Noche Escandinava

Hermoso… y hermosas… la palabra belleza tiene pocas veces la posibilidad de ser representada de forma tan convincente en este mundo, y los afortunados que estuvieron en el teatro para presenciar el concierto de Tarja, Invild, Marjut  e Izumi saben muy bien de lo que se hablando…

Lo que se iba a presenciar no era un concierto de heavy metal ni mucho menos, era un concierto de Lied, el que tenía como gran atractivo la presencia de la hermosa vocalista de Nightwish, Tarja Turunen, quien es además una destacada cantante lírica.

Noche EscandinavaAcompañadas solo del piano de Izumi Kawakatsu, la mezzosoprano noruega Invild Storhang, la soprano finlandesa Marjut Paavilainen y la mezzosoprano también finlandesa Tarja Turunen dieron clase magistral de interpretación lírica, deleitando a una audiencia formada principalmente por fans del metal y de lo gótico.

Todas las intervenciones de Tarja eran concluidas con un cerrado aplauso y gran ovación, todo digno de un verdadero show de heavy metal, (no muy clásico!) pero ellas sentían que era simplemente el cariño de un público muy entusiasta y  lo más importante de todo, es que quienes asistían solo a ver como Tarja se desenvolvía en un proyecto ajeno a Nightwish, se vieron maravillados con la altísima calidad de Marjut e Invild, y la gran y exacta interpretación de Izumi.

El repertorio consitió en temas de los autores nórdicos Eduard Grieg (Noruega), Sigard Von Koch y Ture Rangstrom de Suecia, Jean Sibelius de Finlandia, Johannes Brahms de Alemania, entre otros, incluso España estuvo presente gracias a Manuel de Falla.

Sin ánimo de teorizar demasiado, quienes disfrutan de bandas de metal como Nightwish, Rhapsody, Luca Turilli, Yngwie Malmsteen y en el ámbito más extremo Emperor, Einherjer, y tantos otros, saben que el folk, la música clásica y el metal europeo tienen mucho más que ver, que el simple hecho de ser música… eso se vio reflejado en el entusiasta público que llenó el recinto, de capacidad de algo más de 450 personas, sin duda alguna fue algo especial.

Mencionar que tanto el público como las sopranos junto a la pianista se emocionaron al finalizar el concierto, es poco, porque motivos verdaderos no faltaban, de seguro que  ellas recordarán que el primer show  fuera de Europa fue todo un éxito, y que bueno que haya sido en Chile.

Noche Escandinava