El pasado 25 de Mayo, en un concierto de JUDAS PRIEST realizado en Estados Unidos, el vocalista Rob Halford pateó el celular de un asistente que lo estaba grabando con el flash encendido mientras la banda inglesa tocaba «Judas Rising».

El mismo Rob Halford comentó la situación: «El hecho es que nosotros amamos a nuestros fans y ustedes pueden filmarnos tanto como les guste y ver nuestro espectáculo en el teléfono y no a través de sus ojos si así lo desean. Sin embargo, si interfieren fisicamente con el desempeño del Metal God, ahora saben qué va a pasar»

Pueden ver el video a continuación: