Rage

En los años ’80, el apogeo del metal a nivel mundial unido a otros factores de índole económica producía un maravilloso efecto para los fans: las bandas lanzaban discos prácticamente en razón de uno al año. Ejemplos hay demasiados: los cinco primeros discos de Iron Maiden fueron lanzados en cinco años consecutivos, y así Metallica, Manowar, Slayer y tantas otras cumplían casi con un 100% de eficacia aquel ritmo de producción. Pero en los años ’90 otros factores comenzarían a regir la industria del metal: las giras mundiales, los consecuenciales discos en vivo, la generalidad de las crisis de originalidad compositiva y la necesidad de promocionar mejor las producciones discográficas, entre otros, trajeron como consecuencia que las bandas comenzasen a disminuir paulatinamente su producción, siendo hoy lo normal que ningún grupo relativamente mainstream (contextualicemos este concepto sólo en el metal) saque un disco con menos de tres años pasados del lanzamiento de su placa anterior.

¿Qué tiene que ver todo lo anterior con la banda de este mes? Que Rage es, sin lugar a dudas, la banda más prolífica de la historia del Power Metal a nivel mundial. Rage se ha transformado en una banda de culto para varios metaleros cuya bolsa del pan dejó de ser arrastrada hace muchos años, con un estilo único. Un Power Metal distinto al común de las bandas alemanas, siendo influenciado poderosamente por el sector más thrash de la escena germana y adoptando durante gran parte una estructura de trío que hoy en día (en que los quintetos y sextetos dominan la escena) pareciera estar en desuso.

RageLa historia de Rage dista poco de ser la historia de un personaje en particular: Peter «Peavy» Wagner. Nacido el 22 de Diciembre de 1964 en la localidad de Herne, ubicada en la región de Ruhr, Alemania, Peavy tomó un temprano contacto con el mundo de la música, pues sus padres (ambos profesores) dedicaban gran parte de su tiempo a ésta. De hecho su padre, Paul, conducía un grupo musical que cultivaba la música renacentista, con lo cual Peavy y sus tres hermanos (dos mujeres) estaban familiarizados con instrumentos clásicos y coros en su niñez.

Los intereses de Peavy apuntaban a la guitarra, tomando lecciones con Dirk Zdebel (profesor de la Universidad de Dortmund). Pero los estudios de guitarra no eran algo demasiado entretenido para el inquieto y joven Wagner, quien pretendía tocar sus propias canciones en guitarra eléctrica, lo cual causó más de alguna controversia familiar, como el propio Peavy nos contó hace años en una entrevista exclusiva con PowerMetal.cl: «… nadie en mi familia me llevó a este tipo de música. Mi padre era muy estricto en cuanto a la música, no le gustaba para nada el rock, sino la música clásica. Mientras más intentó alejarme del rock, más me interesé, y eso quedó de manifiesto cuando cambié mi guitarra clásica a una eléctrica y empecé con mi primera banda. Yo era un fan del metal por mí mismo, porque amaba la música, y la sigo amando». Desde joven Peavy Wagner cultivaría además otros intereses, aprendiendo jardinería y asistencia para ciertas patologías (de hecho sus ramos favoritos en el colegio eran los relacionados con la biología), y desarrollando un escalofriante hobby: coleccionar calaveras y huesos.

Las influencias musicales de Wagner eran obvias: desde bandas como los Beatles y The Police a otras como Rush, Motörhead, Sex Pistols y la NWOBHM (particularmente Judas Priest). Todo decantaba para que Peavy se decidiese por el Heavy Metal más bien clásico, formando su primera banda, denominada Dark Lights e, inspirado por el legendario Lemmy Kilmister, cambiando la guitarra por el bajo. Dark Lights era una banda de calidad más bien «escolar» que nunca llegó a lanzar material de forma más o menos profesional. Pero Peavy empezaría a tomarse todo un poco más en serio a partir de 1983, cuando una catorcena de bandas integrada por veinteañeros se juntaba en una vieja villa para ensayar. Casi todos los asistentes se conocían y tocaban en varias bandas. Para muchos era sólo un rato de entretenimiento pero para otros significaba algo más.

RageEn 1983 ciertos jóvenes de los que ensayaban en la villa se unieron a Peavy. Eran los únicos que realmente buscaban algo más en la música. Sus aspiraciones no les restaban ser todavía principiantes. De hecho, como casi todas personas que inician el sueño de ser rock stars, su vestimenta era totalmente de cuero complementada con púas, aunque la usaran solamente para ensayar. De cualquier forma, sus deseos de brillar en un escenario fue motivo hasta para usar luces en sus prácticas con el fin de recrear la sensación y ambiente de un verdadero show.

Ese año Peavy formaría su primera banda «de verdad» junto a sus amigos Jochen Schröder y Alf Meyerratken: Avenger, banda con la que graba su primer demo, llamado «Faster Than Hell» (obviamente autoproducido), junto a miembros que harían su debut y despedida como Peter Burtz en voces, Klaus Müller en bajo y Jan Yildiral en batería. En 1985 lanzarían otro demo (sin título) y -lo más importante- su primer e único LP, llamado «Prayers Of Steel», apoyados por el sello Wishbone, con Peavy Wagner asumiendo la totalidad de las voces y el bajo, Schröder y Meyerratken en guitarras y un jovencísimo Jörg Michael Musielak (más conocido simplemente como Jörg Michael) en batería, a quien reclutaron gracias a un aviso de revista que informaba sobre la búsqueda de un batero. Jörg se contactó con ellos y no hubo necesidad de hacer algún tipo de audición. Lo curioso de todo esto, apunta Peavy, es que era el primer grupo de metal en el que Jörg estuvo porque antes solo había tocado punk.

«Prayers…» es un disco con bastantes carencias pero con algunos temas interesantes como «Battlefield» (que posteriormente sería parodiada por los propios Rage como «Bottlefield» en el EP «Extended Power»…). En un principio no trabajaban de manera tan profesional, solamente hacían rock’n’roll y la pasaban bien. Tanto era así que en una ocasión hicieron una especie de concurso interno para escribir las letras más desquiciadas y el ganador fue Peavy. El resultado fue la serie de líricas con tinte pseudo-satánico de Prayers of Steel del que años más tarde el vocalista comentó que de haber sabido que iban a grabarlo hubiera escrito algo mejor… Un ejemplo es el coro del tema “Assorted By Satan”:

Assorted by Satan
We pray the message of hell
Assorted by Satan
We bring satanic spell

Después de su segundo lanzamiento (antes del cual Meyerratken abandona la banda, siendo reemplazado por Thomas «Guinness» Grüning) y el EP llamado «Depraved To Black», la disquera Noise Records tomó interés ofreciéndoles un buen contrato discográfico, pero exigiéndoles cambiar el nombre de la banda, pues ya existía un «Avenger». Así, en 1986 pasaron a ser oficialmente reconocidos como Rage. En realidad, el cambio de nombre iba a ser  Furious Rage, pero al final eligieron la ruta corta.

Rage

El primer material fue Reign of Fear, aparecido en 1986, combinando thrash con tintes melódicos y es recordado como un correcto (no mucho más que ello) debut, destacándose temas como el potente opening track «Scared To Death» o «Deceiver», y obteniendo un dignísimo 12º lugar en los rankings de los lectores de la revista germana «Rock Hard». Con cortes como “Raw Energy» y “Suicide”, Reign of Fear logró sobrevivir en el terreno tudesco en el que imperaban agrupaciones de la talla de Scorpions, Accept, Grave Digger y otras que se plantaban como una medida a sobrepasar, o al menos a igualar.

El cuarteto empezó a viajar de manera intensa y, a falta de costumbre, no sabían cómo comportarse con respecto a su salud y fuerza física. Esto porque tomaban cada día a manera de fiesta y luego no comprendían por qué no tenían la condición necesaria que implica montar un recital. No obstante la sed de Rage era insaciable y a mediados de 1987 se aventuran a sacar Execution Guaranteed, un trabajo que manifestaba el camino que la banda se estaba imponiendo, con arreglos más elaborados y más fuerza, destacando “Down by Law”, “Execution Guaranteed” y “Before the Storm”. Era una demostración de lo poderosa que su música podía sonar para mantenerse al flote entre las aguas repletas de oferta musical. En este material Rudi Graf (guitarrista en ese entonces de Warlock) tomó el lugar de Thomas Grüning en las seis cuerdas.

Execution Guaranteed comienza a marcar una evolución en la banda, pues si bien el sonido continuaba siendo más bien thrasher (relativamente parecido a los inicios de Blind Guardian), los arreglos son de mayor calidad melódica sin perder la innata agresividad que esta banda llevaba consigo. Pero 1987 sería un año complicado para Peavy Wagner, que sufriría la partida de los restantes miembros de la banda. Schroeder abandonó la escena, Graf intentaba formar otra banda más orientada al Hard Rock (sin mucho éxito pues no encontró los músicos adecuados y no obtuvo un contrato) y Jörg Michael continuaría junto a Mekong Delta, y posteriormente como sabemos ha tocado en bandas como Grave Digger, Running Wild, Axel Rudi Pell y por supuesto Stratovarius.

Pero lejos de rendirse, Peavy buscó dos nuevos guitarristas y un baterista. Así, un batero con raíces griegas llamado Christos «Chris» Efthimiadis (ex Atlain) se uniría a Rage, y la primera plaza de guitarrista sería llenada por Manfred Albert Schmidt, más conocido simplemente como Manni Schmidt, hombre con cuyo talento en las seis cuerdas (unido a la dificultad de encontrar un segundo guitarrista de nivel) convencería a Peavy de sentirse completo con una sola guitarra, dando origen a la prolífica primera era de Rage como trío.

Rage

En palabras de Peavy, ese terceto fue sin duda la alineación más creativa y de la cual emergió “Don’t Fear the Winter”, uno de los temas clásicos de Rage que no puede faltar en las presentaciones. En aquel tiempo, el trío estaba reunido en Westerwal Area porque Manni tenía un trabajo allí y no quería dejarlo, ya que sus ingresos como músico no eran muy buenos. Manni tenía un apartemento y un cuarto de ensayo, así que Chris y Peavy se mudaron con él. En realidad los ensayos los hacían en una habitación que estaba cerca de un establo, por lo que “Don’t Fear the Winter” nació en medio del mugido de las vacas. Lamentablemente, el dueño del lugar se cansó del ruido que hacían y los echó.

En síntesis, Perfect Man abrió abrió una nueva etapa para la banda, un período que se extendería hasta bien entrada la década de los 90 y que puso los puntos sobre las ìes en la carrera de Rage. Indiscutiblemente, Perfect Man marcó una sección importante de cara al desarrollo de Rage y su completa inmersión en la industria musical. Esto porque el trabajo mostraba una sólida mejora en el sonido y arreglos. Según Peavy, este álbum puso una base a toda la carrera porque los trabajos anteriores habían sido como piezas de práctica ya que, aunque contenían buenas canciones, el estilo no estaba claramente definido.

Con Perfect Man dan un gran paso adelante, debido no sólo a la calidad como instrumentistas de los nuevos integrantes, sino a que el nivel de composición crece notablemente (de hecho, Manni compuso seis temas junto a Peavy), y es considerado por no pocos fans como uno de los mejores trabajos de la banda. El respectivo tour de este material fue un poco más largo que los anteriores y aunque dieron un salto cualitativo con esa entrega, seguían ignorando las consecuencias de su comportamiento en las giras lo que resultaba en problemas de salud y efectos negativos en los conciertos: ¡en un recital en Bremen Peavy tuvo que retirarse sel escenario varias veces para vomitar!

Al siguiente año hace su entrada Secrets In A Weird World (aunque previamente lanzó «Invisible Horizons» como single), continuando el estilo de su antecesor y preparando el terreno para más entregas exitosas con elementos más melódicos (Peavy cantando mejor) y destacándose cortes como la propia «Invisible Horizons» (otro clásico) y la extensa «Without a Trace», entre otras. Aquí es donde sale a luz una característica  sobresaliente de Rage y es que, pese a estar rodeados de un estilo dominante en esa década como el marcado por Helloween, este trío buscaba seguir sonando a sí mismos. Así que Secrets In A Weird World siguió trazando y ampliando el camino propio de los alemanes.

Ya en 1990 afloran algunos cambios con la salida de Reflections Of A Shadow, un esfuerzo que quizá rayó un poco en lo comercial y en el que la banda opta por un camino algo menos heavy y un poco más melódico, con mayor presencia de elementos progresivos e incluso con la inclusión de un tecladista invitado, Ulli Köllner. El disco en todo caso es de calidad y posee cortes interesantes como «That’s Human Bondage», «True Face In Everyone», y las muy power «Wild Seed» y «Saddle the Wind».

Peavy reconocía que era complicado hacer realidad todas las ideas como trío, lo cual era una gran limitante, comenzando a gestarse la idea de invitar a formar parte de la banda como segundo guitarrista a Spiros Efthimiadis, hermano menor de Chris, lo cual causaría molestia en Manni, quien deseaba a toda costa mantener la estructura de trío. Al mismo tiempo, Noise Records comenzó a desencantarse de la banda, debido a que siempre vieron a Rage como una banda más bien thrash y no veían con buenos ojos el giro melódico que estaban tomando. Al año siguiente, 1991, la banda se toma un pequeño respiro, haciendo shows junto a Running Wild, U.D.O., Motörhead y Saxon, y «sólo» lanza un EP, Extended Power, que cuenta con cinco temas.

Rage

Con una creciente e impetuosa base de fans, el grupo presenta Trapped! en 1992, una de las mejores placas de principios de los ’90: un disco realmente ideal para que quienes no conocen a la banda se inicien en ella, con lyrics inspirados en H. P. Lovecraft. El disco no sólo fue votado «álbum del mes» en Metal Hammer, sino que consiguió buena crítica en Japón, lo que los llevó de tour a la tierra del sol naciente. En la carátula del disco aparece una suerte de declaración de principios que pone en claro la intención del disco: «No Keyboards!». Peavy nos contaba en la entrevista: «… como utilizamos algunos sonidos de teclados en el disco anterior, quisimos dejarlos de lado para que el siguiente disco fuera sólo con el poder de la guitarra…». El propio Peavy califica a Trapped! -junto a The Missing Link– como una de las obras maestras de Rage.

Trapped! detonó el nombre de Rage alrededor del mundo, llevándolos a visitar Rusia, Sudamérica y Asia. Ese año hicieron su primer tour en ciudades niponas y no sabían qué esperar de esos lejanos lares. No se imaginaban que gozaban de pleno estrellato entre los adolescentes japoneses, quienes los recibieron en cada show con una gran dosis de euforia y especialmente corearon temas como “Enough is Enough”, “Take Me To The Water”, “Beyond The Wall Of Sleep” y, por supuesto, destacaba el cover de Accept “Fast As A Shark”.

Una de las cosas interesantes del tour fue que, contrario a la lista de lugares que usualmente visitan las bandas cuando van a Japón, Rage se presentó también en otros sitios menos frecuentados como Hiroshima, Sapporo y Toyama, ubicada en la costa oeste. Una de sus más destacadas actuaciones fue la de Tokyo en Kan’i Hoken Hall. A partir de entonces el país asiático se convirtió en una parada obligatoria para cada gira.

La banda seguía en pie en 1993 a pesar del declive por el que estaba pasando el Metal a causa del apogeo del grunge. Ese año sacan el EP Refuge, cuyo contenido estaba integrado por el tema homónimo y tres covers (uno de los cuales es a The Police, «Truth Hits Everybody» ; el single The Missing Link. También emprendieron la introducción al mercado de The Missing Link, el cual tuvo tal grado de aceptación que generó comentarios acerca del excelente balance entre melodía y agresividad. Lo anterior era la señal de que, con The Missing Link, conjugaron todos los elementos de la fórmula que da como resultado un éxito redondo. Si en un principio la idea de Peavy era hacer algo verdadero a través de la música, ese era el momento de mirar atrás y comprobarlo.

«The Missing Link» trata en sus letras -inspiradas nuevamente en Lovecraft- la presencia de una raza existente en la tierra después de los dinosaurios y antes de los mamíferos, el «verdadero eslabón perdido». Este disco acentúa el poder y los matices melódicos de Trapped!, con excelentes temas como «Firestorm», la mencionada «Refuge», la ambiciosa «Lost In The Ice» y «From The Underworld». Pero no contentos con esto, se lanza un disco en vivo que contiene material no sólo de Rage, sino además de Gamma Ray, Helicon y Conception, llamado Power Of Metal, que contiene registros grabados en los recitales efectuados conjuntamente con las bandas señaladas, denominado «Melodic Metal Tour».

Rage

El año 1994 trae dos momentos significativos para Rage. El primero es que se cumplen 10 años de carrera de Rage. El segundo es que la desgastada relación de Peavy con Manni Schmidt hizo que éste último abandonara la banda y, por consiguiente, reclutaron no uno sino dos guitarristas: Sven Fischer (ex Pyracanda) y Spiros Efthimiadis, hermano del baterista. Nacidos ambos en 1971, podrían otorgar a la banda (particularmente a Peavy) una infinidad de nuevos horizontes y expectativas. Los nuevos integrantes debutaron en el álbum Ten Years In Rage, el último trabajo con Noise Records. Si bien tiene nombre de disco compilatorio, califica como LP, pues contiene temas antiguos no lanzados anteriormente, más algunos nuevos, la versión ’94 de «Prayers Of Steel» de Avenger y un excelente medley de temas clásicos llamado «The Blow In A Row». No cabía duda de que era una buena producción, pero la sombra de Manni aún estaba demasiado presente.

Un año más tarde se lanza el single The Crawling Chaos, bocadillo previo al primer disco con la nueva alineación, el alucinante Black In Mind, ya bajo el alero de G.U.N. Records. Este material no pasó desapercibido para los fanáticos porque la tropa dirigida por Peavy seguía desplegando ferocidad. Un disco solidísimo con todas sus letras, muy variado, con un sonido por momentos más oscuro y sin perder esos matices thrasheros y agresivos que marcan el código genético de Rage. Pueden destacarse muchos temas: «Black In Mind», «Sent By The Devil», «Forever», «Start!» y sobre todo la maravillosa balada «All This Time», que cierra el disco.

Rage

Los cambios en la alineación trajeron un nuevo aire. De hecho Peavy comenzó a retomar su ancestral background de música clásica. Por azares del destino, con el álbum anterior conocieron justamente a Christian Wolff, un músico de estudio y arreglista que había orquestado un tema para Rage y gracias al cual la disquera había autorizado presupuesto extra para que pudieran grabar más temás así. De esa cuenta, en abril de 1996 se lanza Lingua Mortis: Rage and the Symphonic Orchestra of Prague, un trabajo que llamó rápidamente la atención por ser el primer álbum de una banda metalera de Alemania en grabar junto a una orquesta sinfónica. Contiene temas de Rage con arreglos orquestales, y ejecutados por la banda conjuntamente con la Orquesta Sinfónica de Praga, República Checa. Rage llevaría a cabo un par de shows orquestados en Austria y Alemania, lo cual causaría gran revuelo entre los fans. Fue algo totalmente innovador ya que ninguna banda del género lo había hecho antes, por tanto es un proyecto que manda a callar a quienes celebraban la originalidad de Metallica con su dudoso «S&M».

Durante la gira promocional de Lingua Mortis, la reacción del público fue tan frenética en uno de sus recitales en Eindhoven, Holanda que tuvieron que tocar el set dos veces para satisfacer a los cautivados asistentes. Hubo también otros shows ofrecidos en Alemania junto a músicos de la Folkwang Musikschule. Pero fue hasta luego de algunos conciertos que encontraron la alineación perfecta de la orquesta. Y es que al principio los músicos eran de edad mayor y solamente se dedicaban a hacer su trabajo. Pero después lograron que la formación de la orquesta estuviera integrada por gente joven.

Pero en 1996 no sólo se lanzaría Lingua Mortis. La banda ya tenía preparado otro LP, y no sería cualquiera. End Of All Days, otra sensacional placa que muestra a una banda en plena madurez, con quizás menos agresividad que sus anteriores trabajos, pero con una mayor sensibilidad y un Peavy cantando como nunca. Rage alcanzaba un equilibrio asombroso con este disco de más de 70 minutos, en el que destacan «Under Control», «End Of All Days», «Higher Than The Sky» (uno de los mejores temas de Rage y preferido de Peavy Wagner) y la fantástica balada «Fading Hours». Peavy en la entrevista nos comentó sobre esta última: «… una noche soñé, tanto con la música como con las letras. Aquél año, además me desperté, tomé mi guitarra y me puse a tocarla, tal como la recordaba de mi sueño. Fue un poco terrorífico: además de las melodías que escuchaba, me veía a mí mismo muerto, tumbado en un ataúd, y algunas fotos mías en una mesa que estaba al lado. Yo estaba dentro de las personas que estaban ahí para enterrarme, y trataba de decirles a todos que aún estaba vivo, pero nadie podía verme ni escucharme, tal como si yo fuera sólo un alma…».

Rage

En 1997 la banda se toma otro pequeño «respiro» y publica el single Higher Than The Sky, que contiene el tema homónimo y covers de Jawbreaker de Judas Priest y The Trooper de Iron Maiden, entre otros; y un EP denominado Live From The Vault, que contiene fragmentos de un show en vivo en Alemania y que como curiosidad incluye un simpático cover de Motorbreath de Metallica.

El giro más orquestado de Rage comienza a tomar mayor forma en marzo de 1998 con la salida de XIII, que deja de lado la faceta más thrash y explora sonidos más hard rockeros, melódicos, oscuros, todos acompañados por momentos de sutiles elementos orquestados. Un disco incomprendido por muchos fans de la vieja escuela pero ensalzado por varios como una gran obra, que marca el inicio de otra era. XIII llegó al 21º lugar en los Media Control Charts alemanes, e incluye entre otros temas la mencionada «From The Cradle To The Grave», «Days Of December», «Turn The Page» y una sui generis versión de «Paint It Black» de los Rolling Stones.

Aquél año, además, se lanza el single In Vain y Noise Records saca un compilado de Rage llamado The Best Of The Noise Years, un grandes éxitos de la era Noise que culminó en 1994. Llegado 1999, la banda comenzaría a sufrir un nuevo quiebre. Los hermanos Efthimiadis y Sven Fischer deseaban abandonar la banda para dedicarse a otros proyectos musicales. Esto representó un período muy duro para Peavy, a quien dejaron con la mitad del álbum terminado y quien debió pagar las horas de estudio por su propia y única cuenta. Aun así, Rage alcanza a terminar de grabar otro disco, que ahonda más en la tendencia orquestada de XIII.

RageGhosts, el nuevo larga duración, sale a la venta en octubre de 1999, consiguiendo críticas variadas y siendo calificado como otro de los discos «incomprendidos». Peavy lo define como «… uno de nuestros álbumes orquestados. Creo que es un muy buen material, sólo desearía que hubiese tenido una producción más Heavy…», y cuenta con cortes interesantes como «Beginning Of The End», «Back In Time» o «Fear». Tras la salida de Ghosts, los Efthimiadis y Fischer abandonan Rage para formar otro proyecto, pero no de metal sino literalmente pop, llamado Sub7even.

Pero todo fue para mejor. Peavy encontró inmediatamente a dos músicos realmente fantásticos para reformar a Rage. En un principio, Wagner contrató a Victor Smolski para que terminara la grabación de las guitarras pero, literalmente, salvó el álbum y se quedó en la banda. Victor Smolski, guitarrista (en realidad multi-instrumentista) nació el 2 de Enero de 1969 en Minsk, Bielorrusia. Hijo del profesor Dmitry Smolski (reputado compositor clásico ruso), Victor comienza a estudiar piano y cello a los seis años y posteriormente guitarra, alcanzando un nivel ptrofesional a los once años. A los 15 años toca con la banda local Pesniary, consiguiendo ventas de 10 millones de discos y girando por la -en ese entonces- Unión Soviética, durante nueve meses. En 1988 forma la banda Inspector, con lo cual viaja por primera vez a Alemania para hacer algunos shows, causando interés en compañías disqueras germanas, lo cual no fructificó debido a problemas con las visas. Tras lanzar en 1993 Russian Prayer con Inspector, Smolski decide permanecer en Alemania, uniéndose en 1995 a Mind Odyssey, banda germana de metal progresivo, con la cual lanza dos discos: «Nailed To The Shade» y «Signs», en los cuales Smolski compuso la mayoría de las canciones y tocó las guitarras, cítara y teclados. Además, Smolski ha trabajado como productor de bandas como GB Arts o Delirious y para el vocalista norteamericano DC Cooper (Silent Force). Todo esto lo compatibiliza con una interesante actividad extraprogramática: corre en autos de carrera, con lo cual ha recorrido Europa y se ha desempeñado con éxito en connotados circuitos como Spa-Francochamps o Nürburgring. Se une a Rage (a Peavy Wagner, en todo caso) en junio de 1999.

Rage

Mike Terrana es un potentísimo baterista con una tremenda carrera. Nació en Nueva York, Estados Unidos y se trasladó a Los Angeles en 1987 en busca de mejores expectativas musicales, comenzando una productiva trayectoria que cuenta con participaciones en discos desde 1985 (junto a Hannover) hasta hoy en Rage, tocando, entre otros, junto a Tony Macalpine, Yngwie Malmsteen, John West, Artension, Axel Rudi Pell, Roland Grapow (con quien vino a Chile en 1999), Metalium, Squealer, Savage Circus, Masterplan y Tarja, entre otros.

Wagner, Smolski y Terrana cierran aquella cosmopolita alineación de Rage. Al ser dos músicos con una gran trayectoria, no se trataría de sólo un par de músicos de sesión para Peavy Wagner, sino que miembros de la banda cuyas opiniones valen lo mismo que la de Peavy. Así al menos éste nos confesaba en la entrevista: «… ambos son parte de Rage, tal como yo, con una voz que pesa tanto como la mía. Esa es la razón por la cual ellos tienen la misma importancia e influencia en lo que hacemos…». Después de una exitosa presentación debut en el Festival de Wacken en 1999 y de algunos conciertos en Rusia el 2000 (junto al grupo Aria), el nuevo trío estaba preparado para lanzar su primer disco (el decimotercer LP).

En febrero de 2001 se lanza Welcome To The Other Side, sólido disco que marca el renacimiento de Rage como banda de metal, volviendo un poco a las raíces más metaleras, destacando Smolski individualmente (incluso tocando cítara) y contando con un sonido más convincente que el de sus anteriores placas, resaltando cortes como «The Mirror In Your Eyes», «A Tribute To Dishonour» (que consta de cuarto partes) y «No Lies». En abril del mismo año la banda sale de gira por Alemania y otros países europeos, terminando el tour con algunas fechas en Japón.

Rage

Tras esta gira, la banda se pondría en campaña para lanzar su décimocuarto LP. Así, el 21 de octubre de 2002 sale a la venta Unity, primer trabajo bajo SPV/Steamhammer. Unity es un sensacional disco que recoge lo mejor de Rage: la agresividad y garra, el virtuosismo de Smolski y la potencia de Terrana se unen para conformar un trabajo solidísimo, que cuenta por momentos con elementos progresivos que calzan perfecto en Rage. Peavy comenta: «… me encanta la música progresiva, al igual que Mike, así que pienso que todos queríamos que el disco apuntase hacia esa dirección. Quizás la palabra ‘progresivo’ produzca algún tipo de confusión, quizás la gente piense que queremos llegar a ser una banda del estilo de Dream Theater… me gustaría decir que nosotros tratamos de crear nuestras canciones tan ‘musicales’ como sea posible, con arreglos interesantes y un poco ‘inusuales’, pero siempre poderosas y agresivas…». En Unity podemos encontrar notables y muy variados temas como el single «Down», la sensacional «Set This World On Fire» o la impecable y sorprendente instrumental title track «Unity».

Rage continúa con su frenético ritmo y el 27 de agosto de 2003 lanza Soundchaser. Con una carátula que hace pensar que no es más que una continuación de Unity, este trabajo no sólo pule lo ya pulido, sino que juega con conceptos que en discos anteriores se encontraban dispersos. No sólo conceptos relativos a las letras sino que el disco, más que un conjunto de temas, es una unidad compacta que adquiere mayores réditos si se escucha entero. Resaltan inmediatamente la intro «Orgy Of Destruction», «War Of Worlds», «Human Metal», «Flesh And Blood» y la propia «Soundchaser».

Rage

En 2004 la banda sufrió un grave percance: Victor Smolski contrajo una severa infección en un testículo, que se trató médicamente hasta conseguir estabilizarlo. Pero en medio de un show en Bolonia, Italia, el testículo simplemente «explotó», debido a lo cual Smolski debió ser trasladado inmediatamente y de urgencia a un centro asistencial. El guitarrista pasó algunos días con riesgo vital pero afortunadamente se recuperó satisfactoriamente de tan aciago e inverosímil incidente.

Antes de la terrible situación vivida por Smolski, Rage ya había tomado la sabia decisión de lanzar un trabajo en vivo (con shows grabados en Alemania en enero) para celebrar nada menos que el vigésimo aniversario de la banda. Entonces lanzaron a nivel mundial From The Cradle To The Stage, que no sólo consiste en un disco doble en vivo, sino que ha salido en versión DVD, en un material indispensable para los fans de la banda e interesante para quienes no conocen demasiado de las virtudes de este trío de talentosos. Más de dos horas de material en vivo, además de entrevistas y bonus de aquellos que siempre agradan y entretienen a los fans. El tour realizado en 2004 garantizó la buena impresión de la audiencia hacia Rage.

RageLa siguiente entrega del terceto fue Speak Of The Dead, la cual dieron conocer en 2006. Una pieza pesada y oscura que a la vez integra acertadas melodías, todo cargado de una obstinada precisión. Y es que es un disco interesante en el sentido de que los primeros ochos temas forman parte de la “Suite Lingua Mortis” que grabaron con la Orquesta Sinfónica de Minsk y fue escrita por Peavy y su virtuoso Smolski, en lo que fue el regreso de las orquestas a Rage. Un punto destacable de esa sección es que lograron que la orquesta realmente fuera parte del trabajo y no sólo música de relleno. Ahora bien, el segundo apartado es directo muy típico de Rage, la misma agresividad en los instrumentos y en la voz. Las opiniones en cuanto a Speak Of The Dead fueron dicotómicas. Hubo quienes pensaron que era una obra maestra, pero también hubo críticos que sugirieron que las dos partes que lo componían no encajaron del todo y que debieron haber sido lanzadas como dos álbumes distintos.

En diciembre de 2006 la banda anunció que, por motivos personales, se separaron de Mike Terrana y en enero de 2007 dieron la noticia que en su lugar entró André Hilgers. Pero mientras Rage estaba de gira, promocionando Speak Of The Dead por Europa y todavía con Mike en las baquetas, aprovecharon a grabar un concierto a lleno total que ofrecieron en San Petersburgo. Los imágenes y audio registrados en aquella ocasión fueron después editados y publicados como un DVD doble y un CD llamado Full Moon in St. Petersburg 2007. El DVD 1 contiene 27 ejecuciones que incluyen también video clips y performances en el Master of Rock Festival del año 2006. El DVD 2 es prácticamente un acopio de diferentes documentales de viajes por Europa, Rusia, el makin off de San Petersburgo, entre otras informaciones. Entre tanto, el CD recopila 17 temas y un bonustrack a menra de taller de guitarra dirigido por Victor.

Rage

Los primeros shows de André con Rage fueron con la “Lingua Mortis Orchestra” en Rusia, Ucrania, República Checa y también en el Wacken Open Air de Alemania en agosto de 2007, en el cual el número de asistentes ascendió a 100 mil. Esa presentación fue grabada y lanzada completa como un bonus DVD del trabajo de estudio del 2008, Carved In Stone. Éste álbum también contiene dos videos extra: “Lord Of The Flies” y “Open My Grave”. Carved In Stone pretendió desde el primer momento echar mano del sonido de sus raíces pero sin dejar a un lado la esencia aportada por Smolski. El resultado fue un disco contundente cuyo primer plano no era ya mostrar los tecnisismos de los que son capaces de ejecutar, sino más bien de demostrar la madurez musical que habían alcanzado, a través de un modo simple pero potente como lo demostrado en cortes como “Gentle Murders”, “Lord Of the Flies” y “Long Hard Road”.

En el 2009 Rage celebró sus 25 años en la arena de juego del Heavy-Power-Thrash Metal con una agenda repleta de conciertos. Además, sacaron el EP Never Give Up, cuyo nombre encajó a la perfección con lo que la historia de Rage representa. Este EP cuenta con seis temas principales (dos de ellos en lengua alemana: Gib “Dich nie auf” –Never Give Up- y “Vollmond” –Full Moon-) y dos bonus tracks, de los cuales “Never Give Up” ganó el tercer lugar en el concurso Bundesvision Song, que es una competición anual creada en 2005 por el músico y presentador de televisión Stefan Raab. La competencia consiste en que las estaciones de radio escogen una canción por cada uno de los 16 estados alemanes. Los temas son ejecutados en televisión para que la audiencia vote por teléfono o mensaje de texto y luego se escojan las canciones ganadoras.

Rage

El año pasado el trío lanzó el CD Strings To A Web, una producción que rápidamente tuvo éxito en el mercado y que, como era de esperarse, los envío de visita a Europa, Rusia y Japón. De los shows destaca el llevado a cabo junto a la “Orquesta Lingua Mortis” en el festival Rock Hard, en el anfiteatro de Gelsenkirchen. Strings To A Web fue grabado en el Twilight Hall Studio, bajo la minuciosa producción de Smolski y su compañero Charlie Bauerfeind y lanzado vía vía Nuclear Blast Records. Como todos trabajos, está repleto de composiciones de mucha fuerza, como “Empty Hollow”, “Strings To A Web”, “Fatal Grace” y “Connected”. En general, un disco directo combinado con orquestaciones que sin duda ya es uno de los favoritos de la discografía de Rage.

¿Alguna duda de que Rage es la banda más prolífica de Metal del mundo? Al parecer no. ¿Algún atisbo de parar con este frenético ritmo que los ha llevado a tener, como dijimos, 15 LPs, más EPs, material en vivo, etc, y más de 200 canciones? Como se ve, Rage (y sobre todo Peavy Wagner) ha malacostumbrado a sus fans con su increíblemente inagotable caudal creativo. Porque sería una gracia que incluso todos los temas fuesen iguales entre sí… ¡pero además no lo son! Sin embargo sería injusto circunscribir la importancia de Rage sólo a ser una banda muy productiva. Es una banda que ha encarnado durante toda su carrera un espíritu incombustible ante los problemas, combatidos con creatividad, agresividad y tenacidad. Y musicalmente ha mantenido un ADN musical durante todo este tiempo, matizándolo sí, es cierto, pero creando un sonido distintivo y característico.

Rage

Rage

13 comentarios
  1. Smolski Dice:

    Banda qla wena por la xuxa, Rage ha sido parte de mi inspiracion en el metal, lastima que no podre ir…

  2. Chronologo Dice:

    Una banda solida, sin duda de mis favoritas una pena no poder ir, ojala vuelvan y los traigan a un recinto mas decente.

  3. infernal dio Dice:

    Aprovechen de ir, porque yo creo que va a ser la única, ya que el recinto es pésimo y además poco público… ufff, ya tengo mi entrada pero el recuerdo de lo que pasó con UDO, Angra y Symphony X se me viene a la memoria. O sea, músicos desganados, mal sonido, pocas canciones, cortes de luz, atrasos… ojalá que no

  4. andivas Dice:

    hey … infernal.. na k ver.. tengo entendido que se esta invirtiendo bien pal buen sonido.. no importa la perdida o ganancia.. RAGE se merece buen escenario y buena convocatoria asi k no molestes con malas expectativas… VAYAN TODOS por RAGE.. vamos KONTRA!!!

  5. andivas Dice:

    Infernal, yo creo que el recinto es bastante bueno para la primera vez… la segunda podrá ser un teleton o caupolican.. depende de como enganche RAGE en chile.. pero a mi.. uff!! Smolski me raya!!! vamos por el M&G..

  6. Asilay Dice:

    Tremendo aporte. Nunca está de más repasar la trayectoria una gran banda como ésta, más aún at portas de un concierto en nuestro país. Me llamó la atención esto:

    «Tras la salida de Ghosts, los Efthimiadis y Fischer abandonan Rage para formar otro proyecto, pero no de metal sino literalmente pop, llamado Sub7even.»

    uff quien lo diría..

  7. Earth_Quake Dice:

    Sin duda la banda que me ha marcado en estos ultimos años… los descubri hace poco y me encantaron de inmediato esa identidad unica, yo la considero una banda de culto, no masiva, del gusto de pocos ;)… Smolsky es de los pocos guitarristas que manejan el feeling y la agresividad tan pulcramente… gran parte de lo que toco es influenciado por ellos.

  8. Rick Helmet Dice:

    Que bueno saberla banda del mes, se le hace justicia, porque considero que merece más repercusión… right now!

  9. infernal dio Dice:

    Me asalta una duda, en la entrada dice 19:00 horas, supongo que esa será la de los teloneros cierto? porque salgo de la pega a esa hora, y no me gustaría encontrarme con una desagradable sorpresa ¿Alguien tiene información sobre eso?

Los comentarios están desactivados.