Esta gran banda argentina es, sin dudas, uno de los referentes históricos más importantes en cuanto a hard rock y heavy metal en español se refiere, junto a otras bandas como los españoles Barón Rojo o Ángeles del Infierno, entre otras. En un crucial momento de sus carreras, en que se encuentran a punto, después de mucho tiempo, de sacar un nuevo disco, titulado «El Camino del Fuego», tuvimos la posibilidad de conversar en exclusiva con el líder de esta banda, quizás el mejor guitarrista de Latinoamérica, el señor Walter Giardino, y con su genial vocalista, Adrián Barilari.

Rata Blanca

Primero que todo, es un grandísimo gusto poder conversar con ustedes. Cuéntennos, ¿cómo se gestó la reunión de ustedes dos?

Walter: Todo comenzó con una invitación para hacer unos shows como cantante en mi proyecto solista, TEMPLE.

Adrián: Esto fue hace un par de años, cuando Walter me invita para participar de su proyecto solista en un par de conciertos como cantante invitado. Ese proyecto tuvo mucha demanda pero ya como Rata Blanca, la gente pedía la re-reunión…

¿Cuál es la formación actual de Rata Blanca, y qué relación tienen con los integrantes que ya no están?

Adrián: La formación actual es con Hugo Bistolfi en teclados, Guillermo Sánchez en bajo, Fernando Scarcella en batería y nosotros dos. La relación con los otros integrantes es casi nula, ya que ellos tienen sus propios proyectos.

Walter: Digamos que, con respecto a los que no están, hay una relación bastante «normal», por así decirlo. Las cosas no se fueron demasiado de su cauce en su momento como para estar mal.

Cuando se llevan años y años de componer, ¿qué motivaciones encuentran?

Adrián: Las motivaciones siempre se renuevan, día a día, todo el tiempo, la música siempre te da una excusa para componer y la vida es tu propio pentagrama.

Walter: En este caso, te digo que me llevo bastante bien conmigo mismo, porque soy el que compuso casi todos los temas en la historia de la banda. Mi motivación es la pasión por la música sobre todas las cosas.

¿Cómo calificarían el actual momento de Rata Blanca?

Adrián: Creo que el momento actual es excelente, ya estamos a punto de tener en bateas un nuevo disco y nuevas giras con él, estamos en buen momento.

Walter: Siempre es complicado definir los momentos que se viven dentro de esta banda. Digo esto porque es todo muy vertiginoso y veloz. Pero así y todo te puedo decir que en este momento a veces logramos disfrutar de lo que hacemos bastante más que hace unos años. Estamos cómodos y creo que todos se cuidan de no molestar al otro y de ocupar su legítimo espacio. En algún momento la falta de sentido común y las fantasías sobre la verdadera importancia individual de los que estábamos en esto llevó a la banda a la oscuridad. Por eso y más que nunca todos saben lo que tienen que hacer. Y eso me relaja, porque puedo trabajar tranquilo y además divertirme con el resto de mis compañeros, a los que realmente aprecio.

¿Se consideran un referente dentro de Rock argentino, ya que son una banda que llena estadios y que ha logrado salir de las fronteras de su país?

Adrián: Sí, somos un referente, de hecho llevamos más de 14 años tocando como Rata y somos abanderados del Rock en castellano, ya que lo paseamos en toda Latinoamérica.

Walter: Creo que la historia de la banda habla por si misma. Si Rata hoy sigue tocando después de tantos años es porque se hicieron algunas cosas bien, creo. Pero tengo que reconocer que a veces cuando me pongo a pensar todo lo que hicimos me parece como una especie de milagro. Y sin entrar en falsas modestias, creo que es una gran banda.

Sabemos que el próximo disco de la banda llevará por nombre «El Camino del Fuego», ¿cuándo lo tendremos en las calles?

Walter: Eso no depende exclusivamente de nosotros. También la disquera toma sus decisiones. Pero creo que pasando la mitad del año el disco estará editado en Latinoamérica.

Adrián: Pronto, en pocos días, estará el nuevo material…

Escuchamos un par de temas de lo nuevo de ustedes, «En Nombre de Dios?» y «Volviendo a casa». El sonido vuelve a las raíces, siendo más limpio y las temáticas místico-religiosas afloran en Rata Blanca (como en «Jerusalem») .¿Es por ese lado donde van a enfocarse las letras del grupo?

Walter: Nunca se pensó demasiado hacia qué lado ir en tal o cual disco. Lo importante de cada disco de RATA es que reflejan la verdadera actualidad de nuestra forma de ver y de sentir la música y las temáticas en ese momento. Esta no va a ser la excepción .Obviamente la gente que nos conoce sabe algo de nuestra filosofía de vida y nuestros puntos de vista universal y eso sigue igual.

¿Cómo sonará Rata Blanca modelo 2002? ¿Cómo se va a mezclar el sonido ochentero muy hard rock y heavy metal, con los nuevos sonidos? ¿Es posible esa mezcla?

Walter: Creo que la respuesta está oculta en la música del disco. Es muy difícil explicar canciones. A mí me parece que va a ser uno de los discos más divertidos de nuestra historia para tocar en directo. Sí, es un adelanto de lo que van a ver en vivo.

Es por todos sabido que Argentina está viviendo una crisis política, económica y social de proporciones inéditas e inusitadas. ¿Cómo afecta esto al diario vivir de una banda como ustedes? ¿Cómo repercute en las manifestaciones artísticas argentinas en general?

Adrián:
Repercute en nosotros como ciudadanos, y afecta en nuestra vida de manera directa, ya que se hace muy difícil tocar en nuestro país y nos obliga a salir a buscar en otros lugares, pero también esto hace que el mundo nos preste atención como artistas, y siempre la música te da esta oportunidad de buscar otros horizontes.

Walter: Considero que en nuestro caso no es tan grave. Es más, estamos tocando por alimentos para poder ayudar y aportar nuestro granito de arena. El problema es para las bandas que no tienen perfil internacional, que son casi todas. No sé … tendríamos que hacer otra nota para redondear esta respuesta.

¿Que opinión les merece el tributo que se les rinde, «La Leyenda Continúa» (y en el que también participan)?

Adrián: El tributo me pareció una linda expresión de reconocimiento por parte de las bandas que nos preceden, como otros músicos que son de nuestra camada. Además la participación de músicos extranjeros es muy auspiciosa, ya que se pueden intercambiar ideas entre todos y esto nos acerca un poco mas a todo el mundo.

Walter: La mayor de las gratitudes y el mayor de los respetos a cada uno de los excelentes músicos que formaron parte de este homenaje.

Imaginamos que en la historia de Rata Blanca ha habido hitos importantes y entre ellos está «Magos, Espadas y Rosas» y el ya clásico «La Leyenda Del Hada y El Mago». ¿Cómo han marcado esos hitos la carrera de Rata Blanca, sienten que son tiempos difíciles de igualar?

Walter:
Siempre creo que lo mejor está por venir mas allá de lo que suceda, y te vuelvo a repetir, que no terminamos de asombrarnos ante los estadios llenos, la venta de discos y el cariño de la gente después de tantos años de carrera. Eso nos hace sentir como el primer día y si hay una manera, a mi entender, de no perder el fuego, es sentirlo siempre dentro de tu corazón.

Adrián:
La historia de la Rata es muy rica en todos los aspectos, siempre se aprende con una banda de estas dimensiones, pero hoy es otra etapa y realmente la vivimos como algo nuevo que debemos explorar.

¿Qué opinión les merece la escena argentina? Sabemos que tienes una opinión muy particular a ese respecto, Walter …

Walter: La escena argentina es como el resto de Argentina, la industria es un desastre, hay muchos idiotas que se creen dioses, tanto músicos como empresarios y muchos periodistas, y realmente lo único que te puedo decir es que por mi parte ya no me importa demasiado lo que suceda con todos ellos. RATA es responsable de que su público la siga amando como hasta ahora y eso sólo se logra con trabajo y sacrificio, dos de las cosas que hicieron grande a esta banda, lo demás es todo un circo idiota en el que no vale la pena reparar en ningún sentido. Ya ni siquiera es un buen negocio, excepto para nosotros y unos pocos más, y aunque a mí esto no me causa ningún placer, es lo que lograron con su actitud de imbéciles.

Adrián, cuéntanos de tu participación como vocalista invitado en el disco debut de la excelente banda Azeroth. ¿Cómo se gestó esa participación?

Adrián: Participar en Azeroth fue nada más que un aporte que en realidad no se pensaba como disco, ellos no tenían un cantante fijo y quisieron probar algunas canciones conmigo. Luego pasó lo que pasó, y tuvieron gran éxito, me gustó participar en él.

¿Qué importancia en sus vidas tendrán sus proyectos solistas? ¿Es distinto mantenerlos cuando tienen una gran responsabilidad detrás, como lo es el renovado Rata Blanca?

Walter: Obviamente todos y cada uno de nosotros debe priorizar a RATA sobre cualquier cosa hoy por hoy. Dentro de un tiempo volverán los proyectos solistas a ocupar su lugar. Cuando será ese tiempo no lo sé.

Adrián: Creo que no es difícil mantener las carreras solistas, ya que hoy sabemos manejar nuestros tiempos y es a la vez un aire diferente poder hacer cada uno lo que quiere siempre respetando los compromisos importantes como los que Rata Blanca tiene.

¿Qué recuerdo tienen de las 2 visitas que han hecho a nuestro país?

Adrián: Muy buenos recuerdos, pero pienso que deberíamos vernos más seguido…

Walter: Estupendas, geniales! Nunca voy a entender por que cuesta tanto ir a tocar por allí más seguido estando tan cerca, pero para que se queden más tranquilos les cuento que RATA toco primero en Europa antes que en… Uruguay!!! Y esto se pudo lograr recién el año pasado!

Bueno chicos, un millón de gracias por haber accedido a la entrevista, y siéntanse libres para saludar a los fans chilenos de Rata Blanca.

Walter: Allá vamos a presentar nuestro nuevo disco y esperamos verlos a todos allí!! Saludos de la RATA!! Muchas gracias por todo!!

Adrián: Un abrazo a todos los huevones chilenos y ojalá pronto estemos juntos para tocar un poco de Rock and Roll!!! Chau…