Entradas

leo jimenez

El español Leo Jiménez, conocido por haber sido el vocalista de SARATOGA hasta el año 2006, acaba de lanzar un lyric video de «End Of The Road» perteneciente a su trabajo «20 Años Tras El Apocalipsis», el cual puede ser visto aquí mismo.

Actualmente Leo Jiménez se encuentra preparando un show a realizar el próximo 26 de Septiembre en Madrid, el cual será el único show que realice con motivo de «20 Años Tras El Apocalipsis», la celebración de sus 20 años de carrera.

Andy Martínez

037 ya cuenta con vocalista: Andy Martínez será quien tomará el puesto que Leo Jiménez dejara hace unos días.

La banda cuenta que el cantante de 22 años «ya es considerado por parte del público y medios especializados como uno de los nuevos valores dentro de la escena». El bajista Sergio Martinez (MÄGO DE OZ, BÜRDEL KING) tampoco seguirá en 037 y la banda ya busca reemplazante.

leo12cl-13

En tanto, LEO JIMÉNEZ escribió el siguiente comunicado:

«Hola a tod@s amig@s.

En primer lugar; agradecer el fortísimo apoyo que estoy recibiendo por parte de tanta gente que me quiere. Afortunadamente sois muchos mas los que creéis en mi, que los detractores.

Desde la primera vez que me subí a un escenario hace ya más de 17 años siempre he mantenido la postura de ser fiel a mis sentimientos y a no entrar en polémicas de sensacionalismo barato. No soy partidario de montar una ‘Telenovela’ o un ‘Sálvame Deluxe’ para atraer la atención de la gente. Nunca lo he necesitado. Siempre me he defendido con lo mejor que se hacer; música, cantar y tocar encima de un escenario. Esa es mi única manera de ganar las batallas, y no necesito nada mas: música y sinceridad. Con esto quiero decir que no voy a entrar al trapo sobre todas las barbaridades que se están especulando sobre mi. Todo el mundo va a la ‘noticia fácil’, como moscas… a lo que aparentemente podría estar pasando. Pero luego el tiempo termina dando siempre la razón al que la tiene; porque como decía un grande: ‘la verdad esta ahí fuera’, y eso es irrevocable. Así que no voy a hablar mal de nadie. Lejos de eso le deseo lo mejor a todo aquel que ya no esta a mi lado.

Los que me conocen saben que lo digo de corazón.

Pero si haré una leve matización: No es cierto en absoluto que yo haya ‘abandonado’ a nadie. Eso es totalmente falso a la par que absurdo. No puedo abandonar algo que yo mismo he parido y que yo mismo inicié como mi propia carrera en solitario. Imaginaos que OZZY abandona su banda llamada ‘OZZY’… eso no tiene ningún sentido. Se está entendiendo una historia errónea que me deja en una posición muy injusta, y se esta insinuando que dejo algo mío para irme a otra banda.

Jamás abandonaría algo mío que amo y por lo que he luchado tantísimo, para irme a otro sitio. Ni por todo el dinero del mundo! y repito; los que me conocen saben que no miento.

Además en el comunicado lo expreso bien claro; ‘vuelvo a mi idea inicial de mi proyecto en solitario’. Y es muy sencillo de entender. Tan simple como que hay un malestar y una desconfianza mutua entre dos compañeros que ha llegado a tal magnitud que ya no pueden seguir tocando juntos. Que han aguantado esta ultima época respetándose, pero ya no se puede fingir mas. Ambas partes se mantenían unidas aparentando que todo iba bien, pero al final la cuerda se tensa demasiado y un triste día; se rompe. No lo parecía; pero así era.

Y no solo eso, si no que además en dicho comunicado queda de manifiesto que no me opongo en absoluto a que la otra parte continúe y tome parte de lo que se ha trabajado. Es lo justo. Y es bien distinto del mensaje que se esta entendiendo por parte de algunas personas.

Espero que ahora quede totalmente claro. Este tipo de cosas siempre promueven el ‘cotilleo’ y le hacen poco bien a la música. Al menos esa es mi humilde opinión.

Gracias por vuestro tiempo y nuevamente gracias por todos aquellos que ‘siempre estáis ahí’.

Leo Jimenez».

leo12cl-19

En una de las más extrañas movidas , el ex vocalista de SARATOGA y STRAVAGANZZA, decide abandonar su propia banda, 037/LEO. En un comunicado de su «antiguo grupo de apoyo», se puede leer:

«Leo Jiménez retoma la idea original de su proyecto en solitario y a partir de ahora defenderá las tareas de su carrera artística bajo su propio nombre «LEO JIMENEZ». El grupo 037 continua y en breve comunicará cuál es el nuevo cantante que ha elegido para seguir cosechando éxitos como banda. Este jueves podréis ver la noticia del nuevo cantante de 037 en mariskalrock y rafabasa».

037/LEO vino a Chile en enero y tocó en el Teatro Caupolicán, saldando la deuda ante centenares de fanáticos de su voz y carrera en el medio español.

leo12cl-12

Que extraordinario 31 de enero en el Caupolicán y en realidad no se por dónde empezar para dejarlo en claro, así que será mejor entonces retratar la sensación que tuve al concluir el show, la sensación de que acababa de ser testigo de una de las mejores voces que haya escuchado en vivo.

Después de haberlo visto por fin en Chile, sinceramente no hay disco ni DVD ni ningún otro material envasado, sea de Saratoga, Stravaganzza o incluso 037, que le haga justicia a lo que Leo Jiménez es capaz de hacer con su voz en escenario. Su apodo de “La Bestia” cobra real sentido en concierto, con una garra que no deja a nadie en sus cabales, un poderío atronador de resistencia sublime, maestría indomable, pura fuerza, energía y clase.

No es el niño en bruto de los discos de Saratoga ni el maduro/versátil de los dos trabajos de 037, sino una potencia apabullante y fuera de este mundo lo que se siente en directo, de espectacularidad suprema y directa al cráneo, logrando entregar melodía con brutalidad y precisión inenarrable, sólo capaz de de sentirse cuando uno está ahí donde el fuego arde. Recuerdo grandes episodios en los que otros cantantes me han dejado impactado, como Jorn Lande cantando Soulburn en el Providencia con Masterplan, Hansi Kürsch gritando en la parte final de Mordred’s Song en el Víctor Jara el 2002 o Russell Allen raspando sus cuerdas vocales en la visita de Symphony X el 2007, ¡pero lo de Leo fue escandaloso! Guardaré para siempre en mis oídos sus gritos melódicos en Héroe, esos la frase “cómo la vida te cambiará”, ni tampoco los bramidos finales en Desde el Ataúd, rasgándose el alma en una performance apasionada a rabiar.

leo12cl-02Imposible quedar indiferente ante un despliegue tan grande de energía vocal y creo que el caso de Leo es muy parecido al de Tarja Turunen, que si bien los discos por los cuales ambos son reconocidos en el medio corresponden ya a etapas superadas, ahora cantan mejor que en esos tiempos, realizando sus mejores performances en cuanto a capacidad técnica, habilidad e interpretación. Sus voces se encuentran en un clímax, en su punto más álgido y hacen lo que quieren con ellas. En ese sentido, hay que señalar que Leo Jiménez montó un show heroico, valiente, porque siendo que había mucha hambre de verlo cantar canciones de Saratoga o incluso hasta de Stravaganzza, el tipo vino y planteó con autoridad un show de 037 sin comodines, completo de su banda actual a excepción de un medley que llamó “tributo al Heavy Metal español”, sin mencionar a sus antiguos grupos.

Para resumirlo, fue uno de esos shows a los que uno puede ir quizás con sólo conocer la voz del protagonista y apenas dos o tres canciones de su ciclo actual, pero que una vez finalizado cualquiera queda enganchado con todos los temas interpretados, con ganas de salir corriendo a conseguir material de aquellos trabajos sólo por lo espectacular que salieron en vivo. Ahora entiendo bien lo que Leo decía en entrevista, que “me doy cuenta de que la gente no le importa tanto el grupo con el que estoy, sino lo que quiere es oírme y sentir lo que yo estoy demostrando en ese instante”, ¡y lo que demostró en Santiago fue simplemente espectacular!

Un montaje pequeño en un escenario grande como el del Caupolicán y ningún telón de fondo, confirmaba lo que Jiménez venía diciendo, que vendría a dar “caña” como se daba antiguamente, sin “necesidad de parafernalia”. Se avizoraba un show directo y de mucha actitud, de mucha pasión y entrega, cosa que se afirmó rápidamente cuando salió el primer integrante de 037, el joven batero Matt de Vallejo, quien en lugar de sentarse en su instrumento bajó hasta el público y de derecha a izquierda en la barricada saludó a todos los que pudo. A las ocho y media y con 700 personas en la cancha partió el repertorio con Tantas Vidas de Los Fuertes Sobreviven, de inmediato provocando saltos y cánticos con su coro. Leo llamaba al sonidista de monitor para que subiera el volumen de la guitarra de su “mano derecha”, de Ix Valieri, pero el sonido ya mostraría un mejor desempeño en Condenado, dejando que la batería y la guitarra juntas brillaran en esos pesados empastes con tono a “motor de camión apretando el acelerador”. Los cuatro cantaban el coro y todas las voces se distinguían, prometiendo “una noche de Rock y Heavy Metal” a “todos los hermanos chilenos”.

leo12cl-15

Detrás de la reja había un cultivo de saltos provocado por un ritmo de mucha onda, ambiente que se prolongó hasta Cuenta Conmigo, cuando Leo se deshizo de su guitarra cobró cuerpo y gracia como frontman. La Bestia cabeceaba, movía su melena y las chicas gritaban, al mismo tiempo que Valieri enseñaba su ganchero virtuosismo rockero que tanta personalidad le otorga a 037. “¿Sabéis saltar?”, preguntaba el cantante y de nuevo la adrenalina subía entre la audiencia. Después llegó el corte que más me gustó de todo el concierto, Héroe, que en su versión en vivo me recordó mucho a lo que Savatage hacía en Edge of Thorns (1993) o Handful of Rain (1994), un tema dulce, aunque con un peso a la vez hecho para seguir con el pie y la cabeza, un poco de AOR y un poco de Guns, ¡notable!

El Heavy Metal volvería en gloría y majestad con Bebe de Él, que hacía notorio el contraste entre Títere con Cabeza (2009) que es más metalero tradicional y Los Fuertes Sobreviven, que resulta ser más rockero. Qué privilegio escuchar a Leo exigiéndose al máximo y brillando como pocos, raspando su garganta, encaramándose en agudos, animando al público. Una vez finalizado Caminos de Agua, el cantante no perdió la oportunidad de presentar a sus compañeros con un tono de sentirse privilegiado de compartir escenario con aquellos músicos, con humildad y alegría. Habló que se viviría una fiesta, que entre el público distinguía caras de felicidad y que eso los hacía muy felices a ellos también.  “Hay una balada muy bonita en este último álbum. Se llama Siempre Estará en Mí, ante lo que los asistentes respondieron con un estruendo. El sonido a estas alturas era muy bueno y la voz se escuchaba nítida en cada respiro. Matt aprovechó el espacio de descanso en la batería para acercarse al micrófono de Jiménez y alentar al público, en uno de los momentos donde fueron absolutos protagonistas de la composición.

leo12cl-13Dicho y hecho, el concierto se transformó en una fiesta y el baile arribó con los tambores de La Danza de Hyde, uno de los himnos más metálicos y antémicos de 037, ¡así que por supuesto que no falló en encender los “hey” de la gente! La descarga heavymetalera continuó con la impresionante Huye y Volar, no sin que antes Leo tratara de anunciarla ante un público que sabía muy bien cuál pista era. La banda no presentó la versión acústica que recientemente se estrenó en video promocional para esta gira latinoamericana, sino la original y con mucha fuerza, cerrando quizás el tramo más enérgico de la noche.

“¿Cuántas Juliettas hay por aquí?”. Con esa pregunta de Leo prosiguió el concierto y todas las que estaban adelante gritándole levantaron la mano, con incluso una jurando ahí mismo que de verdad se llamaba así. Lo cierto es que Jiménez provocaba reacciones histéricas, pero a final de cuentas su voz era lo que más le importaba a todos y en Bella Julietta se escuchó con brillantez cristalina. El groove y la onda rockera se hicieron sentir con Tu Vida Entera de Los Fuertes Sobreviven, un tema contagioso a rabiar que en vivo cobra muchísimo más sentido y carácter. ¡Inolvidable su coro en directo!

Ahora, el momento más especial de la noche vino antes de Volver, en algo que no recuerdo haber visto en ningún otro concierto, una salida de carisma extraordinaria para la cual hay que tener mucha valentía, ¡y vaya que Leo la tuvo! Todo comenzó cuando el vocalista comentó lo raro que era que justo cuando se estaba en lo mejor, las cosas debían terminar y preguntó al público si quería escuchar más. Dijo que “si se portan bien” habría más y después indicó: “los que están en las primeras filas se están portando muy, muy bien. Los que están un poco más atrás… ¡bastante bien! Pero los que están más allá, ¿¡qué les pasa!?”, refiriéndose a los que se encontraban en palco, cerca de la mesa de sonido y las puertas de entrada. Entonces a todos nos pidió que nos acercáramos al escenario,  que dejáramos los lugares cómodos y nos uniéramos a los que estaban celebrando y gritando pegados a la reja. Leo insistió y no hubo más opción que hacerle caso. “Ustedes allí, ¡salten esas vallas!”, les gritó a los de un palco al costado, ¡y así todos a excepción de unos cuatro tipos más una pareja se colocaron adelante! “¡Ahí sí!”, bramó La Bestia y finalizó el set regular con aquella canción, generadora el lapso más movido de la noche.

Tras la primera despedida,  Matt volvió al escenario con un solo de batería corto pero muy vistoso, que provocó raramente poco jolgorio entre los asistentes. Lo que sí levantó aplausos fue el regreso de Leo con la camiseta chilena, de inmediato para interpretar Buitres. Acto seguido vino el único pequeño paréntesis en el repertorio de 037 con un medley de Si Amaneciera de Saratoga, Al Otro Lado del Infiero de Los Ángeles del Infierno (donde estuvo Valieri) y El Lago de Mägo de Oz, honrando el currículum del bajista Sergio Martínez.

leo12cl-07

Los Fuertes Sobreviven y Desde el Ataúd configuraron el adiós de un concierto apabullante en su energía, tras luego de una hora y 50 minutos de descarga. Para ser fanático de Leo Jiménez es un deber vivir la experiencia de escucharlo en vivo porque allí es donde se gana su apodo y donde más brilla. El rock español suena mejor en vivo y decir sólo que es la mejor voz rockera de la península ibérica es subvalorarlo, ¡su talento y garra rompen fronteras! Ya ha dicho él en entrevistas que Ripper Owens es quien la lleva a nivel mundial, ¡pero ya quisiera ver al ex Judas Priest si se topara con el vozarrón de Leo! Qué manera de convencer, de cautivar, ¡de encender en vivo! Magnífica experiencia.

Setlist:

01. Tantas Vidas
02. Condenado
03. Cuenta Conmigo
04. Héroe
05. Bebe de Él
06. Caminos de Agua
07. Siempre Estará em Mí
08. La Danza de Hyse
09. Huye
10. Volar
11. Bella Julietta
12. Tu Vida Entera
13. Volver
14. Buitres
15. Medley (Saratoga, Angeles del Infierno, Mägo de Oz)
16. Los Fuertes Sobreviven
17. Desde el Ataúd

REVISA AQUÍ LA GALERÍA DE FOTOS DEL CONCIERTO

Por primera vez en nuestro país se presentó el ex cantante de Saratoga, Leo Jiménez, ante unas de 700 personas en el Teatro Caupolicán.

Fotos: Guillermo Salazar

El ex SARATOGA y STRAVAGANZZA dejó un saludo a sus fans del continente previo a la gira que comienza el 20 de enero en El Salvador y que pasará también por Nicaragua, Costa Rica, Venezuela, Colombia, Ecuador, Chile y México:

037:LEO se presentará por primera vez en Chile el martes 31 de enero en el Teatro Caupolicán y las entradas están disponibles a través de Sistema Ticketmaster (www.ticketmaster.cl, tiendas Falabella, Cine Hoyts)

Los precios son:

  • $16.000: (Entrada general)
  • $20.000: (Palco)
  • $27.000: (VIP: Sólo 100 disponibles)

037:Leo en Chile

037:Leo

037:LEO, la banda de Leo Jiménez (SARATOGA, STRAVAGANZZA) se presentará por primera vez en Chile el martes 31 de enero en el Teatro Caupolicán.

Las entradas para ver a los españoles comienzan a venderse este lunes 12 de diciembre y los precios son:

  • $16.000: (Entrada general)
  • $20.000: (Palco)
  • $27.000: (VIP: Sólo 100 disponibles. Incluye polera de regalo, meet & greet e ingreso anticipado al show)

Los boletos estarán disponibles a través de Sistema Ticketmaster (www.ticketmaster.cl, tiendas Falabella, Cine Hoyts).