonidos en la historia de un concierto en Chile). Pero, a modo de ejemplo, Riverside en ese mismo recinto tuvo uno de los mejores sonidos que ha pasado por Santiago, por lo que tiendo a pensar que el asunto no pasa tanto por el recinto.

Pero cuando están alineados los astros, cualquier cambio es para mejor. Eso fue lo que sucedió. El cambio de local sirvió para que el recinto de calle San Diego se transformara en una caldera. 1500 personas en el Caupolicán se ven muy diferentes que 1500 personas en el Cariola, que se veía lleno, acorde a un espectáculo de esta envergadura.

bg15cl-04

Justo a las 21 horas y sin la presencia de una banda soporte (siempre necesaria para calentar el ambiente) los primeros acordes de The Ninth Wave, tema que abre su última placa empezaron a remecer el ambiente, la intro del “Beyond Red Mirror” sonaba gigante, lo que hacía augurar un mejor sonido que el que habíamos tenido con Angra y que llamaba a la preocupación. Uno a uno fueron ingresando los músicos a escena, hasta que el bueno de Hansi con esa voz única y poderosa hizo temblar el remodelado Teatro. Monumental inicio con un tema que en vivo funciona perfecto. Y eso la gente lo entendió, comenzando una comunión que iba a durar poco más de dos horas, con un Hansi corriendo de lado a lado arengando a la gente de adelante, de atrás, de la galería, de los palcos, con una sonrisa que nunca salió de su cara.

Esa comunión de la que hablábamos se sintió desde el primer momento. El público comenzó desde temprano a corear el “olé olé olé, Guardian, Guardian”. Hansi que se dio el tiempo para conversar con la gente en todas las pausas, nos decía que extrañaba este calor humano y que lo que se venía era una fiesta. Y así no más fue. Banish Fom Sanctuary sonó brutal, espectacular. La gente ama los clásicos y qué más clásico que el tema de apertura del “Follow the Blind”. Cada estrofa fue cantada a todo pulmón, el “oh no turning back, i’m banished from sanctuary”, erizaba los pelos. De verdad, Blind Guardian tiene una batería de temas hímnicos e hicieron un set lo suficientemente inteligente para mezclar sus temas antiguos con el sonido más actual, sin perder coherencia.

Nuevamente Hansi que se dirige al respetable y comienza a narrar una historia, que ya todos conocíamos, porque los que siguen a los bardos, saben que este lugar en el set tiene un nombre propio gigante: Nightfall volvió a poner los pelos de punta tanto de la gente, como de la misma banda. Es impresionante cómo Blind Guardian tiene la facilidad de que los coros no puedan ser cantados de otra manera que no sea con el puño en alto y los ojos cerrados. Cómo la banda te inserta en sus historias, haciéndote partícipe. Magia le llaman en algunas partes.

bg15cl-02

Hansi que nos cuenta que el show está siendo grabado para un próximo disco en vivo, lo que provocó aún mayor euforia en la gente. Entonces nos pregunta si queríamos ser parte de ello, soltando un “scream for me Chile”, a la usanza del líder de la Doncella de Acero. Sonidos algo más modernos con una Fly que no desentonó con el resto del set. De uno de los discos más bajos, según mi opinión, de la discografía de los alemanes, el tema se mezcló bien, porque Blind Guardian lo ha sabido potenciar en sus conciertos.

La gente que, sabiendo que la banda estaba considerando las peticiones de la gente en los shows, comenzó a pedir “Run for the Night”, cosa que a pesar de todas las peticiones y de la amenaza de Marcus en su guitarra, no pasó. Hansi que nos dice que ya volverán y la tocarán. Pero que ahora sería Tanelorn, la próxima en caer. El tema del muy bien logrado “At the Edge of Time”, ya ha sido internalizado por los fans y cae como una masa con un peso fenomenal y con un Kursch que sigue conservando muy bien su voz, en especial en los tonos agudos.

Con Prophecies vuelven el telón iluminado y los sonidos nuevos. De su muy bien logrado nuevo disco, creo que este tema es algo más débil, quizás un tema como “The Holy Grail” hubiese sido más indicado, pero eso no melló en el ánimo de una gente que estaba entregada a un show que ya se acercaba a algo inolvidable.

bg15cl-24Como inolvidable fue lo que pasó a continuación. De esos momentos inolvidables, únicos, momentos que se repitieron a lo largo del show, pero que tuvo ciertos puntos aún más altos. Una The Last Candle imperecedera, que es de esas gemas que las bandas rescatan del baúl de los recuerdos y que a cuenta gotas la entregan a los fans, que ya estaban completamente entregados al show de los alemanes. El “somebodies outhere” resonó por minutos después de terminado el tema, entregando un momento aún más de culto.

La gente que seguía pidiendo “Run for the Night”, pero Hansi, salió jugando como un crack, a lo Gonzalo Jara, preguntando si la que se estaba pidiendo era Lord of the Rings, que fue la siguiente en caer. El in crescendo del tema fue recibido por la gente que escuchó ensimismada en un principio, para saltar con fuerza al final del tema. Otro momentazo.

Que se repitió con el siguiente tema. Tal como dijimos, Blind Guardian sacó gemas del baúl de los recuerdos y Time Stands Still (at the Iron Hill) es uno de los mejores temas de una de las mejores placas de los Bardos y que no debiese salir del repertorio de los alemanes. Decir que la cancha se transformó en un campo de batalla con un épico sonido de fondo es poco. Y Mordred’s Song fue otro de esos temas que uno agradece escuchar en vivo. Con un Hansi transformado en un juglar del siglo XXI, la historia detrás del tema caló en un público que no dejó tema por cantar.

Hansi que bluffea el final del show (sabíamos que venía harto más), y nos lanza uno de los momentos cumbres del recital. Imaginations From the Other Side es un tema inmortal, es perfección musical y es imposible cansarse de escucharla en vivo. Un clásico no sólo de la banda, sino que del estilo.

La banda que sale del escenario. Una banda que se ha afiatado aún más con el paso de los años. Una banda que si bien gira en torno al carisma y tremendo caudal vocal de Hansi, es un todo aceitado. Con una pareja de guitarristas que se complementa de manera perfecta, un Frederik que ha tomado en propiedad su rol de baterista de una banda legendaria, pegándole a los tarros de una manera brutal y perfecta. A eso les sumamos a un Barend y a un Michael quienes desde un rol más secundario, son igual de importantes. En eso estábamos cuando la intro de esa maravillosa pieza musical que es Sacred Worlds remece el añoso recinto. Un tema que a pesar de su corta vida, suena como clásico, transformando el Cariola en ese campo de batalla retratado en el videoclip.

bg15cl-20

Twilight of the Gods, fue la necesaria referencia a su última placa y un preludio a otro de los instantes inmortales de la velada. Valhalla es otro de esos temas veloces, brutales y de coro majestuoso, en los cuales el puño toma vida propia y se eleva sobre nuestras cabezas, con un final en que nuevamente todos son una sola voz. Si Hansi no paraba, el “Valhalla, deliverance, why’ve you ever forgotten me”  todavía estaría sonando.

¿Final? Para nada. Ya iban más de 90 minutos y la banda no tenía gana alguna de abandonar su show en Santiago, con otro de esos temas que uno no espera y que agradece su presencia en el set. Script for my Requiem, volvió a enajenar al público que agradece que las bandas se preocupen por brindar un show que tome algunos riesgos, en pos de un mejor resultado. Temazo, realmente temazo.

Hansi que nos invita a una “reunión de bardos” y con guitarras acústicas se da el vamos a otro de los himnos del estilo. The Bard’s Song – In The Forest tuvo 5 músicos y 1500 gargantas unidas en un coro inolvidable. Kursch que es espectador de una comunión que provocan muy pocas bandas y que anoche, en el Cariola se firmó como única. Hay que ser de fierro para no emocionarse con un instante así.

bg15cl-11

Lo siguiente fue una salida de contexto de la banda. Se suponía que el siguiente sería el final de la velada, pero Blind Guardian no se quería ir. Kursch dice que “el siguiente tema no lo íbamos a incluir, pero nos dimos cuenta que estábamos equivocados”, la gente que se dio cuenta y lo comenzó a vitorear. Majesty, sonó aún más brutal de lo que es. Es el inicio de una historia plagada de maravillas, de temas impresionantes, un tema que con más de 25 años suena con una envidiable vitalidad.

Ahora sí era el final y no podía ser de otra manera. Mirror, Mirror terminó de dejar a la gente sin voz y fue la guinda de una torta que se recordará por mucho tiempo. Una banda perfecta, con una humildad a toda prueba, un sonido impecable, un público entregado desde el minuto uno. Fueron más de dos horas en que nos transportamos a un mundo sin tiempo, en los que fuimos partícipes de historias épicas, en un show que no sólo está dentro de lo mejor de este año, sino que fácilmente, dentro de los mejores espectáculos musicales que ha pisado nuestro país en el último tiempo.

Inolvidable.

Setlist:

01. The Ninth Wave
02. Banish From Sanctuary
03. Nightfall
04. Fly
05. Tanelorn
06. Prophecies
07. The Last Candle
08. Lord of the Rings
09. Time Stands Still
10. Mordred’s Song
11. Imaginations From the Other Side
Encore 1
12. Sacred Worlds
13. Twilight of the Gods
14. Valhalla
Encore 2
15. Script for my Requiem
16. The Bard’s Song – In the Forest
17. Majesty (pedida por el público)
18. Mirror, Mirror

REVISA AQUÍ LA GALERÍA DE FOTOS DEL CONCIERTO

Los Bardos llenaron anoche el Teatro Cariola con un extraordinario concierto que repasó su discografía desde Battalions of Fear a Beyond the Red Mirror.

Fotos: Guille Salazar

 

blind guardian

El próximo Viernes 16 de Octubre se presentará nuevamente en Chile una de las bandas padres del power metal: BLIND GUARDIAN. El concierto finalmente se realizará finalmente en el Teatro Cariola y no en el Teatro Caupolican como se había informado originalmente. Aquellas personas que ya habían adquirido su ticket podrán usarlo sin ningún problema.

Las entradas para la cuarta visita de los alemanes ya están a la venta a través del Sistema Ticketek y sin recargo en Tienda Rock Music. Los precios son:

GENERAL

Platea Alta: $22.000
Cancha: $27.000
Palcos: $40.000

Blind Guardian tour 2015

Blind Guardian will be part of “The Dwarves”

Hace unos años, los alemanes BLIND GUARDIAN aparecieron en el videojuego «Sacred 2». Ahora, la banda ha confirmado que nuevamente aparecerá en un videojuego, más concretamente en «The Dwarves», juego que está siendo desarrollado a través del sistema de crowfunding Kickstarter.

Mira el video que subió la banda probando el juego aquí y encuentra más información del mismo en este link.

Recuerda que BLIND GUARDIAN tocará el 16 de octubre en el Teatro Caupolicán y las entradas se encuentran a la venta por sistema Ticketek, tiendas Falabella y Cines Hoyts. Sin recargo disponibles en tiendas RockMusic de Eurocentro y Portal Lyon.

Los precios son:

Platea Alta: $22.000
Cancha: $27.000
Palcos: $40.000

Blind Guardian en Chile | 16 de octubre 2015 | Teatro Caupolicán

Blind Guardian en Chile | 16 de octubre 2015 | Teatro Caupolicán

Este viernes 27 de marzo se inició el proceso de preventa para el show de BLIND GUARDIAN el próximo 16 de octubre en el Teatro Caupolicán. Ésta durará hasta el 16 de abril o hasta agotar stock.

Los precios son:

PREVENTA
Platea Alta: $18.000
Cancha: $22.000
Palcos: $32.000

Los boletos se encuentran a la venta por sistema Ticketek, tiendas Falabella y Cines Hoyts. Sin recargo disponibles en tiendas RockMusic de Eurocentro y Portal Lyon. Luego de la preventa, los precios quedarán en:

GENERAL
Platea Alta: $22.000
Cancha: $27.000
Palcos: $40.000

BLIND GUARDIAN llega a promocionar su último disco «Beyond the Red Mirror», en una gira por Sudamérica que tiene las siguientes fechas agendadas:

02 de octubre: Siara Hall – Fortaleza, Brasil
03 de octubre: Baile Perfumado – Recife, Brasil
06 de octubre: Opiniao – Porto Alegre, Brasil
07 de octubre: Master Hall – Curitiba, Brasil
09 de octubre: Vivo Rico – Rio de Janeiro, Brasil
10 de octubre: Music Hall – Carlos Prates, Brasil
12 de octubre: HSBC – Sao Paulo, Brasil
14 de octubre: El Teatro Flores – Buenos Aires, Argentina
16 de octubre: Teatro Caupolicán – Santiago, Chile
20 de octubre: Circo Volador – Ciudad de México, México

 

Blind Guardian

¡Todo dispuesto para el regreso de BLIND GUARDIAN a Chile! La banda anunció hace unas semanas las fechas de su gira por Sudamérica, con fecha en Santiago el viernes 16 de octubre en el Teatro Caupolicán.

Las entradas para la cuarta visita de Los Bardos comenzarán a venderse el viernes 27 de marzo a través del Sistema Ticketek y sin recargo en Tienda Rock Music. La preventa durará hasta el 16 de abril o hasta agotar stock.

Los precios son:

PREVENTA
Platea Alta: $18.000
Cancha: $22.000
Palcos: $32.000

GENERAL
Platea Alta: $22.000
Cancha: $27.000
Palcos: $40.000

BLIND GUARDIAN llega a promocionar su último disco «Beyond the Red Mirror», en una gira por Sudamérica que tiene las siguientes fechas agendadas:

02 de octubre: Siara Hall – Fortaleza, Brasil
03 de octubre: Baile Perfumado – Recife, Brasil
06 de octubre: Opiniao – Porto Alegre, Brasil
07 de octubre: Master Hall – Curitiba, Brasil
09 de octubre: Vivo Rico – Rio de Janeiro, Brasil
10 de octubre: Music Hall – Carlos Prates, Brasil
12 de octubre: HSBC – Sao Paulo, Brasil
14 de octubre: El Teatro Flores – Buenos Aires, Argentina
16 de octubre: Teatro Caupolicán – Santiago, Chile
20 de octubre: Circo Volador – Ciudad de México, México

Blind Guardian en Chile | 16 de octubre 2015 | Teatro Caupolicán

 

Blind Guardian

Los bardos, que acaban de lanzar el disco «Beyond the Red Mirror», anunciaron las fechas de la gira que los traerá por Sudamérica durante el segundo semestre de este año.

BLIND GUARDIAN tocará por 4ta vez en Chile el viernes 16 de octubre en el Teatro Caupolicán, pero por el momento aún no hay información sobre venta de entradas.

Las fechas de la gira por nuestro continente son:

02 de octubre: Siara Hall – Fortaleza, Brasil
03 de octubre: Baile Perfumado – Recife, Brasil
06 de octubre: Opiniao – Porto Alegre, Brasil
07 de octubre: Master Hall – Curitiba, Brasil
09 de octubre: Vivo Rico – Rio de Janeiro, Brasil
10 de octubre: Music Hall – Carlos Prates, Brasil
12 de octubre: HSBC – Sao Paulo, Brasil
14 de octubre: El Teatro Flores – Buenos Aires, Argentina
16 de octubre: Teatro Caupolicán – Santiago, Chile
20 de octubre: Circo Volador – Ciudad de México, México

 

Blind_04

A diferencia de las bandas Thrash que sacaron provecho de unir a sus respectivos públicos en el The Metal Fest, con la fanaticada de Anthrax disfrutando Annihilator y Testament, o con los que tienen a Exodus como favoritos destrozándose también con Destruction y Forbidden, lo cierto es que Blind Guardian en cierta forma tocó sólo para los suyos, sin beneficiarse en mayor medida de esto de “la unión festivalera hace la fuerza”. Los bardos no entusiasmaron del todo a los que no eran fans de ellos y no contagiaron lo mismo al público promedio del festival, que en su mayoría estaba sediento de thrash y mosh.

Pero hay que decir también que el de Blind Guardian no es un público promedio, sino devoto a su banda, comprometido con su música, profunda y melódica, mítica y mágica, de complejas fantasías aunque de simples sentimientos, al corazón y al cuerpo, fáciles de percibir, de vivir, con canciones siempre emotivas desde sus himnos veloces más enérgicos hasta sus piezas más juglarescas, sin olvidarnos por supuesto de sus grandes composiciones que por sí solas han creado el particular universo evocativo de Blind Guardian… y los que verdaderamente lo sienten estuvieron allí de nuevo, una buena cantidad de los que fueron hace sólo ocho meses a verlos en el Caupolicán, en agosto del 2011. Me acuerdo bien cuando Hansi decía que no volverían a pasar nueve años para verlos de regreso y aquí se subieron, sólo meses después a una de las fiestas metaleras más grandes, alegres e intensas que se hayan visto no sólo en el país, sino en la región entera.

Blind_05

Ahora, también hay que señalar que el comportamiento de los asistentes no interesados en Blind Guardian fue de respeto y tolerancia, lo que permitió que todo continuara siendo una fiesta, como sucedió a lo largo de todo el fin de semana en el Movistar Arena. El miedo de algunos a que pasara algo similar al 2007 cuando fanáticos de Kreator escupieron a Kotipelto en el Chile Rocks era infundado, y la hora de show de los bardos en el escenario fue vitoreada por los seguidores y respetada por el resto. Considerando que cualquiera que no quería ver la presentación de una banda determinada podía perfectamente salir y volver después, concluyo también que hubo muchos curiosos que prefirieron quedarse y observar el performance de los de Krefeld, por lo que si bien el show de Blind Guardian se dirigió en especial sólo a su gente, de todas manera lograron miradas atentas, cabeceo y aplausos.

Importante. El grupo se subió y no mintió. No se disfrazó para un público de festival con actos thrash y no adecuó su setlist. Simplemente fue Blind Guardian y se notó con las primeras notas de un Sacred Worlds con orquesta, fanfarrea y mundos de fantasía, mostrando lo que es el conjunto hoy en día, aportando otra dimensión dentro de toda esta celebración. Por supuesto que había expectativas de escuchar números más intensos y directos como The Last Candle, Traveler In Time, Journey Through The Dark o Somewhere Far Beyond, ¡si de hecho este último lo venían tocando en Brasil junto con Grave Digger!, pero lo concreto es que insistieron en lo suyo independiente del contexto.

Blind_09

Y bueno, hubo dos cosas que me llamaron la atención en Sacred Worlds. La primera fue la entrada de la banda con dos músicos contratados que a su vez reemplazaban a los integrantes en vivo y de estudio -aunque no oficiales- Michael Schüren (teclados) y Oliver Holzwarth (bajo), quienes por algún motivo no acompañaron al line-up oficial en esta gira sudamericana (¡de la que se salvaron en el Metal Open Air!). El tecladista parecía un fanático más de Blind Guardian cantando junto con el público, alucinando en su propio metro cuadrado, levantando sus puños y haciendo signos con su mano. El bajista mientras tanto, a la izquierda de Frederik Ehmke, sujetaba una presencia escénica más poderosa y severa, más “metalera”, la que evidentemente se iba al carajo cuando Hansi entraba corriendo con su polera negra picada y de cuello… pero yendo a lo verdaderamente medular, lo otro que no sólo me llamó la atención sino que además me impresionó, fue el sonido, ¡maravilloso! Todos los detalles de la portentosa canción se escuchaban con claridad, desde los samples de la Orquesta Filarmónica de Praga hasta los coros y los synthes. Junto con Fear Factory, Blind Guardian era la banda de sonido más complejo en la cartelera del The Metal Fest en cuanto a lo técnico, con variadas texturas programadas y capas de fondo, pero así y todo quizás lograron encumbrar la mejor calidad de audio de todo el festival, casi a la par de Obituary en la primera jornada, quienes también se oyeron soberbios. El sonido de los bardos fue hermoso, mejorando incluso en el transcurso, para que temas como Imaginations From The Other Side se sintieran absolutamente esplendorosos.

Una vez concluido el primer tema, Blind Guardian de inmediato siguió con una de las selecciones más potentes del repertorio, Born In A Mourning Hall. Siepen entregaba un performance intenso con sus movimientos y coros, Frederik tronaba sus tambores y Hansi invitaba a corear los leads de Olbrich, de aquellos que entre el vendaval rítmico logran aportar el toque melódico de magia tan característico y único de esta banda. Sólo ahí es cuando Kürsch saluda por primera vez al público con el propósito de introducir Nightfall, cuyo comienzo con toda la cancha levantando las manos y aplaudiendo a ritmo se vio hermoso desde la platea, en el marco de una interpretación clara, emotiva y de gran sonido, posiblemente como nunca antes en Santiago, ni en el Víctor Jara el 2002 ni en el Caupolicán el 2011. Por eso, el ambiente en el Movistar fue perfecto para una obra de tales cualidades, independiente que muchos esperasen escuchar pistas más poderosas, porque la magia con buen sonido es un lujo, un deleite, un diamante raro, y por eso Nightfall brilló con otras luces en el evento.

Blind_02Y hablando de cosas que no se habían escuchado en las visitas anteriores, la que se venía era una de las pequeñas deudas que Blind Guardian tenía con su afición chilena. Apenas Hansi comentó que la próxima canción hablaba del reto de Fingolfin al mismísimo Morgoth, que los más fanáticos de Tolkien y el grupo intuyeron que por primera vez oirían Time Stands Still (At The Iron Hill) en vivo acá en el país. El instante resultó ser especial, con todos sus relieves pasando de lo filoso a lo candente, de lo metalero a lo folklórico. Si por ejemplo Lost In The Twilight Hall fue una de las grandes deudas saldadas el 2011 en el Caupolicán, la de Time Stands Still fue la que cumplió la misma función ahora en el Movistar, una de esas favoritas que tarde o temprano debían escucharse sí o sí en Santiago.

Tanelorn fue la que siguió con el set, una de las tres canciones más fieras de At The Edge Of Time, y aquí me quiero detener un poco en cómo suena en directo, porque en vivo pareciera que de verdad viniera de los días del Somewhere Far Beyond y no del último trabajo. Adquiere otra personalidad, otra dinámica si se compara con la versión de estudio producida por Charlie Bauerfeind, experto en ordenar pero también en plastificar todo lo que mezcla. Tanelorn en concierto toma otra energía, una más de vieja escuela que continúa muy bien con lo que vendría después, Valhalla. Pensándolo ahora, con este tema, parte del público que no estaba del todo interesado con el show terminó por entusiasmarse, con el coro escuchándose en todas las esquinas del recinto, tanto en su versión eléctrica como al final, con las palmas de la gente y la dirección orquestal de Kürsch.

Pese a ello, creo que el mejor momento vino con la introducción de Imaginations From The Other Side. En ese punto el sonido era perfecto, propicio para el instante más épico del repertorio, oscuro, extenso y fantasioso… “AMAZING PERFORMANCE SANTIAGO!!!”, gritó Hansi, pero la verdad fue que la banda se robó la película con una interpretación increíble, compacta en los coros, equilibrada en todos los aspectos, en un rendimiento extraordinario de ejecución y sonido.

Kürsch avisaba que debía ir con prisa para alcanzar a tocar todo lo posible en la hora de show asignada. Y de esa forma llegaría la gran sorpresa del esta velada, otra canción jamás tocada en tierras chilenas, And The Story Ends, un tema si bien poco comprendido por los asistentes que estaban ahí para ver a otros grupos, se transformó en un verdadero regalo para los fanáticos de Blind Guardian presentes. Las paralelas de André y Marcus sonaron tremendas, llenando el domo de épicas armonías, sofisticadas y al mismo tiempo apasionadas. Kürsch parecía niño saltando con las notas y aplaudiendo, animando un track que en realidad pensé que nunca tocarían acá. Muy probable que otros hayan preferido oír Somewhere Far Beyond en lugar de esa, con justo derecho sabiendo que ya la habían hecho en Brasil, aunque para mí, la inclusión de And The Story Ends fue un verdadero lujo.

Blind_03Otra postal imborrable por supuesto será The Bard’s Song – In The Forest, que al ser anunciada provocó estruendos en cancha y platea. Puede eso sí que haya sido la versión con menor interactividad con el público que se haya tocado en Chile, ya que Hansi tuvo que cantar varias líneas siendo que en las ocasiones anteriores simplemente levantaba los brazos y los fanáticos coreaban. Pero lo que hizo especial esta “balada” en el Movistar Arena fue su sonido, su claridad, sus dos guitarras acústicas escuchándose con una nitidez brillante, mágica, envolvente. Las palmas acompañaban los coros de “Tomorrow, will take us away…”, dibujando un cuadro muy emotivo dentro de un intenso The Metal Fest.

¿Cuántos habrán esperado que después de eso viniese The Bard’s Song – The Hobbit? Por los ojos abiertos y los cuerpos estáticos que divisé al final de In The Forest, ¡me imagino que varios!, aunque rápidamente el frontman cortó las esperanzas y gritó “MIRROR, MIRROR!!!”, haciéndonos saber que el show de Blind Guardian llegaba a su fin. Para algunos fue una extraña vuelta a la realidad, al darte cuenta que la hora estaba por terminar. Para otros en cambio fue el máximo minuto de acción y el grupo se entregó por completo.

En fin, cómo son las vueltas de la vida. Blind Guardian era la banda que toda una generación de fanáticos ansiaba ver algún día de regreso en Chile, luego que la visita del 2002 se transformara en leyenda tanto para los que fueron como para los que no tuvieron la chance. Ahora en cambio, es un grupo que los chilenos conocemos muy bien en escenario. Hansi lo había dicho el 2011, que no pasarían nueve años otra vez para un próximo concierto suyo en Santiago y aquí estamos, sólo meses después disfrutando de los bardos.

Setlist:

  1. Sacred Worlds
  2. Born in a Mourning Hall
  3. Nightfall
  4. Time Stands Still (at the Iron Hill)
  5. Tanelorn (Into the Void)
  6. Valhalla
  7. Imaginations from the Other Side
  8. And the Story Ends
  9. The Bard’s Song – In the Forest
  10. Mirror Mirror

REVISA AQUÍ LA GALERÍA DE FOTOS DEL CONCIERTO

 

Nueve canciones en el lapso de una hora interpreto Blind Guardian en su importante paso por el The Metal Fest. El review te lo presentaremos mañana, pero acá podrás ver las fotos del show de los bardos en el Movistar.

El setlist de Blind Guardian fue el siguiente:

Sacred Worlds
Born In a Mourning hall
Nightfall
Time Stands Still (At The Iron Hill)
Tanelorn
Valhalla
Imaginations From The Other Side
And The Story Ends
The Bard’s Song – In the Forest
Mirror Mirror

Fotos de Julian Pacheco

Blind Guardian

Especial de BLIND GUARDIAN/The Metal Fest
en Radio PowerMetal.cl

¿Cuántos especiales de música en radios cometen la pereza de sólo repasar los temas insignes de una banda y listo? Coberturas predecibles que perfectamente cualquiera podría armar en su computador… con la nueva Radio PowerMetal.cl trataremos siempre de sorprender a quienes nos escuchan durante las 24 horas del día y como ahora se viene el The Metal Fest, a celebrarse el sábado y domingo en el Movistar Arena, queremos dar uno que no se olvide fácilmente…

Primero, escogemos a BLIND GUARDIAN, banda de nuestra casa que animará el The Metal Fest sosteniendo la bandera del metal fantasioso entre grupos como KREATOR, EXODUS, DESTRUCTION, TESTAMENT, ANTHRAX, ANNIHILATOR y FORBIDDEN.

La grupo de Hansi Kürsch le tiene un cariño especial al país y ahora recordaremos por qué…

BLIND GUARDIAN actuó por vez primera en Chile hace justo una década, en promoción del inconmensurable «A Night At The Opera» y tocó ante dos mil personas que se rindieron a los pies de este tremendo conjunto, volviéndose locas con Welcome To Dying y Valhalla, cantando a todo pulmón con Lord Of The Rings e In The Forest y siendo parte de momentos mágicos con Nightfall y Bright Eyes.

Nosotros no sólo recordamos ese histórico concierto, también lo tenemos, y en este especial del The Metal Fest rescataremos el show completo que los bardos dieron el domingo 18 de agosto del 2002 en el Estadio Víctor Jara. Eso no más, nada de guardarse cosas, ¡el primer recital de BLIND GUARIAN en Chile en Radio PowerMetal.cl!

¿Fuiste al show y quieres recordarlo? ¿Te hiciste fanático de la banda después y sólo has escuchado historias de su actuación? Pues bien, ¡PowerMetal.cl la revive para todos! Sintoniza la radio a partir de la medianoche y te encontrarás de lleno con esta legendaria presentación en tierras chilenas.

Podrás escuchar la radio haciendo click en el reproductor y también por Winamp, Windows Media Player o iTunes, y si tienes un iPhone o un Android, ¡igual tendrás la oportunidad de oírla en tu celular! Además, puedes acceder a Radionomy.com para dejar tus comentarios y pedidos.

THE METAL FEST – SÁBADO 28 Y DOMINGO 29 DE ABRIL – MOVISTAR ARENA

Las entradas para cada día del The Metal Fest Santiago cuestan $33.000 y se pueden comprar por Ticketek.cl y sin recargo en The Knife del Eurocentro. Pero ojo, porque en las tiendas aún se vende abonos para ambos días por $60.000.

Toda la información de primera mano acerca del The Metal Fest, se puede ver en su página Facebook oficial.

The Metal Fest

Hansi Kürsch

Todo se encuentra listo para que el The Metal Fest reciba con honores a BLIND GUARDIAN. Los bardos llegarán a Chile tras sólo ocho meses de haber actuado en el Teatro Caupolicán, esta vez, para animar la segunda noche del festival metalero más grande que se haya hecho en Chile, compartiendo escenario con bandas como KREATOR, EXODUS, DESTRUCTION, FORBIDDEN y otras.

A un medio local, Rocknvivo, el cantante Hansi Kürsch le dijo: «Amo los festivales, me encanta la variedad musical de tantas bandas. Tratamos de aprovecharnos de la intensidad de las otras bandas también, a la vez que nosotros entregamos momentos más melódicos y épicos, incluso para aquellos que no pudieran estar interesados en ver a BLIND GUARDIAN. Así que será una tarde muy emocionante para mí, tengo grandes expectativas, puesto que los chilenos son los mejores fans de Sudamérica».

La entrevista completa la pueden leer haciendo click en Rocknvivo.

BLIND GUARDIAN empezará a tocar a las 21:30 hrs. en el escenario principal del The Metal Fest, y su actuación durará una hora completa. Aquello, antes que KREATOR cierre el evento en lo que será una presentación exclusiva sólo para los chilenos, ya que se trata del único show que Mille Petrozza y los suyos darán en este viaje a Sudamérica.

Las entradas se encuentran a la venta por Sistema Ticketek.cl (ex Ticketmaster), tiendas Falabella y Cine Hoyts habilitados. Los boletos sin recargo se pueden adquirir en The Knife del Eurocentro.

The Metal Fest: Mapa Movistar Arena (interior)VALOR ÚNICO DIARIO:
$33.000

Al adquirir estas entradas, el público decide su ubicación (cancha, platea alta, platea baja), vale decir, las localidades están sujetas a disponibilidad al momento de la compra. El día del evento, el público no podrá cambiarse de sector.

Al ingreso al recinto, el ticket será cambiado por una pulsera de acceso de acuerdo a la ubicación adquirida. El público debe utilizar su pulsera hasta el fin del evento, ésta le servirá para salir y entrar desde el interior a la Metal Zone del Movistar Arena.

«Metal Zone» será extensa zona de stands alrededor del recinto Movistar Arena que incluye un escenario para bandas nacionales. Además, encontrarás una importante muestra y venta de Lp’s de culto, una exposición de las más impactantes Harley Davidson, zona de tatuajes, memorabilia, ropa de adultos y niños inspiradas en este movimiento musical, zona de comidas y bebidas, más un espacio para una verdadera batalla de Guitar Hero. Por si fuera poco, se elegirá a la Reina del Metal. Cada concursante competirá por ser la que mejor personifica a una de las bandas del cartel. Cada una de las ganadoras, presentará a su banda favorita sobre el escenario.

Toda la información de primera mano acerca del The Metal Fest, se puede ver en su página Facebook oficial.

Afiche: The Metal Fest - 28 y 29 de abril

DE LOS BARDOS…

Hay muchas instancias en la literatura fantástica en que la palabra «Bardo» se utiliza indiscriminadamente para hablar de trovadores, juglares, poetas, músicos, heraldos, es decir, cualquier oficio en el arte del entretenimiento. Los verdaderos Bardos se encontraban en las culturas celtas (Escocia, Irlanda, Gales, Galia, Bretaña, etc.) y cumplían la misma función que los «Escaldos» en Escandinavia y los «Scops» entre los anglosajones.

Escribían y recitaban poesías, hablaban de historias, leyendas y mitos versadamente y con música. El instrumento principal de un Bardo era el arpa y él era el responsable de transmitir oralmente las epopeyas nacionales y poemas a otros. Un círculo de Bardos consistía en una junta de estos que se entretenían contando historias y en la que todos participaban con un par de canciones o poemas musicalizados. Sus tradiciones se remontan desde la Antigüedad, pero proliferó con más fuerza en Gales y en Irlanda durante la Edad Media hasta el Prerrenacimiento. Los Bardos desaparecieron de la Galia después de la Conquista Romana, aunque permanecieron en otros lugares ocupados como Armórica, actual Bretaña. Luego de la llegada del Cristianismo a Gales, los Bardos se transformaron en «Poetas de la Corte». Algunos solían pertenecer a la nobleza y fijaron reglas para recitar a través de la formación de gremios.

Los Bardos desaparecieron cuando fueron considerados por los ingleses «políticamente peligros» y decretaron a sus gremios fuera de ley. No se escuchó más de ellos hasta que a finales del segundo milenio, en el siglo XX, la década de los noventa, el espíritu bardo renació en cuatro alemanes. Ellos son Hansi Kürsch, André Olbrich, Marcus Siepen y Thomen Stauch, quienes encantaron al metal con emotividad épica, dulzura juglaresca y una sensibilidad mágica musical nunca oída, lo que los transformaron en uno de los conjuntos más reconocidos del metal de los últimos años. La siguiente es la historia de los Bardos del Metal perdidos en el tiempo: BLIND GUARDIAN.

Tomorrow will take us away
Far from home
Noone will never know our names
But the bard’s songs will remain…

DE LUCIFER’S HERITAGE AL GUARDIAN CIEGO

En la localidad alemana de Krefeld se encuentra el punto de partida de Blind Guardian, cuando en 1985, el guitarrista de 18 años André Olbrich propone a uno de sus compañeros de colegio, Hansi Kürsch, formar una banda con influencias de Metallica, Iron Maiden, Queensrÿche y la incipiente escena de Hamburgo liderada por Helloween. El último accede a tocar el bajo y cantar, y eligen el nombre Lucifer’s Heritage.

El dúo encuentra a Marcus Dörk para acompañar a Olbrich y al inexperimentado baterista de no más de 15 años, Thomas Stauch, quien tomaba lecciones de guitarra con André. Con formación completa, ese mismo año, Lucifer’s Heritage graba Symphonies Of Doom. En la maqueta se escuchan cinco canciones (Halloween, Brian, Dead Of The Night, Symphonies Of Doom y Lucifer’s Heritage) con marcadas influencias de Metallica de la era de Kill’em All, el tinte épico de los primeros años de Iron Maiden y de la explosiva melodía de Helloween. Pero el grupo no consigue el ansiado contrato con algún sello que los llevase a grabar un LP y Thomen, junto con Dörk, que también canta en SoD, abandona la fallida incursión.

Pero en 1986, y tras la ida y venida de varios integrantes, hacen el segundo demo con la participación de Christoff Theissen en la segunda guitarra y Hans-Peter Frey como baterista. Battalions Of Fear es el título y se ven clásicos como Majesty y Run For The Night. La nueva propuesta de Lucifer’s Heritage es mejor recibida, la producción mejora y los temas son mucho más ordenados que los del primer demo. A raíz del progreso del grupo, Stauch no tarda en volver a la alineación y entra el nuevo guitarrista Marcus Siepen, en lo que sería el primero de dos cambios de miembros en la carrera de la banda. Sin duda, el inédito hecho en la historia del metal de que Blind Guardian mantuviera su formación intacta desde 1987 hasta el 2005 -durante 18 años para ser precisos-, es uno de los secretos que ha desembocado en el éxito de la trayectoria de estos alemanes.

Después de los cambios, Lucifer’s Heritage pasa a llamarse Blind Guardian y la suerte les empieza a sonreír. Una copia del Battalions Of Fear llega a manos del departamento de No Remorse, una nueva compañía discográfica independiente y Blind Guardian firma contrato con dicha casa en 1987.

Así Hansi, André, Thomen y Marcus graban su primer full length album en Karo Studio Münster, Alemania, entre octubre y noviembre del ’87 y con la producción de Kalle Trapp (Destruction, Drifter y Grinder). «Al principio lo tomamos como un juego, tratamos de divertirnos tanto como pudimos», dice Kürsch sobre esa época. «Todos teníamos empleos, así que de día trabajábamos y pasábamos las noches en el estudio. Fue una época muy dura. El lugar donde yo trabajaba quedaba como a 150 km del estudio, y no era fácil llegar, ya que la conexión de trenes era muy mala. Solía levantarme a las cinco de la mañana y me iba a la cama a las cuatro. A veces ni dormíamos. Yo dormía un poco en el tren, luego llegaba al trabajo a las cuatro de la tarde y apenas terminaba la jornada corría al estudio. No había otra opción, teníamos que ganar nuestros sueldos de alguna manera».

En enero de 1988 el disco sale a la venta bajo el nombre de Battalions Of Fear, al igual que la maqueta anterior. En esta primera placa aparecen los cinco temas del segundo demo más otros cuatro que fueron escritos después de la llegada de Siepen. Battalions Of Fear muestra a una banda joven con una actitud agresiva pero melódica, tal como en Walls Of Jericho de Helloween.

Desde este disco ya se nota una preferencia por parte de Blind Guardian de hablar ficción y fantasía medieval en sus letras, especialmente de la literatura del profesor J.R.R. Tolkien. En Majesty se habla de El Señor de los Anillos, al igual que el título de la instrumental inspirada en el compositor clásico Antonin Dvorak, By The Gates Of Moria y el bonus track Gandalf’s Rebirth. Y esto sería sólo el comienzo del coqueteo entre la obra de Tolkien y la música de Blind Guardian, que más tarde llegaría a zanjarse en una relación inseparable. La canción Guardian Of The Blind, mientras, está basada en It de Stephen King. Battalions Of Fear irrumpe con cierto éxito en el underground de Alemania, pero no más allá de eso.

«Cuando lo lanzamos, pensábamos que nos convertiríamos rápidamente en superestrellas», se ríe Hansi. «Estábamos seguros de que la grabación era increíble y de que tenía todo lo que se esperaba de un álbum Heavy Metal. No nos volvimos superestrellas y nos desilusionó conseguir sólo siete u ocho puntos en los reviews y no 10 o más. Era un buen álbum, pero no causó sensación como esperábamos. El sello no tenía suficiente dinero para promocionarnos bien. Había muchas bandas mejores que nosotros, así que tuvimos que convencernos de que aún éramos underground y continuar tocando. No alcanzamos la cima de la gran comunidad del Heavy Metal».

Lanzado al año siguiente, Follow The Blind es uno de los álbumes más rudos que Blind Guardian ha entregado. «Pasábamos escuchando Testament, Forbidden y Holy Terror todo el día. Sí, fue nuestra época Thrash (Marcus)». A su vez, Hansi recuerda: «Muchas bandas nos visitaban cuando estábamos en el estudio, así que carreteábamos mucho más que durante la grabación de nuestro debut. Creo que se puede percibir la tosquedad del álbum, lo cual se refleja no sólo en las canciones, sino también retrata nuestro estilo de vida durante ese tiempo».

En el segundo trabajo aparece una nueva fuente, la saga Stormbringer extraída de las series de Elric of Melnibone escritas por Michael Moorcock, patente en Damned For All Time y Fast To Madness, pero según el cantante, las letras toman un cariz más serio y menos fantasioso en esta producción.

Sobre la colaboración Kai Hansen en los temas Valhalla y Hall Of The King, Hansi dice: «Kalle nos comentó que era un buen amigo suyo y que podía hablar con él para que participara como invitado. Le enviamos la grabación y Valhalla le llamó la atención. Incluso comenzó a considerar a Blind Guardian como banda. Kai era muy abierto y aceptó colaborar. Para nosotros fue una experiencia realmente grandiosa compartir con él en estudio y tenerlo como invitado en Follow The Blind».

Gracias al performance de Hansen, Follow The Blind capta nuevos adherentes para Blind Guardian en Alemania y, sorprendentemente, en Japón, donde el álbum se mantiene durante varios meses rankeado en los charts, lo que habla muy bien de este LP. Los medios lo critican como un disco más débil que el Battalions Of Fear, pero la reacción del público es diferente. «Nuestro status de banda underground desapareció y después de este lanzamiento paramos a ocupar el mismo lugar de Kreator, Grave Digger, Running Wild y Rage», señala el frontman.

Lamentablemente, la banda no realiza ningún tour este año debido a que Marcus y André son reclutados en el servicio militar alemán. Ello quedaría para el siguiente álbum…

EL RENACIMIENTO DE LOS BARDOS

Después de Battalions Of Fear y Follow The Blind, llega 1990, el año clave en la carrera de Blind Guardian. El 16 de julio, Tales From The Twilight World sale a la venta. Este tercer esfuerzo representa un enorme salto evolutivo en la música, lejos lo mejor que haya hecho hasta ese entonces y, probablemente, el cambio más significativo de Blind Guardian que ayudaría construir las bases de los discos que llegarían. Marcus: «Twilight es el primero en donde alcanzamos nuestro real estilo. Los dos anteriores fueron entretenidos de grabar y todavía nos gustan, pero no estaban definidos».

«Empezamos a usar coros , nos concentramos mucho en ellos y en las guitarras, trabajamos al estilo de Queen», comenta Kürsch. «A principios de los noventa escuchábamos mucho los primeros trabajos de Queen, como A Night At The Opera (1975) o Jazz (1978). Queen fue una enorme influencia para la creación de Tales From The Twilight World».

Tales From The Twilight World derrocha velocidad y melodía del Power Metal con la precisión técnica del Speed. La voz de Hansi muestra un gran progreso y los coros alcanzan una gran elaboración, a la vez que las segundas voces juegan un papel más relevante, estampa característica de Blind Guardian de los noventa. Es en este LP donde André Olbrich empieza a desarrollar su ahora inconfundible estilo de tocar los lead breaks.

También se trata del debut del pintor alemán Andreas Marschall (Running Wild, Grave Digger, Destruction) que se encarga de crear la carátula para Blind Guardian, la primera de muchas en las que contribuiría en el futuro, ilustrando un submundo atestado por repulsivas criaturas adorando a un pérfido ser. Algunos de los temas que se pueden nombrar son Welcome To Dying, Goodbye My Friend, Lost In The Twilight Hall nuevamente con la participación en guitarras y voces de Kai Hansen, y Lord Of The Rings, escrita por Hansi y Marcus, en donde se aprovecha el progreso a la hora de componer para lograr el ambiente adecuado que acompañase las letras inspiradas en los libros del mismo nombre. Como dato curioso de la canción, Hansi Kursch utiliza sin razón alguna la frase seven rings to the gnoms in their halls made of stone, cuando en realidad es seven rings to the dwarves… Además, otra vez recurren a Stephen King para los versos de Tommyknockers.

Twilight World es la primera gran obra maestra de Blind Guardian, y venden 30 mil copias en Alemania, pero seis meses después del lanzamiento, No Remorse Records se hunde en la bancarrota y desaparece. El grupo se las arregla para salir del contrato, recupera los derechos sobre su catálogo y queda libre de negociar con cualquier otra compañía. Mientras tanto, Virgin Records distribuye el disco. Como en 1989, Blind Guardian en el ’90 tampoco realiza gira. El tour estaba fijado justo después de la salida de Tales…, pero Thomen se somete a una intervención quirúrgica a uno de sus pulmones lo que lo imposibilita tocar por ese año. Recién en 1991 Blind Guardian hace su primera gira por Europa con los norteamericanos Iced Earth y se origina una amistad que no sólo duraría hasta hoy, sino que también entregaría jugosos dividendos musicales en el futuro.

Negociar un nuevo contrato era el objetivo después del tour e, increíblemente, la misma compañía que se había «apiadado» de Blind Guardian cuando No Remorse había quebrado, Virgin Records, un sello de alta envergadura y presupuesto, hace una muy buena oferta y la banda acepta. Blind Guardian contaría con mayores sumas de dinero para concretar sus proyectos, pero no falta, y con razón, la voz temerosa que advierte que podrían cambiar su estilo a uno más comercial a cambio de grandes estudios para grabar, edición de ciento de miles de copias, etc. Pero Hansi Kürsch se atreve a correr el riesgo. «Cuando llegamos a Virgin, la gente esperaba que cambiásemos de ser una banda de Heavy Metal a una del mainstream. Afortunadamente, el sello nunca nos pidió que hiciéramos eso. No habríamos firmado con ellos si nos lo hubieran exigido… tuvimos el privilegio de no ser interrumpidos».

Con un nuevo y mucho más ventajoso contrato, Blind Guardian entra a Karo Studios de Hamburgo, el mismo de siempre, entre marzo y mayo de 1992 para dar forma a Somewhere Far Beyond, una de las piedras angulares del Power Metal de los ’90 y la pólvora que detona la popularidad de la banda. En palabras del propio Marcus, con Somewhere Far Beyond tratan de hacer el Tales… aún mejor, más preciso, pero sin mayores cambios. El álbum sin embargo significa otro paso adelante en el desarrollo musical de los Bardos y cuenta con una puesta en escena más fantasiosa, mágica y melódica que su antecesor gracias a canciones como Time What Is Time, Journey Through The Dark y Somewhere Far Beyond.

Blind Guardian

Por última ocasión se escucha la guitarra de Kai Hansen en una colaboración con Blind Guardian en The Quest For Tanelorn, inspirado nuevamente en la saga Stormbringer y escrita por el mismo Kai y la banda. Se descubre además a Blind Guardian haciendo composiciones atípicas como Black Chamber y Theatre Of Pain con importantes arreglos de orquesta. Pero los momentos más recordados de este cuarto álbum son sin duda las dos canciones conocidas como The Bard’s Song: In The Forest y The Hobbit. La primera, una balada que emula aquellos círculos de bardos -escena ilustrada en la portada-, se convierte en un gran hit y hoy es un punto obligado en cada uno de los shows. Cabe destacar la primera guitarra de Olbrich que en Somewhere Far Beyond consigue patentar definitivamente su estilo de lead breaks al armonizar los solos con octavas y utilizando el pedal wah.

Inmediatamente realizado el álbum, salen de gira por Europa, otra vez con Iced Earth, hasta que en diciembre tocan por primera vez fuera del Viejo Continente, en Japón para ser exactos. Estas presentaciones no significan sólo para Blind Guardian una de sus más excitantes e inolvidables experiencias, «llegar al otro lado del mundo y tocar ante cuatro mil fanáticos enloquecidos», sino que además escogen dos de esos recitales para grabar un álbum en vivo, como Deep Purple, Judas Priest y Iron Maiden lo hiciera en su oportunidad. Lo titulan Tokio Tales y aparece en las tiendas en febrero de 1993. El disco consta de una compilación en directo de varios de los mejores temas de Blind Guardian, entre ellos Journey Through The Dark, Traveler In Time y Welcome To Dying, aunque se echa de menos la presencia de canciones del Somewhere Far Beyond -solamente hay tres-, especialmente The Bard’s Song – In The Forest.

Es durante la mezcla de Tokio Tales cuando la ruptura de relaciones entre Blind Guardian y Kalle Trapp, se hizo evidente. Trapp había sido el responsable de grabar Tokio Tales y cuando les enseñó el tema Banish From Sanctuary, los integrantes la detestaron: «¡Sonaba igual a la versión de Follow The Blind! ¡Igual que a la de estudio! Un álbum en vivo debe ser como un álbum en vivo y no como uno de estudio (Marcus)». La banda sintió que Trapp se había alejado de la visión que tenían -hacia una música más compleja- y que no aprenderían más de él, por lo que el momento de buscar a un nuevo productor había llegado.

El reemplazante lo encuentran en Flemming Rasmussen, hombre detrás de notables discos como Ride The Lightning, Master Of Puppets y …And Justice For All, de Metallica. La primera experiencia de Blind Guardian con Rasmunssen no obstante fue atípica: Hansi, Marcus, André y Thomen querían con ansias grabar nada menos que Mr. Sandman de Walter Valentino Liberace antes de entrar de lleno en el álbum. El nuevo productor odiaba tanto la canción que cuando trabajaban en ella, mandaba a un ingeniero asistente para terminarla. Cuando la finalizaron, decidieron que Mr. Sandman aparecería como lado B del single para el CD que grabarían. Resultó que cuando enviaron el cover a Virgin, los ejecutivos se enamoraron de la canción y por primera vez estuvieron dispuestos en gastar grandes sumas de dinero para promocionar un tema del grupo con un video clip. Hansi: «Dijimos OK, pero para hacerle un video tendríamos que incluir Mr. Sandman en el próximo álbum, lo que echaría a perder la actitud del disco». De este modo, decidieron que debería estar en otro LP especial y fue así que surgió la idea de The Forgotten Tales

LA CONSOLIDACIÓN DE BLIND GUARDIAN Y SALVACIÓN DEL POWER METAL

Pero el nuevo disco «en serio» es la prioridad de los Blind Guardian que trabajan desde agosto del 1994 hasta marzo del año siguiente en Sweet Silence Studios, Dinamarca, en lo que sería la primera superproducción del grupo. El tres de abril de 1995 aparece Imaginations From The Other Side, un álbum complejo lírica y musicalmente, denotando una búsqueda premeditada hacia la perfección. Se trata de un disco que habla difusamente en algunas canciones de lo que Hansi llama «The Other Side», en donde están todas las fantasías -y temores- del ser humano, además de tocar tópicos religiosos (The Script For My Requiem, Another Holy War) y la Leyenda del Rey Arturo en Mordred’s Song y la canción que se transformaría en el primer single CD de la carrera Blind Guardian, A Past And Future Secret, una especie de réplica de The Bard’s Song – In The Forest pero más terminada y con más elementos «bardos». Las letras son simplemente extraordinarias, entre oscuras, íntimas y épicas a la vez, por lo que a Hansi se le reconoce como uno de los grandes letristas del metal europeo.

El trabajo de la batería y percusión de Thomen Stauch alcanza nuevos niveles de complejidad, los solos de André Olbrich se vuelven más elaborados, los efectos de sintetizadores más prominentes y Kürsch canta con más fuerza y energía que nunca… sin dejar de lado los poderosos coros y las líneas vocales. Imaginations From The Other Side es el trabajo más nebuloso, carismático e intrigante de Blind Guardian, y los músicos pasan como quieren desde la melodía más sobrecogedora hasta descargas de poderío en un mismo tema, como en Bright Eyes.

En 1995, año en que el Power Metal pasa por sus días más negros, Iron Maiden trabaja sin Dickinson, Judas Priest y Metallica no dan signos de vida y Iced Earth a punto de disolverse, Blind Guardian, junto con Gamma Ray y su Land Of The Free (en el que Hansi aparece cantando en Farewell) se afianza como una de las bandas más sólidas del metal melódico en Europa, levantando alto el estandarte del Power Metal.

El estándar sin embargo parece no afectarles y, ante muchos ojos atentos, se dan el lujo de concretar al año siguiente el proyecto que se había originado con la grabación de Mr Sandman, The Forgotten Tales. En el peculiar disco se encuentran canciones de Uriah Heep (The Wizard), The Beach Boys (Surfin’ USA) Mike Oldfield (To France) y otros covers que habían hecho a lo largo de su trayectoria, además de temas propios en versiones acústicas y orquestadas, como Lord Of The Rings, oportunidad que Hansi aprovecha de corregir la frase donde ocupa la palabra gnoms y utiliza correctamente dwarves. También aparece The Bard’s Song – In The Forest en vivo, remediando el error de no incluirla en Tokio Tales. A pesar de correr el riesgo de ser calificados de oportunistas, The Forgotten Tales se transforma en todo un éxito de ventas, tal como Imaginations From The Other Side.

Así llega, al final de 1996 y primera mitad de 1997, un momento de distensión para Blind Guardian. Durante las vacaciones, Thomen Stauch presta sus ya reconocidos baquetazos para la nueva banda del ingeniero asistente y músico invitado en varios de los discos de Blind Guardian, Piet Sielck, llamada Iron Savior. En Krefeld mientras tanto, se construye un estudio de grabación exclusivo para los Bardos, Twilight Hall Studios, el cual no estaría listo sino hasta después del lanzamiento de Nightfall In Middle Earth.

La acción que más consecuencias trae en este período es el comienzo del proyecto entre Hansi Kürsch y el guitarrista rítmico estadounidense y líder de Iced Earth, Jon Schaffer. Antes de que empezaran las sesiones del próximo trabajo de Blind Guardian, Jon visita a Hansi en Krefeld por unos días durante el descanso de la gira de Days Of Purgatory (1997). A la mañana siguiente después de una fiesta en la casa de Kürsch, aburrido, Jon toma una guitarra y empieza a improvisar unos rasgueos, luego se le une Hansi en las voces y en un poco más de dos horas ya tienen listo un tema: My Last Sunrise. Este chispazo de creatividad hace ver en ambos un gran potencial y acuerdan realizar un álbum. No obstante, el proyecto que se denominaría Demons & Wizards -como un antiguo disco de Uriah Heep– tendría que esperar a causa de las convulsionadas agendas de Blind Guardian y Iced Earth

UN HOMENAJE AL PROFESOR…

Haciendo retrospectiva, 1998 es el año clave del Power Metal, en el que se produce la gran explosión del género en Europa. Los festivales empiezan a quedar chicos por el alza de las concurrencias y ya no resulta un anacronismo confeccionar brazaletes y cadenas como en la época dorada de Judas Priest. Al incluir a Gamma Ray, Stratovarius, Rhapsody con Symphony Of Enchanted Lands, Hammerfall y su Legacy Of Kings, Edguy presentando Vain Glory Opera, algunas revistas especializadas hablan de la Generación del ’98, igual que aquel movimiento literario intelectual español de finales del siglo XIX.

En este competitivo y emergente «mercado», Nightfall In Middle-Earth de Blind Guardian es considerado hoy el álbum más importante y referente de la explosión del Power Metal. Cuando todos esperaban una réplica en la línea de Imaginations From The Other Side, Blind Guardian causa un shock en la escena, el más radical y confuso de los virajes estilísticos de la banda hasta esa fecha. Hansi Kürsch recuerda: «Fuimos a Londres para las narraciones, donde los expertos en Shakespeare registraron todos los diálogos en un período bien corto de tiempo (risas). Los vi practicar las frases y quedé tan impresionado que dije ‘bueno, terminamos, ¿cierto?’, y el ingeniero a cargo me contestó ‘¡fue sólo un ensayo!, ¡no hay nada grabado aún (risas)!’. Yo todo emocionado porque había salido brillante y después fueron capaces de hacerlo todavía mejor en los demás intentos (risas)».

Nightfall In Middle-Earth es un álbum conceptual basado en El Silmarillion de Tolkien. En once canciones y mismo número de interludios, instrumentales y recreación de escenas, se relata desde la huida de Morgoth y Ungoliath de Valinor con los silmarils hasta el final de la Quinta Batalla, por medio de complejas instrumentalizaciones y desbordes de magia, emoción y todos los sentimientos expresados en el libro como orgullo, dolor, traición y lealtad impregnados en las letras. Hansi Kürsch recuerda:

«Fuimos a Londres para las narraciones, donde los expertos en Shakespeare registraron todos los diálogos en un período bien corto de tiempo (risas). Los vi practicar las frases y quedé tan impresionado que dije ‘bueno, terminamos, ¿cierto?’, y el ingeniero a cargo me contestó ‘¡fue sólo un ensayo!, ¡no hay nada grabado aún (risas)!’. Yo todo emocionado porque había salido brillante y después fueron capaces de hacerlo todavía mejor en los demás intentos (risas)».

Tan fascinados quedan Hansi y André con el mundo de Tolkien en la música que empiezan a trabajar en un proyecto clásico basado en sus libros, justo cuando se habla de la filmación de Peter Jackson, lo que empieza con una oleada de presiones y rumores para que Blind Guardian se encargue de escribir la banda sonora de los filmes. «El Señor de los Anillos merece una nueva música alejada de clichés y categorías» y ellos estarían dispuestos a concretarla. «Con André (Olbrich) hemos trabajado algunas partes para cada personaje (…) y lo que puedo decir es que será un viaje por casi todos los estilos, muy parecida a la Música de los Ainur, viva y colorida pero fría y majestuosa (…) He preparado coros a lo Carmina Burana como otras piezas folklóricas para una sola voz (…) Yo, como cantante, voy a tener que mantener mi boca cerraba la mayor parte del tiempo, pero las partes vocales serán tomadas de textos de Tolkien narrados en Quenya, Sindarin o cualquiera otra lengua que se adapte mejor (…) No será una banda sonora de Heavy Metal ni al estilo Hollywood, será algo simplemente más allá de nuestra imaginación».

Peter Jackson opta sin embargo a favor de Enya para realizar el soundtrack, pero Blind Guardian de ese tiempo continúa trabajando en estas composiciones orquestadas, de forma paralela a todos sus álbumes «regulares» y giras por el mundo.

La portada de Nightfall in Middle Earth, de Andreas Marschall, muestra el momento en que Beren y Luthien intentan arrebatar un silmaril de la corona de Morgoth, el señor oscuro, quien observa hechizado el seductor baile de la elfa. No es condición leer El Silmarillion para entender el álbum, pero ayuda a apreciarlo mucho mejor, especialmente el trabajo lírico de Hansi Kürsch. Por eso mismo, Nightfall In Middle Earth cuesta comprenderlo en su totalidad. Into The Storm, Nightfall, The Curse Of Feanor, el single Mirror Mirror, Times Stands Still (At The Iron Hill) y When Sorrow Sang son algunos de los temas más sobresalientes.

Cabe destacar la presencia de un nuevo miembro, aunque no oficial, que se encarga a partir de este trabajo en adelante y también en las giras, de tocar el bajo que Hansi Kürsch decide no interpretar más. Su nombre es Oliver Holzwarth. Las razones: «No había quedado conforme con mi desempeño en el bajo en Imaginations, por lo que antes de entrar a grabar Nightfall le comenté al resto de la banda de que si queríamos hacer algo mejor que el álbum anterior, tendríamos que conseguir a un nuevo bajista». En ese momento, el en ese entonces mezclador asistente Charlie Bauerfeind intercede ante Blind Guardian a favor de su amigo Oliver y el grupo se transforma en sexteto, porque también se incluye a Mathias Wiesner para los teclados en estudio y a Andreas Kuck (Iron Savior) para los conciertos.

Con NIME, los horizontes de Blind Guardian se amplían, el disco y el catálogo completo es editado por primera vez en EE.UU. y la banda realiza giras por Europa continental, Japón, sudeste asiático, México, Brasil y Argentina. Debido a la agotadora gira, Hansi sufre una lesión que le afecta al sentido de la audición, pero se recupera completamente tras unos meses de descanso. «¡La enfermedad no tuvo nada que ver con el volumen de los amplificadores!».

Luego Hansi retoma Demons & Wizards. Intercambiándose cintas entre Estados Unidos y Alemania, Schaffer escribe la música y Kürsch, las líneas vocales y en julio de 1999, se juntan en Florida y graban las 13 pistas que formarían el primer álbum de Demons & Wizards, el cual se edita en enero del 2000 en Europa y febrero en los Estados Unidos, a través de SPV Records. Schaffer se encarga de la guitarra rítmica y el bajo, el productor Jim Morris de la primera guitarra y Mark Prator, baterista de sesión de Iced Earth, de los tarros. En Demons & Wizards se reconocen Heaven Denies, Blood On My Hands, la balada de atmósfera «barda» Fiddler On The Green y The Whistler basada en El Flautista de Hamelin, más la trilogía Tear Down The Wall – Gallows Pole – My Last Sunrise que trata de un duende creador del mundo que decide destruirlo ya que ningún hombre cree en él.

El LP homónimo es fantásticamente recibido, lo que le vale al dúo una nominación al Grammy alemán. La banda, con la incorporación del eximio batero Richard Christy (Death, Control Denied, Iced Earth), hace una pequeña pero muy exitosa gira por Europa y antes de que terminara el año, Demons & Wizards logra vender 200 mil copias del disco.

De forma paralela, se anuncia mundialmente la adaptación al cine de la trilogía de El Señor de Los Anillos, bajo la dirección de Peter Jackson. De inmediato, el círculo metalero levanta las manos por los Bardos para realizar la banda sonora de la película. Las posibilidades resultan ciertas, hasta incluso se rumoreaba una posible participación de Hansi Kürsch como extra siendo un guardia de la ciudadela de Minas Tirith. Jackson dirige su mirada a esta poco conocida banda de Heavy Metal cuando se da cuenta que Blind Guardian aparecía entre los candidatos más votados en Internet para escribir la música. Se contacta con Virgin Records y pide un demo con algunas ideas por parte de los alemanes. No obstante las negociaciones no prosperan y la banda sonora se la adjudica Enya. «En ese momento estábamos trabajando en las canciones de A Night At The Opera, y si hubiéramos tenido que hacer la banda sonora, no habría existido disco de Blind Guardian el 2002 (Marcus)».

A NIGHT AT THE OPERA & FOURTEEN MONTHS AT THE STUDIO

Después de la salida de Nightfall In Middle-Earth, trasformado rápidamente en icono de idolatría, las miradas se fijan con enorme expectación en lo que haría Blind Guardian en el futuro… o lo que no haría. La salida de un nuevo trabajo se agenda para finales del 2000, después se atrasa para principios del 2001 y luego, a medida que avanza el proceso de preproducción y para desgracia de los fanáticos, se vuelve a anunciar para noviembre del mismo, la cual tampoco sería la fecha definitiva. La euforia por Nightfall In Middle-Earth y el intervalo de cuatro años sin que Blind Guardian sacase un álbum, hace de A Night At The Opera un disco muy esperado.

La banda entra a sus estudios, Twilight Hall, en octubre del 2000 y no salen de él hasta diciembre del 2001, es decir, 14 meses. A modo de disculpa, en noviembre lanzan el single And Then There Was Silence, un tema de estruendosa mitológica épica griega, de 14 minutos, basado en La Iliada, aunque se había dicho preliminarmente que iba a hablar acerca de Tolkien. Se demoran cuatro meses en producirla y ocupan nada menos que 128 pistas para dar conjunto a las toneladas de coros y arreglos que lleva consigo. Como lado B cuenta con la balada Harvest Of Sorrow y la portada se le acredita a Anry.

La espera termina en marzo del 2002 con la salida del noveno disco oficial que iba a ser llamado The Soulforged, pero se lanza como A Night At The Opera, título sacado de un álbum de Queen quienes, a su vez, lo habían tomado de la comedia musical con el mismo nombre, de los hermanos Marx, 1935. La superproducción, llevada por Charlie Bauerfeind (Angra, Gamma Ray, Helloween, Rage) es monstruosa y justifica todos los meses de trabajo en el estudio. La enorme cantidad de arreglos orquestales, la omnipresencia de la voz de Hansi y los coros hacen ver un álbum de sofisticación llevada a su esencia y perfección. ANATO es otro fuerte quiebre en el estilo de Blind Guardian y, aunque hay canciones «reconocibles» a la línea de la banda como Battlefield y Punishment Divine, hay otras que resultan ser toda una nueva experiencia como Sadly Sings Destiny y Precious Jerusalem.

A diferencia de Nightfall, A Night At The Opera no cuenta con un concepto o línea narrativa, ya que «lo experimentamos con Nightfall In Middle-Earth y las letras conceptuales determinan la música y quitan cierta libertad -comenta Marcus-. Cuando tienes un episodio triste, no vas a hacer una canción alegre…»

De Harvest Of Sorrow, Blind Guardian hace dos versiones en inglés, dos en castellano (Cosecha del Dolor para Sudamérica y Mies del Dolor para España) y otras en italiano y en francés, las cuales sacan como bonus track en los países en que se habla la lengua. A Night At The Opera se instala alto en los rankings europeos. La banda se embarca en un tour mundial por territorios nunca antes visitados por los bardos alemanes; empezando en su tierra natal, la gira los llevó a recorrer Europa por algunos meses antes de dirigirse a Brasil para comenzar el tramo sudamericano. En el marco de la misma, el domingo 18 de agosto del 2002, Blind Guardian se presenta por primera vez en Santiago, en un show que seguramente permanecerá en la memoria del los metaleros chilenos como uno de los más íntimos y emotivos que se hayan presenciado bajo la luz de la Estrella Solitaria. Más de 2 mil 200 fanáticos formaron el círculo de los bardos aquella noche en que el puesto de la batería fue llenado por Alex Holzwarth (Rhapsody), quien debió suplir a Thomen producto de una lesión en la muñeca de este último.

COMPLICATED MUSIC = SIMPLE TITLE!!!

El catálogo de Blind Guardian, contenía ya a estas alturas un disco en vivo. Sin embargo, nueve años después se hace casi necesario para los fanáticos alrededor del mundo contar con un registro oficial de los conciertos más actuales de los bardos. Algunos de los discos más aclamados de la banda habían salido después de Tokio Tales, y salvo por las versiones de Imaginations From the Other Side y And the Story Ends contenidas en el single Mirror Mirror, no había más material en directo de la agrupación con piezas creadas entre el ‘94 y 2002, más allá de los múltiples bootlegs. Dichas grabaciones, por carencia de tecnología adecuada a las circunstancias, no eran completamente justas con un grupo que hacía gala de una solidez impresionante en sus presentaciones, a un nivel que los hace ser elegidos como la mejor banda en vivo del 2002 por los lectores de la Rock Hard Magazine…

El momento era perfecto para lanzar nuevo material en directo y los Bardos no lo desaprovecharon. Tras el lanzamiento del sencillo The Bard’s Song: In the Forest, que contenía una nueva versión de estudio y tres en vivo del mismo tema (con lo que queda definitivamente cerrado el tema de Tokio Tales), proceden a lanzar su segundo disco en directo. Titulado simplemente Live, esta nueva entrega, en doble CD, registra fielmente y con un sonido demoledor, gracias otra vez al trabajo de Charlie Bauerfiend en las perillas, lo presentado en la gira mundial de nueve meses. Una nueva pintura de Andreas Marschall sirve como bienvenida gráfica a un disco que muestra cómo Blind Guardian logra convertir las pomposas líneas musicales del ANATO en versiones más sencillas, sin perder su esencia y haciéndolas más agradables al oído de los más puristas.

Blind Guardian

Pero Live no sería todo. Durante la espera del doble CD en vivo, la banda anuncia que, luego de tocar en prácticamente todos los festivales metaleros importantes del mundo, organizará un Blind Guardian Open Air en la ciudad de Coburg, Alemania, figurando como la principal atracción del evento de dos días con actos del calibre de Grave Digger, Rage y Primal Fear, además de grandes de otros estilos como Tankard y Napalm Death. “Alguien vino con la idea: ¿por qué no hacer nuestro propio festival? Nos gustó la propuesta y obviamente era la oportunidad de filmar el DVD porque podríamos presentarnos exactamente de la manera que queríamos en ambos días (Marcus)». Así, el 13 y 14 de junio de 2003 se lleva cabo el festival en el cual se graba Imaginations Through The Looking Glass, el DVD en directo del cuarteto.

Este concierto, cuyo tracklist fue elegido en una votación realizada a través de la página oficial del grupo, muestra la finalización de la gira de ANATO con los bardos ejecutando temas que los fans habían pedido desde hace mucho tiempo sin respuesta, siendo The Last Candle el principal ejemplo. Sin embargo, el momento cúlmine es la performance absolutamente perfecta de And Then There Was Silence. En palabras de Marcus: “Definitivamente queríamos tener esta canción en el set porque cuando lanzamos A Night At The Opera, un montón de gente dijo que nunca podríamos ser capaces de tocar este tema (…) Nos hubiese encantado tenerlo en el CD en vivo, pero no tuvimos tiempo suficiente para ensayarlo apropiadamente así que decidimos poner otras cosas y dejarlo para el festival”.

“KEINE NACHRICHTEN SIND GUTE NACHRICHTEN…”

El 2004 transcurre, aparentemente, sin mayor movimiento en lo creativo. Aparte del lanzamiento del DVD y del accidente en el que Marcus se fractura la pierna en cuatro partes (realizando el increíblemente difícil truco de girar a la derecha sobre una tabla de skate, afuera de su casa), no se escuchara más cosas de Blind Guardian. Al año siguiente es cuando llegan novedades…

Blind Guardian

No News is Good News…” es el título del comunicado con el que, a través de la página oficial, la banda informa a sus fans una noticia que no dejó a ninguno indiferente. El tres de abril de 2005 se pudo leer en el nombrado website: “Luego de caminar juntos por los mismos senderos musicales por más de veinte años y después de varias discusiones largas, abiertas y honestas entre los cuatro miembros de la banda, todos (incluyendo Thomen) hemos llegado a la conclusión de que ahora lo mejor para Thomen es dejar la banda (Hansi)”.

Argumentando diferencias musicales irreconciliables, una de las agrupaciones que había permanecido con su formación clásica pierde una pieza clave en el desarrollo de su particular sonido. “De ahora en adelante iremos por caminos separados, al menos musicalmente. Debo admitir que es una decisión triste, pero necesaria, para poder mantenernos como amigos”, habla Stauch, quien la nueva dirección de Blind Guardian desmotiva sus intereses de seguir con el grupo. De hecho, explica de corazón que todo lo realizado entre Tales From The Twilight World y Nightfall in Middle Earth es de su absoluta fascinación, pero que ya con A Night At The Opera no se sentía para nada cómodo. Por eso el batero, para el próximo proceso creativo, pretendía volver a aportar con lo suyo en la composición e incluso presenta un par de canciones (como Evil Eyes y Ghost Story, que serían parte del debut de Savage Circus) con una marcada línea de los días de Somewhere Far Beyond. Sin embargo, tanto Hansi como el resto no aceptan sus ideas.

«Se volvió muy difícil el tomar decisiones y llegar a conclusiones en cada y todo tipo de asunto», recuerda Hansi acerca de los últimos meses con Thomen en la banda. «Las cosas ya estaban complicadas desde la gira del A Night At The Opera, por lo que fueron dos y medio o tres años conviviendo así, como si ya no compartiésemos los mismos intereses. De repente las cosas empezaron a irse en direcciones totalmente opuestas… era enormemente difícil, como una brega, como un tira y afloja, así fue cómo sucedió. Las cosas no se hacían fáciles de llevar, para nada, y tienen que ser fáciles de llevar, porque de lo contrario diluyes la atmósfera para escribir canciones”.

Durante este tiempo oscuro para Blind Guardian, Hansi y Jon Schaffer lanzan el segundo de Demons & Wizards, Touched By the Crimson King. A decir de Kürsch, lo más importante para mí es que hemos dado un importante paso alejándonos del sonido de Blind Guardian y Iced Earth, estableciendo nuestro propio estilo. Hay canciones como Wicked Witch o Beneath These Waves que poco tienen que ver con Iced Earth o Blind Guardian y eso es lo principal para mí porque hace justicia a la banda, es la meta para el futuro, buscar la identidad del grupo”.

El CD recibe críticas no tan buenas como las de su antecesor, pero aún así tiene una buena acogida por parte de los fans, y ventas buenas para el estándar de los actos metaleros. Así, debuta en los charts alemanes en el puesto 29. La banda lanza, además, un video promocional del tema Terror Train, con escenas de ambos que se mezclan con animaciones digitales de un tren guiado por energía nuclear, en su camino a la autodestrucción. Un dato a mencionar es que a pesar de que varias de las letras se refieren a historias escritas por Stephen King para su saga The Dark Tower, el dúo niega en reiteradas ocasiones que su segundo disco de Demons & Wizards sea uno conceptual en base a la mencionada historia.

El 29 de agosto de 2005 Savage Circus, la nueva banda de Thomen Stauch y el conocido Piet Sielck de Iron Savior y los primerísimos días de Helloween, lanza su primer material titulado Dreamland Manor. Grande es la sorpresa para los fanáticos de la ex agrupación de Thomas que tienen la posibilidad de escuchar este LP en aquel momento. Con sólo unos giros, el disco ya muestra ciertos riffs y pasajes melódicos que bien podrían haber sido incluidos en alguna producción de los bardos entre el Somewhere… y el Imaginations… Savage Circus suena claramente como una mezcla del Blind Guardian en su época más aplaudida e incluso también a Iron Savior… De hecho, el vocalista Jens Carlsson, también de los suecos Persuader, suena por momentos demasiado parecido a Kürsch

La similitud provoca reacciones encontradas entre los fanáticos Algunos critican a la banda por su poca creatividad, mientras que otros alaban el hecho de que Savage Circus les entregue la posibilidad de escuchar material que les recordase a los viejos tiempos. Incluso, la misma dicotomía se produce en el seno de Blind Guardian, con Marcus diciendo que el material le parece «increíble», y con Hansi señalando que no era lo más original que había escuchado.

CAMBIOS Y GIROS

Ciertamente, un nuevo período comienza para el grupo alemán que decide  separarse de Virgin, su compañía disquera por años, para pasar a engrosar las filas de Nuclear Blast. André explica lo sucedido. “Las estructuras de Virgin en Alemania cambiaron y la gente que había trabajado con nosotros todos estos años dejó la compañía. Así que al final no había nadie realmente a cargo de Blind Guardian, ni nadie que realmente supiera acerca de la escena metalera. Y después, el lanzamiento del DVD fue algo así como un desastre para nosotros, porque nada realmente funcionó como queríamos. Ahora estamos con Nuclear Blast, una compañía derechamente metalera, en la que todos conocen la escena y saben qué hacer. Pienso que será mucho más fácil y nos traerá mucho éxito”.

Blind GuardianA mediados de 2005, un joven baterista se acerca a la banda y le entrega un DVD en tocando Journey Through the DarkTime Stands Still y And Then There Was Silence. El músico causa una gran impresión en los miembros del grupo por su capacidad para acomodarse al estilo de Thomen, sin dejar de entregar su propia visión de las canciones, característica que lo hace adueñarse del puesto. El nombre del percusionista es Frederik Ehmke, quien además toca gaita y es integrante de la banda Folk Metal Schattentantz.

«Es una persona de bien bajo perfil y su espíritu parece ser más viejo que su cuerpo de 28 años», describe Hansi al nuevo integrante de Blind Guardian. «Su juventud no constituyó para nada un problema para que se amoldara, porque Frederik es un tipo muy calmado, con los pies bien puestos en la tierra. Él sabe exactamente lo que está haciendo, siempre, y bueno, no es que nosotros debamos sacarnos veinte años de encima para llevarnos bien, por ponerlo de alguna manera (risas)”.

A finales de agosto de 2005 la reformada alineación entra a los Twilight Hall Studios para comenzar a grabar, nuevamente con Bauerfind como encargado de la producción, lo que sería su próximo largaduración. La primera señal de vida que Hansi da desde el centro de operaciones es una primitiva planificación de lo que serían los siguientes meses para el conjunto, agenda cuyo punto importante es el lanzamiento de un single entre febrero y marzo del 2006.

Poco a poco se van entregando más detalles como la increíble ilustración de la portada hecha por  Anthony Clarkson y, al fin, el 26 de febrer Fly debuta en los charts consiguiendo llegar a la cuarta posición en España y al tope de las listas en Japón. En una entrevista, Hansi afirma que la inspiración lírica para este sencillo es nada más y nada menos que la historia de Peter Pan, pero que no se trata sólo del personaje sino también del autor, James M. Barrie y de la película Finding Neverland: «Estaba en búsqueda de inspiración cuando grabábamos y, bueno, la encontré en esta película. Y básicamente de aquello se trata el filme, sobre la inspiración. Tomé el enfoque de las letras desde esa perspectiva y creo que corresponden a unas de las más potentes de la nueva producción y me sorprende que las personas piensen que las letras de Fly son solamente infantiles o superfluas, y no lo son, son profundas en realidad».

bg5

Con un título poco común para Blind Guardian, como el mismo Hansi se encarga de decirlo alguna vez, el track que da el nombre al single muestra una faceta nueva, con ritmos y percusiones que no pueden asimilarse a nada hecho anteriormente por ellos pero que, sin embargo, no deja de sonar a Guardian. El disco contiene además una balada que sigue las líneas de las clásicas A Past and Future Secret y The Bard`s Song – In the Forest, titulada Skalds and Shadows, y una versión del clásico de Iron Butterfly, In a Gadda da Vida, uno de los temas favoritos de los padres de André.

Originalmente, el álbum se lanzaría entre abril y mayo del 2006. No obstante, y producto de un severo resfriado (con infección al oído medio incluida) que afecta a Kürsch durante los últimos meses del 2005, y que le impide terminar las pistas de voz a tiempo, es el primero de septiembre de 2006 que sacan A Twist in the Myth, el octavo disco de estudio de una de las bandas más importantes del metal a nivel mundial.

Esta placa hace gala de una versatilidad única, pasando desde la fuerza de This Will Never End hasta la majestuosidad de Carry the Blessed Home, con momentos progresivos en temas como Another Stranger Me, elegido para grabar un video que sorprende por su calidad, tanto en el aspecto estético como por lo interesante de su trama. Este largaduración es una elegante muestra de las múltiples etapas de Guardian, que entrega su filosofía donde más importa: en su música.

Sin embargo, el mismo Hansi recuerda con cierta amargura la recepción de este trabajo por parte del medio: «Según los reviews, A Twist In The Myth no es tan bueno como A Night At The Opera, por más que los temas se devuelvan a las raíces, hacia los álbumes más antiguos de Blind Guardian. Los comentarios no fueron tan buenos como habría esperado, pero los seguidores lo aceptaron bastante bien. Hay ciertos elementos nuevos que no tienen por qué funcionar para todos, aunque igual pienso que es un buen registro».

Así, Blind Guardian se prepara para una gira mundial que incluye otra visita a Sudamérica, energizada por el viaje anterior del 2002 luego de haber tocado en Chile por primera vez. De este modo, los bardos anuncian que a principios del 2007 tocarán en tres países de la región, pero por desgracia, la gira termina siendo un desastre. Primero que todo, y pese a que el show se le ofreció a diversos productores del país, la fecha de Santiago queda botada por los organizadores que habían logrado «ganar» la fecha en Chile, cancelando la presentación sólo dos semanas previas al evento de marzo.

«Nuestro promotor no nos dio ninguna información, no sé qué fue lo que pasó», cuenta Kürsch acerca de la situación. «Teníamos algunos conciertos en Brasil, uno en Argentina, se anunció otro en Chile y de pronto desapareció del calendario de la gira. Eso fue todo lo que supe. Me dio mucha tristeza puesto que habíamos disfrutado la estadía en Chile el 2002, fue una de las mejores presentaciones de ese tour mundial… fue mi primera experiencia con Chile en general y disfruté harto la ciudad, era hermosa, y quedé impresionado por la amabilidad de la gente. Me di cuenta de que en Santiago hay personas de verdad, no de plástico, sino de verdad, hechas a mano (risas) si me entiendes».

Para rematar, una vez en Brasil, el equipo de Blind Guardian sufre un importante retraso en los vuelos debido a las pésimas condiciones climáticas. El avión que los lleva a Buenos Aires para tocar allá después de nueve años de ausencia no logra aterrizar a tiempo y el concierto en Argentina también se cancela…

Habría entonces que esperar la chance de verlos en vivo en el cono sur para el tour en promoción de un siguiente lanzamiento, cuatro años más tarde…

SACRED WORLDS: EL ALTER EGO DIGITAL DE BLIND GUARDIAN

La misma cantidad de tiempo debe pasar para que los bardos entreguen un nuevo esfuerzo. En esa espera, la agenda del grupo se ensancha de actividades alrededor del globo terráqueo para hacer acto de presencia en un cúmulo de festivales de renombre. Además, anuncian que ocho de sus trabajos anteriores serán re-lanzados por EMI en junio de 2007 para celebrar su vigésimo aniversario. Estos serían Battalions Of Fear, Follow The Blind, Tales From The Twilight World, Somewhere Far Beyond, Tokyo Tales, Imaginations From The Other Side, The Forgotten Tales y Nightfall In Middle-Earth. La idea era re-masterizarlos digitalmente y que su contenido incluyera fotos nuevas, bonus tracks, nuevo diseño de folleto, entre otras cosas. Adicionalmente, se remezclan las placas del ’88 y ’89.

Blind Guardian

Aquel año también sale a luz la participación de Hansi en el CD de celebración de las dos décadas de Nuclear Blast Records. El compacto se titula Into The Light, cuya composición, grabación y producción  se le encarga a Victor Smolski (Rage). El álbum contiene diez canciones y la colaboración de vocalistas como Tarja Turunen, Tobias Sammet, Mats Leven, Peavy Wagner, Andi Deris, Tony Kakko, entre otros. El tema interpretado por Kürsch es Slaves of the Desert. Otro gran performance fue el que realizaron en agosto en el Wacken Open Air de 2007.

Entra el 2008 y Blind Guardian se prepara para nuevas aventuras. Y es que su encanto por la fantasía los lleva a trascender más allá de la música y la literatura. Ahora aparecen en una convención de juegos de rol en Münser, Alemania, donde dan un importante anuncio: “Como somos aficionados a esos juegos, es un privilegio presentar allí el tema que hemos grabado para “Sacred 2 – Fallen Angel”. Para nosotros la canción supone una mezcla perfecta de sonidos místicos  y explosiones orquestales. Estamos seguros de que el estreno, en combinación con las secuencias visuales seleccionadas del juego, será uno de los puntos álgidos de la convención”, afirma Hansi.

El conjunto compone esta obra justo después de unas actuaciones en directo, por lo que sus integrantes llegan derecho al estudio con toda la energía de los conciertos para armar con mayor dinámica la composición que se llamaría Sacred Worlds. Se dedican a mostrar el registro del video clip de Sacred 2: Fallen Angel, donde utilizan tecnología de la compañía para ser digitalmente animados y, de ese modo, aparecer dentro de una taberna del juego, dando un concierto a todos los seres que habitan el mundo de Ancaria.

“Hemos sido fans de la música de Blind Guardian durante mucho tiempo», indica Holger Flöttmann, fundador de Ascaron Entertainment, al frente del proyecto del RPG. «La oportunidad de que una de nuestras bandas favoritas escriba una canción e incluir su alter ego en el juego ha sido una experiencia maravillosa. Esto también refleja cómo la buena música y los buenos videojuegos pueden unirse para entregar una mejor experiencia a los jugadores”.

¡YA ERA (AL BORDE DEL) TIEMPO!

Ninguna noticia surge hasta que en marzo de 2009 informan la conclusión de ocho nuevos cortes para una siguiente pieza discográfica. “Necesitaremos dos o tres pistas más antes de que podamos llamarlo un álbum completo, sin embargo, estando tan adentrados en el proceso de composición, ya hemos hecho los primeros planes para iniciar la producción en septiembre u octubre 2009”, señala el frontman. La noticia en todo caso, da una señal de que la espera sería larga porque, además de continuar en el proceso de composición, los bardos tenían que cumplir con sus compromisos en diversos festivales, hasta encontrar un espacio libre en su apretada agenda.

Blind Guardian

Y de hecho, pasa septiembre y octubre, pero las noticias del inicio de la producción no salen a relucir hasta mediados de noviembre a través de una declaración de Kürsch: “Finalmente hemos empezado la producción del noveno álbum de Blind Guardian… Quién sabe si esta vez entregaremos el master terminado antes de la fecha límite… Así que todavía hay problemas (por ejemplo: demoras) por delante”. Asímismo, Hansi dice sentirse líricamente tentado de apelar a una de las mejores series de fantasía, La Rueda del Tiempo (Wheel Of Time), escrita por Robert Jordan. Para hacer la espera menos ingrata, la banda procura proveer información constantemente acerca del progreso de la grabación, así como algunos samples de vez en cuando.

Para febrero de 2010 ya no es secreto entonces que los Kürsch y Olbrich viajan en hartas ocasiones a Praga para hacer grabaciones orquestales, por primera vez en sus carreras y después de tantos años con proyectos de este tipo en mente. «¡Nos voló la cabeza!», recuerda el cantante, «tienes esta preciosa sala de conciertos y los únicos allí sentados literalmente somos André y yo. Nos acomodamos en ese enorme auditorio y 90 personas empiezan a tocar nuestra música justo como la habíamos imaginado… nos voló la cabeza, de verdad, algo que pasa una vez en la vida ya que por lo general, ¡no tienes una sala de conciertos para ti solo con 90 músicos tocando tus notas (risas)! Me sorprendió un montón la precisión y dedicación con que trabajaban».

En esas sesiones en República Checa, la Filarmónica también graba partituras del proyecto orquestado de Blind Guardian, que debido en parte a lo difícil que resulta obtener los derechos para adaptar obras basadas en El Señor de Los Anillos, ya no se inspira derechamente en la obra de Tolkien. Los músicos informan en cambio que trabajarán con el autor Markus Heitz, justamente por toda la influencia que sus libros muestran de Tolkien“Si escuchas algo de la música de Blind Guardian, siempre percibirás esa vibra tolkieniana”, explica Hansi, “la mostremos o no en las letras. Es parte de nuestro carácter, así es cómo miramos al arte,  la fantasía y la literatura en general, además de la música. Diría que una canción como Sacred Worlds por ejemplo, o Wheel Of Time, pudo haber merecido temáticas de Tolkien, al igual que otra como And Then There Was Silence. Hubo razones por qué no las puse en ese entonces, ¡pero escúchalas!, ¡ya tienen ese feeling tolkieniano!”.

En marzo empiezan a dar rienda suelta a una serie de videos del tipo “behind the scenes” de las sesiones, llamados “The sacred wheel of time cannot erase the medieval song”. Finalmente, en julio de 2010 ve la luz el tan esperado compacto, bajo el nombre At The Edge Of Time. Al respecto del tiempo que les tomó la realización de este material Hansi comenta: «Aprendimos de los errores cometidos en A Twist In The Myth y A Night At The Opera, en referencia a los plazos. En esta oportunidad esperamos su buen tiempo antes de revelar cualquier fecha posible de lanzamiento (risas). Al momento de anunciarla ya nos encontrábamos en muy buen pié con respecto a la producción. Hubo una muy pequeña cantidad de puntos bajos, y se superaban después de un rato. Eso ocurría siempre A Night At The Opera, que perdíamos el tiempo discutiendo ideas e intentando cosas. Ahora intentamos cosas, y varias, pero sólo si era una pieza sólida de música en ese mismo momento, por lo que se notó un mayor flujo en la producción».

At The Edge Of Time además muestra portada e ilustraciones hechas por el artista colombiano Felipe Machado Franco, quien justo luego de trabajar con bandas como Rhapsody Of Fire o Iced Earth, cumple su sueño de aportar una carátula al catálogo de uno de sus grupos favoritos: «Estuve detrás de ellos durante cuatro años, normalmente el tiempo que toman para producir un material nuevo», comenta Felipe. «Cada año le mandaba un correo a Hansi, y muy amable siempre me decía que no estaban produciendo, hasta que un día me contactó, ‘bueno, ya entramos a estudio, ya sabemos por dónde va el concepto del disco, esta es la información, otros cuatro ilustradores están recibiendo la misma información, ¡que gane el mejor!’. Me desconecté del planeta y le dije a mi esposa ‘ya, llegó el día’. Ella me preguntó ‘¿te respondieron?’, y yo ‘sí, tengo una oportunidad’. Me dijo ‘¿y por cuánto no vamos a hablar?’, y yo ‘nos vamos a ver pero voy a actuar como un zombie durante unos meses (risas)’».

Blind Guardian

REGRESO A CHILE

El tiempo pasaba inexorablemente y tras el lanzamiento de At The Edge Of Time la entrega encuentra camino en las carteleras alemanas hasta alcanzar el segundo puesto, la posición más alta de Blind Guardian en su tierra natal. Por si fuera poco, tan solo en la primera semana de incursionar en las tiendas de música, el disco vende alrededor de cuatro mil 400 copias en los Estados Unidos. “At The Edge Of Time es un hito en nuestra historia y estoy orgulloso de que tanta gente comparta esta opinión”, expresa Kürsch.

Pero la reacción más ferviente es de los fanáticos sedientos por volver a escuchar temas que tuvieran alguna garra que rememorara la energía de los discos noventeros más idolatrados de Blind Guardian, y eso ocurre gracias a canciones como Tanelorn, Ride Into Obsession y A Voice In The Dark, o incluso Valkyries o Control The Divine, esa última por sus aires a Bright Eyes o Mordred’s Song de Imaginations From The Other Side. «El material encierra cualidades de los álbumes antiguos y no hay nada de malo en eso, nunca hemos negado aquella música», explica el letrista, «todavía es parte importante de nuestras vidas. Sólo es cuestión de saber si golpeaste o no la tecla precisa y de verdad parece que los fans relacionan este CD con la música de los noventa. Está bien para mí, no tenemos problemas con eso”.

Gracias al lanzamiento, Blind Guardian se apronta a una nueva gira mundial y en enero del 2011 se anuncia que la primera fecha del tour por Latinoamérica está reservada para Santiago de Chile, en un concierto a celebrarse el 31 de agosto. Pero las actividades en vivo no son lo único que los bardos ofrecen a sus fanáticos. Al filo de marzo no sólo estrenan el documental Travelers at The Edge Of Time en un festival de cine independiente metalero en Los Ángeles, California, pues el eminente frontman después aprovecha de señalar: “el próximo viaje nos llevará a una dirección más clásica. Habrá más viajes a Praga si es necesario para finalizar todas las grabaciones de nuestro proyecto clásico…”.

Blind Guardian

Kürsch profundiza con más palabras en este proyecto que en ese momento lleva más de doce años de trabajo: “El problema más grande durante estos años siempre fue guardar las canciones, por más que sabíamos que eran realmente grandiosas, no ponerlas en ninguno de los discos anteriores. Ese fue probablemente el conflicto más grande que enfrentamos. Aparte de eso, cada vez que teníamos el tema indicado, trabajábamos en él, tratándolo como un track regular de Blind Guardian en términos de atención y cuidado estableciendo el sonido perfecto para esa música. Aparte de eso, sólo una grata sensación, pues comprendíamos que era algo muy especial. Espero que la mayoría lo reconozca así cuando sea capaz de escuchar este álbum. Es diferente, pero sigue siendo Blind Guardian”.

El grupo finalmente parte su gira sudamericana en Chile y actúa en el Teatro Caupolicán ante dos mil personas, toda una generación de fanáticos que no había tenido la oportunidad de verlos antes en vivo. El show destaca por temas como Wheel Of Time, Sacred Worlds, la épica And The There Was Silence y The Bard’s Song – The Hobbit, además de interpretar canciones que en la primera ocasión, la de 2002, se echan de menos, como es el caso de Lost In The Twilight Hall y Time What Is Time.

MEMORIAS DEL FUTURO

Que no pasarían otra vez nueve años para volver a verlos tocando en Chile. Eso promete Hansi Kürsch una vez finalizado el viaje por Sudamérica. Y sucede que no sólo cumple su palabra, sino que se apura en regresar tras sólo ocho meses. ¿El motivo? La primera versión del The Metal Fest Santiago que tiene a Blind Guardian invitado para animar la noche del domingo 29 de abril junto con Kreator, Destruction, Forbidden y otros. Los bardos son uno de los platos más fuertes del histórico encuentro de dos días en el Movistar Arena y todo se encuentra listo para que se suban al escenario más grande donde hayan actuado en Chile.

La banda llega por tercera vez a Santiago y en esta oportunidad promocionando un lanzamiento más que especial, Memories of a Time To Come, cuyo título lo dan a conocer después del tour del 2011 por Sudamérica causando todo tipo de especulaciones, puesto que la mayoría piensa que Blind Guardian habla de su proyecto orquestado. Al final, se trata de un material que revisa sus 25 años de carrera, con temas insignes de lo noventa remezclados y otros incluso vueltos a grabar, como Valhalla, In the Forest orquestado y And Then There Was Silence.

«Hubo una discusión en la banda sobre las pistas que podían volverse a hacer en un lapso razonable de tiempo y dijimos que Silence sería la más desafiante», señala Hansi, quien agrega que con una nueva producción y sonido, Blind Guardian tiene «mucho más que decir» acerca de And Then There Was Silence, mostrando dimensiones que en la grabación y mezcla original no se enseñan.

Blind Guardian

En la versión triple CD de Memories Of A Time To Come, también se rescata material de los días de Lucifer’s Heritage, en un disco bonus donde aparecen Brian, Halloween (The Wizard’s Crown), Lucifer’s Heritage, Symphonies Of DoomDead Of The Night. En su booklet además, en el cual Hansi escribe liner-notes sobre cada clásico escogido para el compilado, aparece una foto de la primera venida de Blind Guardian a Chile, cuando el fan club chileno «Circle Of Bards» recibe a los bardos en el aeropuerto.

Mirando hacia atrás en su trayectoria y comparando cada álbum y las etapas de Blind Guardian, cómo a través del tiempo la banda ha ampliado su estilo, logrado alcanzar nuevos niveles y se ha reinventado a sí misma, Hansi Kürsch saca las siguientes conclusiones: «Todavía estamos muy orgullosos de Battalions Of Fear y Follow The Blind, pero cuando los escucho, hasta yo mismo me asombro de cómo nos fuimos en una dirección completamente diferente. Se puede explicar a razón de que estamos más viejos y hemos ganado experiencia, pero pienso que es sólo en parte porque otros conjuntos no varían tan drásticamente. Cada miembro de la banda ha estado enfocado a metas específicas y ello nos ha permitido crecer».

Y al existir álbumes con propuestas diferentes, el estilo de Blind Guardian, en palabras de Marcus Siepen, trasciende el Power Metal: «Muchos nos preguntan que tipo de metal tocamos. ¿Es Speed? ¿Progresivo? ¿Clásico? ¿Power? Personalmente, no me gustan las clasificaciones porque te limitan en todo lo que haces. Tenemos progresivo, speed, power, baladas, todo lo que quieran en cada unos de nuestros discos. Somos simplemente una banda de metal».

Afiche: The Metal Fest - 28 y 29 de abril

Blind Guardian

En un comienzo se señaló que BLIND GUARDIAN tocaría el sábado 28 de abril en el The Metal Fest, pero ahora tanto la banda como el sitio oficial del encuentro confirmaron que el día para los bardos será el domingo 29.

De esta manera, BLIND GUARDIAN compartirá escenario durante el segundo día del festival con U.D.O., DESTRUCTION, FORBIDDEN y MISFITS. Asimismo, EXODUS también cambió de jornada, puesto que ahora su nombre está colocado en la programación del sábado 28.

Los bardos regresan a Chile en el marco de una nueva gira llamada «Memories of a Tour to Come Latin America 2012», ¡a sólo ocho meses de haber tocado en el Teatro Caupolicán! BLIND GUARDIAN tocará además en el Metal Open Air de Brasil, en Sao Paulo y Curitiba con GRAVE DIGGER de soporte y también en Montevideo, Uruguay, con motivo del reciente lanzamiento de «Memories of a Time to Come», trabajo que reúne regrabaciones, rearreglos y remezclas de los mejores temas de su carrera.

The Metal Fest se celebrará el sábado 28 y domingo 29 de abril en el Movistar Arena. Las entradas se venden a través de Sistema Ticketmaster y sin recargo en The Knife del Eurocentro. El abono de cancha para ambos días cuesta $60.000 y entre todos los que compren este boleto, se sorteará lo que se llama un acceso a “El Trono del Metal”, donde el ganador más tres amigos “tendrán el tratamiento de Rock Star y una ubicación especial”.

Blind Guardian en el The Metal Fest

Todo listo. BLIND GUARDIAN publicó en su sitio oficial las fechas de una nueva gira sudamericana llamada «Memories of a Tour to Come Latin America 2012», en la que incluye presentaciones en Brasil y otra en Chile, esta última, en el marco del The Metal Fest a celebrarse el 28 y 29 de abril en el Movistar Arena.

De esta manera, la banda de Hansi Kürsch, André Olbrich y compañía confirmó que tocará durante el primer día del evento y en promoción de su álbum «Memories Of A Time To Come», que sale el 20 de enero y que trae regrabaciones, rearreglos y remezclas de los mejores temas de BLIND GUARDIAN en su carrera, entre otras cosas.

Junto con los bardos, que el 31 de agosto se presentaron en el Teatro Caupolicán, están anunciados de forma oficial para el The Metal Fest ANTHRAX, VOLBEAT, FEAR FACTORY, DESTRUCTION, OBITUARY y EXODUS.

Los abonos de cancha a $60.000 y válidos para los dos días, están a la venta por Ticketmaster y sin recargo en tiendas The Knife del Eurocentro.

Blind Guardian

A través de un comunicado, la producción del The Metal Fest confirmó de manera oficial el cartel armado hasta ahora para este importante evento que se realizará el 28 y 29 de abril en el Movistar Arena:

«Un fin de semana histórico será el del festival de metal más grande realizado hasta ahora en territorio nacional ya tiene fecha, lugar y nombres. La cita es en abril del 2012, bajo el nombre de The Metal Fest, el que congregará a las más importantes bandas internacionales de distintos subgéneros y generaciones, en dos días en el Movistar Arena.

«Algunos de los primeros confirmados son ANTHRAX, VOLBEAT, BLIND GUARDIAN, FEAR FACTORY, DESTRUCTION, OBITUARY y EXODUS, a los que se unirán otros importantes cabezas de cartel.

«Y para poner en marcha la cuenta regresiva al encuentro, este jueves 22 de diciembre se inició la primera etapa de preventa, correspondientes a 5 mil tickets de abono para los dos días, a $60.000 y se adquieren en el sistema Ticketmaster y puntos de ventas.

«Por su extensión y el peso de las bandas, se trata de la cita más grande del metal que se haya realizado en nuestro país, desde los míticos Monsters of Rock de mediados de los 90, que abrieron este tipo de instancias. La idea es reunir a más de 30 mil fanáticos en total, marcando un hito en una época donde otros festivales de género han salido a consolidar su presencia.

«Entradas:
Pre venta, abonos cancha general válidos para ambos días: $60.000. Primeros cinco mil.
Venta de entradas a través del Sistema Ticketmaster (690 2000, www.ticketmaster.cl, Falabella, Cines Hoyts) y sin recargo en tiendas The Knife».

Blind Guardian

El histórico The Metal Fest ya está tomando forma en Chile. El 28 y 29 de abril serán las inolvidables jornadas del primer festival de puro metal en el país y luego que el martes Radio Futuro anunciara que MOTORHEAD encabezará el evento junto con ANTHRAX, ¡ahora La Tercera entrega más nombres!

Entre ellos, aparece confirmado BLIND GUARDIAN en la lista de los actos que vendrán a Chile. La banda de Hansi Kürsch y André Olbrich ya regresó el 31 de agosto, celebrando los 10 años de PowerMetal.cl, y en esta oportunidad al parecer no pierde el tiempo para reencontrarse de nuevo con los fanáticos nacionales.

Cabe decir que BLIND GUARDIAN fue una de las tres primeras bandas confirmadas para el Metal Open Air en Brasil, por lo que el público de los bardos acá esperaba con ansias alguna noticia con respecto a su inclusión en la versión chilena.

Según lo publicado en el diario además, está confirmado VENOM y hay negociaciones para que se una THE MISFITS. Así, los medios oficiales tienen anunciados a MOTORHEAD, ANTHRAX, VENOM, BLIND GUARDIAN, EXODUS, DESTRUCTION, OBITUARY, VOLBEAT y FEAR FACTORY. Los números internacionales -en total 14 informa La Tercera- tocarán en un main stage y habrá un segundo escenario para que bandas locales puedan mostrar su material en vivo.

El recinto aún no está definido, pero las entradas para este festival se venderán a partir de la medianoche del viernes a través de Ticketmaster.

bg11cl-21

Thus Ends… The wait!

¡Cuántos años de maldita espera! En mi caso fue casi una década esperando poder ver al Guardián por primera vez, y de paso sacarme del corazón el dolor de haberlos conocido justo semanas después de que se presentaran en Chile por primera y única vez en el 2002. Para otros, y por diversos motivos, la espera también debe haber sido larguísima, aun si tuvieron la suerte de haberlos visto antes en el Estadio Chile. Y es que Blind Guardian es una de esas bandas ubicadas en lo más alto del panteón del Power / Heavy Metal, y en esa calidad, su visita siempre, siempre será un evento revestido de la mayor de las importancias.

Por fin los bardos regresaban, ¡y en qué buena hora! Justo luego de haber sacado, a mi juicio, el mejor disco desde NIME: At The Edge Of Time, placa con la que demostraron con creces el estar más vigentes que nunca y que la maquinita de hacer magia sigue bien aceitada y funcionando de maravillas. Con esos antecedentes, y por todo lo señalado en el párrafo anterior, las expectativas eran altísimas, lo mismo que las ansias: era evidente que el concierto de anoche se configuraba como realmente imperdible. Y pues bien, procedamos a dar cuenta de lo que fue esta memorable jornada. Pero antes de revisar lo que fue la presentación de los alemanes, corresponde, claro que sí, hacer mención de lo que fue la sólida presentación de los nacionales de Inquisicion.

Muy puntualmente, a las 19 horas, subieron al escenario los, a estas alturas, míticos Inquisicion, comandados por su guitarrista Manolo Schäfler y su vocalista Paulo Domic. A diferencia de otras bandas que uno puede ver como soporte de otros grandes eventos, estos muchachos no luchan por hacerse de un nombre ni porque alguien los conozca. Bueno, siempre habrá quien no haya oído de ellos, pero con más de quince años de trayectoria, Inquisicion cuenta con varias cosas: una propuesta bien sólida y afianzada, reconocimiento e incluso una fanaticada. Eso sí, esta oportunidad les serviría para dar a conocer lo más reciente de esta propuesta, su disco editado el año pasado: Opus Dei. Aprovecharon también de presentar al resto de su nueva alineación: Rodrigo García (conocido por formar parte de Alejandro Silva Power Cuarteto como bajista) y Cristián Carrasco (que antes se desempeñaba en la batería de Regression, un tributo a Dream Theater).

bg11cl-06

Ciñéndonos estrictamente a lo fue el show de la banda, no podemos hablar de otra cosa que de su solidez. Sólo al comienzo hubo un pequeño problema de tipo técnico con la voz de Paulo, que se escuchaba muy bajo. Fueron los propios fanáticos quienes lo hicieron notar y ya para la segunda canción el asunto iba mucho mejor. Así interpretaron una buena selección de sus mejores temas, intercalando grandes clásicos como Mayday’s Eve, Innocent Sinner o Dragonslayer, con otros cortes más recientes de su nuevo disco, como Metal Legions, Believe , Electroquinesis y la algo más conocida Opus Dei. Por su parte, el público escuchó de muy buena gana las canciones y con mucho respeto, algo que siempre se debe destacar, pues no siempre sucede así. Bueno, es reconfortante que se respete lo nacional, y para la banda debe haberlo sido mucho más, pues hubo hasta quienes corearon sus canciones. Todo un mérito.

Fue en definitiva una muy buena presentación de Inquisicion, siete canciones y treinta minutos muy bien aprovechados. Ellos se fueron muy satisfechos, como triunfadores, y el público por su lado escuchó con ganas y respeto.

Setlist Inquisicion:

01. Mayday’s Eve
02. Metal Legions
03. Opus Dei
04. Innocent Sinner
05. Electroquinesis
06. Believe
07. Dragonslayer

‘Cause the bard’s song will remain…

bg11cl-11Ahora sí que sí terminaba la espera, exactamente a las 20 horas del 31 de agosto del 2011. Adentro del Teatro el clima era de pura expectación y ansiedad; si incluso en la fila de entrada se podía escuchar a algunos bardos entonando canciones de la banda estelar para amenizar la espera, entonces ni hablar de lo que pasaba dentro del recinto. A la hora de inicio del espectáculo el sector de cancha (que fue el único habilitado) ya no daba más de lleno. Quienes nos encontrábamos en la parte de atrás de la que vendría a equivaler a cancha, estábamos pegados a la barrera que nos separaba de lo que vendría equivaler a tribuna: ¡no cabía nadie más! Del mismo modo, los palcos se encontraban repletos; lo mismo que las rampas de acceso. Quedaba muy poco espacio para moverse, pero la verdad es que daba lo mismo. ¡Quedaban sólo segundos!

Ocho de la noche en punto, se apagan las luces y uno de los estruendos más feroces y desproporcionados que haya podido escuchar hace retumbar el recinto. Es cierto, no alcanzábamos a ser dos mil personas, pero el fervor en cada bardo era propio de alguien desquiciado, así que sin miedo alguno a exagerar: sonaba como si fuera el doble de asistentes. En medio de esos alaridos, comienza a sonar una de las más maravillosas introducciones que se hayan creado en la música en los últimos años. En los segundos iniciales pensé que podía ser sólo la intro, y que ésta serviría para dar paso a alguna otra canción, ¡pero no, señores! Blind Guardian abría su gira latinoamericana nada más y nada menos que con Sacred Worlds. ¿Qué tal? Una de las canciones más ambiciosas de At The Edge Of Time, no sólo por su extensión de casi diez minutos, sino por su estructura misma, nos era regalada de entrada. Lo hermoso fue ver que para la banda interpretar un tema de esa magnitud es casi cosa de niños. ¡Verdaderos genios y maestros! Ni una, ¡pero ni una sola falla! Fue la perfección misma. Tenía alguna aprensión hacia el eventual cometido de Hansi, pero lo cierto que es que el hombre la re-rompió. La audiencia por su parte no iba a ser menos y dio una muestra de lo que iba a ser toda la bendita noche: entrega máxima. ¡Enorme arranque!

Luego de semejante comienzo, restaba ver con qué podrían superarse, y la elegida no fue otra que Welcome To Dying, una canción que dentro de un mes ha de cumplir 21 años. ¿Se dimensiona lo que es eso? Hombre, ¡un tercio de los asistentes era menor que la canción! Lo que no habla de otra cosa sino de lo mágica y transversal que es la música de Blind Guardian. ¡Qué clásico! Creo que fueron pocos los que vieron venir el combo, incluso aquellos que pudieron escucharla en aquella noche de hace nueve años seguramente se vieron sorprendidos. Fue una sorpresa muy grata. Es aquí cuando recibí el primer codazo de la noche. Y es que el descontrol en el sector de cancha era mayúsculo. Todo el mundo saltaba y se empujaba, incluso se armaron unos pequeños mosh ahí en medio del campo (aunque la densidad de la masa de gente no permitía abrir más el círculo). ¡Fue tremendo! Miles de puños en alto entonando el épico coro “Welcome to dyiiiing!” ¡Iban dos canciones y esto ya era impagable!

bg11cl-10

¿Y luego…? Luego vino EL momento que había estado esperando desde que conocí a la banda. Mi canción favorita de ellos, y una que considero como una de las obras cumbres del Metal y la música contemporánea: Nightfall. El calor en medio de la audiencia era infernal, pero no pude evitar que se me congelara hasta la médula de los huesos con el escalofrío que se me produjo cuando Hansi anunció que venía dicha canción. Ni siquiera pude gritar el típico “Vamos c…” de cuando me emociono; sólo pude atinar a apretar los puños y a llenarme de recuerdos. Afortunadamente superé el shock rápido y volví en mí justo a tiempo para comenzar a corear junto con cada uno de los asistentes. Notable fue ver cómo el público se conectaba con Kürsch, entendiendo los distintos momentos de la canción y variando en intensidad conforme a eso: de calmo en el comienzo, a genuinamente colérico en las partes siguientes. Dicho sea de paso: qué tremendo vocalista es Hans Jürgen Kürsch, ¡cuánto oficio y maestría! Los huevos que le pone al asunto contagian fervor y uno siente la necesidad de destrozarse el alma cantando. Les confieso que yo había soñado e imaginado cientos, cientos de veces cantar junto a la banda una de mis partes favoritas de toda su obra: “The words of a banished king: «I swear revenge!» Filled with anger aflamed our hearts. Full of hate, full of pride, oh, WE SCREAMED FOR REVENGE!” Lo cierto es que con aquél momento me emocione muy profundamente, me atrevo a decir que más que con ningún otro antes. Difícil de relatar, sólo les confieso que nunca antes se me habían humedecido los ojos en un concierto, nunca. Como para detenerse un par de segundos y agradecerle a tu madre por parirte y a la vida por regalar esos momentos. Uno de los instantes más sublimes de la noche y de la vida. Fue hermoso, simplemente hermoso.

bg11cl-22Intentando reponerse de lo anterior y aún con un nudo en la garganta, Hansi comienza a anunciar lo siguiente, y al decir que se trataba de una canción inspirada en las historias de Peter Pan muchos supieron de inmediato que se trataba de Fly, ante lo cual reaccionaron enfervorizados, como locos. No imaginé que a la audiencia en general le gustara tanto la canción, pensaba que lo mío era un caso particular. ¡Pero qué bueno haber estado equivocado! En efecto, Fly la rompió, poniendo la nota diferente de la noche. Continuaron con otra sorpresa, o al menos para mí lo fue: ¡Time What Is Time! Creo que cuando André y Marcus comenzaron ejecutar esos inconfundibles arpegios muchos estaban incrédulos, y cuando iniciaron lo riffs y la posterior arremetida de Frederik, simplemente se volvieron desquiciados. Los codazos recibidos siempre serán un pequeño precio por tanta maravilla. Por cierto, quizás es un buen momento para destacar el talento del sexteto. Sí, porque además de nuestros archiconocidos Hansi, Marcus, André y Frederik, estaban también Oliver Holzwarth (que la verdad, no sé porque no es miembro oficial y permanente) y el gran Michael «Mi» Schüren (que viene tocando el piano desde 1997 con ellos, y los teclados en sus tours desde una fecha similar). Cuál de todos más prolijo y virtuoso. Todo un espectáculo ver a Olbrich ejecutando sus solos, o a Siepen masacrando con sus riffs. ¡Tremendos!

Luego Hansi anuncia un clásico del Batallions Of Fear, y se sorprende al ver que la gente de inmediato comienza a invocar a Majesty. Y en efecto, esa era la sexta de la noche. Comenzó, era que no, con la inconfundible intro, que siempre se presta para la distención del respetable, pero sólo para dar paso a uno de los episodios más potentes y macizos de la banda. Y Hansi que no paraba de sorprenderme. El sujeto tiene 45 años, 27 de ellos exigiendo su voz hasta donde no muchos se atreven, y aun así es capaz de volarte la cabeza si quiere. Es cierto que por momento se contiene un poco, pero cuando quiere… Vaya que puede destruirte todo el sistema auditivo. ¿Y qué me dicen de su pinta? Si lo ves por la calle pensarías que hace cualquier cosa, MENOS cantar en una banda de Heavy Metal. Anoche lo observaba, lo veía con esa camisa tipo piqué, su creciente calvita, toda su simpleza, y no podía creer que él fuera el genio creador tras algunas de las más grandes glorias del Metal. ¡Tipazo! En eso pensaba cuando ¡paf! El hombre se “queja” porque el exceso de luz no dejaba ver los “brillante ojos” de los asistentes. Griterío ensordecedor y vámonos con la colosal Bright Eyes, rescatada del míticoImaginations From The Other Side. Fue también una de las más coreadas de la noche, desde sus hipnóticos “fool, just another” y “watching you” hasta el verso final. ¡Y la banda que no dejaba de hacer las cosas a la perfección!

Luego el vocalista explica que se viene una canción basada en Bran, personaje de una novela de George R. R. Martin, y es así como de pronto Marcus, André, Frederik y Oliver azotaban con la imponente intro de A Voice In The Dark. ¡Un verdadero patadón! Con el tema anterior se nos había permitido tomar “un poco” de aire, sólo para volver a exigirnos al máximo con éste. ¡Cosa de locos! ¡Y cómo cantaba Hansi! A esto me refería cuando decía que cuando quiere, te aniquila. Luego siguió su show con Lost In The Twilight Hall, donde destacó particularmente en el épico coro, igual que el público. Yo no paraba de sorprenderme con el nivel de entrega de esos fanáticos. Siempre, en todo concierto llega un momento en que el público se reserva un poco. Generalmente es cuando la banda toca uno tema nuevo que en realidad no es tan, tan bueno, pero acá, todo era maravilla tras maravilla, ya nos empinábamos por la hora de show y los tipos cantaban como en el primer minuto.

bg11cl-16

Con el mismo nivel de compromiso se encontró la banda al regalar Valhalla. ¡Valhalla! De pronto analizaba la situación y me resultaba difícil creer que eso estuviese sonando en vivo de la mano de sus creadores. O sea… ¡Valhalla! ¡Qué nivel de clásico! Cómo explicarles la manera en que resonó ese legendario estribillo: «Valhalla, deliverance, why’ve you ever forgotten me!» Y al terminar la canción, uno de los momentos cómicos de la noche: André se pone una chupalla (para los amigos del extranjero: un tipo de sombrero típico chileno) que le dieron unos fanáticos, la gente comienza, literalmente, a avivar la cueca, zapateando y todo, haciendo temblar al Caupolicán. Los tipos no entendían un carajo de lo que pasaba, pero estaban felices de ver a la gente tan prendida, tanto que ellos se contagiaban.

Lo siguiente sí que fue… No lo sé, me faltan las palabras para describir el nivel de solemnidad y grandeza de tan egregio momento. Cuándo… ¡¿Cuándo se les pasó por la mente que podían escuchar alguna vez en vivo And Then There Was Silence?! Siempre me pareció uno de esos temas tan complejos (y casi intocables), que sólo estaban reservados para ocasiones especiales, como el registro para un disco en vivo o un DVD. ¡Pero al demonio todo eso! ¡La estaban tocando! Qué maravilla de canción, y la gente parecía comprender lo especial del momento, porque arrojó lo que le quedaba de aliento hacia el escenario. ¡Y qué interpretación! Esta debe ser una de las canciones más complejas del Guardián, y estos malditos la ejecutaron de forma perfecta, sin pifias. “Flawless victory” decíamos antes. Su mención especial para ese mágico momento de inflexión en que la composición adquiere un tono festivo con los “la la la la”, donde todo el mundo comenzó a saltar al unísono, casi bailando. Ahí la banda baja las revoluciones y deja que el público se regocije y dejan que cantemos casi a capella. Ahora, estamos tan acostumbrados a los “oh oh” que cambiamos por los “la la” que Hansi sugería, me dio mucha risa, pero a él le dio lo mismo. En fin, amigos míos, quizás no lo dimensionamos en el momento, ¡pero eso fue histórico!

bg11cl-09El cantante ya había señalado que ya nos acercábamos al final, y lo anterior supestamente sería lo último. Abandonaron el escenario bajo una impresionante ovación, una de las más grandes que se hayan registrado en el recinto. Pero todo era una vil patraña, obviamente. Y aunque era obvio que volverían, no quedaba claro cuánto de show quedaba, pues ya llevábamos una hora y media de show y se podía acabar todo con la siguiente canción. En todo eso reflexionaba cuando comienza a sonar la imponente parte introductoria de Wheel Of Time, otro de los cortes desmesuradamente grandes de ATEOT. Entonces me quedó claro que los amigos de Blind Guardian son unos inconscientes. ¿Cómo te mandas una canción de nueve minutos luego de una de catorce? Bueno, el que puede, puede, y damos gracias por eso. Hay que destacar eso sí el trabajo de Schüren, no porque reprodujera bien las partes más bombásticas de la canción (que de hecho se hicieron con playback), sino porque logró darle a las canciones todo el blinguardianismo que sólo se logra a través de las omnipresentes orquestaciones. Sin ese “toque”, la verdad es que no sería lo mismo.

“Let’s sing the Bard’s song…”

Sabíamos que en algún minuto de la noche tenía que aparecer aquella canción que ha trascendido la esfera de los clásicos y se ha convertido en un verdadero himno de Blind Guardian, de sus fanáticos y del Metal. Podemos estar seguros de que The Bard’s Song: In The Forest es una alegoría, ¿pero a qué? A la música misma, creo yo; pero no a cualquier música, sino aquella que nos une y congrega en torno a un sentimiento común. Ustedes deben saber perfectamente de que hablo, deben haberlo visto y sentido ayer cuando la banda comenzó a interpretar la canción: la pura hermandad, con la música como madre. Incluso antes, cuando los músicos se preparaban con sus guitarras acústicas, el nivel de ovación era gigantesco, demostrando el cariño que se tiene por esta sencilla canción. La ausencia de batería y las atronadoras guitarras permitía apreciar mejor la intensidad con que cantó el público, y más aún: hubo pasajes en los que la banda casi guardó silencio, sólo para maravillarse del espectáculo que debe ser ver a centenares de personas corear algo de esa forma. “Emocionante”, “conmovedor” es decir poco. Quizás eso esté bien para los videos de Bard’s Song que uno puede ver en DVDs o Internet, porque cantarla en vivo es otra cosa, una experiencia única. “A magical performance” dijo Hansi al terminar, y no podría estar más en lo cierto.

En ese momento sube un fanático para cumplir el sueño de estar cerca de la banda. En general eso hubiese dado lo mismo, pero en este caso hay algo muy particular: él quería entregar un anillo (sí, como el de El Señor de Los Anillos), obviamente los guardias los redujeron, pero el anillo cayó de su mano y fue a dar a los pies de Hansi, quien lo tomó. ¡Como si se tratase de Gollum y Bilbo! Y justamente venía The Bard’s Song: The Hobbit. Para un seguidor de aquella obra como Hansi, algo así no pasa desapercibido y sacó partido de la situación de forma magistral haciendo una genial presentación del tema. Ni hablar de la recepción del público, pues se trata de otro de los clásicos y sí o sí la gente lo iba a cantar a rabiar. Sin embargo ese momento sería eclipsado por lo que vendría: el amargo final.

bg11cl-37

Porque como dice una canción: El amargo final es sólo cuestión de tiempo. ¡Justamente ésta canción! ¡Mirror Mirror! La gente sabía que venía incluso antes de que Hansi comenzara a presentarla. Y cuando comenzó a sonar quedó la pura ca… ¡catarsis ahí en cancha! Se intuía que era lo último, así cada mujer y cada hombre se dispuso a destruirse las cuerdas vocales si era necesario. En mi caso así fue, en este minuto no tengo voz, y estoy segurísimo de que mucho de ustedes están igual. ¡Pero qué manera de gritar! Una interpretación maravillosa por parte de la banda y el furor de un público que no podía quedarse atrás. El “Far, far, beyond the island…” sonó como trueno, ¡y el coro fue insano! Luego en la parte del furibundo “Even though the storm calmed down, the bitter end is just a matter of time”, la gente simplemente se mató cantando, cada uno lo dejó todo y la banda supo reconocerlo con sinceros gestos de agradecimiento: la cara de Hansi lo decía todo. Un verdadero temazo para dar cierre a lo que fue una jornada más que histórica e inolvidable, más bien fue mágica. Algo que sólo el Guardián podría brindar.

Ciertamente existía una pequeña deuda por parte de Blind Guardian hacia Chile, la que sin duda alguna quedó plenamente saldada anoche. Cada día de esos casi diez años esperándolos valió la pena; y días más, días menos, estoy seguro de que para ustedes el sentimiento es igual. Faltaron algunos temas, claro que sí, pero vamos… ¡Si cada uno de los que tocaron es una obra maestra! Si se ponen a tocar cada una de sus grandes canciones, estábamos hasta hoy en el concierto. La cantidad de postales que queda en el alma es innumerable, y es que este fue uno de los mejores conciertos a los que haya podido asistir, así al menos lo siento yo. Tengo recuerdo de pocos conciertos en los que lo ofrecido por la banda haya sido simplemente perfecto. No hay mucho más que agregar, simplemente declararme afortunado de haber nacido en esta era y poder disfrutar de esta magia materializada en la música que ha sido capaz de crear Blind Guardian.

bg11cl-40

“Noone will ever know our name, but the bards’ songs will remain” dicen ellos con humildad, pues bien, con la mayor alegría y respeto: permítanme discrepar con la primera parte.

Setlist Blind Guardian:

01. Sacred Worlds
02. Welcome To Dying
03. Nightfall
04. Fly
05. Time What Is Time
06. Majesty
07. Bright Eyes
08. Voice In The Dark
09. Lost In The Twilight Hall
10. Valhalla
11. And Then There Was Silence
Encore:
12. Wheel Of Time
13. The Bard’s Song: In The Forest
14. The Bard’s Song: The Hobbit
15. Mirror Mirror

REVISA AQUÍ LA GALERÍA DE FOTOS DEL CONCIERTO

Blind Guardian regresó a Chile luego de 9 años de ausencia, en un show que repasó cada uno de sus discos de estudio en el Teatro Caupolicán. Los encargados de abrir el show fueron los nacionales Inquisicion.

Fotos: Guillermo Salazar