Entradas

Este jueves 13 de junio se presentarán en Chile los holandeses PICTURE, quienes están celebrando 40 años de carrera musical, junto a los canadienses SKULL FIST, quienes vienen promocionando su última placa «Way Of The Road», lanzada el año pasado.

El evento se realizará a partir de las 19:00hrs en el Teatro Ex-Mundo Mágico y contará con la participación de ATOMIC GENOCIDEINHERITANCEAXE BATTLER.

Los valores de las entradas son:

Preventa: $23.000
Día del Show: $28.000

Las entradas pueden ser obtenidas online en www.tienda.monomandinga.com y tiendas Mucky Rock (Eurocentro); Voz Propia (Portal Lyon), Anarko Metal Shop (Valparaíso) y Tienda Riffs (Viña del Mar).

 

15 de Julio es la fecha escogida para “Die By The Sword”, primer festival dedicado exclusivamente a heavy metal nacional, el cual reunirá a catorce de las más destacadas agrupaciones underground de la actual escena. El lugar escogido para la ejecución es el «Bar Entre Dos» (Avenida San Jose de La Estrella 1157, La Florida) y el valor de la entrada será de $5.000.

Las bandas confirmadas son:

  • LUCIFER’S HAMMER presentando su último EP “Victory is Mine”
  • AXE BATTLER
  • ETERNAL THIRST presentando su nuevo álbum “The Hellish Fight Goes On”
  • TORMENTO
  • RAIJIN presentando su último single “Speed Chaser”
  • HËILIGEN presentando su primer EP “Return to the Battle” 
  • FIBRA DE ACERO
  • IMPETRA mostrarán su primer demo “It’s About Honor”.
  • EVIL FIRE
  • ASEDIO
  • APOLIUM
  • ABERRACIÓN ejecutarán temas de su primer larga duración “Sangre por Sangre» 
  • PRONOIA
  • EXCOMUNION

 

IMG_4817

Nadie puede negar que lo de este 20 de mayo de 2016 fue una noche de Heavy Metal puro, un espiral ascendente que sumó a dos de las más míticas bandas de la gran New Wave Of British Heavy Metal, más unos tremendos exponentes del Heavy Metal nacional que lucieron y sonaron sin lugar a dudas a la altura de lo esperado. Un viaje por cerca de cuarenta años de éxitos, además de las últimas armas erigidas por cada una de las bandas, desencadenaron una noche de Metal a la vena que incluso atrajo gente desde considerablemente lejos. Satan nos visita nuevamente regalándonos su tremenda potencia y calidad, Tokyo Blade debuta en nuestras tierras mostrando por qué tienen tantos seguidores por estos lados del planeta y Axe Battler deja en claro por qué el Metal nacional cada vez se abre más paso en la escena local y también entre los grandes exponentes de esta maravillosa música.

AXE BATTLER

Si bien la subida de los chilenos al escenario estaba anunciada para las 19:00 hrs., como ya es costumbre en nuestro terruño esto se vio retrasado por problemas técnicos en las pruebas de sonidos, por lo que finalmente subieron a escena aproximadamente a las 20:30 hrs., lo que tampoco complicó mucho a nadie, hay que decirlo.

IMG_4315

Y esta noche de metal abre los fuegos con Killers Of The Night, como siempre desplegando toda su genialidad con la potencia de Manuel en los tarros manteniendo todo el rato el ritmo avasallador junto con las cuatro cuerdas de Tomás Barriga, desde el minuto 1 demostrando que el Metal nacional se encuentra en un altísimo nivel comparable con cualquier grupo extranjero. Desgraciadamente, luego de Prowling In Darkness se les presentó un problema técnico con la guitarra de Fernando Arenas, lo que produjo un leve retraso en la presentación pero que JP Battler sobrellevó muy bien aprovechando de promocionar su LP en formato vinilo.

Con The Wrath Of My Steel y además con Iron Tyrants la noche iba tomando cada vez más potencia y velocidad, caldeando los ánimos de manera sublime con un JP Battler concentradísimo en lo suyo y aprovechando cada espacio entre temas para agradecer al público, la oportunidad y a las bandas que son claro ejemplo de sus influencias más directas.

La calidad de las guitarras en esta banda es extraordinaria, simplemente Chris no se cansa de desplegar técnica y talento en sus seis cuerdas, con sendos solos y excelentes armonías en conjunto con Fernando Arenas que llevan a la afición metalera que se encontraba ya dentro del Rock & Guitarras, los que sumaban aproximadamente unas cien personas a esa hora, a hacer sentir que la noche se haría tremendamente corta, tirando algunas bombas más a la gente con On The Run y Midnight Racer.

IMG_4375

Por las redes sociales estos chicos habían anunciado una sorpresa e, incluso, habían explicitado que esa sorpresa sería el tremendo Russ Tippins de Satan acompañándolos en el escenario, pero lo que vendría a ser en la realidad fue tremendo. Inmediatamente tras Midnight Racer, JP Battler recuerda sobre la sorpresa que tenían preparada e invita al señor Russ Tippins a subir al escenario a hacerles compañía para entonar la tremenda Do It Loud de Blind Fury (por si alguien no recuerda o sabe, en un momento de su historia, Satan funcionó bajo el nombre de Blind Fury y, posteriormente, con el nombre de Pariah, para luego volver a llamarse Satan), terminando la presentación de los chilenos dejando en claro el tremendo nivel que nuestro Metal nacional tiene para entregar.

Setlist de Axe Battler:

  1. Killers Of The Night
  2. Prowling In Darkness
  3. The Wrath Of My Steel
  4. Iron Tyrants
  5. On The Run
  6. Midnight Racer
  7. Do It Loud (cover de Blind Fury con Russ Tippins)

TOKYO BLADE

La noche continúa derrochando calidad y armando un tremendo ambiente con la subida al escenario de estos británicos vieja escuela, los geniales Tokyo Blade, quienes inician su presentación en esta noche lanzándose con Someone To Love, con un Chris Gillen totalmente sincronizado y motivado para la ocasión, lo que es importante destacar toda vez que se ha sabido en algunos lugares y algunos personajes han criticado que gire con la banda siendo que es el único que lleva poco tiempo con ellos. No obstante, desde el primer minuto deja en claro que eso no es impedimento.

De hecho, ya en Death On Mainstream tenía al público casi a su merced, con una tremenda interacción y un coro de la gente tremendo, como buen frontman, ayuda a preparar el ambiente para el plato principal de la noche que sería Satan, además de invitar a que todos siguieran tomando cerveza (¿tendremos fama de borrachos los chilenos?).

Tokyo 610

En Break The Chains el público ya era uno más de la banda, coreando y cantando a la par sin respiro casi, haciendo sentir a Chris totalmente bienvenido al interior de la banda, todo esto continúa con la potencia tranquila de Dead Of The NIght y Forged In Hells Fire, sin importar que hubiera un momento de relajo como la power ballad que es la primera, el ambiente se mantuvo totalmente prendido y las cosas seguían en su espiral ascendente hacia la ebullición, lo que agarró aún más fuerza con Lightning Strikes para tener su primera explosión con Mean Streak, momento que desencadena el primer mosh de la noche con toda la potencia del Metal en la cabeza.

Tras un sobrio solo de Steve Pierce en la batería, se lanzan a la carga con Love Struck, tema con el que el público se motivó de tal manera que recibe el primer “we love you Santiago”, llevando a la masa de ya casi doscientas cincuenta personas (al “ojímetro” claro está) a estar ya casi en éxtasis mientras, además, el ataque continuaba con Always y, tras un cómico comienzo en falso que desencadenó una pequeña descoordinación y demostró la buena onda dentro de la banda, Midnight Rendezvous, llevando la noche cada más arriba en ánimos.

Entonces la situación se puso un poco peligrosa ya que empezaba a sonar Night Of The Blade, que con toda su potencia, velocidad y agresividad provocó el mosh más agresivo y grande durante su presentación, provocando incluso que casi hubiera un pequeño incidente en el escenario cuando una lata con cerveza cayó cerca de los equipos, lo que finalmente no produjo ningún inconveniente porque hubiera sido realmente lamentable que no se hubiera podido seguir con el show por una estupidez de borrachos.

IMG_4602

Antes de continuar con la noche fue el momento para que Andy Boulton nos deleitara con un pequeño solo de guitarra que, además, le dio paso a un momento memorable de la noche, toda vez que terminado el solo empieza a sonar la mítica The Trooper de sus connacionales Iron Maiden, aunque no la tocaron completa provocó un momento de bastante distensión y se notaba en la banda que era una instancia más lúdica que otra cosa su interpretación.

De aquí en adelante ya la cosa no se detuvo y Chris invitaba a esperar casi invocando a Satan, lo que hicieron nada más ni nada menos que con Sunrise In Tokyo, momento en que Chris recibe una cerveza y se la entrega a Andy Wrighton, quien obviamente estaba sediento así que la aceptó enseguida mientras seguía llevando el ritmo en las cuatro cuerdas junto a Steve Pierce en los tarros, este tremendo tema fue seguido por If Heaven Is Hell y Long Live Rock N’ Roll, sendos momentos de Metal que incluso terminaron con un Chris Gillen cerrando su presentación con un gutural grito dándole un excelente cierre a la presentación.

Mención especial merece el amigo borracho que cada vez que pudo agarró el cable del micrófono de Gillen, lo que obviamente complicó en algunas ocasiones su performance, luego, conversando con Gillen comenta que, tal como quizás la mayoría lo habríamos hecho, estuvo a punto de simplemente darle una patada en la cara pero como buen británico se contuvo… chicos, por favor, si disfrutamos a la banda que tenemos en frente, ¡también respetemos su presentación en el escenario!

IMG_4639

Setlist de Tokyo Blade:

  1. Someone To Love
  2. Death On Mainstreet
  3. Break The Chains
  4. Dead Of The Night
  5. Forged In Hells Fire
  6. Lightning Strikes
  7. Mean Streak
  8. Love Struck
  9. Always
  10. Midnight Rendezvous
  11. Night Of The Blade
  12. Sunrise In Tokyo
  13. If Heaven Is Hell
  14. Long Live Rock N’ Roll

SATAN

Y el momento que la gran mayoría esperaba por fin llegó, con la presencia del impasible Sean Taylor detrás de sus tarros comienza a sonar la intro para una de las más influyentes bandas del Heavy Metal, con la entrada a escena del tremendo Steve Ramsey, acompañado de los grandes Russ Tippins y Graeme English dan el comienzo a la potencia de estos también británicos con Siege Mentality, con una magistral entrada en escena del maestro Brian Ross, con una performance definida para llevar al escenario, apoyando visualmente muy bien lo que banda ofrece musicalmente.

IMG_4725

Incantations suena posteriormente llevando a la gente a subir cada vez más rápido en excitación y motivación para la noche, provocando una casi avalancha ya que todo el mundo que asistió a esta tremenda velada, decidió acercarse lo más posible al centro del escenario, amontonándose en ese sector y ayudando a lo que se conoce como el nombre extraoficial del local, “Sudor & Guitarras”, para volverse locos con The Devil’s Infantry, lo que incluso afectó a Ross al parecer ya que poco a poco fue quitándose prendas.

Tras referirse a cuánto disfruta ver la famosa serie de televisión Dr. Who, aunque sin especificar si a la versión clásica o la nueva entrega de la misma, indicando lo interesante que sería poder viajar al futuro para conocer qué errores se cometerán y volver al presente para tratar de no cometerlos, Ross invita a disfrutar de la gran Twenty Twenty Five, una de las canciones que claramente mejor expresan el contenido que la banda gusta transmitir.

En un poco de diálogo con el público, algo que Brian Ross disfruta un montón, consulta si alguien sabe qué canción van a tocar a continuación, riéndose cuando una voz sobresale por sobre el resto indicando precisamente la que será, así empieza a sonar la tremenda, potente y agresiva Break Free de su álbum debut, veintitrés años de historia contenidas en esta canción y provocan una reacción maestra del público, quienes ya desbordaban energía incontenible.

Tras este tremendo momento, Brian nos explica que la siguiente canción habla de lo triste que sería morir poco a poco, desintegrándose lentamente, sin que a nadie le importara ni nadie se diera cuenta, lanzando el tremendo misil de su última placa Atom By Atom, provocando la locura del público asistente, cantando a todo pulmón en conjunto con el gran Brian Ross quien vaya que es un tremendo frontman, aun en su papel un tanto distante o sobrio por decirlo de alguna manera.

IMG_4833

Algunos problemas técnicos detuvieron un poco la presentación en la guitarra de Tippins, sin embargo, fueron rápidamente solucionados y dieron paso a la magistral Oppression, un tema que además tiene el importante detalle de ser presentada en vivo, treinta y cinco años después del demo debut, sin haber sido jamás incluido en alguno de sus larga duración, lo que no deja de ser llamativo, sobre todo con un tema tan bueno como éste y que resume de tan buena manera el mensaje que siempre ha tratado de entregar la banda.

Antes de comenzar con My Own God, Brian Ross aclara a qué hace referencia el tema, indicando que no es una declaración anticristiana ni un llamado a autoproclamarse dios, sino más bien una crítica a esta sociedad individualista y arribista, donde nos creemos tan buenos y tan perfectos que creemos no necesitar nada ni a nadie, creyéndonos tan autosuficientes que nos creemos nuestros propios dioses. No obstante, la puesta en escena durante la parte instrumental que introduce el tema, Ross utiliza posiciones típicas de los crucifijos, dejando claro también que aunque la canción diga una cosa, eso no quita todo lo demás que se pueda pensar o esperar, siendo claramente uno de los momentos más filosóficos de la noche (para el que entendió el discurso de Ross al menos).

Una nueva introducción envasada da paso a la tremenda y agresiva Trial By Fire, momento en que ya no fue posible aguantar y el mosh se inició con todo, siendo uno de los momentos más violentos de la noche, junto con la tremenda Blades Of Steel que generaron un viaje al pasado con toda la motivación posible, dejando los ánimos tan caldeados que, incluso, el mosh en esta segunda canción fue mucho más agresivo y generalizado que en la anterior, siendo definitivamente el dúo de la muerte de la noche.

IMG_4718 610

Volviendo a la última placa, nos regalan la excelente y potentísima Farewell Evolution, de esas piezas que son simplemente geniales y se disfrutan como sea, donde ya se empezaba a notar un poco el cansancio de la banda, pero que no influía en su desempeño, mientras continuábamos revisando la última placa con Ruination, otra maravilla del Heavy Metal agresivo y potente, razón por la que incluso algunos los consideran gestores del Thrash, que mezclan magistralmente con una melodía de excelente calidad.

Acercándonos al final de la noche se mandan tremendo temazo como lo es Testimony, invitando a dar testimonio de lo que cada uno sea testigo, a influir en los cambios y actuar, realmente un excelente mensaje entregado por Ross en su dialogo introductorio para, finalmente, dar paso a la mayor sorpresa de la noche, al menos según mi apreciación. Cuando escuché y revisé su última larga duración “Atom By Atom” (2015), me sorprendió gratamente que se atrevieran a salir de su zona de comodidad con el tema que cierra dicha placa y que se convirtió inmediatamente en mi favorito del disco, pero por lo mismo pensé que jamás sería posible escucharla en vivo ya que pareciera no calzar mucho entre todo el resto del repertorio, pero me equivoqué y me lo dejaron más que claro cuando comienza a sonar la (en palabras del mismo Steve Ramsey) progresiva The Fall Of Persephone, uno de sus temas más largos y con una complejidad compositiva e interpretativa tremenda, simplemente una obra de arte que cerraba con creces esta noche, sólo que cuando toda la banda salió, Sean Taylor se quedó en su puesto.

Así, luego de un breve encore, Satan volvió al ataque para cerrar una tremenda noche con dos bombas de destrucción masiva, nada más y nada menos que la gran Time To Die que provocó otro tremendo mosh donde ya nada importaba, hombres y mujeres como una sola masa de violencia en el centro del local, una verdadera patada en la cara que venía a completar todo lo ya presentado, luego de la cual Russ comienza a jugar con su guitarra entonando el inicio de Voodoo Child del gigante Jimi Hendrix, lo que sirvió de introducción para el final de la noche con Kiss Of Death, lo que no significa que la noche haya querido terminar pero así tenía que ser, con un Rock & Guitarras casi viniéndose abajo entregados a la calidad y manejo del escenario que tienen los británicos.

IMG_4697

Así, finalmente, una noche de verdadero y clásico Heavy Metal llegó a su fin con metaleros que no sólo llegamos desde Santiago y sus alrededores, demostrando lo que es realmente este tipo de música, unos chicos se sacrificaron desde Puerto Montt para llegar a disfrutar este momento, pero aún más, ya tomando rumbo a mi casa noté una pareja de chicos bastante jóvenes que los había visto en el local con bolsos y frazadas, al preguntarles de donde eran me quedó claro lo tremendo que es el Heavy Metal y la tremenda banda que es Satan, los chicos vinieron, por tierra, ¡¡desde Cochabamba, Bolivia!! Si esto no es pasión y lealtad no sé qué lo será, por ahora sólo espero que nuestros hermanos bolivianos hayan logrado comenzar sin problemas su viaje porque ni siquiera estadía tenían. Satan, Tokyo Blade y Axe Battler anoche nos dieron una cátedra de buena onda y, lo más importante, de buen Heavy Metal, que es el combustible que nos mueve a la gran mayoría.

Setlist de Satan:

  1. Intro/Siege Mentality
  2. Incantations
  3. The Devil’s Infantry
  4. Twenty Twenty Five
  5. Break Free
  6. Atom By Atom
  7. Oppression
  8. My Own God
  9. Intro/Trial By Fire
  10. Blades Of Steel
  11. Farewell Evolution
  12. Ruination
  13. Testimony
  14. The Fall Of Persephone

Encore

  1. Time To Die
  2. Kiss Of Death

GALERÍA

 

 

Tokyo Blade + Satan

Para el 20 de mayo en el Club Rock & Guitarras quedará finalmente el show que reunirá a dos íconos de la NWOBHM en Chile: TOKYO BLADE + SATAN, concierto que abrirán los chilenos AXE BATTLER.

TOKYO BLADE, banda inglesa originaria de Salisbury, cuenta con una larga carrera musical, que lo ha llevado a ser una leyenda viviente con más de 8 trabajos. Esta será una oportunidad única de escuchar por primera vez los clásicos del «Night Of The Blade», además de otros grandes himnos.

SATAN regresa a Chile después de su último recordado íntimo show en el mismo recinto que se llevará a cabo este concierto. La banda liderada por el carismático Brian Ross, nos traerá los grandes clásicos que la llevaron a ser parte del NWOBHM en la década de los 80s, además de las canciones de su último álbum «Atom by Atom».

Las entradas tienen un valor de $25.000 y se encuentran a la venta en los siguientes puntos:

  • Insalubrious Metal Store (Placer 932 – Local 47, Persa Bio Bio)
  • Tienda Templo (Av. Providencia 2528, local 57 – Metro Tobalaba)
  • Tienda Sick Bangers (Av. Providencia 2169, local 38)

 

Tokyo Blade + Satan en Chile | 20 de mayo 2016 | Rock & Guitarras

 

sonidossubterraneos-52

Muchas veces se piensa que el Metal nacional está muerto o que la escena local ya no existe, bueno, ayer en una extensa jornada de Metal identificado con lo underground se demostró que nada más lejos de la verdad. Con siete bandas en escena (aunque originalmente serían ocho pero desgraciadamente Mortal Whisper no pudo presentarse por razones de salud de su guitarrista y vocalista) se coreó, cabeceó, gritó y disfrutó de buenos mosh pits pasando por distintos niveles de excitación y motivación gracias a la variedad de los estilos que se presentaron, algo que no es menor considerando lo común que es aun esa idea de “mi estilo es el verdadero metal, el tuyo no” que muchas veces se encuentra a lo largo de nuestro país. Dicho esto, a lo que vinimos.

ANCIENT

Si bien el horario de comienzo de la primera banda estaba considerado para las 16:00 hrs., finalmente la primera banda abrió los fuegos a las 17:45 hrs. aproximadamente, lo que a algunos molestó pero no significó ningún problema ya que permitió que entre bandas y público pudieran compartir tranquilos antes de la música. Fue así como el Doom Metal se hizo presente y dio el puntapié inicial a esta tremenda jornada con Ancient y su tema La Gema Perdida, quienes con su sonido pesado y desgarrador lograron hace entrar en calor a unas ochenta personas que se encontraban en la Casa de la Cultura de Lo Prado, que tenía el pequeño gran inconveniente de contar con bancas/gradas/asientos en todo el recinto, lo que si bien a algunos cansados por momentos nos ayudaban, en general no permitían mucho movimiento a la hora de disfrutar las bandas.

No obstante, la música influenciada por Candlemass de estos muchachos llenó el recinto de energías místicas y oscuras, con una puesta en escena sobria pero potente, donde el mayor dominio del escenario lo tenía Bernardo Maldonado, quien en las cuatro cuerdas se preocupó de darle todo el movimiento que pudo a la banda, Gabriel Boza lograba un excelentísimo trabajo con su guitarra, la que con todos los cambios de efecto lograba crear e incitar distintas sensaciones a lo largo que avanzaban los temas. La primeramente encapuchada vocalista, Lissette Galarce, tuvo que sufrir con un problema que siento se repitió en casi todas las bandas, que fue la poca definición que tenían las voces, la ecualización en ese sentido perjudicó a casi todos los que se presentaron en esta jornada. No obstante, su aparición encapuchada, las velas frente a su micrófono y la copa de vino le daban la mística ad-hoc a su sonido. La guitarra de Andrés Rivas en ocasiones también se perdía pero lograba mantener la melodía y ritmo en todo momento. Mención especial para el nuevo baterista de la banda, el gran Francisco Vera, quien ni bien bajó del escenario volvió a subir para seguir dándole a los tarros.

sonidossubterraneos-2

La propuesta de Ancient motivó a todos los que estaban presentes a esas horas en el pequeño teatro, los que al momento de cerrar su presentación la banda con Urbe Solar, ya alcanzaban fácilmente unas ciento cincuenta personas, dándole a estos muchachos un excelente marco de público para volver a presentar su propuesta y promocionar lo que, ojalá, será su LP debut (aunque ya cuentan con un EP debut). Muy buen comienzo de jornada.

Setlist de Ancient

  1. Intro/La Gema Perdida
  2. El Camino al Final
  3. Ancestral
  4. La Caída al Averno
  5. Urbe Solar

ETERNAL THIRST

Entonces vino el turno de unos ya viejos conocidos en estos circuitos, quienes siguen promocionando su último larga duración, “Metalheads To The Grave” (2015) y, en esta ocasión especial, se sumaba el debut oficial de Rodrigo Contreras en las voces. Una presentación soberbia de los chicos de la sed eterna, con un paseo por algunos de himnos y demostrando también lo logrado en su placa promocionada, sencillamente un show de Heavy Metal al hueso.

Tremendo setlist el que presentaron, lo malo es que el marco de gente fue un tanto inferior, en un primer momento me extrañó tremendamente, pero después comprendí cual puede haber sido el problema. Obviamente en los momentos entre bandas todos salen a respirar, compartir, fumar, etc. y, en este local, si te alejas unos metros de la puerta prácticamente no escuchas nada del tremendo ruido que una banda de Heavy Metal hace con su música, así que es muy probable que muchos de los asistentes por compartir con sus amigos no se dieron cuenta que la siguiente banda estaba comenzando con Din From The Dead y Burn By Hell Fire como introducción. No obstante, la sed eterna lo dejó todo en el escenario.

sonidossubterraneos-11

Una de las cosas que me molestó un poco fue que lo bien que sonaba el bajo de Hugo Álvarez fue reducido por la gente de sonido, bajándole el volumen y haciendo que se perdiera un poco entre los demás sonidos, pero bien ahí por él que nuevamente le dio el volumen que quería y correspondía, logrando que el sonido de la banda se luciera con toda la potencia que tienen para entregar. Por su parte, Rodrigo Contreras dejó en claro por qué fue el elegido para cargar con las voces en este nuevo proceso para la banda, con un registro amplio que no es común en la banda pero que también le da un plus, sin embargo, aún le falta pulirse un poco más con la banda, pero nada que más ensayos y presentaciones no puedan lograr. Las guitarras de Hugo Sánchez y Javier Alarcón, quienes además comparten una puesta en escena muy parecida, lucieron su trabajo en todo momento, mostrando por qué se encuentran tan vigentes y, finalmente, mención especial al hombre que bajó del escenario para volver a subir, la máquina de Francisco Vera que en los tarros dio tremendo espectáculo con sólidos arreglos que patean cualquiera cabezas.

Con un setlist cargado a las nuevas balas que trae el arma que es el “Metalheads To The Grave” (2015) cerraron su presentación con Beyond The Shadows Of Hell, dejando en claro quienes son y pretenden seguir siendo dentro de la escena local.

Setlist de Eternal Thirst:

  1. Din From The Dead/Burn By Hell Fire (intro)
  2. Metal Rules The Earth
  3. Death Cross
  4. Railroad To Insanity
  5. Dose Of Metal
  6. Illuminati Army
  7. Dead And Buried
  8. Beyond The Shadows Of Hell

DANGEROUS

Luego vino el momento para que el Thrash metal se apoderara del ex Teatro Mundo Mágico, Dangerous subió al escenario también aprovechando para promocionar su primer larga duración “Metal Heritage” (2015).

sonidossubterraneos-23

La propuesta de estos muchachos es exquisita, un thrash melódico pero sin perder la potencia y la agresividad, al escucharlos se me vienen tantas influencias a la cabeza que me cuesta poder indicar una, aunque si me apuran podría que Anthrax y Annihilator están entre ellas. Esos pasajes en que las guitarras de Carlos Manqui y Raúl Carreño se fundían en tremendos melódicos eran maravillosamente potentes, a lo que además se suma la dificultad que significa guitarrear y cantar como lo hace Carreño en este caso, con una tremenda calidad vocal. El bajo de Patricio Valenzuela igual se preocupó de estar realmente presente en el sonido de la banda con un volumen que no permití no escucharlo y la batería de Daniel González pateando cabezas como corresponde de principio a fin.

No sé si habrá tenido que ver con la cantidad de gente que había en la sala en ese minuto o con los gustos de quienes estaban allí, pero sentí que el público no «vaciló» tanto con la tremenda propuesta que estos muchachos estaban entregando sobre el escenario, lo que me pareció un poco injusto con el tremendo trabajo que Dangerous hacía, repartiendo potencia y violencia con el toque melódico que no siempre se disfruta en el Thrash. Tremenda presentación.

Setlist de Dangerous:

  1. Intro
  2. Metal Heritage
  3. Murderous Tradition
  4. Running Amok
  5. Victims of Hate
  6. Danger’s Return
  7. Batalla Final

IKELOS

Uno de los organizadores de esta jornada y de los más carismáticos de la noche subiría al escenario a revolver el gallinero con su Heavy Metal ganchero y potente.

Ikelos se lució con todo el poder y energía que derrochan sobre el escenario, siendo sin duda los que más dominio del mismo mostraron, con un Jaime Violent Mind a lo más puro Bruce Dickinson, saliendo y entrando del escenario, saltando, jugando con el público, subiendo a la tarima de la batería, ver a Ikelos es ver Heavy Metal en su máximo esplendor porque esto no es sólo música, esto es también espectáculo y juego sobre el escenario, algo que estos muchachos tienen más que claro, abriendo su presentación con una potente intro que fue seguida por Into The Nightmare.

sonidossubterraneos-31

Es importante destacar en este punto la cantidad de problemas técnicos que tuvo la presentación de Ikelos, aunque las bandas anteriores ya venían indicando que tenían algunos problemas con el retorno, acá se escucharon muchos acoples, una de las guitarras a momentos no es escuchaba, la batería a momentos se escuchaba poco, los cables en muchas ocasiones quedaron cortos o se enredaron, una de las guitarras primero se soltó de su correa, luego se le soltó el cable y finalmente se le cortó una cuerda, parecía como que habían subido con toda la mala suerte al escenario, pero… ¡no les importó! Y esa es la actitud, dieron absolutamente todo de sí y se notó, nadie podría criticar eso.

El bajo de César M. hacía su excelente trabajo con las bases rítmicas, las guitarras de Javier A. y Diego S. se mantuvieron estoicas entregando el maldito Metal aun cuando a la guitarra de Javier se le cortó la cuerda, entregando absolutamente todo de sí para dar el espectáculo que el heavy metal merece, la batería de Manuel A. se mantuvo impecable aun cuando, al parecer, tenía un pésimo retorno y, finalmente, Jaime Violent Mind dio todo un show como ya lo comentamos para terminar su presentación con la tremendamente coreable Dreamcatcher.

Setlist de Ikelos:

  1. Intro
  2. Into The Nightmare
  3. House Of Horrors
  4. Nanjing
  5. Growing Fear
  6. Ikelos
  7. Darkness Coming
  8. Dreamcatcher

DISASTER

Nuevamente el Thrash se apoderó de la Casa de la Cultura de Lo Prado con la violencia sin misericordia de Disaster, quienes en su ya tradicional estilo iniciaron movieron con todo a las masas que a esa hora se agolparon encima del escenario para cabecear y hacer mosh pits y hasta stage diving un par de veces, logrando que finalmente, el ambiente que venía calentándose desde el primer riff de la noche, entrara en ebullición como esperábamos hace rato.

sonidossubterraneos-37

Después de un par de «partidas en falso» que incluso produjeron bromas ya que muchos no sabían si quedarse adentro o seguir conversando afuera, el ataque de las criaturas del mal se dejó caer sobre el público con una introducción que le dio el paso a Almas Negras y de inmediato las almas negras respondieron al llamado acechando el escenario con ojos de desquiciado, creando un desastre que a través de ciertos cultos de muerte logran, finalmente, desencadenar al atormentado que muchos llevan dentro.

Con Disaster los problemas de audio se fueron agudizando un poco, tuvieron importantes problemas de acople por lo que en varias ocasiones se le notó la molestia, pero eso no mermó en lo más mínimo la potencia y el odio destilado desde estos melipillanos quienes, a título muy personal, debo decir que en vivo me convencieron mucho más que en estudio, aunque con esos coros tan gancheros y la pasión que cada uno de sus integrantes pone en la ejecución de lo suyo queda claro por qué en vivo mueven a la masa de tal manera que hacen gritar con orgullo su último tema de la noche, Thrash Metal.

Setlist de Disaster:

  1. Almas Negras
  2. Desquiciado
  3. Necrofilia
  4. Disaster
  5. Cultos de Muerte
  6. Motosierra al Infierno
  7. Atormentado
  8. Thrash Metal

AXE BATTLER

Poco antes de terminar esta jornada de Metal a la vena, subieron a escena los viejos conocidos de Axe Battler a demostrar que no es necesario lanzar un larga duración todos los años para mantenerse vigentes, tan así que, con sólo un EP a su haber editado el 2014, pueden mover y hacer corear sus temazos sin ningún problema, lo que es en esencia el alma del Heavy Metal.

sonidossubterraneos-41

En esta oportunidad, si bien lograron tocar sin muchas dificultades técnicas su repertorio, si tuvieron un percance que dejó a la banda sin entender qué pasaba y a JP Battler con cara de querer asesinar a alguien mientras esperaban que desde la mesa de sonido pusieran a sonar la introducción a Marching Phalanxes que parecía no iba a comenzar pero finalmente apareció por los parlantes, una tremenda presentación que abrieron con Killers Of The Night y cerraron con Midnight Racer sólidamente.

El trabajo de JP Battler en las voces se mantuvo en lo más alto, con una interpretación de muy alta calidad como era de esperar, las guitarras poderosas de Fernando Arenas y Chris ejecutaron lo suyo magistralmente, aunque por desgracia una de las guitarras en ocasiones se escuchaba totalmente opacada por razones técnicas (no sé si por problemas en la mesa u otra razón), además de las tremendas bases rítmicas logradas por Manuel A. en la batería y Tomás Barriga en las cuatro cuerdas.

Setlist de Axe Battler:

  1. Killers Of The Night
  2. Prowling In Darkness
  3. Iron Tyrants
  4. Marching Phalanxes
  5. The Wrath Of My Steel
  6. Last Survivors
  7. Midnight Racer

ACERO LETAL

Finalmente llegó el momento para el plato fuerte, para lo que prácticamente todo el mundo estaba esperando, los maestros del Heavy Metal nacional, Acero Letal sube al escenario, prueban sonido y se quedan esperando con sus instrumentos a que la gente de sonido solucione un problema que al parecer era un poco grave, desconozco cuál habrá sido la situación ya que no es mi área, pero sí sé que retrasó de manera importante la presentación de estos porteños que aún hacen historia en la escena del Heavy Metal nacional.

Abriendo con una maravilla como Por la Gloria del Metal que, al igual que absolutamente todas las canciones de estos maestros fueron coreadas hasta el cansancio por todos los asistentes, en este momento se dieron stage diving por montones, como que todos quisieran compartir escenario con ellos y lanzarse desde allí. Aunque el espacio disponible para un «ambiente metalero» es considerablemente poco por las bancas, de todas maneras se las arreglaron para ocuparlo completamente y cabecear, hacer mosh pits y demases.

sonidossubterraneos-53

El bajo de Javier Wilschrey marcando el ritmo y el tono desde el primer minuto, la batería de Martín Urbina luciéndose hasta cansarse, aún cuando, como fue la tónica en prácticamente toda la noche, tenía un pésimo retorno, la guitarra de Javier Reyes realmente se lució sin vergüenza con su potencia y precisión y, obviamente, el gran JAG reventó con su calidad en las cuerdas, en las voces y como frontman. Importante destacar creo yo, fue el minuto triste de la noche en que tras tocar Veloz Invencible la gente seguia coreando «pacto eternal, pacto eternal…» canción que finalmente nunca llegó por negativa de la misma banda, evitando que tuviera un broche de oro. A pesar de esto, de todas maneras cerrar la jornada con estos maestros fue maravilloso, aunque faltó el final que todos pedían aún así fue un tremendo cierre para esta tremenda jornada.

Setlist de Acero Letal:

  1. Acero Letal
  2. Por la Gloria del Metal
  3. Cruz Invertida
  4. Duro Metal
  5. El Trueno Cruza Sudamérica (instrumental)
  6. Lucharemos a Muerte
  7. Opositor
  8. Veloz Invencible

Así, tras alrededor de siete horas de Metal al hueso, todos pudimos irnos con la cabeza llena de metal (y algunas otras cosas en algunos casos) tras haber disfrutado siete bandas, tres estilos y Metal por toneladas se cerró una jornada tremenda donde se compartió y las bandas tuvieron también la oportunidad de compartir su material en un evento que sólo queda pedir se vuelva a repetir. Los Sonidos Subterráneos sonaron con toda potencia en la superficie y se volverá a repetir ojalá con más bandas que necesiten presentar su material en vivo.

GALERÍA

 

 

La jornada vivida el sábado 02 de mayo de 2015 era especial.   Se trataba del homenaje a un miembro de la escena que partió antes de tiempo, de manera muy prematura, dejando un vacío en todos quienes tuvieron la chance de conocerlo y compartir con él, siendo muy querido entre sus pares. Por el mismo motivo, los amigos de Pablo Garriga Narbona decidieron prontamente comenzar a dar forma a una tarde de heavy metal que honraría y despediría al otrora vocalista de Eternal Thirst y ex-Necrosis, en la forma en que a él más le hubiera gustado y es por lo mismo que la tarde del sábado se reunió la no menor cantidad de once bandas para homenajear su trabajo y recordarlo en una tarde llena de metal.

El encuentro estaba programado para partir temprano, muy temprano a decir verdad, dada la cantidad de bandas, por lo que no tuvimos chance de llegar a la hora pactada. Producto de lo anterior nos perdimos la presentación de la joven banda ExComunión, quienes por comentarios recibidos sorprendieron con un heavy metal en donde la palabra “potente” se hizo recurrente a la hora de describirlos. Tampoco pudimos ver completa la presentación de DeRoka, que hasta donde sé, se trata de la primera banda de la que formó parte Pablo, y quienes se desenvuelven en un estilo bastante más ligados al power/thrash de corte técnico. Musicalmente solidísimos, aunque tengo algunos reparos con la voz que no es de mi total agrado. En todo caso lo digo habiendo oído solo algunos minutos y quizás cuando le dedique tiempo al demo que adquirí allá mismo mi percepción cambie.

fotos2015-a

Faltaban como quince minutos para las cuatro de la tarde y el público aún era escaso, hay que decirlo. Lamentablemente la cantidad de gente que logra ver a las primeras agrupaciones que aparecen a escena en este tipo de eventos, siempre es muy poca y quizás sería bueno replantearse los horarios y/o la cantidad de bandas invitadas.

A eso de las cuatro tocó el turno de los doomers Ancient, quienes comandados por Lis Galarce se pararon frente a la aún poca audiencia presente en el lugar, logrando con su doom metal de corte clásico ir entusiasmando al respetable a punta de sus lentos y pesados ritmos. Bastantes problemas tuvieron para partir, de hecho fueron al menos tres partidas falsas, pero finalmente los inconvenientes se solucionaron, aunque no del todo, para dar paso a canciones como La Gema Perdida, El Camino del Final y La Caída del Averno y tras oírlas me quedó la sensación de que ya es hora que Ancient nos haga entrega de algo grabado en estudio. Sus canciones son buenas, en vivo funcionan muy bien y se nota que como conjunto están bien armados, todo eso hace augurar un buen futuro para esta joven banda capitalina, claro está, entre quienes gustamos de esta corriente del metal más tradicional. Cada vez que tengo oportunidad de verlos, más me gusta su propuesta, aunque quizás falta algo más de despliegue escénico, algo que con cada show probablemente irán puliendo. Otra gran presentación de la banda.

Lo siguiente fue Camus, quienes saltaron a escena a eso de las 16:35 hrs. Debo reconocer que no sabía de su existencia y solo supe de su nombre cuando los vi en el flyer de este mismo evento. Su sonido está bastante más orientado al power metal de corte europeo, ese más melódico, pero igualmente muy potente. Su presentación estuvo acorde a la jornada, mostrando temas que gustaron y agradaron bastante a la audiencia o al menos eso fue lo que percibí. Y eso también es lo positivo de este tipo de jornadas, que entregan la posibilidad de darse a conocer en vivo a bandas que de otra forma costaría mucho, por diversos motivos, que la audiencia llegara a verlos. Ya Todo se Vendió y Nehuén –si es que escuché bien- son algunos de los títulos mostrados. Bien por su incorporación al cartel.

fotos2015-b

Ya son más de las cinco de la tarde y llega el turno de la joven, pero tremenda agrupación Jawbreaker, proveniente desde el sur de Chile, quienes ejecutan un heavy metal muy crudo y tradicional, con aires speed y que sorprendió a la mayoría de quienes estábamos apostados en la Arena Recoleta. Sólida presentación a decir verdad, en donde mostraron algunas canciones que se encuentran incluidas en su único trabajo lanzado a la fecha: “Heavy Metal Demo 2014”, el que fue lanzado por Evil Steel Records y que aún pueden conseguir con el sello. Pacto Metálico, Guerrero de la Carretera, Condenado por el Acero Maldito, Alma Inmortal –compuesta en honor a Pablo-, Jawbreaker y para el cierre Inocente Ignorancia, deleitaron a la audiencia, que ya era bastante más que en un comienzo.

Luego de la presentación de los puertomontinos, los nombres que estaban por venir ya son en mayor o menor medida más conocidos por la gente, así que de aquí en más todo se tradujo en disfrutar a concho de grandes canciones ya escuchadas con anterioridad. Y qué mejor que hacer que el heavy metal siga su curso, ahora de la mano de Ikelos, a quienes ya hemos tenido oportunidad de ver en algunas ocasiones anteriores.

La última vez que los vi fue en la misma Arena Recoleta, día en el cual su presentación estuvo marcada por inconvenientes técnicos que en cierta medida empañaron su presentación, algo que no sucedió en esta ocasión, pudiendo demostrar por medio de un gran show todo el potencial que proyecta la banda en escena, sobre todo su vocalista, Jaime González, quien logra transmitirnos una tremenda energía con cada una de sus intervenciones en el escenario. Además de canciones de su demo Into The Nightmare, nos mostraron algunas que están por venir. Y ahora sí pude escuchar House of Horrors como es debido, o la tremendísima Nanjing, que son temas que deberían gustar a cualquiera que sienta afición por los sonidos más clásicos del heavy metal británico. Pronto estarán lanzando material, atentos con ellos.

Son diez para las siete. La jornada es larga, pero con cada pedazo de agrupación que ha pasado por el Arena el cansancio no se hace tan evidente. Más aun cuando toca presenciar uno de los nombres más recurrentes a la hora de hablar de la escena heavy metalera actual de nuestro país. Los tremendos Axe Battler demostraron porque son uno de los referentes más importantes a la hora de referirse a la escena chilena. Con canciones como Iron Tyrants, Wrath of My Steel o la tremenda Killers of the Night, incluidas en su primer larga duración, nuevamente deleitaron a toda una audiencia que gozó con cada una de las interpretaciones que nos brindaron esa tarde. Axe Battler es una banda que esta para grandes cosas y cada vez que los veo me convenzo más de aquello. Un orgullo contar con este tipo de agrupaciones en el país.

fotos2015-c

Turno de Fearless. La banda liderada por Renzo Palomino –actual frontman de Eternal Thirst– presentó las tres canciones que componen su segundo EP, Condemned, más algunas del primero, I Will Reborn, mostrando un potencial enorme gracias a la ejecución precisa de cada uno de sus integrantes. Muy profesionales y cuidadosos en lo que hacen, hicieron de las suyas sobre el escenario, regalándonos canciones como Zion Killings, Fearless o la tremenda Comdemned, en donde subió a escena el vocalista de Steel Rage, Jaime Contreras, logrando reproducir aquel corte de forma muy fiel a como lo hicieron en estudio. Gran despliegue en escena, aunque hay que reconocer que el peso de esto se lo lleva su vocalista, quien al parecer tiene bastante claro que sobre el escenario no solo es la música lo que vale, sino que también cómo esta es interpretada, estando su performance a la altura de cualquier otro show con el que lo quieran comparar.

Siendo veinte horas con quince minutos, tocaba presenciar a una de las grandes bandas de heavy/speed metal de nuestro país, Thunder Lord, con quienes es imposible no terminar cabeceando y alzando el puño con cada una de sus canciones. No rendirse ante cortes como Dark Rider, Pirate Attack, Conquerors, Fall In The Dark o Your Own Truth sería no tener idea de donde estamos parados en relación con el heavy metal de corte más tradicional que se hace en nuestro país. Seguros del cariño que les tiene la gente, también se dieron el tiempo de presentarnos un tema nuevo, llamado End of Time, el cual fue recibido como si se tratara de cualquier otro himno de la banda. Cerraron con Battle Song a petición de los presentes la que fue coreada al máximo. ¡¡¡Grande Thunder Lord!!!

La jornada hasta ahora ya era tremenda, la calidad de las agrupaciones invitadas estaba fuera de cualquier duda, el ambiente era muy agradable y de total camaradería, pero aún quedaban dos potentes nombres y uno de ellos era Vastator, quienes comandados por Rob Díaz deleitaron con cada uno de los cortes seleccionados para esta ocasión, entre los que estuvieron Las Joyas del Cura, Máxima Entropía, Machine Hell y la espectacular Hell Only Knows. Su puesta en escena es potente, no importa si están en la Kmazu o en el recinto de Recoleta, su profesionalismo es a toda prueba y su despliegue uno de los más acabados de la noche. Siempre será un placer verlos en vivo.

fotos2015-d

Llegaba el cierre de la mano de la banda protagonista, Eternal Thirst, para homenajear y dar una despedida metálica a Pablo Garriga, “Seitan” o “Garrigator”, apodos con los que sus más cercanos se referían a él.  Como la jornada estaba preparada y pensada en su honor, uno de los grandes detalles que incluyó su presentación fue que cada canción, además de Renzo, su actual vocalista, fue cantada con distintos invitados, haciendo que todo fuera aún más emocionante.

Es así como fueron subiendo al escenario de Recoleta Esteban de Thunder Lord, Lis de Ancient, Jaime de Ikelos, Ivan Peña anterior vocalista de los mismos Eternal Thirst, Sebastián primo de Pablo Garriga, Angelo Cancino que interpretó el temazo Dead and Buried en una alocada versión y varios otros, con quienes nos brindaron unas entretenidas y apasionadas interpretaciones de Illuminati Army, The Riot y Dose of Metal.  El cierre lo hicieron con una canción que ahora provoca sensaciones encontradas: Turn Off My Light.  Todo terminó con mucha gente sobre el escenario creando una imagen realmente emotiva, apasionada y muy verdadera, además, por cierto, de toda la sana locura que se dio entre el público con todo lo que estaba pasando.  Fue una locura total, de hecho escribo esto con un esguince en el tobillo debido a que un ser humano cayó sobre mi pie, pero bueno, son cosas que pasan dentro de este tipo de jornadas, en donde la emoción primo en cada nota y en cada segundo.  Nuevamente vuelvo a lamentar que mucha gente que se dice fanática del Heavy Metal se pierda de este tipo de eventos.  Lo bueno, es que estaban los que tenía que estar.

Fue un cierre tremendo, una jornada que creo superó cualquier expectativa, una despedida como se merecía, rodeado de sus amigos y sus hermanos en el metal.  Sin lugar a dudas la familia Eternal Thirst se hizo presente y en grande.  Camaradería, hermandad y mucho metal es lo que nos dejó Eternal Friend, un evento que estará en nuestras memorias por largo tiempo.

 

Afiche

El sábado 22 de noviembre se llevó a cabo Heavy Metal Crusader, un festival dedicado exclusivamente al Heavy Metal tradicional que incluyó a cinco bandas del underground nacional que cultivan este género, aunque todas ellas con un estilo y visión muy personales de como ejecutarlo. Es así como, por ejemplo, tuvimos oportunidad de presenciar el debut en vivo de Mortal Whisper, junto a la brutalidad de Eternal Thirst, la experiencia de Thunder Lord, el desenfreno de Ikelos y toda la épica de Axe Battler.

El lugar en donde se desarrolló este evento fue el Bar Cenicero, local que quizás en una primera impresión pareciera no ser de los mejores para este tipo de shows, sin embargo lo diminuto del espacio también hace que todo fluya de manera más espontánea, ya que pareciera ser que la asistencia de público fuera mucho mayor que la que realmente se encuentra presente, logrando que las bandas sientan ahí, en frente de sus rostros, el apoyo incondicional de quienes llegaron para presenciar el despliegue escénico de cada una de ellas, lo que por supuesto hace que también cada agrupación se entregue ciento por ciento a la ejecución de sus canciones.

Es así como todo partió a eso de las 23:00 horas, con un marco de gente más que respetable -de hecho estaba lleno- y de la mano de los debutantes Mortal Whisper, quienes en no más de media hora demostraron porque habían sido escogidos para abrir los fuegos la noche del sábado. Comenzaron con la Intro: The Curse, para luego continuar con Demoness, desatando la euforia de los presentes gracias a ese heavy metal con cierta cuota speed y muy influenciado por las viejas glorias de la NWOBHM, un verdadero mazazo directo al cráneo de muchos quienes fuimos solo conociendo de nombre a la banda.01 Mortal Whisper 01

Continuaron con Another Night To Die, canción que al inicio me recordó ciertos pasajes del Ozzy era The Ultimate Sin, es decir un corte con varias revoluciones menos que su antecesor, pero siempre muy metálico, aunque en este caso se incluye un notable cambio de ritmo que lo transforma en un corte de lujo dentro de lo que se pudo oír esa noche.

Siguieron con los temas Burying The Past, Pirate Life y cerraron con Fire on The Highway, otra veloz manifestación de poder, pureza y clase, toda una verdadera declaración de principios metálicos intransables por parte de esta novel agrupación santiaguina, quienes se plantaron en el escenario del Cenicero, y a pesar de tratarse de su primera presentación en vivo, demostraron tener lo necesario para convertirse en un número fuerte dentro de la actual escena heavy metalera nacional. Un lujo poder haber estado en su debut. Terminaron su show a eso de las 23:30 para luego de una pausa de no más de veinte minutos, tener en escena a los siguientes protagonistas de una noche que aún estaba recién comenzando.

01 Mortal Whisper 02

Los siguientes fueron los poderosísimos Eternal Thirst, quienes se encuentran en pleno proceso de promoción de su primer larga duración, Beyond The Shadows of Hell, aunque en rigor aún no han realizado su lanzamiento de forma oficial en vivo, como corresponde, de hecho todo estaba listo y dispuesto para los próximos días, pero problemas con el local donde se desarrollaría han provocado que el evento se vea aplazado.

Pero hablemos de lo que sucedió el sábado. Eternal Thirst comandados por su nuevo vocalista Pablo Garriga, las guitarras de Javier Alarcón y Hugo Sánchez, el sólido Hugo Álvarez en el bajo y el experimentado Francisco Vera (ex-Battlerage) se despacharon un setlist de lujo que incluyó gran parte de lo que podemos encontrar en LP debut, más repertorio de su EP 2009, Metal’s Domain.

02 Eternal Thirst 01

Es así como se fueron sucediendo canciones como Your Legacy Lives On, Metal Rules The Earth, Death Cross, las tremendas Dead and Buried e Illuminati Army (de continua rotación en nuestra radio), The Riot, Dose of Metal, Eternal Thirst y Beyond The Shadows Of Hell. Notable momento se vivió cuando Ivan Peña, su anterior vocalista, fue invitado a subir a escena para entonar Eternal Thirst y compartir las labores vocales junto a Pablo.

El despliegue de la banda fue tremendo, sonaron sólidos, todo muy claro y potente, entregados por completo frente a una audiencia que gozó con cada canción ejecutada por la agrupación. Y es que esa mezcla de heavy metal tradicional con una necesaria pizca de thrash, hace que cada tema suene como cañón. Cerraron su presentación a eso de las 24:40 horas. Todo hasta este momento era de gran factura, pero todavía faltaba mucho… y cada vez se ponía mejor.

02 Eternal Thirst 02

A las 24:50 saltaron a escena los señores del trueno, Thunder Lord, quienes comenzaron con la tremenda Battle Song, cuyo coro “Where is the king? / How many death I see / Where is the king? / Women and children are praying for live” sonó potentísimo al ser coreado por la gran mayoría de la audiencia. Thunder Lord tiene una fanaticada muy leal y esa noche estuvo presente en una nueva jornada de lucha para los santiaguinos, quienes a punta de esfuerzo y una tremenda dedicación, ya tienen varios trabajos a su haber.

A lo largo de su set incluyeron títulos como Pirate Attack, Still In Battle, Conquerors, que es una de mis preferidas, y la homónima Thunder Lord, la que desató un más que respetable mosh entre todos los asistentes que aún estaban retribuyendo como se merece a cada una de las bandas que apostaron por esta velada.

03 Thunder Lord 01

Hay que señalar que una de las respuestas más contundentes de parte del público fue precisamente la que recibió Thunder Lord, y esto básicamente porque han logrado hacerse de un respetable nombre en la escena, en estos ya más de diez años luchando en el más absoluto underground nacional. Un placer poder comprobar que aún queda mucha gente que valora este tipo de propuestas, que no buscan nada más que contribuir a mantener vivo el fuego del metal tradicional en nuestro país.

Ojalá más gente pudiera vivir esto de primera mano, sin que deban leer líneas como estas para enterarse. Pero sigamos. Son las 01:40 y Thunder Lord se retiran entre vítores y gente pidiendo escuchar Tyranny, pero aún quedaban dos bandas más.

03 Thunder Lord 02

Pasadas las 01:50 horas subió a escena Ikelos, banda que a la fecha solo tiene un demo editado, pero que ya se apresta a lanzar su primera producción que entiendo será un EP y del cual también nos regalaron un adelanto.

Into The Nightmare, The House of Horrors, Ikelos, Dreamcatcher y Growing Fear, se encargaron de mantener entretenida a una audiencia que a esa hora aun se mostraba sedienta de más metal, y que continuó demostrando su apoyo hasta altas horas de la noche. La ocasión lo ameritaba y cada agrupación también lo entendió así, dando lo mejor de cada uno, algo de lo cual Ikelos no se eximió, ya que a través de su carismático vocalista, Jaime González, nos brindaron incansables momentos con su heavy metal tradicional.

04 Ikelos 01

La banda posee buen despliegue escénico, ambos guitarras son notables en su desempeño, lo mismo que la base rítmica, así que no queda más que esperar que vuelquen toda esa potencia en su próximo trabajo y nos entreguen una placa en donde logren plasmar en estudio, lo que son capaces de entregar en vivo. Demás está señalar que algunos problemas con el micrófono no lograron empañar su presentación y solo pasaron a ser detalles olvidables en el marco de una actuación redonda. Cierran a las 02:34 horas… algunos pocos se retiran, pero la gran masa permanece para presenciar a la última banda en presentarse esa noche.

04 Ikelos 02

Exactamente a las 02:43 horas aparecen los cinco guerreros de Axe Battler, banda que cada vez gana más y más adeptos gracias a sus dos notables trabajos, como son su EP debut, The Wrath of My Steel y su primer larga duración homónimo, Axe Battler. El oficio y la experiencia en vivo se notan y juegan a favor de una agrupación que sabe lo que hace y cómo entregarlo a su público. Su heavy metal con fuerte componente épico y ese toque NWOBHM hacen las delicias de cualquier fan del género.

Como no rendirse ante canciones como Marching Phalanxes, la espectacular Iron Tyrants que trae uno de los cambios de ritmo más logrados de toda la placa, con brillantes riffs y solos por parte de Fernando y Chris, la muy clásica On The Run, o la épica The Wrath of My Steel, que me sigue recordando mucho el trabajo de los gringos de Omen, es decir, tradicional hasta decir basta.

05 Axe Battler 01

Cada canción obtuvo una respuesta acorde por parte de la audiencia, ante la que solo resta sacarse el sombrero por continuar hasta esas horas mostrando su incondicional apoyo… y como regalo para todos ellos y con una sentida dedicatoria para Agustín Rojas Reyes, recientemente fallecido en un fatal accidente y quien fuera un fiel promotor y músico del underground nacional y específicamente de Valparaíso, Axe Battler se despachó una tremenda versión del clásico de Diamond Head, The Prince, el que fue agradecido entonándolo en conjunto con la banda a todo pulmón.

Prowling Darkness, Lionhead, y para el cierre Killers of the Night, terminaron con la espectacular presentación de Axe Battler, exactamente a eso de las 3:33 horas ¿coincidencia?

05 Axe Battler 02

Eso señores fue la extensa jornada vivida el sábado 22 de noviembre pasado en el marco de este Heavy Metal Crusader, un festival que reunió a una gran masa de seguidores del heavy metal tradicional, en conjunción con cinco agrupaciones muy representativas de la actualidad metalera en cuanto al género se refiere, conformando una escena underground que para la gran masa pareciera pasar desapercibida, pero que ahí está, a unos cuantos pasos, a unas cuantas horas, formada por bandas que nada tienen que envidiarle a todo lo que nos pueda llegar desde afuera. Es tiempo que de una vez por todas miremos por acá adentro primero y apoyemos este tipo de instancias mucho más allá que de la boca hacia afuera.

 

El sábado 04 de octubre se presentaron, en el marco de la celebración de los 5 años de Australis Records, las bandas LUCIFER’S HAMMER, AXE BATTLER e INQUISICION.

Los primeros en salir a escena fueron los jóvenes LUCIFER’S HAMMER, quienes en algo más de treinta minutos se encargaron de encender los fuegos con su potente heavy metal, entonando canciones de su único demo a la fecha como Night Sacrifice y Shadows, así como otras que esperamos formarán parte de su próximo lanzamiento.  La jornada continuó con AXE BATTLER, quienes con cada presentación que realizan demuestran más oficio y escuela, sonando sólidos y con una ejecución pulcra que les valió los aplausos de todos los presentes.  Tocaron prácticamente en su totalidad su álbum debut, destacándo títulos como Iron Tyrants, Endless Battles, On The Run o las ya clásicas The Wrath of My Steel y Killers of The Night.

La noche cerró con los experimentados y ya legendarios INQUISICION, quienes presentaron un setlist demoledor, ejecutando canciones de su álbum 2014, Codex Gigas, tales como Living Sin, In Grace, The Valley of St. Mark o la tremenda Flames of Desire, así como también clásicos de su primera era, entre los que se contaron Mayday’s Eve, Innocent Sinner y Dragonslayer.  El despliegue de la banda, como siempre, se desarrolló en el marco de una presentación demoledora, y a pesar de lo tarde que aparecieron a escena, la audiencia gozó con cada uno de los cortes ejecutados, gracias también a un sonido realmente muy bueno y que benefició el espectáculo presentado por cada una de las agrupaciones que participaron de esta verdadera celebración de heavy metal tradicional.

Fotos: WatchTower

[fbalbum url=https://www.facebook.com/media/set/?set=a.10152483688931775.1073741906.21170581774&type=3]

 

Me imagino que para quienes lean estas líneas, demás esta señalar lo saludable que es la actualidad de la escena metalera en Chile, al menos en lo que a lanzamientos y calidad de estos se refiere.  Lo mejor es que ningún estilo ha quedado ajeno a esto y de hecho es fácil encontrar excelentes exponentes en cada uno de ellos.  Sin embargo, y por razones obvias, hoy es tiempo de hablar acerca de uno de los grandes referentes de lo que es nuestra actual movida heavy metalera: Axe Battler, y su primer larga duración homónimo, lanzado oficialmente hace ya algún tiempo.

Diez canciones en algo más de cincuenta minutos es lo que los santiaguinos nos ofrecen en este, su primer álbum.  Diez canciones de puro acero, heavy metal en su máxima expresión, con mucha influencia de la NWOBHM como también de la escena norteamericana de principios y mediados de los ochenta, entiéndase por esto nombres británicos más oscuros, como también de los primeros Iron Maiden, así como influencias de, por ejemplo, Omen.  Lo bueno es que estas influencias se sienten, se perciben, se oyen, pero a pesar de todo, no son tan obvias como algunos podrán imaginar.

El disco parte con el sonido de una batalla: espadas que chocan, gritos de guerra, de dolor y lucha, que sirven de introducción para Marching Phanlanxes, canción que ya se ha hecho conocida entre sus seguidores,  por cuanto es con la cual están abriendo sus presentaciones.  Es un tema rápido, vertiginoso, potente y muy, muy heavy metalero.  Buenos riffs, buenos quiebres y un sólido trabajo por parte de todos, sobre todo el de la dupla de hachas de la banda, me refiero a Fernando y Chris, quienes brillarán no tan solo en este corte, sino que a lo largo de toda la placa.

En seguida y sin preámbulo alguno parte Iron Tyrants, otro tremendo corte, dotado de todo el poderío que le brinda el aura de los fundamentales ochentas y ese sonido que Axe Battler ha logrado reproducir de manera tan acertada, sonando clásicos y tradicionales, pero a la vez vigentes y actuales, algo en lo que quizás juega un papel importante la actual tendencia que busca simplemente volver a las raíces, algo de lo cual muchos, entre los que me incluyo, estamos totalmente agradecidos.  El cambio de ritmo es fabuloso, los riffs son precisos, afilados, sencillos, pero muy metálicos, los que acompañados por los certeros y sincronizados baquetazos de parte de Manuel, suenan potentísimos, dando vida así a uno de los tantos buenos pasajes del corte y de la placa en general.

En el caso de la siguiente, On The Run, me pregunto si Queen también forma parte de las influencias de la banda, ya que me imagino que tienen claro el parecido que existe con Tie Your Mother Down de los ingleses.  El inicio es muy similar, pero con algunas obvias revoluciones más encima y, por cierto, mucho más metálico.  Me gustó mucho el desempeño de JP acá, hay muchos matices en su despliegue vocal, lo que va en claro beneficio de la musicalidad de la agrupación.  Por otra parte, las guitarras en Axe Battler son siempre uno de los puntos altos de la banda, y esta no es la excepción.  Gran trabajo en las paralelas y en los solos de parte de la dupla en las seis cuerdas.

The Wrath of My Steel es el cuarto en la lista y es el tema que da nombre a su primer lanzamiento.  Se trata de una canción con mucha influencia de la escuela gringa de heavy metal, de pasajes veloces, buenas y melódicas líneas vocales y el siempre sólido trabajo en guitarras de Chris y Fernando, quienes son protagonistas de algunos de los mejores momentos del disco, de hecho la sección de solos de este corte es una de las que más me ha gustado de todo el álbum.  Lo mismo para el caso de la base rítmica conformada por Tomy y Manuel, robusta, impenetrable e inquebrantable, otorgando todo el respaldo que el duro acero de Axe Battler requiere.

Llega el turno para uno de los cortes más veloces de todo el disco, Prowling in Darkness, el que gana de inmediato entre quienes gustamos de la faceta más speed del heavy metal tradicional.  Me parece oír algunos guiños a las canciones más rápidas del Omen del Battle Cry, de hecho no es para nada difícil hacer el ejercicio de imaginar a Kimball cantándolo.  Nuevamente gran trabajo en las guitarras por parte de ambos hachas, así como también de la base rítmica, siempre segura y sólida, así como JP cantando mejor que nunca y matizando mucho más que en el resto de la placa.

Ahora bien, me queda la sensación de que JP Battler podría estar dando mucho más si controlara y canalizara de mejor manera el caudal vocal que posee.  Su rango es bastante amplio, lo que ha demostrado en los trabajos que ha grabado con otros nombres a través de estos años, como los extintos Demonized (Demonized Legions) o cuando formaba parte de Bad Joke (Jester’s Vengeance), en donde me atrevo a decir que por un tema estilístico, “carraspeaba” más con su voz, algo que le queda muy bien, de hecho me gusta mucho su desempeño en este último trabajo nombrado, es más, es algo que se puede apreciar perfectamente en el EP The Wrath of My Steel, por lo que quizás matizar con algunos de los recursos que utilizó cuando grabó esas placas, sería una posibilidad concreta de darle mayor dinámica a su interpretación en la actualidad, considerando las buenas dotes vocales de las que ha hecho gala a lo largo de los trabajos mencionados.

Volviendo al disco, en la sexta posición tenemos a Endless Battles, un midtempo de riffs familiares, machacantes, con algunos aires sabáticos y de espacios abiertos, que permiten apreciar con claridad el trabajo de Tomy en el bajo.  Varios cambios de ritmo y quiebres adornan el que viene a ser el corte más largo de la placa.

A continuación viene A Trilogy of Legends, que como su nombre claramente lo indica, se trata de tres pistas que conforman una brillante trilogía heavy metalera de algo más de quince minutos en total y que comienza con Part I: Trial of Heracles – Lionhead, un instrumental alucinante, con un trabajo compositivo de lujo por parte de Chris y Tomy, quienes se lucen a través de un corte que se pasea por distintas gamas de velocidades, con variados quiebres, muy buenas guitarras y un tremendo despliegue de recursos por parte de Manuel, tal cual repiten en Part II: Trial of Perseus – Cast in Stone, en donde nos cuentan brevemente algo de la historia del semidiós Perseo y sus periplos para llegar a enfrentar a una de las gorgonas, en este caso, a Medusa.  En lo musical y como les señalaba, repiten la fórmula de la primera parte: muchos quiebres y cambios de ritmo, murallas de riffs y melódicos pasajes que configuran una estructura dinámica y muy entretenida de oír.  Cierran la trilogía con Part III: Trial of Theseus – Minotaur’s Labyrinth, un veloz corte que narra en parte el enfrentamiento que acaecerá entre Teseo y el Minotauro que habita el Laberinto de Creta.  En general me parece que fueron algo mezquinos con la historia, siendo una trilogía podrían haber profundizado un poco más en cada uno de los tópicos tratados, pero bueno, la mitología griega da para mucho, así que espero que sigan tratando temas como estos en futuros lanzamientos.

Cierran este primer larga duración con un tema que ya va para clásico de la banda, Killers of the Night, también proveniente de su EP lanzado hace ya cuatro años, pero en versión remozada para la ocasión, claramente con una mejor producción y sonido, pero igual de metálico que en su versión “en bruto”.  Se trata de una canción rápida, aguerrida, pero también de líneas melódicas y pegadizas, y que funciona muy bien en vivo, lo que ha quedado demostrado las veces que he tenido oportunidad de oírla en directo.  Sin dudarlo podemos decir que se trata de un gran cierre, de esos que te dejan con el puño cerrado y en alto al terminar la placa.

Axe Battler es otro espléndido lanzamiento que viene a sumarse a la amplia gama de discos que hemos visto aparecer estos últimos años en territorio nacional.  Son diez canciones de intenso heavy metal, directo, crudo, clásico, ciento por ciento orgánico y de muy buena factura.  Un deber para todos aquellos que proclaman lo tradicional como parte de sus preferencias.

 

Galería de imágenes de lo que fue la visita de MANILLA ROAD y OMEN a Chile, junto INQUISICION, AXE BATTLER y THUNDER LORD, en el Club Kmasú, el pasado 5 de julio.

FOTOGRAFÍAS: ROBERTO LLANOS

[fbalbum url=https://www.facebook.com/media/set/?set=a.10152292188931775.1073741890.21170581774&type=1]

Una nueva batalla se libró el sábado 05 de julio de 2014 en Chile.  Santiago fue el lugar escogido para el arribo de dos de las más grandes leyendas del heavy metal épico de todos los tiempos: Manilla Road y Omen, nombres que muchos de nosotros, ni en nuestros mejores sueños creímos tener en nuestras tierras alguna vez, pero nuevamente Evil Confrontation, esta vez asociados con Live Wire y Weapons of Conquest, lo lograron.  Eterno agradecimiento para el triunvirato metálico que alcanzó la hazaña.

El día prometía ser toda una jornada del heavy metal más tradicional y clásico.  En esta ocasión no hubo lugar para otros estilos y los guerreros nacionales escogidos para representarnos en la arena, confirmaron tal consigna: Thunder Lord, Axe Battler e Inquisicion.  El horario pactado para la apertura de puertas era 15:30 horas, sin embargo esto no ocurrió sino hasta una hora más tarde aproximadamente, debido a la impuntualidad de los guardias que no llegaron a tiempo para controlar el ingreso de la gente que ya comenzaba a apostarse en las afueras del recinto.  Debido a esto, todo partió una hora más tarde, lo que como ya veremos, no fue más que un mero detalle.

 

THUNDER LORD

La furia del heavy metal de Thunder Lord no se hizo esperar y salieron a escena a eso de las 17:00 horas en punto, frente al poco pero fiel público presente a esa hora.  Con dos demos, dos larga duración y dando vueltas por el underground local por ya doce años, estos santiaguinos son reconocidos por la gran mayoría de todos los asiduos seguidores del metal de corte tradicional en nuestras tierras, y pronto en otras regiones del orbe, gracias a la reciente reedición de su material por parte del sello alemán Iron Shield Records, quienes lanzaron su álbum 2012 Heavy Metal Rage en formato totalmente profesional, siendo el primer lanzamiento de estas características con que cuenta la banda.

Partieron con Dark Rider, el que de inmediato provocó el headbanging de quienes ya se encontraban al interior del recinto, los que hay que decir, por un tema de horario, aún no eran muchos, pero si los suficientes como para que la banda se sintiera plenamente bien recibida y apoyada, lo que obviamente se tradujo en una total entrega por parte de estos cuatro señores del trueno.

Es así como se fueron sucediendo canciones como Conquerors, la muy coreada Thunder Lord, Pirate Attack, Battle Song, un sorpresivo y muy bien ejecutado medley de Running Wild y Your Own Truth, con la que cerraron una sólida presentación, todas descargadas con la furia y pasión que un evento de estas características requiere.  Fueron cerca de cuarenta minutos demostrando porque fueron escogidos para abrir los fuegos.  Se notó preocupación por entregar un show acorde a la ocasión, hubo ambientación y hubo detalles estilísticos que apoyaron su performance, como esos cráneos que adornaban el escenario.

Definitivamente Thunder Lord tiene todo lo necesario para hacer que su nombre comience a brillar en escenarios de estas características y porque no, fuera del país.  Espléndida actuación… pero la tarde recién comenzaba.

 

AXE BATTLER

Con cinco años en la escena, Axe Battler se ha transformado rápidamente en uno de los nombres más recurrentes a la hora de hablar de heavy metal en Chile.  Su primer EP causó excelentes impresiones tanto a nivel nacional como internacional, lo que le ha valido ser reeditado en todos los formatos (cassette, cd y vinilo) y lo mismo está sucediendo ahora con su primer larga duración, el homónimo Axe Battler, el que se encuentra en pleno proceso de promoción, por lo que como era de esperarse, su propuesta estuvo basada en canciones de dicha placa.

Partieron su presentación a las 17:50 horas y lo hicieron con Marching Phalanxes, canción que abre su álbum homónimo.  La gente los conoce y aplaude, se han ganado el respeto a punta de profesionalismo y seriedad y eso la banda lo sabe y maneja, por lo mismo su actitud y puesta en escena es segura y confiada, pero también apasionada y muy jugada, contagiando con facilidad a audiencia que si bien iba en aumento, aún a esa hora era escasa, sin embargo, la joven agrupación no se vio preocupada por ello y entregaron todo sobre el escenario de la Kmasú.

On The Run, Iron Tyrants y The Wrath of my Steel, continuaron arrasando y la gente que se encontraba al interior del recinto respondió ante el llamado, aunque por momentos se mostraron algo fríos, quizás por la misma temperatura que se dejaba sentir al interior.  Prowling in Darkness y la ya clásica Killers of the Night, fue la dupla con la que cerraron una presentación redonda y ejecutada con la garra y fuerza que la ocasión ameritaba.

Manilla Road y Omen forman parte de las influencias directas de Axe Battler, por lo que no había otra opción que dar el todo por el todo, lo que se notó y se agradece.  Se retiraron de escena a eso de las 18:20 horas, para que diez minutos más tarde llegara el momento de los inquisidores.

 INQUISICION

Siendo las 18:30 tocaba el turno de la leyenda nacional del heavy metal, Inquisicion, quienes llegaban bajo la manga con su recientemente lanzado nuevo disco, el impresionante Codex Gigas, del cual sacaron todo el repertorio presentado durante la jornada sabatina.

Partieron con Living Sin y la respuesta fue inmediata.  La banda es unos de los bastiones de la escena heavy metalera nacional y eso genera respeto, el cual se palpó cuando Manolo y los suyos se plantaron sobre el escenario.  Sólidos como siempre continuaron descargando los temas Call of the Gypsy, The Codex y la espectacular In Grace.  Uno tras otros se fueron sucediendo verdaderos clásicos instantáneos de su mencionada última placa, la que por lo que se dejó ver, es ya bastante conocida por todos.  Ya por la hora había mucha más gente en el recinto, por lo que estuvieron bien acompañados y el público respondió de buena forma ante el desplante escénico de una banda con la experiencia de los inquisidores.

Luego vendría la tripleta Keeper of The Light, Save my Soul y la extraordinaria The Valley of St. Mark.  Nunca esta demás recalcar la destacable labor de cada uno de los integrantes de la actual encarnación de Inquisicion: Paulo Domic, es un señor que por medio de su impresionante caudal vocal logra cautivar a su audiencia, Cristián Maturana es siempre un seguro y sólido soporte para la base rítmica de la agrupación, cuya labor se hace vital al no contar con una segunda guitarra durante los solos, llenando todos los espacios con su notable ejecución, que decir de Manolo, uno de los mejores guitarristas de la escena nacional, siempre brillante y pulcro en su ejecución, y finalmente el nuevo batero, Ignacio García de Cortázar, quien se encargó la noche del sábado de las baquetas de la banda, demostrando todas las dotes que lo han llevado a formar parte de la máquina inquisidora.

Se fueron entre aplausos y cánticos de los asistentes, quienes corearon su nombre mientras la banda hacía abandono del escenario.  Corta pero intensa presentación de Inquisicion, no fueron más de treinta y cinco minutos los que estuvieron en escena, pero bastaron para calentar los ánimos de los, ya a esa altura, alrededor de 350 asistentes, un público escaso para la tremenda jornada vivida, pero suficiente al tratarse de fieles devotos del heavy metal épico y de sus reales estandartes.

Antes de pasar a revisar los números internacionales, hacer notar que la gente que llega solo a la hora de los “platos fuertes” se están perdiendo lujos de bandas que tenemos en nuestro país.  Es hora de apoyar más allá de la boca hacia afuera y demostrar con hechos que realmente queremos lo que se hace en esta región del planeta.  La calidad de las agrupaciones ha ido en constante alza, por lo que ya no hay excusas para mantener esa actitud pasiva de muchos frente a nuestra escena… sin embargo a la hora de las críticas destructivas aparecen siempre a tiempo.  ¡Estemos en todas muchachos!  Ahora sí, vamos a lo nuestro.

 

OMEN

Exactamente a eso de las 19:20 horas salió a escena una de las leyendas vivas del heavy power metal de todos los tiempos: Omen, quienes con altibajos han logrado mantenerse en el tiempo y no ser del todo olvidados, más que nada gracias a una de sus figuras más reconocibles, el señor Kenny Powell, quien contra viento y marea ha logrado mantener vivo su increíble legado musical, el cual se reduce a tres placas trascendentales: Battle Cry (1984), Warning of Danger (1985) y The Curse (1986)… y porque no nombrar también al espectacular EP Nightmares (1987).

Es cierto, su vocalista original, el extrañado J.D. Kimball, muerto de cáncer en 2003 y uno de los miembros más queridos de la agrupación, es insuperable e inimitable, pero es innegable que Kevin Goocher también tiene lo suyo, y eso lo demostró con creces el sábado.

Todo comenzó con la tremenda Death Rider, la que provocó el delirio de la masa, la cual debe haber llegado finalmente a unas, siendo optimista, 400 almas, una pena… ¡por los que no fueron!, estuvieron los que tenían que estar y con eso bastó para que la banda se sintiera como en casa y gozará tanto como lo hicimos todos quienes logramos cumplir uno de nuestros sueños más imposibles.

Continuaron al pie de la letra con el setlist que venían mostrando en sus anteriores presentaciones: Dragon´s Breath, Ruby Eyes (of the Serpent) y The Axeman, devastaron el lugar con su potencia, sobre todo esta última que sonó fuerte la noche del sábado, eso hasta cuando un excitado fan se subió al escenario y al tratar de sacarlo pasaron a llevar el cable de la guitarra de Powell, por lo que durante algunos segundo quedó muda, y luego tampoco quedó bien conectada por lo que se perdía el sonido.  Por suerte todo se solucionó para la siguiente canción.

Bien sabemos que el listado de canciones que la banda ejecuta se basa en sus placas más aclamadas, sin embargo, estando Goocher también incluyen el que para mí es un muy buen tema de su disco Eternal Black Dawn (2003), 1000 Year Reign, el que sonó potente y que fue coreado por los asistentes, quizás no con la euforia de los clásicos de siempre, pero de todas formas hizo eco en la Kmasú.

Para el placer de muchos, Omen gira tocando casi la totalidad de su debut Battle Cry, por lo tanto ahora tocaba el turno de la formidable Last Rites, temón que fue coreado a todo pulmón y que es de aquellos que erizan la piel al entonarlas junto a gente que vibra de igual forma al oír este tipo de canciones, ejecutadas de forma tan honesta como lo hacen estos señores.  Recordemos que además de Kenny Powell, también tenemos de los miembros fundadores al tremendo Steve Wittig, de cometido increíble durante toda la presentación de la banda.  Además de ellos y el mencionado vocalista, a cargo del bajo tenemos a Andy Hass, quien lleva ya varios años con la agrupación.  Recordemos que junto a Andy, Kenny grabó en 1995 el álbum The Prayer, bajo el nombre de Step Child, banda de muy corta vida.

Luego llegó la hora de una de las canciones que más me gusta de la banda, la maravillosa Warning of Danger, que gran tema que es este, vociferado y disfrutado como si se tratase del último de la noche por toda la audiencia.  Luego se sucedieron sin respiro: Be My Wench, Don’t Fear The Night, In The Arena, Termination, Battle Cry y Teeth of the Hydra, en donde un cansado, pero aún frenético Goocher instó a que la gritaran con toda las fuerzas posibles… como pueden ver, clásico tras clásico tras clásico… que gran lista de canciones es la escogida por Omen para presentar ante públicos que no han tenido la suerte anteriormente de estar en uno de sus shows.  Es un set pensado para los fans de su época dorada.

Tras una pequeña pausa, regresaron para cerrar con Die by the Blade ¡como sonó el coro de esta canción! “You live by the sword, you’ll die by the blade, Stand for the fight, your life I will take, You’ll die by the blade”… magnífico corte de su primer álbum, que se transformó en un cierre redondo para un show irrepetible, único, un tremendo recuerdo para todos quienes dijeron ¡presente! la noche del sábado, la entrega de la banda estuvo a toda prueba, gozaron tanto como nosotros con el show y eso era posible percibirlo solo mirando sus caras, si hasta Kenny Powell se lanzó sobre el público para recibir el cariño de la gente, de sus fans… ¡verdaderos guerreros del metal!… pero eran recién las 20:30 horas… y aún quedaba más.

 

MANILLA ROAD

A eso de las 20:40 saltaron a escena con Flaming Metal Systems los legendarios Manilla Road, que, con el respeto que me merecen el resto de los actuales integrantes, es básicamente el gran Mark Shelton más otros tres miembros que llevan algunos años en la banda, salvo por Bryan “Hellroadie” Patrick, quien como su nombre indica, fue roadie de los mismos Manilla y otras agrupaciones como Stygian Shore durante los ochenta y eventualmente comenzó a cantar en vivo junto al grupo, hasta transformarse en un miembro estable.

Demás está decir que la sola presencia de “The Shark” Shelton en el escenario inspira un respeto único y así lo entendieron los cientos de fans apostados al interior de la Kmasú, coreando las canciones con fervor y verdadera pasión.  Death by The Hammer y Hammer of The Witches, entre otros nombres continuaron con la efervescente noche que cada vez deleitaba más y más con cada clásico que se despacharon los gringos.

Como bien deben ser los más asiduos seguidores, Bryan Patrick comenzó hace bastante tiempo ya a ayudar a Shelton a hacer las voces en vivo (sin mencionar sus aportes en estudio), ya que ya no está en plenas condiciones para cantar todos los temas, pero canta algunos y hace coros, no como pensaban algunos de que ya no cantaba nada.

Por otra parte, hay que decirlo, nunca ha tenido una gran voz tampoco, pero no es menos cierto que su voz es “LA VOZ” de Manilla Road, uno de los sellos más reconocibles de la banda, por lo que Patrick, con toda la experiencia que le da conocer el trabajo de Shelton durante varias décadas, sabe muy bien cómo alcanzar los tonos que las canciones requieren, logrando un parecido realmente sorprendente con Mark.  Así que si es que quedaba alguno con dudas respecto a su inclusión, creo que todas fueron disipadas la noche del sábado.

Canciones como The Ninth Wave, Witches Brew y The Riddle Master, fueron aplaudidas por toda la audiencia, muchos aún con caras de incrédulos ante lo que estaban viviendo, de hecho solo hasta hace algunos meses atrás, tener a Omen y a Manilla Road en Chile era mucho más que un sueño imposible… ni pensar en tenerlos juntos, algo que probablemente emocionó más de la cuenta a algunos que no aguantaron las ganas de subirse al escenario, pero no conforme con eso, durante Cage of Mirrors, uno se lanzó directamente sobre Mark Shelton para abrazarlo, por lo que tuvo que intervenir seguridad para sacarlo.  Mark solo se limitó a recibir el “cariño” y continuar tocando.

A juzgar por el rostro de algunos -que a esas alturas también estaban algo desfigurados por la cantidad de cebada en el cuerpo- escuchar canciones de uno de sus más grandes clásicos, el mítico Crystal Logic, formó parte de los momentos más impresionantes para muchos de los que estuvieron ahí, de esos para atesorar en el tiempo, no era para menos: Crystal Logic o la gran Necropolis, en versiones acompañadas por un público que gritó las letras como si se fuera a acabar el mundo, es algo para llevar con orgullo como recuerdo, junto a la potencia de la veloz y furiosa Up From The Crypt o la sólida Heavy Metal To The World.

Sin duda una maravillosa jornada la vivida el sábado 05 de julio de 2014… o al menos lo fue para todos los amantes del heavy metal en su estado más puro y que no titubearon en acudir al llamado del verdadero metal.  Tuvimos la oportunidad de disfrutar en un mismo escenario la potencia de cinco bandas de lujo: la velocidad de Thunder Lord, el tremendo heavy de los guerreros Axe Battler, la experiencia de los siempre sólidos Inquisicion, y junto a ellos, dos de las más influyentes agrupaciones del metal épico de todos los tiempos: Omen y Manilla Road, en lo que probablemente será su única presentación en Chile.

Una lástima que en nuestro país muchos se limiten solamente a los grandes nombres y dejen pasar a agrupaciones como estas, queda la extraña sensación de que acá hay más groupies de bandas conocidas, que metaleros.

 

REVISA ACÁ UNA COMPLETA GALERÍA DE

IMÁGENES DEL CONCIERTO

INQUISICION y PowerMetal.cl te regalan 4 invitaciones para este sábado 29 de marzo, día en que será lanzado de forma oficial el nuevo álbum de la banda, «Codex Gigas», en el Bar Óxido (Purísima 282, Santiago), junto a IRON SPELL y AXE BATTLER.

Para participar, solo debes:

1- Ser seguidor de nuestro sitio en Facebook (PowerMetal.cl) y del Facebook oficial de INQUISICION (link)
2- Darle “Me Gusta” a esta imagen (link)y compartirla con opción “pública”, cuantas veces quieras.

IMPORTANTE: El sorteo se cierra el VIERNES 28 de marzo a las 20:00 horas y los ganadores se darán a conocer en nuestro sitio de Facebook  y en www.powermetal.cl

Evil Confrontation Records ha puesto a disposición dos canciones del primer larga duración de los nacionales AXE BATTLER, el cual tiene lanzamiento programado para el mes de abril.  Los temas son Marching Phalanxes y Iron Tyrants, los cuales puedes oír desde el reproductor adjunto:

INQUISICION acaba de liberar «The Valley of St. Mark» el primer single de su esperado nuevo disco «Codex Gigas», el que será lazando vía Australis Records, el próximo 29 de marzo, en  Bar Oxido, junto a AXE BATTLER y IRON SPELL.  El nuevo trabajo será editado en formato CD, Vinilo y Cassette.

 

El Metal tradicional en Chile goza de muy buena recepción, de eso no hay duda.  Sin embargo, sólo los nombres más grandes, esos que están en las ligas mayores, son los que más se conocen y a los que todo mundo asiste cuando vienen.  Bandas como Metallica o Iron Maiden llevan audiencias que se cuentan por decenas de miles, pero cuando se trata de agrupaciones más nuevas, la cosa cambia bastante.  No son tantos los que dedican esfuerzos a salir en la búsqueda de nuevos nombres, a comprar material de bandas más desconocidas, más subterráneas, o a asistir a sus conciertos, ya sea por desconocimiento o mero desinterés.  Sea como sea, esto claramente repercute en que son muchos menos los que se atreven a traer a estas bandas para realizar eventos en nuestro país.  Pero el 18 de mayo recién pasado, esto comenzó a cambiar.

Dos bandas de la escena underground del último tiempo se presentaron en Santiago, en el mismo escenario, en el marco de un festival organizado por una producción que puso todas sus fichas en un show que le daría a los seguidores del metal tradicional, una noche inolvidable.  El evento, denominado Evil Confrontation Festival, nos trajo a Chile, por un lado, a los suecos de Enforcer, nombre que cada vez se hace más grande en la escena internacional a punta de 3 excelentes discos de Heavy Metal, y por el otro a Midnight, norteamericanos que vienen dando que hablar desde hace varios años y a quienes algunos consideran como los verdaderos herederos del legado de Venom.

Pero eso no era todo.  Además de los mencionados números extranjeros, el evento contaba con la participación de 3 destacadísimas bandas nacionales: Miserycore, excelente agrupación de Black/Thrash Metal, llamada a poner la cuota más extrema, y la dupla Axe Battler y Metal Grave, ambas cultoras del sonido que caracterizó al Heavy Metal durante la primera mitad de los ochenta, es decir, Heavy Metal del más clásico –si lo quieren llamar así-.  Pero, además, días antes se había anunciado un número sorpresa.  Una cuarta banda nacional se sumó al cartel: Armoured Knight, oriundos de Peñaflor, quienes ejecutan un crudo Heavy/Speed Metal, fueron la última confirmación para el evento.

 LA “FORZOSA” PREVIA

Todo estaba listo y dispuesto.  Eran cerca de las 18:00 horas, horario pactado para dar inicio a la jornada.  Pero algo pasaba.  Mientras Enforcer probaba sonido, algunas cosas comenzaron a presentar problemas: algunas fallas en la amplificación, requisitos técnicos de backline que no se cumplieron y otras cosas, terminaron por dilatar el inicio del festival, el que se postergó por casi 4 horas.  Pero lo más sorprendente de todo fue la actitud frente a la situación, tanto de las mismas bandas, quienes esperaron pacientemente hasta que todo estuviera solucionado, como de la gente… sobre todo la actitud de la gente que esperaba afuera.

Alguien podría pensar que la fanaticada de bandas como Midnight podrían comenzar a hacer desordenes, a romper cosas, a gritar, pegarle patadas a la puerta de acceso, garabatos, botellas rotas, etc. etc.  Pero nada.  Nada de eso sucedió, se les explicó lo que estaba pasando, y si bien naturalmente había cierta molestia, se entendió que había que esperar, incluso uno de los mismos integrantes de Midnight salió por un momento a dar la cara, bueno en realidad apareció con la característica capucha que usan en escena, pero esa fue la tónica.

Así que bueno.  Todos querían ver a las bandas en acción y si había que esperar para ello, entonces esperemos.  Pero no vamos a esperar secos.  Aparte de mojarse la ropa, había que empaparse por dentro.  Probablemente, los más contentos fueron los locatarios del sector quienes vieron duplicadas sus ventas normales para una tarde sabatina cualquiera.  Más tarde, escuchando comentarios al azar, la conclusión entre los asistentes era una sola: ¡Puta que valió la pena la espera!

ARMOURED KNIGHT

Finalmente todo comenzó a eso de las 21:50, de la mano de la joven agrupación de Peñaflor, Armoured Knight, quienes cuentan entre sus filas con una mujer en las voces, de nombre Evelyn Contreras, pero quien entiendo se hace llamar Eeve.  Su propuesta, la que se enmarca dentro de un contexto de speed/heavy metal, fue muy bien recibida por la gente que comenzaba a hacer su ingreso a la misma hora que la banda comenzó a tocar.  El inicio fue con la intro de nombre Final Battle a la que le sigue Apocalyptic Warriors, canción con la que la gente que se encontraba ya apostada en el lugar empezó de inmediato a moshear y disfrutar.  La espera había sido larga y la sed de metal comenzaba recién a apagarse.  Le siguieron The Prophet, Armoured Knights, In Search For Power y Fallen Angel.

A pesar de lo jóvenes que se ven todos en la banda, demostraron oficio, se vieron cómodos en escena, su ejecución estuvo casi exenta de errores notorios y a la altura de la invitación recibida.  La audiencia los recibió de buena manera, algunas de sus canciones fueron coreadas por quienes ya los conocían, y el resto, a pesar que muchos se preguntaban quiénes eran, los escucharon con el debido respeto.  Ya hablaremos del comportamiento de los asistentes, el que da para todo un capítulo aparte.

Muy buena presentación de Armoured Knight, quienes estuvieron poco más de veinte minutos sobre el escenario.  Técnicamente son muy buenos, ambos guitarristas me sorprendieron y demostraron su experticia en sus respectivos instrumentos, lo mismo el bajista, sólida ejecución, la voz de Evelyn, muy ad-hoc a la oferta musical de la banda y a pesar que por momentos el nerviosismo era evidente en su cara y gestos, salió airosa de la situación, y sobre todo el batero, quien realmente la rompió en escena.  Entiendo que pronto estarán lanzando material de estudio, así que a estar atentos con ellos.

AXE BATTLER

No pasaron más de diez minutos y los santiaguinos Axe Battler saltaron a apropiarse del diminuto escenario de la Khronos.  El inicio fue con Marching Phalanxes y la reacción del respetable fue instantánea: headbanging, gritos y puños en alto por todos lados.  La audiencia que ya se encontraba a 3/4 de la que sería finalmente, acompañó a la banda durante toda su presentación con actitud metálica que contagiaba.

Los que ahí estábamos sabíamos o al menos comprendíamos todo lo que había costado llevar esto adelante, así que más que un apoyo ciego, era un desahogo poder estar escuchando y disfrutando con cada canción y con cada banda, así lo entendimos todos y por cierto, también las bandas, que dieron el 100% y más durante los minutos que estuvieron en escena.

Los muchachos de Axe Battler sabían que este era otro peldaño dentro de la merecida consagración como banda puntal de la escena heavy metalera nacional y con cada canción que ejecutaron dejaron todo en la tarima de la Khronos.  Con tan sólo un EP a cuestas, la gente conoce sus canciones y eso quedó demostrado la noche del sábado.  Temas como The Wrath of My Steel (que da nombre a su único trabajo a la fecha), Midnight Racer (que será lanzada oficialmente en su primer larga duración) y Minotaur’s Labyrinth, el público gozó de buena gana, alentó y aplaudió a la agrupación, quienes se hicieron merecedores de todos los elogios por medio de una puesta en escena y una presentación redonda.  Acá dichos como “si es chileno es bueno” o “es chileno así que apoyémoslos” no corren.  Simplemente se premió el esfuerzo, la convicción y la pasión por el metal que profesan cada uno de los integrantes de cada una de las bandas que se presentaron.

Los puntos más altos de su presentación estuvieron dados por Killers of The Night, que ya pinta para clásico de la banda, y el cover con el que cerraron su participación en el festival: We Stand To Fight, canción de los desconocidos, pero excelentes Virtue.  Cerraron su presentación entre vítores y aplausos, exactamente a las 22:53, para dar paso a la oscuridad, al menos estética de una de las agrupaciones revelación del medio nacional.

METAL GRAVE

A las 23:05 Metal Grave en pleno ya se encontraba sobre el escenario de la Khronos.  Mientras sonaba la intro de su opera prima, todos comenzamos a aprestarnos para una descarga del más oscuro heavy metal.  Candelabros y una cruz de huesos (al más puro estilo King Diamond) iluminada por una vela al centro, más un telón con el ataúd proveniente de su single, fueron parte de la imaginería con que los porteños salieron a reventar el recinto.

Partieron con Journey Into the Unknown, eliminando toda la sección introductoria (llamada Face The Gates), sones ya muy bien conocidos por todos los asistentes.  Y es que tanto con su single como con su reciente placa (The Eternal Flame of Deception) Metal Grave se ha ganado un espacio y un respeto importante dentro de la escena heavy metalera nacional, siendo realmente un lujo de banda que espero y creo -personal y sinceramente- que están para cosas grandes.  Continuaron con The Court of King Minos, excelente y velocísimo corte de su ya mencionado primer álbum, el que provocó intensos mosh en la pista.

Memories of a Past Life fue la encargada de continuar con la sólida presentación de la banda.  A estas alturas el público ya se encontraba rendido a los pies de los oriundos de Valparaíso.  Y es que tanto la puesta en escena (con ligero corpsepaint incluido) como la ejecución de las canciones, no daba espacio para otra cosa que no fuera admiración.  La tremenda Envenom (sé que a nadie le interesa, pero debo decir que se ha transformado en una de mis preferidas) continuó con la fiesta que se vivía al interior del recinto.  Es un ¡temón! Y en vivo sonó como cañón.  Qué grato es escuchar estas canciones en un disco, grabadas en estudio, y después poder comprobar en directo que pueden replicarlas de manera casi perfecta.

Para el cierre, The Seventh Circle, que llegó para apaciguar un poco a la audiencia, por tanto se trata de un corte que colinda con terrenos propios del doom.  Sus lentos, pero pesados riffs sirvieron para descansar un poco el cuello de los cientos que disfrutaron con la excelsa presentación de Bastián, Christopher, Simón y Diego, un cuarteto que insisto, está para grandes cosas.

Exactamente cuarenta minutos duró el show brindado por Metal Grave.  Eran las 23:45 cuando bajaron del escenario y comenzaron los preparativos para ver a otros porteños, a quienes se les encomendó la tarea de traer la brutalidad al cartel de este festival.

MISERYCORE

Siendo las 23:56 comenzó la intro con que Miserycore abre sus presentaciones.  La gente comenzó de inmediato a agitarse, todos sabíamos lo que se venía, la brutalidad de la banda en escena es conocida, por lo que sólo quedaba prepararse para el primer embate, el que en esta ocasión tuvo por nombre We’ll Take Command, espectacular y asesina canción proveniente de su EP Get Total Apart, que contiene toda una declaración de principios y que resume de buena forma la propuesta, tanto lírica como musical que han profesado desde sus inicios, en el año 2004.

Los cerca de 400 asistentes pronto terminaron por transformarse en un mar de gente que iba y venía (algunos por los aires) al son de los inmisericordes riffs de JAG y compañía.  Civilization Torture, la brillante Milicia de Rabia, Merciless Fire y Gas Them All, continuaron con la masacre sónica de la que todos fuimos víctimas aquella noche.

Hasta antes de aquel día, Miserycore debían ser los encargados de abrir el evento, sin embargo, por razones que desconocemos, fueron la última banda nacional en presentarse.  Sin embargo, fue todo un acierto el orden en el que finalmente aparecieron.  Luego de tres excelentes bandas más ligadas al heavy metal, era hora de una buena dosis de “chacalismo insano”, y que mejor que Miserycore para ello.  Continuaron con uno de los mejores temas que ha parido la escena nacional en muchísimos años (o al menos así lo veo yo).  Preludio Destructivo, es precisamente eso, destrucción.  “Malvada sinfonía articulada por mi orgullo, aplastante y destructora del que se ha de interponer”.  Nada mejor que las mismas letras para plasmar la intensidad de la presentación con que los de Valparaíso arrasaban con todo a su paso.  ¡Tremendos! Hacía muchísimo tiempo que tenía ganas de verlos en vivo y definitivamente la rompieron.

Merciless March, Get Total Apart, Self Flagellation Attack y End of The World, rompieron con todo, cada uno de los asistentes estaba vuelto loco con tamaña lista de temas.  Fue un setlist sin parangón, certero, macizo, potente e inmejorable.  Por si fuera poco, cerraron con un cover del nunca bien ponderado G.G. Allin, Die When you Die, que terminó por encender a toda la Khronos y dejarlos listos y dispuestos para recibir a los números internacionales de la noche.  Para cerrar, sólo decir que sobran elogios, pero faltan palabras para describir la experiencia Miserycore en vivo.  Ojalá todo quien sienta afición por los sonidos más extremos, acuda a verlos alguna vez.  Opinión muy personal -y a la par con Force of DarknessMiserycore es la mejor banda de black/thrash que ha parido esta faja de tierra.  Punto.

EL PÚBLICO

Haré un pequeña, pero necesaria pausa, para describir brevemente al público que asistió la noche del sábado, porque tal como dije varios párrafos arriba, realmente se merecen un capítulo aparte.  Voy a ser muy auto-referente con lo siguiente, pero para darles contexto es necesario que lo haga.  Llevo asistiendo a conciertos –masivos y no tanto-, desde 1994, cuando comenzó la venida de “las grandes bandas” a tierras nacionales, en esa ocasión de la mano de Kiss, Slayer y Black Sabbath, estos últimos, el motivo principal por el cual asistí a aquél evento.  Desde ahí a la fecha, sinceramente, no sabría decirles en cuantos conciertos he estado.  Pero en un alto porcentaje, siempre he visto que las bandas nacionales no son tratadas con el respeto que merecen.  Las razones, las desconozco, tampoco me interesa conocerlas, pero siempre me ha parecido de lo más absurdo, estúpido e infantil, cuando algunos comienzan con las pifias y a pedir con gritos entre tema y tema, que se vayan o que aparezca pronto el número internacional por el cual pagaron su entrada.

La razón por la cual les digo esto, es porque el sábado fui testigo de la pasión verdadera que centenares de personas pueden llegar a sentir por este estilo de música, lo que quedó de manifiesto con un comportamiento fuera de cualquier expectativa.  Cada una de las bandas fue tratada como si fueran los más grandes exponentes del género, sus canciones fueron coreadas, aplaudidas, vitoreadas y disfrutadas como si fueran la última de la noche, como si cada una de las agrupaciones fuera el “plato de fondo”, y más allá de la notable recepción que tuvieron, hay que destacar que la gente venía luego de 4 horas de haber esperado a que comenzara todo. ¡4 horas!  ¿Se imaginan lo que es estar esperando 4 horas?, incluso por momentos bajo una incesante lluvia, para luego entrar y simplemente ponerse de inmediato a disfrutar, cantar, saltar, y moshear, sin ningún ápice de malestar.

Es en este tipo de instancias y situaciones donde se ven “los de verdad”, los que están ahí por verdadera pasión por el metal, los que apoyan la escena con hechos, acciones y actitudes y no sólo de la boca hacia afuera.  Claro, no faltarán los que dirán que fue una falta de respeto la espera, que cosas como esas no pueden darse, y muchas otras razones que pueden tener mucho de cierto y mucha razón.  Pero también hay que tener presente que en este tipo de eventos y en realidad, en cualquier situación de la vida cotidiana, hay imponderables y factores de riesgo que pueden jugar una mala pasada en el momento menos pensado.  Y así fue y así se entendió.  ¿Lograré algo con seguir molesto? Nada, ¡entonces a disfrutar, mierda! Fue realmente un privilegio haber podido presenciar todo en primera fila, de primera mano.  Como dijo un muy querido amigo, me saco el sombrero por todos quienes estuvieron presentes el sábado.  Desde acá mis más sinceros respetos.

ENFORCER

Eran las 00:55 y llegaba la hora del primer número internacional de la noche.  Precedidos de tres tremendas placas, los suecos de Enforcer salieron jugando a ganador desde el primer momento.  Comenzaron todo con la intro de su último trabajo, Bell of Hades, la que dio paso a Death Rides This Night, canción que enloqueció a todos quienes estaban apostados desde la tarde para ver a la agrupación sueca por primera vez en Chile.  Olof y los suyos sabían que contaban con una gran fanaticada y fueron testigos de lo mucho que gusta su música, tanto en nuestro país como en el resto de los países sudamericanos que incluyeron en esta gira.

Horas antes que todo comenzara se veían agotadísimos, cansados.  No es para menos. En Brasil tocaron alrededor de 20 fechas, prácticamente todos los días de su estadía, luego pasaron por Paraguay y posteriormente Argentina, para recién llegar a Chile, con todo lo extenuante que debe ser una gira de tales características.  Sin embargo, cuando subieron a escena, nada parecía importarles.  El cansancio lo extirparon y brindaron un show de antología, de potencia envidiable, sacando energía no sé de donde, alimentándose también de la reacción del respetable, que cantó todas y cada una de sus canciones, logrando comunión inmediata con una audiencia que vibró en todo momento y que proyectó sincera admiración por su música.

Continuaron con Mistress of Hell de su primer trabajo y luego vino el gran hit de su último disco a la fecha.  Mesmerized by Fire sonó como cañón y fue coreada hasta el cansancio… ¡nah! Qué cansancio, su presentación estaba recién comenzando, no había lugar para el cansancio.  Era como si recién se hubieran abierto las puertas, la energía al interior del recinto desbordaba por todos lados, era realmente impresionante ver cómo todos disfrutaban como si se tratara de la primera banda de la noche.  Katana, On The Loose, la magnífica Scream of The Savage y Midnight Vice, prosiguieron con la fiesta metalera que amenazaba con borrar de cuajo cualquier asomo discotequero del local, incluyendo los horribles graffitis que se encontraban “adornando” su interior.  Eran espantosos, si hasta los mismos Enforcer les sacaron fotos para probablemente reírse después.

Con Take Me Out of This Nightmare continuó la presentación de su última placa, canción que con su pegajozo coro hizo vibrar y cantar a todos los presentes, para luego despacharse la muy NWOBHM Take Me To Hell.  Luego vino la brillante Silent Hour/The Conjugation, qué tremenda canción y qué despliegue técnico.  El público estaba extasiado ante tamaña demostración de poderío de estos suecos, agradeciendo cada nota que provenía de sus instrumentos y particularmente, frente a la devoción que se nota que sienten por el heavy metal.  Satan, Black Angel y Roll The Dice fueron las encargadas de dar término a la sólida presentación de Enforcer, la cual quedará grabada por mucho tiempo en la memoria tanto del público como de los mismos músicos, quienes se bajaron sumamente agradecidos del escenario, saludando a todos quienes pudieron.  Cierto.  Se me había olvidado comentarles que las bandas debían atravesar por en medio de la gente para llegar al escenario.  Ustedes podrán creer que todos aprovechaban de abalanzarse sobre ellos, para sacarse fotos, pedir autógrafos, sacarles mechones de pelo, tocarlos o lo que fuera, pero no, cualquier petición fue realizada con el mismo respeto con el que se trataría a cualquier otra persona.

Antes de retirarse hubo un amago de tocar otro tema.  De hecho ese debería haber sido Evil Attacker, pero en honor al tiempo, los gringos ya estaban tomando posesión del escenario.  Olof se dio cuenta de aquello y se retiraron a su merecido descanso.  Aplastante presentación de los suecos.  Primera vez en Chile y tuvimos el privilegio de verlos en un extraordinario momento.  Esperamos que no sea la última y que su regreso sea ya estando en la cima de la escena internacional de heavy metal, lo merecen y tienen las cualidades para ello.

MIDNIGHT

Programados como número de cierre, los norteamericanos Midnight eran de los números más esperados de la noche.  Su mezcla de speed con heavy de la vieja escuela, embardunados con una fuerte mezcla de Venom, generaba fuertes expectativas entre los asistentes.  ¿Se cumplieron?  Por supuesto.  Salieron a escena a eso de las 02:20 y desde el mismo inicio reventaron la Khronos con el poderío que emana de su música.

Partieron con Vomit Queens y todo se vino abajo.  Los enmascarados reventaron el lugar desde el mismo inicio.  Los stage diving que habían sido algo tímidos hasta entonces, comenzaron a hacerse más frecuentes. ¿Les había comentado que no había guardias al interior? Ni siquiera había una valla que separara al público del escenario.  ¿Ustedes creen que alguien intentó subirse para agarrar a los músicos a abrazos y cosas por el estilo? Nadie.  Todo se desarrolló, desde ese punto de vista, en completo orden.  Claro, varias personas lograron subirse al escenario, pero sólo con la intención de ganar altura para abalanzarse sobre el resto.  ¿Cámaras? Dos o tres, nadie estaba preocupado de tomar fotos, para qué si después aparecen en otros lados, lo que importaba era disfrutar, cantar, moshear, todo fue sólo disfrutar de la presentación y el tremendo espectáculo montado por cada una de las bandas.

Rip This Hell, Lust Filth and Sleaze y All Hail Hell, continuaron desbaratando el recinto, mientras todos saltaban y coreaban cada nota que el power trío ejecutaba sobre la tarima.  Luego vino el turno de la magnífica Violence on Violence, de los cortes más speed metaleros de los gringos y que tuvo presentación especial por parte de Midnight, indicando que Sudamérica era conocida en los Estados Unidos por su cocaína, aunque ellos no tenían totalmente claro el porqué, algo que da para varios otros análisis que, claro, no vamos a abordar en esta ocasión.

Holocaustic Deafening, You Can’t Stop Steel, Endless Slut y Satanic Royalty, hicieron delirar a todos los presentes que gozaron con cada una de ellas, tanto como gozaron y disfrutaron los mismos Midnight con la recepción del público chileno.  A pesar de todo lo que costó dar inició al evento, todas las personas que estuvieron adentro, incluyendo a los músicos, disfrutaron a más no poder de la noche.  Era cosa de ver los rostros de los presentes.  La triada final estuvo conformada por Black Rock & Roll, White Hot Fire y Unholy Rotten, cerrando de forma inmejorable una noche para la posteridad.

Eso fue señores, el primer Evil Confrontation Festival, un evento que reunió en un mismo escenario a seis bandas, cuatro nacionales, dos internacionales, y en donde cada una fue recibida con el respeto que se merece y escuchadas y aplaudidas por cada uno de los asistentes.  Fue una noche que sacó a relucir lo mejor del metal underground, en donde pudimos ser testigos de la honestidad y pasión que sienten muchos, tanto músicos y público como organizadores, por el llamado metal, independiente del estilo.  No saben lo gratificante que es comprobar que aún queda gente que hace todo esto posible, sólo por la satisfacción de verlo realizado.  Hacía mucho tiempo que no disfrutaba tanto en un evento de estas características.  ¿Lo mejor de todo? Es que estoy seguro que este fue sólo el comienzo.

REVISA AQUÍ LA GALERÍA DE FOTOS DEL CONCIERTO

 

Midnight, Enforcer, Miserycore, Metal Grave, Axe Battler y Armoured Knight conformaron el Evil Confrontation Festival anoche en la disco Khronos.

Fotos: Guillermo Salazar

 

Los ganadores de un CD de METAL GRAVE + Invitación al Evil Controntation Festival son:

  • Tomás Paillacar (Email)
  • Daniel Osorio (Facebook)
  • Patricia Martínez (Twitter)

¡Felicitaciones! Cada uno fue contactado por email con las instrucciones. Gracias a todos los que participaron en este concurso, y atentos a PowerMetal.cl para próximas sorpresas.

El sábado 18 de mayo en la Disco Khronos (Alameda #3817, Metro USACH) se reunirán en un mismo escenario a MIDNIGHT (EE.UU), ENFORCER (Suecia), MISERYCORE (Chile), METAL GRAVE (Chile) y AXE BATTLER (Chile) en lo que será la primera versión del Evil Confrontation Festival.

Los tickets tienen un valor en preventa de $17.000, $19.000 (general) y $20.000 (día del evento). Éstos se venden online en la web de Evil Confrontation Records y en las siguientes tiendas:

Santiago
Insalubrious Metal Store (Placer #932, Local 47, Persa Bío-Bío)
Tienda Templo (Av.Providencia #2528, Local 57, Providencia (Metro Tobalaba))
Temuco: Tienda 666 y Tienda Mushantufe
Puerto Montt: Tienda Canometal
Valdivia: Tienda Rawforce Productions

Esta es la programación del Evil Confrontation Festival:

Apertura de puertas: 18.00 hrs
Miserycore: 19:00 – 19:50 (50 min)
Axe Battler: 20:10 – 21:00 (50 min)
Metal Grave: 21:20 – 22:10 (50 min)
Enforcer: 22:30 – 00:00 (90 min)
Midnight: 00:20 – 01:50 (90 min)

El domingo 19 de mayo ENFORCER y MIDNIGHT estarán firmando autógrafos de 13:00 a 14:00hrs. en Tienda Templo (ubicada en Av. Providencia 2528, local 57 – Metro Tobalaba).

El sábado 18 de mayo en la Disco Khronos (Alameda #3817, Metro USACH) se realizará el Evil Confrontation Festival, jornada que reunirá en un mismo escenario a MIDNIGHT (EE.UU), ENFORCER (Suecia), MISERYCORE (Chile), METAL GRAVE (Chile) y AXE BATTLER (Chile).

El evento ha sido confirmado para todas las edades, limitado a 520 entradas. En PowerMetal.cl estamos regalando entradas al concierto y CDs de METAL GRAVE para quienes opten por cualquiera de estas modalidades de concurso:

1. Envía un mail a concurso@powermetal.cl con el asunto «Evil Confrontation Festival» y no olvides incluir tu Nombre completo, RUT y Teléfono de contacto.

2. Facebook: Házte fan de PowerMetal.cl y encuentra el concurso que tenemos ahí.

3. Twitter: Síguenos en @powermetalcl y dale RT a este status.

Los tickets tienen un valor en preventa de $17.000, $19.000 (general) y $20.000 (día del evento). Éstos se venden online en la web de Evil Confrontation Records y en las siguientes tiendas:

Santiago
Insalubrious Metal Store (Placer #932, Local 47, Persa Bío-Bío)
Tienda Templo (Av.Providencia #2528, Local 57, Providencia (Metro Tobalaba))
Temuco: Tienda 666 y Tienda Mushantufe
Puerto Montt: Tienda Canometal
Valdivia: Tienda Rawforce Productions

Esta es la programación del Evil Confrontation Festival:

Apertura de puertas: 18.00 hrs
Miserycore: 19:00 – 19:50 (50 min)
Axe Battler: 20:10 – 21:00 (50 min)
Metal Grave: 21:20 – 22:10 (50 min)
Enforcer: 22:30 – 00:00 (90 min)
Midnight: 00:20 – 01:50 (90 min)

El domingo 19 de mayo ENFORCER y MIDNIGHT estarán firmando autógrafos de 13:00 a 14:00hrs. en Tienda Templo (ubicada en Av. Providencia 2528, local 57 – Metro Tobalaba).

El sábado 18 de mayo en la Disco Khronos (Alameda #3817, Metro USACH) se realizará el Evil Confrontation Festival, jornada que reunirá en un mismo escenario a MIDNIGHT (EE.UU), ENFORCER (Suecia), MISERYCORE (Chile), METAL GRAVE (Chile) y AXE BATTLER (Chile).

El evento ha sido confirmado para todas las edades, limitado a 520 entradas. Éstas tienen un valor en preventa de $17.000, $19.000 (general) y $20.000 (día del evento).

Los horarios son:

Apertura de puertas: 18.00 hrs
Miserycore: 19:00 – 19:50 (50 min)
Axe Battler: 20:10 – 21:00 (50 min)
Metal Grave: 21:20 – 22:10 (50 min)
Enforcer: 22:30 – 00:00 (90 min)
Midnight: 00:20 – 01:50 (90 min)

Los tickets se venden online en la web de Evil Confrontation Records y en las siguientes tiendas:

Santiago
Insalubrious Metal Store (Placer #932, Local 47, Persa Bío-Bío)
Tienda Templo (Av.Providencia #2528, Local 57, Providencia (Metro Tobalaba))
Temuco
Tienda 666
Tienda Mushantufe
Puerto Montt
Tienda Canometal
Valdivia
Tienda Rawforce Productions

El sábado 18 de mayo a partir de las 19:00hrs se llevará a cabo el Evil Confrontation Festival, jornada que reunirá en un mismo escenario a MIDNIGHT (EE.UU), ENFORCER (Suecia), MISERYCORE (Chile), METAL GRAVE (Chile) y AXE BATTLER (Chile).

El evento se realizará en la Disco Khronos (Alameda #3817, Metro USACH) y tendrá una venta limitada de entradas (520 tickets) sólo para mayores de 18 años. Éstas se venden a través de la tienda online de Evil Confrontation Records y desde mediados de marzo estarán disponibles en las siguientes tiendas:

Santiago
Insalubrious Metal Store (Placer #932, Local 47, Persa Bío-Bío)
Tienda Templo (Av.Providencia #2528, Local 57, Providencia (Metro Tobalaba))

Temuco
Tienda 666
Tienda Mushantufe

Puerto Montt
Tienda Canometal

Valdivia
Tienda Rawforce Productions