Entradas

AXEL RUDI PELL se encuentra trabajando en su disco número 17 el cual llevará el nombre de «Knights Call». Este trabajo saldrá el 23 de Marzo via Steamhammer/SPV y aquí les dejamos el artwork y el  tracklist:

  1. The Medieval Overture (intro)
  2. The Wild And The Young
  3. Wildest Dreams
  4. Long Live Rock
  5. The Crusaders Of Doom
  6. Truth And Lies
  7. Beyond The Light
  8. Slaves On The Run
  9. Follow The Sun
  10. Tower Of Babylon

Wacken 2016

Una nueva edición del tradicional WACKEN OPEN AIR se está desarrollando en Alemania. Como todos los años, el festival tendrá transmisiones en vivo y otras en diferido durante estos tres días, así que te dejamos la programación en hora chilena para que no te pierdas ninguna de estas bandas:

JUEVES
12:10 – Saxon
14:35 – Phil Campbell’s All Starr Band
15:30 – Iron Maiden
18:45 – Born To Lose, Lived To Win: A Tribute To Lemmy Kilmister

VIERNES
11:25 – Axel Rudi Pell
15:10 – Tarja
16:30 – Blind Guardian
19:45 – Testament

SÁBADO
11:00 – Metal Church
12:15 – Therion
18:40 – Arch Enemy

 

Axel Rudi Pell presenta su nuevo trabajo, llamado “Game of Sins”, con una fórmula más que consagrada y sin ningún factor de cambio (Eternal Prisoner + Fool Fool + Tear Down the Walls + los característicos riffs del teutón + la magia interpretativa de la voz de Johnny Gioeli). Dicho esto y si eres un seguidor (como el que escribe), sabrás de antemano e incluso previo a escuchar el disco, qué tipo de composiciones puedes encontrar. Axel Rudi Pell ha ido disminuyendo la velocidad de su trabajo desde que Mike Terrana no está en sus filas y se ha volcado en la melodía y los mid-time del Hard/Heavy como estructura principal (con Terrana, la última pieza con velocidad fue Ghost In The Black, y si recordamos bien, el alemán fue creador de afilados himnos powermetaleros a doble bombo, como Buried Alive, Flyin´High, Nightmare y/o Gettin’ Dangerous, entre otros).

En este periplo, su fiel escudero en el bajo, Volker Krawczak lo sigue acompañando (desde el año 89’) en las bases rítmicas, y Ferdy Doernberg continúa entregando esa atmósfera al mando de los teclados. A pesar de que ya no cuenten con los servicios de Mike Terrana desde el “Circle Of The Oath” (2012), el experimentado reemplazo Bobby Rondinelli (ex Rainbow, ex Black Sabbath, ex Doro y ex Riot) cumple más que bien con la propuesta del alemán desde que se integró y se adapta bastante bien al estilo que plantean como agrupación. No podemos dejar de lado a Johnny Gioeli, quien supo imponer su estilo, carisma e interpretación desde que entró a la banda en el lejano “Oceans of Time” (1998) por sobre la genial voz de Jeff Scott Soto.

Lenta Fortuna (Intro) nos da el pie de inicio para Fire, la típica apertura que nos trae Axel Rudi Pell en gran parte de sus obras, con una temática de ángeles y demonios. Es una canción a medio tiempo con un coro y riffs bastante pegajosos, en el cual destacan además del sonido de cada instrumento, la producción que siempre mejora en cada disco. Podríamos decir que el germano es una máquina de melodías, a pesar de que sus estructuras son similares, sigue fiel a su estilo y siempre se las ingenia para fabricar nuevos acordes que diferencian un poco cada uno de sus arreglos compositivos.

Sons in the Night es puro Hard Rock del que nos tiene acostumbrados Axel Rudy Pell, con un solo de guitarra inspirado y en donde mejor se distinguen los elementos del quinteto. Por sobre todo, resalta la interpretación de Johnny Gioeli, quien canta el coro como si se tratara de un hit de los años 80’, desempeñándose de igual o mejor manera que en su natal Hardline.

Siendo la canción más duradera, con una atmósfera densa, predominada por los teclados de Ferdy Doernberg y dándole nombre al disco, Game of Sins contiene un riff galopante, sirve de guía para los otros instrumentos y tiene ese aire al viejo Black Sabbath, de ritmo lento. Aquí se enfatiza el ritmo que lleva Bobby Rondinelli en las baquetas, donde de a poco va haciendo juego con los tambores como si quisiera cambiar de ritmo, hasta converger en un ritmo más acelerado en los minutos finales. Por otra parte, Falling Star es muy similar a Fire, tanto que podría haber sido el inicio de este “Game of Sins”, Hard/Heavy con una letra más inspirada en la fantasía y los vaivenes de la vida.

Las baladas es la otra faceta musical en donde se desenvuelve muy bien Axel Rudi Pell. Se nota su gusto por ellas en los compilatorios que tiene en su haber («The Ballads» I, II, III y IV). La power ballad Lost In Love brilla por sí sola, apoyada principalmente por los teclados de Doernberg y la emotiva interpretación de Gioeli, muy romántica y acorde a la letra, como si se tratase de una experiencia personal. Mención honrosa a la base de guitarras acústicas de Axel Rudi Pell y el solo de guitarra que saca bajo la manga, muy inspirado.

The King of Fools es la combinación de las partes de “Game of Sins”, con una letra más trabajada y con varios cambios de ritmo, canción de medio tiempo que acelera en algunos pasajes y de la mano de un compás de batería como principal guía, siendo primordial protagonista Rondinelli, quien hace gala de toda su experiencia en estos cambios de ritmo.

Con el peso del bajo como principal apoyo, bajando las revoluciones prosigue Till the World Says Goodbye, de aire denso y lento, extensión que nos lleva a gloriosas épocas de antaño por su estructura, introduce de a poco sus riffs, siendo de similar estructura a Game of Sins. Lo siguiente, Breaking the Rules, va muy en la línea de Fool Fool del “Black Moon Pyramid” (1996), Hard Rock melódico de primera clase, con esa guitarra rasgada impuesta por Axel Rudi Pell. Puede tener similitud con otras canciones del alemán, pero se las ingenia de alguna manera para tratar de marcar diferencias, en cuanto a letras y melodía.

Forever Free es otra canción extensa que no aporta mucho. Los principales protagonistas son Krawczak, Doernberg y Rondinelli en su gran parte, posee una espaciosa organización instrumental entre las guitarras y la voz de Gioeli. Bien baja en revoluciones, pero es de las canciones que sirven para separar por ritmos unas de otras y darle un poco de variabilidad al disco. Es un claro ejemplo de la fórmula de Axel Rudi Pell.

Como bonus track, All Along the Watchtower respeta la versión original de Bob Dylan y es interpretada en los terrenos musicales de la banda, luciéndose Axel Rudi Pell en el solo introductorio y por sobre todo,  al ambiente que le dan los sintetizadores de Doernberg. Versión Hardrockera de este clásico que ha sido interpretado por grandes como Jimi Hendrix (quien junto a Ritchie Blackmore son la gran inspiración del germano).

No es el mejor trabajo de Axel Rudi Pell, pero se mantiene en la misma línea compositiva como en gran parte de sus producciones. Podemos decir que esto es una especie de garantía para sus fans más acérrimos, dado que varía muy poco en sus esquemas y es parte del espíritu de los previos trabajos a “Game of Sins”. Si debemos destacar algo de él (además de su constancia, más de veinticinco años viviendo de la música no es poco), es que siempre sabe cómo enganchar a la audiencia con algún riff y los geniales coros de Johnny Gioeli.

Axel Rudi Pell

El 15 de Enero se lanza «Game Of Sins», el nuevo disco del guitarrista Axel Rudi Pell. «The King Of Fools» es el primer single del disco y se puede escuchar en formato lyric video aquí mismo.

«‘The King Of Fools’  se trata de un proxeneta, el rey de su barrio. Las niñas deben tener cuidado con él, ya que enseña el pecado. Tiene un riff rockero típico de Axel Rudi Pell, melódico y directo» comentó Axel

Axel rudi pell game of sins

Axel Rudi Pell

El legendario guitarrista alemán AXEL RUDI PELL, quien esta cumpliendo 25 años de carrera, lanzará el 15 de Enero su 16avo disco de estudio titulado «Game Of Sins» via SPV/Steamhammer. Elálbum está compuesto por 10 tracks, más un bonus en su versión digipak y estará disponible en formatos CD, digital y vinilo.

«Todo el mundo está de acuerdo. No hay un solo relleno en este álbum» comentó Axel.

EL tracklist de «Game Of Sins»:

“Lenta Fortuna”
“Fire”
“Sons In The Night”
“Game Of Sins”
“Falling Star”
“Lost In Love”
“The King Of Fools”
“Til The World Says Goodbye”
“Breaking The Rules”
“Forever Free”
“All Along The Watchtower” (digipack Bonus track)

Axel rudi pell game of sins

El 24 de abril, en una edición limitada de mil copias, vía Skol Records, saldrá a la venta el primer tributo a los legendarios estadounidenses de RIOT, actualmente vigentes con el nombre RIOT V, tras el fallecimiento en 2012 de su líder histórico, el guitarrista Mark Reale. La placa llevará por nombre «Thunder And Steel Down Under – A Tribute To RIOT» y ha sido producido por Bart Gabriel (SACRED STEELCRYSTAL VIPERJACK STARR’S BURNING STARR).

El disco contará con catorce temas de RIOT ejecutados por AXEL RUDI PELL, ATTACKER, SAVAGE MASTER, NIGHT DEMON, CRYSTAL VIPER (con las voces de Todd Michael Hall, actual cantante de RIOT V), WALPYRGUS, ALPHA TIGER, OCTOBER 31, DEXTER WARD, ROCKA ROLLAS, STALLION, ANGELO PERLEPES’ MYSTERY, FERDY DOERNBERG y EVIL UNITED. Todas las ganancias que provengan del disco irán en directo beneficio a Tony Reale, anciano padre del fallecido Mark.

thunderandsteeldownunder

 

Si tuviéramos que entregar un premio “a la trayectoria”, considerando el arduo trabajo y esfuerzo demostrado a lo largo de los años,  Axel Rudi Pell estaría al menos entre los nominados.  Y claro, porque el germano tiene fama de trabajador incansable y así lo ha demostrado su dilatada trayectoria en solitario, que comenzara en 1989 con Wild Obsession, que tuviera una etapa muy prolífica con Jeff Scott Soto en las voces en trabajos como Eternal Prisoner (1992), Between The Walls (1994), Black Moon Pyramid (1995) y Magic (1997). Tras la salida de JSS vendría una segunda etapa exitosa con Johnny Gioeli (cantante de los hard rockeros Hardline) como frontman, especialmente con Oceans Of Time (1998), Masquerade Ball (2000), Shadowzone (2002) y King And Queens (2004). Otra característica que ha ayudado a esta buena racha es que la banda desde 1998 a la fecha apenas ha sufrido un solo cambio en su formación, cuando en el año 2000 Jörg Michael daba paso a Mike Terrana en la batería. Desde entonces la formación ha sido la misma con los ya mencionados Gioeli y Terrana, además de Ferdy Doernberg (teclados),Volker Krawczak (bajo) y por supuesto Axel Rudi Pell en guitarras.

Otra particularidad que hemos observado a través de los años es la eterna comparación con Yngwie Malmsteen. En lo personal, considero que Axel no tiene a su haber un disco tan espectacular como los clásicos de Yngwie, pero a la larga ha llevado una carrera más pareja que la del sueco. Si bien la fuentes de inspiración son la misma (Ritchie Blackmore, Uli Jon Roth, Hendrix) hay diferencias notorias en los estilos de ambos, de hecho -y guardando las proporciones-, siempre he pensado que Axel  es lo más cercano al tipo de música que haría Rainbow si aun siguieran activos, por lo que comulgo con quienes lo consideran como el verdadero alumno aventajado del hombre de negro. ¿Qué le ha faltado entonces? Un poco más de exposición mediática diría, algo que si ha sabido manejar Yngwie, que en buenos o malos momentos de su carrera siempre se las ha arreglado para hacer noticia, ya sea por lo musical como extra musical.

Estamos conscientes que Axel tienen una fórmula patentada y en eso se mueve la mayor parte del tiempo. Sus discos no presentan grandes variaciones de uno a otro, no obstante, siempre se las arregla para sorprender con composiciones de alto calibre, algo de lo que por cierto podremos disfrutar a cabalidad en esta producción titulada Circle Of The Oath. En el decimoquinto trabajo en su trayectoria notaremos referencias a la primera etapa del conjunto, con canciones en que predominan los riffs rockeros y “al hueso”, contrastadas con extensas composiciones cargadas del misticismo, majestuosidad y sentimiento épico predominantes en las producciones correspondientes a la década del 2000.

El álbum lo abre la introducción The Guillotine Suite que comienza con una solemne melodía de guitarra acústica, que pasado la mitad adquiere una orientación de himno de marcha dando paso rápidamente a la agresiva Ghosts In The Black. Un verdadero puñetazo a la cara que sorprende por los agresivos riffs que perfectamente podrían ser parte de cualquier álbum clásico de Running Wild. Por si eso fuera poco, el inmenso poder desplegado por el tándem Terrana/Krawczak en la base rítmica nos deja sin aliento, mientras que la rabiosa línea vocal de Gioeli desencadena en un coro potentísimo: “Oh, Ghost in the Black / Running and leaving, we’re under attack / Oh, Ghost in the Black hiding our souls, we might not come back”. Ferdy Doernberg dejando su rúbrica con la magia de sus teclados, que a pesar de haber sido relegados un tanto en la producción, le adhieren el misticismo que nos tiene acostumbrados.  Le sigue la musculosamente rockera Run With The Wind, que recuerda a la etapa con Jeff Scott Soto y canciones como Warrior, específicamente. Los riffs de Axel muestran una vitalidad y vigencia prácticamente atemporal, percibiéndose a la primera por su cualidad de himnos instantáneos. Este impulso hard rockero continua en otro gran corte como Before I Die, que tiene a un inspirado Johnny Gioeli y a un Axel intratable una vez más, quedando en manifiesto el deseo del alemán por darle mayor énfasis a los riffs que a la ejecución de elaborados solos en sus canciones.

Llegamos al corte que le da título a la placa, es decir Circle Of The Oath, que tiene una introducción acústica de tintes folk y ciertas reminiscencias a Led Zeppelin, lo que viene a convertirse en una bocanada de aire fresco ya que se trata de un elemento poco común en las composiciones de ARP. Esto luego desemboca en un poderoso medio tiempo,  pero conservando la atmósfera folkie y los pasajes acústicos del principio, que serán intercalados y contrastados de excelente manera con riffs místicos, potentes y de grandes proporciones épicas. Un experimento que claramente da buenos resultados y ayuda a darle más variedad a lo que usualmente conocemos del conjunto.

Volvemos a terrenos ultra rockeros con Fortunes Of War, que repite la fórmula de Run With The Wind y Before I Die, contando con momentos álgidos por cierto pero que palidece un poco respecto a sus antecesores. Es que a pesar de todas las virtudes de Axel Rudi Pell,  muchos de sus discos cuentan con canciones que podríamos considerar “de relleno” o reciclaje de ideas que han tenido mejor resultado en otras canciones incluidas en sus trabajos.  De todas formas es un corte más que correcto, donde se apreciarán nuevamente algunos riffs a la vieja usanza de Rock ‘n Rolf y compañía, además de un solo portentoso cortesía de Axel.

Otro punto álgido es Bridges To Nowhere, donde la conjunción entre los riffs y las líneas vocales es perfecta. Doernberg aporta desde atrás con melodías efectivas, logrando en conjunto la atmosfera necesaria para un corte épico de estas características. No puedo dejar de recalcar el hecho de que Axel se preocupa de recargar sus riffs de tal manera que sea imposible pasarlos por alto, ¡siempre rebosados de alta carga emotiva por encima de todo! En cambio con Lived Our Lives Before nos encontramos con la clásica balada  donde el trabajo de Gioeli es sobresaliente en todo momento. Se pasea desde matices introspectivos hasta el dramatismo del coro donde aflora todo el poder de su registro. Indudablemente el norteamericano es uno de los mejores cantantes de la escena, pero que por motivos que desconozco no ha recibido todo el crédito que se merece.

Llegando a la parte final aparece en el horizonte Hold Your Dreams, que recuerda a los primeros discos del conjunto, siendo un híbrido entre canciones tipo Nasty Reputation y Shoot Her To The Moon. De nuevo se dejan caer riffs y coros ultra pegajosos, coloreados con ciertos toques AOR, que dan muestra que también pueden tener una faceta radial si así se lo proponen. La encargada de bajar el telón es la extensa, brillante y épica World Of Confusion (The Masquerade Ball Pt. II): otro medio tiempo de riffs y arreglos monumentales,  además de líneas vocales y coros que calan hondo: “In a World of Confusion, strangers in the night / Stick to your guns, the evil’s never right / In a World of Confusion, eagles flying high / Touching the rainbow, hearing angels in the sky / In a World of Confusion”. Como habrán notado se trata de la continuación del gran corte perteneciente a la placa del mismo nombre lanzada en 2000, donde hasta se despachan un extracto de la misma.

Circle Of The Oath es un muy buen trabajo que sin problemas agradará a quienes han seguido la carrera de Axel Rudi Pell y sus muchachos. Una prueba más de que a pesar de abusar de ciertas fórmulas, demuestra que puede compensar todo eso haciendo canciones de alto octanaje, pero más importante, seguir conservando la vitalidad en sus riffs y composiciones. El tipo ha sabido envejecer e imponer su estilo a pesar de que en muchos aspectos sigue siendo un músico subvalorado, e incluso considerado despectivamente en ciertos sectores como “el Blackmore de los pobres”.  Quizás nunca obtenga la notoriedad ni el reconocimiento que goza un Yngwie Malmsteen por ejemplo, pero al menos ha dado señales de estar en un mejor pie creativamente hablando. ¡Esperemos que siga en esa senda!

SPV/Steamhammer Records se prepara para lanzar «The Crest», el décimo tercer disco del virtuoso guitarrista alemán AXEL RUDI PELL, y que saldría a la venta el 26 de Abril.

Al respecto, el mismo guitarrista señala que “ésta es definitivamente nuestra pieza maestra hasta el momento, tiene todo para convertirse en un verdadero clásico en la larga historia de AXEL RUDI PELL! Es un registro lleno de energía y emociones! En unas pocas semanas pondremos una canción completa en nuestro sitio para que puedan oír el placer, así que estén pendientes!”.

El tracklist del disco sería el siguiente:

01 – Prelude Of Doom (Intro)
02 – Too Late
03 – Devil Zone
04 – Prisoner Of Love
05 – Dreaming Dead
06 – Glory Night
07 – Dark Waves Of The Sea (Oceans Of Time Pt. II: The Dark Side)
08 – Burning Rain
09 – Noblesse Oblige (Opus #5 Adagio Contabile)
10 – The End Of Our Time

El lineup que acompañó a Axel en esta ocasión fue: Johnny Gioeli en las voces, Ferdy Doernberg en taclados, Mike Terrana en batería y Volker Krawczak en el bajo. La portada del disco se puede ver a continuación:

Axel Rudi Pell - The Crest