Labÿrinth: Entrevista con Olaf Thorsen (julio 2018)

A comienzos de este año publicábamos en PowerMetal.cl un especial con los discos que marcaron una época dorada del género hace exactamente 20 años atrás. “Return to Heaven Denied” es uno que siempre quedará en el podio de lanzamientos de 1998, uno que este 5 de septiembre tendremos la posibilidad de escuchar completo por los mismísimos Labyrinth, en un regreso que tardó 18 años en concretarse.

Olaf Thorsen entiende muy bien lo que esto significa, tanto para la banda como para los fans en Chile, y así lo expresa en una grata conversación en español e inglés con PowerMetal.cl. Precisamente el nombre del género es uno que los mismos italianos dieron vida sin siquiera pensar que lo estaban haciendo, según nos cuenta el guitarrista y compositor.

Viajamos a ese gran año con Olaf para hablar de cómo su segundo disco marcó escuela en su país, lanzó su carrera a la fama y vinieron los pros/contras de entrar al “negocio”, su ya conocido nexo con Chile y lo que nos espera en Blondie en pocas semanas más.

¡Al fin tenemos fecha de regreso de Labyrinth en Chile, Olaf! Esto nos tiene demasiado entusiasmados. Echábamos de menos verlos en nuestro país, y nos preguntamos, ¿por qué costó tanto tener a Labyrinth de vuelta y por qué tuvieron que pasar 18 años?

Esta pregunta es súper buena y todavía no conozco una respuesta que sea tan concreta (risas). Como siempre digo, creo que la respuesta es que no hace falta tocar hasta que te piden de tocar (risas). Ah… (in english), Labyrinth es una banda que no gira mucho, como puedes ver en nuestro calendario, no hacemos giras muy intensas alrededor del mundo. No lo sé honestamente, muchas veces tuvimos ofertas, pero como puedes imaginar, girar por Sudamérica es difícil, no es tan fácil para una banda, a menos que seas una de las grandes, una realmente grande, estoy hablando de bandas como Helloween, Iron Maiden, etc. Siempre que tuvimos alguna oferta, no eran muy realizables, así que lo que menos queríamos era anunciar una gira que más tarde tuviésemos que cancelar. Esta vez tuvimos una oferta de un muy muy buen amigo de nosotros, que fue el que trajo a Labyrinth la primera vez junto a Vision Divine. Somos muy buenos amigos y nos mantenemos siempre en contacto. Sin embargo, lo que te decía era que no giramos después de ese 2000 en Chile porque nunca tuvimos la posibilidad para organizar algo real y que la gente pudiera disfrutar tanto como nosotros, digo, de haber podido ir y que todo saliera bien. Esta vez tuvimos la oportunidad y pensé que ya era hora de ir y tocar en vivo, especialmente ahora que tenemos este nuevo álbum en el que creemos un montón y nos tiene muy contentos, así que estamos muy felices de regresar y tocar una vez más.

Fue mucha la emoción de los fans chilenos con el anuncio del concierto que darán el 5 de septiembre, sobre todo después de algunas visitas fallidas, rumores y cancelaciones. Si bien sabemos que interpretarán completo “Return to Heaven Denied”, ¿qué más han pensado incluir en este show tan especial?

Claro, vamos a tocar, como tú dijiste el “Return to Heaven Denied” completo, porque son 20 años y creo que es una muy buena ocasión para disfrutar todo el álbum. También vamos a tocar mucho más, otras canciones, desde “Architecture of a God”, el último álbum, y otras más del pasado como… ¡preferiría no decir mucho para que sea una sorpresa! (risas). Yo creo que va a ser divertido.

En enero cuando tuvimos a Rhapsody en Chile, Luca Turilli contó que cuando escuchó “Piece of Time” de Labyrinth sintió que nunca había escuchado a un vocalista tan extraordinario como Fabio…

¡Ah, sí! conozco esa historia (risas)

(risas) entonces, luego de hacer “No Limits”, Fabio se va a Rhapsody y uds. quedan en búsqueda de un cantante para grabar las voces de “Return to Heaven Denied”. Así que quería viajar a esos años y preguntarte, ¿cuáles eran tus sentimientos en el momento en que no tenías a Fabio en la banda y debían encontrar un cantante para grabar lo que se convertiría en su disco emblema?

Eh… mira, eso no es fácil de contestarte porque la verdad es que… 20 años atrás yo era un chico (risas) y de verdad tocaba para puro divertirme, ¿me entiendes?, y no tenía ninguna idea de lo que pasaría después (risas). Entonces, estábamos tocando en el garaje, disfrutando la música que yo componía y no tenía ninguna idea de lo que podía pasar en el futuro. Así que bueno, Fabio se fue después de “No Limits”, y cuando escribimos “Return to Heaven Denied” lo hicimos sin tener un vocalista, y luego llegó Roberto, así fue. Roberto es otro vocalista increíble, es un honor para mí tener una voz tan grande como Fabio también. Tú sabes que para mí no hay competencia entre los grandes, cuando uno es grande, es grande. Yo entiendo que para los fans es “prefiero este, prefiero el otro, este es mejor”, pero para mí como músico, yo disfruto cualquier vocalista que sea bueno, que tenga una voz maravillosa. Roberto es un gran vocalista, diferente a Fabio.

Quién sabe, yo creo que con Fabio “Return…” sería diferente, no creo que mejor o peor, creo que sería diferente. Todo lo que pasa tiene una razón y así es, después de 20 años todavía estamos aquí hablando de un álbum que me llena de orgullo.

De hecho, Labyrinth junto a Rhapsody y Vision Divine marcaron escuela en el Metal Italiano…

¡Oh! Gracias…

…he leído en entrevistas tuyas donde comentas que las bandas que vinieron después, fueron copiando lo que uds. ya habían hecho esos años. A partir de esto quería preguntarte, ¿cómo separas el “copiar” una fórmula a otra que es “influenciarse” por una fórmula”?

Ah… eso no sé, lo dijiste muy bien. Correcto, cuando yo digo “copiar” no lo entendía de una manera toda negativa. Lo que quería decir es que cuando salieron bandas como Labyrinth y Rhapsody, de verdad hicimos algo nuevo y nunca escuchado en Italia por lo menos. De hecho, después de nosotros salieron… bueno, Lacuna Coil que es totalmente diferente. Después, todas las bandas que salieron, es un hecho, yo creo que solamente hay que escuchar, tocaron casi el mismo género musical. No quiero decirlo como algo negativo, yo no tengo nada malo que pensar de las otras, podría ser que los sellos… (en inglés) fueron presionando para tener este estilo de música, porque realmente fue la época dorada de lo que la gente llama Power Metal. No sé, pero tomó muchos muchos años antes para que saliera algo. En este momento, por ejemplo, me encanta, realmente me gusta una banda como DGM, por ejemplo. Entonces, ¡no lo sé! Espero que se entienda, quiero subrayar para dejarlo claro, que cuando digo algo como eso, repito, creo que es un hecho, pero no lo digo en forma negativa. Solo digo que, desafortunadamente, la movida italiana se quedó un poco estancada, porque tenemos estas 2 o 3 bandas que mencionaste y fuimos las primeras que iniciamos algo como esto, y cada nueva banda que vino después de esto, sólo se dedicó a repetir la misma fórmula, así que en mi opinión, no tuvimos la oportunidad de tener algo diferente.

Justo me comentabas sobre esa época dorada del PowerMetal, y precisamente este año en PowerMetal.cl hicimos un artículo sobre los discos que este 2018 están cumpliendo 20 años, donde podemos encontrar unos tremendos como “Nightfall in Middle Earth” de Blind Guardian, “Better Than Raw” de Helloween, “Legacy of Kings” de HammerFall o “Symphony of Enchanted Lands” de Rhapsody. Obviamente en ese ranking no podía faltar “Return to Heaven Denied”, ¡incluso nos dejaste un comentario en Facebook agradeciendo esta inclusión! (risas). Comentas que en ese tiempo el término “Power Metal” no existía como lo que se conoce ahora…

¡Absolutamente! ABSOLUTAMENTE. Mira, todavía tengo un flyer original antes de que el álbum saliera (yo creo que fue unos meses antes de la salida) y Metal Blade misma se estaba preparando para que el disco fuese presentado como “Melodic Speed Metal”. Cuando el Power Metal como palabra salió afuera, para mí fue muy extraño porque para mí el Power Metal era el Power Metal americano de bandas como Riot, y de verdad no entendía lo que teníamos de parecido (risas). Todas las bandas que hablamos ahora… no había internet, nosotros en un garaje… yo no sabía nada de esas bandas. Claro, algunas como Gamma Ray u otras que sí las conocía, pero no sabía nada de ese Power Metal, y cuando empezamos a escribir lo que fue “Return to Heaven Denied”, empezamos inmediatamente después de “No Limits”. Yo creo que la primera canción fue “The Night Of Dreams”, que fue algo que escribí en el ‘97-‘96, no sé, y no tenía idea lo que sería el Power Metal después. Eso es lo que quiero decir, yo creo que es por eso que el álbum suena tan espontáneo.. (¿cómo se dice en español? ¿espontáneo?) ¡Espontáneo! porque no tenía una idea, no tenía nada como para decir “OK, vamos a hacer un álbum Power Metal porque el Power Metal es bueno para la industria”. No, no tenía una industria, no tenía nada, solo tocaba en un garaje lo que me gustaba y las canciones del “Return…” eran lo que me gustaba cuando estaba en mis 20 (risas).

(risas) Pasando a lo más actual, comentaste hace unas semanas que “Architecture of a God” es el perfecto sucesor de “Return to the Heaven Denied”. Quería preguntarte, ¿por qué sientes esto con “Architecture” y no con los otros discos que de Labyrinth que vinieron después de “Return to Heaven Denied”?

Oh.. bueno, lo que yo decía… para mí el perfecto sucesor como se dice de “Return to Heaven Denied” es “Return to Heaven Denied – Part II”, lo que grabamos en el 2011. Es una cosa diferente lo que quiero decir. “Return Part II” es el álbum que hubiera sido publicado en lugar de “Sons of Thunder”. (En inglés) no sé cómo explicarlo, es muy difícil poder explicar algunas cosas cuando ha pasado tanto tiempo. Voy a tratar de explicar lo más claro posible y lo más honesto que pueda. “Return…” fue un gran éxito para la banda, tanto que caímos en algo llamado “el negocio”, donde personas que teníamos un poco más de 20 años no podíamos manejar o entender, ¿sabes a lo que me refiero? Estábamos en Italia, VENÍAMOS DE ITALIA, un país donde no habían managers ni compañías discográficas, éramos seis chicos de 20 años que llegaron a los rankings desde un garaje (risas). Fuimos comidos por este negocio, para el nuevo álbum teníamos un productor, Neil Kernon, un sello que nos presionaba para sacar algo lo antes posible, y entonces sacamos “Sons of Thunder”. Me gusta ese álbum. Déjame decirte, la producción ES UNA DE LAS PEORES que he escuchado, así que creo que ese fue uno de los problemas que tuvimos con ese álbum, la producción. Pero no me importa la producción, me gusta ese álbum, y es un hecho, llegó a los rankings y vendió tanto como “Return…”, así que fue exitoso. Pero ese habría sido mi último disco con la banda. ¿Por qué grabaría “Sons of Thunder” con la banda? Sabía que luego de ello me iría, ya que estaba por continuar con Vision Divine, porque… el romanticismo, digámosle así, la expresión artística de la banda estaba muerta, me sentía como un esclavo de la industria, cosa que no me gusta. Y después de “Sons of Thunder”, siempre lo digo, si no nos hubiéramos separado, hubiésemos lanzado “Return to Heaven Denied – Part II”, que es lo que hicimos diez años después.

Cuando hablé sobre “Architecture of a God”, dije y creo, que este es mi mejor álbum como Labÿrinth y es la continuidad perfecta de la banda. Si “Return to Heaven Denied” es lógicamente una comparación para la banda, digo, yo sé que cualquier cosa que hagamos, la gente siempre las comparará con “Return to Heaven Denied”. De la misma forma, creo que “Architecture of a God” es nuestro nuevo “Return to Heaven Denied”, porque para mí este álbum es mucho mejor, no en términos de emoción, porque lo que tuvimos en “Return…” nunca lo habríamos cambiado. Pero “Architecture of a God” es un álbum hecho ahora que tenemos 40 y tenemos muchas más experiencias, tantas exploraciones musicales distintas que hicimos cada uno como músicos, que todo converge en este álbum, por eso siento que éste tiene el mismo poder de “Return…” hace veinte años atrás.

Entendí muy bien a lo que te referías. Ahora Olaf, se nos acaba el tiempo y para ir terminando, tus visitas a Chile (tanto con Labyrinth como con Vision Divine) han estado LLENAS de anécdotas que han hecho esos conciertos algo muy especial que los fans aún atesoran con mucho cariño. Pero para ti, ¿qué han tenido de especial estas visitas?

Mira, no es un secreto que para mí Chile es como mi segundo país. Yo AMO totalmente a Chile, amo totalmente a las personas, cómo ustedes son. Yo de verdad me siento… mi mitad es chilena, y también yo viví en Santiago unos años, y para mí Chile es algo especial. Por eso también es que nunca tocamos de vuelta, porque yo no quiero llegar y tocar y hacer algo horrible. Si yo llego y toco, quiero que sea algo especial. Y es una emoción especial para mí y para todos los otros, porque… (risas) no sé, porque tocamos en todos los países del mundo posibles como Japón, China, toda Europa, los Estados Unidos, además de toda Sudamérica, Argentina, Brasil, y eso para mí no es decir que Chile es el mejor porque los otros no son tan buenos, cada país tiene su calidad. Pero hay algo especial que no puedo decir por qué, todos los músicos de la banda, todos los de Vision Divine y los de Labyrinth también (los que tocaron en Chile) se quedaron enamorados del país y de cómo las personas son, porque ustedes son personas calientes, pero al mismo tiempo muy… cómo se dice, ¿respetuoso? (risas) tienen mucho respeto de los músicos, de las personas, y son muy amigables, y todo eso hace de ustedes un país y un pueblo muy especial para nosotros.

Bueno Olaf, muchísimas gracias por tu tiempo y tus palabras. ¡Nos estamos viendo en septiembre!

¡MUCHÍSIMAS GRACIAS! Y también muchas gracias por su apoyo, porque uds. están haciendo algo muy grande para nosotros y lo agradezco mucho.

por Guille Salazar

Las entradas para ver a Labyrinth en Chile se venden por sistema Ticketek, www.ticketek.cl , y sin recargo en Tiendas The Knife y RockMusic (Eurocentro, Portal Lyon) y Morbid Metal Store (Providencia 1120, local 75 y Placer 932, local 47).

Los precios son:

Primeros 300 tickets: $22.000
Preventa: $25.000
Día del Evento: $30.000
Ubicación VIP + Meet & Greet: $40.000