Sin duda los teutones liderados por el excelente vocalista, Ralf Scheppers y el incansable Mat Sinner, son una de las bandas más importantes en estos momentos, no sólo de Alemania sino que de toda Europa, con un estilo directo, a la vena, influenciados sin duda por los legendarios Judas Priest, aunque con unos obvios toques propios, lanzan éste su quinto álbum de estudio, precedido de dos grandes discos, el Black Sun (2002), y el maravilloso Nuclear Fire (2001), sin duda el disco mejor logrado por este quinteto.

Si algo es característico de Primal Fear es su poder, lo que queda demostrado desde un principio, con lo que es una declaración de principios de la banda, claro está, porque Metal Is Forever, es una declaración de principios de Primal Fear, fuerte, directo, potente un mid tempo excelente que nos muestra a una banda en toda su plenitud, con un sonido impecable, con un coro pegajoso que lleva una vez más a lo alto el metal y Primal Fear. Muy riffero, un inicio kick ass.

Los riffs siguen, con algo que si bien no me recuerdan específicamente a Judas, si me traen a la memoria al regresado vocalista de Judas Priest, Halford, en sus trabajos como solista, es que Suicide And Mania tiene eso, riffs pegajosos y con mucho poder, con una dupla de guitarristas, Naumann y Leibing que en los solos del tema se lucen, si algo caracteriza a Primal Fear es la excelencia en las armonías de los solos, algo que han hecho patente en su carrera, una muy buena mezcla de potencia y virtuosismo.

El inicio de Visions Of Fate es un mazazo, machacante en extremo, con un Scheppers pletórico, cantando cada día mejor, sin “gritar” demasiado, sino que cantando mucho más. Es aquí donde se refleja esa gran mezcla a la que me refiero, unos riffs demoledores y un coro muy melódico, pero que no hace que se pierda el poder del tema. Sin duda un temazo.

El excelente Randy Black, da el inicio a uno de los temas que suenan más Priest, del disco, Sea Of Flames, sin duda trae a la memoria los mejores momentos de los ingleses, que dicho de paso son una gran influencia de Primal Fear, y acá me quiero detener un poco. Primero que todo Primal Fear NO suena como Judas Priest, una de las críticas que siempre se le han hecho a la banda de Scheppers, Sinner y Cia. Es su semejanza con los ingleses. Creo que hay una notoria influencia de la banda de Halford, Tipton y Downing, lo cual no está mal, ellos se reconocen fans de JP, pero de allí a sonar a “copia” de Priest es ir demasiado lejos.

The Healer, es un momento más relajado, pero excelentemente logrado, nuevamente Ralf sorprende, con un tema más lento, sin llegar a balada, con un coro espectacular, emocionante. El nivel de madurez de la banda se refleja cada vez más, tienen un sonido que es cada vez más macizo y más propio, y este tema lo refleja de esa forma. Un excelente momento.

Nuevamente los riffs salen a relucir, completamente callejeros, sin la parafernalia tan propia de las bandas de heavypower de los 90, que privilegian el virtuosismo y la rapidez sobre el feeling. En esto Primal Fear no transa, y eso se demuestra con Sacred Illusion, un excelente tema a medio tiempo (de los que abundan en el disco), que como toda la discografía de Primal Fear es muy directo, muy de motos y de cueros. Volviendo al punto anterior, todos en Primal Fear son excelentes músicos, sin embargo, ponen su talento al servicio de cada tema, no hacen tema para el lucimiento propio, y eso es súper importante.

In Metal, comienza con algo muy clásico, dando paso a un tema un poco más lento, y un poco más débil que los anteriores, pero que sin embargo tiene un coro pegajoso, o sea es imposible que el “IN METAL”, no te quede grabado (de hecho el coro me suena medio a Pantera).

Algo que llama la atención de la banda es que todos están inmersos en la composición de los temas, todos participan en cada letra y en cada tema en lo musical, lo que demuestra que estamos en presencia de una banda con todas sus letras.

Siguiendo con el disco, Soulchaser, es sin duda uno de los temas más poderosos de éste, y a la vez uno de loas más variados, con un inicio a toda velocidad, muy adrenalínico (hay pocos temas ráipidos en el disco, eso extrañé un poco), pero que pasa a una estrofa donde priman las guitarras limpias, para pasar a un coro que también es muy poderoso y rápido. Lo que más llama la atención de este tema, es el final, potente, muy, pero muy veloz, casi thrash, un momento para cabecear hasta el cansancio. Lo mejor del disco

Otra de las cosas a rescatar es la voz de Scheppers, que sin llegar a los agudos de sus tiempos de Gamma Ray, tiene un poder que crece cada día más, y eso se plasma en Colony 13, que sin ser un tema brillante, Ralf le imprime un increíble poder en su interpretación.

Otro gran tema de un disco, que tiene muy pocos puntos bajos es Wings Of Desire, un tema intenso, más denso, muy roquero con otra excelente interpretación de Scheppers. Es que Primal Fear no es complejo al momento de componer, los temas son bastante digeribles, muy directo, como señalé sin los artificios que a veces cansan de las bandas, que creen que tocando cansablemente rápido van a hacer mejores temas, en esto Primal Fear les lleva una considerable ventaja, sabe hacer CANCIONES, y eso se agradece…

Heart Of a Brave, es otro gran tema, con una banda sonando entera, grande, maciza, con un Black que no para con sus dos bombos durante todo el tema y con un Scheppers, que no me cansaré de decirlo, está espectacular, sobretodo en un coro de los mejores que ha hecho Primal Fear en su carrera, un temazo.

Lo que cierra el disco estuvo un poquito demás, Devil’s Ground es una especie de monólogo, sin música que apaga un tanto el final de un excelente disco.

Pero a pesar de lo anterior estamos ante un excelente trabajo, no el más brillante de su carrera, pero muy maduro, de una banda que sigue creciendo y que se ha erigido como estandarte en la nueva camada de heavymetal mundial, este quinto disco, Devils Ground así lo deja claro, con temas potentes, al hueso y con un mensaje muy claro, que mientras haya bandas como Primal Fear que quieran seguir haciendo de este sentimiento música, el metal vivirá por siempre.

METAL IS FOREVER!!!!!!!!!!!!!!

1 comentario

Los comentarios están desactivados.