Desert – Fortunes Favors The Brave

Desert es una banda proveniente de Israel, pero en esencia rusa (salvo el bajista ucraniano Sergei Dmitrik y el israelí Assaf Markowitz, el resto de los integrantes son rusos) y practican un Power Metal con ciertas variantes sinfónicas, complementadas con un contenido histórico similar a Sabaton. Activos desde el 2005 y con varios trabajos a su haber, nos toca reseñar “Fortunes Favors The Brave”, de matiz densa y pesada, lo que conlleva en ese caso a que la música sea más rápida y agresiva. Mejoran el nivel de producción en comparación al anterior “Never Regret” (2015). Con una base de al menos treinta canciones y basados en temas de ciencia ficción y videojuegos, escogieron diez de ellas y se centraron en una historia con personajes y eventos que simbolizan la valentía y el heroísmo, con el fin de concebir lo que es su tercer álbum de estudio.

Fix Bayonets! es poderosa y su intensidad va aumentando a medida que pasan los segundos, el trabajo vocal de Alexei Raymar nos puede recordar a Piet Sielck (Iron Savior) y lleva cada melodía a la ambientación deseada. Como invitados a esta cita, Chris Boltendahl (Grave Digger) se acopla bastante bien a la voz de Raymar en Blood on the Sand, desarrollando mejor la atmósfera épica. Por otro lado, Fabio D’Amore  y Georg Neuhauser (Serenity) aportan melodías orientales y sinfónicas “marca de la casa” en I Gave You a Kingdom, forjando mayor variedad al igual que la folkie My Black Flag. Dentro de las canciones destacadas, podemos mencionar que Operation Thunderbolt y Sons of War aplican bien su fórmula,  estructuras y tambores asesinos en ciertos pasajes, usando los teclados con moderación en otras partes. La perfecta pareja de guitarristas formada por Sergei Metalheart y Alex Zvulun, demuestra lo bien acoplados que están estos compañeros curtidos por la batalla.

Fortunes Favors The Brave” es otra muestra dentro de lo que es el subgénero War Metal (con grandes exponentes de la talla de Sabaton y Civil War) y han podido diferenciar a otros coterráneos musicales concibiendo atmósferas oscuras con buenos riffs en contraposición a himnos pegajosos y victoriosos. Nada mal para una banda proveniente de un país que no se caracteriza por la popularidad del Metal, como es Israel.

Por: Herrant

The Power Of The Pudú – El Viaje del Pudú

Una de las bandas nacionales que se ha fortalecido en los últimos tiempos es The Power Of The Pudú, que mezcla a través del Power Metal el folclor de Latinoamérica, pasando desde la cultura altiplánica hasta la misma cueca chilena. Esta vez presentan su último trabajo titulado “El Viaje del Pudú”, un entretenido EP y a la vez muy virtuoso que demuestra todo el potencial que tiene la banda.

El EP abre con Luz del Sol, un tema que introductorio que abre una atmósfera misteriosa con una voz muy armoniosa que es resaltada en el fondo con las percusiones y los violines arrastrados hacia la canción hasta el final. El Vals de la Hermandad, lanzada anteriormente, es un tema con muchos matices folclóricos, empezando por una rápida y alegre introducción al más puro estilo de Stratovarius y con sones de cueca, para dar paso al canto y con interludios inspirados en las tonadas chilotas. Un grandioso y sublime tema que no deja nada a la imaginación.

El Tango de la Lluvia es un tema ligado al Power Metal neoclásico, un tema rápido destacado por el virtuosismo de las guitarras y el teclado, que como bien dice el título de la canción, el un tango personificado en este género. Sutil y elegante tema que proporciona toda la técnica que posee la banda. La potencia y toda la esencia del grupo la pone Miradas, un grandioso y excelente tema que fue lanzado hace algunos meses ya, en donde la banda saca a relucir todas sus habilidades e inspiraciones que los llevaron a componer la canción. Una introducción con un melódico teclado acompañado de un electrizante ensamble, hasta llegar a la voz que proporciona todo el misterio para llegar a un coro en donde se puede apreciar la potencia y el complemento que dan las voces. El interludio es al más puro estilo de Angra, que nos hace evocar el interludio de bajo de Evil Warning (“Angels Cry”, 1993), así como la melódica guitarra en conjunto con el teclado hasta terminar con una potente frase: “¡Amigo tú lo lograrás!” Excelente canción.

La Llama Altipláneta es un tema instrumental, con una melodía construida sobre la cultura altiplánica y el Power Metal melódico. Potente y fino tema que recorre todo el potencial de sus integrantes. Y el final del EP lo marca Sankyokujikan, un alegre y divertido tema, que da a conocer el carisma de la banda junto con su genialidad para componer. Una canción un tanto ligada al animé o el manga, un rápido e interesante corte para concluir este trabajo.

Sin duda, un grandioso trabajo de The Power Of The Pudú que da una cátedra de sutileza y virtuosismo. Un trabajo que como bien dice el título del EP es un viaje, un particular viaje de este animalito (el Pudú) que geográficamente se extiende por toda la región andina de Sudamérica, tanto así, como las influencias que tiene la banda para componer sus canciones, pasando por todas las culturas de América de Sur. Excelente e innovador trabajo, digno de admiración.

Por: Samuel Lorca

Finis Mentis – Longing of Clarity

“Longing of Clarity” es el EP debut de Finis Mentis, banda finlandesa que por medio de su Metal sinfónico pretenden dejar en claro por qué en esas tierras siguen siendo una de las mayores fuentes de Heavy Metal de calidad. La banda está formada por Katri Snellman en la voz, Markus Alppi en los teclados y Pablo Rojas en la batería.

El EP abre con Longing of Clarity, una introducción instrumental al más puro estilo sinfónico, con un piano llevando la melodía que es acompañada de fondo con arreglos orquestales y un coro, hasta terminar diluyéndose lentamente. Oceanwild comienza con una secuencia de riffs que son acompañados prontamente por la batería que posteriormente se entrelazan para dar comienzo a un tímido y melódico canto que le da la toda esencia a la canción, hasta que es interrumpido abruptamente por una voz gutural que proporciona un sentimiento de rabia, sin dejar de lado la melódico, que después vuelve a la calma con un sutil solo de guitarra que le da el fin a la canción. Un tema con diversos matices, tornándola armoniosa e interesante.

Memento Mori es la canción más pesada del EP, pero con una introducción bastante calmada hasta adentrarse a la parte del canto, donde los compases cambian el sentido de la canción de manera rápida y abrupta, con una voz gutural que se intercala en junto a la voz normal durante toda la canción. La mitad del tema es muy interesante, con un coro que introduce a un poderoso solo de guitarra, que a su vez es muy dinámico, volviendo así a los cantos que llevan la canción hasta su fin. Y El final del EP lo marca Black Northern Heart, una hermosa balada que parte con un piano algo melancólico, en el que después se une la voz, que con su encanto protagoniza la canción y permanece así hasta la mitad en donde se une la banda con unos potentes riffs que arrastran la canción proporcionando así toda la energía que la balada merece hasta terminar. Un sencillo tema, pero a su vez muy potente.

Los debutantes Finis Mentis dejan de manifiesto todo el potencial que tienen por entregar, con piezas marcadas con el virtuosismo de los arreglos sinfónico, logrando así establecer una atmósfera épica y armónica que sin duda dirigen a gratos ambientes.

Por: Samuel Lorca

Cygnus Atratus – The Empyrean Heaven

Desde Bélgica presentamos a Cygnus Atratus, banda compuesta por Erik Callaerts (guitarra), Benny Vercammen (bajo), Kjell De Raes (batería y percusión), JP Kerckhofs (teclados) y Marieke Bresseleers (voz), quienes nos muestran su disco “The Empyrean Heaven” vía Emphyrio Records.

El disco parte con Ritual, un tema con un inicio fuerte y potente marcado por unos riffs seguidos por un contundente teclado, se une la voz otorgando la sonoridad y la calma hasta llegar al solo de guitarra que con mucha fluidez se hace notar para así continuar con el canto y darle un fin con riffs algo más lentos pero sin dejar de lado la potencia que este merece. Solitude tiene un comienzo pesado, hasta entrar a un canto con mucha calma seguido de un coro melodioso para posteriormente encontrar un electrizante interludio protagonizado por un virtuoso solo de guitarra. Interesante tema.

Quanying es la canción que proporciona tranquilidad al álbum, una balada con mucho sentimiento en el cual predomina el piano, la guitarra y en especial la voz, que lleva un canto con tintes de ópera en algunos pasajes a lo largo del tema. Oblivion es más potente, con pesados riffs que preponderan durante toda la canción, dando así una atmósfera que es dirigida por el teclado y la guitarra proporcionando distintos matices tanto progresivos como melódicos. Cyborg es algo más clásico con matices de Power Metal, predomina un punteo de guitarra seguidos por potentes riffs que se desenvuelven durante todo el tema en conjunto con la línea del canto y con un interludio dominado por solos de guitarra y teclados.

La instrumental Sunrise tiene un comienzo bastante tranquilo con un juego de sonoridad entre el piano, el punteo de la guitarra y el bajo, para posteriormente incorporar la batería arrastrando un ritmo sutil con el que la guitarra va destacando de forma muy melódica para dejar al piano sonando tal como comenzó. Y la rapidez vuelve con After All, guiado por el teclado, que marca el comienzo de un ensamble poderoso lleno de riffs en un principio, que se ve interrumpido abruptamente para dar paso a la calma con el piano, en el cual la voz entra para establecer proporcionar un tenue y melódico ambiente hasta su fin.

Lady of Stone está marcado por un inicio misterioso, que pone a disposición el ambiente necesario para que entre en la canción de lleno con potencia y toda la actitud que le da la voz, permaneciendo así con un compás constante durante todo el tema, exceptuando el interludio donde la guitarra y el teclado. Y el disco llega a su fin con War, instrumental que quizá sea lo más progresivo y potente del disco, con cambios de compases, tonos y manejo de escalas, intentando emular algo de Enigma Machine de Dream Theater. Buen debut para los belgas y prometedor futuro musical en el mundo del Metal progresivo.

Por: Samuel Lorca