Algunos considerarán que se han vuelto en una banda nostálgica de sí misma. Otros, que es un grupo que ha vuelto a mostrar autoestima y confianza, que se vuelve a querer y que ha querido celebrarlo tratando de recobrar esa vibra de los álbumes que lo pusieron en la mirada del Heavy/Power Metal durante el cambio de siglo.

¿Dónde está la línea entre el reciclaje y un renacer? Me parece que en el caso del HammerFall post-receso hay que inclinarse por lo segundo, en especial, si por varios años de la década del 2000 lanzaron trabajos con piloto automático, de composición por defecto y producción artificial por fórmula.

“Build To Last” reafirma esa sensación percibida en su antecesor “(r)Evolution”, de una banda con hambre, con canciones que si bien rescatan mucho del pasado, logran sonar bastante frescas, incluso con sorpresas, y ojo… una buena cantidad de temazos, porque me gustaría advertir lo siguiente: el adelanto Hammer High no le hace justicia al real nivel de la entrega. Porque ya no es un regreso, sino una actitud que aquellos que se enamoraron del Power Metal en la época del ’97 y ’98 podrán sentir su valor.

Ejemplos de esta lucidez son varios: Dethrone and Defy será un momento inolvidable para los fanáticos de “Glory To The Brave” y “Keeper Of The Seven Keys Part I”, épica y veloz, con garra, poder y melodía, paralelas de guitarra que se roban la película, riffs de Dronjak con mucho sabor a los de “Legacy of Kings”, intensidad firme de una batería e incitaciones vocales para corear con el corazón. Hay canciones que encierran los valores del Power Metal y me parece que esta es una de esas, de esas que te pueden hacer sentir orgulloso del estilo. Que HammerFall lo logre después de tantas canciones y discos letargosos es algo que no hay que dar por hecho.

Stormbreaker es incluso más épica, pesada y de fuertes marcas de guitarra acompañadas por la batería… y cuando uno todavía está asumiendo el comienzo, un cambio inesperado trae un coros y solos a full velocidad, con un HammerFall pocas veces tan glorioso y descarriado. Debe ser de las composiciones más espectaculares en la carrera de esta banda, y muy posiblemente la más sorprendente de la actual década, pese a su molde Power tradicional. No me crean, escúchenla. Y prudencia… porque se puede decir algo parecido de The Star Of Home, otro vendaval riffero y melódico que llega a emocionar. Es que sentir magia con lo que uno quiere sentir magia porque es tu música favorita es impagable, y además reconfortante viniendo de una banda que tan bien le hizo al Metal tradicional en su tiempo.

En Built To Last, el tema título, aparece una influencia que por mucho estuvo escondida –o no bien presentada– en HammerFall: Manowar. Es un himno épico que con orgullo lleva la bandera del álbum y de ese Heavy Metal nostálgico pero fresco al mismo tiempo. «Templars of steel – We came here to win / Never will kneel – We never give in / This is our deal – The future ’n’ past / Built to Last!»

Otra canción que sorprende es la ochentera y hansiana New Breed, un midtempo bastante elaborado que sin embargo no se complica en el paso, un coro grande en capas vocales que amplifica el grito de «Heavy Metal Warriors» de las letras. Y qué mencionar de la sección de solos de Pontus Norgren y las paralelas de guitarra, donde realmente se encuentra el carácter de esta pista. No quiero dejar de comentar acá el opening track, Bring It!, también ochentera, una versión a la HammerFall de Freewheel Burning que llama la atención de inmediato por su groove tanto en las guitarras como en las melodías de Cans en los versos. Los suecos también son onderos, el track de más vieja escuela dentro de los parámetros de su estilo compositivo que ahora está muy recompuesto, pero sin olvidarse de los elementos Power Metal que se intensifican en los leads armonizados que ensalzan la pegajosa base rítmica.

Sobre los adelantos, me atrevería a decir que Hammer High, si bien busca presentarse como un himno metalero, se trata del tema más default de “Built To Last”, con un estribillo tan sencillo como efectivo aunque al mismo tiempo poco memorable. Por el contrario, The Sacred Vow es una muy sorprendente mezcla entre Hearts Of Fire de “Crimson Thunder” y Templars Of Steel de “Renegade”, pasando de un espectro a otro con mucha soltura, una canción que se perfila como estrella en vivo para la gira en promoción de la placa, si Joacim Cans es capaz de reproducir esos tonos tan altos en un concierto.  Pero lo cierto es que su encanto se incrementa con cada escuchada, con sus melodías marcándose a fuego en la mente.

“Built To Last” también muestra una balada, Twilight Princess, con la típica factura de HammerFall en esta disciplina, la cual me parece nunca ha sido su fuerte salvo dos ocasiones, Glory To The Brave y The Fallen One. Básicamente se posiciona como un respiro dentro del álbum y aunque empieza de gran manera, la entrada de la batería a los dos minutos y medio le quita cierta intensidad, volviéndola un tanto genérica.

Algo sí que no se había escuchando en un trabajo de HammerFall es el sorpresivo track final, Second To None, que incluye teclados emulando clavicordios, rasgueos de guitarra a medio distorsionar que adornan el ritmo de la batería, una melodía nostálgica que da cuenta de que el álbum está por terminar, una sección instrumental intensa por el grueso de las guitarras… en fin, el corte peculiar de un “Built To Last” que cierra con mucha clase, variedad y buen gusto.

Si HammerFall rescató la escena a fines de los noventa, ahora se rescata a sí mismo y termina por reconquistar con una actitud refrendada en grandes canciones. Lo están haciendo muy tarde, pero lo están haciendo, con un trabajo que ofrece minutos prodigiosos de gloria powermetalera.

 

 

11 comentarios
  1. Byron Dice:

    Primero que todo …me pongo en el lugar de quien escribió este review «Jorge» y me digo, puta que debe ser peludo transmitir las emociones que uno siente al escuchar un disco …principalmente en este genero donde a veces los que escuchamos somos tan críticos y a veces nos creemos dueños de la verdad «hay que reconocerlo, somo cerrados de mente en algunos casos» …pero a medida que voy leyendo este trabajo …comienzo a sentir aquella emoción de como cuando compras ese álbum que tanto has esperado, te pones los audifonos, pones play y te vas a la mierda con lo glorioso que es el disco …de verdad se puede percibir eso. No se si es algo positivo o negativo, ya que uno al escuchar el disco puede llevarse otra apreciación …habrá que esperar, pero me pareció excelente el review

    • Christian GR Dice:

      Sabias palabras, enserio que nunca imagine que HammerFall volverían a subir esos peldaños que les faltaban para estar en la gloria, por ahora al escuchar el disco siento que son ellos, se han vuelto a encontrar pero a la ves algo diferente, no se es algo indescriptible, este disco me devolvió la fuerza de creer de nuevo en estos suecos, Saludos.

  2. angus_maiden Dice:

    grandisima banda …..que bueno es oir sus discos….Heavy Metal ….el de siempre ..el de toda la vida…

  3. Lalonde Dice:

    Mmmmmm después de leer el review me había entusiasmado con este disco, pero no hay nada aquí que tenga ni siquiera levemente la calidad de los dos primeros discos de HF.

  4. pablcar Dice:

    Es un disco simple que aburre, no produce nada. Esta banda siempre toca lo mismo y encuentro irónico que crean que cambiaron y volvieron a su «estilo». Este disco es el que más variaciones tiene de «The Way of the Warrior», ya han diseccionado y rearmado varias partes de ese tema en otros y se siente muerto, en Bushido, en Built to last, en Hammer High etc. Los temas rápidos tienen la misma cadencia. Dejen de tocar 6tas menores. Sabaton hace lo mismo y nadie se da cuenta. Los temas meta-rockeros parten con el mismo riff de quinta aumentada. Como no son capaces de tocar otro intervalo que no sea una variacion de Smoke on the water ? Este estilo está muerto. Mejor voy a escuchar Nu Jazz.

  5. gorgarstein Dice:

    escuchando el disco se nota el cambio rotundo que se dio de infected a revolution y built to last, fue para mejor segun mi opinion pero no podemos pensar que van hacer un glory to the brave o un legacy of kings, esos discos salieron en una época en que ellos estaban comenzando y haciendo un estilo propio con tintes ochenteros, en vez de criticar tanto ,se puede destacar que hay temas q si suenan parecidos a los de antaño, pero seamos sinceros es lo que queremos escuchar q suene a ese hammerfall, o queremos que hagan un infected nuevamente , esto es Hammerfall ., metal will never die…

  6. Marcelo Alberian Dice:

    mm los sabelotodos de siempre….son un asco..!!!..piensan que como a ellos no les gusta tal banda …nosotros no la debemos oir….que rasca..!!

  7. Pato Dice:

    BUENÍSIMO!!!! la cagó!!!!
    y para los que alegan que no se parece a otro disco, no se preocupen, pueden escuchar los otros discos sin tirar mala onda ;)

Los comentarios están desactivados.