Es extraño lo que pasa con Rata Blanca. Separados sólo por el macizo andino, con una legión de seguidores de varias generaciones y con un espectáculo probado, pocas veces hemos tenido la posibilidad de verlos en nuestro país. La primera por allá por 1992, tocando con L. A. Guns entre otras bandas y luego hace un par de años con Barón Rojo como plato principal. Sin embargo no habíamos podido verlos a ellos como cabezas de cartel, por lo mismo, este Viernes 30, prometía ser de esas noches que van a olvidarse difícilmente.

Las razones son muchas, pero la principal, es ver a Rata con su formación dorada, con Barilari en las voces, y el eterno Giardino en las guitarras, tocando sus clásicos y presentando su nuevo disco El Camino del Fuego, por lo que prometía nostalgia, presente y rock and roll, con una banda que celebra ya quince años de trayectoria exitosa, no sólo en Latinoamérica, sino también en países como España y Portugal.

Además que en un abrir y cerrar de ojos, el recinto ubicado en plena Alameda se colmó de gente, cerca de 4000 almas por ser conservadores serían testigos de algo histórico y emocionante.

witchLa velada partió con los nacionales deWitchblade, quienes desplegaron en escena todo su poder, y aunque todavía falta un afiatamiento en sus integrantes, todos nuevos en la banda a excepción deFreddy Alexis (el formador del grupo) es una muy buena banda. Gemini, a modo de intro fue lo que inició su presentación a la que le siguió The Cradle of Life y la nuevaBack on the Streets de su próximo disco que saldrá a las calles prontamente, como adelantó Freddy. New Religion y su clásicoEvil Against Evil cerraron un show no muy pulcro técnicamente, pero que desbordó mucho poder, y la gente lo entendió así con la aprobación mayoritaria de quienes repletaban el recinto.

Luego del poder de Alexis y sus boys llegaba el turno del eximio guitarrista Alejandro Silva junto con su power cuarteto. Muchos pudieron haber pensado, que el hecho de que los temas de Silva fueran sólo instrumentales, harían bajar las revoluciones del espectáculo. Nada más alejado de la realidad. Desde que entró, demostró la clase y el virtuosismo con que maneja su instrumento. Además del carisma con que ejecuta cada pieza y el poder de su banda hicieron que el público se deleitara con un espectáculo de primer nivel. Desde el inicio de su show con Errock, el público quedó impresionado con el talento de este músico y sobretodo artista nacional, le siguieron 80, Chomo – Lungma, el intro de su álbum I, K2, y Habla Janus sin parar, sin que mediara palabra entre el músico y su público. Dejó que la BANDA con todas sus letras hablara por sí sola, que la música fluyera y, como dije, su guitarra y el talento de su banda (sobretodo del bajista, impresionante trabajo con las seis cuerdas) nos dieran el mensaje. En ese momento habló, agradeció a la gente por recibirlo, por apoyarlo y por apoyar la escena nacional. Luego de eso se despidió con la monumental Reysatán para culminar un show de carácter internacional. Por que lo que hace Alejandro Silva Power Cuarteto, es una música que trasciende fronteras. No es ni el Malmsteen, ni el Satriani, ni el Vai chileno, es simplemente Alejandro Silva, un músico de excepción con un nombre propio y que brindó un show fenomenal, excelente, deslumbrante.

LARGA VIDA AL ROCK AND ROLL

Pero todos esperábamos el reencuentro de Chile con la banda transandina, y de qué forma se inició la velada, puesto que los clásicos comenzaron de inmediato. Unos acordes de Giardino… Scalceri que hace machacar su batería y el primer recuerdo de la noche.Hombres de Hielo, fue el inicio de la velada con un público entregado desde el inicio, coreando cada estrofa de la canción, con un Barilari que desde el principio nos mostraba que es el mejor vocalista de habla hispana y uno de los mejores de Latinoamérica, llegando a unos tonos impecables, como dice el coro, disfrutaríamos, sólo por esa noche… Pero seguimos y nos remontamos unos años más atrás, más precisamente al legendario Magos, Espadas y Rosas, con otro clásico Días Duros, con toda la fuerza que nos da el rock and roll. No habían pasado diez minutos y el Víctor Jara se venía abajo con toda la demostración de poder y rock de la banda, que no por nada es leyenda, no sólo en Argentina, sino que en toda Latinoamérica, que trasciende fronteras y generaciones, ya que se podía ver a padres con sus hijos y a bastantes personas de la época de los ’80 que esperaban a la banda como cabeza de cartel desde hace mucho, pero mucho tiempo, hoy era el día, hoy se cumplía un sueño.

rata6 rata9

“Buenas Noches Santiago!!!!, Buenas Noches Chile!!!, las primeras palabras de Barilari, quien agradece el recibimiento y genera la espontánea ovación de las más de cuatro mil almas que repletaban el Víctor Jara. Luego de un “no por nada estamos tan cerca, somos tan parecidos”, comienza sin pausa el tema que abre su última placa, El Amo del Camino, poderoso, directo e insisto con un Adrián y un Walter deslumbrante, como si hubiesen estado toda la vida juntos, una ejecución vocal y un solo espectacular. Un tema directo, muy bien recibido por un público, que en su mayoría conocía los temas de su Camino del Fuego. Barilari, que se dirige al público, le agradece y promociona su último trabajo.
Pero el Rock and Roll seguía, con todas las etapas, ya que nos remontamos a lo último que hizo Barilari en Rata, el mini LP, El Libro Oculto, con un Agord, la Bruja, que siguió con el entusiasmo de todos aquéllos que asistimos al evento, cabe destacar el extraordinario fin del corte con un Scalceri y un Bistolfi que deslumbraron.

rata22

Como gran frontman, Barilari no cesa de agradecer al público, nos señala que el idilio entre Chile y la Rata lleva ya diez años desde su primera venida y que deberían venir más seguido. Acto seguido, un momento de nostalgia con la hermosa Noches sin Sueños, una balada que hizo que los encendedores hicieran de bella iluminación y que la gente coreara un tema que hizo recordar a muchos amores pasados, sueños pasados, noches sin sueños presentes, un sentido solo de guitarra de Walter, muy blusero transformó a éste en uno de los momentos más emocionantes de la velada.

rata7Para seguir, una gran presentación de un tema humano, que muestra la realidad de quien sale diariamente a buscar sustento, y sólo espera llegar a su casa para encontrar a su ángel, Volviendo a Casa fue el corte,increíblemente coreado por los asistentes, recordemos que el disco llegaba recién a Chile y el público lo cantó como si fuera un clásico.

Luego de esto una pequeña anécdota ya que el siguiente corte lo presentó como de 1990, del Magos, Espadas y Rosas (que es del ’88). Luego rectificó señalando que el corte era de 1992, del Guerreros del Arco Iris. “Son muchos años” dijo Barilari. Esto no importó porque Rata nos sorprende con uno de los temas más rápidos del disco Los Ojos del Dragón, el público que no imaginó que el tema pudiera estar en el set de la banda, reaccionó eufórica, provocando un gran mosh. Increible la ejecución del solo por parte de Bistolfi en los teclados, pero lo que deslumbró fue el perfecto solo de Walter en el medio del tema. Sin duda, uno de los momentos más intensos de la noche.

rata10Adrián nos señala que quedamos en manos del Señor Walter Giardino, que nos brindó una extraordinaria muestra de virtuosismo en su guitarra, primero, un momento muy íntimo, con sonidos muy parecidos a lo que hace Blackmore, para luego pasar a un virtuosismo en velocidad que culminó con la excelente Preludio Obsesivo, aplaudida a rabiar por todos los asistentes.

Luego de ese deslumbrante momento de talento e intimidad que nos brindó Giardino. Barilari nos recuerda que la banda está ya cumpliendo quince años de carrera que serán celebrados en el Luna Park en Argentina. Ante la obvia reprobación del público Adrián nos señala que ya los estaban empezando a celebrar acá. Y que se remontaban hace quince años con el disco Rata Blanca, para deleitarnos con el clásico Sólo Para Amarte, que provocó la euforia de un público que a esas alturas ya estaba entregado a la banda.

Luego vino un instante lleno de emoción. Adrián dedica el siguiente tema a un músico chileno que está pasando por difíciles momentos, el gran Poncho Vergara. (Desde esta tribuna Poncho, sin conocerte personalmente, te mandamos todas las fuerzas para que superes este difícil momento, ya que tu aporte al rock nacional es incalculable). Pero la emoción seguiría, puesto que fue Giardino quien tomó el micrófono e hizo alusiones emotivas a V. Jara y su momento histórico respectivo. Porqué el preámbulo, porque el siguiente corte es un racconto a los años ’70 donde el rock and roll era de las cosas rescatables de la época de mano de bandas como Deep Purple, por lo que Lluvia Púrpuraera un buen momento para rescatar todo el rock and roll de aquellos años, así que este nuevo corte, además del emocionante preámbulo, deleitó a las casi cuatro mil personas que dijeron presente en el Estadio Víctor Jara. Demás está decir que la performance de Adrián, como en todo el show fue simplemente espectacular.

rata5Luego Adrián hizo un juego de voces con el público, para terminar con un gran Aguante Chile carajo!!!! Y con una pregunta a la que todos sabíamos la respuesta y la euforia que provocaría: En Nombre de Dios? nos pregunta Adrián y comienza una de las mejores canciones de su último disco, con una letra extraordinaria (los libros sagrados no podrán enseñarnos la verdad, si el vacío está en el alma) y con una ejecución magistral, rápida, que provocó un espontáneo mosh de la gente, con un solo de Giardino de gran factura. Sin duda el tema mejor recibido del álbum que Rata Blanca vino a promocionar.

La batería de Fernando Scarcella nos señalaba que otro clásico se nos acercaba, el público recepcionó de inmediato, y Guerrero del Arco Iris fue uno de los momentos más impactantes de la noche con cerca de cuatro mil almas coreando sin parar uno de los clásicos de la carrera de la banda, quienes emocionados, cerraban la primera parte de su show.

UN FINAL DE LEYENDA

Luego de unos minutos en que el ole, olé Rata, Rata!!!, salía espontáneo de cada garganta del recinto, Rata vuelve, Adrián agradece a todo pulmón y nos sorprende con un tema de su primer disco, Chico Callejero, donde nuevamente Adrián se luce en toda su integridad, alcanzando unos tonos increíbles, un gran momento, casi finalizando la presentación.

Pero el público pedía más, todavía quedaban un par de clásicos en el tintero y era cuestión de tiempo para que el Víctor Jara se viniera abajo con los temas que la Rata nos tenía reservado para el final del show.

La emoción y la nostalgia fueron las primeras en hacerse parte en un show que ya a esas alturas prometía inolvidable. Mediando las palabras de Barilari que nos decía que Rata es una banda que crece despacio y que va logrando cosas de a poco y esas cosas se viven arriba del escenario de Latinoamérica. En eso los acordes de Mujer Amantehicieron saltar, llorar y dejar a Adrián que el público se explayara en su integridad silenciándose y haciendo que nosotros cantáramos la primera estrofa y cada coro de este uno de los grandes clásicos de esta gran bandas, un tema que no pierde vigencia a pesar de los años (el Magos, Espadas y Rosas es del 1988), un momento especial, bello de ésos que marcan y que hacen de estos instantes, algo inolvidable.
Pero faltaba algo y todos lo sabíamos, el hito de Rata Blanca, el himno ése que cada corazón metalero tiene guardado en el fondo. Sí, las cosas comenzaban a llegar a su fin con la excepcional La Leyenda del Hada y el Mago que hizo delirar a cada presente en el Víctor Jara, con una interpretación de Giardino, Barilari, Sánchez, Bistolfi, Scarcella y cerca de cuatro mil gargantas que corearon cada sílaba de ese himno ejecutado de manera perfecta, con un público y una banda que a esas alturas, al final del concierto ya eran uno.

rata17En suma una noche de esas que difícilmente, no sólo uno, sino que cada asistente al show podrá olvidar fácilmente, un sonido deslumbrante tanto en las bandas nacionales, como en Rata Blanca, en eso, felicitaciones a la organización, es difícil hacer que el Víctor Jara suene bien con el escenario de esa forma y se logró íntegramente. Una banda entregada al público y un público entregado a la banda.Una comunión que es difícil de explicar con palabras y que cada uno de los que allí estuvimos siente y sentirá en lo más profundo de su corazón, por mucho, mucho tiempo. AGUANTE RATA!!!!

Setlist de Rata Blanca:

01.- Hombre de Hielo
02.- Días Duros
03.- El Amo del Camino
04.- Agord, La Bruja
05.- Noche sin Sueños
06.- Volviendo a Casa
07.- Los Ojos del Dragón
08.- Solo Walter Giardino
09.- Sólo Para Amarte
10.- Lluvia Púrpura
11.- En Nombre de Dios?
12.- Guerrero del Arcoiris
Encore
13.- Chico Callejero
14.- Mujer Amante
15.- La Leyenda del Hada y el Mago

Setlist de Alejandro Silva Power Cuarteto:

1.- Errock
2.- 80
3.- Chomo-Lungma
4.- Intro I
5.- K2
6.- Habla Janus
7.- ReySatan

Setlist de Witchblade:

1.- Gemini (Intro)
2.- The Cradle Of Life
3.- Back On The Streets
4.- New Religion
5.- Evil Against Evil

1 comentario
  1. kai Dice:

    weon q nostalgia vr el V.J. asi de lleno sin duda uno de los mejores conciertos a los q he ido. set list culiao de lujo, stadio repleto asta las caxas, cantando todos los temas, bacilando todos los temeas cosa q ahora como q cuesta vrlo todos parados como postes de luz con las camaritas weonas grabando.

    tratare de encontrar
    esa fuerza que …

    saludos

Los comentarios están desactivados.