En el centro de Lima, a pasos del Estadio Nacional, en el Club The Blood, se presentaron frente a más de 300 fans, dos legendarias bandas provenientes de los inicios del heavy metal: los holandeses PICTURE y los británicos GRIM REAPER.

METAL CRUCIFIER, banda oriunda de Perú, fue la encargada de iniciar los fuegos y no tuvo problemas en calentar el ambiente del recinto, el cual estaba completamente lleno.  La gente que asistió al evento mostró gran respeto por los locales y no solo observó el show, sino que coreó cada canción.

A eso de las 10 de la noche peruana, con una puntualidad espectacular, salieron a escena los holandeses PICTURE liderados por Pete Lovell, quienes venían celebrando los 30 años de ETERNAL DARK, disco que en Perú alcanzo bastante fama y que incluso llegó a tener una edición local.  Lovell junto al bajista Rinus Vreugdenhill y al baterista Laurens Bakker (miembros de la formación más clásica de la banda) junto a la dupla en guitarra de Lens Ruygrok y Mike Ferguson, tocaron todos los temas clásicos de la agrupación, que fueron seguidos y coreados por cada uno de los asistentes al show.  Una hora y poco más de puro heavy metal en su estado más puro, donde destacaron las inolvidables Eternal Dark, Diamond Dreamers, Heavy Metal Ears y Battle For The Universe.

Pero lo mejor estaba por venir.  A eso de las 23:30 el escenario fue tomado por el vocalista Steve Grimmett y sus acompañantes el bajista Chaz Grimaldi, el guitarrista Ian Nash y el baterista Mark Rumble, los cuales durante hora y media llevaron a toda la fanaticada de vuelta a los tiempos de See You In Hell, Fear No Evil y Rock You To HellGrimmett a pesar de los años no ha perdido nada de la voz que lo llevó a ser una leyenda.  Clásicos como Night Of The Vampire, Wrath Of The Ripper, Fear No Evil y See You In Hell mostraron por que GRIM REAPER a pesar de los años sigue siendo un favorito de muchos.  Los más de 300 asistentes se entregaron completamente al show y los mosh no pararon desde que empezó hasta que terminó el show, a eso de las 1 de la mañana.

Finalizado el evento, la gente comenzó a retirarse con una tremenda sonrisa.  La espera por ver a estas dos bandas clásicas había finalizado.  Agradecimientos en especial a la Dangersteel Producciones y a la gente de The Blood por la amabilidad y por armar un show impecable.

 

RESEÑA Y FOTOGRAFÍAS: KARIM SABA

1 comentario

Los comentarios están desactivados.