Entradas

¿Tienes ya tu entrada para el concierto de ARCH ENEMY o estás por comprarla? Entonces no tendrás problemas para concursar en el sorteo de unos Meet&Greet con la banda que se presenta el 21 de noviembre en el Teatro Caupolicán.

Lo único que tienes que hacer si deseas ganar un encuentro con los suecos es enviar un correo a concurso@powermetal.cl con el asunto «M&G Arch Enemy» y la siguiente información:

  1. Nombre
  2. Rut
  3. Teléfono y
  4. Número de tu entrada: se encuentra al reverso de tu ticket

El concurso es sólo para quienes que tengan sus entradas, así que si todavía no cuentas con la tuya, aún puedes comprarla a través de Feriaticket, tiendas Feria Mix y sin recargo en Bar Rockaxis (metro Manuel Montt) y Rockpro (Crown Plaza). La entrada general tiene un valor de $20.000, más cargo por servicio.

Los suecos anunciaron la grabación de un DVD en la gira «Latin American Khaos Tour»: «Es una gran noticia para nuestra próxima gira por Sudamérica. Vamos a documentar todo el viaje para el próximo DVD oficial de ARCH ENEMY (que se publicará en 2013). Estamos trayendo consigo el equipo de Filmefahrer Pictures (quien también grabó en Colonia, Alemania 2012) para filmar los conciertos, hacer entrevistas con los miembros de la banda, tomar imágenes en backstage, de los fans y todo lo demás”.

«Estamos muy contentos de regresar a Chile, Argentina, Brasil y México, así como de descubrir nuevos lugares como Uruguay, Perú y Costa Rica. Además, vamos a tener al equipo de Abysmo en Chile que trabajará con varias cámaras HD.”

El show contará con la participación de los chilenos BREAK.DOWN, quienes estuvieron este año junto a ICED EARTH y en The Metal Fest 2012 junto a grandes exponentes del metal internacional, quienes además acaban de lanzar su nuevo video clip promocional Chaos Theory del disco «Made Of Scars» (firmado para edición europea y japonesa) y que son una de las cartas del nuevo metal nacional. Cabe destacar que su vocalista Eddie Parra viajará desde Suecia para abrir el show de ARCH ENEMY.

 

Los suecos anunciaron la grabación de un DVD en la gira «Latin American Khaos Tour», que los trae a Chile este 21 de noviembre al Teatro Caupolicán.

La banda comentó en su web: «Es una gran noticia para nuestra próxima gira por Sudamérica. Vamos a documentar todo el viaje para el próximo DVD oficial de ARCH ENEMY (que se publicará en 2013). Estamos trayendo consigo el equipo de Filmefahrer Pictures (quien también grabó en Colonia, Alemania 2012) para filmar los conciertos, hacer entrevistas con los miembros de la banda, tomar imágenes en backstage, de los fans y todo lo demás”.

«Estamos muy contentos de regresar a Chile, Argentina, Brasil y México, así como de descubrir nuevos lugares como Uruguay, Perú y Costa Rica. Además, vamos a tener al equipo de Abysmo en Chile que trabajará con varias cámaras HD.”

El show contará con la participación de los chilenos BREAK.DOWN, quienes estuvieron este año junto a ICED EARTH y en The Metal Fest 2012 junto a grandes exponentes del metal internacional, quienes además acaban de lanzar su nuevo video clip promocional Chaos Theory del disco «Made Of Scars» (firmado para edición europea y japonesa) y que son una de las cartas del nuevo metal nacional. Cabe destacar que su vocalista Eddie Parra viajará desde Suecia para abrir el show de ARCH ENEMY.

Las entradas para este concierto están a la venta por sistema Feriaticket, tiendas Feria Mix y sin recargo en Bar Rockaxis (metro Manuel Montt) y Rockpro (Crown Plaza). La entrada general tiene un valor de $20.000, más cargo por servicio.

 

Los viñamarinos que ya telonearon a ICED EARTH y participaron de la primera edición del THE METAL FEST, serán los encargados de abrir el show de ARCH ENEMY el 21 de noviembre en el Teatro Caupolicán.

BREAK.DOWN acaba de lanzar el segundo single de «Made Of Scars», titulado Chaos Teory. En tanto, ARCH ENEMY dará en Chile el puntapié inicial del «Latin American Khaos Tour», gira promocional del álbum «Khaos Legions» lanzado el 2011.

Las entradas para este concierto están a la venta por sistema Feriaticket, tiendas Feria Mix y sin recargo en Bar Rockaxis.

Los precios son:

$16.000: Preventa (500 tickets)
$20.000: Entrada general

Apenas estamos en mayo y ya se dan a conocer fechas de conciertos metaleros para bien avanzado el segundo semestre. El primer anuncio al respecto es la vuelta de ARCH ENEMY Chile, banda que escogió al país como punto inicial de la gira latinoamericana en promoción de «Khaos Legions».

La banda de Michael Amott y Angela Gossow tocará el 21 de noviembre por primera vez en el Teatro Caupolicán, luego que el 2007 lo hiciera en el Teletón y el 2009 en el Novedades.

“¡Por fin! No hemos visitado a nuestros amigos latinoamericanos por más de tres años», escribe la banda en su sitio web. «Esperamos con ansias presentarnos ante una de las mejores audiencias del metal en el mundo. Prometemos shows increíbles».

Las fechas del Latin America Khaos 2012 son las siguientes:

21-Noviembre-2012 – Teatro Caupolicán – Santiago, Chile
23-Noviembre-2012 – Teatro Vorterix – Buenos Aires, Argentina
25-Noviembre-2012 – Carioca Club – Sao Paulo, Brasil
27-Noviembre-2012 – Troya – Montevideo, Uruguay
29-Noviembre-2012 – Centro Convenciones Barranco – Lima, Perú
1-Diciembre-2012 – Club Peppers – San José, Costa Rica
4-Diciembre-2012 – Circo Volador – Ciudad de México, México

Asimismo, las entradas estarán a partir de este viernes 18 de mayo por sistema Feriaticket y la preventa será de $16.000, mientras que la general, de $20.000.

Arch Enemy

«Simplemente ya no quiere tocar más metal extremo». Así explicó ARCH ENEMY la salida amigable pero definitiva de uno de sus guitarristas fundadores, Chris Amott, el mismo que se fue el 2005 para dedicarse a sus estudio y volvió el 2007, participando en «Rise Of The Tyrant» (2007) y «Khaos Legions» (2011).

Ahora sin embargo no se dieron los motivos de esta salida. La banda sólo escribió lo siguiente: «Le agradecemos a Christopher por el tiempo que trabajó con el grupo y por supuesto que le deseamos todo lo mejor en sus futuros proyectos. Por fortuna, aquí no hay dramas, este es el mejor camino para todos los involucrados».

ARCH ENEMY completará la gira 2012 en promoción de «Khaos Legions» con Nick Cordle, guitarrista de 26 años proveniente de Virginia, Estados Unidos. «¡Estamos motivados y con muchas ganas de continuar esparciendo nuestra música alrededor del mundo!».

En mayo del 2011, Chris Amott dio una entrevista a PowerMetal.cl y no sólo habló del disco que ARCH ENEMY sacaba ese mes, sino también de sus recuerdos de Chile. Para revisarla sólo tienes que hacer click acá.

Es entretenido cuando a un grupo le da locura y juega al borde del descriterio con ponerle harto color, con tirar toda la carne a la parrilla, con la opción de que si se puede colocar más, se coloca, que si puede caber más, se mete, y si no cabe más, ¡igual se hace el espacio!

En Khaos Legions de Arch Enemy hay lugar para todo, un disco ultra compacto con cada uno de los elementos habidos y por haber de la banda en su trayectoria, con todos los estilos cuyo común denominador sea lo melódico, o mejor dicho, con todos los estilos pasados por el filtro de lo melódico. Hay canciones que por su cantidad de arreglos y bases podrían servir para armar tres o cuatro para Doomsday Machine (2005). Hay composiciones con partes tan diferentes entre sí que prácticamente parecieran haber dos temas adentro, ¡o tres!, unidos sin aviso con violentos quiebres. Los momentos acelerados son más veloces, los cambios de notas más complejos, los pasajes sofisticados más elegantes, las melodías de guitarras más neoclásicas, etc., en un trabajo de mucha más información por segundo incluso que Rise Of The Tyrant (2007).

En simples términos, Khaos Legions puede sostenerse como una versión enhanced del Arch Enemy del siglo XXI, más rápido cuando quiere acelerarse, más sensible cuando pretende ser calmo, y más hiperventilado con los componentes que toma, sean extremos o melódicos. No hay límites, no son pistas políticamente correctas, ni para los conciertos en vivo ni por sus letras, ya que resultan desafiantes en su interpretación y mensaje. Es como si todos tuvieran algo que decir, por lo que no es coincidencia que los cuatro instrumentistas hayan escrito esta vez para el esfuerzo, que todos levanten la mano y le carguen peso al material.

En todo caso, ¿qué valorización es posible darle a todo aquello? El discurso de “más es más”, que Khaos Legions es “Arch Enemy por todas partes”, “tómalo o déjalo”, puede engañar a los seguidores noventeros, ya que con esa parada queda como abierta la opción de que la banda rescate sonidos de Stigmata (1998) o Burning Bridges (1999), en especial, después de The Root Of All Evil (2009), con clásicos de esa época vueltos a grabar con la voz de Angela Gossow y el mismo equipo de producción del nuevo CD. Y ojo, porque Arch Enemy agrega de forma aleatoria ciertos elementos brutales o death melódicos de los tres primeros álbumes, pero bajo el mismo prisma actual que hace que aquella temprana “mística” sea cada vez más lejana. En ese tiempo, el grupo de los hermanos Amott se encontraba en vías de desarrollo dentro del emergente Death Metal melódico, y si bien dejó un par de clásicos en dicho camino, no fue hasta que llegó Angela Gossow que solidificó su identidad definitiva, gústele a quien le guste. Por fortuna, o por desgracia, Khaos Legions es ciento por ciento Arch Enemy y allí se encuentra la gran paradoja, que mientras más Arch Enemy suena, ¡menos les gusta a los “verdaderos” fans del antiguo Arch Enemy!

Finalizado eso, Khaos Legions es un disco multidimensional, en el sentido de que esta banda ya extrapoló las esferas del melo-death. Aquí, los estilos tradicionales se superponen en función del sonido de Arch Enemy, desde el Heavy Metal hasta el Thrash, pasando por lo agresivo y lo virtuoso por igual, entregando tonelaje y tonelaje de material. Al principio, hay melodías brillantes que de inmediato se abren paso por los hooks de sus guitarras. La primera de todas esas es la de Khaos Overture de hecho, en la misma introducción de la placa. Hay otras melodías que quedan un poco escondidas entre tanto despliegue  y arrebato, como las de City Of The Dead, que hay que escuchar un poco más. Y hay otras que son para el olvido, como en la primera parte de No Gods, No Masters, en fin.

Lo que quiero resaltar es que este álbum es lo más parecido a un puzzle de mil piezas. Cuesta armarlo, hay que tener paciencia y dedicación, pero cuando empieza a verse la imagen, la tarea empieza a ser gratificante. Lo mismo ocurre acá. En un comienzo, y a pesar de que sí hay canciones inmediatas, es complicado distinguir el cuadro entero, y retener una fracción importante de lo que se escucha se transforma en todo un desafío. Sin embargo, la odisea tiene su recompensa, puesto que en una etapa más “avanzada”, varios cortes empiezan a adquirir el calificativo de temazo.

Entre esos, creo firmemente que se encuentra Under Black Flags We March, una composición abismante pese a su “sencillez” en relación a todo lo que se oye en Khaos Legions, una pausa en cuanto a intensidad, quiebres y complejidad, pero con una característica única en sus fraseos, una cadencia oscura que explota en el coro donde sale invitado el ex “vocalista limpio” de Mercenary, el danés Mikkel Sandager. Los que quedaron inconformes con Revolution Begins del Rise Of The Tyrant con éste se cobrarán su revancha, ya que enseña una vibra mucho más severa y menos comercial, quizás, la prueba más simple de por qué Khaos Legions es superior a su predecesor. Es preciso mencionar de hecho que los números “taquilla” de la producción son el de apertura, Yesterday Is Dead And Gone, Bloodstained Cross y Vengance Is Mine, los últimos dos siguiendo el patrón de Ravenous o Nemesis. Son los de mayor impacto, los más inmediatos, pero al mismo tiempo los primeros en tornarse algo reiterativos. Descargan choques tempraneros de energía que tan rápido como explotan, también se disipan, cediendo su espacio para que temas menos “convencionales” hagan su entrada definitiva.

Dentro de esos que se hacen notar “después” está City Of The Dead, que enseña unos solos en velocidad que llegan a impresionar hasta a los más distraídos, pero cuyos elementos más potentes y perduraderos se deslizan en otras melodías, como en su cambio de ritmo posterior. A su vez, Through The Eyes Of The Raven posiblemente sea lo más pesado -ojo, no rápido- del álbum, lo más siniestro, con múltiples quiebres y ritmos, una sucesión épica de riffs cortantes con los gritos más malévolos de Angela en todo el registro. La sección del solo me recuerda su poco a Silverwing de Burning Bridges, y el outro de Chris Amott con la guitarra española despidiendo la pista de verdad es un deleite, logrando que el virtuosismo y la sensibilidad se unan en un tremendo cierre. El track esconde un aire casi de invocación, mítico, que resulta difícil de desglosar, y allí se vislumbra su atractivo.

Y de lo sombrío a lo callejero, en los parámetros tradicionalistas de Arch Enemy por supuesto, surge Thorns In My Flesh, una canción bastante Thrash, con riffs, baterías y solos cercanos al Metallica del Ride The Lightning (1984), con harta actitud genuina de agresión y una sección instrumental aparte con más fibra del Bay Area. En cambio, las melodías heavymetaleras son las protagonistas en Secrets, que entre armonías de leads, escalas clásicas y figuras emulando a antiguos compositores, erige un final vistoso y muy entretenido en nombre de Khaos Legions.

Por lo general, los temas tienen tantas partes distintas entre sí que dentro de ellos hay puntos altos y puntos bajos por igual. Qué mejor caso que el de No Gods, No Masters, cuyo tramos iniciales constan de notas de guitarra insípidas que, sin motivo aparente, cambian a un ritmo riffero que despabilada de golpe. De todas formas, algunos excesos terminan confundiendo y Cruelty Without Beauty con Cult Of Chaos pierden un poco el norte. El rápido blast de Daniel Erlandsson no logra sonar agresivo, con la velocidad misma anulando tal propósito. En la primera, aparece Per Wiberg -aún miembro de Opeth cuando lo invitaron a esta grabación- para apretar unas teclas sin mayor sentido, mientras que en la segunda, hay una mezcla extraña entre Thrash, Black, Groove y Queensrÿche con doble bombo. Rarísimo.

Para terminar, quiero detenerme en el trabajo de guitarras, pues quizás es el mejor desde Wages Of Sin (2002) o Anthems Of Rebellion (2003). Al menos, es el más vistoso, con mayor riqueza e imprudencia de recursos, sonidos y notas, con los Amott colaborando juntos desde el principio en un sinnúmero de arreglos, adaptaciones, riffs, solos, hooks, interludios, instrumentales, etc. Una gran diferencia entre este disco y Rise Of The Tyrant va por el hecho de que Chris regresó a Arch Enemy cuando Mike ya casi tenía todo el material definido. Ahora, ambas mentes se compenetran desde la génesis, con uno moderando al otro, con uno alentando al otro, potenciándose y haciendo malabares.

Me cuesta sintetizar una conclusión tras todo lo escrito, ¡quizás porque Khaos Legions es un álbum imposible de sintetizar! Si me gustó o no, aún estoy en el proceso de saberlo. Lo que sé es que el conjunto se da un festín en su propio sonido y lo explota al máximo, casi como respuesta exacerbada a las protestas de “¡QUEREMOS ARCH ENEMY!”. He aquí el monstruo creado, ¡cuidado con lo que piden!

Sólo días faltan para el lanzamiento mundial de la próxima entrega de ARCH ENEMY, «Khaos Legions». El sello Century Media lo lanzará a fines de mayo en Europa y a principio de junio en nuestra región, y para saber todos los detalles de este nuevo álbum, desde cómo se escribió hasta cómo suena, pasando por todo tipo de pormenores, el guitarrista Christopher Amott conversó con PowerMetal.cl en exclusiva para Latinoamérica de habla hispana.

Entre las respuestas que dio acerca del trabajo en «Khaos Legions», sucesor de «Rise Of The Tyrant» del 2007, se encuentran las siguientes: «Me parece que el nuevo álbum es como más colorido. Con Anthems Of Rebellion (…) tratamos de escribir música más «esencial», con los pies puestos en la tierra, hacerla simple, pensando bastante en cómo tocarla frente a una audiencia en vivo, con ritmos bien sencillos que le gustaran a la multitud (…) Teníamos nuestras cabezas muy metidas en los conciertos, en cómo tocar mejor en vivo y cómo mejorar los shows. Sin embargo, confieso que los temas los hicimos muy fáciles, muy simples. Lo que hacemos ahora es mejor (risas). Arrojamos todo tipo de cosas allí y un montón de solos de guitarra, un montón de riffs, un montón de armonías, ¡un montón de todo!».

Si quieres leer lo que el menor de los hermanos Amott dijo sobre todo el proceso del CD, de su nueva motivación por tocar metal luego de haberse ido de ARCH ENEMY el 2005 y haber vuelto el 2007, como también acerca de una próxima visita a Chile en promoción de «Khaos Legions», ¡no te pierdas esta completa entrevista que puedes revisar en el link de abajo!

EXCLUSIVA POWERMETAL.CL CON CHRIS AMOTT DE ARCH ENEMY

“Más es más” es el enfoque que Arch Enemy toma en Khaos Legions, el primer álbum con nuevo material que sacan en tres años y medio. En ese lapso, el conjunto acumuló ideas entre todos sus miembros y ahora simplemente las desparraman en un trabajo más denso en riffs, solos, armonías de guitarra, arreglos clásicos, batería veloces y pasajes extremos. El compositor más refinado de la banda sueca, el experto guitarrista Chris Amott, se adentró en todos los detalles de la placa que sale a fines de mayo en Europa y principios de junio en América, pormenorizando el proceso completo y prometiendo una nueva visita a Chile en apoyo del disco.
KHAOS LEGIONS: “NO EXISTE NINGUNA RAZÓN PARA LIMITARNOS NOSOTROS MISMOS”
Chris, hablaremos en detalle acerca de la nueva producción, Khaos Legions, pero me gustaría comenzar preguntándote sobre tus experiencias en Chile con Arch Enemy, el 2009 y el ’99. ¿Qué memorias tienes del país?
¿Fue el 2009 ya (risas)?, ¿en serio?, ¡fue un buen show! No recuerdo mucho… o sea, me acuerdo del local eso sí y que fue un buen show (risas). No puedo recordar exactamente el de Chile… ¿(Silencio) cuál era el nombre del recinto? ¿Novedades (risas)?, como que tengo mezcolanza en mi cabeza, dimos varios conciertos en Sudamérica en esa oportunidad, por lo que están como revuelto (risas). Pero aquella gira comparada a la del ’99 fue mucho mejor organizada aunque, por supuesto, estaba lo de la gripe porcina, lo que fue bastante complicado. Había un montón de seguridad en el aeropuerto de Santiago y debimos pasar por todo tipo de chequeos y cosas por el estilo. Teníamos que mostrar y firmar papeles en cada país donde aterrizábamos (risas), ¡quizás tú te acuerdas!, pero claro, fue entretenido regresar a Chile. O sea, sólo había ido en 1999, siendo que Arch Enemy fue para allá cuando yo me encontraba fuera de la banda (en enero de 2007). Fue muy entretenido regresar a Chile luego de diez años.
Ahora, entiendo que en marzo último, en Alemania, presentaron en vivo dos canciones del nuevo registro. ¿Qué puedes comentar acerca de la reacción a Yesterday Is Dead And Gone y No Gods, No Masters?
¿Cómo fue la reacción? Tocamos una canción en Alemania, en la fiesta de lanzamiento, y pusimos algunos clips en Youtube… o sea, alguien la grabó y salió en Youtube, y la respuesta ha sido buena. La gente piensa que suena la raja, encuentra genial el trabajo de guitarras intrincadas, simplemente como Arch Enemy, y eso es bueno. Luego presentamos dos temas más, el primer track del álbum que se llama Yesterday Is Dead And Gone, luego No Gods, No Masters, que es más como una especie de pista mid-tempo a lo We Will Rise, entonces fue como una buena elección de material, sí, pues quisimos presentar algo a los periodistas que invitamos. Llevamos a doce periodistas de toda Europa para ese show en Alemania, a la fiesta de lanzamiento, les mostramos el álbum, dimos entrevistas y algunos nos comentaron que el CD cubría todos estos diferentes estilos. Como que nos decían ‘esta canción es rápida, y luego viene otra más lenta. ¡Acaban de mezclar Thrash con Death y todo tipo de metal!’. ¡Eso es algo los periodistas siempre nos señalan (risas)! Son cosas muy extrañas, ¡yo ni idea (risas)!
Sí, de hecho deseaba preguntarte al respecto (risas), ya que el disco tiene estos pasajes extremos y veloces junto con secciones más sofisticadas, más de clase y, cómo llamarlas, classical oriented, en las guitarras, sean acústicas o eléctricas. Bloodstained Cross por ejemplo, Cult Of Chaos o Secrets.  ¿Cuán especial son…?
(Interrumpe) no es nada que nos pongamos a pensar con antelación, nos gusta simplemente tocar esta gran variedad de distintos estilos musicales y por suerte somos capaces de hacerlo, ¡y lo hacemos!, no existe ninguna razón para limitarnos nosotros mismos. No es algo que hayamos dicho antes como ‘oh, vamos a escribir así el álbum’, no deberíamos sentarnos a pensar demasiado en eso, sólo no limitarnos a nosotros mismos, nada más hacer lo que queramos hacer o no pensar ‘oh, ¿acaso suena a Arch Enemy?, ¿es bueno o no?, ¿es esto death-melo?’, ¡hazlo nomás! Creo que todo es mejor de esa manera, más de libre pensamiento. El punto más fuerte es que hay una conexión mental con Mike (Amott, guitarras), que no tenemos que hablar demasiado, que sabemos lo que suena bien y lo que nos gusta, por lo que podemos tocar juntos de gran forma. A veces él llega con una melodía y quiere un cierto tipo de acorde, ¡y lo encuentro sin problemas!, casi como si nos volviéramos uno. Me imagino que eso es bueno (risas). Mike y yo somos de estilos diferentes pero no hay choques, formamos un equipo muy productivo, no surgen conflictos de personalidad.
El disco esconde un lado más sensible entre todos sus elementos y diversos ángulos. Vi este studio report en Youtube y allí apareces tocando una guitarra española clásica por ejemplo. ¿Qué es lo que más disfrutas cuando escribes, arreglas y registras tales pasajes dentro de esta música más agresiva?
Es agradable contar con tales dinámicas. Eso sí es algo que tratamos de hacer con esas pequeñas partes acústicas y limpias en cada lanzamiento, para armar un pequeño grinder. Así, los tracks para mí suenan un poco más Heavy,  en lugar de ir para que los tracks suenen un poco más heavy en lugar de ir triturando todo el tiempo. Sí, fue entretenido, la primera vez que yo grabo este tipo de guitarras clásicas. Solía estudiar guitarra clásica en la escuela de música, ¿y sabes?, me deje crecer las uñas y todo eso para poder tocar las cuerdas, ¡pero nunca entendí lo de andar con las uñas largas (risas)!, simplemente fui a los estudios y me puse grabar esas notas, la verdad es que ya no toco guitarra clásica demasiado (risas). Fue algo que surgió en las grabaciones, cuando Mike llegó con esa melodía y le dije ‘deberíamos arreglarla con cuerdas de nylon, porque esa parte de guitarra es bonita, yo podría tocarla’, por lo que lo decidimos. Tuve que ensayarla harto antes de grabarla y fue muy especial para mí, me gustaba el sonido natural que salía, ¿no?, dado que no puedes copiar ese sonido con nada eléctrico.
¿Y cuán distinto fue tu input creativo en Khaos Legions comparado a tu participación en Rise Of The Tyrant, considerando que Mike ya había escrito casi todo ese material por sí solo cuando decidiste regresar a Arch Enemy el 2007?
Fue un poquito diferente en esta oportunidad puesto que todos nos involucramos en la composición. Sharlee (D’Angelo, bajista) y Daniel (Erlandsson, batero), ¡ellos también escribieron un montón de riffs y melodías!, lo que resultó genial, así que todos aportamos… pienso que Michael tal vez compuso (silencio)… no, pienso que Michael tal vez compuso como el 30 por ciento y luego el resto de nosotros vino con (silencio)… bueno, ¡SEA LO QUE SEA (RISAS)!, ¡el mismo porcentaje cada uno (risas)! Ni idea, pero ya sabes a lo que voy (risas), discúlpame (risas). Me imagino que Mike hizo la mayoría de los riffs, y después llegamos Daniel, Sharlee y yo con lo demás. Fue entretenido, porque Sharlee no había escrito nada desde Wages Of Sin (2001), o sea, no había contribuido a la banda desde Wages Of Sin, y Daniel tocó hartas guitarras, por lo que fue muy bueno y no hubo escasez de material, sólo fue cuestión de qué cosas escoger y cómo colocarlas juntas en el puzzle, puesto que fue como armar un puzzle con las canciones de Khaos Legions. Nadie saldría con ideas que fueran extrañas o tan diferentes en realidad, encajaron bastante bien y no fue para nada difícil hacerlo. Si Sharlee pedía prestada una guitarra, tocaba algo y nos decía ‘esto podría ser un buen coro’, entonces lo probaríamos. No hubo demasiadas discusiones, fue bastante tranquilo, trabajamos de un modo más que efectivo.
A propósito de lo que hablas, a Arch Enemy en los noventa se le conocía como “la banda de los hermanos Amott”, y cuando llegó Angela para Wages Of Sin, se le empezó a ver como “el grupo de Angela Gossow y Mike Amott”. Más incluso,  alejarte del conjunto tras Doomsday Machine. Pero ahora, me cuenta que todos los integrantes aportan su input, todos son fundamentales, todos dan entrevistas…
SIEMPRE HA SIDO DE ESA MANERA, todos son igual de importantes en Arch Enemy. Lo que dices es algo que sólo pasa en el artwork y en los medios, que Angela y Mike capten la mayor atención. Daniel siempre ha escrito un montón, yo siempre he escrito un montón, y siempre hemos arreglado todos juntos los temas. Nunca ha sido sólo Mike y Angela, eso es un invento de la prensa. Y nunca fue ‘la banda de los hermanos Amott’ tampoco, pues Daniel ya era muy importante en esa época, arreglando las composiciones, entonces ahora no se siente para nada distinto, sólo ocurre que la prensa prefiere hablar más con Angela o con Mike (risas), ¡lo que está bien para mí (risas)!
TRES AÑOS DE COMPOSICIÓN: “NO TENGO NINGUNA HISTORIA ENTRETENIDA QUE CONTAR AL RESPECTO”
Entre Rise Of The Tyrant y Khaos Legions, transcurrieron tres años y medio sin que Arch Enemy sacara algo inédito. Tras el lanzamiento del DVD en vivo y de The Root Of All Evil (2009), en el que regrabaron cortes de la era de John Liiva, ¿cuándo comenzaron a sentir la necesidad, el ímpetu de empezar a escribir un nuevo disco?
Bueno, ¡la sentimos en todo ese lapso!, ¡siempre!, pero estábamos muy ocupados con las giras, recolectando riffs e ideas en el tour. Tuvimos un calendario de conciertos bien grande y queríamos finalizar el proyecto de The Root Of All Evil. Simplemente lo hicimos apenas pudimos. Sentimos la necesidad en todo ese lapso, sin embargo no dimos con el momento de escribir el álbum hasta ahora. En fin, hay canciones que vienen de hace dos, tres años. Under Black Flags We March es una de las que trabajamos hace un buen tiempo. Sí, tal vez esa sea la más antigua de todas, esos son riff que teníamos como desde… uf, ¡no sé cuántos años! Hay ciertos riffs y cuestiones generales que teníamos guardados de hace un largo tiempo, y algunas otras cosas las escribimos en la sala de ensayo, así que está como revuelto (risas). No sé, la verdad es que no tengo ninguna historia entretenida que contar al respecto (risas), sólo tratamos de ir componiendo mejor y mejor en el proceso. Al principio, es un proceso más o menos lento cuando debemos sentarnos a escribir una nueva entrega, ya que es complicado tomar decisiones definitivas si te demoras tanto tiempo en crear los temas, si varios después empiezan a mejorar y mejorar. Nos fuimos a ensayar yo y Sharlee y Daniel y Mike todos los días, de lunes a viernes, trabajamos en las canciones y las grabamos en la sala de ensayo con un set-up de estudio profesional. Entonces registramos cada ensayo, Daniel mezclaba las tomas y las enviaba a nuestros correos, para que así todos pudiéramos pensar en direcciones. Así, al otro día, continuaríamos trabajando. Entonces, nos volvimos muy efectivos al final.
Antes, estuvieron muy involucrados en este proyecto de The Root Of All Evil, donde regrabaron clásicos como Bury Me An Angel, The Immortal, Dead Insode y Silverwing, entre muchos otros. Dado que venían de antes con ese mindset, ¿Qué influencia jugaron Black Earth, Stigmata y Burning Bridges en el sonido o estilo de Khaos Legions?
No en el “viejo estilo”, aunque sí en las técnicas de grabación quizás. Como sabes, el disco en el fondo lo grabamos nosotros mismos. Arrendamos un estudio aquí donde vivimos (Sweet Spot Studio, en el sur de Suecia) y en ese lugar nos encargamos de la ingeniería. Daniel, nuestro baterista, es muy bueno a la hora de grabar, así que nosotros nos encargamos de la ingeniería de sonido. Después, en la mezcla… bueno, Andy (Sneap) vive en Inglaterra y estuve presente en esa fase, los únicos que viajaron para allá fueron Mike y Daniel. En un comienzo, se suponía que iba a mezclarlo el muchacho que nos ayudó en la producción, el que tenía el estudio acá, Rickard (Bengtsson), pero lo logró terminarlo a tiempo. Había un plazo fijado y con el objetivo de tenerlo listo según lo planeado, debimos dárselo a Andy Sneap, quien es mucho más rápido para trabajar, así que fue una situación como de último minuto.
MÁS ES MÁS EN ARCH ENEMY: “SERÁ GRATIFICANTE SI AL FINAL DEL TOUR PODEMOS TOCAR LAS CANCIONES CON NUESTROS OJOS CERRADOS”
El sello asegura que Khaos Legions “de inmediato recuerda a Anthems Of Rebellion (2003) y Doomsday Machine (2005). Desde tu perspectiva, ¿qué parecidos y diferencias notas entre Khaos Legions y esas placas?
No, encuentro que las canciones son mejores y también que son más creativas (silencio)… ¡no sé (risas)! Me parece que el nuevo álbum es más o menos positivo, ¿sabes?, que tiene un sentir que levanta el ánimo. Las letras tratan acerca de ser fuerte e independiente. La música enseña un montón de melodías de guitarra, un montón de solos de guitarra. Me parece que el nuevo álbum es más colorido. En especial, con Anthems Of Rebellion tratamos de hacer música más esencial, con los pies puestos en la tierra, tornarla simple, pensando bastante en cómo tocarla frente a una audiencia en vivo, o sea, ritmos bien sencillos con les gustaran a la multitud. Acabábamos de regresar de un tour abriendo a Slayer y (silencio)… no, ¡eso es incorrecto en realidad!, ¡fue antes!, salimos de gira con ellos antes… da lo mismo, teníamos nuestras cabezas muy metidas en los conciertos, cómo tocar mejor en vivo y cómo mejorar los shows. Sin embargo, confieso que los temas los hicimos muy fáciles, muy simples. Lo que hacemos ahora es mejor (risas). Arrojamos todo tipo de cosas allí, y un montón de solos de guitarra, un montón de riffs, un montón de armonías, ¡un montón de todo! Me imagino que será interesante para muchos (risas).
Sí, la música de Khaos Legions debe ser más “físicamente demandante” en un concierto. ¿Cuán cómodos se sentirían con este enfoque de “más es más” del nuevo CD en una situación en vivo?
(Silencio) bueno, ¡tendremos que practicar bastante (risas)! Será duro, pero también será gratificante si al final del tour podemos tocar esas canciones con nuestros ojos cerrados, aunque claro, tendremos que practicar bastante. Yesterday Is Dead And Gone debe ser probablemente el track más difícil que jamás hemos hecho en vivo, considerando las partes de guitarra. Ya lo estrenamos en la fiesta de lanzamiento en Alemania, por lo que me estoy sintiendo con un poquito más de confianza. Creo que lo lograremos (risas). Las secciones mismas no son tan complicadas en extremo, la cosa va por que hayan tantas y sean tan diferentes, el sólo recordarlas y hacer que todas caminen juntas.
KHAOS EN CHILE: “OJALÁ LO ESCUCHEN PARA QUE PUEDAN COREAR LOS TEMAS LA PRÓXIMA VEZ QUE VAYAMOS”
Chris, cuando anunciaste tu salida de Arch Enemy el 2005, meses después de la salida de Doomsday Machine, explicaste que ya no estabas disfrutando los shows ni las actividades en vivo de la banda, que ya no era entretenido para ti. En la actualidad, que se te ve ciento por ciento comprometido con grupo de nuevo, ¿dónde encuentras motivación para continuar luego de tu “receso”?
Bueno, ¡ahora es más divertido!, es una experiencia más entretenida, por seguro. Nos sentamos nosotros mismos en la máquina hoy en día y el aspecto financiero es mejor. Sabemos a dónde se va toda la plata, sabemos cómo guardar más dinero, sabemos cuánto ganamos y podemos ver con mayor claridad los resultados. Sufrimos con managements muy malos en el pasado, así que es mucho mejor ahora que nos manejamos nosotros mismos. Y simplemente volví a sentime bien tocando metal y disfrutándolo, ¡estoy haciendo algo bueno para el mundo (risas)!, ¿sabes (risas)?, ofrecerle diversión a la gente. Algunos quieren ir y verme tocar, ¿¡qué más puedo pedir!? Ser artista es una lucha y nadie espera vivir de la música así que mira (silencio), ¡soy muy afortunado por tener una banda!
OK Chris, las personas acá estarán pendientes si habrá otra visita de Arch Enemy a Chile, en promoción por supuesto de Khaos Legions, ¿qué mensaje les darías a todos ellos?
“Como recién te comentaba, es grandioso subirse al escenario y sentir la energía, darles algo que los haga olvidar sus problemas o lo que sea, que la mlos haga distraer con la música al menos por un instante. Sólo decir que espero con ansias regresar a Chile en la gira que se viene y tocar metal para los chilenos. ¡Hay planes y les prometo que será un gran show! Ojalá les guste el nuevo álbum, ojalá lo escuchen para que puedan corear los temas la próxima vez que vayamos.

Entrevista con Chris Amott de Arch Enemy

“Más es más” es el enfoque que Arch Enemy toma en Khaos Legions, el primer álbum con nuevo material que sacan en tres años y medio. En ese lapso, el conjunto acumuló ideas entre todos sus miembros y ahora simplemente las desparraman en un trabajo más denso en riffs, solos, armonías de guitarra, arreglos clásicos, batería veloces y pasajes extremos. El compositor más refinado y académico de la banda sueca, el experto guitarrista Chris Amott, se adentró en todos los detalles de la placa que sale a fines de mayo en Europa y principios de junio en América, pormenorizando el proceso completo y prometiendo una nueva visita a Chile en apoyo del disco.

KHAOS LEGIONS: “NO EXISTE NINGUNA RAZÓN PARA LIMITARNOS NOSOTROS MISMOS”

Chris, hablaremos en detalle acerca de la nueva producción, Khaos Legions, pero me gustaría comenzar preguntándote sobre tus experiencias en Chile con Arch Enemy, el 2009 y el ’99. ¿Qué memorias tienes del país?

¿Fue el 2009 ya (risas)?, ¿en serio?, ¡fue un buen show! No recuerdo mucho… o sea, me acuerdo del local eso sí y que fue un buen show (risas). No puedo recordar exactamente el de Chile… ¿(Silencio) cuál era el nombre del recinto? ¿Novedades (risas)?, como que tengo mezcolanza en mi cabeza, dimos varios conciertos en Sudamérica en esa oportunidad por lo que está como revuelto (risas). Pero aquella gira comparada a la del ’99 fue mucho mejor organizada aunque, por supuesto, estaba lo de la gripe porcina, así que fue bastante complicado. Había un montón de seguridad en el aeropuerto de Santiago y debimos pasar por todo tipo de chequeos y cosas por el estilo. Teníamos que mostrar y firmar papeles en cada país donde aterrizábamos (risas), ¡quizás tú te acuerdas!, pero claro, fue entretenido regresar a Chile. O sea, sólo había ido en 1999, siendo que Arch Enemy fue para allá cuando yo me encontraba fuera de la banda (en enero de 2007). Fue muy entretenido regresar a Chile luego de diez años.

Ahora, entiendo que en marzo último, en Alemania, presentaron en vivo dos canciones del nuevo registro. ¿Qué puedes comentar acerca de la reacción a Yesterday Is Dead And Gone y No Gods, No Masters?

¿Cómo fue la reacción? Tocamos una en Alemania, en la fiesta de lanzamiento, y pusimos algunos clips en YouTube… o sea, alguien la grabó y la subió en YouTube, y la respuesta ha sido buena. La gente piensa que suena bien, encuentra genial el trabajo de guitarras intrincadas simplemente a lo Arch Enemy, y eso es positivo. Luego presentamos dos temas más, el primer track del álbum que se llama Yesterday Is Dead And Gone, y luego No Gods, No Masters, que es como una especie de pista mid-tempo a lo We Will Rise, entonces fue como una buena elección de material, sí, pues quisimos mostrar algo a los periodistas. Invitamos a doce periodistas de toda Europa para ese show en Alemania, a la fiesta de lanzamiento, les pasamos el álbum, dimos entrevistas y algunos nos comentaron todos estos diferentes estilos que el CD cubría. Como que nos decían ‘esta canción es rápida, y justo después viene otra más lenta. ¡Acaban de mezclar Thrash con Death y todo tipo de metal!’. ¡Eso es algo los periodistas siempre nos señalan (risas)! Son cosas muy extrañas para mí, ¡yo ni idea (risas)!

Arch Enemy

Sí, de hecho deseaba preguntarte al respecto (risas), ya que el disco tiene estos pasajes extremos y veloces junto con secciones más sofisticadas, más de clase y classical oriented, en las guitarras, sean acústicas o eléctricas. Bloodstained Cross por ejemplo lo muestra, Cult Of Chaos o Secrets.  ¿Cuán especial son…?

(Interrumpe) no es nada que nos pongamos a pensar con antelación, nos gusta simplemente tocar esta gran variedad de distintos estilos musicales y por suerte somos capaces de hacerlo, ¡y lo hacemos!, no existe ninguna razón para limitarnos nosotros mismos. No es algo que hayamos dicho antes como ‘oh, vamos a escribir así el álbum’, no deberíamos sentarnos a pensar demasiado en eso, sólo en no limitarnos a nosotros mismos, en hacer lo que queramos hacer y no pensar en ‘oh, ¿acaso suena a Arch Enemy?, ¿es bueno o no?, ¿es esto death-melo?’, ¡hazlo nomás! Creo que todo es mejor de esa manera, más de libre pensamiento. El punto más fuerte es que hay una conexión mental con Mike (Amott, guitarras), no tenemos que hablar demasiado, sabemos lo que suena bien y lo que nos gusta, por lo que podemos tocar juntos de gran forma. A veces él llega con una melodía y quiere un cierto tipo de acorde, ¡y yo lo encuentro sin problemas!, casi como si nos volviéramos uno. Me imagino que eso es bueno (risas). Mike y yo somos de estilos diferentes pero no generamos choques, formamos un equipo muy productivo, no surgen conflictos de personalidad.

Khaos Legions esconde un lado más sensible entre todos sus elementos y diversos ángulos. Vi este studio report en YouTube por ejemplo y allí apareces tocando una guitarra española. ¿Qué es lo que más disfrutas cuando escribes, arreglas y registras tales pasajes dentro de esta música más agresiva?

Es agradable contar con tales dinámicas. Eso sí es algo que tratamos de hacer con esas pequeñas partes acústicas y limpias en cada lanzamiento, para ventilar un poco. Así, los tracks para mí suenan un poco más Heavy, en lugar de ir triturando y triturando todo el tiempo. Sí, fue entretenido, la primera vez que grabo este tipo de guitarras clásicas. Solía estudiar guitarra clásica en la escuela de música, ¿y sabes?, me deje crecer las uñas y todo eso para poder tocar, ¡pero nunca entendí lo de andar con las uñas largas (risas)! En fin, simplemente fui a los estudios y me puse grabar esas notas, la verdad es que ya no toco guitarra clásica demasiado (risas). Fue algo que surgió en las grabaciones, cuando Mike llegó con esa melodía para Through The Eyes Of A Raven y le dije ‘deberíamos arreglarla con cuerdas de nylon, porque esa parte de guitarra es bonita y yo podría tocarla’, por lo que lo decidimos de ese modo. Tuve que ensayarla harto antes de grabarla y fue muy especial para mí, me gustaba el sonido natural que salía, ¿no?, si no puedes copiarlo con nada eléctrico.

Arch Enemy

¿Y cuán distinto fue tu aporte creativo en Khaos Legions, comparado al de Rise Of The Tyrant (2007), considerando que en ese último, Mike ya había escrito casi todo ese material cuando decidiste regresar a Arch Enemy?

Fue un poquito diferente en esta oportunidad puesto que todos nos involucramos en la composición. Sharlee (D’Angelo, bajista) y Daniel (Erlandsson, batero), ¡ellos también escribieron un montón de riffs y melodías!, todos aportamos así que resultó genial. Pienso que Michael tal vez compuso (silencio)… no, a ver, pienso que Michael tal vez compuso como el 30 por ciento y luego nosotros vinimos con (silencio)… bueno, ¡SEA LO QUE SEA (RISAS)!, ¡el mismo porcentaje del resto cada uno (risas)! Ni idea, pero ya sabes a lo que voy (risas), discúlpame (risas). Me imagino que Mike hizo la mayoría de los riffs, y después llegamos Daniel, Sharlee y yo con lo demás. Fue entretenido porque Sharlee no había escrito nada desde Wages Of Sin (2001), no había contribuido nada desde Wages Of Sin, y Daniel tocó hartas guitarras, por lo que fue muy bueno. No hubo escasez de material, no nos faltó, sólo fue cuestión de qué cosas escoger y cómo juntarlas en el puzzle, si fue como armar un puzzle con las canciones. Nadie salió con ideas que extrañas ni tan diferentes en realidad, encajaron bastante bien y no fue para nada difícil. Si Sharlee pedía prestada una guitarra, tocaba algo y nos decía ‘esto podría convertirse en un buen coro’, entonces lo probaríamos. No hubo demasiadas discusiones, fue bastante tranquilo, trabajamos de un modo más que efectivo.

A propósito de lo que hablas Chris, a Arch Enemy en los noventa se le conocía como “la banda de los hermanos Amott”, y cuando llegó Angela para Wages Of Sin, se le empezó a ver como “el grupo de Angela Gossow y Mike Amott”. Pero ahora, me cuentas que todos los integrantes aportan, todos son fundamentales, todos dan entrevistas…

SIEMPRE HA SIDO DE ESA MANERA, todos son igual de importantes en Arch Enemy. Lo que dices es algo que sólo pasa en el artwork y en los medios, que Angela y Mike capten la mayor atención. Daniel siempre ha escrito un montón, yo siempre he escrito un montón, y siempre hemos arreglado todos juntos los temas. Nunca ha sido sólo Mike y Angela, eso es un invento de la prensa. Y nunca fue ‘la banda de los hermanos Amott’ tampoco, Daniel ya era muy importante en esa época arreglando las composiciones, entonces ahora no se siente para nada distinto, sólo ocurre que la prensa prefiere hablar más con Angela o con Mike (risas), ¡lo que está bien para mí (risas)!, no tengo problemas con eso (risas).

Arch Enemy

TRES AÑOS DE COMPOSICIÓN: “NO TENGO NINGUNA HISTORIA ENTRETENIDA QUE CONTAR AL RESPECTO”

Entre Rise Of The Tyrant y Khaos Legions, transcurrieron tres años y medio sin que Arch Enemy sacara algo inédito. Tras el lanzamiento del DVD en vivo Tyrants Of The Rising Sun – Live In Japan (2008), y de The Root Of All Evil (2009), en el que regrabaron cortes de la era de Johan Liiva, ¿cuándo comenzaron a sentir la necesidad, el ímpetu de escribir un nuevo disco?

Bueno, ¡la sentimos durante todo ese lapso!, ¡siempre!, pero estábamos muy ocupados con las giras… recolectando riffs e ideas en el tour. Tuvimos un calendario de conciertos enorme y queríamos finalizar a como de lugar el proyecto de The Root Of All Evil. Simplemente empezamos apenas pudimos. Sentimos la necesidad durante todo ese lapso, sin embargo no dimos con el instante para escribir el álbum hasta ahora. En fin, hay canciones que vienen de hace dos, tres años atrás. Under Black Flags We March fue una de las que trabajamos de hace un buen tiempo. Sí, tal vez esa sea la más antigua de todas, esos son riffs que teníamos como desde… uf, ¡no sé cuántos años! Hay ciertos riffs y cuestiones generales que teníamos guardados de hace un largo tiempo, y algunas otras cosas las escribimos en la sala de ensayo, así que está como revuelto el asunto (risas). No sé, la verdad es que no tengo ninguna historia entretenida que contar al respecto (risas), sólo tratamos de ir componiendo mejor y mejor en la medida que avanzábamos. Al principio, es un proceso más o menos lento cuando debemos sentarnos a escribir una nueva entrega, ya que es complicado tomar decisiones definitivas si te demoras tanto tiempo en crear los temas, si después empiezan a mejorar y mejorar, varios de ellos. Nos fuimos a ensayar yo y Sharlee y Daniel y Mike todos los días, de lunes a viernes, trabajamos en las canciones y las grabamos en la sala de ensayo con un set-up de estudio profesional. Registramos cada ensayo, Daniel mezclaba las tomas y las enviaba a nuestros correos, para que así todos pudiéramos pensar en direcciones. Así, al otro día, continuaríamos trabajando. Nos volvimos muy efectivos al final.

El 2009 estuvieron muy involucrados en este proyecto de The Root Of All Evil, donde regrabaron clásicos como Bury Me An Angel, The Immortal, Dead Inside y Silverwing, entre muchos otros. Dado que venían de antes con ese mindset, ¿qué influencia jugaron Black Earth (1996), Stigmata (1998) y Burning Bridges (1999) en el sonido o estilo de Khaos Legions?

No en el “viejo estilo”, aunque sí en las técnicas de grabación quizás. Como sabes, el disco en el fondo lo grabamos nosotros mismos. Arrendamos un estudio aquí donde vivimos (Sweet Spot Studio, en el sur de Suecia) y en ese lugar nos encargamos de la ingeniería. Daniel, nuestro baterista, es muy bueno a la hora de grabar así que nosotros nos encargamos de la ingeniería de sonido. Después, en la mezcla… bueno, Andy (Sneap) vive en Inglaterra y no estuve presente en esa fase, los únicos que viajaron para allá fueron Mike y Daniel. En un comienzo, se suponía que iba a mezclarlo el muchacho que nos ayudó en la producción, el que tenía el estudio acá, Rickard (Bengtsson), pero no logró terminarlo a tiempo. Había un plazo fijado y con el objetivo de tenerlo listo según lo planeado, debimos dárselo a Andy Sneap, quien es mucho más rápido para trabajar, así que fue una situación como de último minuto.

Arch Enemy

MÁS ES MÁS EN ARCH ENEMY: “SERÁ GRATIFICANTE SI AL FINAL DEL TOUR PODEMOS TOCAR LAS CANCIONES CON LOS OJOS CERRADOS”

El sello de Arch Enemy, Century Media, asegura que Khaos Legions “recuerda de inmediato a Anthems Of Rebellion (2003) y Doomsday Machine». Desde tu perspectiva, ¿qué parecidos y diferencias notas entre Khaos Legions y esas placas?

No, encuentro que las canciones son mejores y también más creativas (silencio)… ¡no sé (risas)! Me parece que el nuevo álbum es como medio positivo, ¿sabes?, que tiene un sentir que levanta el ánimo. Las letras tratan acerca de ser fuerte e independiente. La música enseña un montón de melodías de guitarra, un montón de solos de guitarra. Me parece que el nuevo álbum es como más colorido. Con Anthems Of Rebellion en especial tratamos de escribir música más «esencial», con los pies puestos en la tierra, hacerla simple, pensando bastante en cómo tocarla frente a una audiencia en vivo, con ritmos bien sencillos que le gustaran a la multitud. Acabábamos de regresar de un tour abriendo a Slayer y (silencio)… no, ¡eso es incorrecto en realidad!, ¡fue antes!, salimos de gira con ellos antes… da lo mismo, teníamos nuestras cabezas muy metidas en los conciertos, en cómo tocar mejor en vivo y cómo mejorar los shows. Sin embargo, confieso que los temas los hicimos muy fáciles, muy simples. Lo que hacemos ahora es mejor (risas). Arrojamos todo tipo de cosas allí y un montón de solos de guitarra, un montón de riffs, un montón de armonías, ¡un montón de todo! Me imagino que será interesante para varios (risas).

Sí, la música de Khaos Legions debe ser más “físicamente demandante” dentro de un recital. ¿Cuán cómodos se sentirían con este enfoque de “más es más” del nuevo CD en una situación en vivo?

(Silencio) bueno, ¡tendremos que practicar bastante (risas)! Será duro, pero también será gratificante si al final del tour podemos tocar esas canciones con los ojos cerrados, aunque claro, tendremos que practicar bastante. Yesterday Is Dead And Gone debe ser probablemente el track más difícil que jamás hayamos hecho en vivo, considerando las partes de guitarra. Lo estrenamos en esa fiesta de lanzamiento en Alemania, por lo que me estoy sintiendo con un poquito más de confianza. ¡Creo que lo lograremos (risas)! Las secciones mismas no son complicadas en extremo, la cosa va por que hayan tantas y sean tan diferentes, el sólo recordarlas y hacer que todas caminen juntas.

Arch Enemy

KHAOS EN CHILE: “OJALÁ LO ESCUCHEN PARA QUE PUEDAN COREAR LOS TEMAS LA PRÓXIMA OCASIÓN QUE VAYAMOS”

Cuando anunciaste tu salida de Arch Enemy el 2005, meses después del lanzamiento de Doomsday Machine, explicaste que ya no estabas disfrutando los shows ni las actividades en vivo, que ya no era entretenido para ti. En la actualidad, que se te ve ciento por ciento comprometido con grupo de nuevo, ¿dónde encuentras motivación para continuar luego de tu “receso”?

Bueno, ¡ahora es más divertido!, es una experiencia más entretenida, por seguro. Nos sentamos nosotros mismos a controlar la máquina hoy en día y el aspecto financiero es mejor. Sabemos a dónde se va toda la plata, sabemos cómo guardar más dinero, sabemos cuánto ganamos y podemos ver con mayor claridad los resultados. Sufrimos con managements muy malos en el pasado así que es mucho mejor ahora que nos manejamos nosotros mismos. Y simplemente volví a sentime bien tocando metal y disfrutándolo, ¡estoy haciendo algo bueno para el mundo (risas)!, ¿sabes (risas)?, ofrecerle entretención a la gente, regocijo. Algunos quieren ir y verme tocar, ¿¡qué más puedo pedir!? Ser artista es una lucha y nadie espera vivir de la música así que mira (silencio), ¡soy muy afortunado de tener una banda!

OK Chris, las personas acá estarán pendientes si habrá otra visita de Arch Enemy a Chile, en promoción por supuesto de Khaos Legions, ¿qué mensaje les darías a todos ellos?

Como recién te comentaba, es grandioso subirse al escenario y sentir la energía, darles algo que les haga olvidar los problemas o lo que sea, que les haga distraerse con la música al menos por un instante. Sólo decir que espero con ansias regresar a Chile en la gira que se viene y tocar metal para los ustedes. ¡Hay planes y les prometo que será un gran show! Ojalá les guste el nuevo álbum, ojalá lo escuchen para que puedan corear los temas la próxima ocasión que vayamos.

Arch Enemy

Arch Enemy

El 30 de mayo en Europa y el 7 de junio en nuestro continente, Century Media pondrá en las tiendas el nuevo álbum de ARCH ENEMY, «Khaos Legions», producido por la misma banda con Rickard Bengtsson y mezclado por Andy Sneap (MEGADETH, ACCEPT, TESTAMENT, EXODUS, NEVERMORE).

Luego que el grupo adelantara la canción Yesterday Is Dead And Gone con un video dirigido por Patric Ullaeus (EVERGREY, DIMMU BORGIR, HAMMERFALL), ahora coloca en su Facebook el tema Bloodstained Cross, que se puede escuchar haciendo click en esta dirección.

IMPORTANTE: PowerMetal.cl habló con ARCH ENEMY acerca de este nuevo lanzamiento, como también de sus visitas y recuerdos de Chile, entre muchas otras cosas. La entrevista completa podrán leerla el viernes 13 en esta misma página. ¡Atentos con esta exclusiva!