Como ya es costumbre, cada vez que se acerca un festival de grandes proporciones a nuestro país, los llamados «sideshows» son los encargados de realizar la previa a la gran jornada que se aproxima. Teniendo siempre en el horizonte la despedida de Slayer como plato principal de este fin de semana, lo cierto es que el anuncio del show en solitario de Kreator un día antes de la realización del Santiago Gets Louder a todas luces parecía el panorama ideal para un día sábado en la noche. Y es que el asunto no resiste mayor análisis. La Cúpula Multiespacio es un muy buen recinto para este tipo de conciertos y los germanos son letales cada vez que pisan tierras chilenas.

Eso sí, cabe destacar que en esta ocasión habían dos grandes aspectos que es necesario mencionar a tiempo. Primero, se tenía cierta expectativa respecto a las canciones que interpretarían los teutones, ya que el mismo Mille Petrozza señaló que se vendría un «setlist asesino» con más clásicos que de costumbre. Luego, veríamos el debut de Frédéric Leclercq como bajista de la banda, siendo esta una labor no menor dentro del sonido aplastante que los caracteriza.

Entonces, ya con cerca de mil fanáticos que aguardaban el puntapié inicial, solo bastaba esperar y dejarlo todo en la cancha desde el primer minuto. Y vaya que fue así, puesto que apenas comenzó a sonar The Patriarch se vislumbraba que de aquí en adelante la masacre no se tomaría pausa alguna. Es así como Violent Revolution desató el primer mosh en el centro de la Cúpula, siempre acompañado del enérgico «My only hope, my only solution Is a violent revolution!/ Violent revolution/ Violent revolution/ Reason for the people to destroy«. ¡Pedazo de tema para abrir el show!. Pero lo cierto es que lo anterior no tiene comparación con el caos que se generó con Extreme Aggressions, en la cual el frontman se desgarra la voz gritando «Extreme aggressions/ Seeing you suffer brings pleasure to me/ Extreme aggressions/ My aggressions became too extreme to be kept under control«.

Tras los hachazos iniciales, rápidamente llegaría una de las más entretenidas de presenciar en cualquier show de Kreator. Porque si hablamos de cantar con el puño en alto, Phobia se lleva todos los premios. El «Is there something after you/ Something after you/ Is there something after you/ Will it get you» aún debe estar retumbando en el recinto. Si a eso le sumamos la tremenda puesta en escena de la sección de cuerdas, los juegos de luces frenéticos y las máquinas de humo que sólo permitían ver a los músicos como siluetas sobre el plató, se termina por conformar uno de los puntos altos de toda la noche. Luego -como fue la tónica durante toda la jornada-, sin ningún preámbulo arremetieron con Terrible Certainty, desatando nuevamente un mosh descomunal.

La primera revisión al último álbum de los germanos (Gods of Violence, 2017) vendría con la dupla conformada por Satan Is Real y el track homónimo. La primera si bien calmó un poco los ánimos de la primera tanda, bajo ningún punto de vista le quitó intensidad a lo que presenciábamos. Dicha calma permitió apreciar la gran performance de la banda con un poco más de detención, además de enfocarnos puntualmente en Frédéric, quién lució sobrio y confiado en su posición. Para la segunda, evidentemente el caos retornó de la mano del «We shall kill!» y del «As the gods of violence/ Gods of violence/ Gods of violence come alive«.

Llegaría el primer saludo de Mille Petrozza hacia los presentes, donde además de darle la bienvenida al nuevo integrante, aprovechó de recordarnos que Chile es la segunda casa de Kreator y que nosotros conformamos sus «Hordes of Chaos«. No hacía falta decir más, puesto que el «Everyone against everyone» de la misma Hordes of Chaos (A Necrologue for the Elite) tomó más significado que nunca, acompañado cintas de confeti que cayeron desde el cielo una vez iniciado el tema. En cuanto a la ejecución, pedazo de solos que se despachan Sami y Mille, siempre teniendo una muralla impenetrable en base a la pegada de Ventor.

Tras una correcta interpretación de Hail to the Hordes, y luego de que el líder incitara a toda la cancha a realizar un clásico wall of death, era tiempo de dejarlo todo durante la incombustible Enemy of God. Cabe mencionar que en el setlist original estaba incluida Awakening of the Gods, la cual finalmente no fue tocada. Pero bueno, volviendo al clásico mencionado, lo cierto es que a estas alturas poco y nada se puede aportar a la descripción de una canción de tales características. Hablamos de esas que trascienden a la etiqueta del Thrash y que sencillamente se convierten en piezas indispensables para el Heavy Metal como género global. Como siempre, es un gusto poder apreciarla en vivo una vez más y la satisfacción es aún mayor al ver que todos tenemos la misma reacción. El «Enemy of God/ Purity and innocence is killed/ Enemy of God/ Peace has died the day when life stood still» dio cuenta de aquello. ¡Momentazo!

Nuevamente Mille se dirige a nosotros, para preguntar si queremos más canciones «old school«, ante la obvia respuesta afirmativa de parte de todos, con Endless Pain evidentemente hablamos de un corte de la vieja escuela con todas sus letras. ¡Qué manera de gritar el «Feel the endless pain/ Locked in metal chain» madre mía! Kreator demostraba todos los años de carretera con ejecuciones sublimes y un sonido aplastante que no dejaba respirar. Y ojo que la situación no fue muy distinta con People of the Lie, puesto que no nos quedamos atrás durante el «Got a masterplan/ Genocide/ Can’t understand/ People of the lie!«.

Lo siguiente sería la descollante Phantom Antichrist, que fue precedida por la intro Mars Mantra con Sami Yli-Sirniö tocando las últimas notas antes de pasar al track mismo.  Ya con el papel de confeti de vuelta entre medio del mosh, acá sencillamente la base rítmica fue sublime. El doble bombo y el bajo literalmente hicieron retumbar todo. Si bien puede que el sonido haya estado con el volumen un poco más alto que de costumbre, esto no fue impedimento para lograr apreciar el huracán que teníamos de fondo. Temazo por donde se le mire. Es resto es solo cantar el «A phantom scouring across the land/ Leaving trails of blood and sand/ End this torture and misery/ For souls awake enough to see/ Far beyond the lies/ Phantom antichrist!«.  Y la última revisión al material «nuevo», vendría con la discreta Fallen Brothers, que cuenta con la cuota de nostalgia al recordar a grandes músicos que nos han dejado con el pasar de los años. Lamentablemente durante el inicio de la canción el backline y la amplificación dejaron de funcionar durante un par de minutos, provocando que la banda tuviera que abandonar el escenario mientras todo se arreglaba. Para nuestra suerte el asunto no pasó a mayores y pudimos seguir disfrutando del show rápidamente.

Acercándonos ya al final, el frontman aparece en escena con la clásica bandera de Kreator entre sus manos. Señal inequívoca de que debíamos gritar el «Time to rise your flag of hate/ Destroy the world is our only aim…» como si no hubiera mañana. Dicho y hecho entonces. Todos sabemos que Flag of Hate es uno de los himnos de los teutones y no hay que perder chance para hacérselo saber al mundo. Posteriormente Mille nos agradece por nuestra presencia y se encarga de recordarnos que esto solo es la previa de hoy. Después nos advierte que antes de terminar es preciso volver a la vieja escuela y rápidamente lanzan toda la artillería con Betrayer y Pleasure to Kill. Eso sí, no podíamos irnos sin un último wall of death y sin un último mosh al centro de la cancha. Así, a las 22:30 hrs. en punto, los alemanes comienzan a abandonar el escenario tras una hora y media de hachazo tras hachazo.

Como mencionamos al inicio de este review, un show en solitario de Kreator cumplía con todas las características de ser una previa perfecta para el Santiago Gets Louder. La banda está ultra probada en Chile y así se los hicimos saber desde la primera canción. Por otra parte, entendiendo desde luego que la atención está focalizada en el festival como tal, los que asistimos al show en la Cúpula debemos sentirnos más que afortunados de haber podido presenciar a los germanos en solitario. El concierto en todas sus filas fue aplastante y escuchar el setlist con los clásicos de siempre fue un deleite. Y aún falta lo mejor. ¡Nos vemos hoy!

Setlist Kreator

  1. Violent Revolution
  2. Extreme Agression
  3. Phobia
  4. Terrible Certainty
  5. Satan Is Real
  6. Gods of Violence
  7. Hordes of Chaos (A Necrologue for the Elite)
  8. Hail to the Hordes
  9. Enemy of God
  10. Endless Pain
  11. People of the Lie
  12. Phantom Antichrist
  13. Fallen Brother
  14. Flag of Hate
  15. Betrayer
  16. Pleasure To Kill

Review: Gino Olivares
Fotos: Daniel Sáez