La banda más emblemática del Heavy Metal en castellano cumple 25 años de carrera y Chile se encuentra nuevamente como una parada obligada este viernes 23 de noviembre en el Movistar Arena. Rata Blanca no para, sigue vigente y con las mismas convicciones que los llevaron a ser una de los grupos más queridos en nuestro país.

Su legendario guitarrista Walter Giardino conversó al teléfono con PowerMetal.cl y contó sus recuerdos de aquel lejano primer concierto de los argentinos en Santiago junto a L.A. Guns, lo mucho que están disfrutando esta gira por Latinoamérica, cómo se viene el show de este viernes y qué tuvo que pasar para que la banda visitara Chile de manera constante en la última década.

EL JEFE GOLPEA LA MESA: «¿POR QUÉ TARDAMOS TANTO EN IR A CHILE? LAS RESPUESTAS SE DIERON CUANDO TOMÉ CARTAS EN EL ASUNTO» 

Walter, quedan pocos shows de los programados en esta celebración de los 25 años de Rata Blanca, ¿qué sentimientos ha traído conmemorarlos con esta gira por Latinoamérica?

La verdad es que mucha alegría por el trabajo hecho y por la actualidad ¿no? Estamos disfrutando mucho el presente del grupo, y estar disfrutando después de 25 años la verdad que es algo muy grato. La pasión y alegría que nos transmite la gente por vernos en vivo es increíble, es magnífica. Y realmente nos sentimos bien, nos sentimos agradecidos, nos sentimos felices por haber podido disfrutar de todo lo que estamos disfrutando.

Tomando en cuenta que somos países vecinos, muchos años pasaron para que Rata Blanca pudiera venir a Chile de forma constante en esta última década. ¿Qué impresiones tienes de nuestro país desde aquel lejano primer concierto junto a L.A Guns hasta el del año pasado en el Teatro Caupolicán?

No ir a tocar a Chile seguido fue una de las cosas que más me enojaron, creo, en mi carrera. O sea, en ese aspecto ¿no? Siempre preguntaba, “che, por qué tardamos tanto en ir a Chile?”, “¿por qué no hemos podido ir a Chile?”. Bueno, las respuestas se dieron cuando tomé cartas en el asunto y empecé a demandarlo de una manera directa. Para mi no era nada personal con Chile, o sea, en Uruguay pasaba y pasa lo mismo o bastante más quizás y es como medio increíble que en los países donde menos tocábamos eran los que teníamos a un lado. Pero bueno, eso ya es parte del pasado, por suerte estamos muy felices yendo a Chile todo lo seguido que es lógico y necesario para nosotros y para la gente. Y lo que tengo de recuerdo de ese primer show, era que bueno, para mi fue hermoso ir a Chile y tocar por primera vez. Tengo muy gratos recuerdos de Chile, mis mejores amigo y cosas que viví… amigos que me han recibido en su momento como Juan Panzer , que siempre va a estar y sigue estando, al que yo aprecio y respeto muchísimo. Por eso creo que, bueno, el cohete se juntó en un show bastante peculiar con L.A. Guns, ¿no? El grupo hizo su trabajo y creo que ahí la gente de Chile pudo comprobar en vivo y se dio cuenta de que éramos una banda real, que subíamos al escenario y hacíamos nuestro trabajo. Así que creo que fue el principio de este romance que cada año nos lleva a Chile a reencontrarnos con nuestros fans y que cada vez está mejor. Y la verdad porque hoy vamos a tocar en un lugar muy lindo que realmente enorgullece no sólo a Rata Blanca, sino al rock de Latinoamérica. Así que un poco representamos a todos, es siempre muy grato volver a Chile.

LOS VECINOS SE PUEDEN SENTIR TAN CÓMODOS COMO EN SU CASA

Y Rata Blanca ha tenido siempre en Chile una alta convocatoria a sus conciertos, ¿qué ves de especial entre el grupo y los chilenos para lograr esta conexión?

(Risas) es la música… no hay tantas cosas. O sea, más allá de que seamos vecinos o estemos cagados, cosas así. Una cosa simpática, Rata Blanca hoy tiene 25 años de carrera porque hizo música que a la gente le emociona de alguna manera y hoy ya no tocamos más para aquellos que nos vieron, o al menos la gran mayoría de los que nos vieron por primera vez con L.A. Guns. Estamos tocando para otra generación que también te ve diferente, el 80% de la gente que nos viene a ver no había nacido cuando grabábamos nuestros primeros discos, y como que eso habla básicamente de que hay una relación musical bastante importante donde tenemos la posibilidad de disfrutar de cosas que hemos hecho con las nuevas generaciones y eso es lo que sucede con el público de Chile. Es un público muy exigente, es un público que sabe mucho de Rock, que vive constantemente como en Argentina la llegada de grandes artistas, de grandes bandas del mundo. Por eso para nosotros también es tan valorado que nos quieran tanto en Chile. Hay una cultura de Rock muy importante y es muy importante para nosotros también ser tan respetados y tan preciados.

Hace dos años en una entrevista a un medio argentino hablabas de llevar esta carrera con arduo trabajo, pero también con una parte mágica. ¿Cómo conviven estos dos elementos en tu diario vivir y cuál es esa magia que tiene a Rata Blanca completamente vigente hasta el día de hoy?

Yo creo que los músicos reales, los que sienten lo que hacen, son artistas que van creciendo con el tiempo y yo creo que ahí va la magia que tiene el artista, en el transmitir cuando sale a un escenario, en hacer que la gente se emocione o él mismo se está emocionando. Y es de verdad lo que está haciendo. Una de las virtudes más grandes que tiene Rata Blanca es que es una banda real, digamos, creo que es lo principal, más allá de cualquier otra cosa. Yo creo que también muchos artistas que quizá no son muy virtuosos, también son reales ¿no? Che, los Rolling Stones, con todo el amor que hay, che, no son músicos virtuosos incluso, ¡pero son de los más rockero que he visto en mi vida! (risas) y eso no se puede negar, y al final también se mezcla con el talento y sirve muchas veces. Cuando se dan una serie de cuestiones creo que eso da un resultado y los resultados de entrada la gente los ve y puede reconocer. Creo que muchas veces la industria puede vender alguna parte, algunos años ¿no? O meter algunos productos. Date cuenta que las bandas buenas de Rock persisten y llenan estadios de todo el mundo, y persisten sin estar en televisión, sin estar en los medios constantemente. Generalmente la gente aprecia su arte y ha pasado con muchos grandes artistas de la historia.

Y hablando de lo revitalizador que puede ser esto, has dicho que estos shows de celebración te han hecho sentir la magia de las primeras presentaciones, pero a la vez el comienzo de una nueva era. En ese sentido ¿Rata Blanca es una banda que tiene planeado su futuro o los sucesos se van dando solos a medida que pasan los años?

Siempre hemos intentado hacer las cosas lo mejor posible. Por alguna razón el Rock en Latinoamérica tiene un tratamiento un tanto diferente a los distintos géneros. Nosotros estuvimos 25 años tratando de llegar a un lugar, el lugar mismo que se merece, y yo creo que en eso estamos. Nosotros también queremos que las  nuevas generaciones tengan… que Rata sirva para juntar un continente y una base para las nuevas bandas que están naciendo. Aparte no tengan que andar todo el mismo camino que tuvimos que andar nosotros, en el sentido de que hoy poder escuchar a todo el mundo es más fácil. Nosotros estamos felices del camino que nos tocó andar, estamos orgullosos de haberlo transitado, pero la única forma de que se puede hacer mejor va en la necesidad del grupo. Y es buena idea, proyectarnos desde un lugar que siempre en la música de Rock en español a veces no es valorado como se lo merece, seguir creciendo como artistas. En mi caso, no me siento satisfecho en un 100% y sé que quiero hacer las cosas mejor

Sobre el futuro a corto plazo y luego de terminar esta gira por Latinoamérica, ¿cuáles son los planes para Rata Blanca?

Bueno, tuvimos una mitad de año muy intensa, la otra mitad de año nos hemos dedicado a ordenar muchas cosas que eran necesarias para poder proyectarnos. Estamos trabajando con una agencia nueva desde hace 6 meses atrás y nos tiene muy contentos, y a partir de eso, empezar a ordenar lo que sería un nuevo disco, que este nuevo disco como te dije antes, tenga la presencia de difusión necesaria para ser visto y se pueda aprovechar al 100% ¿no? Digamos, como que la gente esté “¡pa! ¿cuál es el disco nuevo? Que lo puedan comprar en otro país de Latinoamérica o que puedan escuchar las canciones en la rado, ¡¡algo normal!! (risas). No es espectacular pero pareciera que para el Rock pesado o Rock metálico es como complicado, ¿no? Pero bueno, Rata Blanca tuvo la suerte de poder traspasar muchos prejuicios y muchos miedos que antes estaban como ligados, como imposibles de lograr con una banda que tocaba Rock metálico. Creemos que no hay un techo para nosotros, así que seguiremos intentando hacer lo mejor y que la gente y todo el mundo se dé cuenta que Latinoamérica está activa y podemos hacer las cosas muy bien.

SI MESSI NO PUEDE QUEDAR FUERA DE UNA NÓMINA, ¡LOS CLÁSICOS DE RATA BLANCA MENOS!

Por ahora lo más cercano es el show del 23 de noviembre en el Movistar Arena. Tomando en cuenta los últimos conciertos de Rata Blanca en Chile ¿qué pueden esperar los fans de éste en especial?

Es muy difícil englobar bastante lo que fue la carrera de Rata, ¿no? En todos los tiempos, porque sería realmente imposible poder satisfacer a todo el mundo con todas las canciones y todos los discos. Pero claramente les aseguro que es un show muy entretenido, muy potente, la gente en todas las tierras que hemos ido está feliz con el setlist y nosotros también. Es un setlist muy potente por lo general, mucho Rock, algunas baladas y algunas canciones clásicas seguramente que no pueden quedar afuera, ¡que nunca van a quedar afuera!. Son las canciones Messi, nunca van a poder no estar en un partido (risas).

(Risas) Bueno Walter, muchas gracias por tu tiempo para conversar con PowerMetal.cl ¿Quieres dejar alguna invitación para el concierto de este viernes?

¡Claro! Los esperamos, estamos muy, muy, muy entusiasmados para el show que vamos a hacer en Santiago y los esperamos a todos para festejar. Vamos para allá con todo para armar la fiesta, ¡así que los esperamos a todos! Y nada, un placer siempre volver a Chile. ¡Un abrazo a todos!

6 comentarios
  1. Luis Madrid Dice:

    Cabros vendo una entrada Platea Alta a $ 15.000 pesos o minimo $10.000 que mi hermano no puede ir para no perder la plata, yo voy igual!

Los comentarios están desactivados.