Nadie puede negar que hoy por hoy, Russell Allen es uno de los vocalistas más reconocidos y talentosos de la escena metalera mundial. Basta con ver la cantidad de bandas de las cuales ha formado parte y proyectos en los que participa como invitado, para dimensionar el peso relativo de Allen en el universo del Heavy Metal. A sus bandas propias Symphony X y Adrenaline Mob se suman actos tales como Ayreon, Genius, Allen/Lande, Avantasia, Trans-Siberian Orchestra y entre otros… lo cual da una idea de lo ocupada que es la agenda de este tremendo artista, por lo cual tener contar con una visita de él en nuestro territorio, presentándose como solista, es un privilegio.

Poco más de un año ha pasado desde la última visita de Russell Allen a Chile, cuando nos visitó con Symphony X en la gira del muy buen disco “Underworld”, ocasión en la cual el setlist estuvo totalmente cargado al disco en cuestión, por cuanto los fanáticos de los registros más clásicos de la banda quedaron con gusto a poco. Dicho lo anterior, esta visita de solista sin duda trae esperanzas en cuanto a la posibilidad de poder presenciar temas de la autoría de Symphony X, considerando que es sin duda el acto más importante de su prolífica discografía, y que además sería acompañado por Benjamín Lechuga, Nicolás Quinteros y Marcos Sánchez de DELTA, y por Felipe Cortés (Claudio Cordero Trío) en batería, todos músicos tremendamente virtuosos e inherentemente ligados al Metal Progresivo.

Es poco lo que sabemos de antemano respecto a los shows de Russell Allen solista, y dado que esta visita no es parte de una gira, no sabíamos qué vendría tocando. Sabemos que está muy entusiasmado con Adrenaline Mob, su banda actual; sabemos que él posee un disco de solista, “Atomic Bomb”, editado hace más de diez años; también sabemos que normalmente este tipo de shows suelen incluir clásicos del Rock y el Metal; y por último, sabemos (o anhelamos) que algo nos tendría que regalar de Symphony X por ser esta su banda más importante… pero fuera de estas conjeturas, nada era realmente claro en cuanto a qué presenciaríamos esta vez, por lo cual la incertidumbre se hacía grande en la Sala SCD de Vespucio este frío domingo de Junio.

Cuando el reloj marcaba las 20:30 horas la producción anuncia que el show empezaría puntualmente, aun cuando el vuelo en el que venía Allen se atrasó alrededor de cuatro horas, con lo cual la agenda del Power Camp habría sido reducida, lamentablemente. Es así como sin mayor preámbulo, Benjamín, Marcos, Felipe y Sir Russell Allen se toman el íntimo escenario de la sala SCD Vespucio para empezar lo que sería una tremenda velada al ritmo de Stand up and Shout de Ronnie James Dio y High Wire de Badlands, ambas versiones extraídas del EP de Adrenaline Mob llamado “Covertá”. Es notable cómo desde el primer minuto el sonido es bastante bueno, con el riff inicial de Lechuga sonando macizo y prístino a la vez, más la técnicamente exquisita base rítmica que sostenían Marcos y Felipe, acompañando el vozarrón de Russell Allen, quienes formaron un conjunto extraordinario de principio a fin. Nadie podría haber sospechado que nunca habían tocado juntos… y es que el despliegue y talento de los chilenos está a la altura de cualquier banda en la que Allen haya tocado, sin exageraciones.

Siguiendo con los clásicos del Heavy Metal, Russell Allen nos habla de la figura de Ronnie James Dio, y lo agradecido que está de poder homenajearlo, que no es sorpresa para nadie entendiendo que él mismo ha citado al enano maldito como su mayor influencia… y vaya que forma de tributarlo con la enorme versión de Kill the King, clásico universal de Rainbow (quienes, recordemos, son hoy liderados por nuestro compatriota Ronnie Romero en la voz). La solemnidad del recinto rápidamente se fue diluyendo y el “Danger Danger the Queen’s about to kill” retumbó entre las cuatro paredes de la sala gracias a las gargantas de un público que llenó el recinto, quienes no pararon de acompañar la potentísima voz del Sir. Cabe destacar que a estas alturas el sonido era sencillamente perfecto. En términos de volumen y ecualización, no admitía demasiadas mejoras, realmente un lujo contar con un sonido tan definido y sólido a la vez.

Luego de estos tres covers, Russell nos cuenta que es momento de tocar material propio, centrando el discurso en Adrenaline Mob, banda donde puede expresarse, sentirse él mismo y componer sobre sus propias vivencias, profundizando también en la partida de A.J. Pero (ex-Twisted Sister, ex-Adrenaline Mob) y cómo su dramática muerte los golpeó y cambió el destino de la banda para siempre, a quien dedica Indifferent, extraída del disco debut de Adrenaline Mob “Omertá”. Canción tremendamente emotiva en donde Nicolás Quinteros aparece en escena, mientras que Russell Allen se emociona a la vez que transmite y encanta tanto por su talento vocal como por su desplante en escena. Siguiendo con el discurso anterior, Allen bromea haciendo un paralelo entre Symphony X y Adrenaline Mob, aclarando que él no luchaba en la antigua Grecia durante los tiempos de “The Odyssey”, mientras que las canciones del Mob sí corresponden a vivencias de él y sus compañeros,y es ahí donde radica la diferencia entre AM y SX. Así, el concierto sigue con Crystal Clear y precisamente sus vivencias personales inspiran el siguiente tema, All on the Line, tema extraído de “Men of Honor”, que relata los sentimientos de Allen acerca de su hija, diagnosticada con una condición especial, dándole un toque bastante íntimo y reflexivo a la velada. Qué monstruosa la interpretación de Allen, es increíble cuanto transmite, comunica y entrega el norteamericano en escenario… quien es brillantemente acompañado en la guitarra acústica de Benjamín y los arreglos armónicos del resto de la banda. Punto aparte es que en esta revisión no haré hincapié en el desplante, la calidad o el nivel de interpretación de cada uno de los integrantes de la banda porque está de más, cada uno de los intérpretes estuvo sublime en lo suyo, haciendo que el resultado conjunto fuera inmejorable, liderados por uno de los mejores cantantes de la actualidad sin duda. Personalmente, me cuesta pensar en otro vocalista que esté a la altura de Russell Allen considerando los años de carrera la etapa en que se encuentra el protagonista de la noche.

Vuelta a los covers, esta vez con un original de Queen en la versión de Adrenaline Mob, la excelente Tie Your Mother Down, tema que sirvió para salir de la reflexión y enfrascarse en la fiesta del rocanrol que nos propone la banda.

Y lo siguiente sería lo que muchos estaban esperando… era momento de hacer algo de sinfonía, era momento de hacer delirar al público con una elección de lo más selecto que se puede encontrar en el catálogo de Symphony X. La tripleta que nos regalaría la banda estuvo compuesta por nada más ni nada menos que Sea of Lies, Of Sins and Shadows y Paradise Lost… ¡pero qué tremendas interpretaciones por las barbas de Jebús! Un 10 perfecto para cada una de las ejecuciones y para el público que a esas alturas inundaba la sala con gritos de euforia, mezclando emoción, incredulidad y pasión desatada todo al mismo tiempo. Es que tener a Russell Allen a un metro de distancia cantando los clásicos inmortales que lo llevaron al olimpo del metal es algo impagable, es como tener a Symphony X en el patio de tu casa, porque la interpretación de los chilenos no tuvo nada que envidiarle a Romeo, Rullo, Pinella y LePond. Y el mismo Russell se encargaba de remarcarlo una y otra vez, en una muestra de honesta admiración… entre canciones no se cansaba de apuntar a nuestros músicos señalando lo talentosos que eran cada uno, con especial foco en Benjamín Lechuga, anunciándolo como un prodigio de las seis cuerdas… qué orgullo saber que estos músicos son nuestros compatriotas. Mis más sinceras felicitaciones para cada uno de ellos. No me imagino lo gratificante que debe ser compartir escenario con semejante artista y ser reconocido por él mismo… un sueño hecho realidad sin duda, al igual que para el público por el solo hecho de presenciar estos clásicos del Metal Progresivo universal.

De vuelta a los covers, era momento de presentar el tema con el cual se dio a conocer Adrenaline Mob en sus orígenes, con ese videoclip que versionaba el clásico de Black Sabbath en la voz del enano maldito. Era tiempo de The Mob Rules. Fiesta desatada y un Allen que no se cansaba de dar clases magistrales de cómo pararse en un escenario y transmitir a través del canto sentido y aguerrido. Luego vendría un pequeño encore que serviría para que el Sir degustase, de forma no muy elegante, un vino chileno que sería el combustible para las últimos dos temas de la noche: Fool for your Love de Whitesnake y Rock N’ Roll de Led Zeppelin, que cerrarían de forma cálida y distendida la fiesta del rock que nos trajo Sir Russell Allen y compañía.

Un honor y un privilegio, es todo lo que podemos decir respecto a la inolvidable velada de la que fuimos testigos la noche del domingo. Cuánta clase, cuánta elegancia, cuánta potencia, y sobre todo, cuánto sentimiento se derrochó sobre el escenario. Muchas gracias a Nicolás, Marcos, Benjamín, Felipe y a Sir Russell Allen, uno de los mejores (sino el mejor) vocalistas de la escena por entregarnos una velada tan íntima y cercana en suelo nacional.

Setlist de Russell Allen:

01. Stand Up and Shout (cover de DIO)
02. High Wired (cover de Badlands)
03. Kill the King (cover de Rainbow)
04. Indifferent (Adrenaline Mob)
05. Crystal Clear (Adrenaline Mob)
06. All in the Line (Adrenaline Mob)
07. Tie Your Mother Down (cover de Queen)
08. Sea of Lies (Symphony X)
09. Of Sins and Shadows (Symphony X)
10. Paradise Lost (Symphony X)
11. The Mob Rules (cover de Black Sabbath)
12. Fool For Your Love (cover de Whitesnake)
13. Rock N´Roll (cover de Led Zeppelin)

GALERÍA

4 comentarios
  1. blood Dice:

    Hubiese ido si tocaran temas de allen-lande
    Lo.mejor que le ehh escuchado de este vocalista
    Un heavymetal moderno le falto a este compadre en el recital

  2. Alex Dice:

    Fue mi gran pérdida de este año al no poder ir. Tuve que elegir entre Helloween y Russell…
    Sin duda alguna para mi en la actualidad es el mejor vocalista dentro de la escena del metal, con una versatilidad y potencia única.
    Ojalá pronto presenten material nuevo con Symphony X, los últimos discos sencillamente han bordeado la perfección, y es donde mejor creo yo, explota su tremenda voz…

Los comentarios están desactivados.