Hablar de Stratovarius es, básicamente, hablar de Power Metal sin más. Hablamos de quizás la banda que identificó el Power Metal durante la década de los 90′ y hasta principios de la década del 2000, momento en que definitivamente el derrotero de maravillas que era la mente de Timo Tolkki, genio guitarrista que fue capaz de componer los más grandes himnos de esta tan importante banda, se fracturó. En lo personal, podría identificarme como un viudo de Tolkki, pero más que de él, un viudo de quien fue, porque en realidad es fácil observar la discografía de la banda y tomar «Elements Pt. 1″ como su última obra maestra, en los próximos dos discos lanzados claro que encontramos excelentes temas, buenas composiciones, pero ya no es posible decir que grandes discos (hablamos de «Elements Pt. 2″ y «Stratovarius») y para qué hablar de los proyectos “tolkkianos” que siguieron a Strato. Aunque hay que ser justos, el demo de Revolution Renaissance grabado por Stratovarius tenía mucho potencial, mucho más del logrado por el proyecto del mismo nombre.

Una de las cosas que se puede apreciar como más anecdóticas de la banda es que en su actual alineación no existe absolutamente ningún miembro fundador (Staffan Stråhlman en las guitarras, John Vihervä en el bajo, Mika Ervaskari en los teclados y Tuomo Lassila en la batería y las voces). Si bien esta formación bajo el nombre de Black Water no alcanzó a grabar nada, éste fue el comienzo de todo, aunque finalmente el debut de Stratovarius, Fright Night, fue completamente compuesto por Tolkki, lo que marca claramente la importancia para el estilo de este otrora genio. Claro está que aunque «Fright Night», «Twilight Time», «Dreamspace» y «Fourth Dimension» son sendos discazos, no fue hasta que se conformó la formación clásica de la banda, esa que tenía a Tolkki en la guitarra, a Jörg Michael en la batería, Jens Johansson en los teclados, Jari Kainulainen en el bajo y Timo Kotipelto en las voces, que la banda explotó hacia la fama mundial con un sonido que todavía mueve corazones, yendo en escalada constante desde ese mítico «Episode», pasando por el «Visions», a gusto personal descansando un poco con «Destiny», pateándonos al cielo con «Infinite», relajándonos con «Intermission» para finalmente terminar esta tremenda escalada con «Elements Pt. 1″.

Aquí esa escalada de genialidad parece haber tocado su punto cúlmine ya que el próximo disco, Elements Pt. 2, si bien tiene buenas composiciones, no alcanza a ser un gran disco en comparación con sus antecesores, aunque estos dos últimos discos fueron creados juntos y lanzados con meses de diferencia, ya que originalmente sería un álbum doble. Entonces vino la debacle que todos recordamos, el grupo dividido en dos bandos, Tolkki con una supuesta crisis nerviosa que deriva en su diagnóstico de Trastorno Bipolar, el anuncio de Miss K. como nueva vocalista, las fotos de Tolkki ensangrentado, dimes y diretes, hasta que finalmente se anuncia la reunión y lanzan «Stratovarius», para muchos (y quizás sea así) el peor álbum de la banda, aunque no se puede negar que el contenido conceptual de las canciones de este álbum es bastante bueno, desgraciadamente lo musical deja mucho que desear y dificulta prestarle atención a lo demás. Kainulainen es despedido por Tolkki, la banda se vuelve a dividir, Tolkki anuncia que la banda muere, decide irse con las composiciones del nuevo disco y crear un nuevo proyecto con el nombre que tendría el disco, Revolution Renaissance, para finalmente dejarles el nombre de la banda a los tres “clásicos” que quedaban (Kotipelto, Johansson y Michael).

Entonces el 2009 empieza una nueva era para la banda con Kotipelto y Johansson componiendo y se nota, la influencia de los teclados y los sintetizadores es clara en «Polaris», «Elysium» y «Nemesis», lo que a muchos no terminó de convencer, especialmente a los “viudos de Tolkki”, pero que en ningún caso son malos discos, tampoco son excelentes ni los podemos emular con las obras de arte que nos dejó la formación clásica. Pero por fin llegamos al 2015 y Stratovarius realmente sorprende, porque tras escuchar lo nuevo de Cain’s Offering era fácil esperar algo así de recargado y que no llegara a cumplir las expectativas, pero nada más alejado de la realidad, del producto final, y la banda lanza este “Eternal”.

My Eternal Dream abre el disco y comienza con un toque sinfónico que decanta inmediatamente en una batería que nos recuerda a Michael y unos arreglos en que Johansson se luce, con el bajo de Lauri Porra (quien llegó a la salida de Kainulainen) creando una excelente base rítmica junto a la batería. Una de las cosas que más preocupa es lo forzada que se escucha la voz de Kotipelto desde su entrada, quien a pesar de hacer un buen trabajo no logra lucirse como lo hacía antaño, de hecho se mantiene en un registro parejo y bastante grave para lo que nos tiene acostumbrados, pero que de todas maneras, en su conjunto, lograrán reencantar a muchos de los que se sintieron “abandonados” por el nuevo sonido de la banda, un Power Metal digno de lo que todos esperamos de estos iconos del estilo.

Shine In The Dark se abre paso manteniendo el nivel con un Kotipelto mucho más cómodo y luciendo mucho más, lo mismo con la guitarra de Matías Kupiainen, regalándonos una lírica de agradecimiento a alguien, una letra fácilmente interpretable como una carta a una madre o padre, es un punto bastante alto en el disco, que nos devuelve completamente la fe en el grupo, esa misma fe que quizás tímidamente se asomaba con los últimos tres discos, con este tema se confirma fácilmente.

Lo siguiente, Rise Above It, inicia sin tanta intervención del teclado y derechamente con un juego de todos los instrumentos armando un ambiente de Power. No obstante, se mantiene a una velocidad menor a lo logrado en los dos temas anteriores, mostrando más poder que velocidad, sobre todo en las líricas y con un pasaje sinfónico con un coro de voces “oh” que le da un toque de magistralidad, acompañado de un excelente solo que ayuda considerablemente a no extrañar a Tolkki, lo que si consideramos el título y la lírica, parece ser la idea.

El álbum continúa con Lost Without A Trace, un comienzo bastante más nostálgico sin perder para nada la potencia, una muy buena midtempo en que definitivamente Kotipelto se escucha notablemente más cómodo. Una estructura a ratos pesada, donde el bajo parece ser el protagonista entre los demás, un pasaje a teclado y guitarra que lleva al solo del tema donde nuevamente se luce la guitarra y se convierte también en uno de los puntos más altos del disco, aunque por razones muy distintas a lo logrado en Shine In The Dark.

Feeding The Fire inicia con un pequeño guiño a la gran S.O.S. en los teclados, olvidándola rápidamente para dar paso a otra excelente composición. Una pieza que muestra lo sólida y madura que es ya esta nueva era de Stratovarius, manteniendo en alto los sentidos para lo que fácilmente podría convertirse en uno de los caballitos de batalla de este disco con el que no tendrían problemas en mover a un festival entero con una lírica que llama a ser el combustible del motor, a decidirse y actuar por lo que queremos, muy en la línea del mensaje en «Elements Pt. 1″.

In My Line Of Work comienza con un sonido muy espacial, a gusto personal, pero baja rápidamente a la Tierra regalándonos una pieza potente y con velocidad, donde las voces se ven constantemente apoyadas por los coros pero que no logran opacar el trabajo que logra Kotipelto, quien a estas alturas ya nos hizo olvidar el bajo nivel que nos entregó en la apertura del disco, lo que queda casi como anécdota y nada más. Aquí Johansson se manda un solo sobrio y preciso que nos recuerda no está tan loco como muchas veces parece, siendo el tema donde la batería menos luce pero manteniendo un buen nivel.

Man In The Mirror entra con la voz de Kotipelto apoyada por el bajo y el teclado, para dar paso a un pasaje un poco extraño, con toques electrónicos que no terminan de convencer del todo que luego se transforma en una potente declaración de principios, un llamado a luchar contra uno mismo, con una batería sumamente pesada, usando el doble bombo de forma precisa, lo que logra darle la potencia exacta al tema. Johansson se luce con la ambientación y en una especie de corto duelo con Kupiainen. Éste, si no fuera por ese extraño interludio electrónico, sería el punto más alto del disco, con potencia, velocidad, contenido y la oportunidad de todos para lucirse, una excelente pieza en un excelente disco.

Acercándonos al final aparece un himno como Few Are Those, la que inicia con un pasaje de piano que acompaña la voz de Kotipelto para dar paso a una potente interpretación, donde definitivamente Kotipelto se escucha cómodo y potenciado, funcionando excelente tanto en los pasajes lentos y bajos como en los altos y rápidos, dejando en claro que, al menos en estudio, no ha perdido su esencia, terminando el tema con un alargado fading. A estas alturas ya no se puede hablar de puntos altos del disco porque ya nos dimos cuenta que el disco completo es un punto alto que tiene puntos más bien moderados, porque tampoco podemos encontrar puntos bajos.

Antes de terminar: Fire In Your Eyes, la balada obligada en las obras de Stratovarius, esas composiciones donde a Kotipelto le gusta, desde siempre, mostrar que no es sólo un vocalista de metal, sino un gran artista. Esta powerballad, permite que toda la banda se luzca, manteniendo la potencia de la base que logran Pilve y Porra, además del ambiente que Johansson crea con sintetizadores y piano, la nostalgia que Kotipelto logra transmitir en su interpretación y Kupiainen que le logra dr un toque a “powerballad ochentera fresca del siglo XXI”, una muy buena composición que debes no conocer a la banda para que no te guste.

Como todo tiene su fin, llegamos a The Lost Saga, iniciando con un coro épico que recuerda piezas cinematográficas como El Señor de los Anillos se abre paso el tema más largo del disco (11:40), luego continua un acompañamiento metalero obvio a este comienzo para dar paso a un tema rápido, potente y épico, algo no muy común en la banda pero que funciona excelente, incluso recordando a algunos pasajes musicales creados por el gran Tuomas Huolopainen, como queriendo decir “oigan, no sólo Tolkki tenía buenas ideas, escuchen esto!”. Realmente es un final elaborado con la intención de mostrar que esto es Stratovarius hoy, que no le deben a nadie y no extrañan a nadie, que son capaces de componer estas potentes obras, con pasajes intrincados y que demuestran de qué están hechos cada uno de sus miembros, con un intermezzo de relajo donde Matías, Jens y Timo se relajan y nos relajan, para permitir a Kupiainen deleitarnos con un solo que nos recuerda a los momentos más inspirados de Tolkki que dejan claro definitivamente que nuestro querido Stratovarius dejó atrás la búsqueda de un nuevo sonido propio.

Cuando nos damos cuenta que los cincuenta y cuatro minutos y fracción terminaron, claramente no deja ningún gusto a poco como pudieron dejar quizás los discos anteriores. Al contrario, quedamos con ganas de más y esperando que pronto podamos escuchar nuevas composiciones en esta línea que el nuevo Stratovarius ya definitivamente está trazando. Veintisiete años de historia ya han transcurrido, muchos cambios en el estilo y en la formación, anécdotas, escándalos, pero por sobre todo, grandes obras de arte nos ha dejado esta gran banda que hoy nos vuelve a demostrar que el Power Metal no está muerto ni piensa estarlo; que Stratovarius, liderada por Timo Kotipelto en las voces y Jens Johansson en el teclado, acompañados por Lauri Porra en el bajo, Matías Kupiainen en las guitarras y Rolf Pilve en la batería, está lejos de dejar de entregarnos la magia de este estilo, esa potencia y elegancia que sólo se encuentra en el Power Metal. Los viudos de Tolkki cada vez van teniendo menos espacio para hablar mal de una banda que se ha sabido reinventar y crear un nuevo sonido para la banda que, definitivamente, sigue siendo Stratovarius.

 

54 comentarios
  1. Daniel Dice:

    Qué tipo de review es éste? pensé que sería más fundamentando. Se fue más en la volá de la historia de strato que el disco en sí.

  2. Carlos San Martín González Dice:

    En mi opinion, no lo considero un buen disco. Siento que casi todos los temas son parecidos, sin versatilidad, lo que me dejó con gusto a poco. Igual el disco tiene sus buenos momentos; My Eternal Dream y Lost Without a Trace me gustaron bastante, además de la batería en todos los temas.
    Igual en muchos foros he visto que lo han catalogado como un excelente disco y a mucha gente tambien le gusta bastante la era post-Tolkki, pero yo en cambio creo que es un disco decepcionante y eso es solo mi opinión. pd: No soy un fan de Tolkki, de hecho me gustó bastante Polaris :P

    • Zatheus Dice:

      A mi personalmente me ha gustado este más que los otros que han sacado post-Tolkki. Me gustó harto el álbum.

    • Rebirth Dice:

      Lo senti igual. Para mi, quisieron hacer un disco «Strato», sin ir mas. Y esta bien, creo que si es bueno, pero Nemesis me gusto mucho mas por los riesgos, lo que innovaron, la variedad y calidad de las composiciones.

    • MasterSandrock Dice:

      Nemesis es un discazo, pero encuentro que le faltaba la escencia de Strato…osea le faltaba «Power» (como diria Sergio Lagos xD), encuentro que esta formacion todavia puede hacer un disco superior, osea que equilibre 50/50 las innovaciones con la energia inconfundible de la era clasica.

      Saludos!

  3. Koba Dice:

    A mi me encanto el disco…lo veo como una mezcla del sonido clásico de Strato con la nueva etapa, sobre todo con Polaris…la canción que apertura el disco es una bomba, un nuevo clásico que no podrá faltar en recitales, todas las canciones tienen un excelente sonido y una mas que elaborada composición, cada vez que lo escucho descubro mas y mas detalles me encanta In my Line of Work y Man in the Mirror, pero todas las composiciones son excelentes, no hay rellenos, la verdad que se disfruta mucho, si bien me encanto Nemesis por toda la innovación que tuvo, aplaudo de pie este nuevo trabajo…!!! Gracias Stratovarius!!!!

  4. MIT Dice:

    No comparto mucho lo expuesto en el review y de hecho, sin tener intención de tirar mala onda, la encontré una revisión más bien mala.
    Hacer de nuevo una introducción histórica más larga que el comentario de cualquiera de las canciones del disco termina siendo latero. Hasta cuándo el tema de Tolkki va a ser prácticamente el eje de un review? tomando en cuenta que ya pasaron 10 años! desde el último disco donde participó el guitarrista. Ni siquiera los reviews de los discos anteriores se centra tanto en ello.
    El análisis de los temas es bastante básico y habla principalmente o de kotipelto o de johansson como si los demás integrantes casi no existieran. Como última cosa referente al tema, me di la lata de contar las veces en que está nombrado tolkki y resulta que son más veces que cualquiera de los integrantes de la banda, y hartas más (excepto kotipelto que es 1 menos).
    En cuanto al disco encuentro notable el nivel de composición y virtuosismo alcanzado por Kupiainen y en la misma linea también creo digno de mencionar el aporte que hizo Liimatainen en la composición.
    Porra muy bien como siempre y Pilve con bastante más personalidad que en el disco anterior, de a poco mostrando su buen nivel técnico.
    A mi el disco en general me encantó, así como también lo han hecho los otros 3 discos de esta era. El esfuerzo (exitoso a mi parecer) de la banda por dar un nuevo aire al sonido de la misma y no quedarse pegada es algo que valoro mucho.
    Obviamente los fans nunca van a estar completamente felices y así como antes reclamaron porque no sonaba al strato clásico ahora reclaman porque suena mucho al strato clásico.
    No voy a entrar en detalle en cada canción, mi intención no es hacer un review. Lo único que voy a decir es que así como está a la banda le queda para rato, se siente la buena onda y lo afiatados que están cosa que en el período tolkki como en el 2000 ya había empezado a decaer.
    No creo que sea el mejor disco de la banda e incluso creo que pueden hacer cosas mejores en el futuro pero de aquí van a salir varios nuevos clásicos. The Lost Saga sobre todo por su ambientación y coros es un manjarsh.
    Saludios

  5. Raegna Dice:

    El disco está buenísimo, de lo mejor del power 2015 (y quizás su contendiente podría ser Stormcrow). Que bueno escuchar la voz de TImo sin tanto recurso a falsetos, qué bueno que Johansson dejó su ondita Skrillex y dió con un sonido moderno pero aun virtuoso. Kupiainen se puso Strato al hombro y para mi es un crá. La base rítmica no se queda atrás, me encantaron las escalas de bajo y el cabro shico de la batería le pone harto talento.

    Pulento que los temas sean a la vena, sin tanto rodeo. Quedé muy contento y expectante a lo que sigan haciendo..cosa rara en esta década tan ingrata con el Power Metal.

    Strato con Gamma Ray quizás han sido las bandas que más fieles se han mantenido (hace rato que los de Helloween andan perdidos por «américa»).

    A ver si se pasean por acá en una próxima gira, encantado digo presente.

    • Fabian Rabítö Dice:

      Helloween a pesar de todo… sigue fiel igual, volviendo al disco es muy bueno, supero mis expectativas y Kupiainen … cada vez mejora más!! les salio bueno, suenan tan frescos sin perder la esencia

      • Raegna Dice:

        Soy groupie de Deris declarado, pero el ultimo disco me dio progeria (y me duele admitirlo). Y si compipa, peazo de album se han mandado los strato, hasta desempolvé mi polera del episode y me la puse debajo de la camisa ;)

        • Fabian Rabítö Dice:

          Mi banda favorita es Helloween, con todas sus etapas, y aún a sí prefiero a Deris, lo monótono del disco My God-given right, es lo «aburrido», igual no esperaba nada nuevo pero me entretuvo igual, no lo veo tan malo ademas igual hay un par de temas que se alejan un poco… en cambio strato me subió las expectativas desde que escuché Shine in the dark y se confirmaron con My Eternal Dream . . . . genial, ojala pasen por chile!! (ambas bandas xD)

        • Diego A. Arcis Dice:

          A mi me gustó «My God-Given Right» de Helloween, claro no es el «Master Of The Rings», pero si me gustó bastante. No puedo decir lo mismo con «Stormcrow» de «Cain’s Offering». Finalmente es cosa de gustos!

  6. Jonathan Dice:

    La verdad no me gustó mucho el review. Mal redactado, escrito un poco sin ganas y con demasiadas referencias a Tolkki. No digo que no se hable de él, pero creo que llevar la línea del review en el sentido «este disco es bueno porque se parece a lo que hacá Tolkki» es una injusticia con los miembros actuales de la banda, considerando que han pasado casi 7 de años de todo lo ocurrido. Cambiémos el switch y hablemos del hoy porfa.

    Yo el disco lo encontré sólido.

    • GriFFo Dice:

      Si leyera bien se daría cuenta q dice q el disco es bueno porque es mejor que lo que hacía Tolkki, lograron mezclar el sonido clásico (ese que siempre ha tenido desde el Fright Night) con el nuevo…

  7. Diego A. ARCIS Dice:

    Probablemente desde «Infinite» que no escuchaba un nuevo lanzamiento de Stratovarius con tantas ganas, de hecho la excelente portada me hizo esperarlo atentamente. Y sí, me gustó, creo que es el disco que más me ha gustado desde que entró Kupiainen a la banda. Quizás porque tiene el sonido nuevo de «Nemesis» manteniendo también el sonido clásico de Stratovarius (o de Tolkki). Muy bien Kupiainen y Porra, para mí escribieron los mejores temas del álbum. Hay un bonus Japonés llamado «Giants» que pienso debieron ponerlo en el disco, es un muy buen tema de Johansson.

    Me parece un poco extraño tanto aporte de Liimatainen, mejor lo dejaran entrar a la banda de una vez por todas. En cualquier caso, creo que la dupla Kotipelto-Liimatainen hizo los temas que menos me llamaron la atención, salvo por «Few Are Those» que es realmente bueno. Por otra parte, a pesar que Kotipelto ya no tiene la voz de antes, creo que en este disco hizo un trabajo vocal mucho mejor que en «Nemesis».

    Nota: No me gusta criticar los «reviews» porque finalmente cada uno escucha y opina diferente sobre cada álbum (y por la redacción no soy quién). Sin embargo, creo que desde la salida de Tolkki, y en cada álbum de Stratovarius que se reseña, se viene haciendo un recuento histórico desde que «el gordo» perdió su capacidad compositiva hasta el presente, y creo que seguir leyendo lo mismo uno y otra vez en cada «review» aburre un poco (ojo que probablemente yo también soy un viudo de Tolkki). Quizás era necesario para los dos primeros discos, pero creo que la historia ya (casi) todos la sabemos, y no es necesario seguir recordándola (es como seguir recordando como salió Hansen de Helloween).

    • GriFFo Dice:

      Excelente tema! Definitivamente no merece ser un bonus sólo pa los japoneses sino parte integral del disco!!

    • MasterSandrock Dice:

      PUtaaaa porque siempre encuentro que Stratovarius deja de bonus track temas que son mejores que algunos del disco (me paso con Cold Winter NIghts del Destiny y will my soul ever rest in peace que salio en el Intermission.
      Voy a ver si puedo comprar la version con los bonus track.

      Saludos!

      • Diego A. Arcis Dice:

        Todo eso es culpa del ya clásico y exclusivo marketing japonés (y actualmente no sólo de ellos, por ejemplo «My God-Given Right» con 5 bonus tracks). Antes dejaban los temas pencas de bonus, ahora para vender dejan temas buenos (salvo por el bonus japonés del «Empire Of The Undead»). Como dijo Kiske una vez «I HATE BONUS TRACKS».

        Nota: Ese bonus de Stratovarius (y un instrumental) viene sólo en la edición limitada Japonesa, no en la Europea, esta última viene con un DVD en vivo.

  8. pablcar Dice:

    Es un gran disco, con temas muy directos y modernos. Además supieron aplicar el sonido clásico de los singles de Strato, sobretodo en temas como Rise Above It y Feeding The Fire, junto con el estilo progresivo del Nemesis.

  9. GriFFo Dice:

    Básicamente en este disco demuestran que siguen siendo Stratovarius, justifican haber mantenido el nombre porque aunque los discos anteriores son buenos no suenan a Strato, suenan a algo nuevo y distinto que chocaba con la mantención del nombre…

  10. MasterSandrock Dice:

    En un principio iba a ser un analisis mental del disco, pero en realidad la musica, como todas las artes es altamente subjetiva, por no decir totalmente. Asi que dare mi humilde opinion:

    Este disco es CASI TODO lo que deseaba de un disco de «strato».

    Un powermetal luminoso, lleno de energía, clásico…pero fresco a la vez, suena a Stratovarius…pero sinceramente no creo que sea mas de lo mismo.

    Kotipelto me demostró que no tiene que cantar en ultrasonido para sonar poderoso. Por fin siento que los solos y los reefs de Matias me llegan, jens aportando nuevos sonidos electrónicos y demostrando que no solo sirve para hacer solos. Rolf por fin saco su virtuosismo, pero sin perder su identidad…me encantan sus nuevos matices en las baquetas. El unico que me tiene un poco decepcionado es Lauri…cuando veia sus solos de bajo en youtube, me esperaba que tuviera mas protagonismo en alguna que otra cancion…

    Desde el visions que no disfrutaba tanto un disco de Stratovarius, Realmente no le encuentro puntos malos, aunque si uno menos buenos que otros.

    Lost saga…es una joya, los 11 minutos del tema se me pasaron volando, creo que junto con Visions son las mejores canciones largas de Strato (si…mejor que destiny).

    Es cierto que quizas no es tan innovador como «Nemesis», pero encontraron una sonido…y lo profundizaron en este disco. Es como la relación «Fourth DImension» y «Episode», EL primero es mucho mas versátil que Episode, pero fue Episode el que definio el sonido de esta gran banda. Espero que el próximo disco sea el «VISIONS» de la nueva era.

    Nada mas que decir muchas gracias Strato por brindarnos este maravilloso disco.

    Saludos

  11. Osvaldo Enrique Robledo Alcaya Dice:

    He estado esperando un disco de estas proporciones desde hace mucho tiempo de stratovarius… ya ha pasado mucha agua bajo el puente… estamos en el ahora y esto es Stratovarius… disfrutemos de este disco tal como fue antaño…. saludos a todos….

  12. Courage Dice:

    Al contrario de lo que dicen por aquí, creo que es un buen análisis, y además está muy bien el detalle del autor, que aunque se considera una viuda de Tolkki, ha demostrado ser objetivo (una viuda de Tolkki simplemente diría que el disco es una mierda).

    A ver, los que dicen que si Kotipelto esto o lo otro, en una entrevista dijo que le gustaba más en tonos más tipo a los de Dio, no las notas muy altas que Tolkki le obligaba a hacer, así que no es que esté mal de voz, además es que el tío no tienen edad para estar mal de voz.

    Y por otro lado:

    Entonces vino la debacle que todos recordamos, el grupo dividido en dos bandos, Tolkki con una supuesta crisis nerviosa que deriva en su diagnóstico de Trastorno Bipolar, el anuncio de Miss K. como nueva vocalista, las fotos de Tolkki ensangrentado, dimes y diretes

    Dicho por Tolkki en un documental, esto fue una maniobra de márketing por su parte, nada de esto ocurrió realmente.

    • Diego A. Arcis Dice:

      Yo creo que su voz si está un poco gastada, y claro es la edad. Si le gustan los tonos más bajos como DIO, entonces bajaría los tonos sólo en los nuevos discos sin Tolkki. Pero en vivo también baja el tono para los temas antiguos, es cosa de darle una mirada/escuchada a «Under Flaming Winter Skies». En cualquier caso, me gustó mucho más su voz en «Eternal» que en «Nemesis».

    • GriFFo Dice:

      Marketing o no… fue realmente una debacle para la banda, en realidad en vez de hacerse publicidad perdieron mucha credibilidad y finalmente el Stratovarius fue lo peorcillo que pudieron haber lanzado en toda su carrera… no manejo los datos pero no me sorprendería fuera el disco con menos ventas…

  13. ZOHAN Dice:

    Definitivamente no hay caso con esta banda, simplemente NO ME GUSTA NADA DE LO POST TOLKKI, NADA. Estos wns se quedaron sin ideas, son una más de las tantas bandas (tantas y tantas) que componen powermetal sin sabor para que su trabajo sea rapidamente enviado al olvido. Escuchar su musica me prende tanto como escuchar bachata o a arjona, es música que está ahí pero que no provoca la misma sensación de poder o piel de gallina como los grandes himnos que todos conocemos, eso de escuchar un tema y quedarte pegado con él unas 5 o 10 veces antes de pasar al siguiente tema. ESTOY CADA VEZ MÁS CONVENCIDO de que la tribuna que aún mantiene esta banda está dada en más del 50% por conservar un nombre que lo liga a un tremendo pasado, aunque en nada se relacione con el presente, como la tan promocionada tarja en esta página, muestra clarísima de por qué algunas personas (o bandas) siguen más presentes acá que incluso en sus propios paises por lo que alguna vez hicieron y que claramente no volverán a hacer.

    Por el contrario, grata sorpresa me llevé con el último de helloween y cuando uno compara lo que hacen estas dos bandas respecto a lo que es su historia y lo que era su identidad, no es muy dificil adivinar quien vendría siendo como la coca-cola, sólida a través del tiempo, y quien sería como la pepsi, la cual no para de hacer imitaciones e intentos fallidos que dan pocos resultados y que terminan rapidamente en el olvido, aunque este stratovarius sabe mas a free que incluso a pepsi. ¿Si un wn 20 años después pide referencias para comenzar a escuchar a la banda recomendarían un tema post tolkki antes que todo, aunque sea uno?, no se mientan, sería imposible no nombrar quizas unos 40 temas de la era tolkki antes de siquiera pensan en nombrar uno post tolkki, con el visions, destiny, episode, 4° dimension y twilight time ya superan los 40 temas antes de siquiera acordarse de las últimas basuras de esta banda.

    Triste presente de strato. Si, sacan y sacan y seguiran sacando discos y quizas hasta hagan más discos que en la era tolkki, pero no me extrañaría que si vivieran de nuevo con suerte darian para un rock&guitarras, a no ser claro está que hagan un pack con otras bandas para que al menos uno se la piense a ir.

    • Starship Trooper Dice:

      Respetable que no te gusten los Strato post-Tolkki, pero no sea iluso, no trate de imponer su visión con interpretaciones tan weonas y ciegas como ‘Mantienen el estatus solo por el nombre’ o ‘No van a llenar ni el rock&guitarras’. Simplemente no te gusta el nuevo Strato, pudiste haber hecho las cosas más simple, y no dar esa especie de pataleta. Pero bueno, cada loco con su tema.

      Por cierto, Eternal >>>>>>>>>>>>>>> Homónimo.

      • ZOHAN Dice:

        Muchas bandas MUY BUENAS no tienen ni la difusión ni la fanaticada por no estar asociadas a un nombre de peso, eso es así de simple. Respecto a eternal, me recuerda a temas como milleniun o glory of the world, muy stratovarius, muy rápidos, muy power pero uno más de los tantos y eso es un claro ejemplo de lo que digo, está lleno de bandas que componen muchos «eternal» pero no tienen la misma difusión.

        Ahora si tanto duele que se critique a stratovarius, que triste!

        • Jonathan Valenzuela Dice:

          ¿Pero no te parece que Kotipelto O Johansson (Sobre todo Johansson) solo por el peso específico que tienen no necesitan el nombre de Stratovarius para «mantener el status»?

          Yo creo que cualquier sello se interesaría en un proyecto donde estuvieran los dos juntos (sumando a Michael que estuvo en los primeros dos discos post-tolkki) más allá de si seguían usando el nombre de Strato… Creo que ahí me genera ruido lo que dices.

        • MasterSandrock Dice:

          Oye y si dices cuales son esas bandas tan buenas?No he investigado bandas nuevas ultimamente. Digo pa hecharles una escuchadita y en una de esas se ganan un fan ?

          Saludos!

    • MasterSandrock Dice:

      Ignoren al Zohan oh si tiene derecho a decir lo que piensa, lleva como 8 años diciendo lo mismo, no nos va a convencer ni nosotros a el asi que pa que calentarse la cabeza?

      Saludos!

      Salve Strato

    • Jonathan Valenzuela Dice:

      ¿Pero no te parece que Kotipelto O Johansson (Sobre todo Johansson) solo por el peso específico que tienen no necesitan el nombre de Stratovarius para «mantener el status»?

      Yo creo que cualquier sello se interesaría en un proyecto donde estuvieran los dos juntos (sumando a Michael que estuvo en los primeros dos discos post-tolkki) más allá de si seguían usando el nombre de Strato… Creo que ahí me genera ruido lo que dices.

      Y por otro lado, creo que en los discos post-Tolkki lo que menos hay son falta de ideas (Némesis te manda saludos). Otra cosa es que no te gusten las ideas nuevas que usan.

      Saludos!

      • Angelo Sasso Dice:

        Este weón de Zpham jura que porque no le gustan los nuevos Strato o el último disco de Edguy, es capaz de dictar la media cátedra sobre verdad, interpretando los gustos de todo el mundo. Más aweonao no se puede ser.

    • _Pepe_ Dice:

      jajajajaaja compa,es cosa de gustos…
      por ejemplo,para mi Helloween no tiene NADA del brillo que tuvo en la época de kiske y a pesar de que un gran porcentaje de sus canciones me son insípidas, no puedo decir que son una mierda y que todo lo que han hecho post kiske es horrible.
      por lo que he leído en varias discuciones que involucran a stratovarius, me queda súper claro(y creo que ya a varios de aquí) que sólo te gustan los discos con el gordito. pero al parecer , al único que no le queda claro es a ti por que vuelves y vuelves a escuchar los nuevos discos de strato…
      en serio quieres que los demás compongan como tolkki?
      de verdad esperas que un disco sin tolkki suene como con él?

      alguien esta chocando con la lógica.
      estamos en el 2015! hace rato que se fue tolkki compa.

      ahora, lo de llenar recintos me imagino que es una broma cierto?
      también piensas que Stratovarius llenaría el nacional siguieran con tolkki?
      en serio aun no evalúas el descenso en la popularidad del género?
      cualquier concierto powermetal en chile a fines de los 90 y principios del 2000 claramente llenaba mucho más que ahora…
      de hecho,recuerdo que Rhapsody dio como 3 conciertos en 2 días…. te aseguro que aunque pongas a la banda original y hagas que toquen sólo clásicos no serian capaces de llenar tan sólo una fecha.

  14. pablcar Dice:

    No cacho porque dicen que strato le copia a tolkki, o sea como herederos de su sonido al menos el estilo neoclasico se tiene que notar. Yo creo que tipos como Jens Johansson deben estar chatos de tocar la escala menor armonica, es cosa de imaginar, tocar 10 años con Yngwie despues con Tolkki…no se si entienden mi mentalidad pero por eso prefiero que saquen discos como el Elysium o el Eternal.

  15. _Pepe_ Dice:

    señores, intenten centrar siempre todo el review en el disco, den algunos guiños a historia, si quieren agreguen links, pero no hagan un review hablando desde black water y nombrando a tolkki en todo el rato!!
    las comparaciones con un tipo que dejó la banda hace bastante ya aburren,discutan eso con sus amigos,no así en un review que intenta ser profesional.

    • GriFFo Dice:

      Ojo q estos reviews son hechos por fans para fans… para reviews técnicos y «profesionales» capaz q hayan otros espacios por ahí…

      • _Pepe_ Dice:

        “Ojo q estos reviews son hechos por fans para fans… “
        lo se, de hecho, dudo que alguien crea lo contrario… esta pagina ya no es lo mismo que antes.

        por otro lado,no me refiero a algo mas técnico… solamente apelo a la lógica de que si vas a hacer un review de un disco nuevo, debes hablar en gran parte de eso. la historia pudo ser compartida a través de un enlace a wikipedia, o a la pagina de la banda.

        ahora, esto es un simple comentario, que en el mejor de los casos sera tomada como una critica para futuros reviews.

        saludos.

  16. Pablo Navarro Aguilera Dice:

    q chucha los egos del mejor comentarista cabros, si la review vale callampa, y si el wn q la hizo le hace un queso al gordo, pero a quien chucha le importa, escuche y evalue…

Los comentarios están desactivados.