A los 5 años ya tocaba guitarra.  A los 16 era reconocido como un virtuoso.  A los 19 alcanzaría la fama como el nuevo guitarrista de David Lee Roth.  El mundo estaba sus pies… pero el destino quiso otra cosa.  En 1989, a la edad de 20, le diagnosticaron Esclerosis Lateral Amiotrófica, enfermedad que lo dejo paralizado por completo, incluso sin la posibilidad de hablar, pero la grandeza de su familia y amigos, más su increíble espíritu y fortaleza, le han permitido continuar hasta el día de hoy, pese a las expectativas de vida promedio de la enfermedad, las que no superan los 5 años.

Esta es parte de la historia de Jason Becker, la que hemos decido llevar a ustedes con motivo del estreno del documental que habla acerca de su vida, y que será exhibido próximamente en nuestro país, en el marco del festival de cine In-Edit.

EL NACIMIENTO DE UN PRODIGIO

Jason Becker nació un 22 de julio de 1969.  Sus primeras aproximaciones a la guitarra estuvieron dadas por su padre y su tío, quienes eran guitarrista clásico y de blues, respectivamente, así que con esas dos primeras figuras como inspiración, a la edad de 5 ya visualizaba en su mente el convertirse en un “guitar hero”, para lo cual practicaba constantemente.

Pronto comenzó a enamorarse de la música de Bob Dylan, Robbie Robertson y Eric Clapton.  Luego vino Jeff Beck, Jimi Hendrix, Stevie Ray Vaughn y Eddie Van Halen, además de absorber cada nueva clase de música que llegaba a sus oídos.  Así sus influencias pasaban por tipos y estilos tan disímiles como música clásica, india, japonesa, jazz, blues y rock.

A los 16 años y ya siendo un gran guitarrista, conoce a quien sería uno de sus grandes amigos, Marty Friedman, quien ya tenía a su haber algunos discos grabados.  Junto a él formó la banda Cacophony, con la que grabaron dos álbumes: Speed Metal Symphony (1987) y Go-Off! (1988).  Prontamente lograron cierta fama, la que les valió realizar giras por Estados Unidos y llegar incluso a realizar presentaciones en Japón.  En palabras del mismo Jason: “nunca logramos hacernos mega-famosos, pero sí conseguimos ser conocidos en todo el mundo por nuestro innovador estilo”.  Además de estos trabajos, en 1988 ambos guitarristas lanzaron discos solistas: Perpetual Burn por el lado de Jason y Dragon’s Kiss por el lado de Marty, siendo invitados a tocar algunos solos, uno en el disco del otro.

En 1989 Cacophony se acaba y Jason, de 20 años, se aprestaba para seguir trabajando como solista, cuando fue consultado para unirse a la banda de David Lee Roth.  Hizo su audición y fue seleccionado.  “Cualquier guitarrista hubiera matado por tener esa oportunidad, debido a los guitarristas con los cuales David había trabajado con anterioridad, Eddie Van Halen y Steve Vai.”, señalaría Jason posteriormente.  El mismo año que se unió a la banda de Roth, Jason fue escogido como “Mejor Nuevo Guitarrista” por los lectores de Guitar Magazine.

Al poco tiempo, Jason empezó sentir molestias en su pierna izquierda hasta que comenzó a cojear.  Así que acudió al doctor para que evaluaran su condición.  Ahí es cuando fue diagnosticado con Esclerosis Lateral Amiotrófica, ALS por sus siglas en inglés o más conocida como la enfermedad de Lou Gehrig, que en resumidas cuentas es una enfermedad neurológica grave que afecta la capacidad para movernos y que se da principalmente en personas que tienen entre 40 y 60 años, siendo los hombres quienes tienen mayor posibilidad de desarrollarla.

Al perder la capacidad para realizar movimientos voluntarios, los músculos comienzan lentamente a debilitarse, acarreando otros problemas.  La expectativa de vida para pacientes diagnosticados con esta enfermedad es baja.  A Jason los médicos le dieron entre 3 y 5 años.  Incluso le dijeron que no se molestara  en cambiar su dieta ni nada, porque no serviría.  La familia estaba devastada, pero “comencé a reír y dije: de ninguna manera, tengo cosas por hacer todavía y soy invencible”.  Pronto el padre de Jason renunció a su trabajo y se dedicó a vivir junto a su hijo.

Luego de esto emprendió viaje hasta Vancouver para grabar el álbum de Dave, A Little Ain’t Enough (1990) el que llegó ha convertirse en disco de oro.  La debilidad ya había llegado a través de su cuerpo hasta sus manos, y a espaldas de todos, salvo de su amigo Steve Hunter, terminó el álbum con una mano temblorosa e incluso ya comenzaba a caerse con cierta regularidad.

“Una noche mientras dormía”, recuerda Becker “soñé que corría.  Cuando desperté, había olvidado por completo que tenía una cojera.  Así que me levanté y caminé con total normalidad, hasta que recordé «oh, cierto, verdad que estoy cojo», e inmediatamente me desplomé.  Eso me mostró que si tienes el control de tu mente, puedes hacer cualquier cosa.”

 

CUESTIÓN DE PERSPECTIVA

Lamentablemente, cuando ya estaba todo listo para el tour de promoción del disco de Roth, Jason comenzó a sentirse muy débil como para poder realizarlo, así que tuvo que desechar la idea.  Este fue el momento en que decidió que continuaría componiendo, pero esta vez sería solo con una mano y con la ayuda de un teclado y un computador.  El proceso de escribir fue fácil, comentó, “ya que todas las piezas estaban en mi cabeza y fluyeron sin ningún esfuerzo, junto a grandes amigos que hicieron sus pistas de la forma que yo quería, incluyendo a Steve Perry de Journey y miembros de la Bobby McFerrin’s Voicestra.  Tomó tiempo, pero con la ayuda de mis amigos Mike Bemesderfer y Dan Alvarez, fue terminado en 1995 y lanzado en Japón.  Cada canción proviene de mi corazón.  Gracias a Eddie Van Halen, Perspective fue lanzado vía Warner Brothers Records en mayo de 2001.”

En la carátula posterior de Perspective, Jason declara: “Tengo Esclerosis Lateral Amiotrófica.  Ha paralizado mi cuerpo y mi habla, pero no mi mente.”  Cabe señalar que, Perspective es un álbum instrumental, salvo por un tema en el que canta Steve Perry (Meet Me in the Morning, original de Bob Dylan).  El proceso de creación comenzó antes que su enfermedad paralizara su cuerpo, por lo que es posible escuchar algunas de sus últimas creaciones en guitarra.  Luego, cuando se vio imposibilitado de ocupar ambas manos, comenzó a utilizar un teclado, mientras su enfermedad continuaba empeorando.

Para el año 1996, Becker perdió por completo su habilidad para hablar.  Su padre, ante la imposibilidad de comunicarse con su hijo, desarrolló un sistema de comunicación visual que consiste en la creación de un patrón geométrico con las letras del abecedario.  Cada letra esta representada por dos movimientos específicos del ojo y es de esta forma que Jason ha podido continuar comunicando al mundo exterior, todo lo que encierra en su mente.

Al respecto Becker señaló que “la primera vez que sentí que podía morir, fue cuando mi voz comenzó a debilitarse.  Entre en pánico.  Necesitaba algo.  Deseche mis tapaduras, probé con acupuntura, masajes y dietas.  Finalmente pensé que necesitaba a Dios, pero nunca me había preocupado o pensado en Dios ¿Cómo podría saber de algo que no se puede conocer?  Por otra parte, muchas de las personas religiosas que había conocido eran nerds, molestos o gente hipócrita y prejuiciosa.  Por alguna razón pensé que tenías que ser de esa forma para ser alguien espiritual.  En la actualidad, la mayoría de mis amigos religiosos son grandes personas que tratan de vivir como Cristo o su santo favorito.  He leído el Nuevo Testamento y aunque pensé que Cristo era un Dios perfecto, las palabras a menudo vuelan sobre mi cabeza… no creo que pueda conocerlo.”

Sin embargo, con el tiempo Jason y su padre comenzaron a leer el libro Man’s Eternal Quest (La Eterna Búsqueda del Hombre) de Yogananda y encontró algunas lecciones de su interés.  Fue así como comenzó su camino hacia un nuevo mundo espiritual.  Gracias a esas lecciones, señala “conocí la Gracia de Dios.  Cada momento que puedo practico las técnicas y por primera vez he podido orar con el corazón.  Dios me ha dado muchas lecciones y visiones.  Las palabras son inadecuadas para describirlas…  Mi Maestro me ha enseñado a respetar y amar santos de todas las religiones.  Gracias a Yogananda estoy abierto a aprender sobre Jesús y cada santo del que leo.”

Tiempo más tarde, cuando Jason ya no podía ni siquiera utilizar el teclado, su amigo y productor musical, Mike Bemesderfer lo ayudó creando un sistema de composición musical computacional, el cual podría utilizar por medio del movimiento de su cabeza, ojos y mentón y es de esta forma que Becker continuó componiendo incluso luego de haber perdido el control de todo el resto de su cuerpo.

Antes del relanzamiento de Perspective a través de Warner, Becker ya había lanzado otros dos discos, Raspberry Jams (1999) y Blackberry Jams (2002), el primero incluye varias versiones demo sin realizar y el segundo, varios demos y versiones alternas de canciones que fueron lanzadas en otros álbumes.

En el año 2003, Jason posteó en su sitio web que se estaba sintiendo mejor y que había ganado algo de peso.  Al menos la enfermedad no seguía avanzando, algo que él atribuye al hecho de haber abrazado la espiritualidad y a las horas de meditación diaria que dedica.

El año 2007 fue lanzado el DVD The Legendary Guitar of Jason Becker, el que incluye imágenes de archivo desde 1986 a 1999, una clínica de guitarra en el Atlanta Institute of Music, solos, imágenes de archivo de Cacophony y algunas cosas más.  El año 2008, Jason lanzó el CD Collection, vía Shrapnel Records.  Acá se encuentran 3 nuevas canciones, tocadas por Steve Hunter, Greg Howe, Michael Lee Firkins, Steve Vai y Joe Satriani, entre otros.

En estos días y luego de muchos años de intentarlo, por fin vio la luz un documental acerca de su vida.  Se titula Jason Becker: Not Dead Yet y fue estrenado y presentado en varios festivales de cine, obteniendo el reconocimiento del público y la crítica, que ya le ha otorgado variados premios.

Es la historia de un hombre que no renuncia a sus sueños y que esperamos los siga cumpliendo… por muchos años más.

20 comentarios
  1. racher Dice:

    Emocionante la historia de valor, talento entrega y fe del Gran Jason Becker es un hombre que según mi parecer a encontrado la sabiduría y ha tendido la fortuna, a pesar de la enfermedad de contar con su familia y amigos.
    Es y ha sido un gran creador un héroe de la guitarra del shredding, del virtuosismo en general .
    Es de admirar la gran histora de Becker y su ejemplo de vida que viva por muchos años más!!.

  2. SHKOMPARE Dice:

    Y pensar que hay músicos que renuncian porque el último disco no vendió como se esperaba….

    Grande Jason Becker, no renunciar a tu música aún cuando te conviertes en una estatua que respira , y seguir adelante tu sueño con sólo las pupilas es para aplaudirte parado.

    Hay que aprender de eso.

  3. Nightwing Dice:

    No se puede decir mucho… Qué lamentable que la genialidad sea negada por un capricho del destino. Jason es un ser humano admirable.
    Quiero hacer incapié en que del 6 al 16 de diciembre se llevará a cabo el 9° Festival Internacional de Cine y Documental musical de Chile, IN-EDIT NESCAFÉ, y el miércoles 12, a las 21:00 en la Sala Cine UC, y el sábado 15, a las 21:00 en el Centro Arte Alameda, se exhibirá el documental Jason Becker: Not Dead Yet.
    Es la oportunidad para rendir tributo a este genio.

  4. Andy Dice:

    ¡Qué gran material! Un justo reconocimiento a uno de los artistas que más admiración me genera. Me emociona mucho su historia, su esfuerzo, sus ganas de vivir, pero por sobre todo, su compromiso con la música. Es increíble como, pese a todo, sigue adelante.

    Más que un gran músico, un ejemplo de vida. Un crack.

    ¡Imperdible el documental!

    Acá toda la info: http://www.inedit-nescafe.cl/sedes/sala-cineuc-centro-de-extension-uc/jason-becker-not-dead-yet/

  5. ManUwaR Dice:

    Simplemente es mi guitarrista FAVORITO…Lo sigo de hace muchos años y pienso que es un tipo talentoso y que tiene una gran historia de vida por contar…Esto nos da una leccion muy valiosa:Sigue tus sueños y metas…Pero por sobretodo, nunca te rindas pese a los obstaculos y adversidades…
    ¡¡¡GRANDE JASON BECKER!!! Gracias chiquillos por esta gran columna que habla de su vida…Espero ver el documental :D

  6. Chronologo Dice:

    De verdad cada vez que veo y leo la historia de Becker quedo al borde de las lagrimas, que tipo tan perseverante. Sin animo de ofensa es como nuestro Stephen Hawking del rock. Demostró que el cuerpo es prisionero pero que la mente y el espiritu por siempre serán libres. Grande Jason!

  7. ZOHAN Dice:

    Sencillamente «UN GRANDE» Gracias powermetal.cl por hacer, de vez en cuando, que nuestras mentes no olviden a quienes de verdad han hecho grandes a la música y al rock. Un verdadero ejemplo de vida, TREMENDO JASON BECKER!!!!

  8. Nacho Sleaze Dice:

    Jamás pensé que postearían algo así aquí… Jason Becker simplemente lo más grande! Es mi mayor inspiración y se que de muchos, tan solo verlo componer maravillas con sus ojos y su quijada es más de lo que puedo pedir! gracias por ponerlo aquí.

  9. sajon Dice:

    me acuerdo cuando hace aaaaaaaaaaaaaaaños un amigo me mostraba videos de Jason (como el cover a paganini o donde toca con un yo-yo en japón… yo quedé loco) y después cuando supe lo de su enfermedad (y sobre todo viendo sus fotos actuales) quedé pal pico… no le deseo ningún mal a nadie pero justo alguien TAN talentoso y que necesita TANTO poder moverse… no vale la pena analizar la vida pero es injusto…

    a Jason lo pongo al lado de Beethoven… ambos músicos y genios que aunque el destino «quiso» no dejaron de componer.

  10. Juanjo Dice:

    ¿No hay forma de ponerle mano roja a la puta enfermedad de Becker?

    Dios salve a un genio que no pudo florecer, y de pasadita se apiade de todos los niños de la Teletón que puta que lo pasan mal.

  11. Scanner Dice:

    solo un detalle, «Meet me in the morning» la canta Brett Tuggle… y se puede escuchar los gritos de Steve Perry en «Primal»

    • QuienRespondeAEstaAsquerosidad Dice:

      En tu mente cabe solo un guitarrista?, pobre, Becker jamás podrá desplazar a Vai o a Satriani, pero no quita de que sea uno de los más grandes de todos los tiempos. Muy pobre tu comentario.

Los comentarios están desactivados.