Entradas

Para aquellos que no usan sistemas de streaming Tobias Sammet y AVANTASIA dejaron un tremendo regalo el día de hoy: Su nuevo disco “Moonglow” ya está disponible en su totalidad en Youtube.

Pueden escucharlo a continuación:

AVANTASIA regresa a Chile este 2019 para presentarse el 29 de Mayo en el Teatro Caupolicán, recinto que los verá por 4ta vez en su historia.

Los precios para ver a AVANTASIA en Chile son:

Cancha: $35.000 | Día del Show: $39.000
Platea: $35.000 | Día del Show: $39.000
Palco: $50.000

Las entradas se venden por ticketek.cl y puntos habilitados que puedes revisar aquí. Sin cargo y sólo con pago en efectivo en tiendas The Knife (Eurocentro) y Rock Music (Portal Lyon).

 

Este 15 de febrero marca el lanzamiento en todo el mundo de “Moonglow”, el esperado nuevo álbum de AVANTASIA, cuyo review puedes leer aquí.

Para celebrar la salida del octavo trabajo en estudio de la Metal Opera de Tobias Sammet, también fue estrenado el videoclip oficial de la canción que da título al álbum y que cuenta con la participación de Candice Night en las voces.

AVANTASIA regresa a Chile este 2019 para presentarse el 29 de mayo en el Teatro Caupolicán, recinto que los verá por 4ta vez en su historia.

Los precios para ver a AVANTASIA en Chile son:

Cancha: $35.000 | Día del Show: $39.000
Platea: $35.000 | Día del Show: $39.000
Palco: $50.000

Las entradas se venden por ticketek.cl y puntos habilitados que puedes revisar aquí. Sin cargo y sólo con pago en efectivo en tiendas The Knife (Eurocentro) y Rock Music (Portal Lyon).

A estas alturas del juego Avantasia no necesita mayores introducciones. Esta ópera de Rock y Metal comandada por Tobias Sammet viene captando la atención de los fanáticos hace veinte años, generando con cada lanzamiento una gran expectación dado a la cantidad de músicos invitados. Con el tiempo su estilo musical ha evolucionado desde el Power Metal hacia algo más bien misceláneo. Esta vez nos toca analizar “Moonglow”, octava placa de estudio de esta agrupación y que verá la luz a través de Nuclear Blast. Para este nuevo lanzamiento la formación de acompañamiento se mantuvo sin alteraciones, con Sascha Paeth en las cuerdas, Michael Rodenberg (a.k.a. “Miro”) en teclados y orquestaciones, y Felix Bohnke en batería.

Luego de un breve receso después del “Ghostlights Tour” de Avantasia y la recopilación “Monuments” de Edguy, Sammet se encontró sin obligaciones contractuales y con plena libertad para planificar el futuro de estos dos proyectos. Esta libertad le permitió a Tobias inspirarse con naturalidad y sin apuros, tomándose recreos creativos en Inglaterra. Esto es relevante al analizar las temáticas de “Moonglow”, un álbum conceptual que cuenta la historia de una criatura incomprendida que busca refugio en la oscuridad. Tanto las letras de las canciones como la fabulosa carátula (una brillante ilustración creada por Alexander Jansson) fueron influenciadas por novelas de la época Victoriana como las de Arthur Machen y Algernon Blackwood.

Pero entrando de lleno en la música, el disco abre con Ghost in the Moon, largo corte de casi diez minutos de duración. La suave apertura de piano y melódico tono nos recuerda lo realizado por Avantasia en sus últimos lanzamientos, con un estilo cercano al AOR ochentero tipo Meat Loaf. Las auto-referencias de Sammet a sus trabajos anteriores se reflejan en frases como “mystery of a blood red rose”, que nos hace sentir inmersos en un universo avantasiano con vida propia. Tobi se acapara las voces principales y se luce con dramatismo en su interpretación. Como siempre, los arreglos vocales y orquestales son de primer nivel, marcando un prometedor comienzo para este viaje musical.

Acto seguido, tiran toda la carne a la parrilla con Book of Shallows, tema contundente y directo, con una lista de vocalistas realmente alucinante. Escuchamos por primera vez la inconfundible voz de Hansi Kürsch de Blind Guardian, junto a viejos conocidos como Jørn Lande y Ronnie Atkins. Pero quizás la incorporación más sorprendente es la de Mille Petrozza, líder de Kreator, llevando a Avantasia a niveles inéditos de agresividad, pero guardando las proporciones ya que la pomposidad se mantiene intacta.

Moonglow fue el segundo adelanto y sembró la duda en algunos por su estructura simple y una melodía digna de Disney Channel. Personalmente, me convence más con cada escucha, sobre todo la dulce voz de Candice Night, que le otorga una cualidad de ensueño a la canción.

The Raven Child es una de las joyas del disco, con sus once épicos minutos llenos de magia y fantasía que nos deleitaron hace ya un par de meses. Desde una sutil apertura con sonidos medievales y la voz del bardo Hansi que nos transportan a otras épocas, pasando a momentos de mayor intensidad con la aparición de la mente maestra Tobi y el vikingo Lande, Rey Midas del rock. Creo que Jørn podría cantar reggaeton sin perder la clase… ¡que vozarrón por el amor de Jebús! Vale decir que este tema no está exento de referencias a trabajos anteriores de Avantasia, y que a nadie le hubiese llamado la atención si se hubiese titulado “The Scarecrow Part II”.

Luego arremeten con Starlight, un tema de medio tiempo, con sonido cercano al Heavy/Power melódico más tradicional. El caballero danés Ronnie Atkins se luce una vez más en un dueto de antología junto a Sammet. La melodía es bastante oreja y ondera, con energía y ritmo lleno de vibras positivas. Happy Metal en su máxima expresión.

Invincible es la balada de rigor, con el gran Geoff Tate haciendo gala de sus pergaminos. El otrora frontman de Queensrÿche demuestra por qué es considerado como una de las mejores voces de la historia del rock. En un breve duelo vocal lleno de sentimiento junto a Tobi y con base de piano, preparan la antesala para otro momento épico de “Moonglow”. Nos referimos a Alchemy, de estructura más progresiva y que cuenta nuevamente con el inconmensurable aporte de Tate, dando una clase maestra de potencia vocal. El coro es uno de los más pegajosos y adictivos del álbum, junto a exquisitos matices orquestales cortesía de Miro. Un acierto por donde se lo mire.

Luego tenemos The Piper at the Gates of Dawn, uno de los temas más destacables del disco en términos de cantidad de vocalistas compartiendo labores. A Sammet, Atkins, Tate y Lande se suman Eric Martin y Bob Catley, conformando un verdadero dream team internacional. Musicalmente estamos frente a un efectivo corte de Power Metal melódico, de esos con harto doble bombo que los fanáticos siempre agradecemos.

Lavender es por su parte una vuelta al sonido AOR que Tobi siempre reserva para las apariciones de Bob Catley. Valoro la intención de darle variedad al disco pero en este caso se quedan un poco cortos en términos de novedad y frescura. El que no se queda corto es Requiem for a Dream, el cañonazo mortal que estábamos esperando desde el comienzo, y en el que podemos distinguir por primera vez al gran Michael Kiske. Michi nos ha deleitado en cada lanzamiento de Avantasia y esta no es la excepción, como siempre su trabajo vocal es soberbio y deslumbrante. Los arreglos de bajo à la Grosskopf le otorgan un aire de Helloween, a la espera del nuevo álbum de las calabazas.

El disco cierra con Maniac, una peculiar versión del clásico ochentero de Michael Sembello. En una curiosa decisión, este tema no aparece como bonus track sino que forma parte oficial del disco. A pesar del buen trabajo de Sammet y Martin en las voces, este cover queda un poco fuera de lugar, ya que suena más a banda de matrimonio que a ópera Rock. De todas maneras, Tobi es un tipo conocido por su gran sentido del humor y por ser un camaleón musical que siempre se atreve a sorprendernos con este tipo de cartas bajo la manga. La edición limitada incluye también la canción Heart, un tributo personal de Sammet a la legendaria banda Journey y su clásico vocalista Steve Perry.

Sumando y restando, “Moonglow” es un trabajo de primer nivel que reúne una vez más a las voces más destacadas del universo rockero y metalero actual. Sammet es sin lugar a dudas un genio creativo cuyas ideas parecen no agotarse ni perder vigencia con el paso del tiempo. A pesar de no ofrecer grandes novedades, la cantidad de referencias al mundo del Rock en esta placa elevan a Tobi a la categoría del Tarantino del Metal, mezclando y reutilizando de forma magistral los ingredientes en su justa medida para crear una experiencia musical única y memorable. Se agradece sobre todo la variedad y dinamismo de las composiciones, además de una producción sin fallas y un concepto visual de lujo.

“Moonglow” se instala con comodidad en la parte alta de la discografía de Avantasia, quizás solo detrás de “The Metal Opera”, “The Scarecrow” y “The Mystery of Time”. No todas las canciones alcanzan la marca de obra maestra o clásico instantáneo, pero tampoco hay temas desechables. Además, el orden del tracklist fluye de manera natural y consistente, sin aburrir en ningún momento. La inclusión de vocalistas con timbres tan característicos como los de Hansi Kürsch, Mille Petrozza y Candice Night, le añade nuevos matices al repertorio de esta ópera Rock, que se apronta a comenzar un tour mundial que se perfila desde ya como uno de los actos en vivo más esperados del año. ¡Avantasia está de vuelta, señoras y señores!

Review: David Araneda

¡Al fin llegó la confirmación que tanto esperábamos! AVANTASIA regresa este 2019 para presentarse el 29 de mayo en el Teatro Caupolicán, recinto que los verá por 4ta vez en su historia.

La Metal Opera de Tobias Sammet llega a Chile en promoción de “Moonglow”, su próximo trabajo de estudio con fecha de salida para el 15 de febrero, que cuenta con la participación de Michael Kiske (HELLOWEEN), Hansi Kürsch (BLIND GUARDIAN), Ronnie Atkins (PRETTY MAIDS), Jørn Lande, Eric Martin (MR. BIG), Geoff Tate (OPERATION MINDCRIME, ex QUEENSRYCHE), Bob Catley (MAGNUM), Candice Night (BLACKMORE’S NIGHT), y Mille Petrozza (KREATOR). La gira mundial en tanto, sigue a la espera de saber quiénes serán los que conformarán el espectáculo de AVANTASIA este 2019.

El también líder de EDGUY comenta con orgullo: “Estaba tan convencido de las canciones que me di cuenta muy rápidamente que si iba va a haber un nuevo capítulo de Avantasia, tenía que suceder con este material. Todo fue creado por una razón: escribir buena música sin que ningún hombre de negocios lo transforme. ‘Moonglow’ es el más lujoso álbum de mi carrera, lo más grande, más colorido y el más irracional que he creado en mi vida. No puedo esperar para lanzar el álbum y luego emprender el Moonglow World Tour en un viaje por el mundo el 27 de marzo. ¡Es el espectáculo más grande que AVANTASIA ha puesto en escena!”.

Los precios para ver a AVANTASIA en Chile son:

Cancha: $35.000 | Día del Show: $39.000
Platea: $35.000 | Día del Show: $39.000
Palco: $50.000

La venta de entradas ya se encuentra disponible por ticketek.cl y puntos habilitados que puedes revisar aquí. Sin cargo y sólo con pago en efectivo en tiendas The Knife (Eurocentro) y Rock Music (Portal Lyon).

Avantasia en Chile 2016

Más de alguno pensó que jamás se daría este momento, pero se dio. Para unos el 2008, para otros el 2013, y para quien escribe estas líneas y varias otras personas más, este 20 de abril de 2016. Citando a un destacado deportista nacional, “nada es imposible“. Y es que si agrupar a verdaderos íconos del Metal en un solo show ya es demasiado, hacerlo en un “pack” llamado Avantasia lo es aún más.

Imposible no recordar los días en que varios de nosotros estábamos en el colegio, con un discman en mano y el fresco material de la Ópera Metal, liderada por Tobias Sammet, deleitando nuestros oídos. Fueron dos años seguidos de tremendos lanzamientos, y de seguro no pasaba por nuestras mentes el disfrutar del show en vivo. Un largo silencio de cinco años acrecentó nuestros temores, y ya no era solo olvidarnos de algún recital de Avantasia, sino que también pensamos que para Tobi el proyecto “ya fue”, y que se enfocaría 100% a Edguy. Por suerte para todos, la historia fue otra.

Bajo el contexto del tour mundial de “Ghostlights”, su aclamado último lanzamiento,  el recinto de calle San Diego comenzó a llenarse tímidamente de jóvenes de polera negra. Uno recalca que se trataba de jóvenes porque el promedio de edad de los presentes cómodamente bordeaba los treinta años de edad. Como es de costumbre, una buena selección de música envasada para amenizar la espera, esta vez estuvo a cargo de Iron Maiden, AC/DC y Black Sabbath, entre otros.

Avantasia en Chile 2016Cuando el reloj marcaba las 20.42, y con unas 2.000 personas aproximadamente en el recinto santiaguino, al fin bajan las luces y comienza a sonar como introducción Also Sprach Zarathustra, tema que recuerda a la legendaria película “2001: Odisea en el Espacio”, compuesto a fines del siglo XIX por el alemán Richard Strauss. Junto a la música, un imponente telón de “Ghostlights” y la aparición del primer miembro en escena, Felix Bohnke y a los segundos la explosión del Teatro Caupolicán con el ingreso de Sascha Paeth y Oliver Hartmann en guitarras, Andre Neygenfind en el bajo, Michael “Miro” Rodenberg en el teclado y Amanda Somerville junto a Herbie Langhans en los coros. Todos ellos armaron la escena perfecta para la entrada de Tobias Sammet, el creador de toda esta historia, que se ganó la primera de múltiples ovaciones en una jornada que terminaría siendo inolvidable en muchos sentidos.

El tema de apertura fue nada menos que el “opening track” del último álbum, Mystery of a Blood Red Rose. Si bien es un tema midtempo y con un ambiente teatral,  no le costó nada encender los ánimos de los presentes en el teatro, con un público que se notaría enormemente participativo durante toda la jornada. Muy destacable el break que deja a Tobi cantando a capella, uno de mis momentos favoritos del tema. Tras unas breves palabras de Tobi, preguntándonos si estamos listos para tres horas de show, comienzan a sonar los acordes del tema que da el título al álbum, Ghostlights, junto con ello la aparición de uno de los integrantes más vitoreados de la noche, el hijo pródigo del Power Metal, el señor Michael Kiske. De más está decir lo que genera Michi en el escenario, de cómo su estilo inspiró a todos quienes siguieron su ruta ligada al Power Metal, y si temas como éste existen, es en gran parte responsabilidad del calvo alemán, cuya voz sigue siendo tan estremecedora y emocionante como en sus épocas más clásicas. Espectacular inicio del show.

Tras una excelente muestra del último largaduración, fue momento de mirar atrás en su repertorio, y la elegida fue Invoke the Machine, perteneciente al “The Mystery of Time”. El tema liderado por Ronnie Atkins, quien hacía su debut en nuestro país, y Tobias, llenó de energía a los presentes en “El Caupo”. Tobias, en uno de sus múltiples momentos “hablados” de la jornada, nos contó que era la primera vez en Chile por parte de Ronnie y que le habían contado lo bueno que era,  y tras cartón, Ronnie introduce Unchain The Light, de su última placa, y previo al coro del tema se une nuevamente Kiske, dando cátedra en el “High up in the open skies”. Escuchar ese coro en vivo es un regalo para todos quienes disfrutamos del Rock, para quienes sagradamente todos los días le dedicamos minutos de nuestras vidas a este arte.

Avantasia en Chile 2016

Nuevamente es momento del “The Mystery of Time“, y de su primer tema, The Watchmaker’s Dream. Pese a que no se pudo contar con Joe Lynn Turner en las voces (¡se pudo haber quedado, estuvo hace 4 días acá!), no perdió su esencia de ser un tema fresco y lleno de vida, con esos hermosos teclados Hammond, al más puro estilo Jon Lord y con la participación del enorme Oliver Hartmann en las voces además de la guitarra, con un trabajo y energía francamente impresionantes.

Llegaría el momento de volver algunos años atrás y se dio uno de los momentos más especiales de la noche. Tobi, con una cancha y carisma que no por ser conocidos dejan de ser impresionantes, introdujo la siguiente canción, explicitando que no iba a decir el nombre del tema, sino que en otros países, los teclados iniciales hicieron volar el techo de los respectivos recintos, y que esperaba que en Santiago de Chile ocurriera algo similar. Así, sin decir que se trataba de la mítica The Scarecrow, el pronóstico/deseo de Sammet se cumplió con exactitud y precisión, causando el delirio del público que además sabía que contaríamos en esta oportunidad con la gran y fantástica participación del noruego Jorn Lande, “The Striking Viking from Norway”, según palabras del propio Sammet. Definitivamente las palabras se quedan cortas para intentar explicar las sensaciones del momento en que el tema acelera y Jorn exclama “…Their evil eyes are looking down on you…”,  varios aún tenemos escalofríos. Tremendo. Y con el ingreso de Lande a escena, la banda tuvo un mini descanso, aprovechado por Sammet para anunciar una balada de su última placa, balada que también era algo “diabólica”. Y la interpretación de Jorn con Tobias de Lucifer fue realmente notable.

Se retira Jorn de escena y sin mayor presentación salió a escena el genial Eric Martin, vocalista de Mr. Big, un tipo con un carisma y simpatía realmente llamativos, y que armó varios “juegos” con Tobias Sammet durante toda la jornada, e incluso Sammet lo llamó varias veces “Mr. Big Mouth”, en un juego de palabras entre la banda originaria de Martin y su carácter “parlanchín”. Pero el inicio de la participación del estadounidense sería con la emocionante balada What’s Left Of Me, que de acuerdo a cómo se dio el concierto, incluso ayudó a dar algo de descanso a las piernas, tras el arrollador comienzo.

Avantasia en Chile 2016

Luego de esto Eric queda en escena, se dirige al público y anuncia el primero de los varios temas pertenecientes al doble lanzamiento de 2010, The Wicked Symphony, que permitió unos merecidos minutos de descanso a Tobias y contó con la participación vocal de Eric, Oliver, Herbie, Amanda y Jorn, además de la fanaticada extasiada con este excelente tema que abre el disco de igual nombre, a la que prácticamente no le importó que no estuviera Tobi en escena, y dejó la voz con el “Hey man, in your hideaway / Where do we go from here / Heroes in the tragedy“.

Ya a estas alturas, más allá de estar disfrutando el show, llamaba la atención el gran caudal vocal del debutante Herbie Langhans. Y después de una hora de música, llega un momento esperado para varios de los presentes. Al escuchar el álbum “Ghostlights“, a varios nos llamó la atención y nos cautivaron los “hey hey hey” de Draconian Love, y ahora era su momento en vivo. Además, previo al comienzo del tema, Tobias nos cuenta que será el segundo single del disco, cosa que realmente no servía… para nada, pero que era bueno que lo supieran, causando la risa de buena gana de un público totalmente entregado y participativo. Fue realmente notable fue la actuación de Herbie, quien ya había estado acompañando a la banda en los coros, pero ahora su rol fue protagónico y salió ovacionado por su excelente cometido, mostrando un rango vocal fabuloso, pues en los anteriores temas no le hizo el quite a ningún agudo, y sus tonos graves más “góticos” en este tema sonaron tanto mejor que en el disco de estudio.

Avantasia en Chile 2016Nuevamente Tobias, un frontman respecto del cual quedan cortos los elogios, jugó al “misterio” con el siguiente tema, con su inicio de teclado, diciendo que apenas escucháramos las primeras notas reaccionaríamos enloquecidos. Miro Rodenberg tocó una nota y la gente se extasió, pero un muy simpático Tobias nos dijo que no, que una nota podría ser cualquier cosa, incluso podía ser una “shitty song“, provocando nuevas risas en algo que por momentos incluso parecía un café concert. Pero momentos después, Miro lanza el teclado de Farewell, un segundo “respiro” en la noche, pero un respiro más nostálgico, por llevarnos al año 2001 y al debut de la Ópera Metal. Amanda Somerville fue la encargada de suplir a la holandesa Sharon den Adel, compañera de Tobi en esta ocasión, Kiske se une en el último coro para aportar con una genial tercera voz. El público estaba tan extasiado que incluso interrumpió el final del tema, que es a capella entre TobiAmanda, para ovacionarlos e incluso manifestarse cariñosamente con Amanda y el clásico “mijita rica la la la la”, que los músicos no entendían porque es algo bastante chileno, pero que Amanda zanjó señalando que seguramente era algo bueno así que lo agradecía.

Junto a los mencionados anteriormente, se unen Jorn, Ronnie y Oliver a las voces para interpretar Stargazers, tema que abre “Angel of Babylon”, quizás el punto más alto de ese disco (junto a Death is Just a Feeling), y con un Kiske nuevamente catedrático y estremecedor, especialmente en el coro. En el break post canción, comienza una breve interacción entre Kiske y Sammet con el respetable, una serie de “ceacheís” -en todo caso, la más potente ovación se la llevó Amanda que dijo muy bien el “chi chi chi, le le le“. Incluso nos animamos a cantar en alemán, cuando Tobi nos enseñó lo que según él era una canción de niños, pero su letra, “zieh dich aus, kleine maus” (algo así como “desvístete, ratoncito”), hace pensar lo contrario. Incluso fue a buscar su celular para registrar el momento y nos felicitó por nuestro alemán, muy bien hablado y pronunciado. Un momento jocoso y distinto a lo que uno normalmente vive comúnmente en recitales, y quizás eso haya sido un gran factor para que esta jornada fuese inolvidable, pasar de momentos divertidos a pasajes emotivos con extrema facilidad y fluidez.

Y como era tendencia, luego de un instante distendido y divertido, vendría otro pasaje de altísima calidad. Los primeros acordes de Shelter From The Rain hicieron al Caupolicán caer rendido a los pies de Avantasia. En aquellos entonces, cuando salió “Scarecrow” en el 2008, Michael Kiske se encontraba alejado del Metal, y más allá de algunas contribuciones puntuales, era poco lo que se sabía de él en este lado de la fuerza, por lo que haber tenido la oportunidad de escuchar esos temas nos devolvía las esperanzas… y tener la oportunidad de escucharlo en vivo, realmente es una emoción inexplicable, especialmente para quienes disfrutábamos por primera vez de un show de Avantasia.

Avantasia en Chile 2016

Tobias nos cuenta que nunca saben si van a poder volver a girar -algo similar a lo que nos dijo en la entrevista que le hicimos hace un par de semanas-, y que esperaba que el siguiente tema, que pertenece a su última placa, en caso de volver a tocar en vivo, se pueda transformar en un clásico. Y qué puntapié inicial para esa categoría de clásico se dio con los doce minutos de la imponente Let the Storm Descend Upon You, con un impecable Jorn Lande cargando sobre sus hombros la canción, y mostrando lo mejor de sí, en compañía de un aguerrido Ronnie Atkins y por supuesto de Tobias.

Jorn Lande, a quien uno ve como un tipo algo más serio, interactuó muy divertidamente acerca del alcohol con Tobias, que incluso se burló del noruego imitando una caminata notoriamente ebria, causando nuevas risotadas generalizadas. Pero como fue costumbre, de un momento divertido se pasaría a un pasaje más sobrecogedor, para quienes que gozamos el Metal de todo corazón, que llegó con tres mazazos directos a nuestras almas, tres disparos directo a nuestras bases como rockeros. Jorn nos presentó el primero como uno de sus temas favoritos de Power Metal, más allá de las canciones de Helloween o de su ex banda Masterplan, la gran Promised Land, realmente un agrado volver a escuchar este tema en vivo con el imponente vozarrón del noruego. Y luego se van los músicos del escenario y comienza a sonar la intro Prelude, que por supuesto sirve de aperitivo a un tema insignia de la banda y del Power Metal como Reach Out For The Light, con las voces cruzadas de Kiske y Sammet sonando tremendamente poderosas. Y después de esto, Kiske nos exige, con justa razón, que para la próxima el show esté “sold out”, pues se veían varios asientos vacíos en la parte superior del Teatro -uno no puede entender cómo un show de esta calidad puede no tener la masividad que merece-, y nos dice que al fin va a cantar un tema menos “speed” pero que es “groovy“, iniciando él mismo los “o-ooo-ooo” de Avantasia, a estas alturas un verdadero clásico. Este tridente de Promised Land, Reach Out for the Light y Avantasia, es casi una definición de todo lo que esta banda es. Puede haber temas más teatrales, más largos, pero difícilmente puedan emocionar más que alguno de estos tres, y la reacción del público así lo premió. Cuando algún día el teatro sea remodelado, y se haga algún documental con los clásicos que allí se han visto, seré uno de los primeros en encadenarme para que se incluya alguno de estos temas, y en especial el show de este 2016.

Avantasia en Chile 2016

Tras este peak emotivo, Tobias se fue a descansar algunos minutos, por última vez en la jornada, y el show continuó con el opening track de “The Scarecrow“, Twisted Mind, por cierto sin el retirado ex Kamelot Roy Khan, y sólo interpretada por Ronnie y Eric, que con su atrapante carisma inició los “wo-ooooo” del principio, prácticamente mandando al suelo al Teatro. Y Eric se queda en escena cuando vuelve Tobias, que nos cuenta que el siguiente tema lo canta él junto a Bob Catley, pero que lamentablemente en esta oportunidad Bob no pudo girar con ellos pues está con su banda Magnum en Alemania, pero que es parte de la “familia de Avantasia“. Tobi nos dice que por esta razón le pidió a Eric si podía cantar esta canción, porque quería desesperadamente tocarla, y por suerte accedió. ¡Y qué canción! Nada menos que la enorme The Great Mystery, una pieza épica y emotiva, y que Martin supo sobrellevar de excelente el tema y ponerse los pantalones del veterano intérprete británico.

Tobi y Eric, interactuaron con el público de manera muy divertida, ante un público entregadísimo, primero Eric haciendo un guiño a Mr. Big y luego Tobi yendo a buscar su celular para grabar un saludo del público para Bob Catley, que decía “Hey Bob, Comeback!”.Es llamativo el cariño y admiración que Tobias profesa por Catley, y lo mejor de todo es que se nota que ese afecto es algo honesto y desinteresado, y que no viviría en este instante su última manifestación, como veremos. Así, mientras Tobi seguía grabando con su celular en la mano -de hecho, subió el video a Facebook, como lo prometió-, la banda nos interpretó el penúltimo tema previo al “encore”, Dying For An Angel, con Eric supliendo al legendario Klaus Meine de Scorpions, de excelente manera, y nuevamente con estribillo coreado por todos los asistentes.

Avantasia en Chile 2016Y ya con casi tres horas de show, Tobias queda como único vocalista para el último tema de la primera parte del show. Sammet nos dice que también este tema lo canta con Bob Catley pero que no lo iba a reemplazar con nadie, sino que iba a tratar de reemplazarlo él mismo. Y de verdad fue un momento alucinante. Tobi nos dice que pongamos atención a la letra del tema, que leyéramos entre líneas, que esta historia aún no termina. Si le quedaba algo por demostrar a Tobias, lo hizo con The Story Ain’t Over, porque no fue que simplemente cantara solo este tema, sino que derechamente imitó a Bob Catley en las partes donde a éste le correspondía cantar, tanto en su impostación vocal como en ese clásico movimiento de manos del británico. Realmente fabuloso e irrepetible.

La banda se retiró ovacionada del escenario pero volvió tras un par de minutos. Unos amigos ecuatorianos le lanzaron una bandera de su país, y pese a que a la banda le costó identificar de dónde era la bandera –Tobi asumió que la geografía no era lo suyo-, fue un bonito instante de unión latinoamericana, y de hecho el mismo Tobias dijo en ese momento que en el mundo del rock y la música tiene que haber hermandad y amistad. Además había muchachos venezolanos que esperemos hayan tenido una buena estadía en Chile. Así, llegaría el primer tema del encore, Lost in Space, cantada por Tobi y Amanda, que fue muy coreada por el público, y además se le guarda gran cariño, pues cuando pensamos que Avantasia terminaba en los “Metal Opera”, este single sirvió como una luz que guiaría un prometedor futuro. Vaya que lo fue.

El fin comenzó con la presentación de la banda que a decir verdad hizo un trabajo extraordinario, tres horas y media de música y de alta precisión, con una virtuosa dupla de guitarristas (Sascha Paeth, el productor y gestor importante de todo esto, da para un review completo con su vasta carrera en la música, y Oli Hartmann con su enorme caudal vocal y su gran talento en la seis cuerdas) que podrían ser los Tipton/Downing del siglo XXI, un teclado que le da sello propio a Avantasia y la sólida base rítmica de Bohnke y Neygenfind. La presentación abrió camino al ya clásico medley compuesto de Sign of the Cross y The Seven Angels, con la presencia de todos los integrantes en escena. Cinco minutos para estos dos temas no son para nada suficiente, pero si pensamos en casi tres horas y media de recital, no podemos ser tan exigentes, ¿o sí? Tras ello, la banda se despide del escenario, a eso de las 00.15 horas, dejando atrás un espectáculo que permanecerá por mucho tiempo en nuestras retinas y sentidos.

Avantasia en Chile 2016

Seguramente, en un concierto muy nutrido de vivencias extramusicales, se nos quedan varias cosas en el tintero (Hartmann imitando a Pavarotti o siendo felicitado por Sammet por el hecho de que la gente le haya gritado “Oli, Oli” por primera vez; o Kiske poniendo una bandera chilena con el logo de Avantasia al fondo del escenario; o que el público le sugirió tomar “piscola” y “chimbombo” a Jorn Lande; o Tobias con las baterías de su micrófono muriendo y diciendo que siempre en Chile pasa algo, que el 2008 había alguien “dead drunk” y el público cantó “Matos, Matos“; y tantos otros). Pero cada asistente seguramente atesorará este recital, porque realmente fue un espectáculo formidable. Más allá del factor económico, cuesta muchísimo entender porqué un show de esta calidad no puede llevar muchos más asistentes. Estas oportunidades debemos cuidarlas, para no estar siempre con el temor que cada show puede ser el último, cosa que en realidad puede ser, pues no necesariamente las agendas de estos músicos volverán a calzar como ahora.

En líneas generales, un show que en lo técnico no tuvo contratiempos ni grandes errores, con un nivel de volumen correcto (nadie debe sentir el pitito en el oído en estos momentos) y con buena definición. Pero además, la calidad técnica y vocal de los participantes fue realmente sublime, que contó merecidamente con el apoyo de público que si bien no repletó el teatro hizo sentir su alegría y emoción con cada tema, estando absolutamente a la altura de las circunstancias, ayudando al espectáculo y a que fuese evidente que banda lo estaba pasando tan bien como nosotros. Y fue un show plagado de detalles, de instantes pequeños, de complicidad entre la banda y el público, realmente irrepetibles. Sólo podemos agregar que con esta tercera visita queda claro que, tal como lo dijo el propio Tobi, si hay una nueva gira de Avantasia por el mundo, Chile será un lugar a visitar. ¡Gracias Avantasia por este tremendo espectáculo, y no dejen de visitarnos!

Setlist de Avantasia:

  1. Mystery of a Blood Red Rose
  2. Ghostlights
  3. Invoke the Machine
  4. Unchain the Light
  5. The Watchmaker’s Dream
  6. The Scarecrow
  7. Lucifer
  8. What’s Left of Me
  9. The Wicked Symphony
  10. Draconian Love
  11. Farewell
  12. Stargazers
  13. Shelter from the Rain
  14. Let the Storm Descend Upon You
  15. Promised Land
  16. Prelude / Reach Out For The Light
  17. Avantasia
  18. Twisted Mind
  19. The Great Mystery
  20. Dying for an Angel
  21. The Story Ain’t Over
  22. Lost in Space
  23. Sign of the Cross / The Seven Angels

GALERÍA

avantasia kiske sammet

¡La Metal Opera vuelve a Santiago este miércoles! Tobias Sammet prometió en entrevista con PowerMetal.cl un show de 3 horas en el Teatro Caupolicán, donde también estarán Michael Kiske, Jorn Lande, Erick Martin, Ronnie Atkins, Amanda Sommerville, ¡y más!

Tras haberse agotado la primera preventa, este martes finaliza la segunda fase de entradas, las que subirán de precio el día del show. Éstas se encuentran disponibles por sistema Ticketek.cl, tiendas Falabella, Cine Hoyts y sin recargo en The Knife de Eurocentro (pagando con efectivo). También se venderán entradas sin cargo por servicio en boletería del Teatro Caupolicán el día del evento.

PREVENTA
Cancha y Platea:
 $29.000
Palcos: $42.000

DÍA DEL SHOW
Cancha y Platea:
 $31.000
Palcos: $45.000

Ya está todo listo para el show de este miércoles, donde también se definieron los horarios:

15:00hrs: Apertura de Boleterías
18:30hrs: Apertura de Puertas
20:30hrs: Avantasia

Ojo, que no se permite el ingreso de cámaras profesionales (lentes intercambiables) y el ingreso de objetos contundentes, envases plásticos y bastones selfies.

Avantasia en Chile | 20 de abril 2016 | Teatro Caupolicán

 

Lo que 2001 comenzó como un proyecto imposible de ver en vivo, quince años después ya se embarca en su cuarta gira mundial. Tobias Sammet sigue repitiendo que nunca se sabe si esta será la última oportunidad de ver un show de Avantasia, y bajo esa misma incertidumbre, sorprende con un ambicioso disco que los lleva nuevamente a hacer shows de 3 horas de duración.

La Metal Opera (o Rock Opera) vuelve a Santiago y hablamos con su creador sobre este nuevo show, el comportamiento de los fans en los conciertos, las etiquetas a la música, ¡y hasta de fútbol! Como hincha del Bayern Múnich no podíamos dejar de preguntarle sobre nuestro compatriota Arturo Vidal. Es Tobias Sammet al teléfono con PowerMetal.cl y lo puedes leer aquí.

Avantasia: Entrevista con Tobias Sammet (abril 2016)

Hace un par de días nos llegó un video tuyo saludando a los fans de Latinoamérica y enfatizabas lo cansado que te veías por los shows que llevas con Avantasia, ¡3 horas por concierto! ¿Cuál ha sido la fórmula para llevar por segunda vez una gira de conciertos tan largos?

Bueno, en realidad, digamos, cuando obtienes la energía por parte del público, no es algo que sea tan agotador. Por supuesto, físicamente es muy demandante estar tres horas, tres horas y media, todas las noches, y cantando todo el tiempo excepto un par de canciones cuando estoy afuera del escenario, es demandante pero teniendo una gran reacción y gran energía por parte del público, realmente no se siente que sean tres o tres horas y media. El único momento donde uno se da cuenta es a la mañana siguiente, cuando el cuerpo está realmente cansado. Usualmente el siguiente día todo está OK, pero ahí nos subimos de nuevo al escenario y todo vuelve, jajaja, es demandante, ¿sabes? un tour que dura seis semanas es muy difícil, e incluso en los días en que no hay conciertos, nunca me he emborrachado. ¡Ni siquiera he estado cerca! Porque simplemente no se puede tomar tanto alcohol en un tour como este. Cuando era más joven, como en el primer tour de Edguy, ¡bebíamos todo el tiempo! jajajaja. Esos días ya han terminado. Con shows de tres horas, simplemente no puede suceder.

[audio:http://www.powermetal.cl/wordpress/wp-content/uploads/2016/04/tobipm-1.mp3]

En este mismo video con el saludo a Latinoamérica invitas a ver el show porque ni tú ni nosotros sabemos si esto se hará nuevamente, sin embargo, ¡aquí te tenemos con un séptimo álbum de estudio! ¿Qué te hace aspirar a más y a la vez pensar en que puede ser el último disco y gira?

Bueno, sabes, no creo realmente que este sea el último álbum y tour. No lo siento así. Es sólo que no tengo planes actualmente. Puede cambiar, en tres años, cuatro años, no tengo idea. Pero la cosa es: cuando uno siente que tiene que escribir ideas, de hacer algo, lo haces, y así es como yo me aproximo al tema. Lo hago cuando algo se me viene a la mente y se siente correcto en un momento determinado. Nunca he tratado de hacer algo porque alguien lo demande, porque eso no es honesto, así que trato de seguir mis instintos y mi corazón, y tratar de pasarlo bien, lo mejor posible. Y eso significa tener la libertad de hacer las cosas en las que creo, pero estoy totalmente consciente del hecho de que no debo dar las cosas por hechas, y no hago las cosas porque alguien me las pida, porque sería deshonesto. Así que sé que es muy difícil coordinar un tour, invitar a todos los cantantes y músicos, y encontrar el momento correcto cuando todos estén disponibles, es algo muy, muy difícil. Es por ello que sé, y por eso no soy lo suficientemente ingenuo para creer que esto se puede hacer todo el tiempo. Es posible ahora, y estuve feliz que fuese posible hace tres años, pero no lo doy por hecho, y no tengo la expectativa que todas las veces cada dos, tres o cuatro años encontremos un punto temporal donde todos los demás estén disponibles.

[audio:http://www.powermetal.cl/wordpress/wp-content/uploads/2016/04/tobipm-2.mp3]

Avantasia

Hace un par de días comentaste en Facebook que el show en Ludwisburg sería filmado. ¿Cuáles son los planes de esto? ¿DVD de este show o harán un registro de la gira?

Hemos grabado (el show de) Praga, hemos grabado (el show de) Ludwigsburg, y probablemente también grabemos algo de material en Sudamérica. Para ser honesto con ustedes, y esto es realmente honesto… ¡realmente no tengo idea si habrá un DVD o no! Cuando el tour ya está en progreso, cuando ya estamos de gira, me doy cuenta que hay algo muy especial, un show muy especial, con un atmósfera especial, con un lineup especial, pienso “no debiéramos dar esto por hecho, y quizás esto no suceda nuevamente”, por lo que tengo que capturarlo, al menos. Así que va a nuestros archivos y tenemos guardados y capturados esos momentos. Es la única razón. No tengo idea si habrá un DVD o no, pero por supuesto tendremos material y en algún punto podemos usarlo, de una forma u otra, pero en estos momentos no hay planes para un DVD.

[audio:http://www.powermetal.cl/wordpress/wp-content/uploads/2016/04/tobipm-3.mp3]

En Chile no te veíamos hace tiempo, y de pronto pudimos tenerte con Avantasia el 2013 y al otro año con Edguy, ¿qué recuerdos te llevaste de nuestro país luego de 5 años que no nos veíamos?

Siempre ha sido grandioso, digo, siempre nos hemos sentido muy, muy cálidamente bienvenidos. Siempre ha sido una explosión. Hace ocho o diez semanas, quizás, subí un video donde Michael Kiske entra al escenario en Chile a cantar ‘Reach Out For The Light’, ¡y como que explotó todo! Han sido muy devotos, es un gran lugar, un gran escenario, ¡un gran público! Tengo muchas ganas de volver, porque siempre ha sido grandioso. Santiago es una muy linda ciudad. ¡Digo, sí! Tengo muchas ganas de volver, honestamente.

[audio:http://www.powermetal.cl/wordpress/wp-content/uploads/2016/04/tobipm-4.mp3]

avantasia13cl-22

¡Y nosotros de verlos nuevamente! Hay una nueva cercanía que tienes con nuestro país. ¡Ahora tenemos a nuestro seleccionado nacional Arturo Vidal jugando en el Bayern Múnich! ¿Cuál es tu opinión de él como jugador?

Bueno, él es un jugador asombroso. Digo, cuando él no jugaba por el Bayern, yo lo odiaba, porque creo que todos los equipos que juegan contra él lo odian, jajaja, porque él es un guerrero, jajaja. Pero ahora, él es lo mejor que le pudo haber pasado a Bayern Múnich, porque necesitas este tipo de jugadores, él es muy bueno en el nivel técnico, pero además es un luchador, y se necesitan estos jugadores. No se pueden ganar partidos con once ballerinas, con once bailarinas de ballet, necesitas tener este tipo de “máquinas de guerra desagradables” en tu equipo para tener un buen balance. Es arte y agresión. Realmente me gusta su estilo, honestamente, es un muy, muy buen jugador. Lo vi jugar ayer (N. de la R.: el 02 de abril, Bayern Múnich vs Eintracht Frankfurt), cuando el Bayern Múnich ganó sólo 1-0, y cuando entró a la cancha estuvo bien. Siempre que él entra a la cancha lo hace bien.

[audio:http://www.powermetal.cl/wordpress/wp-content/uploads/2016/04/tobipm-5.mp3]

Volviendo a Avantasia, un show de ustedes es digno de quedar en la memoria de un fan que asiste al concierto por todas las emociones que trae. Sin embargo, mucha gente hoy en día está más preocupada de guardar los conciertos en sus teléfonos celulares y cámaras, que guardar esas emociones en el corazón o en la mente. ¿Qué opinión te merece esta tendencia en los conciertos de todo estilo?

Hmm… bueno. Son los días y la era en la que vivimos. Yo, personalmente, no soy una persona adicta al teléfono celular o a tomar fotos en éste, pero vengo de una generación diferente. Por supuesto que es grandioso intentar capturar momentos, es grandioso y es bueno, pero cuando voy a un concierto yo nunca lo filmaría, porque hay montones de videos y fotos. Si voy a un show de AC/DC, quiero aprovechar el show, no quiero quedarme parado filmándolo, porque hay otras personas que han filmado profesionalmente el show anteriormente, personas con cámaras profesionales, jajaja, y que han grabado shows que han sido lanzados como DVD con una calidad muy superior. Así que creo que es ridículo, pero acepto el hecho de sea así.

Tobias Sammet

[audio:http://www.powermetal.cl/wordpress/wp-content/uploads/2016/04/tobipm-6.mp3]

Y hoy en día existe una especie de necesidad en mucha gente de querer encasillar los estilos de música. Lo leemos en comentarios sobre Avantasia, de dice “hey, no es una Metal Opera, es Rock, ya no es lo mismo”. ¿Por qué crees que hay gente que busca tanto encasillar la música en un estilo para poder decir si le gusta o no, en vez de disfrutarla sea lo que sea?

Bueno… creo que es algo normal si eres una persona muy joven. Cuando tenía dieciséis años, yo también trataba de etiquetar la música. Es la forma de estructurarnos, queremos ponerle nombres a cada cosa que vemos, queremos poner las cosas en el marco correcto, en la cajonera correcta, queremos poner todo en orden. Cuando te vas poniendo un poco más viejo, ya no te importan más estas cosas porque de verdad ya no hace diferencias. ¿Es Power Metal? ¿Es Speed Metal? ¿Es Heavy Metal? ¿Es Hard Rock? Bueno, todo depende de qué clasificas en Hard Rock y qué clasificas en Heavy Metal. No hay estándares internacionales sobre esto. Y no estamos trabajando en un banco, esto es música Rock. Ronnie James Dio, ¿él era Heavy Metal o Hard Rock? ¡No tengo idea, pero no importa, porque él era simplemente asombroso! Van Halen, ¿son Rock o Hard Rock, o tienen algo de Metal? ¿Y qué hay de “Atomic Punk” de su primer disco? ¿Y qué hay de Iron Maiden, son Hard Rock, Classic Rock, Heavy Metal? Aparecen en Metal Hammer o en la Classic Rock Magazine. Bueno, no hace mucha diferencia. La buena música es buena música. No hace mucha diferencia para mí, para nada. Yo he escuchado de todo, entre Helloween a Iron Maiden, Bon Jovi, de lo más viejo de Journey, o Def Leppard, todos son buena música. Y toco la música que siento en mi corazón. Lo último que hago es preguntarme “cómo será llamado”. Por supuesto, pienso en los títulos de los discos, pero creo que si lo hago con el corazón, es Avantasia, y lo que otra gente piense, periodistas, tienes que ignorarlo, porque de otra forma te vuelves loco, jajaja. Suena arrogante, pero no lo es. Tienes que ignorar cuando la gente te quiere etiquetar, porque es lo que es, sólo es hacer lo que sientes.

[audio:http://www.powermetal.cl/wordpress/wp-content/uploads/2016/04/tobipm-7.mp3]

Bueno Tobi, como siempre, muchas gracias por tu tiempo para conversar con PowerMetal.cl, ¡puedes invitar a los fans que te leen en este momento al show del 20 de abril en el Teatro Caupolicán!

Saben, siempre ha sido asombroso ir allá. Creo que tenemos un line up muy, muy fuerte. Llevaremos a Ronnie Atkins por primera vez en su carrera a Sudamérica. Será un show increíble, durará más de tres horas, y no digo que será el último show de Avantasia, pero podría serlo. No tengo pistas de cómo serán las cosas en el futuro, pero este tour no sucederá de nuevo con esta constelación. Así que realmente les recomiendo a todos estar ahí, ¡y de verdad tengo muchas ganas de volver a Chile!

[audio:http://www.powermetal.cl/wordpress/wp-content/uploads/2016/04/tobipm-8.mp3]

GUILLERMO SALAZAR
Traducción: Sebastián Aguirre & Darío Sanhueza

Avantasia en Chile | 20 de abril 2016 | Teatro Caupolicán

 

!!¡3 horas de show!!! Esa es la promesa de Tobias Sammet en el saludo que envió a los fans de Latinoamérica, a pocos días de regresar a nuestro continente para presentar “Ghostlights” y los clásicos de AVANTASIA.

Las primera preventa de entradas para el show del 20 de abril en el Teatro Caupolicán ya se encuentra agotada. La segunda fase de boletos se pueden comprar por sistema Ticketek.cl, tiendas Falabella, Cine Hoyts y sin recargo en The Knife de Eurocentro (pagando con efectivo).

Los precios son:

Preventa hasta el 19 de abril
Cancha y Platea:
$29.000
Palcos: $42.000

Día del show
Cancha y Platea:
$31.000
Palcos: $45.000

La Ópera Rock de Tobias Sammet tocará por tercera vez en Chile y con una puesta en escena como nunca antes se le ha visto. Esta será la cuarta vez que AVANTASIA visite Sudamérica y la primera en Chile donde podremos ver juntos en vivo a Michael Kiske y Jorn Lande, una de las duplas más queridas y ansiadas de ver en nuestro país. La formación de cantantes de lujo que traerá AVANTASIA la completan Eric Martin, Ronnie Atkins y Amanda Somerville.

Sigue atento a PowerMetal.cl, ¡media partner oficial de AVANTASIA en Chile!

Avantasia

Avantasia en Chile | 20 de abril 2016 | Teatro Caupolicán

 

 

Avantasia

Las entradas para el esperado regreso de AVANTASIA al Teatro Caupolicán se encuentran a la venta por sistema Ticketek.cl, tiendas Falabella, Cine Hoyts y sin recargo en The Knife de Eurocentro (pagando con efectivo). Recuerda que este domingo finaliza la primera preventa de entradas, y por lo mismo, te recordamos los precios para ver a la Metal Opera de Tobias Sammet:

Preventa 1: 21 de enero al 20 de marzo
Cancha y Platea: $27.000
Palcos: $40.000

Preventa 2: 21 de marzo al 19 de abril
Cancha y Platea: $29.000
Palcos: $42.000

Día del show
Cancha y Platea: $31.000
Palcos: $45.000

La Ópera Rock de Tobias Sammet tocará por tercera vez en Chile con fecha confirmada para el 20 de abril en el Teatro Caupolicán y con una puesta en escena como nunca antes se le ha visto. Esta será la cuarta vez que AVANTASIA visite Sudamérica y la primera en Chile donde podremos ver juntos en vivo a Michael Kiske y Jorn Lande, una de las duplas más queridas y ansiadas de ver en nuestro país. La formación de cantantes de lujo que traerá AVANTASIA la completan Eric Martin, Ronnie Atkins y Amanda Somerville.

Sigue atento a PowerMetal.cl, ¡media partner oficial de AVANTASIA en Chile!

Avantasia en Chile | 20 de abril 2016 | Teatro Caupolicán

Avantasia

La opera rock / metal AVANTASIA realizó su último ensayo y ya se dispone a dar inicio a su nuevo tour, para promocionar “Ghostlights”.

“Ensayo Final: Gran escenario, luces increíbles, invitados impresionantes en la alineación, estamos condenadamente listos. Berlín, HH, Kaufbeuren, Fulda, Langen, Madrid y Pratteln ya agotados. Sólo unos pocos boletos disponibles para los otros espectáculos, ustedes son increíbles. El feeling de AVANTASIA está de vuelta, con un gran ambiente detrás del escenario! ¡Me encanta! Estamos listos para empezar” comentó AVANTASIA en su Facebook.

Jorn - Avantasia

Las entradas para el esperado regreso de AVANTASIA en el Teatro Caupolicán ya se venden por sistema Ticketek.cl, tiendas Falabella, Cine Hoyts y sin recargo en The Knife de Eurocentro (pagando con efectivo).

Los precios son:

Preventa 1: 21 de enero al 20 de marzo
Cancha y Platea: $27.000
Palcos: $40.000

Preventa 2: 21 de marzo al 19 de abril
Cancha y Platea: $29.000
Palcos: $42.000

Día del show
Cancha y Platea: $31.000
Palcos: $45.000

Avantasia en Chile | 20 de abril 2016 | Teatro Caupolicán

Avantasia

El próximo 20 de Abril tendremos nuevamente a uno de los proyectos de rock/metal más interesantes de los últimos tiempos. Nos referimos a la opera rock de Tobias Sammet AVANTASIA la cual contará con la presencia en vivo de Michael KiskeJorn Lande, Eric Martin, Ronnie Atkins y Amanda Somerville.

Como adelantó les dejamos el show en vivo que realizó AVANTASIA como parte del importante festival de música Eurovision 2016, donde la opera presentó su single “Mystery Of A Blood Red Rose”, canción que es parte de la competencia. El video a continuación:

Las entradas para el esperado regreso de AVANTASIA en el Teatro Caupolicán ya se venden por sistema Ticketek.cl, tiendas Falabella, Cine Hoyts y sin recargo en The Knife de Eurocentro (pagando con efectivo).

Los precios son:

Preventa 1: 21 de enero al 20 de marzo
Cancha y Platea: $27.000
Palcos: $40.000

Preventa 2: 21 de marzo al 19 de abril
Cancha y Platea: $29.000
Palcos: $42.000

Día del show
Cancha y Platea: $31.000
Palcos: $45.000

Avantasia en Chile | 20 de abril 2016 | Teatro Caupolicán

 

A estas alturas del partido, no caben demasiadas dudas que Avantasia se ha convertido en la principal obra de Tobias Sammet. Es cierto, al geniecillo de Fulda lo conocimos a mediados/fines de los ’90 con Edguy, una banda que en aquellos entonces cultivaba un Power Metal absolutamente bombástico y épico, sin dejar de ser entretenido; pero paulatinamente, la inmensidad que ha ido adquiriendo su “proyecto paralelo”, con invitados de primerísimo nivel del mundo del Rock y del Metal, con su importantísimo rol en la recuperación de Michael Kiske para este lado del camino, y con grandes discos y canciones –algunas de ellas memorables–, hacen que la balanza de la importancia sin dudas se cargue para el lado de la Rock Opera.

En ese sentido, Sammet frecuentemente juega al misterio y con la expectativa de que, por la naturaleza eminentemente multipersonal de Avantasia, cada trabajo puede ser el último, aunque, siendo justos, en los últimos tiempos esa tendencia ha disminuido, al punto de que algo que en su momento pareció una quimera, como ver este espectáculo representado en vivo, se volviese una realidad, visitando incluso Sudamérica en más de una oportunidad. Es decir, la idea inicial está bastante consolidada y, por suerte, a menos que a Tobias “le den los monos” o le pase algo, debiese tener una larga vida.

Y pese a que esa tendencia haya disminuido, no deja de ser llamativa cada oportunidad en que Avantasia nos entrega un nuevo material. Sammet no sólo es un “capo” en cuanto a composición musical, voz y carisma, sino que es derechamente experto en el “goteo” de la información para generar expectativa. Así, vimos como en redes sociales y en su sitio web Tobi fue comunicando paulatinamente no sólo el lanzamiento de una nueva placa, sino que uno por uno los nombres que la compondrían. Algunas figuras de siempre, como por supuesto Sascha Paeth y Michael Kiske, otros que retornan como Jorn Lande o Sharon den Adel, y otras estrellas del rock de nivel mundial como Robert Mason (Warrant), Dee Snider (Twisted Sister) o Geoff Tate (Operation: Mindcrime, ex Queensrÿche), además de otros nombres llamativos como Marco Hietala (Nightwish) y el menos conocido Herbie Langhans (ex Seventh Avenue), entre otros.

Como es costumbre, Tobias nos entregó un single como adelanto previo al lanzamiento del disco, y resulta ser el primer tema de este trabajo: Mystery of a Blood Red Rose, un corte midtempo bien radial, extremadamente ganchero y teatral, muy entretenido y que supera con creces a otros singles de la banda (como Lost in Space o Dying For An Angel) en esos aspectos. Parte con un piano algo melancólico pero con energía, Tobias se pone su sombrero y bastón, y el tema va adquiriendo colores y mejorando su estado anímico. Hay que decir que el trabajo en los coros de fondo es realmente notable, y ayudan a darle una textura a la canción que probablemente no tendría sin estos elementos. Como anécdota, el propio Sammet comentó que compuso este tema pensando en una colaboración de Michael Lee Aday, más conocido como Meat Loaf, y más allá de que la colaboración no se pudo dar, la influencia del norteamericano es notoria. Muy buena forma de calentar motores con lo nuevo de Avantasia.

Pero claro, en el primer tema del disco canta sólo Tobias, lo que si bien no es moco de pavo, la gran gracia de Avantasia es ser una Ópera Rock que, por supuesto, cuenta con varias de las más granadas voces que uno puede encontrar en el mundo del Hard Rock y del Heavy Metal de hoy. Y ello llega con uno de los mejores temas del disco, y que probablemente uno de los pocos pasajes “desafiantes” del disco: Let The Storm Descend Upon You, que con sus más de doce minutos de duración es el tema más extenso de Avantasia desde Seven Angels del “Metal Opera Pt. 2”. Este corte marca el retorno de Jorn Lande, una nueva aparición de Ronnie Atkins (Pretty Maids) y el debut de Robert Mason, cantante de Warrant. Y bueno, es una composición realmente notable, con una introducción de piano y rítmica excelentemente conceptuadas, con orquestaciones que, pese a darle un aire bombástico, no suenan pretenciosas, porque tampoco se abusa de ellas. El coro, a cargo fundamentalmente de Jorn Lande, es realmente majestuoso y emocionante, con su “Shine your light into the darkness, and let the storm descend upon you”, que sin dudas es uno de los momentos más destacados no sólo del disco, sino que de los últimos trabajos de Avantasia. También destaca por sí solo Robert Mason, especialmente en los pasajes más lentos de mediados del tema, intercambiando roles con Tobias y Ronnie Atkins de forma sensacional. Fantástica canción, la más operática del todo el disco, con doce minutos que realmente se pasan volando, aunque –si hay que quejarse de algo– el final pudo haber sido algo más redondo. Ojalá la defiendan en vivo.

Un piano nos genera un ambiente fantasmagórico y da pie a la participación del gran David DanielDee” Snider, un héroe del Hard Rock de la vieja escuela, y que es el principal intérprete de The Haunting, tema que es inevitable de emparentar con canciones como Death Is Just a Feeling del “Angel of Babylon” -cantada por Jon Oliva (Savatage)-, o con la increíble The Toy Master del “Scarecrow” -cantada por Alice Cooper-, en el sentido de ser canciones con las que comparte esa aura tenebrosa y algo malévola. Tiene un gran inicio, creciendo en intensidad hasta llegar a un coro estupendamente logrado, pero quizás le sobre un poquito de luz y le falte algo de tenebrosidad y desarrollo. Pese a ser un muy buen tema y a que la interpretación de Snider es atractiva, quizás le falte un poco para estar a la par de sus temas congéneres, además que el final suena algo abrupto.

Otro momento destacado de la placa llega con la participación de una voz legendaria y referencial como la de Geoff Tate en Seduction Of Decay, un corte de siete minutos que está a la altura de la enorme trayectoria del cantante estadounidense. Un tema algo más denso que lo que acostumbramos a escuchar en Avantasia, por momentos bastante hipnótico, con progresiones interesantes y sobre todo con un muy destacable trabajo de Tate, mostrando parte de su muy conocida versatilidad, con altos como en sus mejores tiempos –en el precoro realmente se luce– y con bajos de no menor calificación. A destacar también las líneas de bajo de este corte, que sin dudas son de las más destacadas de toda la placa. Aunque hay que darle más de una vuelta para sacarle bien el jugo, es uno de los puntos altos de este trabajo.

Un regalito para quienes añoran la época de los Metal Opera llega con Ghostlights, donde nuevamente Michael Kiske desparrama encima de la mesa sus credenciales que lo acreditan como el Papá de los Helados en cuanto se refiere a cantar Power Metal. Una interpretación que sigue estremeciendo y emocionando, especialmente a quienes hemos criado y educado nuestros oídos escuchando este tipo de música, con esa especie de “aura celestial” que imprime el calvo de Hamburgo a este tipo de canciones, particularmente con sus agudos. Definitivamente el tema más reglamentariamente Power de todo el disco: guitarras afiladas, velocidad, excelentes solos y armonías, voces y coros gloriosos, y además de Kiske, tiene participación Jorn Lande, y por si fuera poco, Oliver Hartmann está a cargo de las guitarras. Ah, por cierto, Sammet está en gran nivel (sus “they call me home, they call me home” son excelentes). Por momentos, dan ganas de decir que dejen el disco hasta ahí y les pasen la copa de inmediato, cátedra de Power Metal.

El disco hace un quiebre más que interesante con Draconian Love, un corte con un estilo rockero-seductor-erótico-festivo-oscuro tan propio de tipos como Ville Valo o Fernando Ribeiro, y que presenta masivamente la voz de Herbie Langhans, todo un hallazgo para quienes no lo conocíamos. Unos tonos graves bastante góticos que se contrapesan muy bien con la voz más aguda de Sammet, especialmente con un coro que amenaza con quedarse pegado durante mucho tiempo, en particular los “hey hey hey”. Uno de los riesgos que corre Tobias, superando esta valla con suficiencia. Un nuevo acierto.

Master Of The Pendulum sin dudas debe haber sido compuesto por Tobias pensando en la voz de Marco Hietala. Comienza con Tobias intentando llevarnos a un terreno enigmático, pero pasados unos segundos el tema toma energía y vuelo con un alarido sensacional, y con un brillante trabajo de Sascha en las guitarras. Ahí ya aparece el bajista/vocalista de Nightwish, quien luce buena parte de su repertorio vocal, con esos agudos raspados y esa cosa medio “enojada pero no tanto” que proyecta en su prestación vocal. Particularmente notables son los “tick tock, tick tock” del maestro del péndulo que personifica el hombre de la doble barba. Sin dudas uno de los temas más Power de toda la placa, disfrutable en grado sumo, especialmente quienes gustamos de la banda de Tuomas Holopainen.

En todos los discos de Avantasia hay participación femenina y por cierto “Ghostlights” no es la excepción. Y dicho rol es ocupado en esta oportunidad por la holandesa Sharon den Adel, quien nuevamente fue reclutada por Tobias tras su participación en los históricos Metal Opera de principios de siglo. De esta forma, Isle Of Evermore es una balada cargada de suavidad, sin ser demasiado melosa, donde la voz de Sharon termina por atrapar al oyente cual sirena con su particular sensibilidad, y el dueto con Sammet funciona de muy buena forma. De todas maneras, uno tiende a preferir otro esquema en este tipo de temas más reposados, como por ejemplo esa catedrática balada que es What’s Left Of Me, con esa inolvidable interpretación de Eric Martin. Igualmente aprueba y cumple bien su función, aunque quizás se podría haber aprovechado más y mejor a Sharon.

Babylon Vampires recuerda a otro clásico de la banda como Promised Land, en ese plan de “midtempo acelerado” y con un Robert Mason que vuelve a las voces, en muy alto nivel, sin temor a los agudos y ayudando a crear uno de los mejores estribillos del disco (el “Babylon is burning / and you’re glowing like a fiery star / and no one can tell if we’re been for real” es realmente muy bueno). El trabajo en las guitarras es de lo más destacado del disco en esta faceta, y se lo reparten Oliver, Sascha y otro que retorna, el gran Bruce Kulick. Un corte cargado de energía y buena vibra, de aquellos que en vivo funcionan perfecto.

Lo siguiente, Luciferproduce sensaciones algo encontradas. Comienza con un piano acompañado por un Jorn Lande que realmente conmueve, de hecho quizás en este tema muestre su mejor performance de todo el disco –junto con lo que hace en Let The Storm Descend Upon You, por cierto, y es acompañado de muy buena forma por Tobias, con una armonía vocal sensacional. Luego toma ritmo con las guitarras en un nivel superlativo –fantástico lo de Bruce Kulick–, y cuando vuelve a la armonía vocal en el coro y uno piensa que el tema tomará aun más vuelo, el tema acaba. La idea es extraordinaria pero queda la impresión que le faltó algo de desarrollo, deja una pequeña sensación de incompletitud que impide que termine de cuajar.

Ya acercándonos al final del disco, un entretenido corte como Unchain The Light vuelve a traernos a Michael Kiske, esta vez junto a Ronnie Atkins y por cierto a Tobias. Nuevamente el trabajo de las voces es impecable, en un tema a midtempo donde la responsabilidad del coro recae por cierto en Kiske y sus agudos incomparables, aunque quizás la parte más destacada del tema sea la vocalización de Michi previa al solo de guitarra, muy sencilla pero emotiva y con la calidad acostumbrada del cantante de Unisonic.

Y para culminar el disco, otro gran tema y que sin dudas debiese andar muy bien en vivo. Es cierto que en A Restless Heart And Obsidian Skies existe una reminiscencia demasiado evidente a ese gran tema que es The Story Ain’t Over, más aun al ser cantada por el viejo y querido Bob Catley, con esa sencilla emotividad que proyecta en su voz el venerable cantante de Magnum. De hecho escuchar los dos temas juntos deja la sensación de ser parte de una especie de mini saga. Pero una de las gracias de Sammet es que la similitud de ciertos temas no es algo que termine molestando, o al menos que esa incomodidad no sea ni de cerca la sensación primaria al momento de enfrentar una composición suya. Una muy buena canción, emocionante, que no es derechamente una balada aunque tiene varios elementos de ella, con un estribillo realmente bonito con más vuelo y energía que el resto del tema, y que muestra a un Catley catedrático. Para destacar, nuevamente, el gran trabajo de Bruce Kulick en las guitarras. Gran final para un excelente trabajo, más allá de su bonus track Wake Up To The Moon, que pese a contar con unos notables Kiske y Lande acompañando a Tobias, sin ser un mal tema, probablemente no alcance el vuelo de los temas anteriores y por ahí se puede justificar su exclusión de la nómina final.

Quizás una “contra” que tenga “Ghostlights” es que es un disco que corre pocos riesgos, impone pocos desafíos al oyente, y que muestra un asentamiento en una zona de confort que iniciaron “Angel of Babylon” y “The Wicked Symphony”, continuó “The Mystery of Time” y consolida este nuevo trabajo. En definitiva, no se trata de un trabajo particularmente novedoso. Pero más allá de esto, sin ninguna duda el nivel de regencia que ejerce Sammet sobre este territorio cómodo es enorme, siendo capaz de pasearse sin ningún complejo por diversas áreas, que no por haber sido ya recorridas dejan de ser dignas de caminarse. Ir a la playa un día de sol puede generar cosas distintas a ir a la misma playa un día de lluvia, y así lo entiende Sammet, cuyo nivel compositivo parece inalterable, su talento y carisma atrae a connotados músicos y sobre todo al público, que con justicia lo califica como uno de los más grandes compositores de los últimos años. Ya en Enero tenemos un postulante a los discos top de un 2016 que se avecina abundante en buen material. Las luces de los fantasmas sí que brillan.

Avantasia

Este 29 de enero saldrá oficialmente al mercado el séptimo disco de AVANTASIA “Ghostlights”, donde la elegida como primer single ha sido la canción que abre el álbum. A más de un mes del lanzamiento de este sencillo, hoy fue estrenado su videoclip.

“En mi humilde opinión, está es la obertura perfecta para el viaje de setenta minutos que es este álbum. Aunque ‘Mystery Of A Blood Red Rose’ es una composición bastante corta en comparación con la mayoría de las otras canciones de  AVANTASIA, quise embellecerla y verla aumentada con la extravagancia y todas las marcas de AVANTASIA. Quise hacer una detallada pieza de arte fantástica, pero al mismo tiempo fue un gran desafío hacer que esta pintura se vea intrínsecamente consistente mirada desde la distancia. Nos llevó una eternidad grabar las capas de coros y, sin embargo, nada distrae del tema principal y del flujo de la canción. Cada vez que le den una escucha, descubrirán algo nuevo. Tengo la sensación de que nunca había conseguido crear atmósfera tan épica y ensoñadora en sólo cuatro minutos. Tengo que admitir que estoy un orgulloso de ello” comentó Tobias Sammet.

“Ghostlights” contará con la presencia de Dee Snider, Geoff Tate, Marco Hietala, Sharon Den Adel, Michael Kiske, Ronnie Atkins, Bob Catley, Jorn Lande, Bruce Kulick, Robert Mason, Herbie Langhans, Oliver Hartmann y Sascha Paeth.

Las entradas para el esperado regreso de AVANTASIA en el Teatro Caupolicán ya se venden por sistema Ticketek.cl, tiendas Falabella, Cine Hoyts y sin recargo en The Knife de Eurocentro (pagando con efectivo).

Los precios son:

Preventa 1: 21 de enero al 20 de marzo
Cancha y Platea: $27.000
Palcos: $40.000

Preventa 2: 21 de marzo al 19 de abril
Cancha y Platea: $29.000
Palcos: $42.000

Día del show
Cancha y Platea: $31.000
Palcos: $45.000

La Ópera Rock de Tobias Sammet tocará por tercera vez en Chile con fecha confirmada para el 20 de abril en el Teatro Caupolicán y con una puesta en escena como nunca antes se le ha visto. Esta será la cuarta vez que AVANTASIA visite Sudamérica y la primera en Chile donde podremos ver juntos en vivo a Michael Kiske y Jorn Lande, una de las duplas más queridas y ansiadas de ver en nuestro país. La formación de cantantes de lujo que traerá AVANTASIA la completan Eric Martin, Ronnie Atkins y Amanda Somerville.

Sigue atento a PowerMetal.cl, ¡media partner oficial de AVANTASIA en Chile!

Avantasia en Chile | 20 de abril 2016 | Teatro Caupolicán

 

avantasia13cl-79

¡Ya están disponibles! Las entradas para el esperado regreso de AVANTASIA en el Teatro Caupolicán ya se venden por sistema Ticketek.cl, tiendas Falabella, Cine Hoyts y sin recargo en The Knife de Eurocentro (pagando con efectivo).

Los precios son:

Preventa 1: 21 de enero al 20 de marzo
Cancha y Platea: $27.000
Palcos: $40.000

Preventa 2: 21 de marzo al 19 de abril
Cancha y Platea: $29.000
Palcos: $42.000

Día del show
Cancha y Platea: $31.000
Palcos: $45.000

La Ópera Rock de Tobias Sammet tocará por tercera vez en Chile con fecha confirmada para el 20 de abril en el Teatro Caupolicán y con una puesta en escena como nunca antes se le ha visto. Esta será la cuarta vez que AVANTASIA visite Sudamérica y la primera en Chile donde podremos ver juntos en vivo a Michael Kiske y Jorn Lande, una de las duplas más queridas y ansiadas de ver en nuestro país. La formación de cantantes de lujo que traerá AVANTASIA la completan Eric Martin, Ronnie Atkins y Amanda Somerville.

Sigue atento a PowerMetal.cl, ¡media partner oficial de AVANTASIA en Chile!

Avantasia en Chile | 20 de abril 2016 | Teatro Caupolicán

avantasia kiske sammet

¡Uno de los conciertos más esperados de este año ya es una realidad! La Ópera Rock de Tobias Sammet tocará por tercera vez en Chile con fecha confirmada para el 20 de abril en el Teatro Caupolicán y con una puesta en escena como nunca antes se le ha visto.

Esta será la cuarta vez que AVANTASIA visite Sudamérica y la primera en Chile donde podremos ver juntos en vivo a Michael Kiske y Jorn Lande, una de las duplas más queridas y ansiadas de ver en nuestro país. La formación de cantantes de lujo que traerá AVANTASIA la completan Eric Martin, Ronnie Atkins y Amanda Somerville.

Las entradas estarán a la venta desde el 21 de enero por sistema Ticketek.cl, tiendas Falabella, Cine Hoyts y sin recargo en The Knife de Eurocentro. Los precios son:

Preventa 1: 21 de enero al 20 de marzo
Cancha y Platea: $27.000
Palcos: $40.000

Preventa 2: 21 de marzo al 19 de abril
Cancha y Platea: $29.000
Palcos: $42.000

Día del show
Cancha y Platea: $31.000
Palcos: $45.000

Sigue atento a PowerMetal.cl, ¡media partner oficial de AVANTASIA en Chile!

Avantasia en Chile | 20 de abril 2016 | Teatro Caupolicán

¿Te acuerdas? Fue tras esa enésima vez que escuchaste el primer álbum de esa cosa rara llamada Avantasia. Sí, al principio fueron sólo pinceladas de una idea loca en tu imaginación. Seguiste escuchando y ya no era sólo una idea, sino un deseo. Continuaste y ya no era un deseo, sino un sueño. En los albores de la década pasada, más que cualquier otra cosa, querías poder ver sobre un escenario eso que acababas de escuchar, con todos tus héroes de la música actuando frente a ti, para ti y por ti. ¿Te acuerdas? Claro que te acuerdas.

Alguna vez me tocó hacer la crónica de un concierto de Avantasia y señalé entonces que ver a este proyecto en vivo, más que con cualquier otro proyecto, parece una experiencia irreal a los sentidos. Ya desde el momento mismo en que te enteras que harán una gira la inverosimilitud del enunciado te genera una expectación que pocas veces sientes. Pasó así la primera vez que salieron a recorren el mundo en 2008; pasó indudablemente cuando lo hicieron en 2010; y ciertamente ocurrió esta vez. Pero, ¿por qué tanto? Bueno, tal y como lo dije aquella vez: no fueron pocas las veces en que medios especializados le hicieron la pregunta a Tobias Sammet: “¿más o menos para cuándo una gira mundial?” La respuesta fue siempre la misma: “imposible”. Y es que claro, son muchos músicos y cantantes involucrados, demasiadas agendas por coordinar. Ahora sabemos que no era imposible, sólo era muy difícil. Y tal dificultad en su realización da al espectáculo de Avantasia características únicas. Si se quiere: el proyecto en sí es único. Digo todo esto para terminar diciendo lo siguiente: un concierto de Avantasia es simplemente IMPERDIBLE.

Cinco larguísimos años tuvieron que pasar para que el multinacional proyecto operático regresara a nuestro país. Cinco años con pinta de eternos, si me preguntan. Tres discos pasaron entre medio, así como un ir y venir de estrellas del que sólo fuimos testigos a la distancia. Y es que, por las razones que fuese, nos quedamos fuera de la gira que los trajo a Sudamérica en 2010. Algunos tuvimos la suerte de poder vivir el concierto que brindaron en Buenos Aires, pero lo cierto es que miles de fanáticos quedaron con el sabor amargo de no poder verles. Una verdadera injusticia. Pero el Metal da revanchas y la noche del pasado jueves esos miles tuvieron la oportunidad de “vengarse”. Ahora bien, siento que todos estamos de acuerdo en lo particular y significativo que es Avantasia para el Metal en general. Del mismo modo, pienso que todos se dan cuenta de lo trascendente que es una gira de ellos y del valor que tiene un concierto en Chile. Por lo mismo, no me explico que la convocatoria no haya sido mayor. Cierto es que el Power Metal no es un estilo de masas, pero vamos, ¡es Avantasia! Con todo, el público asistente fue más que aceptable, una concurrencia bastante digna (unas 1.800 personas). A lo que me refiero es que a uno hubiese querido que más gente disfrutara de tan extraordinario show. Una pena por los ausentes.

Sabido era que connotados participantes no estarían presentes, participantes que generan mucho interés (Jorn Lande, Kai Hansen, etc.), quizás esto atentó contra una concurrencia mayor. Sin embargo, soy de la idea de que el trabajo hecho por Sammet es cualitativamente tan superior, que prácticamente se sustenta por sí sólo. No me malentiendan: no digo que las ausencias den lo mismo, lo que digo es que las canciones son tan sublimes, que de igual modo valdrá siempre la pena escucharlas, aunque no sean en la voz de quien uno quisiera oír. Claramente algunos no lo entienden así y bueno, se respeta. ¡Pero qué diablos! Bien por los que pese a todo se animaron y dieron vida a este inolvidable concierto.

Fría y lluviosa noche en Santiago la del jueves. Frío que sólo comenzaría a disiparse a partir de las 21:10, momento en el que se extinguen las luces y comienza sonar Also Sprach Zarathustra, de Richard Strauss, maravillosa pieza sinfónica que sólo vino a imponer ansiedad y nervios en los asistentes. Todavía con esa intro sonando, las luces se vuelcan sobre el público, aparece Felix Bohnke y el griterío se hace infernal. Alguna magia loca coordina a la gente y de la nada comienzan a gritar “¡Eh! ¡Eh! ¡Eh!”, aparecen los restantes miembros de la compañía y la ovación es inconmensurable. Segundos después aparece El Genio de Fulda: Tobias Sammet, liberando el éxtasis acumulado por años de espera. Por cierto, Spectres ya había comenzado a sonar. Prodigioso montaje sonoro por parte de ese crack que es Michael “Miro” Rodenberg. Todo transcurría rápido y en cosa de segundo Tobias ya estaba bailando esos acordes iniciales mientras esperaba su entrada para cantar. Comienza a hacerlo con el apoyo de todo el público, apoyo que se multiplicó durante el coro. Luego, y virtualmente sin pausas, continúan con más material de The Mystery Of Time, esta vez la seleccionada era: The Watchmaker’s Dream, una de la regalonas del público si hablamos de aquél álbum. ¡Qué coro! La noche recién nacía y la gente tenía energía para regalar, y lo demostraba en los momentos claves. Monumental el señor Oliver Hartmann a la hora de ejecutar su sólo de guitarra, secundado de excelente forma por Miro y sus teclas. ¡Cracks!

Lo que vino en seguida fue una sorpresa, y es que no se la esperaba tan temprano en la noche. Pero para qué vamos a estar con cosas, todos queríamos escucharla cuanto antes: ¡Reach Out For The Light! ¡Canción legendaria! Fue esta pieza la que trajo de vuelta a Michael Kiske al Metal. Y justamente era él quien la interpretaba para nosotros. ¡Momento histórico! Tal cual. El teatro podrá no haber estado lleno, pero el público cantaba con todo su espíritu y lo que hizo en este momento, en particular durante ese hímnico estribillo, será recordado por siempre por quienes estuvieron esa noche allí. Hacia el final Michael se despecha uno de sus legendarios “eagle screams” (agudo y prolongado grito que inmortalizara en Eagle Fly Free), generando el asombro y los aplausos del respetable. Al terminar, Tobi señala al calvo vocalista y pronuncia su ilustre nombre: “Michael Kiske”, ocasionando una ovación instantánea. Era que no. Tras muchas bromas, recibir y brindar cariño, e incluso de cantarle feliz cumpleaños a “Whoever You Are” (¡qué regalo!), Tobias y Michael dan el vamos a otra mítica canción de The Metal Opera: Breaking Away. ¡Belleza de estribillo! Se coreó como un himno de guerra, con los puños al cielo y la voz remeciendo el suelo.

Tras eso Tobias hace un alto para realizar una reflexión: “fue un gran, gran error dejar a Chile fuera del pasado tour”, sentenció. ¿Qué quieres que te diga, Tobi? Toda la razón. Gran error, pero ya está. Lanza otro temón y te la perdonamos. ¿The Story Ain’t Over? Ah, bueno, ¡te perdonamos! Tremenda, ¡tremenda canción! Más aún si la interpreta esa leyenda viviente del Rock que es Robert Adrian ‘Bob’ Catley. Un mostro. Curioso ver cómo en una canción que está más cercana a la balada, la gente se dio maña para saltar y hacerla parecer un himno del Heavy Metal. Extraordinaria interpretación además del menudo cantante británico. Por otro lado: soberbio sólo de Sascha Paeth y prodigiosa vocalización final de Amanda Somerville. Geniales. Bonito momento.

Hora de proseguir con algo más pesado y la elegida no fue otra sino Scales Of Justice, inmenso corte que a falta de Tim “Ripper” Owens tuvo a un notable Thomas Rettke (¡THOMAS RETTKE! ¡Cuando en la vida imaginamos que veríamos al vocalista de Heavens Gate en Chile!) en todas las voces principales, pues Tobias se fue descansar un rato. Notable cometido. Alguna parte le presentó cierta dificultad, pero la canción en sí es jodidamente complicada, así que se le perdona. Sí la recontra rompió en las partes más altas. El grito inicial, por ejemplo, seguro dejó a más de alguien con secuelas neurológicas. Thomas vuelve a lo alto de la tarima para volver a hacer los coros y mientras eso pasaba, desde atrás de la batería de Felix apareció Eric Martin, arrastrándose por debajo del telón como un roadie más. Fue tanto así, que al comienzo no advertí que se tratase de él. Inicia entonces What’s Left Of Me, ante el ferviente aplauso de bienvenida de todos hacia la figura del vocal de Mr. Big. Promediando el tema regresa Tobias para hacer un dúo antológico con él. Al final, el eterno Eric (¡tiene 52 años!) lanza camuflado el verso final de ese clásico de Mr. Big llamado Just Take My Heart, sacando risas de Tobias y de quien haya podido darse cuenta. ¡Maestro!

Momento de distensión, con Eric haciendo muchas bromas, propiciando incluso algunos vítores del público para el buen Tobi, todo era un preámbulo para que de la nada Martin gritase “Welcome to the…Promised Land, y con la misma sorpresa arranca esta potentísima canción. Aquí hay que mencionar algo nace de una obviedad, pero que debe ser mencionado por cuanto realza la calidad del show montado. Este corte lo interpreta Jorn Lande (o Kiske, según la versión), un monstruo de la voz que esa noche no estaba presente. Hubo que “parchar” su ausencia como fuese. Y he aquí lo meritorio: cada uno de los que tuvo que hacer sus parlamentos, como Eric Martin aquí, lo hizo realmente muy bien. Con evidentes diferencias, claro, pero muy bien. Volviendo el tema: ¡se las mandó el público! Eso es dejarlo todo en la duela. Y tras esto vino el que es posiblemente el mayor logro en la carrera de Tobias Sammet: la cósmica y sideral The Scarecrow. Para mí esta canción está fácil, pero fácil entre las diez mejores de la historia. Punto. El encargado de reemplazar a Lande era naturalmente Hartmann. Gran cometido del calvo y multifacético cantante/guitarrista. Sí, se echó de menos esa identidad que le da a la canción Jorn, pero esta es tan gloriosa y autosustentable, que resultó fascinante y cautivadora de principio a fin igual. No quedaba más que agradecer por todo lo brindado.

Tobias pregunta si acaso nos gustan las canciones rápidas. El “sí” que recibió por respuesta casi el vuela la cabeza. Le pasa por preguntar burradas. No, mentira, si todo era una estratagema para poder presentar uno de los cortes más veloces y powermetaleros de la segunda era de Avantasia: ¡Shelter From The Rain! Qué maravillosa canción, ¡por la cresta! Qué inspirado estaba Sammet cuando su mente la parió. Es realmente gloriosa, y así la vivió la fanaticada desde el primer segundo en que sonó. Hubo una pifia bastante notoria de Kiske, a quien se le olvidó la letra, pero incluso eso dejó de tener importancia en la magnificencia del momento. Por otro lado estaba el maestro Bob, que se llegaba a ver hasta tierno con su pandero. El punto álgido estuvo, claro que sí, en el mayestático e imponente estribillo (uno de los mejores que ha escrito Sammet), punto en el que yo al menos empecé a decirle “chao” a mis cuerdas vocales. Precioso y emotivo momento, ¡pura entrega!

Turno de otros de los grandísimos aciertos en la carrera de Tobias: The Wicked Symphony. Jamás me canso de oír esa introducción orquestal tan depurada e inspirada. Escucharla en vivo es (aunque sean sólo pistas pregrabadas) otra cosa. Cerrar los ojos y dejar que las vibraciones de cada nota te invadan todo el cuerpo es inevitable. Muy llamativo el orden en que intervinieron los cantantes: comenzó Bob, siguió Ollie haciendo las partes originales de Russell Allen, luego Thomas hace de Lande y en el coro la rompen todos. Todos excepto Tobias, que volvió a quedarse tras el escenario para tomarse un respiro. Incluso Amanda vivió el protagonismo de algunos versos (recordemos que su labor es mayoritariamente hacer los coros). Protagonismo que seguiría exhibiendo durante Farewell, esa preciosísima balada que nos regalase el The Metal Opera, y que esta vez compartiría con Tobi, obviamente. Qué linda canción, qué carga de pasión y sentimiento en cada uno de sus versos y acordes. Llega mucho, y prueba de eso es la forma en que el público se esmeró para entonarla. Muy comprometidos todos. Hacia el final aparece Kiske para coronar una interpretación perfecta y llenarse de aplausos y gloria. Le Grand Finale.

Otro momento de relajo y Sammet anuncia que utilizará un truco que, a pesar de saber que es uno muy barato, le da buenos resultados. Se trata de aquél de nombrar a algún país vecino y decir que los fans allí estuvieron mejor. Acaba señalando que es nuestra oportunidad de pasar de simplemente “buenos” a “increíbles”. La oportunidad de “reivindicarnos” vendría de la mano de Lost In Space. Increíble cómo un corte odiado en un comienzo, se convirtió en uno de los favoritos del público. Coreada en todo momento y a todo pulmón. Tenía razón: barato, pero efectivo truco. ¡Un crack! Excelente frontman. En seguida vino algo más reciente, la tremenda Savior In The Clockwork, con un Martin inspirado y un Tobias cantando a un altísimo nivel. Felix, por su parte, llevaba a cabo una actuación descollante tras su kit de batería. Tiende a pasar desapercibido al lado de tanta estrella, pero su trabajo es impecable siempre, y si uno poza sus ojos sobre él, verá que siempre está haciendo alguna cosa llamativa, como golpearse la cabeza o malabarear con las baquetas. Pero no había tiempo para pausas y rápidamente van con otro de los grandes créditos de la trilogía del Espantapájaros: Stargazers. Nuevamente hubo roles cambiados, pero terminó resultando todo a la perfección. Admirable cometido del grupo para otra canción que el público valora y agradece mucho.

Quedaba aún mucho show por venir y ya con Martin de vuelta el escenario inician algunos juegos para pasarla bien. Algo simple, como hacer gritar a hombres primero y a mujeres después. Una especie de precalentamiento para empezar a cantar “oh, oh, oh” e arrancar así ese genial fraseo de Twisted Mind. La canción avanzaba con su grandeza habitual, de la mano del dúo Sammet-Martin, pero al llegar el estribillo quedó la grande, porque casi se le vuela el techo al teatro. Además nadie paraba de saltar. Y es que ese momento de la canción es muy enérgico y contagioso.

Finalizado aquello Eric vuelve a tomarse el protagonismo con su enorme simpatía. Primero saca unas fotos. Luego hace un amague de presentar a la banda, iniciando con Amanda y por su puesto todos comienzan a cantarle “mijita rica”. Eric pregunta que si le estamos gritando “cosas sucias” a la cantante, y ante la positiva respuesta él replica “¡yo también se las digo!”. Inevitables las carcajadas. Luego se hace un auto-llamado a la calma y se mira sus partes nobles, provocando más risotadas de todo el público. ¡Un tipazo! Por su puesto fue todo en buena y nadie se ofendió. Además se le escapó un “esto está mejor que en Argentina”, algo que Tobias había evitado mencionar, pero que le causó mucha risa. Continuando con el show nos regalaron Dying For An Angel, corte entretenido y de buena vibra que sirve para que la gente cante y salte. Con él pusieron fin a la primera parte del espectáculo.

Tras el encore debían volver con The Great Mystery, pero serios inconvenientes con el teclado no le permitieron a Miro tocar las partes de piano, por lo que decidieron prescindir de ella. Hicieron el intento, pero uno hubo caso. De hecho, eso fue lo que retrasó el reinicio del show. Una lástima, pero qué diablos, lo que vendría luego haría olvidar toda la pena: Avantasia, una pieza tan querida por los fanáticos que hasta en giras de Edguy me tocó escucharlo alguna vez. Realmente genial el nivel de exacerbada vociferación que es capaz de convocar. Matarse contando parecía ser la consigna y así se hizo.

Tobias Sammet, maestro en el arte de hacer sueños realidad, tenía un regalo más en su cajita de sorpresas. En giras anteriores habíamos tenido la oportunidad de vivir esto, pero sólo en parte, porque sólo se animaban a tocar los últimos minutos de la canción, debido a  que es muy extensa y compleja para tocarla completa. Es así, porque The Seven Angels tiene una duración que equivale a tres canciones, y una espectacularidad que equivale a la de un millón de himnos. Yo siempre digo que The Scarecrow es la mejor canción que Sammet ha hecho, pero hay en ese enunciado algo de gustos también. Objetivamente The Seven Angels está allí, 1/100 de peldaño por debajo.  Y si alguien me dice que es lo mejor que el buen Tobi ha hecho, no podría discutirlo. ¡Soberbia obra! Llenaba de emoción escuchar esos primeros acordes, llenos de magia y misterio. Fue volver automáticamente una década en el tiempo, estremecerse y experimentar la verdadera felicidad. La gente totalmente enloquecida desde el inicio mismo, coreando incluso ese verso inicial con distintas líneas vocales, donde Amanda tuvo un rol fundamental. Y al momento del “Now the time has come!” la música, las luces, las voces, el Teatro mismo, ¡todo explota! La canción avanza y se hace estremecedor ver cómo TODOS coreaban cada nota. Y mientras no acercábamos al momento álgido, el coro, crecía una ansiedad de ver lo que sería eso. Nada, ¡qué iba a ser! ¡INCREÍBLE! De lo más lindo que vi en las historia de los conciertos esa forma en que todos y cada uno de los presentes cantaba con cada gramo de fuerza ese monumental coro. “We are the Seven, Judgement of heaven. Why don’t we know? WE ARE THE ANGELS!” Era un canto salido desde los abismos del alma. Realmente hermoso. Así fuimos avanzando, llegando hasta ese movimiento coral que procede el interludio instrumental: “Woe to you longing for the wisdom! Woe to you longing for the light!” Parecía el canto de miles de ángeles condenando a los malosos de la historia narrada en los Metal Opera. ¡Celestial! Nada que reprocharle a la audiencia. De lo mejor que me tocó ver. Seguimos hasta llegar a los minutos finales, esos que vienen después de la parte en piano, y que fueron otra maravilla digna de jamás olvidarse. Lo que hicieron Kiske y los demás no puede describirse, había que estar allí. Qué emoción más grande. Un nudo en la garganta que ni cantando con toda la fuerza posible se podía desatar. Gracias Tobias, simplemente gracias por tanto.

¿Algo más? ¡Sí! Pensé que lo anterior sería lo último pero quedaba un regalo final. Antes de lanzarse con eso, el líder del proyecto promete que si hay nuevo tour de Avantasia, volverán a Chile. “No more Avantasia tours without Chile, ok?” Luego de palabras de agradecimiento y tras el compromiso de volver, y al son del grito de “Santiagouuuuu!”, presenta la excelsa Sign Of The Cross. Alcanzan a hacer parte inicial, con el “From a world of reign they come”, pero luego se detienen, excepto André Neygenfind con su bajo y Felix, que continuaron por varios minutos sólo con la suave base rítmica. Fue un momento de pausa para poder presentar a todos quienes hicieron posible esta mágica noche. Cada uno de ellos se ganó una ruidosa aclamación, incluso el desconocido André. Ya casi al final de ese proceso la gente aprovecha que esa base rítmica se parece a la de otra canción muy conocida y comienza a corear “ooooh ooooh oh oh”. Tobias mira con cara de complicidad, Felix se prende y empieza a tocar con más fuerza, Ollie engancha y empieza a hacer el riff de la canción. Y así, de la nada, estábamos todos honrando la memoria del gran Ronnie James Dio cantando Heaven And Hell. ¡Notable! ¡Gigantesco y emocionante momento! Pero el show debía continuar y en breve retomaron Sign Of The Cross, con todos los cantantes sobre el escenario. Otro espectacular e inolvidable pasaje. Magníficas interpretaciones de todos y una imponente respuesta de los fanáticos, que no podían creer todo lo que vivían. Alucinante manera de cerrar una jornada que de principio a fin fue perfecta.

A las 00:02 se ponía fin a tres horas de concierto. ¡Tres horas! Pasan muchísimas cosas en tres horas y seguro se me escapan muchas en este relato, pero lo fundamental es que fue un concierto extraordinario, realmente inolvidable. Más allá del público asistente (menos al que el proyecto merece), la función rozó la perfección e hizo emocionar a todos los que asistieron. Se tocaron los temas nuevos que se tenían que tocar y se rescataron los clásicos que era imposible no recordar. Alguna que otra falla técnica y humana, pero francamente dio exactamente lo mismo a la luz de lo que fue la totalidad del show. No nos queda más que agradecer a Tobias y a los otros avantasianos y recordar desde ya sus palabras: “¡prometemos volver!”.

Setlist:

01. Intro
02. Spectres
03. The Watchmakers’ Dream
04. Prelude
05. Reach Out For The Light
06. Breaking Away
07. The Story Ain’t Over
08. Scales of Justice
09. What’s Left Of Me
10. Promised Land
11. The Scarecrow
12. Shelter From The Rain
13. The Wicked Symphony
14. Farewell
15. Lost In Space
16. Savior In The Clockwork
17. Stargazers
18. Twisted Mind
19. Dying For An Angel
Encore:
20. Avantasia
21. The Seven Angels
22. Sign Of The Cross

REVISA AQUÍ LA GALERÍA DE FOTOS DEL CONCIERTO

La Metal Opera tuvo su revancha con nuestro país con cerca de 1800 fanáticos que llegaron hasta el Teatro Caupolicán.

Fotos: Guillermo Salazar

 

Las siguientes personas ganaron una invitación al show de AVANTASIA este en el Teatro Caupolicán:

  • Manuel Frez
  • Alejandra Ortúzar
  • Daniela Echeverría
  • Felipe Figueroa
  • Angel Martin
  • Francisco Díaz-Valdes
  • Claudio Pozo
  • Andrea Fuentes
  • Luis Peralta
  • Pamela Molina

¡Felicidades! Todos fueron contactados por mail. Gracias a los cientos de metaleros que participaron, ¡nos vemos este jueves!

Luego del show Sold Out que dio STRATOVARIUS en Blondie, vamos por la segunda parte con AVANTASIA este jueves 27 en el Teatro Caupolicán, mismo recinto donde hasta ahora realizaron su único concierto en nuestro país (2008).

Las entradas están disponibles por sistema Ticketek.cl, tiendas Falabella, GAM y Cine Hoyts habilitados. Sin recargo se encuentran en tiendas RockMusic del Eurocentro y Portal Lyon.

PRECIOS:

Primera Preventa: $20.000 (AGOTADA)
General: $25.000
Día del Show: $30.000
Palcos (Sólo 20 personas por palco): $30.000

Los músicos y cantantes que estarán el 27 de junio en el Teatro Caupolicán son:

Tobias Sammet
Michael Kiske
Eric Martin
Bob Catley
Thomas Rettke
Amanda Somerville
Sascha Paeth (Guitarra)
Oliver Hartmann (Guitarra y coros)
Miro Rodenberg (Teclados y coros)
André Neygenfind (Bajo y coros)
Felix Bohnke (Batería)

Mira el saludo de Amanda Sommerville a Sudamérica:

Tobias Sammet también envió un saludo a nuestro continente y dejó la invitación hecha a los fans para asistir a los shows:

Esto es lo que comentó el también líder de EDGUY sobre el setlist de AVANTASIA en los próximos shows:

 

AVANTASIA se acerca a Sudamérica para ofrecer shows en Chile, Argentina, Brasil, México, y por primera vez en Colombia y Costa Rica.

A dos semanas de su desembarco, Tobias Sammet envió un saludo a nuestro continente y dejó la invitación hecha a los fans para asistir a los shows:

Esto es lo que comentó el también líder de EDGUY sobre el setlist de AVANTASIA en los próximos shows:

AVANTASIA regresará Santiago para tocar el próximo 27 de junio a las 21:00hrs en el Teatro Caupolicán, mismo recinto donde hasta ahora realizaron su único concierto en nuestro país (2008). Al igual que con HELLOWEEN junto a STRATOVARIUS y el show de BLIND GUARDIAN el 2011, PowerMetal.cl celebrará este 2013 sus 12 años junto a AVANTASIA en Chile, siendo la segunda parte de este aniversario luego del lleno total de STRATOVARIUS en Blondie.

Las entradas se venden por sistema Ticketek.cl, tiendas Falabella, GAM y Cine Hoyts habilitados. Sin recargo se encuentran en tiendas RockMusic del Eurocentro y Portal Lyon.

PRECIOS:

Primera Preventa: $20.000 (AGOTADA)
General: $25.000
Día del Show: $30.000
Palcos (Sólo 20 personas por palco): $30.000

Los músicos y cantantes que estarán el 27 de junio en el Teatro Caupolicán son:

Tobias Sammet
Michael Kiske
Eric Martin
Bob Catley
Thomas Rettke
Amanda Somerville
Sascha Paeth (Guitarra)
Oliver Hartmann (Guitarra y coros)
Miro Rodenberg (Teclados y coros)
André Neygenfind (Bajo y coros)
Felix Bohnke (Batería)

Tobias Sammet comentó en entrevista con PowerMetal.cl:

“Estoy muy feliz de poder llevar a Avantasia de regreso a Chile. Y ya sabes, de verdad pienso que los fans pueden esperarlo, ¡yo lo espero! Y creo que los otros también: Bob Catley irá, creo que será su primera vez a Chile; Thomas Rettke de Heavens Gate estará también por primera vez en Chile; llevaremos también a Michael Kiske, será la primera vez que esté con nosotros con Avantasia en Chile, Eric Martin irá también, entonces creo que llevaremos una tremenda alineación. Y estoy ansioso de poder llevarles a todos estos invitados, y bueno… Llevar la Opera a Santiago una vez más.

A quienes ya tienen sus entradas les digo: No se arrepentirán ni por un segundo, pues serán testigos de algo… en este punto yo ya sé que verán, y les digo que serán testigos de algo que es realmente espacial y que nunca olvidarán. No es comparable a ningun show que hayan visto antes, y por eso es que los que ya tienen su ticket no se arrepentirán. Y para los que no quieren venir: bueno, lo siento. Ya sabes, es su decisión (risas). Pero esos que sí vendrán, definitivamente verán algo especial y la pasaremos muy bien juntos”.

LEE Y ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA A TOBIAS SAMMET ENTRANDO AQUÍ

 

TOBIAS SAMMET INVITA A LOS CHILENOS AL CONCIERTO DEL 27 DE JUNIO EN EL TEATRO CAUPOLICÁN:

 

Foto: Nicole V.

Este viernes en el concierto de STRATOVARIUS en Blondie se estarán vendiendo entradas para el show de AVANTASIA en Chile a precio preventa, es decir, $20.000. Este beneficio es sólo para el público que se encuentre dentro del recinto y está limitado a 50 tickets.

La Metal Opera de Tobias Sammet regresará Santiago para tocar el próximo 27 de junio a las 21:00hrs en el Teatro Caupolicán, mismo recinto donde hasta ahora realizaron su único concierto en nuestro país (2008). Al igual que con HELLOWEEN junto a STRATOVARIUS y el show de BLIND GUARDIAN el 2011, PowerMetal.cl celebrará este 2013 sus 12 años junto a AVANTASIA en Chile.

Los músicos y cantantes que estarán el 27 de junio en el Teatro Caupolicán son:

Tobias Sammet
Michael Kiske
Eric Martin
Bob Catley
Thomas Rettke
Amanda Somerville
Sascha Paeth (Guitarra)
Oliver Hartmann (Guitarra y coros)
Miro Rodenberg (Teclados y coros)
André Neygenfind (Bajo y coros)
Felix Bohnke (Batería)

Las entradas se venden por sistema Ticketek.cl, tiendas Falabella, GAM y Cine Hoyts habilitados. Sin recargo se encuentran en tiendas RockMusic del Eurocentro y Portal Lyon.

Los precios son:

General: $25.000
Día del Show: $30.000
Palcos (Sólo 20 personas por palco): $30.000

Tobias Sammet comentó en entrevista con PowerMetal.cl:

“Estoy muy feliz de poder llevar a Avantasia de regreso a Chile. Y ya sabes, de verdad pienso que los fans pueden esperarlo, ¡yo lo espero! Y creo que los otros también: Bob Catley irá, creo que será su primera vez a Chile; Thomas Rettke de Heavens Gate estará también por primera vez en Chile; llevaremos también a Michael Kiske, será la primera vez que esté con nosotros con Avantasia en Chile, Eric Martin irá también, entonces creo que llevaremos una tremenda alineación. Y estoy ansioso de poder llevarles a todos estos invitados, y bueno… Llevar la Opera a Santiago una vez más.

A quienes ya tienen sus entradas les digo: No se arrepentirán ni por un segundo, pues serán testigos de algo… en este punto yo ya sé que verán, y les digo que serán testigos de algo que es realmente espacial y que nunca olvidarán. No es comparable a ningun show que hayan visto antes, y por eso es que los que ya tienen su ticket no se arrepentirán. Y para los que no quieren venir: bueno, lo siento. Ya sabes, es su decisión (risas). Pero esos que sí vendrán, definitivamente verán algo especial y la pasaremos muy bien juntos”.

LEE Y ESCUCHA LA ENTREVISTA COMPLETA A TOBIAS SAMMET ENTRANDO AQUÍ

 

TOBIAS SAMMET INVITA A LOS CHILENOS AL CONCIERTO DEL 27 DE JUNIO EN EL TEATRO CAUPOLICÁN: