Este 2018, Nightwish se encuentra en plena forma, alejado hace un buen tiempo de cualquier tipo de dificultad y en medio de la celebración de dos décadas de carrera, que desembocan en el Decades World Tour, con el que llegan a Chile para presentar un repetorio lleno de clásicos en su repaso por todos sus discos, con joyas que son añoradas por sus fanáticos de años.

Marco Hietala, bajista y frontman de Nightwish, contestó algunas preguntas a PowerMetal.cl para hablar de la actualidad y la banda, y anticipar esta visita del 2 de octubre a Chile junto con Delain.

por Jorge Ciudad

Nightiwish con Chile y Sudamérica tiene una relación que viene del 2000 cuando debutó acá en promoción de “Wishmaster”. ¿Cuán especial es para ustedes traer este Decades World Tour, tocando canciones de discos más antiguos que son muy queridos por los fanáticos?

Se siente un poco raro, y cuando me pongo a pensar en ello, me doy cuenta de que ya he estado en la banda por… ¿cuántos años?, ¿17?. Como que de pronto me doy cuenta de todo el tiempo que ha pasado, y ha sido harto. Ha transcurrido un año desde que giramos en promoción de un álbum (“Endless Forms Most Beautiful”), teníamos tiempo disponible y vimos que sería entretenido hacer un espectáculo de este tipo, llevándolo a todas las partes del mundo, tanto como nos fuera posible. Nosotros podemos tocar versiones bastante similares e incluso iguales a la de todos los discos, de varias de las canciones y… claro, también había una “demanda” social. Había muchas personas que echaban de menos los temas más antiguos, por lo que ésta era una muy buena oportunidad para interpretarlos, si por lo general… claro, cuando tienes un nuevo lanzamiento tienes que tocar un buen puñado de pistas nuevas. Ahora no tenemos esa presión sobre nuestras espaldas.

¿Y cómo ha sido la reacción del público en Europa con los setlists de esta gira, entendiendo que han seleccionado cortes que hace muchísimo tiempo no tocaban, o bien nunca habían tocado en vivo? ¿Cuán distinta es la atmósfera a un show en el que promocionan un nuevo trabajo por ejemplo?

Bueno, la verdad es que no se ha notado mucho eso porque… bueno, siempre hemos tenido la oportunidad y el lujo de hacer shows ante personas que se identifican bastante con la música y con la banda. Entonces, cada vez que damos un concierto, la vibra es realmente buena, hasta brillante diría yo. Pero claro, por supuesto que hay viejas favoritas que mucha gente ha esperado por presenciar en vivo, así que cuando pones algo como Gethsemane o The Carpenter, que es bien antigua… cuando lanzas canciones como esas, de verdad ves como una luz que sale del rostro de la gente y dicen ‘¡oh!, ¡mira este tema!’. Es realmente genial aunque… claro, como te dije, la banda ha sido reconocida por entregar un buen espectáculo en vivo casi de forma constante, así que aquello no cambia tanto en realidad. Por supuesto, ahora que tenemos la oportunidad de traer la producción completa al tramo sudamericano y tocar en lugares más grandes con todos los requerimientos para desplegar el show, será más impresionante en lo visual, lo que será muy bueno también, ya que no lo hemos podido hacer antes.

Hay varios clásicos que están presentando ahora, y algunos como ‘Come Cover Me’, ‘Gethsemane’ o ‘Sacrament of Wilderness’ sin duda que significan mucho para varios fanáticos. ¿Cuán cuidadoso hay que ser como banda, cuánta responsabilidad hay que tener como músico, cuando interpretas estas canciones que son tan queridas por la gente y que no solo le pertenecen ya al compositor, sino también a los seguidores?

Bueno, con las canciones más antiguas debes tener en cuenta de que hay ciertas melodías y ciertas cosas que son esenciales, por lo que debes mantenerlas. Sin embargo, para el grupo mismo, para que sigan siendo interesante las cosas, también tienes que arreglarlas un poco de nuevo. Hemos hecho algo al respecto, en especial con las líneas vocales ahora que tenemos Floor, como también a mí haciendo las segundas voces, por lo que hacemos por ejemplo partes en armonía y que logramos hacer muy bien, como por ejemplo con ‘Come Cover Me’. Y bueno ensayarlas y redescubrirlas ha sido un viaje hacia el pasado, si incluso hubo canciones que jamás había tocado yo inclusive, dado que llegué a la banda a fines del 2001. Te hablo por ejemplo de ‘Devil & The Deep Dark Ocean’, que es una pieza muy compleja de interpretar, una con la que tuve que partir desde cero, si nunca la había tocado antes. Además, ahí tengo que reemplazar al señor Tapio Wilska en sus voces, con mi propio timbre, ya que no poseo ese tono bajo y profundo. Ahí tengo que hacer mi propia versión de la interpretación. Para mí entonces hubo muchas más cosas que escudriñar. Y bueno, por lo que vi de los demás integrantes del grupo en los ensayos, parecían estar gratamente sorprendidos (risas). Así va la cosa.

Digamos que desde la llegada de Floor Jansen, hay varias cosas que han mejorado en el seno de Nightwish. ¿Cuán importante han sido el performance y el input de ella en la decisión de tomar clásicos de la banda y ponerlas en una gira de este tipo? Más directamente: ¿habría sido posible este tour sin Floor?

Para serte honesto, no estoy del todo seguro de la respuesta. Eso es lo que pasa con la música. Por supuesto, podemos verlo de otra forma y decir que nos fue muy fácil y cómodo ir con esas canciones y empezar a arreglarlas sabiendo que contábamos con Floor, quien era absolutamente capaz de cantarlas, y eso claro que te da seguridad como banda. Y lo bueno de todo esto es que estamos teniendo una química personal muy buena dentro del conjunto, ahora que… todos parecieran que están satisfechos con la música, con el éxito de Nightwish y los planes que tenemos contemplados de aquí en adelante. Es muy simple trabajar en este momento. Las buenas vibras y el buen ánimo es constante, así que… qué más puedo agregar, sencillamente es muy bueno… y claro que Floor es una dama con una voluntad, una constitución y una voz muy fuertes, y ha viajado con varones en bandas como… uf, desde que tenía menos de 20 años, por lo que enseña un montón de fortaleza y aptitud para este tipo de trabajo, lo que hace que sea muy buena. Qué puedo decir, para mí, en lo personal, creo que esta ha sido la alineación más “cómoda”, y quizás también para los demás. Como somos vocalistas los dos, compartimos un terreno en común, revisando las armonías vocales y todo eso, y lo más brillante es que cuando hacemos cosas juntos, hay un poderío bastante grande en las voces cuando empezamos a hacer armonías y sonidos juntos. Sí, logramos hacer un muy buen match con las voces y también con el carácter.

Ahora, ¿cómo es la experiencia de interpretar canciones de discos como “Angels Fall First” y “Oceanborn”, que si bien eran ambiciosas en su momento, son más directas y simples en comparación a trabajos como “Dark Passion Play”, “Imaginaerum” o “Endless Forms Most Beautiful”?

No es problema. La verdad es que no es problema en lo absoluto. O sea, nosotros sí tenemos un lado más hardrockero también, y a veces puedes escucharlo con claridad en la música que componemos. Pero, igual sucede que nos gusta el rock bien punzante, un montón de bandas metaleras y todo eso, así que el material más sencillo de los primeros días sigue siendo interesante para nosotros, y se siente bien tocar algo con un punch más directo, dejarse llevar y que las personas se pongan a rockear. A mí al menos me gusta mucho aquello.

Una vez que terminen esta gira mundial, es sabido que se dedicarán a la producción de un nuevo lanzamiento. ¿Qué influencia crees que el estilo de las canciones más clásicas de Nightwish, las que escogieron para el repertorio del Decades World Tour, y este repaso de la historia de la banda, tendrá en el sonido y performance del próximo disco?

Bueno… si tendrá influencias o no, eso estará por verse. O sea, Tuomas (Holopainen) ya tiene un montón de canciones en bruto hechas, y puede que le envíe yo un par de riff y demos también. Ahora, lo más importante a decir de todo esto, es que esta gira de temas clásicos, de alguna manera nos podría servir para enderezar algunos bordes que, de otra forma, terminarían siendo más complicados. En esta oportunidad, por supuesto, el rock más directo es algo que podemos disfrutar, así que es posible que aquello se muestre un poco más en el próximo disco, en el proceso de arreglos. En todo caso, realmente no puedo decirlo ahora, porque tendremos nuestro tradicional campamento de verano, con ensayos, arreglos, y luego grabando, para el año que viene, en nuestro verano… y cuando partamos con eso y tengamos algunos demos, entonces ahí quizás sepa un poco mejor. En este momento, tendré que decir que… estoy un poco afuera de todo el marco, que solo sé por el calendario de actividades que el trabajo en serio se comenzará el verano que viene, en julio, pero antes de eso ya estaremos más familiarizados con los demos y el resto del material.

Y sobre personas fundamentales en la historia de Nightwish como Tarja Turunen, ella habló en una entrevista más o menos reciente sobre el reencuentro que tuvieron cuando actuaron en este Heavy Metal Christmas Tour de diciembre pasado. Ella dijo que había sido bueno para ustedes, que “el tiempo cura”. ¿Cómo fue para ti Marco ese episodio y cuán en paz te sientes ahora, luego de todos los años transcurridos desde lo que sucedió el 2005?

Te digo, fue tremendo volver a compartir un escenario con ella. Fue muy bonito encontrarme con ella, fue muy bonito tener un tiempo para conversar con ella acerca de lo que vivimos. No pretendo escarbar en detalles, pero fue grandioso, porque no importa lo que la gente, lo que los medios, los diarios y todos los demás hayan dicho sobre la separación, para mí lo más triste y tal vez lo más importante que perdimos fue la amistad. Conversar de todo eso con Tarja y notar que todavía compartíamos un respeto personal, y que había un entendimiento y todo eso, realmente fue tremendo. Hubo algunos abrazos y lágrimas, y fue enorme.

Es muy bueno escucharlo Marco. Y para cerrar, quisiera preguntarte sobre tus recuerdos de las últimas veces que has venido a Chile, de la diferencia de sensaciones que había cuando llegaron el 2008 en esa gira tan rara donde tuvieron tantos problemas en Brasil, y cuán distinta fue la experiencia de cuando tocaron en el mismo Teatro Caupolicán, en octubre de 2015, con Floor y con el lugar casi lleno…

2008… ese sí que fue un tour súper complicado, y sí recuerdo que estábamos muy cansados, aunque no mucho sobre el tamaño del lugar y todo eso… ahora (piensa), las veces que he estado en Santiago siempre ha sido bastante agradable, el de ese año fue un buen concierto, pero simplemente no puedo contarte mucho de la vibra dentro del grupo y del show del 2008, porque también estaba atravesando por muchísimas dificultades en ese tiempo, por lo que debía estar pendiente de otras cosas aparte. Y bueno, los tiempos difíciles… me imagino que los tiempos difíciles tuvieron su conclusión como hace un par de años, cuando obtuve mi divorcio. Los problemas habían comenzado hace años… así que claro, no tengo en realidad un buen… no puedo hacer una buena comparación desde el punto de vista de la banda, solo puedo decir que en 2008 la estaba pasando muy mal, por mi parte. Pero en esta ocasión, ¡pareciera que todo está mucho mejor (risas)!, serán todos bienvenidos al concierto y siempre me ha encantado tocar allá, como en todos los demás países de Sudamérica. Hay grandes personas acá. Así que vayan al show y… ¡pasémoslo bien!