Entradas

Esta cuarta versión del festival Santiago Gets Louder estuvo marcada por diversos aspectos que hicieron de esta jornada un día inolvidable para los fanáticos del Metal. La locación elegida para realizar uno de los eventos más esperados del año fue el estadio Bicentenario de La Florida, el cual se veía totalmente imponente por la marea de poleras negras que agotaron todas las entradas.

Recordando que el line up oficial estaba encabezado por Megadeth, banda que debió cancelar sus fechas por el indeseable cáncer diagnosticado a su líder Dave Mustaine, era necesario buscar un reemplazo para el cupo disponible dentro de la cartelera. Dicho “reemplazo” (con unas comillas enormes, por favor), fue nada más y nada menos que los reyes absolutos del Thrash alemán. Hablamos por supuesto de Kreator, quienes además nos brindaron un show descollante un día antes del festival que nos convoca.

Siendo esta la primera vez que SGL cuenta con agrupaciones netamente representantes de una sola vertiente dentro del Heavy Metal, se produjo un fenómeno más que plausible una vez que los adeptos al Metal extremo visualizaran una jornada dedicada a la vieja escuela y la rapidez. Sin embargo, esto no fue lo único que determinó el éxito del festival, ya que los legendarios Slayer venían en el marco de su tour de despedida, coronando la velada con un público enardecido celebrando este último show.

PENTAGRAM

Si había una banda que podía abrir esta cuarta versión del Santiago Gets Louder era, sin duda, Pentagram. Siendo pioneros del Metal extremo y uno de los mayores representantes del estilo en Chile, la agrupación comandada por Anton Reisenegger, comenzó su presentación puntual a las 15:00 hrs. frente a una fanaticada de tres mil personas que esperaba ansiosa el inicio de la jornada. Así, con hachazos como Fatal Prediction, Horror Vacui y Profaner, se comenzaron a vislumbrar los primeros circle pits entre los más entusiastas.

Siguiendo con la vieja escuela, Evil Incarnate y Temple of Perdition mostraron a una banda que instrumentalmente suena como un cañón y que puede pasearse por todo su repertorio como si nada. Juan Pablo Uribe, Francisco Cueto y Juan Pablo Donoso literalmente tenían un huracán de fondo. Por otra parte, también hay momentos para recordar a los que ya no están en este mundo. Así, el frontman dedica Temple of Perdition a AlfredoBeyPeña y a Jeff Hanneman, logrando que los aplausos bajen espontáneamente.

Si hay un tema que ha logrado destacar dentro de «The Malefice» (2012), ese es sin dudas La Fiura, el cual fue recibido con el mismo entusiasmo que sus predecesores. Y bueno, obviamente clásicos como Spell of the Pentagram terminan por evidenciar los años de la banda en el ruedo. Finalmente, Demented y Demoniac Possession multiplicaron los mosh entre una audiencia que paulatinamente iba creciendo con el pasar de los minutos. No importó el calor ni la deshidratación. Había que apoyar a Pentagram de cualquier forma. ¡Excelente comienzo!

Setlist de Pentagram en Chile 2019:

  1. Fatal Pretictions
  2. The Malefice
  3. Horror Vacui
  4. Profaner
  5. Evil Incarnate
  6. Temple of Prediction
  7. La Fiura
  8. Spell of the Pentagram
  9. Demented
  10. Demoniac Possession

KREATOR

Tal como lo mencionamos al referirnos a su show en solitario del día anterior en la Cúpula Multiespacio, los germanos cumplieron todas las expectativas. Fueron el número perfecto para calentar los motores de cara al festival y prácticamente nadie se vio sorprendido con toda la potencia que desplegaron durante la tarde del domingo. Es cierto que se eliminó el factor sorpresa respecto al setlist que ejecutarían, pero aún así no había duda alguna de que lo dejaríamos todo desde la primera nota.

Siguiendo con el cronograma previsto, apenas comenzó a sonar The Patriarch por los altoparlantes, toda la gente comenzó a agolparse rápidamente en los lugares más próximos al escenario. Tal era la cantidad de poleras negras, que fácilmente a esa hora habían unas diez mil almas en el Bicentenario. Entonces, siguiendo el orden natural de las cosas, Violent Revolution y Extreme Aggression desataron la locura a lo largo y ancho de toda la cancha. Mosh pits por todos lados y un sonido descollante que nos daba cuenta de la intensidad de los teutones. Mismo asunto con Phobia y Terrible Certainty, que motivaron cánticos y headbanging por doquier.

Cabe mencionar que esta vez la puesta en escena incluyó otros elementos que aportaron lo suyo. Por ejemplo, durante la interpretación de Satan Is Real, hubo máquinas de fuego que hacían el coro aún más creíble. Por otro lado, el hecho de ser un tema mucho más lento que sus predecesores, permite apreciar de mejor forma la performance de los músicos. Vimos a un Frédéric Leclerq mucho más enérgico y participativo motivando a los presentes con el puño en alto. Por su parte, Sami y Ventor son dos estandartes que hacen su trabajo a la perfección.

Momento de que aparezca el confeti con Hordes of Chaos (A Necrologue for the Elite), y al igual que en la noche del sábado, el “Hordes of chaos/ Hordes of chaos/ Everyone against everyone – chaos!” fue tomado en serio por varios de los presentes. ¡Había que sobrevivir de cualquier forma! Por suerte durante Hail to the Hordes pudimos descansar un par de minutos antes la brutalidad que se venía, porque una vez finalizado el track mencionado, Mille Petrozza pidió que cada sector de la cancha se dividiera en dos para realizar el mítico Wall of death. Así, tocando la intro de Awakening of the Gods, presenciamos el descontrol que alcanzó su clímax durante Enemy of God. Que quede para el recuerdo: se formaron catorce circle pits. Sí, catorce. ¡Impresionante!

Con total seguridad podemos asegurar que Phantom Antichrist ya es todo un clásico. Esto quedó en evidencia una vez que Mars Mantra comenzó a sonar de fondo. Pedazo de tema que se nos venía. Y al igual que ayer, el A phantom scouring across the land/ Leaving trails of blood and sand/ End this torture and misery/ For souls awake enough to see/ Far beyond the lies/ Phantom antichrist!” retumbó en cada rincón del estadio. Por cierto, nuevamente apareció el confeti para adornar todo.

Como era de esperarse, la dupla conformada por Betrayer y Pleasure to Kill puso el broche de oro para una presentación llena de violencia. Kreator demostró por qué son uno de los puntales del género a nivel mundial y por qué son tan aclamados en nuestro país. Verlos tocar frente a una gran audiencia -al más puro estilo de un festival europeo- era lo último que les quedaba por hacer y la tarde del domingo la deuda fue saldada con creces. Si bien es cierto que tuvieron que acortar su repertorio, esto no fue impedimento para arrasar con todo a su paso. ¡Impresionante!

Setlist de Kreator en Chile 2019:

  1. Violent Revolution
  2. Extreme Agressions
  3. Phobia
  4. Terrible Certainty
  5. Satan Is Real
  6. Hordes of Chaos (A Necrologue for the Elite)
  7. Hail to the Ordes
  8. Awakening of the Gods (Intro) / Enemy of God
  9. Phantom Antichrist
  10. Betrayer
  11. Pleasure to Kill

ANTHRAX

Llegó el turno de Anthrax frente a un público expectante que ya repletaba el estadio de principio a fin. La banda liderada por Joey Belladonna y Scott Ian, estaba lista y dispuesta a dar un espectáculo que, a diferencia de su participación en el tour con Iron Maiden en 2016, se encontraba frente a una multitudinaria audiencia devota a ellos. De esta forma se confirma una vez más que son la banda de Thrash más querida en nuestro país desde su esperado regreso en el año 2010. Y la verdad es que este fenómeno es fácil de explicar. Son una agrupación enérgica, carismática y cuentan con una batería de himnos que son indispensables en el soundtrack del día a día.

Es sabido que The Number of the Beast es el principal indicio de que los músicos están próximos a aparecer sobre el plató. Y vaya comienzo, ya que al igual que en su presentación en el reciente Rock In Rio, la ejecución de los primeros minutos de Cowboys From Hell hizo que todos saltaran de manera frenética de cara al show como tal. De aquí en adelante entramos en terreno conocido. Caught in a Mosh y Got the Time desataron la locura a la que ya estamos acostumbrados, donde Frank Bello y Jonathan Donais logran cubrir todos los rincones contagiando a cualquiera. Desde luego que el panorama no cambia en absoluto con Madhouse, otro de los incombustibles de los neoyorkinos.

Se produce la primera pausa para tomar aire y esperar a que Be All, End All continuara con la senda avasalladora en la que estábamos inmersos a esa hora. Así, con cortes como I Am The Law y los respectivos gritos de “Respect the badge – he earned it with his blood/ Fear the gun – your sentence may be death because/ I am the law…”, ya dimensionábamos las proporciones alcanzas en esta jornada. Y Scott Ian nos lo hizo saber, ya que antes de interpretar Efilnikufesin (N.F.L.) afirmó que Chile era el mismísimo infierno.

A pesar de que Now it’s Dark fue tocada por primera vez en nuestro país, es innegable que los ánimos bajaron considerablemente durante estos pasajes. In the End tampoco ayudó mucho, siendo ambas afectadas por el notorio cansancio que todo fuimos acumulando desde horas de la mañana.

Scott ayudó a salir del paso realizando “a very stupid question”. Y claro está, ya que ante la pregunta de “Do you fucking love Thrash Metal?” evidentemente las energías se repusieron de forma inmediata. Llegó el momento de A.I.R. y por tanto es necesario cantar el “Welcome to your nightmare/ You just can’t walk away…” como ya lo hemos hecho en innumerables ocasiones. Joey Belladonna, luego de homenajear al gran Ronnie James Dio, maneja el público a su pinta y es capaz de bajar a la cancha para cantar Antisocial desde ese lugar. Así es, el frontman descendió a la barricada y saludó a los más próximos a la reja mientras entonaba cada una de las frases del track mencionado.

Para finalizar, Indians nuevamente desató un mosh de proporciones épicas con el War dance. Eso sí, primero tuvimos que contar con la aprobación de Charlie Benante, logrando así una postal para enmarcar y recordar en los años venideros. Por tanto, nos hacemos responsables al afirmar de forma tajante que Anthrax es probablemente la mayor catarsis que se vive en nuestro país. Saben perfectamente que en Chile juegan de local y se les nota en el gran desplante que nos entregan con cada visita. A estas alturas es un ritual imperdible donde todos los participantes cumplen su función a cabalidad. Eso, señoras y señores, es digno de admiración.

Setlist de Anthrax en Chile 2019:

  1. Cowboys From Hell (Intro) / Caught In A Mosh
  2. Got the Time
  3. Madhouse
  4. Be All, End All
  5. I am the Law
  6. Efilnikufesin (N.F.L.)
  7. Now it’s Dark
  8. In the End
  9. A.I.R.
  10. Antisocial
  11. Indians

SLAYER

No cabía un alma más en la cancha del Bicentenario al momento de que Slayer se subió al escenario. Y no podía ser de otra forma, ya que se trataba del penúltimo show de la banda en nuestro país dentro de su gira de despedida. Por la misma razón, se veía venir el extenso setlist que el grupo interpretó durante casi dos horas, teniendo como siempre al chileno Tom Araya a la cabeza. Es preciso mencionar que la presentación estuvo marcada por el magnífico desplante técnico de la banda, que se hace notar incluso después de la muerte de su guitarrista y columna vertebral, Jeff Hanneman. Porque sí, es cierto que el conjunto nunca pudo reponerse de esta pérdida, pero al final del día hay algo que nadie puede negar: con Gary Holt entre sus filas, la banda en vivo es una máquina que es capaz de partirle la cabeza a cualquiera.

Esto último quedó demostrado apenas finalizó Delusions of Saviour, ya que con Repentless y Evil Has No Boundaries el asunto prácticamente se salió de control. ¡Cuánta potencia madre mía! Si a esto le seguimos sumando otros cortes del calibre de World Painted Blood y de Postmortem, la reacción de cada uno de nosotros cuesta describirla. La velada estaba poniendo a prueba nuestra resistencia y nuestra fidelidad con cada hachazo. Y bueno, siempre están los elementos que no pueden faltar. Por ejemplo, ya podíamos observar grandes bengalas al medio de la cancha. ¡Un infierno!

Paul Bostaph es un crack. Así de simple. Hate Worldwide permite apreciar todo su desplante y seguridad de cada una de sus pegadas. Logra adueñarse del escenario, aún cuando su posición es bastante alejada del epicentro mismo. Y si de adueñarse se trata, una vez que Tom queda solo frente a la multitud es imposible no vitorearlo. Tras los cánticos de “Chileno, chileno”, aprovecha la algarabía para presentar War Ensemble, otra de las más brutales de la noche.

A todos nos tomó por sorpresa la inclusión de Gemini, que fue recibida de manera bastante tibia si consideramos el éxtasis inicial. Pero qué más da, si Disciple como siempre fue un verdarero cañón. ¡Hay que gritar el “God hate us all” como si de eso dependiese nuestra vida! Qué temazo, loco. Y ojo, a pesar de que Gary Holt y Kerry King no interactúan mucho entre sí, lo cierto es que ambos conforman un dueto al que le sobra experiencia.

Lo masacre continuó con la dupla conformada por Mandatory Suicide y Chemical Warfare, que marcaron el fin de la primera mitad del repertorio. Llegaría entonces el momento de bajar los ánimos para afrontar la segunda parte del show. Las escogidas fueron Payback y Temptation, que si bien no son de las más solicitadas por la fanaticada, siguen permitiendo demostrar el alto nivel de ejecución en el que ya hemos hecho hincapié anteriormente. Ya con Born of Fire se logró retomar la potencia, pero el asunto mejoró considerablemente con Seasons in the Abyss, siempre procurando cantar el “Close your eyes/ Look deep in your soul/ Step outside yourself/ and let your mind go/ Frozen eyes stare deep in your mind as you die”.

Lo siguiente sería clásico tras clásico. Partimos con Hell Awaits y South of Heaven, que nuevamente trajeron de vuelta las bengalas y los mosh a lo largo y ancho del recinto. Obviamente el climax absoluto se alcanza con el “Chaos rampant in an age of distrust/ Confrontations impulsive Sabbath/ On and on south of heaven!”, donde el frontman se la jugó toda de principio a fin. Casi sin transición alguna, todo a nuestro alrededor se encontraba con una atmósfera roja bastante lúgubre y densa. Los golpes de Paul y los agudos de Kerry King y Gary Holt solo podían indicar una cosa. ¡Raining Blood! Cuánta violencia desatada en un solo track. Y eso no era todo, ya que como todos sabemos, en cosa de segundos estaremos en medio de Black Magic de forma casi imperceptible. ¡Épico!

Entendiendo que el final estaba cada vez más cerca, durante Dead Skin Mask solo quedaba cantar el “Dance with the dead in my dreams/ Listen to their hallowed screams/ The dead have taken my soul/ Temptation’s lost all control” como correspondía. Finalmente, la sempiterna Angel of Death puso fin a la primera fecha de Slayer en Chile. Para despedirse, aparecieron las últimas bengalas y se gastaron las últimas energías que quedaban tras una jornada maratónica de horas de Thrash Metal.

Imposible no mencionar los cánticos finales dedicados a la banda y más puntualmente hacia Tom Araya. Con bandera en mano y tras un “Viva Chile mierda”, se podía notar su emoción y su gratitud hacia cada uno de los presentes. Porque claro, es imposible no mencionar esto último. Al tratarse de un show de despedida, quizás se espera un poco más de emotividad y un poco más de cercanía con el público. Es sabido que Slayer es una banda más bien fría en escena. La interacción es casi nula y ellos simplemente cumplen con su labor. Una canción tras otra. Por esto mismo, el hecho de que nuestro compatriota se haya notado profundamente conmovido con la postal que se formó en el epílogo, es aún más valorable para él como persona y para nosotros como fanaticada. Nuevamente demostramos un comportamiento ejemplar y seguimos siendo uno de los países más metaleros del mundo. ¡Hasta siempre Slayer!

Setlist de Slayer en Chile 2019:

  1. Repentless
  2. Evil Has No Boundaries
  3. World Painted Blood
  4. Postmortem
  5. Hate Worldwide
  6. War Ensemble
  7. Gemini
  8. Disciple
  9. Mandatory Suicide
  10. Chemical Warfare
  11. Payback
  12. Temptation
  13. Born of Fire
  14. Seasons in the Abyss
  15. Hell Awaits
  16. South of Heaven
  17. Raining Blood
  18. Black Magic
  19. Dead Skin Mask
  20. Angel Of Death 

Review: Gino Olivares
Fotos: Guille Salazar

¡Llegó el día! Santiago Gets Louder dará inicio a un mes de octubre cargado de conciertos, siendo este mismo festival uno de los shows de mayor convocatoria en nuestro país. ¡Las entradas se encuentran agotadas!

SLAYER, ANTHRAX, KREATOR y PENTAGRAM tocarán juntos este domingo en el Estadio Bicentenario de La Florida, y la producción del show entregó los horarios y una serie de medidas de seguridad.

La programación es:

Boletería: 12:30 a 22.00 horas.
Apertura Puertas: 13.00 horas
Pentagram: 15:00 hrs
Kreator: 16.45 hrs.
Anthrax: 18.45 hrs.
Slayer: 21.00 hrs.

ACCESOS

  • No hay estacionamientos.
  • El acceso de todos los sectores es por Avenida Enrique Olivares. La salida será también por esa calle.
  • Habrá cierre perimetral en Avenida Enrique Olivares desde las 5 am. Prohibido ingreso vehicular de público, solo residentes.
  • Cortes en calles perpendiculares a Rojas Magallanes y Enrique Olivares, éstas son: Costa Rica, Panamá, Venezuela, Ecuador y Uruguay.

ENTREGA DE PULSERAS

Sólo puede ingresar al Estadio con su ticket. Ya al interior y en el acceso a cada sector correspondiente al ticket, se entregará una pulsera correspondiente a su ubicación indicado en el ticket.

ELEMENTOS PERMITIDOS

  • Contenedores de agua vacíos (máximo 500cc)
  • Mochilas pequeñas (máximo 15 litros)

ELEMENTOS PROHIBIDOS

  • Bengalas y antorchas
  • Botellas o contenedores de vidrio
  • Bebidas alcohólicas y sustancias ilícitas de cualquier tipo

Revisa la lista completa en el sitio oficial santiagogetslouder.cl

Este domingo viene el Santiago Gets Louder, festival que reunirá a SLAYER, ANTHRAX, KREATOR y PENTAGRAM en el Estadio Bicentenario de La Florida. Para el show queda menos de 100 entradas de Cancha, las que se venden por ticketplus.cl.

Los afortunados del concurso organizado por PowerMetal.cl por una invitación al festival son:

  • Macarena Ibarra
  • Christian Lara

¡Felicidades! Ambos fueron contactados por email.

SLAYER se despedirá de Chile en Viña del Mar, donde tocará junto a ANTHRAX dos días después del festival Santiago Gets Louder en el Sporting Club.

Las entradas se venden por sistema Puntoticket y los valores son:

$40.300 – Entrada General
$33.300 – Descuento Banco de Chile
$33.300 – Descuento con entrada SGL 2019

Ninguna persona que haya escuchado al menos diez canciones de Metal en su vida debería no saber quiénes son Anthrax, Kreator y Slayer. Nosotros –los que escuchamos esta música desde chicos y nos sigue proporcionando energía vital que a veces no tiene otras fuentes– no sólo sabemos quiénes son, no sólo conocemos varias de sus canciones, y no sólo probablemente los hayamos visto en sus visitas anteriores a Chile, sino que son leyendas vivientes que vienen masacrando tímpanos desde antes que varios de nosotros incluso naciéramos.

Si los viste, lo sabes. Y si no, te lo contamos. Hay pocas bandas más entretenidas y energéticas en vivo que Anthrax. El despliegue escénico del pelado Ian y de Frank Bello, unido a los alaridos inconfundibles de Joey Belladonna, la continua invitación a dejar la vida en la cancha y finalmente a bailar la danza de la guerra. Por sí solos ya valen la convocatoria.

Es cierto que venía Megadeth y tuvo que bajarse por el maldito y bastardo cangrejo que se metió con nuestro querido colorado Mustaine. Pero poner en su lugar a una agrupación como Kreator hace que la calidad del espectáculo no decaiga ni un milímetro. La agresividad desplegada con una brillantez técnica única en el género, con un ícono de todos los tiempos como Mille Petrozza y el genio finlandés Sami Yli- Sirniö en las seis cuerdas, nos llevan a levantar la bandera hasta el final y haciéndonos pasar el tiempo volando.

Pero es la despedida de Slayer. Suena increíble, más aun cuando varias bandas han anunciado despedidas y terminan retractándose, lo cual aumenta el negacionismo reinante. Pero sí, es la última vez en que vamos a ver a Tom Araya y Kerry King en Chile. Desde ese lejano 1995 donde destruyeron todo a su paso en la Estación Mapocho, Slayer nos ha regalado grandísimos momentos, en contextos de festivales o en solitario. La partida de Jeff Hanneman nos golpeó a todos, y probablemente también a sus compañeros de ruta. Pero antes de terminarla, tienen que venir a uno de sus orígenes, la tierra natal de uno de los chilenos más importantes de la historia de la música.

Sabemos que en Chile tiembla mucho, pero este domingo 6 de octubre, el epicentro tiene que estar en La Florida. Perderse el ver a estos tres íconos juntos, en la despedida de una de las más grandes glorias de la historia del Heavy Metal, puede llevar a un arrepentimiento doloroso y perpetuo, y quién mejor que Pentagram para contarles que aquí es así.

por Darío Sanhueza de la Cruz

Esta mañana se anunció una nueva versión del Santiago Gets Louder  – El Domo en el Movistar Arena, esta vez, fusionado con el Solid Rock que debutó en nuestro país el año pasado.

JUDAS PRIEST y ALICE IN CHAINS encabezarán el festival que se realizará el 2 de noviembre, que también contará con la participación de BLACK STAR RIDERS, CRIMINAL , TEMPLE AGENTS y RECRUCIDE.

Las entradas se venderán por sistema Puntoticket y puntos de venta en tiendas Hites, Audiomusica y Cinemark habilitados a lo largo del país. Los clientes del Banco de Chile podrán acceder a una preventa exclusiva los días 3 y 4 de julio con un 20% de descuento usando tarjetas del Chile, 3, 9 ó 12 cuotas sin interés (máximo 6 entradas por cliente). Venta para todo público desde el 5 de julio al mediodía.

A continuación te dejamos los precios:

A través de su redes sociales, JUDAS PRIEST reveló el cartel de festival lo traerá nuevamente a Chile el próximo 2 de Noviembre como parte de la promoción de su último trabajo «Firepower».

El festival SGL Meets Solid Rock – El Domo II, que une 2 festivales que se se estaban realizando en nuestro país como son Santiago Gets Louder y Solid Rock, se realizará en Movistar Arena y contará además con la presencia de ALICE IN CHAINS como segundo cabeza de cartel, BLACK STAR RIDERS, CRIMINAL (con el chileno Anton Reisenegger a la cabeza) y las agrupaciones locales TEMPLE AGENTS y RECRUCIDE.

Según la información entregada por JUDAS PRIEST, las entradas tendrán una preventa exclusiva para clientes del Banco de Chile el 3 y 4 de Julio y la venta general inicia el 5 de Julio.

Criminal

CRIMINAL confirmó una nueva fecha en su visita a Chile. La banda liderada por Anton Reisenegger estará presentándose en Golden Bar de Rancagua el 29 de Abril como parte de la gira promocional de su nuevo disco «Fear Itself» el cual se lanza el próximo 11 de Marzo. En esta fecha, CRIMINAL será acompañado por FORAHNEO, SAKEN y DIAMETRAL. El costo de la entrada será de $5.000.

CRIMINAL además se presentará el 6 de Mayo en Kmasu Premiere en Santiago y el 7 de Mayo en El Huevo de Valparaíso, ambas fechas como parte del «Hell Banger Tour 2016» que realizan junto a la banda argentina A.N.I.M.A.L. más otros invitados.

Recientemente, el líder de CRIMINAL Anton Reisenegger nos dio una entrevista donde habló de su nuevo disco entre otras cosas. Puedes leerla aquí.

criminal tour

No es secreto para nadie que Anton Reisenegger ha sido uno de los chilenos más influyentes en la escena metalera mundial gracias a Pentagram y, aprovechando el próximo lanzamiento de «Fear Itself» el nuevo disco de su proyecto Criminal, conversamos con el sobre este nuevo trabajo. Además, nos dimos el tiempo de analizar la escena local y cual es su parecer acerca de ella, que es lo que hay y que es lo que falta. Incluso, pudimos conversar sobre que fue lo que mató a «The Metal Fest». Sin mucho más preámbulo, con ustedes: Mr. Anton Reisenegger.

Criminal: Entrevista con Anton Reisenegger (febrero 2016)

Anton, ¿por qué el disco se llama “Fear Itself”? ¿De dónde viene? Porque ninguna canción del disco se llama así…

Nos pasa mucho esto de que hay un disco con temas, letras y todo pero nos falta el título… en este caso, hay temas que tienen que ver con eso, con la manipulación, con el miedo, la doctrina del shock, y empecé a pensar y me acordé de esa cita de Roosevelt que aparece en un tema de Living Colour, concretamente en el disco «Vivid» y que dice “The only thing that we have to fear is fear itself” (A lo único que le tenemos que temer es al miedo mismo), y eso lo encuentro muy potente. Empecé a buscar porque hoy en día no puedes llegar y ponerle el título que quieras a un disco sin ver que no lo haya usado nadie antes, no lo encontré y nadie lo había usado, me gustó y se lo propuse a los demás y a todos les gustó.

¿Qué tiene de diferente “Fear Itself” con lo que venían haciendo? ¿Cuál es la marca de este disco?

Es difícil de decir… Nosotros tenemos un chiste interno de que cada disco se debería llamar “More of the same but a Little bit different” (risas) y en el fondo es eso, nosotros no cambiamos de sobremanera nuestro estilo, sino que tratamos de refinarlo, de hacer mejores temas. Nosotros a esta altura no vamos a cambiar de estilo, Criminal es lo que es, mezcla de Thrash, Death y Hardcore y vamos a seguir haciendo eso, con nuestras influencias de siempre (Slayer, Exodus, Napalm Death, At The Gates, Carcass) pero tratando de hacerlo lo mejor posible. La respuesta ideal a tu pregunta sería en que es un mejor disco que los anteriores, pero eso no te lo puedo asegurar, yo mismo tengo que verlo con un poco de distancia. Ahora, hay una diferencia obvia que es que contamos con un nuevo integrante (Sergio Klein), chileno que vive en Berlín y es seco en la guitarra, ha sido fan de Criminal prácticamente toda su vida consciente. Él fue realmente instrumental, en el sentido de que este disco saliera lo mejor posible ayudándonos a depurar, ya que como fan de Criminal él sabe lo que le gusta al fan de Criminal… en algunas partes nos decía “Esto es innecesario, cortemos esto”, y si te fijas todos los temas del disco son relativamente cortos, con la idea de sacar la grasa y dejar el músculo, lo principal.

Criminal

Sobre el nuevo integrante, Sergio, ¿él trabajó en la parte final o tuvo que ver en la composición?

Tuvo que ver en la composición también. El tema fue que nosotros, con el guitarrista anterior, nos pusimos a componer pero la cosa no fluía, él llegaba con riffs e ideas pero a mí no me convencían, después yo le mostraba riffs a él y no le gustaban, entonces no había química sencillamente, pero se dio el cambio con la llegada de Sergio y las cosas empezaron a fluir mejor. Yo tenía bastante material grabado, cosas que había ido grabando pero no en forma de temas, sino que como riffs, y con él empecé a armar todo y se dio esta sinergia, esta cosa de crítica constructiva que era justo lo que yo necesitaba. En el fondo yo hice la mayor parte del álbum pero con una guía de este cabro que tiene diez años menos.

¿Y fue él tu primera opción o viste otras alternativas?

Lo que pasa es que sentimos que cuando metimos al Olmo (Cascallar) a la banda cachamos que nos apuramos mucho, porque llegó como parche en un principio y dijimos “ya está acá, la cosa está funcionando así que se quede nomás” y eso creo que fue un error, sin nada contra él en lo personal porque es una muy buena persona. Quisimos ser un poco más cuidadosos esta vez y lo pensamos un poco más pero al final era medio obvio. Nosotros hicimos una gira con el grupo de Sergio y lo pasamos bien, nos reímos mucho y para estar en una banda es muy importante ese feeling humano ya que hay que pasar mucho tiempo juntos, hay poco espacio y era importante que se diera eso. Se dio y no lo pensamos más, dijimos “ya, este compadre es”.

Siguiendo con “Fear Itself”, vemos el tracklist que tiene doce canciones, pero llama la atención el tema “Carne Molida”. De partida por el nombre, ¿es en español? ¿Cuál es la idea?

Sí, es en español y la verdad la letra no la pensé mucho. Me puse a escribirla y salió, es algo más Punk, más Hardcore. El mismo tema es más directo, más rápido, sin mucha fineza, más al hueso musicalmente.

Criminal

¿Qué otras sopresas tiene “Fear Itself”? ¿Qué mensaje entrega, y qué puede llegar a sentir uno con respecto a este disco, a diferencia de lo que entregaba “Akelarre”, por ejemplo?

Yo creo que más que nunca, no hay mucho que pensar, hay que sentir como dices. Este disco es un puñetazo muy fuerte en la cara, pero tiene finezas como por ejemplo los solos que hizo Sergio o la batería de Zac (O’Neil), que si te fijas bien tiene cosas muy finas y muy bonitas que están muy bien hechas, pero todo es tan bruto y tan agresivo que esos detalles quedan en el envoltorio. No sé si tiene sorpresas, pero en cuanto a las letras yo creo que sí, si uno se mete un poco más en las letras vas a encontrar cosas como “Stream Of Consciousness” que está basada en un libro de Thomas Ligotti, el cual sirvió para crear el personaje de Matthew McConaughey en “True Detective”, con esa onda nihilista y todo parte en el hecho de que el ser humano haya adquirido conciencia fue un error de la evolución y es la gran tragedia del ser humano. A partir de eso construí la letra y son cosas interesantes, que van un poquito más allá del “La religión es mala”, “los milicos son malos”, “la policía es mala”, tratar de hacer una cosa un poco más profunda pero comprensible para todo el mundo. Musicalmente, no sé si se puede hablar de sorpresas, no creo que hayamos hecho algo que haga decir a nuestros fans “oh, nunca pensé que iban a hacer esto”, sino que más bien refinar un poco lo que siempre hemos hecho y tratar de hacerlo mejor.

Algo que encuentro que cambió mucho y me gustó bastante fue la estética del disco. Revisando el artwork encontré que no tiene relación con ninguno de los hechos anteriormente y lo mismo con el cambio del logo. Esto de ponerle cruces y tumbas tras el logo de Criminal da la idea de que es menos metálico y más hardcore. ¿Qué hay en todo eso?

Yo creo que hay un poco de deseo de refundación, de partir de cero, aunque obviamente después de veintitantos años tocando (creo que van a ser veinticinco ya) es medio iluso decir “vamos a partir de cero”, pero como tenemos nuevo integrante, dije “esto es una partida fresca, estamos de nuevo en un sello que en su momento nos desechó y ahora nos recibe de vuelta» y creímos que era importante marcar eso en la parte estética. Hasta ahora habíamos trabajado con fotos, con Photoshop y esa onda más noventera, pero se dio que conocí personalmente al artista que ha trabajado con At The Gates, Arch Enemy y un montón de bandas y es un tipo muy sencillo, muy buena onda, cobra barato además (risas), y estaba de cajón que haríamos algo con él, aunque tengo que ser honesto ya que nos presentó una idea que no nos gustó para nada y le dijimos “sabes que olvídalo y nos vamos a hacer otra cosa”, pero él se sintió tan mal con eso que nos hizo esta nueva idea que al final nos encantó, porque si te fijas las carátulas de Criminal siempre tiene a la figura humana en el centro excepto “Sicario”, donde la silueta está fuera del cuadro pero también se entiende como parte del todo, y la figura humana en este nuevo disco está deformada, llevada al extremo y este salto se va a interpretar en cinco o diez años más como “ah, ellos querían decir tal cosa”. En el fondo, tampoco lo pensamos tanto, pero sentimos que estamos en un momento donde es necesario romper ciertos cánones constantes e intentar cosas distintas.

Criminal

Cambiando un poco de tema, Anton, ya que eres una de las voces más conocedoras de la escena metalera, además con el programa de radio “Disco Duro”, ¿cómo ves la escena del Metal chileno en general? sin caer en un estilo en particular

Me preguntan harto eso y tengo que decir que la escena en Chile es sumamente rica porque hay mucho talento de verdad y no lo digo por agradar a la gente, de verdad hay bandas realmente buenas y mentes muy creativas pero está muy atomizada, muy desperdigada… Por ahí está el Djent, por allá los que hacen Death Metal «old school», por acá los que hacen Prog, Power Metal y lo que yo siempre he dicho y quizás es el signo de los tiempos pero encuentro que no hay una banda que aglutine, una banda de todos, una banda en la que todos estén de acuerdo cuando dicen “esta banda es la cagá (sic), es la zorra (sic) y tenemos que apoyar a esta banda”. Eso ya no existe, existió en los ’80 y en los ’90 pero ahora lamentablemente no veo que exista. Claramente las cosas ya no van por los mismos cauces, por los mismos canales que iban antes, la forma de promocionarse, la forma de darse a conocer ya no es la misma y es muy probable que hayan bandas que logren cierto reconocimiento fuera de Chile mucho antes de lograrlo dentro, por poner un ejemplo Mar De Grises que hicieron giras por Europa y en Chile con cueva habrán tocado con cien personas en La Batuta… Creo que eso tiene que ver con que la escena del Metal en el mundo está muy especializada, hay muchos nichos, no hay una banda como Pantera, como Sepultura que fueron como las dos últimas grandes bandas que tuvieron la chance de convertirse en el próximo Metallica, ¿me entiendes? Pero ya no va a haber un nuevo Metallica y todo el mundo está de acuerdo con eso, y eso mismo pasa en Chile, quizás ya no habrá un nuevo Criminal, un nuevo Pentagram o Necrosis, esos tiempos ya pasaron.

¿Qué ves que le falta a la escena chilena? ¿Difusión, mejorar la calidad del trabajo, lanzarse a la vida y pegarse el salto?

Yo creo que hay muchas bandas que se están pegando el salto de venir a tocar a Europa por ejemplo y no se ve falta de valentía de las bandas ni nada de eso. Creo que si hablamos de una escena, considerando no sólo las bandas sino que también el público y la interacción, lo que falta es público, lo que falta es que la gente vaya a ver a las bandas. Yo interactúo mucho con bandas chilenas por el tema del programa como lo mencionaste antes, sé muy bien lo que está pasando, conozco los nombres pero no puedo juzgar lo que está pasando allá en terreno, a mí me da la impresión de que las bandas tocan y va muy poca gente, que es difícil para las bandas convocar público y que un concierto se termine convirtiendo en una experiencia de verdad. Sé que lo que hicieron Nuclear con All Tomorrows fue un éxito, fue mucha gente y creo que por ahí va la cosa, para que haya escena tienen que haber bandas pero también tiene que haber público.

Criminal

Quería preguntarte por un tema: ¿Qué pasó con The Metal Fest? En ese momento, cuando se hizo se hablaba de “El Wacken de Chile” o “El festival que todos los metaleros estaban esperando», que juntaba muchos estilos, donde tocó Kreator, Pentagram, bandas de Power Metal… Estuvo muy bueno y de pronto quedó ahí…

La cosa es bien simple: no había suficiente público. Todos los gastos de traer bandas, hospedajes, traslados y producción necesitan un piso de gente para financiarse, y ese piso no se alcanzó ni en la primera ni en la segunda edición, es tan simple como eso. Ahora, uno puede especular y decir “faltó esto, faltó lo otro o hubo mucho de esto y mucho de lo otro”, pero como lo dijo Matías de Nuclear, la gente se farreó ese festival porque les gustan dos grupos pero dos no le gustan y decían “ah, no voy, muy caro, no me gusta el lugar, no me gustan las bandas nacionales que tocan”… Es respetable porque a nadie se le puede obligar a ir a alguna parte, pero después no se quejen de que no hay instancias como éstas. Personalmente habría hecho una cosa distinta, habría partido de a poco y en vez de juntar ocho bandas por día habría juntado a cuatro y que la cosa creciera paulatinamente… pero bueno, yo no soy el que pone las lucas ahí y los que lo hicieron tenían muchas ganas porque son grandes fans del Metal y se hablaba mucho de que “estos tipos quieren lucrar con el Metal”… Puta, te voy a decir una cosa: Kreator no toca gratis, él también lucra como todos, pero es su pega, ¿cachai? Es cosa de ganar dinero con lo que uno hace y no hay nada malo en eso. Yo creo que The Metal Fest estaba bien planteado, pero quizás fue demasiado grande muy rápido.

Anton, antes de cerrar, ¿quieres enviarle un mensaje a la gente de PowerMetal.cl que te lee en este momento?

A ver, no tengo mucho mensaje, les quiero agradecer a la gente que nos ha seguido durante años, quiero dar la bienvenida a la gente más joven, a los cabros más chicos que de alguna forma se enteraron de Criminal y quieren saber de qué se trata esto, estos viejos que vienen tocando hace tanto tiempo. Invito a la gente a que le pegue una escuchada al disco, que lo compren y si no lo pueden comprar a mí me basta con que lo escuchen y tenemos muchas ganas de volver a tocar por allá, ojalá con mucha gente como cuando celebramos los veinte años del «Victimized». Nosotros le pusimos harto empeño, harto pino al último disco, creemos que nos quedó bastante bien así que espero que les guste.

ENTREVISTA: KARIM SABA