Exactamente 1 hora y 40 minutos duró la intensa presentación de Kreator en el Teatro Caupolicán, el pasado viernes 06 de diciembre.  La cita inició con la banda nacional Straight Terror, quienes por medio de un thrash intenso y con ciertas similitudes al de los alemanes, sobre todo en el aspecto vocal, lograron cautivar a una audiencia que hasta ese entonces se contaba entre los 800 asistentes.  Debo reconocer que hasta antes del viernes no tenía idea de su existencia, pero lo cierto es que con canciones como Metal Madness o un cover de Criminal, la rompieron.  El público disfrutó mucho con su presentación, hubo headbanging con todas sus canciones y todas ellas fueron muy bien recibidas.  Hacia tiempo que no veía a una audiencia disfrutar tanto con la banda nacional de apertura.  Ojala situaciones como esta se repitan más a menudo.

Minutos después de las 21:00 horas partió la presentación de los alemanes, quienes interpretaron un setlist demoledor, muy balanceado entre la etapa más clásica y sus discos post 2000, pero siempre privilegiando la rápidez y brutalidad a la hora de la selección de temas.  Como era de esperarse, partieron con canciones de la placa que da motivo a esta actual gira de la banda, Phantom Antichrist:  la intro Mars Mantra, la homónima Phantom Antichrist y From Flood Into Fire remecieron el Caupolicán, el que a esas alturtas ya se encontraba con unos 2.400 metaleros en su interior, siendo una gran parte de ellos adolescentes que hasta el mismo Mille se sorprendió de ver.

«The Kreator has returned», fueron las palabras de Petrozza a la hora de comenzar a referirse a la estrecha relación que siente la banda con su público chileno, recordando que cuando vinieron la primera vez, aún era «peligroso» ser metalero en este país o que incluso tuvieron que detener su show porque el público estaba demasiado loco.  Luego de eso le pidió a la audiencia que quería ver el más grande moshpit que el Caupolicán haya visto, más grande que el del Metal Fest el 2012, á lo «Chilean Style» como el mismo señalara, a lo que el respetable respondió de gran forma.

La tripleta final fue una de las escenas más brutales vistas en mucho tiempo: Betrayer, seguida luego en el segundo encore por Flag of Hate y Tormentor, constituyeron el cierre perfecto para una presentación avasalladora por parte de Mille, Ventor, Speesy y Sami, un show redondo, que arrasó con la audiencia y que sonó extraordinariamente potente.  La bandera del odio germano flameó con furia en el Caupolicán.  Esperamos desde ya su pronto regreso.

 

WatchTower
Fotos: Karim Saba

 

4 comentarios
  1. Hansen25 Dice:

    La raja,,hubiese ido pero con Gamma Ray y Helloween quede mas pelado que choro de muñeca,,,,, he ido a tres conciertos de Kreator,, y si pudiera ir a otro, iría de todas maneras,,,, muy buena música,, muy buena tecnica,, muy buen thrash,,,,,,
    Grande Kreator…..

  2. Pedro Mille Orellana Troncoso Dice:

    Gracias por las fotos, aguante Kreator! aquí estamos esperando su pronto regreso, saludos.

  3. Darío Sanhueza D.L.C Dice:

    Espectacular concierto. La supremacía que ejerce Kreator en sus shows es impresionante.

Los comentarios están desactivados.