Jose Andrea & Uroboros en Chile

Lamentable. Es quizás la palabra que mejor define lo vivido al interior del centro de eventos Blondie este domingo 19 de junio de 2016. Tras cinco años desde su última visita a Chile, José Andrëa regresaba con su proyecto solista para defender en vivo su último disco «Resurrección» (2015). Decimos «lamentable» porque duele en demasía presenciar el hecho de que uno de los vocalistas con los que uno se crió, vea su performance fuertemente afectada por un resfrío que lo mantuvo en observación médica con reposo y fiebre hasta el último momento.

Ya dentro del recinto, con unas ciento cincuenta personas en cancha, a las 21:00 hrs. en punto se proyecta el logo de la banda en la pantalla ubicada tras el escenario, y como sabemos, ésta precisamente es la señal inequívoca de que el concierto empezará en breve. Para molestia de algunos, el inicio se retrasaría un tanto, principalmente por los motivos ya explicados. Así, media hora más tarde de lo presupuestado, salen a escena uno a uno los integrantes para dar comienzo al debut de José Andrëa y Uróboros en nuestro país. Al escuchar las primeras notas de Vanidad, la expresión facial entre los asistentes fue la misma. Disgusto y confusión fue lo que generó el pésimo sonido con el que partió la velada. Un volumen altísimo donde costaba diferenciar cada instrumento dentro de la masa de sonora al centro de la cancha. Si a eso le sumamos la notoria enfermedad del cantante (quién rápidamente se disculpó por los inconvenientes), la verdad es que fue un puntapié paupérrimo para tantos años de espera. Aún así, es destacable el entusiasmo que mantiene el resto de la banda de principio a fin, siempre comandados por Peri.

Tras las palabras de agradecimiento de rigor y luego de que el frontman dijera que «harían lo posible«, la situación mejoraría levemente con Flores en tu Colchón. Y con la mejoría me refiero a la actitud de los presentes frente a lo que estábamos viviendo, ya que la ecualización fue prácticamente la misma. De todas formas, versos como «Intentarás recordar las palabras que me quemaron a mí ayer/ No te preguntes por qué no he dormido bien / Tú te has metido en mi piel» hicieron que José destacara dentro de lo posible. Una vez finalizado el tema, y como era de esperarse, arriba del escenario reinó la improvisación y las conversaciones entre los músicos para poder sacar el show adelante.

Jose Andrea & Uroboros en Chile

Nuevamente el vocalista se dirige al respetable y anuncia que para el siguiente track será necesario un tecladista. Braulio Montoya hace ingreso al escenario y se posiciona tras su instrumento para dar comienzo a un clásico de clásicos: El que quiera Entender, que Entienda. Imposible no emocionarse al escuchar un temazo como éste, más aún con la excelente performance instrumental -y su respectiva coreografía- que sacó unos merecidos aplausos. Es cierto que al no haber violín y flauta se pierde el matiz tan característico de la versión original de Mägo de Oz, pero poco y nada importaba a esas alturas. Sin duda un punto alto en toda la velada.

Al Otoño Espero se escuchó un poco mejor que sus predecesoras, donde nuevamente los músicos fueron los encargados de sacar adelante la tarea. Tanto así que José Rubio se despachó un solo descomunal que derechamente se robó la película. Más aún cuando comenzó a jugar sobre el mástil con total naturalidad y soltura, demostrando todo su talento. De esta forma, aprovechando el gran momento generado, ambos guitarristas quedaron solos sobre el escenario para brindarnos una especie de duelo durante algunos minutos que serviría como interludio para lo que vendría. Es entonces cuando sube el resto de la banda para interpretar La Canción de los Deseos. Debo reconocer que prefiero esta versión en comparación a la incluida en «La Ciudad de los Árboles» (2007), ya que José Andrëa suena mucho más emotivo y más afianzado con el mensaje que entrega la lírica, sobre todo cuanto canta el estribillo «Hoy vuelvo a creer, en un futuro que no sea tan cruel…». A pesar de que los tonos se le hacían imposibles de cantar, hizo un esfuerzo más que plausible donde logró tapar los baches gracias a su interacción con los fans más próximos a la reja. Notable fue el gesto de tomar la cámara de uno de los presentes para posteriormente tomarse una selfie con el público de fondo. Mientras ocurría todo esto, era el momento de que Juan «Chino« Flores se luciera con sus habilidades en la guitarra.

La primera y última revisión a «Resurrección» vendría tras otra extensa sección instrumental de cuerdas, donde esta vez ambos guitarristas interpretarían algunos clásicos de Deep Purple y Led Zeppelin. Al mirar a mi alrededor noté que varios se notaban impacientes y aburridos ante este relleno que duró unos diez minutos. De todas formas, absolutamente comprensible. Así, inicia (¡por fin!) Para que Nunca Amanezca, uno de los mejores cortes de la placa anteriormente mencionada. Qué ganas de haberla escuchado con la banda en un 100%, porque de verdad que es un temazo de aquellos. «Vamos haciendo lo que vamos pudiendo» afirmaba el cantante, instante preciso para tocar otro clásico incombustible como lo es Hasta que el Cuerpo Aguante. Es sabido que en esta canción el público es el absoluto protagonista a cada segundo, y esta no fue la excepción ya que se coronó su participación cantando el coro a todo pulmón.

Jose Andrea & Uroboros en Chile

Luego de que Peri recibiera una bandera chilena con el logo respectivo dibujado en el centro, dan comienzo a A Cubazos. Siguiendo la tónica de la noche, fue muy bien llevada por la agrupación, pero como si lo ya vivido no fuera suficiente, el micrófono del vocalista dejó de funcionar súbitamente, con lo cual tuvo que cambiarlo lo más rápido posible mientras la canción transcurría de fondo. Por otro lado, los músicos se las ingeniaban para compartir con aquellos más entusiastas a los que poco parecía afectarles la situación. De pronto pasamos a un discreto solo de batería y de teclado, antes de dar escuchar la última estrofa del penúltimo track de la noche.

Una vez finalizados los típicos «Olé Olé» dedicados al artista, José asegura que lo siguiente será coreado por todos. Dicho y hecho, ya que Molinos de Viento desató bailes, saltos y un karaoke generalizado dentro del recinto. Siendo las 22:42 hrs. la banda se despide enérgica y emotivamente, entendiendo que trataron de dar todo lo posible frente a un panorama totalmente adverso. El mal sonido y el hecho de que el capitán del barco se encuentre en tales condiciones genera un sentimiento de incertidumbre muy difícil de revertir, por más que la agrupación no reflejara esto último.

En definitiva, hay días donde todo puede salir mal. Para tristeza de muchos, nos tocó a nosotros vivirlo este 19 de junio. Evidentemente no era el debut que nos merecíamos, ni los músicos, ni los fanáticos. Aún así, no deja de ser cierto que los españoles le hicieron honor a ese himno de vida y a la última frase pronunciada antes de abandonar el escenario: Tocaron «hasta que el cuerpo ha aguantado».

Setlist

  1. Vanidad
  2. Flores en tu Colchón
  3. El que quiera Entender, que Entienda
  4. Al Otoño Espero
  5. La Canción de los Deseos
  6. Para que Nunca Amanezca
  7. Hasta que el Cuerpo Aguante
  8. A Cubazos
  9. Molinos de Viento

GALERÍA

 

 

 

3 comentarios
  1. Wladimir Antonio Riveros Arria Dice:

    Encuentro super mala publicación y te lo digo por mucho de los fanáticos que estábamos ahí, el hubiera podido suspender y no lo hizo,aparte estando mal hizo el meet and greet… creo que no fue valorado su esfuerzo, lo que hicieron los músicos, y en especial Braulio que fue un grande… Siento que represento a muchos por los comentarios, haber estado y trabajado que valoramos su esfuerzo y lo disfrutamos.

    • Felipe Andrés Dice:

      Te apoyo al 100% más aya de lo profesional es humano y lo dio todo por los fan a pesar de no tener el alta medica y que el médico le dijera que suspendiera el concierto,,,

  2. Felipe Andrés Dice:

    Como se dice «Hasta que el cuerpo aguante» no solo hay que mirar el punto de profesional si no como humano josé dejo la piel en el escenario y eso se agradece

Los comentarios están desactivados.