La misma banda, al igual que todos los que hacen ver a Grave Digger como si sólo fuera un “one hit wonder” metalero hablando de Rebellion por aquí, Rebellion por acá, que los clans are marching ‘gainst the law y bla bla bla, se ha ocupado de poner a Tunes Of War (1996) por encima de cualquier otro hito suyo. ¿Es necesario seguir hablando de ese álbum entonces? Es un disco importante, pero en este último par de años ha tendido a sobrevalorarse y opacar los demás logros del grupo. Acá en Chile, cuántos se llenan la boca diciendo que Grave Digger es una institución del Heavy Metal alemán, que es una banda de 30 años de historia, ¡y no saben cuál tema viene después de Rebellion!

No hay que extrañarse entonces que en Chile no podamos hacer que Grave Digger toque en un local más grande que un bar, si la fanaticada acá es tan livianita que no da para más que colocar un “death or glory I will find, rebellion on my mind” en Facebook para creerse el gran fanático. Son los mismos que lloran y lloran el retiro de Running Wild, ¡siendo que hace años que su líder no hacía nada aplaudible!

En este contexto, no es una perogrullada recordar que Grave Digger es más que una marcha de batalla escocesa, que por más que ahora se vea como a un grupo reacio a salirse de sus estrechos márgenes, en los noventa lograra definir técnicamente muchos aspectos del Heavy y Power Metal del corazón de Europa. Eso, después de haberse convertido en una banda de culto con Heavy Metal Breakdown (1984) y Witch Hunter (1985). Eso, después de haber dejado con trauma cervical con ese brutal regreso a la escena llamado The Reaper (1993). Eso, después de haber sacado un osadísimo Heart Of Darkness (1995), oscuro, de temas extensos y desarrollos emocionales más complejos, donde Uwe Lulis y Chris Boltendahl les enseñaron a todos cómo había que sonar en estudio. En fin, varios highlights antes que Grave Digger se transformara en la primera de todas las bandas germanas en recurrir a lo conceptual-épico con Tunes Of War, adentrándose en terrenos que par de años más tarde serían comunes en la escena.

El disco que elijo para revisar no es por llevarle la contra a nadie, sino porque de verdad es mi favorito, muy seguido del perfecto Knights Of The Cross (1998), Excalibur (1999) y Rheingold (2003): el EP Symphony Of Death, el segundo mini LP de Grave Digger incluyendo Shoot Her Down, de 1984. Durante el receso de seis años, Boltendahl y Lulis acumularon tanto material que no encontraron espacio suficiente para colocarlo todo en un solo CD, en The Reaper, y las canciones que no quedaron eran tan extraordinarias que se trataba de un asunto de justicia grabarlas y mostrarlas. Este trabajo de seis cortes más una introducción escrita por uno de los mentores ocultos del Power Metal, el gran Piet Sielck, no dejaba dudas de que el segundo ciclo de Grave Digger partía con una gracia pocas veces vista, inspiradísimo, con una sed de revancha tras años de silencio por el fracaso de Stronger That Ever (1987), desembocando en una interpretación furiosa, explosiva, ciento por ciento descomprometida y metalera, excitante y poderosa.

Si The Reaper era más descarrilado y veloz, entonces Symphony Of Death resultaba más heavymetalero y ochentero, rescatando ciertos elementos de War Games (1986) en cuanto a sus ritmos y coros grandes, pero sacando las baladas y el tono medio Accept, añadiendo una ejecución endemoniada, llena de energía y prodigio físico, desde las características voces de Boltendahl hasta la maquinaria precisa de Jörg Michael en la batería.

Las canciones mid-tempo y ultra tradicionales que perfectamente podrían haber estado dentro de lanzamientos como War Games, son las más increíbles dentro de un esfuerzo ya alucinante. Y a decir verdad, no sé qué otro trabajo lesiona así el cráneo a costa de puros mid-tempos, salvajes y grandilocuentes. Back To The Roots debe ser mi tema favorito de toda la carrera de Grave Digger, con sólo dos estrofas y un coro tan maravilloso como sencillo: WE’RE BACK, BACK TO THE ROOTS, HEAVY METAL RULES! Lo que es un himno de regreso a las pistas, se transforma en un himno al Heavy Metal por parte de un grupo experto en componer con espíritu y dedicación al estilo. Entre las voces y las guitarras en galopas, el ambiente adrenalínico se torna palpitante, incluso en esa sección donde se le da un pequeño respiro al público, antes del solo de Lulis.

La energía que irradia es tal que cuesta trabajo pasar a la siguiente, House Of Horror, que de nuevo te parte la cabeza con un furioso mid-tempo, un coro de tono endemoniado y riffs para aplastarse las narices contra la pared. World Of Fools, por su lado, es incluso más hechizante. Comienza con la imponente batería de Jörg Michael acompañando un bajo igual de poderoso, cortesía de Tomi Göttlich. Después entra Lulis con el riff más distinguido del EP, seguido de unas voces limpias de Boltendahl y, al final, un estribillo gigante, rockero, a lo Queensrÿche después de haber atravesado el infierno. De todas, la pista más especial de Symphony Of Death. Y para finalizar con esta seguidilla de mid-tempos fuera de serie, Wild And Dangerous condensa en menos de tres minutos todos los recursos explosivos de Back To The Roots y House Of Horror.

Este es el primer esfuerzo de Grave Digger donde aparece el célebre The Reaper en una portada, en una ilustración creada por el más grande de los grandes, Andreas Marschall. Eran tiempos cuando aún no tenían un tecladista, cuando un ingeniero externo, en este caso Piet Sielck, se ocupaba de arreglar los teclados y los efectos, cuando no abusaban de la santa paciencia de H.P Katzenburg, quien valerosa e hidalgamente soportaría que el grupo lo disfrazara de este personaje, con parca y máscara, en casi todos los álbumes donde ha participado y todos los conciertos en vivo (¡pobre hombre aquel en el Rock&Guitarras!, ¡agua!). En 1994, el Reaper sólo existía en la carátula de Symphony Of Death, con un violín interpretando las notas que se escuchan en la lúgubre introducción que presentaba al tema título del EP. Ahora es posible que se vea como una canción con el molde de opening track de Grave Digger, del cual se originaron otros como Shadowmaker, Scotland United, Pendragon, Rheingold y Ballad Of A Hangman, sólo que aquí se mostraba como un combo inesperado en el hocico, con un doble bombo perfecto, unos leads con el trademark de Uwe Lulis, líneas melódicas para corear, riffs teutones para saltar. We Fight! We Kill! We Die! We play, we dance, to a symphony of death!, ¡coros tan simples pero tan enormes!, ¡imposible no contagiarse con ellos y cantarlos en alto! Por ahí quizás esté el triunfo de este material, lo increíblemente pegajoso que es mezclando actitud, poder y orgullo por las raíces del verdadero metal.

Me imagino, por último, cómo habrán reaccionado los que quedaron sin respiro con temas como Ride On de The Reaper, al escuchar la carnicería sónica de Shout It Out, una masacre, Heavy alemán corta cabezas, con una banda revolucionada, con Chris Boltendahl recurriendo a esos gritos altos que dejara de hacer en The Grave Digger (2000), con riffs que parecían chillar en los rieles ardientes. Qué poderío de una banda que regresaba con sangre en el ojo, no contenta con haber noqueado de entrada con The Reaper, un golpe de remate inmisericorde, sin segundos pensamientos.

La intensidad mezclada con la accesibilidad de Symphony Of Death hacen que este trabajo sea único en la discografía de Grave Digger, como si en ese tiempo, sus integrantes hubiesen dicho ‘tenemos pocas canciones, ¡hagamos que nadie se olvide de ellas!’. Seis pistas al más alto nivel de los germanos, con un hambre que llega a causar alarma, ¡pues no hay con qué saciarla!, un True Metal orgulloso y en la cara, bote a quien bote con su volumen. La joya más en bruto de Grave Digger.

31 comentarios
  1. Chronologo Dice:

    A mi me gustan todos los discos de grave digger, salvo por el pato feo y el liberty or death que no me gustó tanto, sin embargo aun asi tengo favoritos como lo son war games, este mismo y el knights of the cross. Gran review del recuerdo.

    • StormRider Dice:

      Casi agregue el War Games entre mis favoritos, con temas como HEaven Can Wait , Paradise y (Enola Gay) Drop The Bomb, pero al poner mi lista me di cuenta que no me gustaba tanto como el Symphony Of Death o Knights Of The Cross. saludos!

  2. Lucifer_Heritage Dice:

    concuerdo plenamente con este review… Grave Digger que pedazo de banda y que discos que tiene… una verdadera lastima que toquen en un bar y no en un recinto como se lo mercen y con la cantidad de gente que se debiera merecer una banda con tan gran trayectoria…

    Pero bueno mañana ahi estaremos en el sudor&guitarras \m/ disfrutando de su espectacular musica…

  3. osororockblog Dice:

    5 COMENTARIOS PARA TAN GRANDE BANDA??? grande Grave digger…no sólo este disco sino que todos….para que decir sus dvds un gran sonido en vivo….SALUDOS

  4. gaarawarlord Dice:

    buen review… para mi los infaltables son knight of the cross, heavy metal breakdown, the reaper…. en realidad todos sus discos son buenisimos…

  5. Darío Dice:

    Pero Jorge, DONDE DEJASTE EL STRONGER THAN EVER con el Robot Pato Lucas!!!! Jajajajaja… reviewazo de un DISCAZO. Grande Grave Digger.

  6. Julio C Dice:

    Grave Digger es realmente un grande. viven su gloria en un espacio musical reducido y por lo mismo son grandiosos.
    Como tantas veces he dicho; Chile no es un país donde la música sea realmente una pasión. Somos el país de la moda y de poca profundidad en el análisis.
    Grave Digger es un ícono en Alemania y europa, son leyendas como pocas bandas.
    En Chile solo existe Maiden y Metallica y eso da mucha pena porque el metal es bastante más en cuanto a sonido, ejecución técnica y armonia.
    Yo por mi parte prefiero que GD no venga a Chile. Recibirlos en lugares indecorosos, habla mal de nosotros como país y demuestra la poca cultura que tenemos.
    De muestra un botón: Nuestra gran tienda de música es la Feria del Disco. !!! Terrible….!!!!

    • mailgibson Dice:

      recibirlos en lugares indecorosos??
      q queres tirarles petalos del aeropuerto al lugar q tocan??

      cualquier cosa decis…..esto es heavy metal loco
      las bandas q sienten esta musica tocan donde sea
      no como metallica q suspendio alguna vez en argentina por q el hotel no daba los requisitos
      grave digger el martes se comieron una pizza en el bar de una esquina
      son gente normal q ama el heavy metal y a su gente y no vienen a tocar en un palacio.
      no te creas q son dioses

      mira este video y por lo entendes
      http://www.youtube.com/watch?v=SXx4zWREVzI

      • Julio C Dice:

        Buena opinión. Esto Heavy Metal pero igualmente son personas y por lo mismo necesitan respeto.

          • Julio C Dice:

            No creas porque a Udo no lo respetaron. Aunque sea dificil de creer, el 2005 tuve la oportunidad de hablar con Udo en Alemania y le dije que Chile era un lindo país y que muchas personas lo admiraban a él y a ACCEPT.
            Creo que me debe andar buscando pa pegarme una patá en la raja….

    • Chucao Dice:

      Toda la razón compare, y agregaría que de los centenares de miles que apoyan a Maiden y Metallica, el número de los que realmente cachan qué cresta intentan hacer, no es más que la gente que cacha a Grave Digger.

  7. Kai Dice:

    QUE RUNNING WILD NO HACIA NADA APLAUDIBLE DESDE HACE AÑOS?????!!!!!!

    Por favor!! Siempre queriendo imponer tus ideas Jorge Ciudad, pero dejame decirte que no opino para nada como vos, (estaria bueno que digas que esa es puramente una visión tuya) y no decirlo de esa manera soberbia como si fuera una verdad.

    PARA MI TODO LO QUE HIZO RUNNING WILD, TODO ES APLAUDIBLE.

    Viva Grave Digger, todos sus discos también.

    • StormRider Dice:

      el último tema temazo de Running Wild fue Masquerade, del 95. The Rivalry salvo un poco, sólo se recuerda la portada, pero Victory y uf, The Brotherhood, ya había quienes pedían el retiro. Dolorosas las voces, dolorosas las baterías sampleadas. Death Or Glory, Port Royal o Pile Of Skulls son intocables, pero no fue ningún santo al final. Grave Digger sigue absolutamente vigente, Rage también, lo de Running Wild fue una agonia leeeeenta

      • Kai Dice:

        Ves lo que te digo? Decis las cosas como si fueran la verdad, el veredicto de la verdad. Y eso es SOLO TU PARECER.

        Agonia lenta?? Para NADA. The Rivalry para mi y para muchos es un discaso (para mi eh, no impongo mi parecer como vos)
        Victory otro gran disco para mi, que tiene temasos como Tsar, The Hussar, Victory, Return Of The Gods, Timeriders.
        The Brotherhood, un disco mas tradicional, con temas más a medio tiempo pero sigue siendo puro Running Wild y me gusta mucho.
        Aceptá que hay muchos a los cuales nos parece aplaudible todo lo de Running. Tu parecer y tu no es la verdad.
        Aparte que para que nombras a Running en un review de Digger, habla de Digger y deja a Running en paz. Acepto tu gusto pero no la forma autoritaria en que lo das a conocer.

        • StormRider Dice:

          por supuesto que es mi parecer, no se por qué te ofende tanto. Abajo esta mi firma y por supuesto que es mi responsabilidad, y mi parecer.

          • Kai Dice:

            No me ofende sino que me molesta la forma en que lo dices: soberbia y autoritaria como si lo que comentas es la verdad, cuando esto se trata nada menos ni nada mas que de gustos y cada uno tiene el suyo.
            Hay mejores formas de dar tu parecido permitiendo al lector interpretarlo justamente como tu parecer y no como un veredicto en el que impones tu opinión.
            No hay más vuelta que darle.

  8. mailgibson Dice:

    q gran disco del metal este eehhh
    nada nuevo decirlo !!!!!

    grande grve digger

    che con las estupideces q dice este jorge cuidad
    me postulo para hacer criticas de discos eehh
    gloria a runnig wild y a grave digger !!!

  9. Tulius Dice:

    Pagar 20 luca donde…ni ahi lo estoy viendo desde la comodidad de mi casa….comiendo como bestia

  10. Julio C Dice:

    Una anécdota histórica: En 1986 si mal no recuerdo Grave Digger sacó el disco War Games. Ese mismo año Accept sacó el Roussian Roullette. este último disco se iba a llamar originalmente «War Games» y Accept tuvo problemas de propiedad intelectual con la productora de una famosa película de la época que se llamaba War Games. Al final Accept no pudo poner el título de War Games al Ruleta Rusa. ¿Porqué Grave Digger si pudo ?. La verdad es que la productora aparentemente no se dio cuenta porque fue tal el lio con el disco de Accept que Grave Digger pasó piola y pudieron sacar el famoso War Games.
    Algo de historia, bonito recuerdo de 2 de mis bandas preferidas….

  11. sajon Dice:

    EPcazo! como todo lo hecho por Digger… en especial el… no, de hecho TODO.

    en todo caso no conoscno niun fan (o que se diga fan de la banda) que coincida con tu descripcion en tus primeros parrafos.

    no quiero reclamar lo mismo que un compadre arriba pero si sobre lo mismo del review:

    «Son los mismos que lloran y lloran el retiro de Running Wild, ¡siendo que hace años que su líder no hacía nada aplaudible!»
    … que tiene que ver una cosa con la otra xD? Judas Priest (una de mis bandas favoritas y responsables de la persona que soy) se retira de las canchas (literalmente) no con uno de sus mejores discos pero eso no quiere decir que no podremos llorar su despedida xD… o si?

    no quiero armar debates weones ni nada. se agradece reviews del recuerdo como este. aunque ojalá no tengamos que esperar otra visita de la banda para que aparesca otro review.

    saludos!

  12. dave power Dice:

    ERA UN BUEN GRUPO PERO REALMENTE LAS COROS LA MAYORIA SON HORRIBLES, COMO EL DE PENRDRAGON PENDRAGON GIMME A BEER TO DRINK MY OWN, ESO SI ES TOCAR LO MISMO SIEMPRE CREO QUE SI ESTE GRUPO TIENE ALGUN FAN DE ESOS QUE LO AMAN,HA DE ESTAR SUPER CONTENTO, AUNQUE DUDO QUE SKELETOR O HE MAN LES GUSTE GRAVE DIGGER

  13. dave power Dice:

    me gusto mucho el disco tunes of war, los coros no son malos, pero son muy repetitivos

Los comentarios están desactivados.