Entradas

Por primera vez en los 18 años de nuestra página web nos embarcamos en la ardua misión de hacer una cobertura extensiva e in situ del festival del Metal más grande del mundo, el WACKEN OPEN AIR. Y qué mejor ocasión que el aniversario número treinta de esta cita planetaria. Nuestros corresponsales Karim Saba y David Araneda visitaron la Tierra Santa del Metal por segunda y tercera vez respectivamente, y nos estuvieron comentando sus impresiones inmediatas durante el festival a través de nuestros canales de redes sociales. A modo de resumen, y una vez procesadas las experiencias y sensaciones que esta versión de Wacken nos dejó, les compartimos este recuento a una semana de esta histórica cobertura.

Como les comentábamos desde allá, es imposible abarcar todas las actividades realizadas durante el festival entre dos personas, por lo que obviamente nos vamos a referir solo a lo que vivenciamos personalmente.

DÍA 1: ¡LLEGAMOS!

Esta vez la llegada a Wacken no estuvo exenta de percances, las carreteras alemanas se veían bastante congestionadas por el alto flujo de vehículos hacia el área del festival, junto a los numerosos trabajos en los caminos. Una vez instalados en el campamento, y con las dificultades para llegar al punto de acreditación (apartado del área del festival) tuvimos que lidiar con una fuerte lluvia y las imprecisas indicaciones del staff. Luego de caminar por más de una hora, por fin dimos con el lugar correcto y al llegar nos encontramos nada menos que con la Reina Del Metal DORO PESCH, siempre dispuesta a posar con una sonrisa para sus fanáticos. En el camino pudimos apreciar algunas de las actividades que toman lugar fuera del área del festival, con bares al aire libre, puestos de comida y escenarios improvisados para bandas locales.

En un comienzo, el cielo se veía despejado y todo auguraba que el clima nos acompañaría, pero en Wacken uno de los aspectos más impredecibles es justamente el tiempo, que puede variar de soleado a lluvia torrencial en un abrir y cerrar de ojos. A través de la aplicación oficial del festival nos anunciaban que, debido a una alerta de tormenta eléctrica, las actividades se suspenderían por alrededor de una hora, lo que generó cambios considerables en el running order. Debido a esto, las presentaciones de UFO, ANGELUS APATRIDA, SWEET, ente otros, se vieron retrasadas y algunas tuvieron que ser reagendadas o canceladas. Cabe mencionar que en este caso la tormenta eléctrica finalmente no se acercó hasta el área del festival y no hubo víctimas, pero la evacuación preventiva tuvo lugar debido a los casos de heridos e incluso muertes por electrocución en otros festivales europeos en años anteriores.

Uno de los conciertos más especiales de este día tuvo lugar en la Metal Church, en la cual se presentó ULI JON ROTH, guitarrista de los primeros discos de SCORPIONS. En una mágica e íntima performance, el maestro nos deleitó con piezas de música clásica, algo de flamenco, medleys de música popular y por supuesto clásicos de su banda madre. El selecto grupo de asistentes despidió a la leyenda con una ovación de pie que se extendió por largos minutos. Luego de dar vueltas por los escenarios en funcionamiento, pudimos presenciar las potentes presentaciones de CRISIX y CANCER en el Wasteland Stage, y disfrutamos también de KARAOKE TILL DEATH, quienes invitaron a gente del público a subirse a cantar al escenario. Para cerrar la noche nos dirigimos a la Metal Disco, donde el DJ de turno se encargó de hacer bailar a los presentes hasta las tres de la mañana.

DÍA 2: SABATON SE VISTE DE LEYENDA

A pesar de que el área de campamento se abre el lunes y los escenarios secundarios funcionan desde el miércoles, el día jueves marca el inicio oficial de Wacken, en el que se abren todos los escenarios y se comienzan a presentar las bandas de mayor renombre. Luego de nuestro reporte matutino recorrimos las tiendas de merchandising oficial, en la cual puedes comprar todos los productos asociados al festival, desde una polera hasta una toalla. Comparado con años anteriores, esta vez la oferta culinaria fue más amplia e incluso se vieron puestos de comida ofreciendo alternativas más gourmet, además de alimentos aptos para vegetarianos y veganos. Otra de las novedades del Wacken XXX fue la incorporación de la History Stage, donde se presentaron las bandas que compitieron en la Metal Battle. Con esto, la cantidad total de escenarios ascendió a nueve, albergando a las más de 150 bandas invitadas a participar.

Musicalmente hablando, dimos inicio a la jornada asistiendo a la presentación de SKYLINE, banda local que se presenta todos los años en el festival, inaugurando los escenarios principales con su entretenido show de covers que tuvo como invitados especiales a DORO y Gus G. (ex guitarrista de Ozzy Osbourne). Paralelamente en la W:E:T Stage se presentaba VAMPIRE, banda de thrash sueca que provocó una efervescente respuesta por parte de la fanaticada, generando los primeros mosh del día. Al mismo tiempo se presentaba en escenarios principales BEYOND THE BLACK, comandados por la encantadora Jennifer Haben, quien nos deleitó con su voz y presencia escénica. La banda alemana aprovechó la ocasión para traer una invitada especial, en este caso Tina Guo, una chelista de renombre mundial y que le agregó elegancia al show de los teutones. Cabe decir que a estas alturas los escenarios principales estaban repletos y el sol pegaba fuerte.

TESTAMENT convirtió el Louder Stage en un verdadero campo de batalla con sus clásicos de thrash ochentero, pero también incluyendo mucho material de sus últimas publicaciones de estudio. La base rítmica compuesta por Gene Hoglan y Steve Di Giorgio le dio el peso necesario a esta aplanadora presentación. De forma paralela, los legendarios suizos de KROKUS trajeron toda la nostalgia quizás a un público más maduro que disfrutó con un hard rock más tradicional. HAMMERFALL salió al Harder Stage y nos entregó un sólido set, bastante orientado a sus últimos lanzamientos. Antes de su presentación estrenaron su nuevo single “Dominion”, con un videoclip que pudimos apreciar a través de las pantallas. La cohesión de la banda sobre el escenario fue evidente, con un Joacim de muy buen ánimo y un Oscar inspiradísimo. Además, como novedad incluyeron al trío de cuerdas HammerFolk como acompañamiento para el final de su set.

Los australianos AIRBOURNE fueron los encargados de mantener la fiesta prendida, con un show muy enérgico, preparando la antesala para el plato de fondo de la noche. Me refiero a SABATON, quienes festejaron sus veinte años y justificaron por qué son considerados actualmente como una de las bandas de Metal con mayor proyección comercial en Europa. A lo largo de dos horas, los suecos se pasearon por toda su discografía, presentando algunas canciones de su reciente lanzamiento “The Great War”. Como se había anunciado con anticipación, hicieron uso de los dos escenarios principales en forma paralela, incluyendo en uno a su formación actual pero también invitando a los miembros antiguos de la familia SABATON, además de un numeroso coro y nuevamente la chelista Tina Guo. A juzgar por la reacción y los comentarios del público, este fue uno de los puntos altos del festival, dado el amplio despliegue de pirotecnia y calidad musical.

DÍA 3: TORMENTA PARA UN RESPIRO

Luego de nuestro reporte matutino nos dirigimos a presenciar la contundente presentación de QUEENSRYCHE, los que pusieron énfasis en su época clásica, pero con el plus de poder apreciar la performance de Todd La Torre, quien no tuvo problemas para cubrir la difícil labor de reemplazar a Geoff Tate. Paralelamente se presentaron en los escenarios principales los shows de ELUVEITIE y GLORYHAMMER, con ambas bandas arrastrando una gran cantidad de fans, pero viéndose obligados a interrumpir sus conciertos al ser evacuados los escenarios por la alerta de tormenta eléctrica que se produjo en la tarde y que congeló las actividades del festival por dos horas. Esto provocó grandes cambios en el running order, por lo que se cancelaron conciertos que realmente esperábamos ver, como fue el caso de EVERGREY y TRIBULATION. También hubo cambios de escenario y horario que provocaron confusión, como fue el caso de CRADLE OF FILTH.

Una vez que se reiniciaron las actividades nos acercamos al Wackinger Stage para ver el show de WARKINGS, una de las sorpresas del festival con respecto a la cantidad de gente que se reunió a verlos y también por la respuesta del público. A pesar de tener solo un disco de estudio, la llamativa vestimenta de sus integrantes y las pegajosas melodías de sus canciones dejaron una buena impresión en los presentes. Justo al frente en el Wasteland Stage, SAVAGE MESSIAH también hacía de las suyas presentando lo mejor de su último lanzamiento “Demons”, estrenando una nueva formación con tres guitarristas. Luego de esto alcanzamos a ver parte de la actuación de BODY COUNT, quienes conquistaron al público del Harder Stage con su crossover de Rap y Metal, junto a la imponente presencia de Ice-T. En general, el público de Wacken recibe este tipo de propuestas alternativas de buena manera.

A continuación, ANTHRAX se subió al escenario para dar una clase maestra de thrash, desatando una locura en el público con incesantes moshs y crowdsurfing, los que pueden revisar en la sección de videos de nuestro Facebook. La banda neoyorquina es una sandía calada en cualquier festival por la conexión inmediata que generan con los fans. Luego fue el turno de WITHIN TEMPTATION, quienes presentaron lo mejor de su último lanzamiento “Resist”, logrando encantar a una audiencia quizás atraída por sonidos más modernos. En seguida tuvimos la oportunidad de presenciar uno de los shows más esperados de esta edición, me refiero a DEMONS & WIZARDS. La superbanda internacional hizo un repaso de sus dos placas de estudio, además de deleitarnos con alguna que otra canción de ICED EARTH y BLIND GUARDIAN. Se agradeció la presencia de un coro de cuatro integrantes, destacándose entre tantas bandas que utilizan coros grabados. Un sueño cumplido para muchos.

Pero la mayor atracción del día estaba por llegar, ya que Wacken serviría como la despedida de SLAYER de los festivales europeos. Como es costumbre, los californianos se robaron la película exhibiendo un nivel de brutalidad y precisión quirúrgica sin precedentes, haciendo arder la fría noche alemana. Al finalizar el concierto, un emocionado Tom Araya se despidió de su fiel público que los acompañó por casi cuatro décadas. Pero no todo es brutalidad, ya que nos pasamos raudamente al Headbangers Stage a disfrutar de la fiesta animada por THE NIGHT FLIGHT ORCHESTRA, otra de las grandes sorpresas del festival ya que a pesar de toparse parcialmente con SLAYER, arrastraron a una respetable cantidad de público que disfrutó de su estilo que mezcla elementos de AOR y música disco. Para cerrar la noche, vimos parte de la presentación de OPETH, quienes con su ecléctico setlist dieron cátedra en cuanto a virtuosismo y versatilidad.

DÍA 4: MISA, MAGIA E HIPNOTISMO

Comenzamos la jornada final de Wacken XXX con el potente show de MANTICORA, banda danesa de dilatada trayectoria pero que no ha alcanzado niveles masivos de popularidad, y la verdad cuesta entender esto, ya que se mandaron un espectáculo de primera categoría en cuanto a precisión y entrega se refiere. Además, la banda tuvo la disposición para compartir con nosotros en una entrevista en vivo publicada en nuestro Facebook. A continuación, nos acercamos al escenario principal, donde BATTLE BEAST hizo bailar, saltar y cantar a los presentes con su particular estilo de Metal lleno de influencias ochenteras, siendo otro de los puntos altos del festival, sobre todo por la alucinante performance vocal de Noora Louhimo. En escenarios techados presenciamos el técnico show de TESSERACT, quizás algo frío para un contexto de festival. Simultáneamente, URIAH HEEP demostraba su vigencia a pesar de pertenecer a la vieja escuela del Hard Rock.

PROPHETS OF RAGE fue otras de las bandas que agregó elementos más alejados del Metal tradicional, y a pesar de que algunos incrédulos no les dieran mucho crédito, la verdad es que congregaron a una multitud de fanáticos que gozaron con este crossover. Luego de nuestra entrevista con MANTICORA, nos dirigimos hacia la Headbangers Stage para presenciar uno de los espectáculos musicales más hermosos que hemos visto. Y es que los tunecinos de MYRATH fueron realmente ambiciosos en su propuesta visual incluyendo a bailarines, malabares con fuego y hasta ilusionismo. En un set de un poco más de una hora nos transportaron hacia Medio Oriente con sus melodías hipnotizantes y una sensibilidad única para transmitir su mensaje. Cabe decir que los escenarios principales durante la tarde estuvieron cargados al Metalcore, un género que la rompe en Europa, con bandas como OF MICE & MEN, BULLET FOR MY VALENTINE y PARKWAY DRIVE.

Volviendo al terreno del Power Metal, seguimos atentamente la misa metalera de POWERWOLF, quienes arrasaron en la Faster Stage, con un lleno total que confirmó el gran momento de una agrupación que jugó de local. Un show impecable desde el punto de vista técnico y musical, quizás con la salvedad de que fue a plena luz del día, quitándole un poco de impacto a la atmósfera necesaria para disfrutarlos en su plenitud. Al mismo tiempo DELAIN entregaba un show más delicado, como para bajar las revoluciones después de cuatro largos días de música pesada. Luego estuvimos viendo a otra de las leyendas de la vieja escuela, los influyentes DIAMOND HEAD, quienes hicieron vibrar al público con sus clásicos de antaño pero también con algunas canciones de sus últimas producciones, presentando a su actual vocalista, el joven Rasmus Bom Andersen, de correcto cometido. Una joya escuchar “Am I Evil” en vivo.

Para culminar la noche, dos conciertos de lujo. SAXON, otra de las bandas pioneras de la NWOBHM, celebró sus cuarenta años de trayectoria frente a un público que se negaba a retirarse a pesar de que salieron al escenario pasada la media noche. En dos horas y con un deslumbrante espectáculo de luces y pantallas interactivas, los británicos mostraron toda su clase e hicieron un extensivo repaso por lo mejor de su discografía, convirtiéndose en otro de los actos más vitoreados del festival. El broche de oro lo puso RAGE, con su show sinfónico que de manera inentendible comenzó a eso de las dos de la mañana, lo que afectó considerablemente la concurrencia de público, ya que la mayoría de los asistentes se prestaban a dormir e incluso a retirarse a sus destinos en medio de la noche. Ojalá en un futuro podamos ver este espectáculo en circunstancias más favorables y justas.

WACKEN HAY UNO SOLO

En términos generales, la edición número treinta de Wacken fue un éxito rotundo en términos de organización y ambiente, casi todo fluyó de manera impecable y no presenciamos ningún tipo de altercados graves. Toda la gente involucrada en el festival se veía de buen ánimo y dispuesta a entregarles la mejor experiencia a los asistentes. Incluso el clima, con excepción de las alertas de tormenta que obligaron a modificar el programa, estuvo de nuestro lado la mayoría del tiempo, sin lluvias ni calores excesivos. Destacamos a la comunidad chilena que nuevamente se hizo presente con un masivo campamento y sus tradicionales asados, además de la gran cantidad de banderas en el público.

Antes del cierre de la presente edición se anunciaron las primeras bandas confirmadas para el 2020, desatando la locura tanto en el festival como en redes sociales. La lista incluyó como principales atracciones a Judas Priest celebrando su aniversario cincuenta, Amon Amarth, una de las bandas de Metal más populares en Europa actualmente, y la esperadísima reunión de Mercyful Fate. Además, connotados actos como At The Gates y Sodom estarán presentando sus álbumes más insignes en su integridad, completando la lista provisoria nombres de la talla de Hypocrisy, Venom, Death Angel, Beast In Black, Nervosa y Cemican.

Todo apunta a que Wacken XXXI será tanto o más inolvidable que la edición de este año, con un nivel de expectación tan alto que las 75.000 entradas a la venta se agotaron en menos de veinticuatro horas. Y es que festivales hay por montones, pero Wacken hay uno solo.

Live Review: David Araneda
Fotos: Karim Saba

Desde su disco debut en 2011, los finlandeses Battle Beast vienen captando la atención de los amantes del metal melódico con toques de rock ochentero. A su vez, la joven cantante Noora Louhimo se ha convertido en una de las revelaciones de los últimos años en cuanto a vocalistas femeninas se refiere, con un timbre y presencia escénica única.

Luego de la salida de su guitarrista fundador Anton Kabanen, Battle Beast ha continuado su propio camino con “Bringer of Pain” (2017) y su recientemente publicado “No More Hollywood Endings”. Cabe destacar que las últimas tres placas de la banda han llegado al tope de las listas de su país natal, alcanzando además altas posiciones en Alemania.

Hace unas semanas tuvimos la oportunidad de conversar con la simpática Noora, justo antes del lanzamiento de “No More Hollywood Endings”. En esta entrevista, Louhimo nos contó detalles sobre el proceso creativo del disco, sus canciones favoritas de este, además de sus influencias musicales y la posibilidad de visitar Sudamérica en el futuro. 

por David Araneda

¿Cómo te sientes con el lanzamiento de «No More Hollywood Endings»? ¿Qué puedes decirnos sobre la dirección musical de este nuevo álbum?

¡Me siento muy bien! estamos super emocionados. Nos hemos estado preparando para los show desde principios de este año, así que estoy muy entusiasmada de volver a salir de gira, tocar el nuevo álbum en vivo y mostrarle a la gente lo que hemos hecho. Queríamos hacer que este nuevo álbum tuviera un sonido más grandioso. Utilizamos una sección de cuerdas en cinco canciones para darle más teatralidad y más versatilidad. Queríamos también mostrar diferentes aspectos de Battle Beast y de mí como cantante.

Este es su segundo álbum sin Anton Kabanen. ¿Cómo ha cambiado el proceso creativo de la banda después de su partida?

Desde «Bringer of Pain», todos los miembros pueden aportar canciones para Battle Beast, así que ese es un cambio importante, ahora tenemos más de un compositor. Y también en cuanto a la producción, nos hemos desarrollado mucho en esa área, hoy en día todo es más profesional.

Uno de mis temas favoritos del nuevo álbum es «Unbroken», y por lo que entendí la letra es muy personal. ¿Puedes decirnos qué inspiró esta canción?

Janne (Björkroth, tecladista) escribió esta canción que trata sobre sufrir bullying. Y también tiene un mensaje para los matones, que quizás no deberían hacer eso, ya que afectarán las vidas de otros para siempre. La gente sufre traumas y eso afecta su autoestima, y ​​este es un tema personal para mí porque también fui acosada cuando era niña. Por lo tanto, queremos alentar a las personas que sufren y decirles que lo superarán, y que no están solos.

Entonces, ¿hoy en día las letras están hechas por todos los miembros, o hay alguien principalmente a cargo de las letras?

A decir verdad, en este nuevo álbum quienes han escrito las canciones son Janne (Björkroth, teclado), Jonna (Björkroth, guitarra) y Eero (Sipilä, bajo), y ellos han hecho las letras para sus propias canciones. Eso es muy importante para un compositor, que puedan escribir sus propias letras, y que puedan contar una historia a través de ellas. Pero luego mi trabajo es darles la emoción y el sonido característico a las canciones. Como vocalista, yo estoy al servicio de las canciones. Canto cada canción con un estilo diferente si es necesario, y eso es lo que sucedió con las canciones del nuevo álbum.

Mencionaste que esta vez incluyeron una sección de cuerdas para algunas de las canciones. ¿Qué les hizo tomar esa decisión?

Fue Janne, nuestro tecladista y productor, él escribió algunas de las canciones y pensó que así sería más épico. Las cinco canciones en las que incluimos la sección de cuerdas requerían que estas fueran de verdad, porque siempre suena mejor cuando tienes cuerdas reales y no generadas por computador.

¿Tienes alguna canción favorita en particular en el nuevo álbum, una que te mueres por tocar en vivo?

En realidad hay muchas. Por ejemplo: «Raise your Fists» y «The Golden Horde», porque son realmente épicas, especialmente «Raise your Fists» es una canción muy pesada y teatral de Heavy Metal, y «The Golden Horde» es una verdadera explosión, así que estoy muy emocionada. Y, por supuesto, «Endless Summer» también es una de mis favoritas.

Durante tu carrera con Battle Beast, han lanzado bastantes videoclips. Pareces muy teatral en esos videos, bailando y actuando. ¿Eres una artista natural o tienes que prepararte mucho para esos videos?

Bueno, creo que soy una artista natural, pero por supuesto tienes que prepararte mucho. De hecho, con los bailarines tuvimos un mes de ensayos para la parte de baile antes de la grabación del video (refiriéndose a “No More Hollywood Endings”). No puedes hacer nada sin prepararte y ensayar. Pero era algo que siempre quise agregarle a Battle Beast, algo relacionado con el baile. Y eso me hace muy feliz.

Al parecer hay muchas influencias diferentes en el sonido de Battle Beast, como el Rock y el Metal, pero también la música ochentera. ¿Por qué crees que este tipo de música es tan popular hoy en día, incluso entre personas que aún no habían nacido o no recuerdan nada de los ochenta?

Creo que las canciones de los años ochenta y setenta son buenísimas, y sobre todo el sonido y la composición son muy atractivos para las personas.

¿Qué músicos te han influenciado como cantante?

Hay muchos vocalistas diferentes, por ejemplo, en el Heavy Metal Bruce Dickinson, Ronnie James Dio, Rob Halford, Ann Wilson. Pero también cantantes pop como Whitney Houston y Michael Jackson. Pero mi mayor ídola es, por su puesto, Janis Joplin, porque creo que en su tiempo ella hacía algo completamente diferente a las otras cantantes femeninas.

David: Has mencionado que tu objetivo con Battle Beast es dominar el mundo, pero aún los estamos esperando en Sudamérica. ¿Cuándo vendrán a visitarnos?

La verdad es que tenemos planes de ir a Sudamérica durante el otoño (primavera en el hemisferio sur), por lo que después de nuestra gira con Kamelot y Sonata Arctica en Norteamérica, planeamos visitar Sudamérica por un par de semanas. Las fechas serán publicadas tan pronto como sea posible e iremos como cabeza de cartel.

¡A tus fans chilenos les encantará oír esto! Para terminar esta entrevista. ¿Te gustaría enviarle un mensaje a tus admiradores chilenos y lectores de PowerMetal.cl?

Por supuesto, ¡Muchas gracias por todo el apoyo! Obtengan su copia de «No More Hollywood Endings», espero verlos este otoño (primavera en el hemisferio sur) para salir de fiesta juntos. Estoy muy emocionada de llegar a Sudamérica con Battle Beast para conocer a nuestros fanáticos chilenos cara a cara y compartir con ellos el amor por la música.

«No More Hollywood Endings» es el nuevo trabajo de BATTLE BEAST lanzado el pasado Viernes 22 de Marzo bajo el sello Nuclear Blast Records. Los finlandeses como parte de promoción de su trabajo estrenaron el lyric video de «The Golden Horde» el cual pueden ver a continuación:

El artwork y el tracklist:

1 Unbroken
2 No More Hollywood Endings
3 Eden
4 Unfairy Tales
5 Endless Summer
6 The Hero
7 Piece Of Me
8 I Wish
9 Raise Your Fists
10 The Golden Horde
11 World On Fire
12 Bent And Broken (DIGI/2LP bonustrack)
13 My Last Dream (DIGI/2LP bonustrack)

 

Hoy sale al mercado el nuevo disco de BATTLE BEAST titulado «No More Hollywood Endings» via Nuclear Blast Records, trabajo que ya analizamos aquí. Con motivo del lanzamiento los finlandeses han lanzado el video para «Endless Summer» que pueden ver a continuación:

El artwork y el tracklist:

1 Unbroken
2 No More Hollywood Endings
3 Eden
4 Unfairy Tales
5 Endless Summer
6 The Hero
7 Piece Of Me
8 I Wish
9 Raise Your Fists
10 The Golden Horde
11 World On Fire
12 Bent And Broken (DIGI/2LP bonustrack)
13 My Last Dream (DIGI/2LP bonustrack)

La banda finlandesa Battle Beast vuelva a la carga con su quinta placa de estudio y segunda desde la salida de su guitarrista fundador Anton Kabanen, actual líder de sus coterráneos Beast In Black. Luego de un sólido “Bringer of Pain” (2017), que marcó un giro hacia un estilo más comercial con abundantes elementos Pop, tenemos la tarea de analizar una nueva entrega titulada “No More Hollywood Endings”, lanzada a través de Nuclear Blast Records. La agrupación ha logrado captar la atención de los fanáticos del Metal melódico, sobre todo por la inconfundible voz de la joven Noora Louhimo, una de las revelaciones y promesas de los últimos años en cuanto a vocalistas femeninas en el mundo del metal.

El disco abre de manera enérgica con Unbroken, una mezcla perfecta entre Metal sinfónico y Pop ochentero, que trae a colación de inmediato las diversas influencias de la música de Battle Beast. La perfomance vocal de Noora es extraordinaria, llena de pasión y potencia. La melodía es pegajosa y también lo son los acompañamientos de teclado. Le sigue la canción que da el nombre al disco, No More Hollywood Endings, con un riff de teclado inicial que rememora la intro de Black Diamond de Stratovarius pero tocada en cámara lenta. Es un tema muy teatral y fue acompañado por un videoclip lleno de histrionismo, en el que Noora se luce una vez más demostrando su enorme calidad vocal.

Siguiendo con el otro sencillo de adelanto, Eden es nuevamente una canción llena de energía positiva, muy melódica y contagiosa. A pesar de que el sonido de Battle Beast por momentos se siente muy sobrecargado a los teclados, el trabajo de guitarra de Joona Björkroth y Juuso Soinio destaca en este tema. Unfairy Tales, a pesar de una letra muy contingente que habla de los peligros de las redes sociales, musicalmente hablando es un homenaje al Rock ochentero que no convence del todo. Y hablando de no convencer, Endless Summer es una canción netamente Pop, y tan excesivamente cursi, que probablemente generará bastante discusión entre los fans. Me parece que está fuera de lugar, incluso en un contexto de Metal melódico.

El disco recupera el aliento con The Hero, un bombazo que trae de vuelta esa voz raspada de Noora que ya habíamos comenzado a extrañar. Es un tema bailable con claras influencias de Bonnie Tyler y Michael Sembello, pero en esteroides y actualizado al 2019. Janne Björkroth, tecladista, compositor y productor de la banda, se luce en todas sus funciones. Piece of Me abre con un pesado riff de guitarra muy hard rockero y una Noora inspiradísima, mostrando un estilo vocal más agresivo y lleno de actitud. Es una canción entretenida, con una letra atrevida y con arreglos de teclado que le agregan un toque juguetón y retro-futurista. Esperamos que la incluyan en el setlist para disfrutarla en toda su magnitud.

I Wish es una balada llena de sentimiento, en la que destaca la inclusión de una sección de cuerdas reales y una dramática orquestación de primer nivel. La letra y la interpretación de Noora transmiten una sensación de melancolía, pero al final de cuentas se siente que es una canción un poco prefabricada y carente de chispa. Raise Your Fists, desde su solemne introducción nos advierte que se trata de un himno de batalla, reuniendo estos elementos cinematográficos que definen el Power Metal épico, aunque por otra parte nuevamente falla en sorprender, y es que a estas alturas es un subgénero bastante sobreexplotado. Es un tema correcto en términos generales, pero que deja un gusto a poco.

Por el contrario, The Golden Horde es una de las canciones más interesantes y sorprendentes del disco. Abre de manera engañosa con un sampler de teclado que recuerda al Eurodance pero repentinamente se convierte en un cañonazo imparable de Power Metal con todos los ingredientes precisos: baterías bombásticas, guitarras vertiginosas y una línea vocal tan melódica como potente. El resultado es fantástico y te despierta de inmediato como una patada en la cabeza. Para cerrar la versión normal del disco tenemos World on Fire, otra canción de ritmo bailable y melodía pegajosa, con el peso y energía suficiente para finalizar esta placa con una nota positiva. Las ediciones especiales incluyen además dos bonus tracks titulados Bent And Broken y My Last Dream.

“No More Hollywood Endings” es un álbum irregular que me deja con sensaciones encontradas. Comienza de manera prometedora, pero de a poco va perdiendo fuerza y frescura para recuperarse solo en la recta final. Aprecio el esfuerzo de la banda por renovarse y experimentar con distintos sonidos, pero en esta ocasión no aciertan en todos los intentos, sobre todo cuando se alejan demasiado del sonido que los ha hecho populares. En términos de producción el disco es impecable, y la voz de Noora se asoma como el arma secreta de la banda, pero algunos pasajes faltos de inspiración y originalidad en términos de composición lo relevan a un segundo plano tomando en cuenta la calidad de sus entregas anteriores.

Review: David Araneda

«Eden» es el segundo adelanto de «No More Hollywood Endings», el nuevo trabajo de BATTLE BEAST que se lanza el 22 de Marzo via Nuclear Blast Records. Hoy los finlandeses liberaron el video que acompaña el single el cual fue dirigido por Markus Nieminen.

«‘Eden’ nació hace aproximadamente un año cuando estaba pasando por un período extremadamente malo en mi vida personal. Escribí la canción como un recuerdo para mí de que lo que sea que te pase en la vida, hay luz al final. Muchas de las cosas malas que la gente tiene en su vida son creaciones de su propia mente y se pueden reparar dejándolas ir. La canción es un sincero ‘¡A la Mierda con el miedo, el dolor o lo que sea que te esté molestando!» comentó el guitarrista Joona Björkroth

Hablar de Beast in Black es ineludiblemente hablar de Anton Kabanen y por ende, hablar también un poquito de Battle Beast y su historia. Así lo refleja la entrevista que acabamos de publicar en PowerMetal.cl, donde las comparaciones en circunstancias como esta se hacen, muchas veces, inevitables. El caso de Kabanen y sus dos «bestias» es uno que ha dado bastante que hablar en tierras europeas, ya que el ex-mastermind de Battle Beast fue obligado a salir de la banda que él mismo creó y llevó a la primera división del Metal. Con el desafío de empezar de nuevo, Kabanen formó Beast in Black y rápidamente “Berserker” vio la luz, un trabajo que dejaba claro que la dirección musical de Anton permaneció prácticamente inmutable, y que incluso desde un punto de vista estético y extra-musical las similitudes entre ambas agrupaciones eran evidentes. Para fortuna de todos, la nueva apuesta de Kabanen resultó, porque “Berserker” tuvo un cálido recibimiento en la comunidad y las loas no fueron escasas para el debut de la nueva bestia. Por esta razón, las expectativas para su segunda entrega no serían nada de bajas. Muy por el contrario, la industria metalera ha estado muy atenta a este segundo lanzamiento, con las esperanzas puestas en que “From Hell With Love” sea una sólida continuación del exitoso debut de la banda.

Para quienes no estén familiarizados con el estilo que cultiva Beast in Black (y/o Battle Beast), se puede decir que los finlandeses practican un Heavy metal bastante particular y fácilmente identificable, pues tiene grandes influencias de la música “retro” de los ’80, donde los teclados tienen un gran protagonismo y las composiciones muchas veces invitan más a bailar que a cabecear. Es un punto de encuentro entre la música disco, el AOR y el Heavy Metal que converge y ha funcionado bastante bien para ellos.

“From Hell With Love” abre fuegos con Cry Out For a Hero, que posee todos los elementos que un opening debería tener: buen ritmo, melodía fácil, duración prudente, un coro memorable y que, sin tomar grandes riesgos, despliega el espíritu de la banda, continuando así la propuesta que cultivaron en su disco debut. Sin duda, una buena muestra del Heavy/Power que se produce de tan buena manera en tierras finlandesas. La voz de Yannis Papadopoulos es una de las fortalezas de la banda y se muestra más agresiva que en “Berserker”. Los teclados acompañan incansablemente cada uno de los riff de guitarra que estructuran este corte, lo cual le quita algo de poder a la canción en mi opinión, aunque el resultado global sigue siendo muy bueno.

El homónimo From Hell With Love cambia la solidez del Heavy Metal por los colores y atmósfera de la música más glamorosa de los ’80. Es una pieza menos «cañera» y algo más reposada que el opening del disco. La voz de Yannis también es menos aguerrida, lo cual se condice con el espíritu de la canción. Hay algunos efectos (como los redobles de batería ficticia dignos de cumbia villera) que no caerán muy bien en paladares más tradicionales, aun cuando la propuesta general es hace sentido. No es un mal tema, para nada, pero va 100% en la vena más “bailable” de Beast in Black.

En esta misma línea llega Sweet True Lies, que es definitivamente una de las canciones menos metaleras del disco. Es puro Bon Jovi, de ese bien mainstream que es el delirio de tanta chiquilla rockera. Con todo lo glamoroso que es, Sweet True Lies es uno de los temas destaca en el disco, porque es oreja, invita a cantar, bailar, rockear y no deja indiferente para nada. Eso sin mencionar el coro, que debe ser uno de los estribillos más pegajosos que he escuchado en el último tiempo.

Un giro de 180 grados llega con Repentless, cuarto tema de esta entrega. Tal como se esperaría de un título así, la canción es bastante más Heavy que sus predecesoras, y si bien es cierto no es nada comparable al Repentless de Slayer, posiblemente sea el corte más agresivo de su catálogo. Tiene un gustito a Sabaton, además de claras reminiscencias a Nightwish. Es lo más cercano a una marcha de guerra que ha producido Beast in Black. Un coro memorable y un excelente solo de guitarra contribuyen a hacer de este tema uno de los puntos más altos del disco.

Die By The Blade es un blend que funciona bastante bien… las partes suaves y glamorosas contrastan de buena forma con las partes más heavy. Es una composición que no suena forzada, sino que más bien como una mezcla que fluye. Creado para ser un hit (y por ende lanzado como single), Die by the blade destaca como uno de los temas más orgánicos de la placa, y a todas luces será un imperdible en vivo.

Otra vuelta de tuerca llega con la balada del disco, Oceandeep. El versátil Yannis suena como cantante femenina en este corte, haciendo gala de su camaleónico timbre. La imagen de Nightwish vuelve a aparecer en el horizonte, no solo porque el título del track parece un juego de palabras asociado a la banda de Holopainen, sino por las semejanzas musicales también. De todas maneras, es una muy linda composición que aporta variedad al registro.

Unlimited Sin es otro tema concebido para entrar a la primera y quedarse dando vueltas en nuestras cabezas desde la primera escucha. Es un mid-tempo donde el teclado es el claro protagonista de la composición. En la misma línea llega True Believer, un tema muy AOR de cadencia menos dinámica y más cercano a ritmos bailables de finales de los ’80 y que no logra despegar del todo. Afortunadamente, This is War llega al rescate y vuelve a acelerar las revoluciones del disco. Tal como su nombre sugiere, este track es una marcha de guerra que invita a reemplazar los atuendos de baile por trajes de camuflaje, donde el espíritu de batalla trae de vuelta ese elemento épico que bandas como Sabaton y Civil War han sabido explotar a lo largo del tiempo. Si no fuera por un quiebre de ritmo que introduce una pausa y le quita intensidad al tema, sería un track redondo.

Heart of Steel, décimo corte del LP, es un buen mid-tempo en términos generales que, a pesar de no deslumbrar, resume muy bien el espíritu de Beast in Black, deambulando entre los dominios del AOR y el Power Metal. Finalmente, el disco cierra con No Surrender, composición que trae de vuelta la energía, la dinámica, poder y alegría del Power Metal europeo. Una jugada acertada sin dudas, que deja un buen sabor de boca a quienes tanto disfrutamos el estilo que aquí nos convoca.

Sumando y restando, “From Hell With Love” es un buen álbum que entrega una propuesta honesta y fiel al legado de la música que Anton Kabanen ha venido creando hace ya quince años. La mayoría de las canciones suenan orgánicas y la propuesta es consistente. No hay muchas sorpresas. Creo que la mayor virtud de esta entrega, sin lugar a dudas, es que el disco ofrece música muy entretenida, fácil de escuchar y altamente disfrutable de principio a fin. Ahora bien, lo negativo es que con cada vuelta que da el disco, este se va percibiendo algo superficial y un poco liviano. No me parece pueda llegar a transformarse en un imperdible del estilo. Es un disco, podríamos decir, políticamente correcto. Difícil que caiga mal pues no tiene puntos bajos, pero tampoco rompe esquemas ni dicta cátedra.

Dicho lo anterior, si te gusta el Metal con matices glamorosos de corte ochentero, definitivamente tienes que darle una oportunidad a este disco. Por contraparte, si lo tuyo es más tradicional y no tienes ganas de escuchar propuestas de Metal un poco más innovadoras, siéntete libre de pasar de largo. En cualquier caso, “To Hell With Love” es un paso correcto en la carrera de los finlandeses. Beast in Black es una de esas bandas que difícilmente dejará indiferente a alguien, y mientras Kabanen y compañía sigan escribiendo de la forma honesta en que lo hacen ahora, seguirán sumando adeptos a su ya respetable séquito de seguidores y de seguro seguirán pavimentando su camino hacia los escenarios más importantes de Europa y el mundo.

Review: Hernán Bórquez

Si Finlandia sigue entregando esta década a nuevos genios metaleros, entonces Anton Kabanen es el mayor representante de esta camada de jóvenes compositores que se ha posicionado en la escena.

Le dio forma y espíritu a una de las bandas revelación de Europa en estos últimos años, Battle Beast, de la cual se vio forzado a salir en 2015 luego de escribir los tres primeros discos del conjunto. Pero hoy por hoy, el guitarrista y productor está recuperando muchísimo terreno gracias a su grupo Beast in Black, que desde su álbum debut en 2017 viene nuevamente haciéndose notar fuertemente con un Heavy Metal tan explosivo como pegadizo, con influencias que van más allá del legado finlandés del metal melódico y se adentra a territorios ochenteros, con teclados dignos de la época pero con una mirada moderna que hace que la propuesta sea distinguible en cada uno de sus trazos.

PowerMetal.cl aprovechó el lanzamiento del segundo disco de Beast in Black, “From Hell With Love”, fijado para el 8 de febrero, para hablar con Kabanen no solo acerca este trabajo, sino también sobre composición, honestidad artística, construcción de estilos cuando pareciera que todo está dicho, inspiración en series de animé y aprendizajes que lo han llevado hasta la fase en la que se encuentra hoy.

Por Jorge Ciudad

Anton, desde la salida de “Berserker” ha pasado solo un año y tres meses, y ya estamos hablando sobre una segunda producción de Beast in Black, “From Hell With Love”. ¿Cómo trabajaron para poder sacar un nuevo material tan pronto?

Bueno, fue más o menos bajo presión, por lo apretada de la agenda de trabajo. El plazo, el deadline se veía bastante amenazante (risas), aunque logramos hacerlo porque… aunque nosotros teníamos actuaciones en festivales casi todos los fines de semana durante el verano, nos las arreglamos para trabajar el material en los días de semanas, sin parar. En lo personal, como además el álbum lo produje yo, tuve como una especie de lapsus social… estaba casado con el trabajo. Pero es algo positivo, ya que de verdad me permitió avanzar con este disco, y lo logramos, pese a que el reto fue muy grande. Si mal no recuerdo, las primeras grabaciones reales comenzaron en mayo o… ya sabes, a fines de la primavera o comenzando el verano, ya no me acuerdo exactamente, pero en ese momento teníamos que trabajar, y rápido. Ahora, la composición en realidad no tomó demasiado tiempo, dado que en su mayoría armamos las canciones con material que ya había escrito en el pasado. Y las letras, un tema aparte. Las letras son algo que siempre hago al final, casi siempre, y en esta ocasión conté con la ayuda de un amigo mío, Paolo Ribaldini (quien estuviera en el “Team Tarja” de The Voice Finland en 2015), italiano claro está, pero vive aquí en Helsinki, la misma ciudad que yo. Los dos somos fans de Berserk, del animé y el manga, y por eso fue muy interesante trabajar con él, ya que a los dos nos gustan las mismas series. Su aporte me ayudó muchísimo y facilitó las cosas. Sin embargo, hubo ciertos días… recuerdo cuando yo estaba escribiendo las letras y Yannis (Papadopoulos, vocal de Beast in Black) se encontraba en el estudio… teníamos que grabar las voces durante la jornada y en las mañanas o bien tarde en las noches me sentaba a completar las letras, porque para el próximo día debíamos tenerlas, ¡y no estaban listas! Fue un período muy productivo, sin días desperdiciados en el fondo, y por eso pudimos tener listo el álbum en tan corto tiempo.

¿Y cuán importante era para ti tener este segundo disco de Beast in Black lo más pronto posible? Fuiste forzado a dejar Battle Beast en 2015, tu propia banda, cuando se encontraba en su mejor momento. ¿Hasta qué punto sentiste la necesidad de mostrar que tras lo ocurrido, seguías en muy buena forma como compositor y productor, ahora con un nuevo conjunto? ¿Cuán importante es para ti volver a mostrar que mantienes un espacio en la escena?

Desde una perspectiva profesional, es muy importante si es que quieres construir una carrera y ganarte la vida con esto, es clave de hecho. Pero cuando nos referimos al proceso creativo, lo cierto es que nunca debes pensar en eso, en la perspectiva profesional de cómo hacer dinero, de cómo ganarte la vida. Debes entregarte de lleno al proceso creativo, dedicarte al arte por el arte, tiene que ser honesto en un 100%. Y creo que aquello es esencial si quieres entregar algo genuino y compartirlo con las personas. Como compositor, no puedo hacer algo que no me guste realmente o no lo disfrute. Si tuviera que hacerlo así, sería como mentirle a la gente a través del arte… Me hago responsable por completo de cada canción que he escrito en mi carrera y con Beast in Black solo queremos hacer cosas que nos parezcan bien, como banda. Y claro, si eso nos permite ganarnos la vida y hacer una profesión de aquello, entonces genial, estaré muy agradecido. Sin embargo, lo primero es lo primero, como te dije: el arte es lo primero, siempre, y debemos disfrutar el tiempo que compartimos juntos como un grupo, tenemos que ser un conjunto sólido, una unidad compenetrada, y pasarlo bien con lo que hacemos. ¿Sabes?, muchas bandas tienen una carrera dilatada pero no lo suficientemente exitosa como para dedicarse solo a ello, y nosotros de verdad que estamos tratando de hacerlo lo mejor posible para que esto sea nuestro trabajo principal, nuestro empleo en el futuro. Y bueno, creo que vamos por el camino correcto, ya que hasta el momento vamos en ascenso, con más y más fanáticos, con una muy buena recepción, con la venta de tickets subiendo, con la venta de discos que va bien para nosotros, entendiendo que esta época es muy mala para todos los grupos con respecto a la venta de discos, que siguen cayendo radicalmente. No obstante, estamos muy contentos con los resultados hasta ahora.

Y sobre lo mismo, eres un músico que se toma con bastante seriedad el proceso creativo, le das un cariz artístico y honesto a la composición, y que lo primero para ti es que lo que escribas sea de tu gusto. ¿Pero cómo es la sensación cuando crees en tu propio material, cuando estás seguro de que tiene un material potente, lo sacas al público y éste responde tan bien al trabajo, como te ha pasado con Beast in Black hasta ahora?

Nos pone extremadamente felices cuando la gente le abre su corazón a Beast in Black, y no solo desde lo compositivo, sino también para toda la banda. Es un privilegio enorme saber que a alguien realmente le gusta la composición y la música, o si le da poder y fortaleza para lidiar con ciertas cosas… he recibido comentarios de personas, escribiéndome que algunos temas les ayudan a seguir pese a las dificultades que hayan sufrido. Es muy reconfortante saber que la música puede ayudarlos, y desde el punto de vista del grupo, es muy gratificante cuando nos subimos al escenario. Nosotros lo pasamos bien ahí, siempre estamos sonriendo, felices, y luego vemos que el público también está muy contento, pasándolo muy bien. Podemos notarlo en sus rostros, que están disfrutando. Eso es lo más grandioso, en especial cuando una vez finalizado el show, las personas se nos acercan y nos dicen ‘oye, ¡desde ahora somos fans de ustedes!’. Que alguien nunca haya escuchado de nosotros antes y que de pronto diga, con solo un concierto, que ya es fanático a morir, es tremendo, significa que quizás estamos haciendo algo bien y que a la gente le gusta tu música. Es algo de lo que estamos orgullosos y queremos que siga de esa manera.

Ahora, una gran diferencia entre “Berserker” y “From Hell With Love” es que el segundo lo grabaron teniendo la certeza de la aceptación de la banda por parte de los fanáticos, teniendo la seguridad de que las cosas estaban funcionando. ¿Qué tipo de influencia tiene esta especie de aceptación en el nuevo trabajo? ¿Cuánto más seguro te hace sentir?

Bueno, como artista no deberías pensar en esas cosas, ¿no?, sólo tienes que escribir lo que sale de tu corazón. Creo que… cuando el primer álbum se torna interesante y termina siendo exitoso… a ver, a la gente le gustó nuestro álbum debut, pero antes de eso no había nada como para que el público se interesara por Beast in Black, en el fondo. De repente gustó el material y nos volvimos exitosos, pero el motivo creo yo fue que justamente no había expectativas. No sabíamos lo que esperaba la gente porque no había nada antes de Beast in Black, por lo que trazamos nuestro propio camino y terminó funcionando. Eso ratificó que debíamos continuar creyendo en nosotros mismos y seguir por nuestro propio camino, ya que por ese motivo y no otro las personas empezaron a interesarse en la banda.

Sí, pero quizás sí habían expectativas con respecto a Beast in Black en 2017, precisamente por tu carrera con Battle Beast, y el hecho de que varios querían seguir oyéndote. Lo cierto es que si escuchas una canción de Anton Kabanen, no importa si es de los tres primeros discos de Battle Beast o de los dos de Beast in Black, uno puede distinguir que tienes tu propio estilo compositivo. Después de todos estos años escribiendo música, ¿cuándo te diste cuenta de que tenías tu propio estilo para componer?

Bueno, creo que se encuentra con el paso de los años. Empecé a componer como a los 13 o 14 años de edad, en la misma época en que comencé a practicar en serio la guitarra. He tocado guitarra desde que tenía 6 años, pero no de forma seria hasta los 13, cuando tuve mi primera guitarra eléctrica. Y al mismo tiempo, empecé a componer mis propios riffs y melodías como por esos días. Eso sí que me entusiasmaba, muchísimo, aunque las primeras ideas no eran tan buenas ahora que las recuerdo (risas), pero lo pasaba tan bien componiendo que seguí haciéndolo, seguí y seguí haciéndolo hasta que en un momento, luego de algunos años, te das cuenta de ciertas cosas y que has comenzado a entender de la música, y a sentirlas, y cuando tienes la certeza de que sabes lo que estás haciendo, como que ‘OK, ahí está quizás la cosa que muestra que tienes tu propio carácter en la composición’. Aparte de eso, suelo escribir un montón de material, diverso, no solo Heavy Metal, sino también música acústica, composiciones sólo con teclado, música orquestada… pero Beast in Black es una banda de Heavy Metal y seguiremos siendo una banda de Heavy Metal, aunque esos pequeños detalles como gótico-sinfónicos, y la influencia de los teclados, sí pueden escucharse en Beast in Black, pero como te dije, escribo todas esas cosas por separado también, ¡aunque no las he lanzado aún! En esas canciones, incluso, creo que el elemento clave y más personal es la simpleza, y las melodías. Tiene que ser melódico, tienen que ser melodías que te toquen de alguna manera, que cuando las escuches no terminen siendo melodías del montón, sino lo suficientemente «precisas» para que tengan un verdadero significado. Cuesta un poco explicarlo en realidad y por eso lo dije antes, al momento que empiezas a entender la música y sentirla… es una combinación entre feeling y conocimiento profesional de la música. Cuando eso ocurre es el minuto, me imagino, en que te das cuenta de que tienes tu propio estilo. Lo importante es que aquello no te restrinja al momento de probar nuevas ideas.  Mi compositor favorito, James Horner, quien lamentablemente falleció en 2015 tras un accidente aéreo, una vez dijo en una entrevista cuando le preguntaron qué era lo importante tener en uno al momento de escribir bandas sonoras, que para él había que ser como un camaleón, ser capaz de adaptarte a diversos estilos, a distintas películas, de aprender a crear la música apropiada para ciertas escenas o partes de una secuencia. Rescato mucho lo que dijo, siendo un camaleón, lo que no significa que no tengas tu propio estilo, sino que puedes adaptarte a diferentes estilos, manteniendo tus elementos ahí.

Con respecto a “From Hell With Love”, me parece que es una mejora si se compara a “Berserker”. Los temas pesados como Repentless son más pesados que los del debut, los épicos como This Is War, más épicos que los del debut, y las canciones pegadizas con teclados ochenteros suenan más pegadizas y ochenteras que las del trabajo pasado. Esa es mi impresión. ¿Cómo analizas el progreso entre una entrega y otra?

En realidad nos sentimos orgullosos de los dos álbumes, y claramente podemos decir que a nuestros ojos son diferentes. No tratamos de hacerlo más ochentero por ejemplo, simplemente salió de esa forma, luego de seleccionar las canciones que grabaríamos. Solo ahí nos dimos cuenta… ‘OK, bueno, sin duda que tiene este una vibra muy fuerte de los ochenta’. No fue algo calculado, que pensáramos ‘OK, hagamos una mejora con respecto al primer disco’, ya que como te dije, nos sentimos muy orgullosos de “Berserker”, representa en un 100% cómo debe ser la banda… Siempre podrás pensar ‘OK, esta parte pudo haber sido distinta, se pudo haber producido de otra manera o mezclada de otra forma’, pero sería un cuento de nunca acabar. Lo único importante es que si al proyectar tu carrera hacia el futuro, a 10, 15 años, y en ese momento miras en retrospectiva y piensas en todos los discos que tienes, puedas decir ‘oye, tenemos 10 o 15 trabajos y todos enseñan una personalidad propia, un sonido propio, una producción distinta, no son copias el uno del otro’, todavía puedes decir que con 100% Beast in Black, pero cada uno tiene su carácter particular. ¿Sabes? Son como los hijos (risas).

Acabas de decir «100% Beast in Black”, pero seguramente ya habrás leído o visto comentarios de fanáticos, diciendo que sienten que el verdadero espíritu de Battle Beast sigue vivo gracias a tus trabajos con Beast in Black, o que el verdadero espíritu de Battle Beast está más presente en Beast in Black que en Battle Beast actual. ¿Cómo reaccionas cuando escuchas ese tipo de comentarios?, ¿cuán cómodo te es escuchar eso?

Viejo, ¡es completamente halagador! O sea, comprendo lo que la gente quiere decir y, en lo que a mí respecta, “From Hell With Love” es el quinto álbum de mi carrera personal. Por eso es que no veo problema alguno y no lo siento como algo negativo. De todas formas, con Beast in Black continuamos siendo una banda nueva y… por supuesto, el estilo es más o menos el mismo, si yo fui quien compuso los tres primeros álbumes de Battle Beast, incluyendo las letras y… cuando empecé a componer por separado de Battle Beast, simplemente sentí que esta cuestión de la bestia (beast) no estaba cerrada aún. El personaje… tiene su propia historia, y claro que es una cosa más personal, ¿me entiendes? Este personaje de la bestia… no era algo que quería abandonar todavía, sentía que había mucho más por hacer “en nombre de la bestia”, por decirlo de alguna manera. Y ahora estamos muy contentos de tener a Beast in Black y que exista esta especie de imagen, con cada portada quizás mostrando a esta bestia de algún modo. Hoy en día no haya tal vez tantas bandas con este tipo de personajes conectados a ellas, pero si pensamos en Children Of Bodom, ellos cuentan con The Reaper, Iron Maiden con Eddie y así. Con Primal Fear siempre verás a su águila en las portadas, mientras que Beast in Black tiene a la bestia, este Lion Beast y… de hecho, escribí una historia basada en el personaje del Lion Beast, hace varios años atrás, aunque todavía no la he terminado, hay que pulirla, no está lista como para ser publicada, hay que seguirla trabajando. Puede que nunca salga a la luz, pero siempre la tengo en mente, y quizás algún día quiera continuar armando esa historia y termine resultando en una entrega de Beast in Black que sea un disco conceptual, y relate la historia de la bestia. Por ahora solo sé que lo principal es que Beast es un nombre característico. De hecho, si nos referimos al nombre Beast in Black, la inspiración principal del nombre de la banda vino del manga Berserk, de este animé japonés donde sale este personaje, The Black Swordsman, cuyo animal interior es una bestia, Beast of Darkness, como su demonio interior. Y mientras pensaba en eso, en The Black Swordsman + Beast Of Darkness… ‘oye, ¡Beast in Black!, ¡listo!’. Claro, muchas canciones están basadas por supuesto en Berserk. En este nuevo disco, en «From Hell With Love», hay cinco temas basados en Berserk y, si estoy en lo correcto, lo mismo me parece que con el álbum debut, porque habían como cinco o seis inspirados en Berserk. En fin, sentía que era la decisión más correcta nombrar así a la banda, Beast in Black. Evidente, la música acá es similar a la que habré hecho en el pasado, pero hay algo nuevo que hace que la propuesta mantenga una frescura. Y creo que una diferencia muy importante y crucial es que la banda misma es distinta. Yannis es un cantante único, y todos los músicos, el batero, el bajista y el guitarrista… Kasperi (Heikkinen) es un fantástico ejemplo de guitarrista muy talentoso y virtuoso, es como… cuando él llega al estudio, graba sus solos en apenas un día, todos sus solos en un día. Llega tan bien preparado, y todos esos factores son parte de la música de Beast in Black y la banda, dándole sus propias características.

Sucede además Anton que has sido muy consistente en tu propuesta artística, desde un comienzo, desde tu primer disco «Steel» con Battle Beast hasta el de ahora con Beast in Black. No solo la música, con toda esta evolución, es un punto en común, sino también letras como las basadas en Berserk. Te pongo el caso de la canción This is War, de “From Hell With Love”, que cuando la escucho de inmediato me dan ganas de cambiar al álbum “Steel” y poner Band of the Hawk por ejemplo, que también está inspirada en la misma serie. Y al hacerlo, uno nota que existe una consistencia entre tu material más antiguo y tu material más reciente, a pesar del tiempo y el cambio de bandas…

Uf… no lo había visto de esa manera, pero como te dije antes, cuando escribes algo, lo más importante es que seas honesto con lo que compones, y solo después puedes compartirlo. Y quién sabe, en el futuro quizás la gente vea a Beast in Black de una manera muy diferente, que se pregunte “¿qué es esto?”, y sea muy distinto. Sin embargo, seguirá siendo parte de lo que realmente es Beast in Black, las composiciones de Beast in Black. Al final, pienso que es muy difícil para cualquiera saber cuál es el verdadero espectro de musicalidad de Beast in Black. No queremos limitar nuestro sonido, cuando escribo no quiero limitarme demasiado, porque la música es un campo de juego con tantas cosas que uno quiere probar. Creo que el Heavy Metal de hecho es el género musical más apropiado para probar cosas, es el género más libre… para mí, el Heavy Metal representa la libertad, la libertad musical. ¿Te puedes imaginar un álbum de Britney Spears con voces guturales, solos de guitarra bien vistosos o doble bombo? No, eso jamás ocurrirá. Con el Heavy Metal, en cambio, tú sí puedes hacer algo de lo que hace Britney Spears, por ejemplo, en alguna parte de una canción. Si quisieras podrías hacer algo muy suave, melodioso, y lento, de la nada cambiar a algo súper rápido, agresivo y ruidoso, pasando por todo entre un extremo y otro. Esa es la belleza del Heavy Metal y la gente lo aceptará. Lo hemos visto con muchas bandas que han hecho un montón de combinaciones. Los seguidores del Metal lo aceptan y se vuelven leales a sus grupos… pero claro, a lo que quiero llegar es a que el Heavy Metal es el género que te otorga más libertades, puedes esperar cualquier cosa en el futuro. Por supuesto, Beast in Black seguirá siendo Heavy Metal, aunque es difícil saber qué tipo de «condimentos» se irán añadiendo a la sopa para los próximos lanzamientos.

Mientras hablamos sobre los procesos de composición, de lo importantes que son para ti, de cuánta energía y trabajo les dedicas, de lo que significa para ti como músico, y lo importante que es sentirte contento con todo esto, es imposible no acordarse del 2015, cuando te encontrabas en un momento crucial de tu carrera con Battle Beast, con un «Unholy Savior» que se transformaba en el número uno de los charts de tu país, pero con un ambiente al interior de la banda que hizo que solo semanas después te forzaran a salir del grupo. ¿Cuán difícil fue la situación para ti, cuando debiste lidiar con tantos problemas durante esta fase tan «sagrada» para ti como la creación y lanzamiento de un trabajo?

Si, fue muy difícil para mí en ese momento, pero viéndolo en retrospectiva, la experiencia fue como una escuela, y fue muy importante pasar por esa escuela para mí. A causa de lo sucedido fue que pudo nacer Beast in Black, y eso es lo más importante. Me siento feliz al respecto, por cómo están las cosas ahora. Con nuestro bajista (Máté Molnár), por ejemplo, hemos hablado de nuestros pasados…  y había vivido como una experiencia similar. Estaba a cargo de su banda, Wisdom, un conjunto húngaro de Power Metal con el que estuvo tocando como por 15 años, haciendo cosas con ellos mientras yo estaba con Battle Beast, y ambos estuvimos de acuerdo con que habían sido muy buenas escuelas para nosotros y que ahora podemos combinar nuestras experiencias, conocimientos y todo lo que hemos aprendido, trabajar juntos y hacerlo para Beast in Black, que es nuestra prioridad, lo que ha funcionado bastante bien. Y creo que esa es otra de las razones por la cual Beast in Black ha crecido. Nos hemos preocupado de varios aspectos y siempre hemos buscado aprender del pasado, de las experiencias de trabajar con tantas personas. En ese sentido, cuando recuerdo el pasado, lo veo como una lección muy importante, pese a lo súper difícil que fue en lo emocional, pero me imagino que tenía yo que pasar por eso. Nunca sabes lo que el destino tiene guardado para ti, y bueno, para mí el destino tenía guardado a Beast in Black, aunque no lo sabía en ese tiempo. Si la gente supiera su futuro, lo más probable sería que ese futuro no se concrete, si lo supiera de antes…

Muchas gracias Anton por tu tiempo y esta entrevista tan profunda, en la que los metaleros chilenos y de Sudamérica tendrán la oportunidad de conocerte más. ¿Tienes algún mensaje para ellos?

Primero que todo, gracias a todos los que se han dado el tiempo de revisar esta entrevista. Estén atentos a las novedades de Beast in Black. Nuestro álbum sale el 8 de febrero así que vayan a escucharlo, y realmente esperamos que le guste a todos. En algún momento que estemos cerca de sus pueblos y ciudades, ¡asegúrense de ir a los conciertos! Y si no, en el futuro cercano, entonces tomen un avión ¡y vayan a ver un show de Beast in Black en cualquier parte del mundo!

«No More Hollywood Endings» será el nombre del quinto álbum de BATTLE BEAST, con fecha de publicación el 22 de Marzo de 2019 vía Nuclear Blast Records. Al igual que el anterior trabajo, la portada fue creada por Jan «Örkki» Yrlund (KORPIKLAANI, PYRAMAZE).

Janne Björkroth, Tecladista de BATTLE BEAST, comenta acerca del nuevo disco:

«Las canciones Heavy son aún más Heavy, las pop más brillantes, las sensaciones de rock más fuertes y suena mejor que antes. La variedad emocional es más amplia y todo es más grande»

BEAST IN BLACK, el proyecto de Anton Kabanen ex-BATTLE BEAST, lanzará el 8 de Febrero su segundo disco titulado «From Hell With Love»Roman Ismailov, conocido por diseñar los artworks de los primeros discos de BATTLE BEAST, fue el encargado del diseño del arte de este disco y se puede ver a continuación:

BEAST IN BLACK, el actual proyecto del ex-BATTLE BEAST Anton Kabanen, lanzará «From Hell With Love» el próximo 8 de Febrero via Nuclear Blast.

«A veces se siente como estar en el infierno trabajar tanto y tan duro en el segundo álbum de BEAST IN BLACK, pero ponemos todo nuestro empeño en ello. Bueno, esto es para ustedes, ‘From Hell With Love'» comentó la banda al anunciar su segundo álbum.

Noora Louhimo, vocalista de BATTLE BEAST, conversó con Metal Casino sobre el próximo LP de los finlandeses el que se espera este ya disponible el próximo año:

«Ya estamos en proceso de hacer un nuevo álbum. Esto no es nada nuevo para nosotros, siempre hacemos shows al mismo tiempo, pasamos todo el año haciendo el disco. Pero está bien, estamos acostumbrados a trabajar mucho, todo el tiempo. En realidad, el álbum está en camino y se lanzará a principios del próximo año. No quiero revelar demasiado, pero vamos a mantener el mismo espíritu que en el anterior. Y también, no prometo nada, pero habrá grandes canciones. Estoy muy entusiasmada con las demos que tenemos, porque tiene algo especial. Con el anterior, aprendimos mucho de lo que queremos hacer con nuestra música, así que será incluso más épica que la última vez. Pero realmente no puedo decir nada antes de que lo terminemos»

Anton Kabanen fue el artífice de Battle Beast, uno de los grandes proyectos musicales del género insigne de esta página. Fue miembro fundador y principal compositor de los escandinavos hasta su salida, dos meses después de haber publicado “Unholy Savior”.

Tal fue el revuelo de su partida, que no tuvo problemas en formar una nueva banda y encontrar un sello rápidamente. El baterista Sami Hänninen (ex Brymir) se contactó con Anton directamente cuando supo que había separado caminos con Battle Beast, a fin de ser considerado por él si formaba una nueva banda. Yannis Papadopoulos (ex vocalista de Wardrum) fue contactado por Anton a través de internet, después de haber visto varios videos de él en YouTube versionando canciones y escuchar su trabajo en Wardrum. Después de conocer a Anton en persona, Yannis se unió al “proyecto” en ese entonces. Posteriormente acudió al llamado un amigo de Anton y primera opción para la guitarra, el experimentado Kasperi Heikkinen (Conquest, ex U.D.O.). Sólo faltaba el bajo y en ese período, los húngaros de Wisdom estaban en busca de un guitarrista, así que Anton Kabanen se unió a Wisdom como guitarrista, con la condición de que Máté Molnár, uno de los miembros fundadores de Wisdom se uniera al bajo en esta nueva aventura llamada Beast in Black. El sello Nuclear Blast apostó por esta idea y lanzaron su primer disco titulado “Berserker” con el gigante discográfico cuando estuvo finalizado el trabajo.

Anton Kabanen es un fan declarado de Kentaro Miura. En su época en Battle Beast, compuso varias canciones relacionadas a Berserk (The Band of The Hawk, Iron Hand, Victory, Golden Age, Kingdom, Out of Control, The Black Swordsman y Fight, Kill, Die). Con esta premisa,  “Berserker” nace influenciado musicalmente por grandes exponentes del Heavy Metal de los ’80 (como Judas Priest, Manowar o Accept por nombrar algunos) y la obra en sí, sin ser conceptual, se inspira en el trabajo de Kentaro Miura, el eterno manga llamado Berserk (publicado inicialmente en el año 1989 por Monthly Animal House y que continúa siendo difundida hasta la fecha por la revista Young Animal).  El artwork infundido en “Berserker”, es esbozado por Roman Ismailov (quien había dibujado la carátula de “Steel”) y muestra a “la bestia”, símbolo de Battle Beast y ahora de Beast in Black emulando a Guts (o Gattsu en su versión japonesa protagonista de la obra), con un brazo metálico y una gran hacha aparentando a la imponente espada matadragones. De fondo podemos ver a Midland a un lado derecho y por el otro costado, a Zodd el inmortal junto al Caballero Calavera.

El disco abre con Beast In Black, una canción enérgica, muy pegadiza y con excelentes e imaginativos duelos de guitarra, gran acierto para abrir este disco y presentar al grupo. La base rítmica es contundente y la voz de Yannis suena potente, apoyada en el coro por el trabajo de Anton en las voces (que ya conocíamos desde su paso por Battle Beast). Esta apertura, nos relata el conflicto interno que tiene Guts con su bestia interior, un animal en forma de perro endemoniado que se apodera de él. En su ira insana, odio y rabia, Guts usa su espada matadragones para vengarse de Griffith y asesinar a todos sus apóstoles.

Blind And Frozen fue el primer single/video publicado por la banda y fue la carta de presentación de Beast in Black al mundo. Nadie quedó indiferente ante la particular voz de Yannis, de un inicio con un registro vocal alto y posteriormente sutil. Tiene varios tintes femeninos en su registro y su amplio rango hacen que escuchar esta canción por primera vez, nos deje con la boca abierta. El griego es muy versátil, en momentos tiene una voz poderosa y a la vez delicada. Un acierto en cuanto a melodía y posterior desarrollo. La expectación en cuanto a la voz era muy grande, Yannis vino a ser el “reemplazo” de dos fieras como Nitte Valo y Noora Louhimo. Temazo desde el primer segundo, no le sobra ni le falta nada. Canción concebida para ser un himno.

Blood Of A Lion pareciera ser tomado del primer trabajo de Battle Beast, canción desechada incluso en “Unholy Savior” y usada en este disco. Otro himno que debe funcionar bastante bien en vivo, con unas melodías súper pegajosas. Mientras transcurren sus primeros segundos, va in crescendo y siendo más intensa hasta su coro. La voz de Yannis también va tomando cierta agresividad en la interpretación y el coro apoyado nuevamente por la singular voz rasposa de Anton. Nuevamente entramos en el conflicto interno de Guts con su bestia interna, pero esta vez, tomando fuerza de ella. Los teclados suenan épicos y la base rítmica suena contundente hacia el último tramo de la canción.

Born Again es algo más melódica, extremadamente ochentera en su comienzo y romántica. Nos relata el recuerdo de los primeros momentos de intimidad de Guts con Casca (o Kiasca en su versión japonesa) y como el protagonista desea recuperar lo que tuvieron hasta antes del eclipse. Yannis se vuele a lucir con su variabilidad, jugando en tonos altos agudos y rasposos, muy cercano al trabajo de Halford en Judas Priest, guardando las proporciones.

Zodd The Immortal es un hachazo de principio a fin, doble bombo a toda máquina y una base rítmica cortante. Es la canción más agresiva y pesada del disco, con un Yannis sonando brutal y demostrando que los tonos bajos no son un problema para él. El primer solo de guitarra es bien elaborado y armonizado, un buen paso para la segunda estrofa y coro de la canción, en donde las guitarras vuelven a ser protagonistas en un segundo solo, dando paso a un quiebre bastante interesante y violento. Zodd el Inmortal o Nosferatu Zodd es un personaje de Berserk, apóstol del quinto ángel y la canción refleja muy bien a este ser, un ente agresivo que ha dedicado su existencia al combate. Cada batalla en la que se dice que ha muerto, vuelve a reaparecer.

The Fifth Angel parte con una introducción del instante en que “la mano de dios” le da la iniciación a Femto en su creación (nombre que adopta Griffith cuando pasa a formar parte de este grupo) y del costo que debe incurrir para obtener el reino que desea, entregando en sacrificio a la “banda del Halcón”, que fue eliminada por sus sirvientes demoníacos y la posterior violación de Casca a manos de Femto en presencia de Guts. Acá comienza la razón de ser de Guts en el resto de la historia y su venganza contra “la mano de dios”. La composición es a medio tiempo y es donde encontramos la mayor presencia de teclados, un duelo de guitarras y melodías pegajosas. Mucho más tirada al Hard Rock.

Crazy, Mad, Insane es prácticamente sacada de otro disco u otra banda, muy al estilo de Abba por estructura y melodía o Modern Talking incluso, una canción bastante comercial y popera. Anton está influenciado por las canciones pop con sintetizadores de los años ’80 y había incursionado en algo similar en Battle Beast con Touch in the night. Corte influenciado por la música disco y dance. Independiente de las preferencias musicales y del disco en sí, es una canción muy pegajosa. Sería raro escucharla en vivo. Muy raro. En cierta medida, la letra no pega mucho con la música, debido a que interpreta a lo que siente Guts contra Griffith y su reino de luz creado en base a su pacto con la “mano de dios”.

En la segunda mitad del disco y siendo un bonus track, Hell For All Eternity sigue la estructura presentada en este trabajo, un coro bien pulido que se quedará dando vueltas en tu cabeza y un desarrollo certero, que va amplificando las revoluciones a medida que suenan los compases. Inconscientemente comenzarás a mover tu cabeza a medida que avanza el tiempo. El quiebre es buenísimo y el final es estruendoso con el doble bombo a toda marcha.

Eternal Fire tiene un coro bastante similar a The Final Countdown de Europe, más veloz que la canción anterior y donde nuevamente los teclados son protagonistas. Incluso su comienzo tiene un leve coqueteo con los suecos. El galopante riff que acompaña el desarrollo de la canción tiene ciertas reminiscencias también, excepto que la velocidad de la batería impuesta por Sami toma protagonismo en la canción durante los duelos de guitarra.

Cerca del final, nos encontramos con otro bonus track, la ganchera Go To Hell. Es de esas canciones que no entiendes el motivo de ser un extra, es una grandísima canción que te obligará a mover tu cabeza al ritmo de la canción, Yannis vuelve a sonar pomposo en los tonos altos. El coro simplemente es majestuoso, trae toda esa esencia ochentera a la memoria y mención honrosa a los solos de guitarra, muy elegantes y efectivos. La batería de Sami suena contundente, como si se fuera a desbocar en cualquier momento.

La siguiente canción fue la que más escuché mientras escribía la reseña. End Of The World es una pieza colosal, épica y reúne todos los elementos que quiere entregar Beast in Black. Teclados que sirven de guía, el ritmo de la batería dominada por Sami y el bajo de Máté  van estampando la marcha desde un principio y siguen en su conjunto tomando cada vez más fuerza, sobre todo cuando el bombo empieza a sonar fuertemente para ir marcando el paso. La participación activa de Anton en el coro sigue aumentando esta poderío hasta el quiebre, con unos solo de guitarra muy virtuosos, donde van turnándose Anton y Kasperi. De lo mejor que nos entrega este “Berserker”.

Al cierre, tenemos la balada Ghost In The Rain, que fue escrita originalmente para Battle Beast. Mientras llegamos a la calma y nos deleitamos con la voz de Yannis, da para pensar que hubo otras artistas invitadas en esta canción, pero es solo la voz de Yannis en distintos matices. Una clausura de clase para cerrar esta magnífica obra, una balada que suena enérgica y emocionante.

En esencia, debido al principal compositor y sus influencias, podríamos decir que es Battle Beast con otra formación o Battle Beast 2.0, pero Beast in Black retoma lo que quedo a medio camino en “Unholy Savior” marcando una clara línea divisoria a la anterior agrupación. Heavy Metal que bordea el Power Metal muy ochentero, con estribillos gancheros, teclados hímnicos y solos de guitarra muy inspirados. De los mejores discos del 2017.

 

Herrant

 

Anton Kabanen y su nuevo proyecto BEAST IN BLACK, el cual nace tras su salida de BATTLE BEAST, acaban de lanzar su disco debut llamado «Berserker» via Nuclear Blast y para celebrar su lanzamiento, lanzaron un lyric video para «Born Again» el cual se puede escuchar a continuación:

 

El tracklist y el artwork:

01. Beast In Black
02. Blind And Frozen
03. Blood Of A Lion
04. Born Again
05. Zodd The Immortal
06. The Fifth Angel
07. Crazy, Mad, Insane
08. Hell For All Eternity (bonus track; digipak)
09. Eternal Fire
10. Go To Hell (bonus track; digipak)
11. End Of The World
12. Ghost In The Rain

 

Anton Kabanen, ex-miembro de BATTLE BEAST, sigue preparando el debut de BEAST IN BLACK, su nuevo proyecto musical. El disco llamado «Berserker» saldrá al mercado el próximo 3 de Noviembre via Nuclear Blast y hoy reveló un nuevo adelanto. La canción elegida es «Beast In Black» está basada en el famoso manga «Berserk!» y la pueden escuchar a continuación:

BEAST IN BLACK es el proyecto con que regresa Anton Kabanen, ex-miembro de BATTLE BEAST. Kabanen anunció que en Noviembre verá la luz el disco debut de su nueva banda via Nuclear Blast y para hacerse una idea de como suena esto, acaba de lanzar el video clip del primer adelanto del trabajo, el que se puede ver aquí mismo.

Con ustedes, el video musical de «Blind And Frozen»:

El tracklist de «Berserker» es:

01. Beast In Black
02. Blind And Frozen
03. Blood Of A Lion
04. Born Again
05. Zodd The Immortal
06. The Fifth Angel
07. Crazy, Mad, Insane
08. Hell For All Eternity (bonus track; digi only)
09. Eternal Fire
10. Go To Hell (bonus track; digi only)
11. End Of The World
12. Ghost In The Rain

BEAST IN BLACK es el nuevo proyecto del guitarrista Anton Kavanen, ex-miembro de BATTLE BEAST, y «Berserker» es el nombre del disco debut. Ahora, el guitarrista ha revelado que firmó con Nuclear Blast para un lanzamiento en Noviembre y ya podemos ver el artwork del trabajo a continuación:

 

Anton Kabanen, ex-guitarrista fundador de BATTLE BEAST que dejó la banda hace unos años por diferencias con el resto de sus ex-compañeros, ya terminó las grabaciones de su nuevo proyecto llamado BEAST IN BLACK. El álbum, que fue grabado en Sound Quest Studio, se lanzará a fin de año.

«Quiero continuar la visión que originalmente empecé con BATTLE BEAST. Básicamente, significa escribir mis propias canciones con libertad y ‘La Bestia’ ya se ha convertido en una parte esencial de mi vida, es algo así como Eddie de IRON MAIDEN … La sensación en este grupo es totalmente diferente, y de una buena manera. Cada uno disfruta de la compañía del resto y creo que la gente lo sentirá y verá. En BEAST IN BLACK, el nivel de musicalidad es mucho mayor que en BATTLE BEAST. Los ensayos de la banda, las grabaciones de álbumes y la comunicación es mucho más suave. La música en sí no va a ser tan diferente, pero va a ser más poderosa y pesada» comentó anteriormente Kabanen al ser preguntado por BEAST IN BLACK y sus diferencias con BATTLE BEAST.

El pasado 17 de Febrero BATTLE BEAST lanzó su último disco llamado «Bringer Of Pain» y ahora la banda finlandesa nos trae el videoclip para la canción que da nombre al álbum, el que pueden ver a continuación:

Los finlandeses BATTLE BEAST, lanzaron un video musical para el tema «Familiar Hell» que pertenece a su próximo disco titulado «Bringer Of Pain«, que saldrá a la venta el 17 de febrero a través de Nuclear Blast.

El tracklist de «Bringer Of Pain«:

1. Straight To The Heart
2. Bringer Of Pain
3. King For A Day
4. Beyond The Burning Skies
5. Familiar Hell
6. Lost In Wars
7. Bastard Son Of Odin
8. We Will Fight
9. Dancing With The Beast
10. Far From Heaven

Puedes ver el videoclip aquí: