Existen dos hechos principales que se deben resaltar de esta banda: el primero que es una de las precursoras del sonido que nos convoca, hasta el día de hoy, en PowerMetal.cl y, el segundo, que durante la sombría década de los noventa, mantuvo izada la bandera del género, en la cual nuestra música sufrió su más ardua prueba de supervivencia. Además, Stratovarius fungió como agrupación pionera que luego abrió la brecha para que otros grupos de Finlandia ingresaran a la escena metalera.

CON TOLKKI EN LA VOZ…

Corría 1984 cuando en Finlandia se fundaba un grupo de nombre Black Water aunque, curiosamente, ninguno de los miembros actuales estuvieron en aquella banda, la cual sería solamente la primera piedra de un megaproyecto que aún no tenía las piezas claves para su evolución. Así, Black Water pasó por una serie de cambios de integrantes, de estilo e incluso de nombres hasta que finalmente encontraron su propia voz. Los guerreros finlandeses que dieron origen a la historia que a continuación relatamos fueron Tuomo Lassila, Staffan Stråhlman y John Vihervä. Poco después de los primeros ensayos un cambio determinante marcó la entonces entusiasta pero poco definida agrupación, ya que en el bajo quedaba una vacante y el nuevo bajista que llegaba, Jyrki Lentonen, había sido compañero del guitarrista Timo Tolkki en Road Block.

Con esto, se comenzaba a concatenar la cadena de la historia y ya al poco tiempo Staffan optó por separarse de Black Water, por lo que Tuomo Lassila decidió invitar a Timo Tolkki para integrarse y la respuesta afirmativa no se hizo esperar. Tolkki nació en Finlandia el tres de marzo de 1966. A sus cortos siete años empezó a tocar guitarra, tiempo en el que sus influencias eran ABBA, The Beatles y The Shadows. Era tal su afición, que practicaba ocho horas diarias. Su disciplina lo hizo progresar rápidamente y no mucho después se interesó por la guitarra eléctrica, siendo “Smoke on The Water” uno de sus “crushes” musicales. Antes había tocado en Antidote, Thunder y la mencionada Road Block.

stratovarius-01

Al principio de su carrera con Stratovarius, Tolkki entró como vocalista/guitarrista rítmico y, además, su llegada estremeció a la banda desde el primer momento, orientándola hacia un nuevo rumbo, hacia el naciente Melodic Metal.

Para 1985 el nombre del grupo ya había cambiado. Éste se le había ocurrido a Tuomo al combinar dos conceptos: las guitarras Stratocaster y los violines Stradivarius, con los cuales surgió Stratovarius. Por otro lado, Timo se convirtió en el motor y cerebro de la banda e incorporó sus influencias de rock combinadas con un tinte neo-clásico.

El primer demo de Stratovarius fue producido en 1987 con fines de conseguir una compañía que se interesara en ellos. Llevaba de título Future Shock y contenía dos temas: “Future Shock” y “Witch-Hunt”. El material logró su misión al ser acogido por CBS Finland. Dos años más tarde el mundo vio nacer el debut Fright Night, el cual promocionaron con una pequeña gira en Europa.

stratovarius-02Se podría decir que no hubo pleno éxito pero tampoco fue un fracaso; aunque, desafortunadamente, les valió ser despedidos de CBS. Luego el grupo pasó por una serie de cambios en su alineación y los integrantes se las arreglaron para editar un segundo álbum con otro sello. Así, tras afrontar algunos problemas, en 1992 sale a la luz Twilight Time, material que conquistaba Europa y Japón y daba señales de que iban por el camino correcto. Inicialmente, Twilight Time había sido lanzado un año atrás bajo el nombre II, pero de éste solamente se produjo un lote de mil copias en vinilo y posteriormente fue sacado con el título que se le conoce.

Al año siguiente, otro hito importante acontece con la llegada de Jari Kainulainen a la banda. Jari entra en reemplazo de Jari Behm, quien había sustituido, en su momento, a Jyrki Lentonen. En su llegada, el grupo ya estaba adentrado en el proceso de grabación de su tercera placa, por lo que solamente se hizo cargo de una parte de las canciones porque Tolkki ya tenía listo el resto. Dreamspace salió en 1994, estrenando a Kainulainen como bajista y siendo el último en tener a Timo como vocalista, ya que habían decidió buscar una voz que se ajustara mejor a las nuevas ideas musicales y que permitiera a Tolkki concentrarse más en su instrumento y en las composiciones.

TEMPORADA DE CAMBIOS: EPISODIO HACIA LA ETERNIDAD

Después de echar un vistazo a un aviso publicado en las calles de la fría capital finlandesa, un ambicioso vocalista joven llamado Timo Kotipelto decide hacer una llamada a Tolkki para acordar una audición. Kotipelto había realizado sus estudios vocales en el conservatorio de jazz y pop de Helsinki y por algún tiempo cantó con Filthy Asses, una banda amateur de covers. Su entrada a Stratovarius corresponde con el período en el que el conjunto empieza a afianzar un significativo nivel de fama internacional.

stratovarius-03Con el nuevo cantante, la banda dispuso la creación de su cuarta placa, pero también adentrarse en una nueva dimensión. En ese sentido, Fourth Dimension apareció en marzo de 1995 y se convirtió en un verdadero éxito. Este material fue el último en el que se escucharon los coros a cargo de Tokki, quien después dejó completamente de lado el micrófono para dedicarse de lleno a las seis cuerdas. Entre otras cosas, Fourth Dimension se alejó un tanto de los primeros lanzamientos, dando lugar a que el grupo adoptara una forma más orientada al estilo neo-clásico y sinfónico que posteriormente sería uno de sus diferenciales más importantes.

Es por eso que ese es considerado el material que da las primeras señales de la nueva dirección hacia la cual se estaban dirigiendo. Ejemplo de ello son los temas: “Twilight Symphony” -en el cual una orquesta participó por primera vez en sus grabaciones-; “Stratovarius”, “Lord Of The Wasteland” y “Distant Skies”. Pero también hubo temas como “Winter” y “Galaxies” que aún daban cuenta de sus trabajos pasados. Así el primer álbum con Kotipelto a cargo de la voz se volvió muy popular en la escena heavymetalera de Europa y dando lugar a que empezara una larga carrera al frente de la banda.

Aunque Fourth Dimension fue un éxito palpable, ya comenzaban a mermar en el ánimo de la banda las profundas diferencias entre Timo Tolkki y Tuomo Lassila, las que se arrastraban de hacía mucho tiempo, particularmente con relación a dirección musical. Al final, la decisión fue dura pero necesaria para poder continuar, así que el último fundador vigente se despidió: Tuomo Lassila, miembro original Black Water partió y junto a él salió también quien hacía las veces de tecladista, Antti Ikonen.

stratovarius-04Lassila e Ikonen dejaron a Stratovarius la tarea de encontrar a quienes ocuparían sus lugares. Entonces aparecen dos músicos, uno sueco y otro alemán, que llenarían dichas vacantes. El reemplazo de Lassila fue Jörg Michael, de reconocidísimos actos teutones como Rage, Grave Digger y Running Wild, por lo que no existía ninguna objeción para no reclutarlo.

Por otro lado, Tolkki pensaba en un tecladista que permitiera crear las atmósferas más melódicas que deseaba, características que encontraron totalmente en el pianista de jazz, Jens Johansson, hermano del baterista Anders. Jens daba la talla requerida por Stratovarius y su estilo mostraba influencias de rock clásico, específicamente de tecladistas como Don Airey, Eddie Jobson y Jon Lord. Su experiencia versaba en distintas agrupaciones que iban desde jazz fusion con Slem hasta el metal de Silver Mountain. Quizá los factores más llamativos de su trayectoria eran el haber sido integrante de Rising Force, la banda del afamado guitarrista Yngwie Malmsteen desde 1983 hasta 1989; de Dio desde 1989 a 1990, entre otros proyectos de buen reconocimiento.

De esa forma aparece Mr. Jens Johansson en escena, dando como resultado una pieza magistral en la historia del Metal: Episode, con temas que definitivamente marcaron el estilo de Stratovarius como «Father Time«, «Tomorrow» y «Forever«. Episode evidenciaba que habían logrado encontrar su sonido enfocado en un estilo sinfónico, además, era un gran proyecto que desplegaba la participación de un gran coro y de una orquesta de cuerdas en temas como “Season of Change” y “Forever” y del cual se desprenden algunos de los grandes éxitos de Stratovarius como “Father Time”, “Speed Of Light” y “Will The Sun Rise?”.

FIN DE SIGLO: EL PINÁCULO DE STRATO

stratovarius-10En 1997 dan a conocer su sexto trabajo titulado Visions, el cual marca la pauta del Power Metal en Europa, Japón y Sudamérica, región que empieza a conocer bien a Stratovarius. De aquel notable disco sobresalen “The Kiss Of Judas”, “Black Diamond” y “Visions (Southern Cross)”, una canción de corte épico de diez minutos de duración y, hasta ese entonces, la más larga de Stratovarius. De la gira promocional de Visions por Europa –puntualmente de sus conciertos en Italia y Grecia- extrajeron grabaciones para Visions Of Europe, el conocido CD en vivo que fue lanzado al año siguiente. Otro material que sacaron en 1997 fue la primera compilación de la banda, The Past and Now, cuyo contenido contaba con doce pistas dentro de las cuales se encuentra “Fire Dance Suite”, que originalmente había sido compuesta para Stratovarius en 1986 pero al final fue incluida en el álbum solista de Timo Tolkki llamado Classical Variations and Themes, aparecido en 1994.

El ‘98 veía una banda con mayor solidez que podía producir álbumes mucho más elaborados y profundos en contenido. En ese sentido, Destiny fue el resultado de este momento y su esplendor fue reflejado al alcanzar la posición número uno de las carteleras finlandesas. Este disco cobijó el temazo “S.O.S.” que es una excelente forma de explicar qué significa el Power Metal: “Why don’t we see what is going on? There are so many years to be wasted, until the damage is done and the beauty is gone… save our souls”. Otras piezas de gran impacto fueron “Rebel” y la homónima “Destiny”, la segunda composición más larga de Stratovarius. Como complemento innato, el tour correspondiente fue realmente mundial. De hecho, esa gira los trajo a Chile por primera vez el 17 de marzo de 1999 para ofrecer un concierto en el teatro Monumental, con un sonido de alto nivel. Asimismo, había llegado la hora del respectivo álbum recopilatorio al que nombraron The Chosen Ones y contenía 16 selecciones. Éste compendio fue el último que hicieron de la mano de la casa Noise Records.

Para el cambio de milenio la banda tenía preparada una gran sorpresa: el larga duración llamado Infinite, con un estilo musical muy similar al de los anteriores pero con una temática más contemporánea y directa. Al igual que Destiny, la octava placa tuvo gran aceptación, alborotando los carteles de Finlandia y estrenando nuevo sello discográfico, Nuclear Blast. Entre los grandes temas acuñados por Infinite estaban “Hunting High And Low”, “A Million Light Years Away” e “Infinity”, este último, que continuaba la tendencia de incluir piezas de larga duración.

stratovarius-09

Antes del lanzamiento de Infinite, surgió una serie de rumores que señalaba que la banda tenía conflictos internos. Pese a lo anterior, Stratovarius inició el «Infinite Tour», el cual fue aún más extenso que su predecesor, elemento que certificaba que el acto estaba en su época de oro. Y es que cada vez se hacía más fuerte su red de fans fuera de la región de los países nórdicos, propiamente en Japón. Valiéndose de su progresiva fama en el territorio nipón, lanzaron solamente allí el compilatorio 14 Diamonds en septiembre de 2000. Ese año la banda nos visitó nuevamente y realizaron dos conciertos en Santiago: el primero se llevó a cabo el domingo 22 de octubre en el Estadio Chile y el segundo el martes 24 de octubre en la Laberinto. En este último, Kotipelto se encontraba enfermo de la garganta, pero eso no fue motivo para demostrar una gran entrega. Además, en esa ocasión ejecutaron temas que no interpretaban normalmente en directo, como “Hold On To Your Dream”, “Distant Skies”, entre otros.

Al año siguiente dieron a conocer Intermission, una recopilación de “lados B”, bonus tracks, covers –de Rainbow y Judas Priest-, material inédito, etc. No mucho tiempo después, la banda anunció que se tomaría un descanso de aproximadamente un año de su labor de componer nuevo material. Aunque para algunos no fue un receso en el pleno sentido de la palabra. Tolkki aprovechó de lanzar su segundo álbum solista, Hymn to Life, y ejecutar su aparición como invitado en The Metal Opera de Avantasia. De igual forma, Kotipelto inició su propio proyecto con la salida de Waiting For The Dawn en el año 2002.

ENTRE SUPERPRODUCCIONES

stratochile2003Ya para el 2003, Stratovarius arranca los preparativos para el lanzamiento de su novena placa, pues el proceso de post producción ya estaba culminado. La idea inicial era editar de manera doble, sin embargo, en primera instancia lanzaron el Elements, Pt. 1, el 27 de enero de 2003. Tras el receso que se había tomado el grupo, era obvio que las expectativas eran altas, sobretodo si se toma en cuenta que Stratovarius ya estaba rayando en ofrecer entregas con contenido muy similar y que, por tanto, la pausa les serviría para renovar ideas. En fin, Elements Pt. 1 significó para algunas personas el máximo alcance del estilo sinfónico y “progresivo” del Power Metal, mientras que para otras fue más simplemente un disco muy bien hecho. Cabe resaltar que este CD presentaba “Elements”, la pieza más larga que Stratovarius hubiera compuesto hasta ese entonces, con doce minutos.

Con motivo de promocionar este trabajo, Stratovarius visitó Chile por tercera vez. El recital tuvo lugar el 17 de agosto de 2003 en el Gimnasio Municipal de San Miguel y fueron teloneados por los nacionales de Alquimia y Magnalucius. La producción de este evento contaba con un buen manejo de luces robotizadas y una pantalla en la que se desplegaban imágenes de apoyo. Desde el inicio encendieron el fuego de los asistentes, no obstante las evidentes fallas de sonido. Entre el repertorio de aquella noche estuvieron -por mencionar algunas- “Eagleheart”, “The Kiss Of Judas”, “Against The Wind”, la balada “Forever”, “Coming Home” y “Destiny”, “Black Diamond”, “Hunting High And Low”, etc. Una de las cosas que llamó la atención de ese show fue que Tolkki se mostró un tanto distante con la audiencia y se mantuvo muy estático en su lado del escenario, en tanto que Kotipelto y Johansson fueron el foco de esa noche. En general, fue un buen show de donde el público salió feliz a pesar del problemático manejo de consola.

Lo que estaba detrás de esa apatía de Tolkki iba más allá de lo que uno se podía imaginar. Los problemas de la banda eran algo que con frecuencia rondaban las páginas de noticias pero realmente esa noche puso de manifiesto que el mainman ya no se sentía a gusto. “Pienso que ya era bastante evidente que no todo estaba OK. O sea, ya había una mala energía allí y traté de lidiar con ella como un profesional, pues no deseas mostrarle tales cosas a la gente que compra su entrada y llega a ver el espectáculo. Somos humanos y si estás en un matrimonio largo, a veces te separas, y el proceso del divorcio toma harto tiempo, no sale así nomás”, explicó años después en una entrevista para un medio chileno.

stratovarius-07El cuatro de noviembre de ese mismo año aparece Elements Pt. 2. Este álbum tenía la presión de superar su malogrado predecesor, por lo que generó una gama de críticas diversas. Si bien hubo algunos altibajos en estos “elementos”, era cierto que Stratovarius estaba experimentando sonidos y aunque estos trabajos fueron desacreditados por un buen número de personas, también hubo una contraparte que los estimó. Pero, en definitiva, fue el primero y último intento de los nórdicos de lanzar un álbum doble. Sin embargo, el contexto de Elements Pt. 2 era crucial, una neblina empañaba el camino de la banda y algunos hechos insólitos empezarían a desencadenarse frente a los ojos de sus fans.

EL ESCÁNDALO MEDIÁTICO: LA MANCHA DE STRATOVARIUS

La tensión entre los miembros de Stratovarius se incrementaba cada día. De hecho, en noviembre de 2003, sólo semanas después de haber firmado un importante contrato con Sanctuary, Johansson colocó un mensaje en el sitio web oficial del grupo en el cual declaraba: “Hemos acordado que Timo (Tolkki) será quien decida quién toca en la banda, es decir en las grabaciones, en vivo, etc… para mí es un acuerdo útil, incluso aunque como resultado yo resulte despedido (…) Si Timo quiere tener nuevas personas en el grupo yo estaría muy triste porque disfruto trabajar con ellos. Pero no puedo hacer nada al respecto de los sentimientos de la gente”.

El testimonio anterior desdibujaba la participación y el control que nadie aparte de Tolkki podría tener en el conjunto. Cuestiones como esas empezaron a invadir el escenario de Stratovarius, dejando a sus fans cada vez con más incertidumbre sobre su futuro. Esto estalló en los primeros días de diciembre de 2003, cuando Jörg y Kotipelto anunciaron oficialmente su separación del grupo. Según el vocalista, esto se debía a “dificultades irrevocables” entre él y Tolkki, y que era una decisión que se había acordado para preservar al menos parte de la integridad de Stratovarius. Por su parte, Jörg manifestó que los problemas crecientes eran la principal razón por la que decidía salirse.

stratovarius-11

Ante esto, Tolkki expresó de manera frívola que había empezado una nueva era para Stratovarius, en la cual el futuro se veía brillante y prometedor. “He compuesto algunas de mis mejores canciones durante el último mes. Si todo sale bien, supongo que he canalizado las emociones hacia esta situación que ha sido muy fuerte para todos”. Además, aprovechó para contarle a sus fans que había estado teniendo problemas mentales pero que ya se sentía mejor gracias a la medicación anti-depresiva que le había recetado su terapeuta. También aseguró que se encontraba activamente buscando reemplazos para la voz y batería.

Con todo esto, la fama de Stratovarius parecía estar empañada, pero los sucesos siguientes elevaron la atención mediática. Por ejemplo, cuando Tolkki habló con el diario finlandés Ilta-Sanomat acerca de la división de la banda, dijo que él y el vocalista habían tenido una riña tres semanas antes de la disolución debido a que Kotipelto quería participar más tanto en las composiciones como en los asuntos de negocio de la banda. Según Tolkki, luego de ese incidente llegaron a la conclusión de que no podían seguir trabajando juntos. Pese al quiebre, los finlandeses debían cumplir con los conciertos de los festivales de verano que habían anunciado con anterioridad.

Como en todas partes, los rumores empezaron a aflorar con respecto a los nuevos integrantes de Stratovarius, especialmente de quien se creía que podría ser la nueva figura en la voz. Tras la declaración que Tolkki hizo, “estoy en contacto con un vocalista alemán”, los ojos saltaron rápidamente hacia Michael Kiske. Sin embargo, él mismo desmintió el rumor a través de su página web. Entre tanto, Tolkki dijo no estar en contacto con el ex–Helloween a quien respetaba mucho pero que, en definitiva, no era lo que él buscaba y estaba seguro de que tampoco lo que Mr. Kiske quería.

stratovarius-missk1Para entonces, Tolkki ya había recibido un cúmulo de propuestas para la voz y batería, que incluía a tres mujeres interesadas en el puesto. El guitarrista dejó un espina clavada en la mente de los fans al señalar que “una de ellas sonaba increíblemente talentosa y que tenía una apariencia que mataba”. Por sus palabras, Tolkki dejaba muy abierta la posibilidad de que una mujer se uniera a Stratovarius y la duda no se hizo esperar más. El seis de enero de 2004, la idea de que una muchacha enfilara el camino de Stratovarius corrió como agua que lleva el río. La noticia, todavía no oficial, se expandió luego de que Tolkki sostuviera una conversación con Klaus Flaming, conductor del programa radial finlandés llamado “Metalliliitto”, en el after party de los premios Sirkkelirock, celebrados en el país nórdico, tras mencionar que la nueva vocalista era una mujer muy talentosa.

A pesar de que la afirmación de la hizo cuando estaba ebrio, no se pudo evitar el enorme revuelo por parte de los fans, hasta que el 15 de enero de ese año, anunciaron oficialmente a los reemplazantes del grupo a través de un enunciado que ponía las cartas sobre la mesa ante cualquier especulación. “La nueva vocalista de Stratovarius es Miss K. El talento vocal de esta sensual dama finlandesa varía desde el rock hasta clásica y operática. Su rango vocal es de tres octavas y es capaz de transformar el sonido de Stratovarius en algo único, algo que jamás se haya escuchado en el metal”, atestiguaba el informe. Asimismo, comunicaron que el nuevo baterista sería Anders Johansson y que entrarían en estudio en mayo para grabar un álbum cuyo título sería PopKiller.

Adicionalmente, rondaba en la web la información de que Miss K, Katriina Wiiala, había sido la frontwoman de la banda de hard rock melódico, Aurora K, durante cuatro años. Con este grupo había realizado varias presentaciones y grabado un sencillo de dos canciones titulado “11th Hour”. Los demás datos de la vocalista dibujaban la poca experiencia que Miss K tenía en el área musical como para unirse a una banda de la talla de Stratovarius. Al menos eso era lo que reclamaban las y los seguidores acérrimos.

Algunos días después, subieron una entrevista a su página oficial en la cual figuraba Tolkki, Kainulainen y Miss K. Al ser cuestionados acerca del rechazo de la nueva formación, Timo aseguró que había recibido una veintena de correos amenazantes y que realmente estaba sorprendido por la cantidad de odio que había causado el cambio en las y los aficionado. Por su parte, Miss K negó prestarle demasiada atención al ambiente hostil en su contra.

stratovarius-missk2

Todavía no terminaba el primer mes de 2004 y la polémica seguía efervescente. Otro hecho que causó alboroto mediático fue que Anders Johansson abandonó oficialmente la banda a menos de una semana de haberse unido. Anders le hizo una llamada a Tolkki para decirle que no podía comprometerse de lleno a Stratovarius porque se sentía feliz con HammerFall. De acuerdo con Tolkki, era posible que su reputación hubiera influido en aquel momento para que Anders tomara tal determinación.

Un par de días más tarde, Jörg Michael ofrece un comunicado en el que relata las razones de toda esta disputa. Desde su punto de vista, la ingesta de alcohol tuvo mucha culpa de todo ello porque los había llevado –a él y a Kotipelto– a sumergirse en discusiones controversiales acerca de la banda. Luego Tolkki, también en estado de ebriedad, se les unió y posteriormente hubo una pelea a combos en la calle. Aunque Jörg estaba consciente que los problemas iban más allá del alcohol, afirmó que nada como lo de aquel día había sucedido antes, pues estaban acostumbrados a resolver las cosas sin llevarlas al límite. No obstante, esa vez fue diferente y ninguno de los Timo quiso dar su brazo a torcer.

El escándalo continuó cuando Tolkki dio a conocer que Kotipelto se negaba a ensayar con él para los conciertos agendados. Sin embargo, Kotipelto respondió que “estoy obligado a hacer algunos shows de Stratovarius este año. Daré mi 100% en esos conciertos para los fans… Esos festivales podrían ser mi última oportunidad de cantar para tantas personas (uno nunca sabe lo que el futuro le traerá) así que los disfrutaré tanto como me sea posible”. Pese a lo que el guitarrista había afirmado, Kotipelto lo desmintió mucho tiempo después al asegurar que sí había asistido a los ensayos y que Tolkki lo había tergiversado todo. Además, como Kotipelto había comentado en una entrevista que Tolkki “se había pasado”, el guitarrista reaccionó a la defensiva, creando más controversia al asegurar que el cantante era el verdadero dictador de Stratovarius, porque siempre quería hacer su voluntad aún en contra de la de todos. Además, manifestó que nunca volvería a tocar con Kotipelto y que “patearía su trasero” en Piorno Rock…

VISIONES Y DEBACLE

stratovarius-tolkki-sangreA todo esto, la aversión hacia la polémica Miss K no se disipaba. Tanto era así que, sumado a los correos electrónicos con palabras de odio y desagrado, también recibió un paquete desde Brasil que, según propias declaraciones de Tolkki, contenía excremento. Por si fuera poco, Anders Johansson había expresado que el mainman de Stratovarius necesitaba ayuda profesional pero el altercado creció cuando Fred Derf, el webmaster de la banda, posteó un mensaje en la página en el que daba cuenta que Tolkki se encontraba en un “estado mental confuso”.

Tras esto, aparece una larga nota del guitarrista en la que, entre otras cosas, relata que al medio de un ataque de pánico, escucha una voz diciéndole “Cabalá, Cabalá, Cabalá”, creyendo que era la voz de Jesús. “Sentí ondas cálidas en mi cuerpo, me sentí feliz y seguro. La voz me dijo que me tomara una foto ensangrentada en honor a su memoria. Luego, me pidió que fuera a mi biblioteca y uno de los libros cayó frente a mí. Yo no recordaba que lo tenía, era sobre las enseñanzas del Cabalá. Creo que ahora he encontrado la verdad única, completa y universal”, aseguraba Tolkki. Otros mensajes de corte sensacionalista siguieron apareciendo en la web oficial, causando diversas opiniones.

A finales de febrero de 2004 el momento había llegado: debían presentarse en el festival Piorno Rock de España. Luego de unos incidentes en plena ejecución, como que Tolkki preguntara “¿qué diablos pasa?” mientras algunos asistentes le tiraban botellas y tirara el micrófono al aire, o el mismo Jens Johansson orinara en los pies del guitarrista, los pormenores de la presentación dieron vuelta al mundo. Y la suerte del mainman no parecía estar en sus mejores momentos porque más encima, fue atacado con un arma blanca mientras caminaba en Granada el domingo siguiente al concierto, por lo que fue llevado a un hospital donde lo atendieron de emergencia por las heridas en su brazo y la contusión en su cara. No faltaron los incrédulos que señalaron que todo eso era sólo una pantalla para llamar la atención…

stratovarius-piornorock

El diez de abril de 2004 se dio a conocer que el líder de Stratovarius había ingresado a Mehiläinen, un hospital ubicado en Helsinki, a causa de una depresión crónica y “pensamientos suicidas”. Siete días más tarde apareció un anuncio en la página oficial en que Jens Johansson revelaba que Jörg Michael tocaría para el próximo álbum y que, de hecho, las grabaciones de la batería ya estaban casi listas y en espera de que Tolkki las aprobara apenas superara su crisis. De acuerdo con Jörg, Timo le había pedido que lo ayudara con unas canciones, porque había audicionado a varios bateristas sin encontrar a nadie adecuado. Sería algo como hacer los demos y, si todo resultaba bien, podrían usarlas para la mezcla real.

Ya el tres de mayo de aquel año turbulento -y luego de haber tenido bastante tiempo para pensar y analizar la situación-, el caudillo de Stratovarius colgó un video en el que reflexionaba sobre que la verdadera banda consistía en Timo Kotipelto, Jens Johansson, Jörg Michael, Jari Kainulainen y, por supuesto, él mismo. También garantizó no cancelar los shows programados con la conocida alineación, así como tratar de resolver los problemas con Kotipelto. En caso de que se negara a continuar, sería el final de Stratovarius, dijo el artista.

NADA MÁS QUE STRATOVARIUS

Tras unos meses de pausa para calmar las agitadas aguas que trajinaban su tripulación, los integrantes de Stratovarius se reunieron en Helsinki del 9 al 11 de diciembre de 2004 para discutir el futuro. Así, iniciaron un 2005 con un porvenir más atractivo que el que se había vislumbrado anteriormente. El 13 de enero de ese nuevo período la alineación clásica confirmó que estaban unida otra vez y trabajando en un álbum. Era evidente: los problemas estaban solucionados.

stratovarius-05

Uno de los primeros inconvenientes que tuvieron con el alistamiento del nuevo material fue que la compañía disquera se estaba negando a autorizar la inclusión de un tema que contenía un discurso de Hitler. Por otro lado, el manager envío la letra de la canción y el discurso que se quería incluir al Ministro del Interior de Alemania para saber si lo aprobaba, pues éste se inclinaba mucho por prevenir que la juventud se expusiera a la ideología nazi. En ese sentido, quedaba en manos de los alemanes decidir si la canción era inapropiada o no para su lanzamiento.

Antes de que apareciera el tan esperado nuevo material, Stratovarius confirmó en junio de ese año los rumores filtrados: Jari Kainulainen se separaba del grupo. Esto se debía, principalmente, a que su prioridad no era la banda y nunca se había involucrado tanto en el proceso de composición, entre otras cosas. Su sustituto sería Lauri Porra, un músico nacido el 13 de diciembre de 1977 en Helsinki. Porra empezó a estudiar música desde los seis años, cuando tocaba chelo. Luego, en 1993, comenzó a tocar bajo eléctrico y continuó sus estudios en el Conservatorio de Pop y Jazz de Helsinki.

stratovarius-08Stratovarius, apareció en el mercado el 5 y 13 de septiembre de 2005 en Europa y Estados Unidos, respectivamente, y era indiscutible que los temas no tenían mucha conexión con los trabajos anteriores. No presentaba la firma neoclásica y sinfónica característica de Tolkki, la participación de Johansson era reducida, el doble bombo de Jörg se había quedado corto y Kotipelto no daba notas muy altas. En alguna medida, reflejaba los terribles acontecimientos mediáticos de los que la banda había sido parte.

No importando el tropiezo que este CD podría representar, la agrupación inició una gira mundial. Vinieron a Chile por cuarta ocasión el 21 de agosto de 2005. El show fue en el Teatro Caupolicán, teniendo como teloneros a los nacionales de Delta y Transylvania (banda tributo a Iron Maiden). La noche fue exitosa para Stratovarius pese a los problemas de sonido con los que se inicio y cabe resaltar que Lauri Porra demostró un buen performance, dejando en claro la diferencia entre él y su antecesor. Por su parte, Kotipelto se mostró una vez más muy empático con el público, cuestión que obviamente le hace ganar muchos puntos entre los fans. En el setlist pesaron más temas del Visions y del Episode ante solo tres de Stratovarius que fueron “Maniac Dance”, “The Land of the Ice and Snow” y “United”.

REVOLUCIÓN: ¿QUE ME SIGAN LOS BUENOS?

A finales de octubre de 2006, Tolkki ya tenía escritos once temas para Stratovarius y planeaba entrar al estudio en febrero del siguiente año. El mainman dio una pista sobre el nombre del álbum: era de dos letras que empezaban con “R”, “R…. R….”. Aunque todo daba la impresión de estar en clama, los problemas internos -que eran un secreto a voces- brotaron nuevamente y, tras tener algunos registros para el siguiente disco, todo quedó detenido hasta que en marzo de 2008 se divulgó que Tolkki había formado una nueva banda bajo el nombre de Revolution Renaissance, que tendría como invitados en su debut a personalidades como Michael Kiske y Tobias Sammet. Claro, el nombre del nuevo grupo estaba formado por dos palabras que empezaban con “R”. ¿Qué estaba pasando?

stratovarius-timo-rrTodo salió a luz en abril de 2008. Tolkki escribió que la carrera de Stratovarius había caducado. Según el guitarrista, en octubre les había avisado a sus compañeros de la decisión, la cual respondía a su decepción de ver que la banda no caminaba y sobretodo, que existía una verdadera amistada ni emoción que los mantuviera unidos como banda. Mientras, el resto de los integrantes alegaba que las cosas no habían sucedido como Tolkki las relataba. Según ellos, Sanctuary empezó a tener problemas financieros hasta el punto de colapsar y, de hecho, realizaron cien conciertos sin contar con el presupuesto de la disquera. Cuando la crisis de Sanctuary estaban al tope, los músicos entablaron un proceso legal en su contra para poder lanzar el siguiente álbum, provocando que el espíritu de la banda decayera. Luego se encontraron con la noticia de que Tolkki había dejado el grupo, a quien señalaron de haberlos dejado con deudas y de haber presentado el material que previamente habían grabado sólo para su beneficio propio y fundar así Revolution Renaissance.

Aconteció entonces una lluvia de dimes y diretes, en la que los miembros no daban su brazo a torcer con relación a continuar sin Tolkki y éste en cuanto a concederles el permiso para conservar el nombre. Finalmente, Timo les otorgó los derechos del nombre el 20 de mayo de 2008, por lo que pusieron a la vista una carta abierta en la que le agradecían también por haber renunciado a cualquier regalía.

UNA NUEVA ESTRELLA EN LA HISTORIA DE STRATOVARIUS, PERO ¿LA MÁS BRILLANTE?

Stratovarius

El 21 de agosto de 2008 la banda anunció oficialmente a Matias Kupiainen como el nuevo guitarrista de Stratovarius, un joven oriundo de Helsinki interesado por la guitarra desde que tenía cuatro años. Estudió teoría y tecnología musical en distintos lugares, uno de ellos la famosa Sibelius Academy. Además era co propietario de un estudio de grabación y contaba con dos proyectos solistas, Fist in Fetus y Shred Circus.

Pronto empezó a tomar forma el primer álbum con el nuevo miembro y la placa fue grabada en el 2008 en Helsinki y mezclada de la mano de Mikko Karmila. El 20 de mayo de 2009 fue lanzado Polaris en Japón y posteriormente en Europa y los Estados Unidos. Una de las primeras sorpresas era el logo. Sí, le faltaba la flor de lis que años tras año fue fiel acompañante del emblema. Pero eso era algo secundario. Lo que realmente pesaba Stratovarius - Matias Kupiainenera conocer cómo era Stratovarius sin Tolkki. En resumidas cuentas, Polaris ofrecía melodías poderosas, buenos arreglos, una base consistente y veloz y algunas remembranzas del pasado. Si bien es un álbum compositivamente sólido deja un sabor de boca que hace notoria cierta fragilidad en el trabajo como conjunto, quizá por la ausencia de una guía que marcara una pauta específica o porque hubo demasiada libertad para incluir todo lo que cada integrante quería aportar. En fin, es dable de diferentes apreciaciones.

Sin más ni más el quinteto se abalanzó hacia otra gira en cuyas fechas estaba incluido Chile. Nuestro terreno los recibió el 16 de octubre de 2009 en Espacio Broadway junto a las presentaciones de los compatriotas de Alto Voltaje, Delta y Grim. El evento fue singular porque pese a que la hora estimada de inicio era a las 20:00 Hrs., empezó mucho tiempo antes causando que algunas personas no pudieran escuchar a los nacionales. El turno de Stratovarius empezó a las 20:30 Hrs. con un público entusiasta que se deleitó con temas clásicos como “Hunting High and Low”, “Speed Of Light”, “The Kiss Of Judas”, entre otros, y del nuevo trabajo “Deep Unknown”, “Winter Skies”, “Forever is Today”, etc. Se debe rescatar que Kupiainen realizó una buena ejecución en el escenario, probando así su habilidad con las seis cuerdas.

A todo esto, Timo Tolkki había propagado “su verdad” de todo aquel escándalo mediático del 2004: la despedida de Kotipelto, la entrada de Miss K, las contestaciones, etc., habían sido un “truco publicitario”, aseguraba. “Hubo una completa maquinaria desplegada ahí, la banda entera, el management, el sello… se planificó cada movida y que una gran equivocación por parte del grupo y para los fans”. El guitarrista reconoció que esas acciones habían sido un gran error y que, sin embargo, no podía regresar el tiempo y cambiar los hechos, sólo le quedaba pedir disculpas. De hecho, el ex mastermind de Stratovarius indicó que el disco homónimo publicado en el 2005 era una farsa que funcionaba como apoyo del ardid publicitario.

STRATOVARIUS

LOS PIONEROS DEL POWER METAL UNEN FUERZAS

I’ve left my past behind / I’m reaching for the light / I’m not afraid to live my life – I’ll take what is mine.

Aún sin haber terminado el tour promocional de Polaris, los escandinavos anunciaron que el 2010 traería una nueva placa. Pero esa no era la única noticia: el 21 de mayo del año pasado Polaris fue re lanzado a manera digipack compuesto por dos CD. A diferencia del álbum original, esta versión contenía un disco con la historia de la banda y material en directo, con una duración de 75 minutos recabados en la gira de Polaris.

StratovariusA propósito de dicho tour, mientras se llevaban a cabo todas las presentaciones agendadas, aprovecharon para escribir 20 canciones que serían candidatas para su próxima entrega. Las grabaciones se realizaron en 5-by-5 Studios en Pitäjänmäki, Helsinki. El entremés fue el EP “Darkest Hours” constituido por el tema homónimo, “Infernal Maze” y dos cortes en vivo. Elysium vio la luz en enero de 2011, siendo el territorio nipón el primero en recibirlo y, posteriormente, el resto del mundo. Este trabajo cuenta con el track más largo en la historia de Stratovarius, “Elysium”, de 18 minutos. En general, el esfuerzo viene a afianzar las bases –iniciadas con Polaris– del prácticamente nuevo Stratovarius de cara al giro tomado con la salida de Tolkki. Y es que no se puede ocultar que el quinteto perdió una pieza fundamental de la estricta esencia de Stratovarius. De lo contrario, sería como intentar tapar el sol con un dedo.

Con el fin de promover el álbum iniciaron una gira como invitados especiales de los emblemáticos Helloween en su “7 Sinners World Tour”. “Nos llegó la oferta de Helloween y pensamos ‘hmmm, quizás sea una buena idea que dos bandas de old school Power Metal salgan juntas de gira, ¡quizás haya más gente mirando a ambas en un mismo recital!, ¡quizás se arme una entretenidísima fiesta de Power Metal!’. Sentimos que era buena idea y por eso respondimos ‘OK, ¿¡por qué no!?’”, comentó Timo Kotipelto en exclusiva a PowerMetal.cl. “En lo personal, ¡siempre será un placer regresar a verlos! Lo genial de Chile es que es el país donde me empezó a gustar el vino tinto (risas). Todavía recuerdo cuando tuve mi primer Casillero del Diablo (risas), ¿sabías (risas)? Lo conocí en Chile y eso fue grandioso (risas).

Pero no todo era viento en popa. En octubre pasado se supo que Jörg Michael había sido diagnosticado de cáncer de tiroides y fue el primer obstáculo que divisaron para la vanagloriosa gira. No obstante la terrible vicisitud que los obligó a empezar sus conciertos sin Jörg, éste superó rápidamente su convalecencia y se unió a sus colegas tan pronto como pudo. Pero otro albur los azotó cuando una bacteria proveniente de un servicio de catering de Europa quebrantó la salud de Timo Kotipelto, provocando la supresión de algunos recitales en enero, así como el reajuste del setlist para no comprometer las cuerdas vocales del cantante.

CONTRA EL VIENTO, PERO HAY QUE ALZAR EL VUELO

El cantante se fue recuperando de a poco y el 29 de abril del 2011 ofrecieron su séptimo concierto en nuestro país, en un repleto Teatro Teletón, que fue el recinto para la celebración de los 10 años de PowerMetal.cl.

El 15 de diciembre, y luego de 15 años juntos, haber grabando nueve discos y tocado en cerca de mil shows junto a los finlandeses, Jörg Michael anunció su retiro de STRATOVARIUS por motivos personales. Timo Kotipelto comentó sobre la salida de su compañero: “El resto de nosotros ha aceptado con mucha pena la decisión de Jörg y le deseamos lo mejor para su futuro. Pero, les aseguramos que la banda continuará. No sólo considero lo considero un baterista genial, también es para mí un amigo muy cercano y un verdadero profesional. Estamos orgullosos de poder tener a Jörg a nuestro lado para realizar un tour de despedida junto con STRATOVARIUS. ¡No podemos esperar para rockear con nuestro compañero por última vez! estos shows serán inolvidables”, finalizó el vocalista.

Jörg Michael por su parte comentó: “Se siente grandioso tener la chance de decirles adiós a todos los finlandeses, amigos y seguidores que he conocido en estos últimos 15 años. “Estos shows finales serán muy especiales para mí, ya que nunca olvidaré el apoyo que hemos recibido a través de los años. La oportunidad de transmitir en vivo para todos los fans alrededor del mundo será una motivación extra para la banda. Les puedo prometer un setlist muy especial que nunca hemos tocado antes”.

Así, el alemán realizó sus últimos conciertos con la banda en el denominado “Farewell Jörg”. En uno de estos shows fue donde se grabó el en vivo “Under Flaming Winter Skies – Live In Tampere”, lanzado en CD, DVD, Blu-Ray y que contó con 22 tracks.

En marzo del 2012 STRATOVARIUS comenzó la busqueda de un nuevo baterista. Para esto invitaron a los fans y músicos a participar de las audiciones tocando “Coming Home”, “Father Time” o “Deep Unknown“. El elegido tras este proceso fue el finandés de 24 años, Rolf Pilve. “Me preparé a fondo para la audición, aprendiendo todas las canciones que acordamos, con los finales en vivo, y todo. Además aprendí algunos temas extra sólo para estar seguro. Tocar con los muchachos fue excelente, y de inmediato al otro día de la audición me tocó escuchar que fuí el mejor de los bateristas que habían probado. Lo que siguió fue otra audición donde tocamos de manera más informal y con algunos jams”, comentó el flamante nuevo integrande de STRATOVARIUS. Timo Kotipelto describió el criterio que la banda tenía para el nuevo baterista: “Tenía que ser un muy buen músico, pero también un buen tipo. No estábamos buscando un clon de Jörg Michael“.

“Aunque la competencia estuvo feroz, Rolf fue claramente el mejor de ellos. Su toque preciso, seguridad y correcta actitud estuvieron ahí de inmediato. Tiene una técnica asombrosa, y lo mejor es que tiene una manera muy musical de tocar, así que puede puede aportar con lo suyo en nuestras viejas canciones tambén. Rolf ha tocado varios estilos de Metal, así que ritmos rápidos o más progresivos no serán problema. Cualquier canción que compongamos a futuro, no tengo duda que será capaz de tocarla”, fueron las palabras de Timo Kotipelto.

Con esta nueva formación, a fines del 2012 STRATOVARIUS comenzó a entregar detalles del que sería el sucesor de “Elysium” (2011). El disco fue producido y mezclado por Matias Kupiainen y masterizado por Mika Jussila en los estudios Finnvox“Este álbum tiene un sonido oscuro y más moderno. Nosotros, como banda, pasamos por muchas cosas y hemos madurado como compositores. El proceso de este álbum fue más fácil que antes, porque pudimos darle todo el tiempo que necesitaba”, comentó en ese entonces Timo Kotipelto. El álbum se titulaba «Nemesis» y el lanzamiento se anunciaba para los primeros meses del 2013, con «Unbreakable» como primer single. El álbum de 11 canciones fue lanzado el 22 de febrero, recibiendo buenas críticas por parte de la prensa y los fans.

«Nemesis» traerá a Chile por octava vez a los finlandeses, pioneros de la música que nos convoca, en un show que ya tiene más de la mitad del recinto agotado en entradas. Será el viernes 24 de mayo en Blondie donde STRATOVARIUS vuelva a confirmar su cariño por el público chileno, presentar a su flamante baterista y celebrar los 12 años de PowerMetal.cl. Los boletos se pueden adquirir por Sistema Ticketek.cl, call center 690 2000, GAM, Falabella y Cine Hoyts habilitados. Sin recargo se encuentran en RockMusic de Eurocentro (locales 0209-0213) y Portal Lyon (locales 42-44). Las entradas tienen actualmente un precio de $19.000 y el día del show costarán $22.000.

5 comentarios
  1. knuckleduster Dice:

    simplemente la legendaria historia de el mejor y mas emblematica banda de power metal

  2. Jonathan Dice:

    Si van a escribir una nota, por último revísenla antes de publicarla!! Tiene demasiados errores (y horrores): pusieron la misma cita de Pilve 2 veces, se equivocaron al poner «Elysium» en vez de «Nemesis» al final y tiene muchos motes ortográficos. Además, se nota a leguas de que reciclaron alguna nota anterior para hacer ésta porque tiene algunas incoherencias.

    Eso, saludos y sean más prolijos para la próxima!

    Grande Strato!

  3. Starship Trooper Dice:

    Incluso perdiendo a su alma, se mantienen en lo alto lanzando buen material. Una verdadera leyenda los Strato!! Inmortales Visions, Episode, Fourth Dimension, Dreamspace…

Los comentarios están desactivados.