Entradas

El vocalista Antony Hämäläinen, los guitarristas Joey ConcepcionAndrew Pevny, la bajista Sara Claudius son todos ex-miembros del proyecto de Christopher Amott ARMAGEDDON quienes han sumado al baterista Yanni Sofianos para dar vida a DAUGHTER CHAOS y acaban de firmar con Seeing Red Records para lanzar este año su debut discográfico.

Para hacerse una idea del sonido de este nuevo proyecto los dejamos con su primer single “Intergalactic”:

El ex guitarrista de ARCH ENEMY Christopher Amott se encuentra trabajando en el regreso discográfico de su proyecto personal ARMAGEDDON.

Tengo una nueva banda junta y un material para patear traseros que no puedo esperar para revelarlo al mundo. Para ser honesto, no he estado tan excitado de trabajar en un álbum como ahora desde hace unos 10 años. Será 100% metal con montón de solos de guitarras y composiciones intrincadas. Estoy escribiendo la música en conjunto a Matthew Wicklund (GOD FORBID, WARREL DANE, HIMSA), quien es el segundo guitarrista de la banda. Los ganchos y las melodías que hemos creado son tremendos. En batería tenemos a Van Williams (NEVERMORE). Al bajista y al vocalista no los voy a revelar aún, per los puedo decir que no cantaré yo. Puedo predecir que el lanzamiento será para mediados del 2013” comentó Amott.

 

A principios del milenio, durante un descanso de su trabajo habitual en Arch Enemy, el guitarrista Christopher Amott decidió explorar el lado más melódico del metal. Por esto dio vida a un proyecto que, aunque en un principio lo ideó como una banda de melodeath, terminó siendo un grupo powermetalero muy interesante.  Armageddon lanzó 3 discos: “Crossing The Rubicon”, “Embrace The Mystery” y “Three” los cuales solo se editaron en Japón. Pero cuando hay un buen trabajo, este no puede quedarse encerrado sólo en un lugar de la tierra y, tras muchas “descargas”, Amott decidió editar su trabajo mundialmente. Debido a esto es que decidí echarle una escucha a Armageddon y me llevé una grata sorpresa.

“Embrace The Mystery” es el segundo disco de este interesante proyecto. En él, Amott se hace acompañar de los también daneses Rickard Bengtsson  en las voces (Last Tribe), Dick Lövgren en el bajo (Meshuggah) y Daniel Erlandsson en las baterías (In Flames). Es, a mi parecer, su mejor trabajo, sin menospreciar la calidad de los demás discos. El álbum, como todo buen proyecto de metal melódico, comienza con la intro “Awakening” para dejar pasó a “Broken Spell” un tema que muestra lo que veremos a lo largo de todo el LP: depurada técnica por parte de cada uno de los instrumentos, acompañados por la gran voz de Bengtsson, que en algunos momentos me recuerda a  Michael Kiske en Place Vendome.

Un rápido solo de batería da inicio a “Blind Fury” que sigue muy en la vena del tema anterior. Gran desempeño de todos los integrantes, aunque claramente mención especial para el manejo en guitarras de Christopher Amott, que brilla en todo momento y obviamente más en los solos que nunca suenan forzados. “Worlds Apart” es, a mi parecer, el mejor tema de “Embrace The Mystery”. Muestra que es posible hacer buen powermetal y no sonar a algo ya hecho. Coros intensos y oscuros, guitarras muy afiladas y el acompañamiento perfecto en el bajo y en la batería, lo convierten en un tema digno de guardar en la memoria.

“Cry of Fate” es sinónimo de velocidad. Un tema que podría recordar en un principio a los Helloween más clásicos, aunque a medida que avanza se aleja de esto para sonar totalmente fresco. El disco sigue su curso con “Illusions Tale”, un mid-tempo con un trabajo de voces fantástico, que quizás paga por estar en un disco muy por sobre la media, por lo que se escucha algo más débil. “Moongate Climber” inicia con un sonido de guitarra española, para dar paso a 2 minutos de un tema instrumental guiado por grandes riffs de la guitarra de Amott.

El tema que le da nombre al disco, “Embrace The Mystery”, es otro que está por sobre la media del disco, que también pudo haber sido un clásico, si este hubiera sido lanzado 5 años antes. El penúltimo corte, “Sleep of Inoccence”, sigue en el mismo estilo de toda la placa, quizás el tema más bajo, pero no por un tema de calidad, sino porque no aporta mucho más.  Finalmente llega “Grain of Sand”, la balada que todo disco de power debe tener.  Aquí es donde más luce la voz de Bengstonn. Una canción muy bella, que en vivo probablemente obligaría a prender los encendedores, acompañado por Amott y un punteo muy melódico.

Después de terminar el disco cabe preguntarse por que hubo que esperar tantos años para lanzar mundialmente esta banda. Quizás el problema es que nació en un momento en que el metal más melódico iba en caída. “Embrace The Mystery” es un álbum que si hubiera sido lanzado a la par con los clásicos de Stratovarius o los primeros de Sonata Arctica, sería considerado un clásico del powermetal. Es una lástima que Armageddon ya no exista, pero esperemos que con el lanzamiento mundial de estos trabajos, Christopher Amott se decida a revivir este increíble proyecto.