Entradas

pentagram

La legendaria banda chilena PENTAGRAM a confirmado que estarán acompañando este 16 de Abril a ACCEPT en su visita a Chile como parte del “Blind Rage Tour 2016”, tour promocional del último disco de los alemanes. El evento se desarrollará en el Teatro La Cúpula a partir de las 20 horas.

Las entradas para ACCEPT + PENTAGRAM ya se encuentran disponibles a través del sistema PuntoTicket a un valor de $23.000.

Accept tour

Accept

El próximo de 16 de Abril los alemanes ACCEPT se presentarán en el Teatro La Cúpula del Parque O’Higgins como parte de la gira promocional de su último trabajo “Blind Rage”. Las entradas para el evento tienen un valor de $23.000 y ya están disponibles a través de Puntoticket.

Accept tour 2016

Accept

Según indicó Radio Futuro, ACCEPT se presentará en Chile con el “Blind Rage Tour” el próximo 16 de Abril en el Teatro La Cúpula del Parque O’Higgins.

Las entradas para el evento empezarán a venderse el próximo Miércoles 17 de Febrero por sistema Puntoticket y tendrán un valor de $23.000.

 

Adelanto del DVD/BluRay que será lanzado como bonus de su próximo disco, “Blind Rage“, y que registra la presentación de los germanos en el Teatro Caupolicán el 12 de abril de 2013.

 

Para el 15 de agosto ha quedado agendado el lanzamiento de la nueva placa de los alemanes ACCEPT, llamada “Blind Rage”.

El tracklist del disco es el siguiente:

01. Stampede
02. Dying Breed
03. Dark Side Of My Heart
04. Fall Of The Empire
05. Trail Of Tears
06. Wanna Be Free
07. 200 Years
08. Bloodbath Mastermind
09. From The Ashes We Rise
10. The Curse
11. Final Journey

El primer single del disco será “Stampede”, y verá la luz el 11 de julio, contando además con un videoclip que ya fue grabado por la banda.

A su vez, la edición limitada del disco, en su versión digipak, incluirá como DVD o Blu-Ray bonus la actuación completa de ACCEPT en el Teatro Caupolicán del mes de Abril de 2013, donde tocaron el siguiente setlist:

01. Intro
02. Hung, Drawn & Quartered
03. Hellfire
04. Restless & Wild
05. Losers & Winners
06. Stalingrad
07. Breaker
08. Bucket Full Of Hate
09. Monsterman
10. Shadow Soldiers
11. Amamos La Vida
12. Guitar Solo Wolf
13. Neon Nights
14. Bulletproof
15. Aiming High
16. Princess Of The Dawn
17. Up To The Limit
18. No Shelter
19. Pandemic
20. Fast As A Shark
21. Metal Heart
22. Teutonic Terror
23. Balls To The Wall

 

 

En una reciente entrevista con motivo del Bloodstock Open Air en Inglaterra, el guitarrista de ACCEPT Wolf Hoffmann fue consultado por el futuro de la agrupación, donde confirmó que un nuevo disco ya está en preparación:

“Nuestro próximo álbum esperamos que se lance el año que viene. Empezamos a escribir nuevas canciones, pero aún no hemos grabado ninguna. A fines de año, quizás a principios de otro, iniciaremos la grabación y trataremos de hacer algo tan bueno como el último, incluso mejor, ya veremos. Pero va a ser tan heavy como el resto”, comentó Hoffmann.

ACCEPT grabó su último concierto en Chile el 12 de abril del presente año en el Teatro Caupolicán. En este video se puede ver parte del registro de aquel día:

 

Hace 3 años la frase “Accept graba DVD en Chile” no hubiera sido más que un mal chiste… o uno de los mejores sueños.  Sin embargo, luego de la presentación que los germanos dieran hace algo menos de dos años en territorio nacional, antes unas 1000 personas aproximadamente, todo cambió.  Algo mágico sucedió aquella noche, algo que ni los alemanes ni los asistentes pudieron olvidar.  Algo que motivó a que en esta segunda visita, Accept no titubeara un segundo en decidir que esta sería la ocasión perfecta para dejar registrado para la posteridad, el lazo que nació aquel 13 de mayo de 2011 entre ellos y el público chileno.  Todo estaba dispuesto: el escenario preciso para la ocasión, un marco de público respetable y el anhelo de ver a la leyenda nuevamente en nuestra tierra.  “Accept graba DVD en Chile”, el sueño hecho realidad.

Metal Fest: La Previa, como se dio a conocer el evento, incluyó dos números antes.  El primero de ellos, fue la banda oriunda de Los Angeles, California, Día de los Muertos, quienes hasta antes de esa noche, dudo que hayan sido conocidos por muchos.  Sin embargo, eso no obstó para que con el correr de los temas, los asistentes comenzarán a mostrar cierta empatía con la agrupación, más aún cuando su vocalista, Loana dp Valencia, invitara a escena a Anton Reisenegger a interpretar un tema junto a ellos.  Su propuesta death/thrash, por momentos similar a Arch Enemy, logró entusiasmar a los más de quinientos asistentes que se encontraban al interior del recinto en ese momento, a pesar que el audio no los acompañó mucho.  Gran parte de su presentación la tuvieron que llevar a cabo con un sonido saturadísimo, el que hacía muy dificultoso entender muchas partes, pero eso no fue problema para ellos, quienes se mostraron cómodos en escena y contentos de haber podido presentarse por primera vez en escenarios chilenos.

El segundo número eran nuestros conocidos Pentagram, quienes con más años de oficio, se plantaron en escena  a eso de las 21:00 hrs. para comenzar a azotar los cráneos de la mano de Fatal Predictions, logrando conexión inmediata con la audiencia.  Su show fue intenso, aunque tampoco gozaron de gran sonido,  algo que no importó al respetable que supo responder de manera acorde con lo que la banda de Reisenegger iba mostrando.  Profaner, Spell of The Pentagram, The Malefice, Temple of Perdition y la excepcional Demoniac Possession, provocaron algunos mosh entre los más asiduos a la música de los nacionales.  Además, se dieron tiempo para mostrarnos dos nuevos temas, los que serán incluidos en el primer larga duración de la banda en sus más de 25 años de historia.  The Apparition y La Fiura, fueron los escogidos, canciones con las que se encargaron de mostrar que The Malefice, título del disco, se viene realmente con toda la vibra de los años en que grabaron sus tan recordados y añorados demos.  Excelente presentación de Anton y los suyos.  Pero vamos a lo nuestro.

A eso de las 22:20 se apagaron las luces del Teatro Caupolicán y Accept salta a escena de la mano de la prendida Hung, Drawn And Quartered, un temón de su última placa a la fecha, Stalingrad (2012), el cual desató la euforia de los asistentes, los que, por lo que se vio en cancha y galería, llegaron a sumar unos 3000 aproximadamente, una cifra considerable y digna como para grabar el concierto y editarlo para un futuro DVD, algo que espero se cumpla muy pronto.  Sin preámbulo continuaron con Hellfire, la que continúo con la algarabía de todos quienes estábamos apostados en el recinto.  En el caso de Accept, los temas nuevos se reciben como si fueran clásicos de toda la vida, la recepción es impresionante, la conexión que logra la banda con su audiencia es indescriptible, es mazazo tras mazazo, y bajo esa premisa podrán imaginarse lo que ocurre cuando comienzan los primeros acordes de Restless & Wild, un mar de gente moviéndose en cancha al son de aquel magnífico corte proveniente del álbum del mismo nombre.  Todo ello acentuado por la presencia de las cámaras, lo que hacía que todos trataran de mostrarse ante ellas, haciendo maromas por doquier con tal de quedar grabados y quizás aparecer en el registro que finalmente salga a la venta.

La encargada de continuar fue Losers And Winners, canción proveniente de su aclamado Balls To The Walls (1983), la que fue coreada y mosheada hasta el cansancio.  Pero recordemos que Accept aún se encuentra en promoción de su último trabajo, por lo que luego tocó el turno de la homónima Stalingrad, cuyos murallones de riffs retumbaron poderosamente en el Teatro.  Vale decir que el sonido estuvo impecable, o al menos así fue desde la ubicación en donde me encontraba en cancha.  Las guitarras sonaron prístinas, los solos clarísimos, la batería y bajo abrumadoramente sólidos, y la voz de Tornillo estupendamente bien.  Y sobre este último debo señalar que si la vez anterior se veía cómodo y aflatado a la banda, ahora demostró ser parte integral de ella.  Es impresionante la forma en que se ha convertido en pieza clave de la potencia que los alemanes logran transmitir a su audiencia durante sus presentaciones.  El tipo sin ser un gran frontman y sin hablar mucho tampoco, logra una comunión espontánea con sus oyentes, algo tremendamente necesario en espectáculos de este tipo.

Y del año 2012 volvemos a 1981, para escuchar otro gran clásico: Breaker, canción que todos conocen a la perfección y que, como un buen vino, cada año que pasa pareciera que mejorara aún más.  La banda disfruta interpretando sus viejos clásicos, tanto como disfruta haciéndolo con los nuevos, lo que quedo demostrado con la llegada de Bucket Full of Hate, duro corte de su gran Blood of The Nations (2010).  La noche continuó con Monsterman de Russian Roulette (1986) y la más reciente Shadow Soldiers, otro temazo de Stalingrad, cuyo lead fue vociferado con fuerza por todo el Caupolicán, emocionando a cada uno de los presentes.  El medio tiempo ya por sí solo es poderoso, y entre saltos, cánticos y gritos, su poderío aumenta aún más.

Luego, y conforme a lo que señaló Mark, para esta ocasión especial incluyeron un tema más al setlist que venían ejecutando en sus últimas presentaciones.  Se trató de Amamos la Vida proveniente de Objection Overruled (1993), la cual se fue oída con la atención que amerita una canción de sus características.  Finalizado, la banda deja en el escenario por algunos minutos al gran Wolf Hoffmann, quien se despacha el acostumbrado y portentoso solo con el cual, posteriormente, da inicio a la no menos grandiosa Neon Nights, la que vuelve a erizar a todos quienes tienen a la banda entre sus agrupaciones de cabecera.  Es uno de sus más grandes clásicos y eso se nota con fuerza, provocando que nos ericemos cuando las miles de gargantas entonan su característico e inolvidable coro.

La presentación de los veteranos alemanes continuó con Bulletproof, canción que no está entre mis preferidas debido a sus aires AC/DC, pero que en vivo adquiere mucha más fuerza, más cuando Peter y Wolf comienzan su impresionante batalla, Hoffmann primero, dando el pie para que Baltes imite sus intrincadas peripecias.  Ambos son músicos brillantes y dominan a la perfección sus instrumentos, por lo que resulta realmente grato verlos en acción, disfrutando y entregándose 100% a lo que hacen en el escenario.

La rápida y ganchera Aiming High fue la encargada de proseguir con la noche que a estas alturas ya pintaba para legendaria.  Como les señalé recién, la entrega de los cinco en escena es impresionante.  La potencia en vivo de esta agrupación es algo que cuesta mucho tratar de describir en meras palabras.  Su presencia en el escenario es apabullante.  Cada uno de ellos, por sí solo, logra desconcertar por el vigor que le imprime a su actuación.  Sabemos que no son veinteañeros, pero sobre una tarima, pareciera que lo fueran.  La verdad es que demuestran más vitalidad que cualquiera de nosotros, así que imagínense lo que puede resultar de tener a estos cinco personajes juntos.  Son demoledores, aplastantes.  Una maquinaria sónica de un poderío inmenso.  A eso sumémosle 3000 voces coreando sus canciones y potentes coros, dentro de un recinto con la acústica del Teatro Caupolicán.  Es una experiencia que es muy poco probable que pueda ser plasmada en un texto, hay que vivirla, hay que estar ahí para entenderla, si no pregúntenle a todos los que aquella noche corearon Princess of The Dawn como si fuera la última, como sonaba cada una de las notas, cada acorde, cada batacazo de Schwarzmann, cada intervención de Tornillo, la solidez del bajo de Baltes (quien se despachó un solo de antología), o la magnífica dupla en las seis cuerdas que conforman Hoffmann y Frank.  Es de otro planeta.

Up To The Limit de Metal Heart, No Shelter y Pandemic de Blood of The Nations, y la impresionante Fast as a Shark de Restless and Wild, fueron las continuadoras del arrasador espectáculo.  A pesar del cansancio evidente a esa altura, es imposible contenerse con una canción como Fast as a Shark, con la contundencia y rapidez de la cual hace gala, con un Tornillo destruyéndolo todo con su caudal vocal, con Baltes y Schwarzmann imponiendo su solidísima base rítmica, y con la magistral demostración de virtuosismo por parte de Hoffmann y Frank durante toda su duración y, por supuesto, especialmente durante los imperecederos solos que incluye y que hacen que todos o tomemos por un momento la “air-guitar” o bien cabeceemos al punto de crearnos serias lesiones en el cuello.  Alucinante e inolvidable.

Luego de ellas se retiran algunos segundos, para volver al encore, que si bien ya todos sabíamos que incluía, fue esperado como si se tratara de la más grande de las sorpresas.  Metal Heart, arrasó con todos los presentes, la Marcha Eslava de Tchaikovsky al inicio de la canción retumbó en todo el recinto y fue coreada a todo pulmón, lo mismo con el coro y con el solo de Hoffmann, en el cual intercala Für Elise de Beethoven.  Eso, amigos, son momentos imborrables, impagables, grandiosos, momentos que nos acompañarán hasta el fin de nuestra existencia.  Todos quienes sienten la pasión y que llevan por dentro la llama de este tipo de música, sabrán a que me refiero.

La penúltima de la noche llegó de la mano de Teutonic Terror.  Lo dije en el comentario de su anterior visita, ocasión en la que abrieron con este tema.  Teutonic Terror, es un clásico instantáneo y está para ser considerado al lado de lo más selecto de los germanos, por lo que perfectamente puede ir al cierre de sus presentaciones.  Reúne todos y cada uno de los elementos que han hecho de Accept, un nombre clave en la historia del heavy metal mundial.  El gran cierre llegó de la mano de Balls to the Walls, y con ella la inevitable despedida, pero esta vez fue con la esperanza que pronto podremos revivir el momento.  Accept prometió grabar el show para un DVD, y se cumplió.  Solo resta esperar a que sea editado lo más pronto posible, ya que es algo digno de ser visto por muchos más.  Los comentarios sobran y las palabras faltan para describir lo que significa la experiencia Accept en vivo.  Una banda clásica, con historia, calle y bolas, y que sigue demostrándonos que están absoluta, plena e indudablemente vigentes.  Si la primera vez fueron 1000, y ahora 3000, esperemos que para la próxima sean 6000 o más los asistentes.  Nadie que se precie de ser fan del heavy metal, debería dejar pasar la oportunidad de estar frente a una parte importantísima de la historia del género. ¡Nadie!

Setlist Accept:

01. Hung, Drawn and Quartered
02. Hellfire
03. Restless and Wild
04. Lossers and Winners
05. Stalingrad
06. Breaker
07. Bucket Full of Hate
08. Monsterman
09. Shadow Soldiers
10. Amamos la Vida
11. Neon Nights
12. Bulletproof
13. Aiming High
14. Princess of the Dawn
15. Up to the Limit
16. No Shelter
17. Pandemic
18. Fast as a Shark
Encore:
19. Metal Heart
20. Teutonic Terror
21. Balls to the Wall

REVISA AQUÍ LA GALERÍA DE FOTOS DEL CONCIERTO

 

Los alemanes anunciaron que el show del viernes 12 en el Teatro Caupolicán será grabado para un próximo y eperado DVD. ACCEPT vuelve a Chile tras 2 años de su demoledor concierto en un repleto Club Kadilac, para ser el cabeza de cartel en The Metal Fest – La Previa.

La noche contará también con PENTAGRAM CHILE y DÍA DE LOS MUERTOS, en la antesala al esperado show de los teutones, que quedará registrado al igual como lo hicieran MOTÖRHEAD y THE GATHERING en el recinto de calle San Diego.

Los horarios de la jornada son:

20.00 hrs. Día de los Muertos
21.00 hrs. Pentagram Chile
22.15 hrs. Accept

Las entradas para The Metal Fest – La Previa están a la venta a través del Sistema Ticketek, cl, Call center 690 2000, puntos habilitados en Falabella y Cines Hoyts, Café La Clave (Av. Providencia #1652, Galería El Patio) y sin recargo en tiendas The Knife (en efectivo).

Los precios son:

Preventa general: $18.000
Día del show: $20.000

El legendario Wolf Hoffmann envió un saludo a los chilenos, dejando la invitación al concierto del viernes 12 de abril:

 

Fijado para el 13 y 14 de abril en Movistar Arena, The Metal Fest contará con 7 agrupaciones internacionales por día, reuniendo lo mejor del Thrash, Death, Progresivo, Doom, Heavy Rock y Deathgrind.

Siete de estas bandas se presentarán por primera vez en Chile, teniendo a The Metal Fest como plataforma para su debut absoluto en nuestro país, tras varios años de espera por parte de sus fanáticos.

Así, para el sábado 13 estarán presentes DOWN, TWISTED SISTER, MORBID ANGEL, SODOM, CORROSION OF CONFORMITY, ARCTURUS y LOCK UP. Las bandas nacionales UNDERCROFT, SADISM, ANIMUS MORTIS, INQUISICION, BATTLERAGE, MELEKTAUS, RECRUCIDE y SAKEN.

Para el domingo 14, en tanto, la potencia la pondrán DEVIN TOWNSEND PROJECT, CARCASS, MY DYING BRIDE, SYMPHONY X, VOIVOD, NILE y BRUTAL TRUTH. Las bandas nacionales serán TORTURER, ATOMIC AGRESSOR, KYTHRONE, ORATEGOD, NUCLEAR, ENIGMA, ALTO VOLTAJE y NIMROD.

A las dos jornadas de Festival se suma además “La Previa”, el 12 de abril en el Teatro Caupolicán, por lo que esta edición de The Metal Fest será más grande y da un salto cualitativo y cuantitativo respecto de la edición anterior, que marcó un hito para la escena del metal en nuestro país y para toda la región del cono sur.

Luego de su primera edición, en 2012, The Metal Fest se coronó como el festival de metal más grande realizado en territorio chileno, presentando a las más importantes bandas a nivel mundial. Y a la vez, a una serie de exponentes nacionales que aportaron su trayectoria y en otros casos incluso debutando en grande frente a las cerca de 25 mil personas que asistieron en ese fin de semana escrito en la historia a punta de intensidad, potencia, moshpits y mucho headbanging.

HORARIOS LA PREVIA
Viernes 12 de abril – Teatro Caupolicán

20.00 hrs. Día de los Muertos
21.00 hrs. Pentagram Chile
22.15 hrs. Accept

HORARIOS THE METAL FEST 2013
Sábado 13 y domingo 14 de abril – Movistar Arena

ESCENARIO INTERNACIONAL

Sábado 13 de abril
23:15 Down
21:45 Twisted Sister
20:15 Morbid Angel
18:45 Sodom
17:15 Corrosion of Conformity
16:00 Arcturus
15:00 Lock Up

Domingo 14 de abril
23:00 Devin Townsend Project
21:30 Carcass
20:00 My Dying Bride
18:30 Symphony X
17:00 Voivod
16:00 Nile
15:00 Brutal Truth

ESCENARIO NACIONAL

Sábado 13 de abril
14.30 Saken
15.30 Recrucide
16.30 Melektaus
17.30 Battlerage
18.30 Inquisición
19.30 Animus Mortis
20.30 Sadism
21.30 Undercroft

Domingo 14 de abril
14.30 Nimrod
15.30 Alto Voltaje
16.30 Enigma
17.30 Nuclear
18.30 Orategod
19.30 Kythrone
20.30 Atomic Aggresor
21.30 Torturer

Los boletos están a la venta a través del Sistema Ticketek, cl, Call center 690 2000, puntos habilitados en Falabella y Cines Hoyts, Café La Clave (Av. Providencia #1652, Galería El Patio) y sin recargo en tiendas The Knife (en efectivo)

ENTRADAS THE METAL FEST

Primera Preventa: 1.000 abonos válidos para ambos días: $40.000.  AGOTADA
Segunda Preventa Limitada: Abonos válidos para ambos días: $50.000.
Valor entrada diaria: $33.000 * Cualquier sector a elección según disponibilidad (Cancha, platea alta, platea baja)

ENTRADAS LA PREVIA

Preventa general: $18.000
Día del show: $20.000

Accept

El territorio alemán ha sido testigo de la majestuosidad creada por íconos de la música clásica como Bach, Beethoven y Wagner; también de grandes poetas, pintores, filósofos y científicos eminentes. No por casualidad es llamada “la tierra de poetas y pensadores” (Das Land der Dichter und Denker). Pero también es la nación en donde se originó Accept, uno de los patrimonios del Heavy Metal y una influencia predominante en la década de los 80’s. Un estilo vocal único y un sonido genuino que conquistó el mundo como un “murmullo que en el alma se eleva y va creciendo como volcán que sordo anuncia que va a arder”*.

La década de los setenta avanzaba frenéticamente: los nuevos movimientos musicales se desplazaban y transformaban los sonidos a su paso. El rock y el heavy metal se asomaban a pie juntillas ganando una creciente popularidad a medida que transcurría el tiempo y en Solingen, “la ciudad con alma de acero”, empezaba a germinar la semilla de Accept de la mano de Udo Dirkschneider.

La realidad es que la espina que dio origen a la banda que hoy referimos tuvo lugar en 1968 con Udo y el guitarra Michael Wagener, quienes crearon una agrupación llamada Band X. Junto a ellos integraban la alineación Jan Komet también guitarrista y el batero Birke Hoe. Por las filas de Band X también pasó el bajista Dieter Ruback y luego se unió Frank Friedrich. Fue en 1971 que adoptaron definitivamente la denominación “Accept” como su sello de reconocimiento. A partir del desarrollo del nombre, ofrecieron presentaciones ocasionales de tipo amateur en diversos lugares de su ciudad natal. La agrupación pasó por bastantes cambios en su formación antes de poder encontrar su esencia e identidad grupal. Por si fuera poco, las cosas avanzaban de forma lenta pese a que era notorio el espíritu lleno de aspiraciones.

accept10

Fue hasta 1976 cuando la vida les cambio de la noche a la mañana. Para entonces el conjunto estaba compuesta por Udo Dirkschneider en la voz, Wolf Hoffmann en la guitarra, Peter Baltes en el bajo, Frank Friedrich en la batería y Gerhard Wahl en la segunda guitarra. Recibieron una invitación para tocar en el festival germano Rock am Rhein en donde una inmensa marea de asistentes fue testigo del inicio en plena manifestación del estilo que Accept derrochaba y que, en definitiva, se encargaría de desarrollar en lares teutónicos. Un estilo que en aquella oportunidad asomaba sus garras bajo la sombra del anonimato.

En esa oportunidad los alemanes lograron captar la atención de una renombrada compañía disquera con la que meses más tarde, luego de firmar un contrato discográfico, se embarcaron en la grabación de su primera placa. Entonces se adentraron a explorar los rincones de la industria musical, ámbito que conocían someramente pero que iría formando parte inherente de sus vidas. El primer resultado del grupo fue conocido en 1979 y como en no raras ocasiones al tratarse del trabajo inicial, fue titulado Accept. En realidad, este trabajo estaba mal producido y las composiciones eran mezquinas por lo que aportó muy poco o casi nada a la banda. Tras este primer atropello, Friedrich y Wahl decidieron salirse, argumentando que no tenían las mismas ambiciones musicales que el resto de integrantes.

accept11

Las vacantes fueron ocupadas no mucho después por el guitarrista Jörg Fischer y el batero Stefan Kaufmann. Con estos nuevos elementos se encaminaron a grabar su próximo álbum que se conoció en 1980 como I’m a Rebel y para el cual contaron con Dirk Steffens como productor. Con este material la fama de la banda creció y capturó la vista de los medios de comunicación, siendo invitados así a sus primeros shows televisivos. También se las arreglaron para distribuirlo por los sellos Passport y Logo, de Estados Unidos e Inglaterra, respectivamente. I’m a Rebel continuaba en el camino de la búsqueda hacia su verdadero sonido. Otro dato interesante de este álbum es que el tema homónimo fue compuesto por Alex Young, el mayor de los hermanos guitarristas Angus y Malcolm Young de AC/DC. Según Hoffmann, lo anterior se debió a que luego del primer larga-duración les sugirieron incluir un tema que pegara en las radios y Young se los ofreció.

accept07La agresiva voz de Udo junto a la ferocidad desplegada por las guitarras y la batería eran los cimientos de un nuevo estilo musical que empezaba a identificarlos bajo la expresión británica “heavy metal”. Ya para 1981 preparan su primer compilatorio titulado Metal Masters, compuesto por quince de sus temas y haciendo un total de 58 minutos de metal. En ese año también sale su tercer lanzamiento, Breaker, con el apoyo en producción de Michael Wagener. “Son of a Bitch” fue el track que más se popularizó y dotó al grupo de mayor celebridad. Además, Udo ofrecía un sello distintivo: una voz de sonido penetrante combinado con cierta aspereza o carraspera. Aunque éste era un trabajo contundente aún le faltaba esa pizca de condimento tan necesario para optimizar el momento de su germinación.

Durante ese periodo también firmaron con Portrait, una subsidiario de la mundialmente reconocida CBS Records. Sumado a eso, consiguieron la gestión profesional de Gaby Hauke, quien bajo el pseudónimo de Deaffy ayudaría a la banda a escribir la mayor parte de las letras. Otro evento relevante se sumó a la trayectoria de 1981. Y es que Accept autofinanció su propia gira como soporte de Judas Priest, una oportunidad que no podían darse el lujo de perder para ganar más terreno europeo. Casi sin ningún tipo de promoción por parte de la disquera, los alemanes lograron generar buenas críticas. Pero la aventura no fue fácil. En varias presentaciones fueron listados como “Attack” en vez Accept y hubo choques de personalidad entre los integrantes que condujeron a la salida de Fischer al término del viaje.

PRIMIGENIO DEL SPEED METAL

Antes de dar inicio al registro de su siguiente placa, entra Jan Koemmet en reemplazo de Fischer pero su estadía en Accept no duró mucho tiempo. De hecho, las grabaciones fueron producto de Hoffmann en su totalidad. Tras el desencantó de Koemmet, se unió Herman Frank, justo cuando se estaba definiendo la salida de la nueva pieza, por lo que todavía alcanzó a aparecer en los créditos -aún cuando no participó en la grabación-. Era 1982 cuando el compilado de 18 temas, Restless The Best, hizo su aparición en el mercado musical y más tarde, ese mismo año, dejó el camino para Restless and Wild, considerada una de las entregas top del Heavy Metal. Este álbum fue la piedra angular de la esencia de su sonido revolucionario finalmente decubierto, que abasteció de notoriedad a Accept y les abrió paso al verdadero estrellato. De los temas de Restless and Wild destacan “Princess of the Dawn”, “Neon Nights”, la propia “Restless and Wild”, “Demon’s Night” y, por supuesto, “Fast as a Shark”, que para muchas personas es el primigenio del speed metal por el uso del doble bombo. Un tour mundial fue el siguiente paso.

accept09

El culmen del quinteto alemán se manifestó con el resultado de su quinta entrada al estudio. En diciembre de 1983 Balls to the Wall afianzó el éxito de la agrupación, aunque con un tinte un poco más orientado a lo comercial, dependiendo de la lupa con que se vea. Asimismo, fue el primer álbum en el que aparecía Deaffy como co-autora de las letras, pero para ese entonces nadie imaginaba que se trataba de Gaby Hauke, la manager y ahora esposa de Hoffmann. Política, sexualidad y relaciones humanas son temáticas que salieron a relucir en este material y que, en alguna medida, los llevaron a figurar en titulares de revistas americanas por ser controversiales. Este trabajo destilaba fuerza y agresividad unido a un tono provocativo. Cortes como “Head Over Heels”, “Balls to the Wall”, “Losers and Winners”, “Love Child”, “Turn me On” y “Guardian of the Night” daban cátedra de lo que debía conocerse como un buen Heavy Metal.

En 1983 también hubo otros dos lanzamientos. Se trata de dos compendios: Besto Of y Midnight Highway. Por otro lado, durante un concierto realizado en Solingen, la banda se encontró con Jörg Fischer por casualidad y por insistencia de Gaby le pidieron que se uniera de nuevo al conjunto. Tras esto, emprendieron un viaje de un año cargado de shows en diversas partes del globo, como Japón, Estados Unidos –junto a Motley Crue, Kiss y Ozzy Ozbourne– y de hecho, una histórica presentación en el festival Monsters of Rock en Inglaterra.

accept08

El quinto larga duración fue Metal Heart, producido por Dieter Dierks –de reconocida trayectoria por su trabajo con Scorpions– y publicado en 1985. De acuerdo con Hoffmann, el concepto del álbum radica en la idea de un corazón artificial y de un día en el que todo el mundo tendría un corazón computarizado. Desde aquellos tiempos se planteaba la manera en la que la humanidad perdía oportunidades frente a las máquinas. Cabe señalar que el corte Metal Heart fue bastante aclamado por contener alusiones a las piezas clásicas Para Elisa de Beethoven y la Marcha Eslava de Tchaikovsky.

Con características más comerciales y más melodías, Metal Heart conquistó terrenos gringos, en donde emprendieron una exitosa gira. El tour se extendió en Japón, cuyos recitales se grabaron y para el álbum en directo llamado Kaizoku-Ban que lanzaron también en 1985. Un año más tarde emerge su séptimo lanzamiento con el nombre Russian Roulette que, contrario a los dos anteriores, fue un decaído intento de regresar a su estilo más agresivo. Lo que siguió fue un periplo mundial que incluyó fechas en Inglaterra con Dokken como teloneros y en Alemania con UFO como banda soporte.

LA SALIDA DE UDO

accept06Tras el intenso tour por Europa, los teutones anunciaron que se tomarían un receso para que Udo pudiera trabajar en su proyecto solista. Esto suponía algo que estaba más allá de un simple receso. Mucho antes se rumoreó que la agrupación daba señales de la tensión que existía tras bambalinas y, al parecer, era el momento en el que todo estaba explotando. Una de las hipótesis que corrieron como agua que lleva el río fue que Dirkschneider no estaba conforme con la orientación comercial en la que se estaba inclinando Accept.

En una entrevista, Wolf comentó que tras la inconformidad de Udo, Gaby dispuso arreglar una banda para él como solista teniendo el consentimiento de todos los involucrados en la decisión: el resto de la banda, la casa disquera, entre otros. Así, Hoffmann asegura que el trato que hicieron fue que escribirían un disco para Udo para que pudiera dar inicio a su carrera y los demás continuarían con un nuevo vocalista en Accept. Fue entonces cuando el conjunto compuso un álbum entero que salió a luz como Animal House de U.D.O. Se cree que muchas de las canciones del debut de U.D.O. fueron aquellas descartadas para el Russian Roulette por ser “muy pesadas”. Ante todo esto surgía una gran interrogante: qué haría Accept sin la persona que hasta el momento había sido su figura peculiar, aquel hombre de estatura baja y vestido con ropa de tipo militar….

Por su parte, Accept anunció como nuevo vocalista a Rob Armitage (ex Baby Tuckoo) pero tanto las y los fans como la prensa empezaron a cuestionar sobre su capacidad para adaptarse a la música del grupo. Antes de que se pudiera haber demostrado o no tal habilidad, dieron el aviso de que Armitage ya no estaría más en el proyecto. Sin embargo, no mucho después encontraron a David Reece (ex Dare Force) con quien se aventuraron en la creación de la octava placa. Eat The Heat se exhibe en 1989, con una reformada alineación que, además de Reece, contaba con el americano Jim Stacey en la segunda guitarra debido a que Jörg Fischer optó por separarse otra vez.

accept12

Las cosas marchaban bien para los germanos, quienes iniciaron un recorrido en Estados Unidos en alianza con W.A.S.P. Pero había una mancha en lienzo de su panorama: la venta de su álbum era complicada sin Udo al frente. Además, otra dificultad se presentó en el camino ya que la gira fue paralizada cuando Stefan Kaufmann sufrió una seria lesión de espalda. A partir de ese incidente, el baterista Ken Mary continuó el tour. Todo lo sucedido llevo a Hoffmann, Baltes y Gaby a determinar que Reece no era un aporte estable y que, de cualquier forma, Kaufmann necesitaba tomar un descanso. Accept detuvo su rumbo. Era el final y no había marcha atrás.

Corría 1990 cuando el mundo del metal vio un chispazo con la salida del directo Staying a Life. Este rememoraba la época dorada de Accept con su alineación original, en un show realizado en Osaka, Japón en 1985. Si bien la venta de este material era una evidencia del interés que Accept todavía despertaba, era solo una falsa ilusión: en los tres años siguientes Accept se hundió en el silencio.

EL REENCUENTRO

accept02

Una visita en Alemania fue clave para el resurgimiento de Accept. Udo se reunió con sus ex compañeros de fórmula y luego de algunas pláticas resolvieron que se reunirían. Dirkschneider, Hoffmann, Baltes y Kaufmann estaban dispuestos a retomar las riendas. Tras esta decisión dieron vida a Objection Overruled, lanzado en 1993. El álbum era un éxito, era el disco de regreso y en Europa tuvo una buena acogida, aunque en Estados Unidos las ventas encontraron un mercado un tanto hostil a causa de movimiento de rock alternativo que estaba acaparando las masas. Pero el ahora cuarteto no se rendía ni bajaba los ánimos y emprendieron una travesía por Japón, Rusia, Bulgaria, Europa, Sudamérica y pese a las malas ventas, también visitaron Estados Unidos.

accept05En 1994 dieron otra muestra de lo que aún tenían para dar y entonces sacan Death Row. De esta entrega se puede destacar que no trascendió demasiado, quizá porque para muchas personas Accept había cedido al movimiento Grunge que imperaba en esa década. Aún con un contexto poco alentador dispusieron realizar la gira correspondiente. Lamentablemente, Kaufmann se vio imposibilitado para tocar en la gira promocional de Death Row a razón de su espasmo lumbar, por lo que en su lugar debió estar Stefan Schwarzmann como reemplazo temporal.

El contexto daba a entender que otra pausa sería el siguiente anuncio de Accept. Pero no fue así. El grupo sostuvo varias sesiones de grabación en Estados Unidos hasta que en 1996 dieron a conocer Predator. El nombre del nuevo trabajo puso los puntos sobre las íes: Accept demostraba ser un depredador que se aferraba fervientemente a sus fans. En Predator las baquetas estuvieron a cargo de Michael Cartellone (Damn Yankee’s) y otro hecho sorpresivo fue que Peter tomó el control de la voz en algunas pistas.

Durante el “Predator Tour” se hizo evidente que las relaciones entre los integrantes no estaban en su mejor momento. A pesar del gran esfuerzo de todos por redirigir la embarcación hacia un nuevo puerto, la marea de inconsistencias fue más fuerte que su deseo. Los últimos conciertos del tan proclamado y ahora fallido reencuentro tuvieron lugar en Norte y Sudamérica, Europa y Asia. El último concierto de esta etapa fue en Tokyo en un recinto que se llenó en su totalidad.

LA PAUSA Y LA REUNIÓN EN VIVO

accept03Entre 1997 a 2005, el lienzo en el que se pinta la historia de Accept se quedó incompleto. Cada integrante se zambulló entre las actividades que mejor hacía en solitario. Pero aún desde lejos la bandera de la banda se mantenía en el aire, izada, y no sólo porque en 1997 sacan un disco doble en vivo, All Areas- Worldwide, que da cuenta de las giras de Objection Overruled y Death Row; también porque de alguna manera fueron los albañiles que construyeron un nuevo rumbo para el metal. Tanto así que en 1998 los black metaleros de Dimmu Borgir les rindieron homenaje al incluir una versión de “Metal Heart” en su álbum Godless Savage Garden. Además, el sello Nuclear Blast lanza en agosto de ese año un material de tributo a Accept que incluye la participación de Hammerfall, Axxis, Grave Digger, Primal Fear, Therion, Sinner y Sodom, entre otros.

Tal vez a manera de no dejar morir el recuerdo, en 1998 exhiben el EP Breakers on State, con cuatro temas ya conocidos. Luego lanzan el All Areas – Worldwide en U.S.A. y Japón pero bajo el título The Final Chapter. En el 2000 vendieron la compilación Bestseller, el split Take 2: Accept & Quiet Riot y otro compendio llamado Classics, Rocks ‘N’ Balladas (Hot and Slow). Ya en el 2002 lanzan el EP Rich & Famous, cuyo tema homónimo es el bonus track que Objection Overruled destinó para Japón, y contiene una versión acústica de “Writing on the Wall” y una versión demo de “Breaker”.

accept01Además, Accept publica su primer DVD al cual nombraron Metal Blast from the Past. Éste DVD ofrece material audiovisual de su concierto en Osaka, Japón en 1985, también un set de tres cortes interpretados en Bulgaria en 1993, siete video clips, tomas “detrás del escenario”, galería de fotos, biografía, discografía y letras de canciones. Una de las particularidades de Metal Blast form the Past es que es un disco dual, por lo también funciona como un CD de nueve cortes inéditos provenientes del álbum Breaker, una versión acústica y otras cosas.

El 2004 trajo nuevas y buenas noticias pues se confirmó que la alineación original de Accept se reuniría para participar en los festivales europeos del verano. De esa cuenta, realizaron una ráfaga de actos en Rusia, se presentaron en el “Sweden Rock” en Sölversborg, en el evento italiano “Gods of Metal”, en el festival “Tuska” de Finlandia y otras fechas en Japón. El último show de esta serie fue llevado a cabo en agosto de 2005 en Kavarna, Bulgaria, específicamente en el “Kaliakra Rock Fest”. Durante esa temporada también entregan otro disco de éxitos, esta vez titulado Sharkbite – Best Of. Luego vino un alto en la travesía, esta vez porque Udo debía continuar con sus obligaciones de su banda.

REGRESO TEUTÓNICO

AcceptEl paréntesis de Accept se extendió hasta entrado el 2007. En mayo de ese lapso se rumoreaba otra posible junta de Accept para componer y grabar una nueva placa. Sin embargo, Udo manifestó de forma tajante en una entrevista realizada por el e-zine Lords of Metal, que “eso sería un problema” y señaló: “entiendo que la gente quiere un nuevo álbum de Accept, pero componer canciones juntos sería un desastre. De esa manera destruiríamos en vez de crear algo. Tenemos una buena relación y es mejor mantenerlo así”. En ese sentido, quedaba más que claro que Dirkschneider declaraba oficialmente que no participaría en un posible reencuentro.

Las esperanzas de un nuevo disco parecían desvanecerse hasta que a finales de mayo de 2009, Peter Baltes dijo que había pasado un fin de semana junto a su compañero de las seis cuerdas, Wolf Hoffmann. El éxito de los recitales del 2005 les había dejado la espinita de que podían seguir, de que un nuevo álbum podría nacer para hacer brillar el nombre de Accept otra vez. Sin duda, querían que el corazón de metal latiera de nuevo.

Entonces, casi por casualidad, mientras Peter y Wolf trabajaban en un estudio de Nueva Jersey alguien les sugirió que se comunicaran con Mark Tornillo para reclutarlo en la voz. Con el deseo de encontrar un vocalista que se adaptara al estilo de Accept, sin parecer un clon del sonido de Udo, deciden llamar a Mark y probar suerte. Tornillo tocaba en TT Quick, una “club band” popular en los ochenta en el área de Nueva York y Nueva Jersey. Era conocida principalmente por la voz de Mark y por el buen trabajo en guitarra de David Dipietro. Cuando Tornillo se apersonó para una sesión informal de jamming con Accept la pasaron muy bien. Tan pronto como empezó dar sus primeras tonadas, Mark impresionó al resto del grupo y rápidamente pensaron que podría ser la nueva voz de Accept.

La noticia de un impetuoso regreso de Accept dio la vuelta al mundo. El 2009 explotó no sólo con el aviso de un nuevo frontman, sino también por la salida de un nuevo larga duración que tan esperado había sido por las y los fans más tenaces del conjunto originado en Alemania. Así, en noviembre de ese año entran al estudio Backstage en Derbyshire, Inglaterra con el apoyo del productor y guitarrista Andy Sneap para dar el banderazo a la grabación del nuevo trabajo.

Accept

El 2010 arranca con la puesta en el mercado de la recopilación The Accept Collection. Luego se da un salto cualitativo con el EP The Abyss, con dos pistas desconocidas hasta entonces y el primero desde hacía mucho tiempo en ofrecer nuevas composiciones. Así mismo, dieron a conocer que firmaron un contrato con Nuclear Blast Records, así que el nuevo trabajo venía con nuevo sello, el debut de Mark Tornillo y el regreso de Herman Frank en la segunda guitarra. Gaby Hoffmann y Deville Schober, managers de Accept, declararon que apreciaban mucho la cooperación de Nuclear Blast porque Accept finalmente había encontrado un poderoso compañero con el cual podían crear un gran impacto internacional.

Por su parte, Tornillo expresó “no trataré de llenar los zapatos de Udo Dirkschneider. Soy diferente. Lo que haré es ser yo mismo. Aunque cuando interpretemos los temas clásicos trataré de serle fiel al original porque los fan se lo merecen”. Su debut en directo fue el ocho de mayo de 2010 en un concierto totalmente vendido en el Gramercy Theatre ubicado en la Gran Manzana, ante un público de cientos de interesados que se deleitó con clásicos y algunos temas del nuevo material. Algunos días más tarde estrenaron su video “Teutonic Terror” que escaló a la posición cinco de las carteleras mundiales de videos de todos los géneros musicales de MySpace. También se coronó primero en la cartelera de videos de metal de la misma red social.

Accept

Después de catorce años sin un auténtico lanzamiento –desde el Predator en 1996-, en agosto de 2010 Blood of the Nations hace su entrada con todos los astros alineados, siendo calificado mundialmente como el mejor disco del año en la categoría de metal y hard rock. Un inmenso tour le siguió a este lanzamiento y en ochenta días la agrupación se presentó ante casi 450,000 seguidores y seguidoras. A finales de octubre del año pasado estuvieron en el festival nipón Loudpark junto artistas de la talla de Ozzy, Motörhead y Stone Sour. Indiscutiblemente, Blood of the Nations vino a reforzar el tan esperado regreso a los escenarios de la leyenda teutónica.

El 2011, en un repleto Club Kadillac, por fin pudimos ver en Chile a Accept. En su primera presentación en nuestro país, los alemanes debutaron como cuarteto luego que el guitarrista Herman Frank sufriera una caída durante un show en San Antonio, EEUU, que le costó costillas rotas y una lesión pulmonar. El bajista Peter Baltes señaló en ese entonces que “todos tenemos que darle nuestro apoyo para que se recupere de sus lesiones. Mientras tanto, la banda seguirá el tour, y Herman se nos unirá apenas se encuentre sano”.

Finalizando la etapa de regreso, considerada una de las más potentes en el Heavy Metal, Accept no dejaría que esto sólo quedara en una reunión de 180 shows. El grupo comenzó a trabajar en un nuevo álbum de estudio con todo el respaldo y confianza que entregó su anterior entrega “Blood Of The Nations”. Wolf Hofmann explicaba el camino a seguir en cuanto a esta producción: Accept y Andy Sneap (productor de Megadeth, Exodus, Testament, Arch Enemy, Nevermore) tienen una sinergia perfecta. Eso era muy claro con ‘Blood Of The Nations’ y nos sentimos muy emocionados por continuar en este camino. Andy no es tan solo un productor asombroso y prolífico, sino también un muy buen amigo que se ha convertido en un miembro de la familia de Accept.

Es así como en abril del 2012 loa alemanes lanzaron su última producción “Stalingrad”, álbum que constaba de 10 canciones más un bonus track y que seguía la senda de “Blood of the Nationss”. “La banda se retiró a los estudios para producir un álbum que la muestra en su forma más purista”, aseguraba un comunicado de ese entonces. “‘Stalingrad’ es un disco sin compromisos de principio a fin y sin pistas de relleno”.

Este álbum trae de regreso en gloria y majestad a uno de los pioneros del sonido clásico del Heavy Metal, un imprescindible del género y un show demoledor queda en el recuerdo de cada uno que acepta el desafío de enfrentarse a este Terror Teutón. Por segunda vez en Chile podremos ver a Accept, esta vez en el marco de La Previa a The Metal Fest en el Teatro Caupolicán. Las entradas están a la venta por sistema Ticketek.cl y The Knife.

*Cita de G. A. Becquer

El legendario Wolf Hoffmann, guitarra inmortal ACCEPT, ya calienta las manos para venir a barrer con todo el 12 de abril en el Teatro Caupolicán, encabezando The Metal Fest – La Previa.

El evento que además tendrá a los chilenos PENTAGRAM y los estadounidenses DÍA DE LOS MUERTOS. El germano invita al público a ser parte de la noche que dará la partida a las actividades de The Metal Fest, de la que ningún amante del Heavy clásico puede estar ausente.

Las entradas se venden por sistema Ticketek.cl, puntos habilitados Falabella y Cine Hoyts y tienda The Knife de Eurocentro con un valor de $18.000. El mismo día pasarán a costar $20.000.

Como dos días de metal no son suficientes, The Metal Fest amplía su campo de acción y para el 12 de abril, justo un día antes de las dos jornadas en el Movistar Arena, tendrá “La Previa” en el Teatro Caupolicán, show que servirá de perfecto aperitivo y calentamiento de motores para el histórico encuentro principal.

Y para que esté a la altura, los grandes invitados son una verdadera leyenda: los alemanes ACCEPT, pioneros absolutos del glorioso Heavy Metal germano y europeo. Una institución del género que no solamente se sustenta por su historia, sino por un presente arrollador, en el que han vuelto con una fuerza impresionante que no ha dejado a nadie indiferente y en el que han dado clases de cómo hacer heavy a todas las generaciones juntas.

Junto a ellos, una de las bandas más trascendentales de la historia del metal chileno, los míticos PENTAGRAM. Emblema de la edad de oro del thrash/death metal nacional, fue la banda que puso el nombre de nuestro país en el circuito internacional. Hoy están de vuelta, con Anton Reisenegger y Juan Pablo Uribe a la cabeza, preparando nuevo material y repasando las canciones inmortales que los han hecho un orgullo de Chile para el mundo.

Para completar el ritual, el grupo norteamericano de origen latino DÍA DE LOS MUERTOS se presentará mostrando los atributos que lo han convertido en uno de los nombres más interesantes del último tiempo, con su disco “Satánico Dramático” (2011) como gran carta de presentación.

Las entradas se venden por sistema Ticketek.cl, puntos habilitados Falabella y Cine Hoyts y tienda The Knife de Eurocentro.

Los precios son:

Primeras 500 entradas: $15.000
Preventa general: $18.000
Día del show: $20.000

 

acceptcl11-44

¿Como comenzar el comentario de un concierto tan extraordinariamente potente, emocionante y esperado como el que dieron los alemanes de Accept? ¿Cómo tratar de explicarles lo emotivo que resultó escuchar coros como los de Restless and Wild, Fast as a Shark, Balls to The Walls o Teutonic Terror, cantados por todos y cada uno de quienes se encontraban entre el público? A decir verdad, es una tarea complicada.  Cuando uno hace estos comentarios, muchas son las cosas que se pueden pasar por alto, muchos los detalles que pueden ser olvidados, pero si hay algo que siempre perdura es la certeza y esa sensación única de haber vivido un momento irrepetible, un pasaje de esos que quedan marcados a fuego en la memoria a largo plazo de quienes tuvieron la oportunidad de vivirlo, una experiencia que se lleva hasta la tumba.  ¿Estaré exagerando?, quizás… pero estoy seguro que quienes estuvieron ahí saltando, gritando y coreando los temas, estarán de acuerdo aunque sea en parte con muchas de las apreciaciones que aquí lean.

Pero antes de ir con Accept, la noche del viernes tenía un par de invitados nacionales: Vastator y Panzer.  A eso de las 19.30, y con nosotros aún esperando poder entrar, partieron los “héroes del metal nacional”, Vastator, quienes, para quienes no los conocen, lanzaron recién el año pasado su última (GRAN) producción titulada Machine Hell, álbum del que tuvimos oportunidad de oír el tema que da nombre al disco y Hawker Hunter, junto a los clásicos ochenteros de la banda, como En las frías paredes del Nicho y Máxima Entropía. De la etapa más nueva sonaron The Flight of Tue-Tue y la agresiva Hell Only Knows.  Tanto la puesta en escena, como la calidad musical de Vastator están a prueba de balas.  Los años de oficio no son en vano y Rob y los suyos se subieron seguros al escenario y se bajaron potenciados con el recibimiento del público, el desempeño de la banda es de un nivel que nada tiene que envidiar a nadie, como ya dije, son años de esfuerzo y de hacer las cosas bien, de luchar por su propuesta, de trabajo duro y todo eso se nota cuando se plantan en escena. En cuanto al sonido, este estuvo acorde y los acompañó en todo momento, salvo algunos pasajes en donde se percibió demasiado saturado, pero nada que empañara la espléndida presentación de Vastator.

acceptcl11-01

Luego vino el turno de Panzer, quienes tras un inicio un tanto desordenado se encargaron de seguir calentando los motores de los presentes.  Clásicos como Sueños Metálicos y Alerta Roja fueron de los más coreados por la audiencia, pero también hubo espacio para tocar canciones como Búscame, Línea Artificial, Ángel Audaz y Pequeño Niño, estos tres últimos provenientes de su producción de 1996, En el Nombre de… De su último trabajo, la Generación del Alkithran, sonaron los cortes Kheny Foxy y Generación del Alkhitran; no sé si hubo problemas de difusión con dicho álbum, si no se fabricaron promocionales para darlo a conocer, si su lanzamiento fue solo digital o si simplemente su repercusión fue nula, pero la verdad es que no tenía idea que Juanzer y los suyos habían lanzado este disco el año 2007; sea como sea, Panzer estuvo a la altura de la ocasión y salió airoso de ella.  Pero bueno, y con el debido respeto que me merecen ambas bandas, nadie paga un tenedor libre para degustar solo la entrada, así que vamos con el plato de fondo.

acceptcl11-14

Corrían las 21:05, Panzer se acababa de bajar del escenario y las caras y gritos de impaciencia comenzaban a hacerse presentes, más cuando el reloj comenzó a avanzar y Accept no aparecía.  Tuvimos que esperar más de media hora para que se apagaran las luces y la banda comenzara a hacer su ingreso. La espera de años de algunos, que para otros fueron décadas, estaba a punto de terminar.  Faltaban solo algunos instantes para cumplir el sueño de muchos, para vivir por fin en territorio nacional la avasalladora potencia del terror teutónico, para entonar con furia, el puño en alto y una sonrisa de oreja a oreja el nombre de Accept¡Accept en Chile! A eso de las 21:40 saltan a escena y el sueño comienza a hacerse realidad y lo hacen con el indiscutido futuro clásico, Teutonic Terror.  ¡Atronador comienzo! ¿Quién no sintió un regocijo inexplicable cuando vio el video de este single o cuando oyó la potencia del bajo de Baltes, los durísimos riffs de Frank y Hoffmann y el apabullante poderío de la batería de Schwarzmann?  ¡Accept regresaba con todo! Pero ¡ALTO, no está Udo!, su reemplazo es Mark Tornillo ¿y este de donde salió? Fue una pregunta recurrente.  Eso hasta que comenzaron los primeros fraseos de la canción: “Back to the frontlines, back to the night… Medieval marauders, under the lights” Dos estrofas bastaban para entender porque Tornillo había sido el escogido y bueno, si quedaba alguna duda, el amenazante  “We will…… Give’ em the Axe” terminaría por convencer hasta al más acérrimo seguidor de Dirkschneider.  Teutonic Terror tiene todo para convertirse en un clásico de clásicos y así quedo demostrado en el Kadilac, es un corte durísimo, que te obliga a alzar el puño y gritar el coro con furia, con garra, es un tema con el que de hecho podrían cerrar sus presentaciones, como si se tratase de uno de los más grandes hits de la banda, pero va al comienzo, así que ¡imagínense lo que se nos venía encima!

acceptcl11-21Luego de aquel arrollador puntapié inicial, Accept descargó otro tema de Blood of the Nations, el no menos potente Bucket Full of Hate, que hizo vibrar a una audiencia que llegó rendida ante la sola idea de presenciar a la banda en acción.  A estas alturas para nadie es sorpresa lo espléndido que es su último trabajo y se nota que rápidamente se ha hecho un espacio entre los favoritos de su discografía.  La siguiente dupla provendría directamente de los primeros ochentas y justamente de uno de aquellos discos favoritos de sus seguidores.  Con Starlight y Breaker la locura llegó al máximo, son dos gemas que la gente conoce a la perfección y así lo demostraron los más de 1.000 asistentes que se dieron cita la noche del viernes.  Lamentablemente, y como todos deben haber sabido antes del concierto, Frank sufrió una caída durante una presentación reciente, así que no pudimos disfrutar de esas guitarras gemelas que adornan Starlight en total plenitud, pero teníamos al gran Hoffmann en frente, así que por muy lamentable que haya sido no haber podido verlos con formación completa, la ausencia de Frank no perjudicó en nada la presentación de la banda.  Hoffmann ya lo había hecho solo antes y esa experiencia le permite llenar los espacios que deja una segunda guitarra ausente sin problema alguno… ¡y de qué forma!

Luego de aquellos mazazos, vino otra canción de su última producción.  New World Comin’ fue la escogida, un mid-tempo marca registrada de estos alemanes, como para bajar un poco las revoluciones, un pequeño respiro antes de la locura que desató la cabalgata de riffs con que comienza el mítico Restless and Wild ¡Maravilloso! Sonó espléndido, la ejecución fue increíble, pero lo mejor de todo fue la comunión lograda entre la banda y el público, aún tengo el coro dando vueltas en la cabeza, cantado con una energía desbordante por cada una de las almas presentes, fue impresionante, si parecíamos miles los que estábamos cantando.  Monsterman, de aquel magnífico álbum Russian Roulette, fue la siguiente, con un Hoffmann soberbio en la ejecución del metálico solo que adorna aquella canción.  En realidad Hoffmann estuvo brillante en toda la presentación, el tipo exuda metal por cada uno de sus poros, de eso no quedo ninguna duda, es un señor de las seis cuerdas y además un tipo sumamente entregado a lo que hace, se nota que disfruta cada momento y que lo pasa muy bien sobre el escenario.

acceptcl11-34

Un momento realmente de antología era el que se nos venía encima.  La magnífica Metal Heart, rompió con todo, las gargantas de muchos casi colapsaron de tanto gritar, el coro sonó atronador y la gente entonando la característica guitarra del tema fue sencillamente una maravilla.  A continuación una sorpresa para varios: Amamos La Vida llegaba para dar aún más emotividad a un show que ya a esa altura se perfilaba como uno de los mejores del año, las luces tenues, la gente oyendo con atención, la banda inspiradísima sobre el escenario y en el momento en que Tornillo tenía que entrar… ¡FUCK! ¡Se murió el generador! La mesa de sonido se apagó y solo quedaron un par de focos encendidos, por supuesto, destrozando el momento que estábamos viviendo.  Pero para que se imaginen como estaban de emocionados todos con el show que estaban presenciando, solo se dejaron oír un par de abucheos y luego la gente comenzó a cantar, a aplaudir, a arengar a la banda gritando su nombre y así los algo más de cinco minutos en que se fue la energía pasaron prácticamente inadvertidos, ¡Nada podía empañar la noche de Accept en Chile!  Superado el impasse, la banda ejecuta Amamos La Vida desde el comienzo nuevamente y todo problema fue olvidado.

acceptcl11-41De regreso a los clásicos.  Ahora era el turno de Neon Nights, que sonó pasmoso, extraordinario, brillante y Tornillo lo cantó maravillosamente también, a pesar de ser un tema más bien lento y calmado (al menos durante la mayor parte de su duración), la gente lo gozó al máximo y en mi caso está dentro de los temas que más disfruté la noche del viernes.  Pero no todo podía ser solo clásicos ¿no? Tiempo de volver a los noventa, específicamente 1993, año en que junto a Udo de regreso en la banda, lanzaron Objection Overruled.  La canción escogida fue la muy Ac/Dc, Bulletproof, que dio la sensación que no está dentro de las más conocidas de la banda, esto a pesar de ser un excelente corte, ya que la adrenalina bajo un poco durante su ejecución y solo los más aplicados se animaron a entonar el coro, mientras una gran parte del público aprovechó para despabilar un poco y recuperar energías para todo lo que aún quedaba por delante.  Todos sabíamos que aún faltaban por venir varios latigazos para los cuales había que estar preparados y de hecho así fue, ya que de aquí en más, prácticamente todos fueron temas provenientes de la etapa más recordada de la discografía de los germanos.

Losers and Winners de Balls to the Walls y Aiming High de Russian Roulette, desencadenaron que la marea humana comenzara a agitarse nuevamente en el interior del pequeño recinto.  Ambos temas rápidos, de coros inolvidables y exquisitamente metálicos, interpretados con una entrega única.  Se notó que la banda gozó con la recepción de la gente, se vieron cómodos y muy contentos (a pesar de las incomodidades propias de un recinto y escenario pequeños) razón por la cual podemos decir que cumplimos con nuestra parte y con creces, ya que de nosotros, la audiencia, depende en gran parte lo que suceda sobre el escenario, sino pregúntenle a Udo.  Por suerte acá la gente se comportó a la altura del espectáculo y con el respeto que se le debe a figuras como las que teníamos en frente.  Accept es una de las bandas de heavy metal más influyentes que han parido las tierras germanas y habría sido una vergüenza que hubiesen aparecido aquellos guanacos que al parecer aún no se han extinguido del todo o imbéciles lanzando cosas hacia el escenario, por suerte todos estábamos ahí para disfrutar de la banda, y así fue.

Otro corte trascendental dentro de la discografía de la banda, Princess of the Dawn, un tema tan sencillo como mágico.  Wolf ¡Impresionante! Tornillo ¡Magnífico! Y la dupla en la base rítmica ¡Solidísimos! Un placer haber podido oír por fin esta canción en vivo, junto a verdaderos fanáticos de la banda, quienes a pesar de los años de espera, años que pasan por el cuerpo, pero claramente no por el espíritu, gozaron como quinceañeros entonando con fuerza cada estrofa de una de los temas más recordados de la banda. Up To The Limit y No Shelter, fueron las que continuaron con esta magnífica fiesta metálica, antes que la banda se retirara del escenario para descansar algunos segundos.   Al regreso, el sonido de un viejo vinilo girando y aquella polka germana de fondo solo podía indicar una cosa: Fast as a Shark, personalmente, uno de los momentos que más estaba esperando ¡que temón, que potencia y que gran voz la de Tornillo!  Recuerdo haber visto algunos videos en youtube en donde el desempeño vocal de Mark en vivo no era todo lo bueno que había registrado en el disco de estudio, lo que me había provocado ciertas dudas y temores en relación con el estado en que llegaría cantando acá.  Recordemos que el tramo sudamericano es la parte final del tour de promoción de Blood of the Nations, por lo que llegué a pensar que el desgaste que traería encima podía perjudicar su performance, pero nada, el tipo cantó espectacular durante todo el show, llegando a todas las notas sin problema alguno, lo que me lleva a preguntar, sinceramente, ¿alguien echó de menos a Udo? Lo que es yo, en lo absoluto.

acceptcl11-25

Pandemic, fue el quinto y último corte a promocionar, pero que promoción si ya todos conocen a la perfección cada una de las canciones del magnífico nuevo trabajo de Accept.  Fantástico me parece poder decir que los cortes nuevos fueron recibidos y cantados como si hubiesen sido compuestos en la época dorada de la banda, como si llevásemos años escuchándolos.  Se nota que este reciente trabajo caló hondo entre los fans.  Para cerrar, un himno: Balls to the Walls, y su coro entonado por todos, casi botó el Kadilac al suelo ¡Apoteósico!  Nada más que decir.  Una experiencia única.

Lo de Accept fue de otro mundo, una entrega única, se entretuvieron, lo pasaron bien, jugaron con el público, gozaron cada momento y dieron un show realmente increíble.  Sin su vocalista original, con un guitarrista menos y con todo lo austero que fue su puesta en escena, fue un concierto inolvidable y que deja la vara muy alta para los que se vienen los próximos meses.  La huella dejada por los alemanes en Chile es indeleble, eso está claro.  Todo resultó de maravillas, incluso hasta uno se olvida que hubo un apagón entremedio, fue tal la descarga que no se puede más que recordar todo lo bueno que estuvo el concierto, no hay espacio para otra cosa.  Esperemos que se vuelva a repetir y pronto.  Por mientras quienes no se animaron a ir, pongan sus bolas contra la pared and “give’ em the axe”. ¡Accept Über Alles!

acceptcl11-50

Setlist Accept:

  • Teutonic Terror
  • Bucket Full of Hate
  • Starlight
  • Breaker
  • New World Comin’
  • Restless and Wild
  • Monsterman
  • Metal Heart
  • Amamos La Vida
  • Neon Nights
  • Bulletproof
  • Losers and Winners
  • Aiming High
  • Princess of the Dawn
  • Up To The Limit
  • No Shelter

Encore:

  • Fast as a Shark
  • Pandemic
  • Balls to the Walls

REVISA AQUÍ LA GALERÍA DE FOTOS DEL CONCIERTO

Imágenes del debut de Accept en Chile en un repleto Club Kadilac. Los alemanes fueron acompañados por Vastator y Panzer.

Fotos: Guillermo Salazar

Las siguientes personas ganaron un Meet & Greet con ACCEPT en Chile:

  • Oscar Valencia
  • Carolina Villablanca
  • Andrés Alvear
  • Cynthia Elgueta

Felicitamos a los ganadores, quienes fueron contactados por mail. Agradecemos a todos quienes participaron en el concurso.

ACCEPT llega por primera vez a Chile este Viernes 13 de Mayo para presentarse junto a PANZER y VASTATOR desde las 19:00hrs. en el Club Kadilac, ubicado en Blanco Encalada 2850, al costado del Club Hípico.

Las entradas están a la venta por sistema FeriaTicket.cl, fono 592 85 00 y tiendas FeriaMix. Sin recargo en RockMusic (Eurocentro y Portal Lyon), Traffic (Eurocentro) y Voz Propia Records (Portal Lyon).

El día del show tendrán un precio de $17.000 (General) y $25.000 (VIP).

Para encender las máquinas del primer show de ACCEPT en Chile, el líder, guitarrista y fundador de la banda alemana, nada menos que Wolf Hoffmann, habló con PowerMetal.cl en exclusiva para referirse a lo que se viene este 13 de mayo en Club Kadilac.

Entre algunas de sus declaraciones, dio la siguiente: “Me sorprende constantemente todo lo que ACCEPT significa para esta gente, y por lo contenta que se pone por el hecho de que hayamos vuelto. Para serte honesto, no tenía ni la menor idea de cómo resultaría todo al final, si todavía nos recordarían, si les gustaría la banda con el nuevo formato, ¿no?, ni tampoco a qué nos llevaría todo esto. Sinceramente, cuando nos reunimos, lo hicimos por el amor a la música y la pasión que compartimos por el Heavy Metal. Echábamos muchísimo de menos hacer música y sólo por eso lo hicimos”.

Si quieres saber lo que dice del concierto en Chile, sobre la negativa de Udo Dirkschneider de ser parte de esta reunión, y también acerca del éxito aplastante de la placa Blood Of The Nations, ¡te invitamos a leer la exclusiva en el link abajo!

ENTREVISTA CON WOLF HOFFMANN DE ACCEPT EN POWERMETAL.CL

Accept en Chile

Durante el show efectuado por los teutones en San Antonio, EEUU, el guitarrista Herman Frank sufrió una caída que le costó costillas rotas y una lesión pulmonar.

De acuerdo a lo manifestado por el bajista Peter Baltes, Frank sufrió una caída de espaldas, y aunque pudo terminar el show, el dolor comenzó a tornarse insoportable, por lo que en la ciudad de Houston fue llevado a la sala de emergencias, donde los médicos le diagnosticaron la rotura de cuatro costillas y una lesión en uno de sus pulmones, debiendo permanecer hospitalizado. Asimismo, Baltes señaló: “todos tenemos que darle nuestro apoyo para que se recupere de sus lesiones. Mientras tanto, la banda seguirá el tour, y Herman se nos unirá apenas se encuentre sano”.

La página oficial de la banda señala que Herman Frank se perderá todas las fechas restantes del tour “Blood Of The Nations”, y que la banda continuará la gira como cuarteto.

A continuación se puede ver el momento de la caída (1:25)

Accept

Este Viernes 13 de Mayo se presenta por primera vez en Chile, la leyenda alemana del Heavy Metal, ¡ACCEPT!

El show se realizará en el Club Kadilac, ubicado en Blanco Encalada 2850, al costado del Club Hípico, y parte a las 19:00 horas con PANZER y VASTATOR como bandas invitadas nacionales.

Si ya tienes tu entrada para este histórico concierto, ¡ya puedes participar en este concurso para conocer y compartir con la agrupación durante su estadía!

Para ingresar en el sorteo de este Meet&Greet con ACCEPT., sólo debes enviar un correo a concurso@powermetal.cl, con el asunto “Accept” y la siguiente información:

  1. Nombre completo
  2. RUT
  3. Número de teléfono y…
  4. Número de tu entrada: se encuentra al reverso de tu ticket.

¡Muchísima suerte! Recuerda que sólo podrás concursar si tienes tu entrada. Estas las puedes adquirir a través de Sistema FeriaTicket.cl y tiendas FeriaMix, y sin recargo en RockMusic (Eurocentro y Portal Lyon), Traffic (Eurocentro) y Voz Propia Records (Portal Lyon).

La preventa dura hasta el Jueves 12 de Mayo con los siguientes precios: $15.000 (General) y $22.000 (VIP). El día del show estarán a $17.000 (General) y $25.000 (VIP).

Accept en Chile

Accept

El territorio alemán ha sido testigo de la majestuosidad creada por íconos de la música clásica como Bach, Beethoven y Wagner; también de grandes poetas, pintores, filósofos y científicos eminentes. No por casualidad es llamada “la tierra de poetas y pensadores” (Das Land der Dichter und Denker). Pero también es la nación en donde se originó Accept, uno de los patrimonios del Heavy Metal y una influencia predominante en la década de los 80’s. Un estilo vocal único y un sonido genuino que conquistó el mundo como un “murmullo que en el alma se eleva y va creciendo como volcán que sordo anuncia que va a arder”*.

La década de los setenta avanzaba frenéticamente: los nuevos movimientos musicales se desplazaban y transformaban los sonidos a su paso. El rock y el heavy metal se asomaban a pie juntillas ganando una creciente popularidad a medida que transcurría el tiempo y en Solingen, “la ciudad con alma de acero”, empezaba a germinar la semilla de Accept de la mano de Udo Dirkschneider.

La realidad es que la espina que dio origen a la banda que hoy referimos tuvo lugar en 1968 con Udo y el guitarra Michael Wagener, quienes crearon una agrupación llamada Band X. Junto a ellos integraban la alineación Jan Komet también guitarrista y el batero Birke Hoe. Por las filas de Band X también pasó el bajista Dieter Ruback y luego se unió Frank Friedrich. Fue en 1971 que adoptaron definitivamente la denominación “Accept” como su sello de reconocimiento. A partir del desarrollo del nombre, ofrecieron presentaciones ocasionales de tipo amateur en diversos lugares de su ciudad natal. La agrupación pasó por bastantes cambios en su formación antes de poder encontrar su esencia e identidad grupal. Por si fuera poco, las cosas avanzaban de forma lenta pese a que era notorio el espíritu lleno de aspiraciones.

accept10

Fue hasta 1976 cuando la vida les cambio de la noche a la mañana. Para entonces el conjunto estaba compuesta por Udo Dirkschneider en la voz, Wolf Hoffmann en la guitarra, Peter Baltes en el bajo, Frank Friedrich en la batería y Gerhard Wahl en la segunda guitarra. Recibieron una invitación para tocar en el festival germano Rock am Rhein en donde una inmensa marea de asistentes fue testigo del inicio en plena manifestación del estilo que Accept derrochaba y que, en definitiva, se encargaría de desarrollar en lares teutónicos. Un estilo que en aquella oportunidad asomaba sus garras bajo la sombra del anonimato.

En esa oportunidad los alemanes lograron captar la atención de una renombrada compañía disquera con la que meses más tarde, luego de firmar un contrato discográfico, se embarcaron en la grabación de su primera placa. Entonces se adentraron a explorar los rincones de la industria musical, ámbito que conocían someramente pero que iría formando parte inherente de sus vidas. El primer resultado del grupo fue conocido en 1979 y como en no raras ocasiones al tratarse del trabajo inicial, fue titulado Accept. En realidad, este trabajo estaba mal producido y las composiciones eran mezquinas por lo que aportó muy poco o casi nada a la banda. Tras este primer atropello, Friedrich y Wahl decidieron salirse, argumentando que no tenían las mismas ambiciones musicales que el resto de integrantes.

accept11

Las vacantes fueron ocupadas no mucho después por el guitarrista Jörg Fischer y el batero Stefan Kaufmann. Con estos nuevos elementos se encaminaron a grabar su próximo álbum que se conoció en 1980 como I’m a Rebel y para el cual contaron con Dirk Steffens como productor. Con este material la fama de la banda creció y capturó la vista de los medios de comunicación, siendo invitados así a sus primeros shows televisivos. También se las arreglaron para distribuirlo por los sellos Passport y Logo, de Estados Unidos e Inglaterra, respectivamente. I’m a Rebel continuaba en el camino de la búsqueda hacia su verdadero sonido. Otro dato interesante de este álbum es que el tema homónimo fue compuesto por Alex Young, el mayor de los hermanos guitarristas Angus y Malcolm Young de AC/DC. Según Hoffmann, lo anterior se debió a que luego del primer larga-duración les sugirieron incluir un tema que pegara en las radios y Young se los ofreció.

accept07La agresiva voz de Udo junto a la ferocidad desplegada por las guitarras y la batería eran los cimientos de un nuevo estilo musical que empezaba a identificarlos bajo la expresión británica “heavy metal”. Ya para 1981 preparan su primer compilatorio titulado Metal Masters, compuesto por quince de sus temas y haciendo un total de 58 minutos de metal.  En ese año también sale su tercer lanzamiento, Breaker, con el apoyo en producción de Michael Wagener. “Son of a Bitch” fue el track que más se popularizó y dotó al grupo de mayor celebridad. Además, Udo ofrecía un sello distintivo: una voz de sonido penetrante combinado con cierta aspereza o carraspera. Aunque éste era un trabajo contundente aún le faltaba esa pizca de condimento tan necesario para optimizar el momento de su germinación.

Durante ese periodo también firmaron con Portrait, una subsidiario de la mundialmente reconocida CBS Records. Sumado a eso, consiguieron la gestión profesional de Gaby Hauke, quien bajo el pseudónimo de Deaffy ayudaría a la banda a escribir la mayor parte de las letras. Otro evento relevante se sumó a la trayectoria de 1981. Y es que Accept autofinanció su propia gira como soporte de Judas Priest,  una oportunidad que no podían darse el lujo de perder para ganar más terreno europeo. Casi sin ningún tipo de promoción por parte de la disquera, los alemanes lograron generar buenas críticas. Pero la aventura no fue fácil. En varias presentaciones fueron listados como “Attack” en vez Accept y hubo choques de personalidad entre los integrantes que condujeron a la salida de Fischer al término del viaje.

PRIMIGENIO DEL SPEED METAL

Antes de dar inicio al registro de su siguiente placa, entra Jan Koemmet en reemplazo de Fischer pero su estadía en Accept no duró mucho tiempo. De hecho, las grabaciones fueron producto de Hoffmann en su totalidad. Tras el desencantó de Koemmet, se unió Herman Frank, justo cuando se estaba definiendo la salida de la nueva pieza, por lo que todavía alcanzó a aparecer en los créditos -aún cuando no participó en la grabación-. Era 1982 cuando el compilado de 18 temas, Restless The Best, hizo su aparición en el mercado musical y más tarde, ese mismo año, dejó el camino para Restless and Wild, considerada una de las entregas top del Heavy Metal. Este álbum fue la piedra angular de la esencia de su sonido revolucionario finalmente decubierto, que abasteció de notoriedad a Accept y les abrió paso al verdadero estrellato. De los temas de Restless and Wild destacan “Princess of the Dawn”, “Neon Nights”, la propia “Restless and Wild”, “Demon’s Night” y, por supuesto, “Fast as a Shark”, que para muchas personas es el primigenio del speed metal por el uso del doble bombo. Un tour mundial fue el siguiente paso.

accept09

El culmen del quinteto alemán se manifestó con el resultado de su quinta entrada al estudio. En diciembre de 1983 Balls to the Wall afianzó el éxito de la agrupación, aunque con un tinte un poco más orientado a lo comercial, dependiendo de la lupa con que se vea. Asimismo, fue el primer álbum en el que aparecía Deaffy como co-autora de las letras, pero para ese entonces nadie imaginaba que se trataba de Gaby Hauke, la manager y ahora esposa de Hoffmann. Política, sexualidad y relaciones humanas son temáticas que salieron a relucir en este material y que, en alguna medida, los llevaron a figurar en titulares de revistas americanas por ser controversiales. Este trabajo destilaba fuerza y agresividad unido a un tono provocativo. Cortes como “Head Over Heels”, “Balls to the Wall”, “Losers and Winners”, “Love Child”, “Turn me On” y “Guardian of the Night” daban cátedra de lo que debía conocerse como un buen Heavy Metal.

En 1983 también hubo otros dos lanzamientos. Se trata de dos compendios: Besto Of y Midnight Highway. Por otro lado, durante un concierto realizado en Solingen, la banda se encontró con Jörg Fischer por casualidad y por insistencia de Gaby le pidieron que se uniera de nuevo al conjunto. Tras esto, emprendieron un viaje de un año cargado de shows en diversas partes del globo, como Japón, Estados Unidos –junto a Motley Crue, Kiss y Ozzy Ozbourne– y de hecho,  una histórica presentación en el festival Monsters of Rock en Inglaterra.

accept08

El quinto larga duración fue Metal Heart, producido por Dieter Dierks –de reconocida trayectoria por su trabajo con Scorpions– y publicado en 1985. De acuerdo con Hoffmann, el concepto del álbum radica en la idea de un corazón artificial y de un día en el que todo el mundo tendría un corazón computarizado. Desde aquellos tiempos se planteaba la manera en la que la humanidad perdía oportunidades frente a las máquinas. Cabe señalar que el corte Metal Heart fue bastante aclamado por contener alusiones a las piezas clásicas Para Elisa de Beethoven y la Marcha Eslava de Tchaikovsky.

Con características más comerciales y más melodías, Metal Heart conquistó terrenos gringos, en donde emprendieron una exitosa gira. El tour se extendió en Japón, cuyos recitales se grabaron y para el álbum en directo llamado Kaizoku-Ban que lanzaron también en 1985. Un año más tarde emerge su séptimo lanzamiento con el nombre Russian Roulette que, contrario a los dos anteriores, fue un decaído intento de regresar a su estilo más agresivo. Lo que siguió fue un periplo mundial que incluyó fechas en Inglaterra con Dokken como teloneros y en Alemania con UFO como banda soporte.

LA SALIDA DE UDO

accept06Tras el intenso tour por Europa, los teutones anunciaron que se tomarían un receso para que Udo pudiera trabajar en su proyecto solista. Esto suponía algo que estaba más allá de un simple receso. Mucho antes se rumoreó que la agrupación daba señales de la tensión que existía tras bambalinas y, al parecer, era el momento en el que todo estaba explotando. Una de las hipótesis que corrieron como agua que lleva el río fue que Dirkschneider no estaba conforme con la orientación comercial en la que se estaba inclinando Accept.

En una entrevista, Wolf comentó que tras la inconformidad de Udo, Gaby dispuso arreglar una banda para él como solista teniendo el consentimiento de todos los involucrados en la decisión: el resto de la banda, la casa disquera, entre otros. Así, Hoffmann asegura que el trato que hicieron fue que escribirían un disco para Udo para que pudiera dar inicio a su carrera y los demás continuarían con un nuevo vocalista en Accept. Fue entonces cuando el conjunto compuso un álbum entero que salió a luz como Animal House de U.D.O. Se cree que muchas de las canciones del  debut de U.D.O. fueron aquellas descartadas para el Russian Roulette por ser “muy pesadas”. Ante todo esto surgía una gran interrogante: qué haría Accept sin la persona que hasta el momento había sido su figura peculiar, aquel hombre de estatura baja y vestido con ropa de tipo militar….

Por su parte, Accept anunció como nuevo vocalista a Rob Armitage (ex Baby Tuckoo) pero tanto las y los fans como la prensa empezaron a cuestionar sobre su capacidad para adaptarse a la música del grupo. Antes de que se pudiera haber demostrado o no tal habilidad, dieron el aviso de que Armitage ya no estaría más en el proyecto. Sin embargo, no mucho después encontraron a David Reece (ex Dare Force) con quien se aventuraron en la creación de la octava placa. Eat The Heat se exhibe en 1989, con una reformada alineación que, además de Reece, contaba con el americano Jim Stacey en la segunda guitarra debido a que Jörg Fischer optó por separarse otra vez.

accept12

Las cosas marchaban bien para los germanos, quienes iniciaron un recorrido en Estados Unidos en alianza con W.A.S.P. Pero había una mancha en lienzo de su panorama: la venta de su álbum era complicada sin Udo al frente. Además, otra dificultad se presentó en el camino ya que la gira fue paralizada cuando Stefan Kaufmann sufrió una seria lesión de espalda. A partir de ese incidente, el baterista Ken Mary continuó el tour. Todo lo sucedido llevo a Hoffmann, Baltes y Gaby a determinar que Reece no era un aporte estable y que, de cualquier forma, Kaufmann necesitaba tomar un descanso. Accept detuvo su rumbo.  Era el final y no había marcha atrás.

Corría 1990 cuando el mundo del metal vio un chispazo con la salida del directo Staying a Life. Este rememoraba la época dorada de Accept con su alineación original, en un show realizado en Osaka, Japón en 1985. Si bien la venta de este material era una evidencia del interés que Accept todavía despertaba, era solo una falsa ilusión: en los tres años siguientes Accept se hundió en el silencio.

EL REENCUENTRO

accept02

Una visita en Alemania fue clave para el resurgimiento de Accept. Udo se reunió con sus ex compañeros de fórmula y luego de algunas pláticas resolvieron que se reunirían. Dirkschneider, Hoffmann, Baltes y Kaufmann estaban dispuestos a retomar las riendas. Tras esta decisión dieron vida a Objection Overruled, lanzado en 1993. El álbum era un éxito, era el disco de regreso y en Europa tuvo una buena acogida, aunque en Estados Unidos las ventas encontraron un mercado un tanto hostil a causa de movimiento de rock alternativo que estaba acaparando las masas. Pero el ahora cuarteto no se rendía ni bajaba los ánimos y emprendieron una travesía por Japón, Rusia, Bulgaria, Europa, Sudamérica y pese a las malas ventas, también visitaron Estados Unidos.

accept05En 1994 dieron otra muestra de lo que aún tenían para dar y entonces sacan Death Row. De esta entrega se puede destacar que no trascendió demasiado, quizá porque para muchas personas Accept había cedido al movimiento Grunge que imperaba en esa década. Aún con un contexto poco alentador dispusieron realizar la gira correspondiente. Lamentablemente, Kaufmann se vio imposibilitado para tocar en la gira promocional de Death Row a razón de su espasmo lumbar, por lo que en su lugar debió estar Stefan Schwarzmann como reemplazo temporal.

El contexto daba a entender que otra pausa sería el siguiente anuncio de Accept. Pero no fue así. El grupo sostuvo varias sesiones de grabación en Estados Unidos hasta que en 1996 dieron a conocer Predator. El nombre del nuevo trabajo puso los puntos sobre las íes: Accept demostraba ser un depredador que se aferraba fervientemente a sus fans. En Predator las baquetas estuvieron a cargo de Michael Cartellone (Damn Yankee’s) y otro hecho sorpresivo fue que Peter tomó el control de la voz en algunas pistas.

Durante el “Predator Tour” se hizo evidente que las relaciones entre los integrantes no estaban en su mejor momento. A pesar del gran esfuerzo de todos por redirigir la embarcación hacia un nuevo puerto, la marea de inconsistencias fue más fuerte que su deseo. Los últimos conciertos del tan proclamado y ahora fallido reencuentro tuvieron lugar en Norte y Sudamérica, Europa y Asia. El último concierto de esta etapa fue en Tokyo en un recinto que se llenó en su totalidad.

LA PAUSA Y LA REUNIÓN EN VIVO

accept03Entre 1997 a 2005, el lienzo en el que se pinta la historia de Accept se quedó incompleto. Cada integrante se zambulló entre las actividades que mejor hacía en solitario. Pero aún desde lejos la bandera de la banda se mantenía en el aire, izada, y no sólo porque en 1997 sacan un disco doble  en vivo, All Areas- Worldwide, que da cuenta de las giras de Objection Overruled y Death Row; también porque de alguna manera fueron los albañiles que construyeron un nuevo rumbo para el metal. Tanto así que en 1998 los black metaleros de Dimmu Borgir les rindieron homenaje al incluir una versión de “Metal Heart” en su álbum Godless Savage Garden. Además, el sello Nuclear Blast lanza en agosto de ese año un material de tributo a Accept que incluye la participación de Hammerfall, Axxis, Grave Digger, Primal Fear, Therion, Sinner y Sodom, entre otros.

Tal vez a manera de no dejar morir el recuerdo, en 1998 exhiben el EP Breakers on State, con cuatro temas ya conocidos. Luego lanzan el All Areas – Worldwide en U.S.A. y Japón pero bajo el título The Final Chapter. En  el 2000 vendieron la compilación Bestseller, el split Take 2: Accept & Quiet Riot y otro compendio llamado Classics, Rocks ‘N’ Balladas (Hot and Slow). Ya en el 2002 lanzan el EP Rich & Famous, cuyo tema homónimo es el bonus track que Objection Overruled destinó para Japón, y contiene una versión acústica de “Writing on the Wall” y una versión demo de “Breaker”.

accept01Además, Accept publica su primer DVD al cual nombraron Metal Blast from the Past. Éste DVD ofrece material audiovisual de su concierto en Osaka, Japón en 1985, también un set de tres cortes interpretados en Bulgaria en 1993, siete video clips, tomas “detrás del escenario”, galería de fotos, biografía, discografía y letras de canciones. Una de las particularidades de Metal Blast form the Past es que es un disco dual, por lo también funciona como un CD de nueve cortes inéditos provenientes del álbum Breaker, una versión acústica y otras cosas.

El 2004 trajo nuevas y buenas noticias pues se confirmó que la alineación original de Accept se reuniría para participar en los festivales europeos del verano. De esa cuenta, realizaron una ráfaga de actos en Rusia, se presentaron en el “Sweden Rock” en Sölversborg, en el evento italiano “Gods of Metal”, en el festival “Tuska” de Finlandia y otras fechas en Japón. El último show de esta serie fue llevado a cabo en agosto de 2005 en Kavarna, Bulgaria, específicamente en el “Kaliakra Rock Fest”. Durante esa temporada también entregan otro disco de éxitos, esta vez titulado Sharkbite – Best Of. Luego vino un alto en la travesía, esta vez porque Udo debía continuar con sus obligaciones de su banda.

REGRESO TEUTÓNICO

AcceptEl paréntesis de Accept se extendió hasta entrado el 2007. En mayo de ese lapso se rumoreaba otra posible junta de Accept para componer y grabar una nueva placa. Sin embargo, Udo manifestó de forma tajante en una entrevista realizada por el e-zine Lords of Metal, que “eso sería un problema” y señaló: “entiendo que la gente quiere un nuevo álbum de Accept, pero componer canciones juntos sería un desastre. De esa manera destruiríamos en vez de crear algo.  Tenemos una buena relación y es mejor mantenerlo así”. En ese sentido, quedaba más que claro que Dirkschneider declaraba oficialmente que no participaría en un posible reencuentro.

Las esperanzas de un nuevo disco parecían desvanecerse hasta que a finales de mayo de 2009, Peter Baltes dijo que había pasado un fin de semana junto a su compañero de las seis cuerdas, Wolf Hoffmann. El éxito de los recitales del 2005 les había dejado la espinita de que podían seguir, de que un nuevo álbum podría nacer para hacer brillar el nombre de Accept otra vez. Sin duda, querían que el corazón de metal latiera de nuevo.

Entonces, casi por casualidad,  mientras Peter y Wolf trabajaban en un estudio de Nueva Jersey alguien les sugirió que se comunicaran con Mark Tornillo para reclutarlo en la voz. Con el deseo de encontrar un vocalista que se adaptara al estilo de Accept, sin parecer un clon del sonido de Udo, deciden llamar a Mark y probar suerte. Tornillo tocaba en TT Quick, una “club band” popular en los ochenta en el área de Nueva York y Nueva Jersey. Era conocida principalmente por la voz de Mark y por el buen trabajo en guitarra de David Dipietro. Cuando Tornillo se apersonó para una sesión informal de jamming con Accept la pasaron muy bien. Tan pronto como empezó dar sus primeras tonadas, Mark impresionó al resto del grupo y rápidamente pensaron que podría ser la nueva voz de Accept.

La noticia de un impetuoso regreso de Accept dio la vuelta al mundo. El 2009 explotó no sólo con el aviso de un nuevo frontman, sino también por la salida de un nuevo larga duración que tan esperado había sido por las y los fans más tenaces del conjunto originado en Alemania. Así, en noviembre de ese año entran al estudio Backstage en Derbyshire, Inglaterra con el apoyo del productor y guitarrista Andy Sneap para dar el banderazo a la grabación del nuevo trabajo.

Accept

El 2010 arranca con la puesta en el mercado de la recopilación The Accept Collection. Luego se da un salto cualitativo con el EP The Abyss, con dos pistas desconocidas hasta entonces y el primero desde hacía mucho tiempo en ofrecer nuevas composiciones. Así mismo, dieron a conocer que firmaron un contrato con Nuclear Blast Records, así que el nuevo trabajo venía con nuevo sello, el debut de Mark Tornillo y el regreso de Herman Frank en la segunda guitarra. Gaby Hoffmann y Deville Schober, managers de Accept, declararon que apreciaban mucho la cooperación de Nuclear Blast porque Accept finalmente había encontrado un poderoso compañero con el cual podían crear un gran impacto internacional.

Por su parte, Tornillo expresó “no trataré de llenar los zapatos de Udo Dirkschneider. Soy diferente. Lo que haré es ser yo mismo. Aunque cuando interpretemos los temas clásicos trataré de serle fiel al original porque los fan se lo merecen”. Su debut en directo fue el ocho de mayo de 2010 en un concierto totalmente vendido en el Gramercy Theatre ubicado en la Gran Manzana, ante un público de cientos de interesados que se deleitó con clásicos y algunos temas del nuevo material. Algunos días más tarde estrenaron su video “Teutonic Terror” que escaló a la posición cinco de las carteleras mundiales de videos de todos los géneros musicales de MySpace. También se coronó primero en la cartelera de videos de metal de la misma red social.

Accept

Después de catorce años sin un auténtico lanzamiento –desde el Predator en 1996-, en agosto de 2010 Blood of the Nations hace su entrada con todos los astros alineados, siendo calificado mundialmente como el mejor disco del año en la categoría de metal y hard rock. Un inmenso tour le siguió a este lanzamiento y en ochenta días la agrupación se presentó ante casi 450,000 seguidores y seguidoras. A finales de octubre del año pasado estuvieron en el festival nipón Loudpark junto artistas de la talla de Ozzy, Motörhead y Stone Sour. Indiscutiblemente, Blood of the Nations vino a reforzar el tan esperado regreso a los escenarios de la leyenda teutónica.

Ya sabíamos que el 2011 sería un año fulminante pero la dinamita sigue con la primera visita de Accept a Chile. Un show que promete descargar una gran dosis de adrenalina y más aún al saber que están emocionados porque, según Hoffmann, siempre han escuchado “cosas grandiosas de Sudamérica”. El comando de Blood of the Nations le ganó la batalla al esceptisismo y los chilenos debemos recibirlo con los honores que se merece este 13 de mayo en el Club Kadilac.

*Cita de G. A. Becquer

Accept en Chile

Durante el show efectuado por los teutones en San Antonio, EEUU, el guitarrista Herman Frank sufrió una caída que le costó costillas rotas y una lesión pulmonar.

De acuerdo a lo manifestado por el bajista Peter Baltes, Frank sufrió una caída de espaldas, y aunque pudo terminar el show, el dolor comenzó a tornarse insoportable, por lo que en la ciudad de Houston fue llevado a la sala de emergencias, donde los médicos le diagnosticaron la rotura de cuatro costillas y una lesión en uno de sus pulmones, debiendo permanecer hospitalizado. Asimismo, Baltes señaló: “todos tenemos que darle nuestro apoyo para que se recupere de sus lesiones. Mientras tanto, la banda seguirá el tour, y Herman se nos unirá apenas se encuentre sano”.

La página oficial de la banda señala que Herman Frank se perderá todas las fechas restantes del tour “Blood Of The Nations”, y que la banda continuará la gira como cuarteto.

A continuación se puede ver el momento de la caída (1:25)

ACCEPT llega por primera vez a Chile este Viernes 13 de Mayo para presentarse junto a PANZER y VASTATOR desde las 19:00hrs. en el Club Kadilac, ubicado en Blanco Encalada 2850, al costado del Club Hípico.

Las entradas están a la venta por sistema FeriaTicket.cl, fono 592 85 00 y tiendas FeriaMix. Sin recargo en RockMusic (Eurocentro y Portal Lyon), Traffic (Eurocentro) y Voz Propia Records (Portal Lyon).

La preventa dura hasta el Jueves 12 de Mayo con los siguientes precios: $15.000 (General) y $22.000 (VIP). El día del show estarán a $17.000 (General) y $25.000 (VIP).

Para encender las máquinas del primer show de ACCEPT en Chile, el líder, guitarrista y fundador de la banda alemana, nada menos que Wolf Hoffmann, habló con PowerMetal.cl en exclusiva para referirse a lo que se viene este 13 de mayo en Club Kadilac.

Entre algunas de sus declaraciones, dio la siguiente: “Me sorprende constantemente todo lo que ACCEPT significa para esta gente, y por lo contenta que se pone por el hecho de que hayamos vuelto. Para serte honesto, no tenía ni la menor idea de cómo resultaría todo al final, si todavía nos recordarían, si les gustaría la banda con el nuevo formato, ¿no?, ni tampoco a qué nos llevaría todo esto. Sinceramente, cuando nos reunimos, lo hicimos por el amor a la música y la pasión que compartimos por el Heavy Metal. Echábamos muchísimo de menos hacer música y sólo por eso lo hicimos”.

Si quieres saber lo que dice del concierto en Chile, sobre la negativa de Udo Dirkschneider de ser parte de esta reunión, y también acerca del éxito aplastante de la placa Blood Of The Nations, ¡te invitamos a leer la exclusiva en el link abajo!

ENTREVISTA CON WOLF HOFFMANN DE ACCEPT EN POWERMETAL.CL

Accept en Chile

Accept

Para encender las máquinas del primer show de ACCEPT en Chile, el líder, guitarrista y fundador de la banda alemana, nada menos que Wolf Hoffmann, habló con PowerMetal.cl en exclusiva para referirse a lo que se viene este 13 de mayo en Club Kadilac.

Entre algunas de sus declaraciones, dio la siguiente: “Me sorprende constantemente todo lo que ACCEPT  significa para esta gente, y por lo contenta que se pone por el hecho de que hayamos vuelto. Para serte honesto, no tenía ni la menor idea de cómo resultaría todo al final, si todavía nos recordarían, si les gustaría la banda con el nuevo formato, ¿no?, ni tampoco a qué nos llevaría todo esto. Sinceramente, cuando nos reunimos, lo hicimos por el amor a la música y la pasión que compartimos por el Heavy Metal. Echábamos muchísimo de menos hacer música y sólo por eso lo hicimos”.

Si quieres saber lo que dice del concierto en Chile, sobre la negativa de Udo Dirkschneider de ser parte de esta reunión, y también acerca del éxito aplastante de la placa Blood Of The Nations, ¡te invitamos a leer la exclusiva en el link abajo!

ENTREVISTA CON WOLF HOFFMANN DE ACCEPT EN POWERMETAL.CL

Las entradas se pueden comprar a través de Sistema FeriaTicket.cl (592 85 00, tiendas FeriaMix). y sin recargo en RockMusic (Eurocentro y Portal Lyon), Traffic (Eurocentro) y Voz Propia Records (Portal Lyon). La general cuesta $15.000 y las VIP, $22.000.

d-accept-entrevista2

Una reunión que se perfilaba como incompleta debido a la negativa de Udo Dirkschneider de ser parte de ella, se transformó en el regreso metalero más aplastante de los últimos años. La salida de Blood Of The Nations, con la participación del cantante norteamericano Mark Tornillo, hizo que se los incrédulos se arrollidaran ante el poderío de un disco ciento por ciento alemán y clásico, ante nada menos que el lanzamiento estrella del 2010. La histórica dupla Hoffmann-Baltes se regocija en su revancha a costa de nuevos himnos metaleros que traen al legendario grupo germano por primera vez a Chile, a tocar el 13 de mayo en un evento que hasta hace un par de años jamás nadie se habría imaginado posible. El mismísimo Wolf Hoffmann se nota entusiasmado y por eso hizo un alto en su gira por Inglaterra y tomó el teléfono para hablar con los chilenos a través de una exclusiva con PowerMetal.cl.

LA REUNIÓN MÁS POTENTE DE LA TEMPORADA LLEGA AL PAÍS: “LO HICIMOS POR EL AMOR A LA MÚSICA Y LA PASIÓN QUE COMPARTIMOS POR EL HEAVY METAL”

Entendiendo Wolf que el 2009 y 2010, ustedes trabajaron muchísimo en este nuevo álbum sin saber lo exitoso que terminaría siendo, ¿cuánto les sorprendió que la agencia de booking armara una gira sudamericana para Accept? ¿Cómo reaccionaron al enterarse de que vendrían a Chile?

¡Oh!, nos emocionamos mucho con la noticia, ¡por supuesto! O sea, siempre hemos querido dar shows alrededor de todo el planeta y siempre escuchamos cosas grandiosas de Sudamérica, ¡así que nos entusiasma bastante poder ir allá abajo finalmente! Y bueno, no sé en realidad qué esperar, ¡sólo que ojalá (los chilenos) se metan en la música tanto como nosotros! Por lo general, cuando Accept toca en vivo, nos encontramos con una audiencia muy dedicada y muy familiarizada con el material, ¡que de verdad se vuelve loca apenas salimos y pensamos que habrá más de eso incluso en Sudamérica! Tengo que decir que fuimos a Argentina una vez, ¡la única oportunidad que hemos ido a actuar a Sudamérica!, ¡y fue una locura viejo!, ¡una tocata en medio de la noche con fans más desquiciados que en ninguna otra parte! O sea, como tú sabes, la gente en Sudamérica tiene como una especie de diferente… ¡horario (risas)! Se levanta tarde, sale a cenar tarde, ¡y todos los conciertos empiezan tarde (risas)! Recuerdo que debimos subir al escenario como… no sé, ¿¡a las una en punto de la mañana (risas)!?, o por ahí (risas). Fue una locura, los asistentes se quedaron toda la noche, festejando, carreteando, ¡ENLOQUECIÉNDOSE CUANDO TOCÁBAMOS!, por lo que fue muy salvaje, aunque claro, ¡en Chile y Perú será más excitante (risas)!

Y gracias al nuevo álbum, Blood Of The Nations, tienen la chance de toparse con seguidores así en todas partes del mundo. ¿Cuáles son hasta ahora los puntos más altos del regreso de Accept a las pistas?

Correcto, puedo decirte que hay HIGHLIGHTS MAYORES, ¡que hemos tocado en recitales asombrosos!, como por ejemplo con AC/DC en Alemania ante 80 mil personas. ¡Tocamos en Estambul! Nunca fuimos a Turquía en el pasado y habían como 20 mil almas allí en el Sonisphere Festival. Hemos ido a un montón de lugares grandiosos y al que sea que vayamos… a ver, me sorprende constantemente todo lo que Accept significa para esta gente, y por lo contenta que se pone por el hecho de que hayamos vuelto. Para serte honesto, no tenía ni la menor idea de cómo resultaría todo al final, si todavía nos recordarían, si les gustaría la banda con el nuevo formato, ¿no?, ni tampoco a qué nos llevaría todo esto. Sinceramente, cuando nos reunimos, lo hicimos por el amor a la música y la pasión que compartimos por el Heavy Metal. Echábamos muchísimo de menos hacer música y sólo por eso lo hicimos, primero que todo. Como debes saber, al principio hubo varios que se mostraron muy escépticos acerca de todo esto, ¡y ahora nos sentimos más que felices por haber conseguido que esos mismos escépticos cambiaran de opinión!, si ellos han abrazado la nueva formación y el nuevo registro. De verdad, es un momento muy gratificante. Iba a agregar además que nos votaron como “disco de metal del año” en todas partes del mundo, como en 40 ó 50 websites y revistas. En un montón de países hicieron encuestas y cosas así donde nos eligieron como el “regreso del año”, como el “álbum de metal del año” y como el “tour del año”. ¡Es algo sobresaliente!

Accept

Por supuesto, se ha recibido muy bien a Blood Of The Nations por su vibra old school alemana, independiente de que la producción, a manos de Andy Sneap (Nevermore, Arch Enemy, Testament, Exodus), sea más moderna. ¿Qué vinculo notas entre el último trabajo y clásicos como Metal Heart (1985), Balls To The Wall (1983) o Restless And Wild (1982)?

Bueno, ¡somos los mismos tipos escribiendo las canciones! O sea, Peter y yo éramos los que escribían las canciones en ese tiempo y Peter y yo somos los que las escribimos las canciones ahora. En Blood Of The Nations, tratamos que sonaran como al típico Accept de vieja escuela y pienso que lo logramos. La verdad es que, de algún modo, es asunto de los fans más que de nosotros el clasificar los lanzamientos, decir a qué lugar de la historia pertenecen o señalar cuán bien se conectan, ¿me entiendes?, eso en realidad es tarea de los fans, ellos deben decidirlo, lo único que intentamos nosotros es entregar el mejor material posible. En todo caso, pretendimos de manera deliberada hacerlo sonar como si lo hubiésemos escrito en los ochenta, ¿no? Pese a que buscamos un montón de ideas frescas y un nuevo sonido en cuanto a producción, lo cierto es que en lo estilístico no deseamos inventar nada, sólo tratamos de hacerlo lo mejor posible y que sonara como al Accept que todos conocen. Me parece que encaja bonito con Restless And Wild, Metal Heart o Balls To The Wall, como una especie de progresión natural desde ahí, estimo yo.

Sabiendo entonces que el objetivo era crear un esfuerzo a lo clásico Accept, ¿qué memorias de esa etapa recordaron Peter (Baltes) y tú al instante de trabajar en el CD?

A ver, no pensamos mucho en el pasado para serte franco, lo único que hicimos fue lo siguiente: cuando conocimos a Andy Sneap, al productor, él nos obligó a escuchar nuestros discos antiguos, antes de empezar a hacer cualquier cosa, ¿me entiendes? Por primera vez en años de hecho, nos sentamos y pusimos Breaker, Balls To The Wall, Restless And Wild, y todos juntos comenzamos a oír estos registros, a hablar de tal o cual parte que nos gustaban o no nos gustaban, y fue muy útil para nosotros ver a qué clase de ideas Andy Sneap se mostraba a favor o en contra. Algunas de estas cuestiones que ocurrían por accidente en su época terminaron siendo como una especie de trademark nuestro, ¿no?, ciertos cambios de nota, ciertos elementos dentro de la composición, y una vez que nos dimos cuenta de aquello y recordamos lo que realmente nos gustaba, dijimos ‘¿saben?, ¿por qué no tratamos de usar todo eso de nuevo? En lugar de apartarnos de lo que éramos, debemos abrazarlo, sentirnos orgullosos de lo que realizamos en el pasado, ¡y escribir más en esa línea!’.

Accept

TRAS EL AVANCE DEL NUEVO ACCEPT: “ALGUNOS PERIODISTAS (…) NOS PIDIERON DISCULPAS”

¿Y cuán gratificante es este triunfo en especial para los miembros fundadores, para ti y para Peter?, puesto que antes de la salida de Blood Of The Nations, habían algunos fans un tanto escépticos por cómo resultaría sin Udo en las filas…

No sólo algunos, ¡sino la mayoría de los fans a nivel mundial estaba convencido de que sería un montón de porquería!, ¡muchísimos fans se notaban escépticos (risas)!, ¡todos lo estaban!, entonces es MUY GRATIFICANTE y es grandioso ver a todos cambiando de opinión, dándonos estos grandes comentarios, estos grandes reviews. Algunos periodistas de hecho nos pidieron disculpas diciendo ‘¡lo siento!, ¡lo siento!, ¡me equivoqué!, ¡pensé que no saldría nada bueno!, ¡pero ahora lo escucho y es tremendo!’, ¿no (risas)?, ¡nos topamos con un montón de gente así! Significa bastante para nosotros, ya que si bien podríamos hablar el día completo y hacer todo tipo de promesas, lo único que cuenta al final es el disco, lo único que cuenta al final es la música. Si la música es buena todos hablarán de ella. Todo este tema de ex cantantes y blá, blá, blá, ¡se esfuma en el momento que el registro es bueno! ¡Y viceversa!, si es una basura, ¡no podrás sacarte el pillo!

Mark Tornillo de TT Quick hizo un gran trabajo en Blood Of The Nations y muchos recibieron su voz con los brazos abiertos. ¿Qué relevancia tiene para ti Mark ahora en Accept, como integrante, como persona? ¿Qué responsabilidad le pesa en esta victoria?

Bueno, ¡es parte del equipo!, obviamente. O sea, no podríamos haberlo logrado sin él, así que estamos súper felices de haberlo encontrado, es como la figura clave que nos hizo posible resolver el puzzle. Sólo después de descubrir a Mark, de descubrir el gran hombre que era y el gran elemento que representaba para nosotros, recién ahí decidimos reunir a Accept, ¿sabes?, no teníamos idea sobre nada de esto antes de conocer a Mark. ¡Ese solo motivo provocó que el regreso se hiciera realidad!, ¡por lo que es MUY IMPORTANTE!

Accept

Al estrenar el video de Teutonic Terror, que habla por supuesto acerca del retorno de Accept y del metal alemán, algunos fans quedaron como “¡esperen!, ¿¡por qué un vocalista americano canta sobre el terror y metal teutón!?”. ¿Cuán cómodos se sintieron trabajando con él y, por el otro lado, cómo se sintió él trabajando con ustedes?

¡¡¡MUY CÓMODOS!!! Seguimos siendo un grupo germano por más que él sea un cantante norteamericano, aunque nosotros no pensamos dentro de esas líneas compadre, ¿sabes?, simplemente nos sentimos felices por hacer lo estamos haciendo ahora mismo, somos casi como una banda natural de personas. Ninguno de nosotros vive en el mismo lugar y NO TIENE MAYOR IMPORTANCIA EN REALIDAD, porque cuando nos juntamos y hacemos nuestra música sale por cierto una música de estilo alemán, entonces lo pasamos muy bien cada vez que nos vemos, formamos un gran equipo en estos momentos.

“QUIERO PROPAGAR EL TERROR TEUTÓNICO”

A propósito Wolf, hace muchos años que vives en los Estados Unidos, en Nashville, Tennessee. Hoy en día, con este lanzamiento ciento por ciento germano-metalero de Accept, con el éxito que tiene en Europa, ¿cómo describirías tu relación a la distancia con el mercado y la escena de Alemania, con la industria de tu país, con Nuclear Blast, con los organizadores de festivales?

Bueno, ¡no lo sé viejo! Supongo que fuimos uno de los actos metaleros líderes de allá quizás, y hemos estado dando vueltas por tantos años que la gente nos ve como los dinosaurios del Heavy Metal en Alemania (risas), ¡o como los padres fundadores de todo! Primero salió Scorpions en los setenta y luego Accept en… no sé, 1979 ó 1980, ¡así que hemos estado por más tiempo que todos los demás!, todos nos conocen en Alemania, creo que tenemos una fanaticada enorme allá en Europa y, en particular, que le hemos abierto las puertas a un montón de otros grupos. Y tampoco puedes comparar con el pasado en realidad, ¡si ha cambiado todo! O sea, cuando partimos habían poquísimos conjuntos y bastantes grandes sellos. Ahora pareciera que desaparecieron todos los sellos y que hay como un millón de conjuntos más, que hay como un millón de estilos de música (risas). Está “este” metal, el “otro” Metal, “ese” metal, etc., ¡y cada día sale una banda nueva! Eso sí que ha cambiado, ¡seguro!, aunque en todo caso, ¡la industria ha crecido de un modo exorbitante! Sólo me basta con pensar en los festivales y listo, ¡en los ochenta no habían festivales! Monsters Of Rock quizás haya sido el primero a mediados de los ochenta, pero tomó un largo tiempo para que aparecieran en el horizonte todos estos Wacken y los demás festivales metaleros de verano. En la actualidad, se contempla un paisaje muy distinto en comparación a lo que era”.

Accept

Recuerdo que hace unos años, Accept realizó una gira por festivales europeos con Udo, en una especie de “reunión” en vivo. Siendo que habían logrado eso, ¿qué esperanzas ciertas tenían de contar con él la alineación 2010-2011 y cuán sorpresiva fue para ustedes la negativa de Dirkschneider?

Correcto (silencio). Bueno, me entristeció bastante la noticia, sin embargo no me sorprendió en demasía, porque él mismo ha señalado tantas veces en público que no tenemos química, que él es el verdadero espíritu de Accept, y todas esas cosas sobre nosotros que hemos escuchado o leído. Sentí que fue muy triste pero no hubo nada que pudieras hacer. No puedes obligar a nadie a que se te una por la fuerza, cada uno es amo de su propia fortuna o lo que sea. Udo maneja su propia vida y no debo cambiarla por él. Lo único que puedo hacer es seguir adelante y ahora que contamos con un nuevo vocalista, ¡ni siquiera me pongo a pensar en ello!, aunque en el momento me pareció muy tonto y triste que no deseara ser parte de esto. Hay que ser claros igual: en el 2005 jamás hubo conversaciones acerca de una “reunión” puesto que Udo, incluso antes que empezásemos, nos dijo ‘estaré disponible por tres meses y listo, sólo quiero la plata y listo’, por lo que nunca hubo esperanza a esas alturas de continuar con él. ¿Qué puedes hacer tú al respecto?, me pareció extraño nomás.

Si Udo quería eso en aquel período, ¿qué quieres tú Wolf ahora con Accept, en lo personal?

YO QUIERO PROPAGAR EL TERROR TEUTÓNICO viejo, ¡es lo único que quiero (risas)! En realidad no sabemos lo que nos deparará el futuro ni tampoco tenemos grandes predicciones sobre el mañana. Lo único que sé es que lo estamos pasando muy bien ahora y que queremos seguir así tanto como nos sea posible. Esperamos sacar otro disco, ¡uno nuevo de inmediato!, y dar vueltas por harto, harto tiempo más. Eso es lo único que sé y ahora mismo disfrutamos el mejor momento de nuestras vidas, se siente fabuloso estar de vuelta en  el ruedo, y prefiero dejarlo así, ¿sabes? A los chilenos quiero darles las gracias por invitarnos y ojalá nos veamos todos cuando vayamos hasta allá abajo. ¡Creo que lo pasaremos como nunca!, ¡que será fantástico!, ¡no puedo esperar a ir allá y rockear con los fans!, ¡tanto como lo hacemos acá en Europa! Y como lo dije: LLEVAREMOS EL TERROR TEUTÓNICO a todos los lugares que se nos permita.