El 02 de octubre del pasado año 2013 nos visitaron como invitados de los tremendos Iron Maiden. Ahora, a exactos once meses desde aquella ocasión, hemos tenido la oportunidad de verlos por segunda vez en nuestro país. No hay disco nuevo que promocionar, es cierto, pero ahora quienes gustamos de ellos, pudimos ver una presentación completa, con la posibilidad, incluso, de escuchar prácticamente en su totalidad su aclamado primer álbum, Opus Eponymous (2010), disco que los catapultó a ser conocidos en todo el orbe (aunque esto último también gracias a la aparición de figuras como James Hetfield con la polera de aquella placa).

ghost14cl-06

El escenario escogido para la misa, fue el mítico Teatro Caupolicán, recinto que ha visto presentarse a una infinidad de agrupaciones y un espacio ideal como para presenciar un show de estos suecos. El marco de público estuvo bastante bien, sin duda que estaban los que tenían que estar y nada más, ya que al ser la única banda en presentarse no habrían personajes odiando por odiar y/o molestando a quienes les interesaba oír lo que Papa Emeritus II tenía para decirnos en esta ocasión. Al momento de hacer ingreso, tipo 20.30 me encontré con una cancha bastante vacía y una platea aún peor… una lástima, me imaginaba que habría mucha más gente a esa hora, el panorama era bastante desalentador la verdad, pero el flujo de gente que seguía ingresando era constante, y a medida que corrían los minutos se pudo notar un gran aumento en la afluencia de público. Ahora sí, con la cancha llena y la platea con muchísima más gente -¿habrán sido en total unas 3.800-4000 personas?- estábamos listos para presenciar el arribo del Papa y los cinco Nameless Ghouls.

ghost14cl-09Todo estaba pactado para dar comienzo a las 21:00 horas… y así fue. Comenzó a sonar la intro que utilizan en todos sus conciertos (Masked Ball de Jocelyn Pook), se apagaron todas las luces, salvo algunas azules que alumbraban el escenario y los cinco Nameless Ghouls que conforman la banda, tomaron posiciones para partir con Infestissumam, tal cual lo hicieran en el Estadio Nacional. De más está decir que toda la cancha de manera instantánea comenzó a saltar y agitarse frenéticamente, un mar de gente que se apretujaban llevando, salto a salto, el hipnótico ritmo de aquel instrumental.

Ahora bien, uno pudo notar de inmediato una tremenda diferencia con lo vivido junto a Iron Maiden el año pasado y es que en esta ocasión el sonido era para Ghost, ellos eran los protagonistas esta noche y lo dejaron claro con un sonido demoledor. ¡Sonaron extraordinariamente bien! y eso se los podrá corroborar cualquiera de los presentes y de forma totalmente objetiva, porque así fue. Si bien junto a los ingleses, no sonaron para nada mal, el estilo de la banda no da para grandes espacios abiertos, perdiéndose muchos detalles que no es posible apreciar en esas condiciones. Además, la voz de Papa Emeritus II, digámoslo, no es de las capaces de llenar todo el espacio que ofrece un recinto como el ñuñoino. Así que en un local como el Caupolicán todo debía mejorar en términos de sonido, y así fue. Un deleite poder escuchar ese Hammond sonando fuerte y claro, junto a la opaca y sobria voz del pontífice.

Como era obvio, continuaron con Per Aspera Ad Inferi, momento en el que hace su aparición uno de los personajes más característicos del último tiempo en lo que a rock/metal se refiere: Papa Emeritus, llevándose de inmediato una ovación espontánea. Este corte es de los más duros y metálicos de su segundo álbum, motivo por el que el headbanging y los saltos en cancha no se hicieron esperar, coreado hasta el cansancio, podemos decir prematuramente que fue uno de los muchos puntos altos que tuvo la noche.

ghost14cl-03Luego vino el turno de dos cortes extraídos directamente de Opus Eponymous: Ritual y la tremenda Prime Mover. Ambas sonaron espectacularmente bien, se nota que la gran mayoría disfruta mucho de aquella primera placa, los cortes son más heavys y más orientados a los riffs, así que para un público mayormente metalero se tratan de cartas seguras. No podemos decirles, por razones obvias, si la banda estaba disfrutando la recepción del público, debido a las máscaras no es posible conocer la expresión en sus rostros, pero el lenguaje corporal también dice mucho, así que viendo a los guitarristas y bajista, marcando los tiempos con sus pies y cabeceando cada nota, así como el batero golpeando con dureza sus tarros, parecía ser que estaban contentos ante la forma en que el respetable se estaba comportando con ellos y su propuesta. La gente estaba prendidísima, cada canción fue recibida de manera eufórica, cada frase fue coreada, el cansancio no parecía hacer mella en nadie, así que me puedo imaginar que todo eso la banda lo notó y lo disfrutó.

Ahora llegaba el turno del que sería el primer single de su segundo disco, Secular Haze, un corte que hipnotiza desde el primer segundo, gracias a ese Hammond que inunda todo cuando comienza a sonar. La gente estaba entregada y hasta ahora cada canción era coreada como la última. Como les decía, harto movimiento en cancha y eso que la música tampoco da para tanta algarabía.

Tripleta de oro la que se venía ahora: Satan Prayer, Con Clavi Con Dio y la tremenda Elizabeth, continuaron con la brillante presentación de la agrupación sueca. Son tres temas de lujo y que provienen de la placa que los hizo conocidos en todo el orbe, todos ellos mezclas perfectas entre la parte más rockera de la banda y esa faceta metálica que los vuelve únicos en su especie. Tenemos claro que la banda no es 100% metal, pero eso no le quita para nada la calidad que han mostrado a la hora de componer y es por eso que era grato estar esa noche ahí viéndolos, porque estaban solo sus seguidores, gente que coreaba, cantaba y aplaudía cada canción ejecutada, sin tener que estar soportando la cara de los detractores de los suecos… así de esta forma, todo era disfrutar cada momento de su show. Por lo demás, esgrimir como argumento que “a mí me gusta el metal y esto no lo es” es tan básico que ni siquiera vale la pena discutirlo.

ghost14cl-08

Podríamos decir que hasta acá fue la parte más dura de todo el set de canciones escogidas para presentar la noche del martes. Son sus canciones más rifferas y más pesadas y de aquí en más habría canciones un tanto más relajadas, pero no menos densas. Ahora, otro corte de Infestissuman. El turno era para Body And Blood, de las más calmadas de la noche, un quiebre necesario sin duda, luego del desgaste provocado en la audiencia por los tres temas anteriores, de hecho hasta el mismo Papa Emeritus lo presentó como una canción de esas características. Le siguió Death Knell que volvió a encender a toda la audiencia ¡pero qué gran canción que es esta! Lenta y por momentos calmada, pero siempre densa y muy intensa, de ritmo algo hipnótico y de fácil escucha, con líneas vocales muy melódicas y un coro que invita a cantarlo con fuerza en comunión con Papa Emeritus.

ghost14cl-11

Dos fueron los covers que interpretaron, el primero la fantástica versión que hicieron para la canción original de The Beatles, Here Comes the Sun, con una ejecución impecable y que si bien se notó que no todos manejaban, se disfrutó bastante. El segundo, aunque ejecutado más adelante en el set, fue If You Have Ghosts (original de Roky Erickson) el cual fue presentado por Papa señalando que en Chile teníamos todo: un tremendo público, muy lindas mujeres y por supuesto, fantasmas. Hay que decir que esta canción se aleja bastante de lo que esperaría un “metalero”, pero lo cierto es que esta banda va mucho más allá de los estrechos límites que impone el estilo y hay veces en que eso se agradece, y esta es una de ellas. En lo personal hubiese preferido el cover de Abba, I’m a Marionette, que me parece de lo más rescatable del EP que lo contiene, que a mí al menos no me agrada mucho. Pero bueno, luego volveríamos a Opus Eponymous para volver a ver a todo el Caupolicán gozando con cada nota de Stand By Him, la que fue disfrutada a concho. Hace tiempo que no veía una cancha tan alucinadamente excitada con un show, dejando de lado presentaciones como las de Anthrax por supuesto.

ghost14cl-14

Terminada esta canción Papa Emeritus se retira y la banda ejecuta ese exquisito instrumental que cierra su primera placa, Genesis, que aunque no posee letra como para hacer todo más eufórico por medio de los cánticos, fue disfrutada al máximo, entonando las melodías de las guitarras en reemplazo de las letras y saltando durante toda su duración, sin duda un tremendo momento el vivido en cancha con esta canción, y en realidad en todo el recinto, lo que se pudo percibir aún más con la llegada de Year Zero, que fue cantada por todos desde el primerísimo segundo hasta el último aliento.

Luego de ejecutada If You Have Ghosts los músicos se retiran del escenario, pero todos los presentes sabíamos que ese no era el final, aún quedaban algunos cartuchos que quemar y estos serían Ghuleh/Zombie Queen, que en vivo funciona tremendamente bien, tratándose de una canción bastante extraña y sicodélica, y para el cierre esa pieza que tiene tanto de King Diamond en ella al comienzo, como es Monstrance Clock, en la que Papa nos invita a cantarla “con nostramos”, para luego corregirse él mismo “con nosotros”, aunque también señala que sabía que con invitación o no la cantaríamos igual, porque ya habíamos demostrado lo buenos cantantes que habíamos sido durante todo el concierto. Terminada se retiran rápidamente del escenario agradeciendo a la audiencia, pero sin ningún tipo de despedida más eufórica. No era necesaria en todo caso. El cometido se había llevado a cabo completamente y la gente quedo extasiada gracias a una presentación redonda, y en donde el público tuvo mucho de responsabilidad, gracias a la participación y recepción que tuvo para con la banda la noche del martes.

Esa fue entonces, la segunda presentación de los suecos Ghost en Chile, una velada de antología y que aunque la hayas visto con anterioridad, vale cada minuto volver a repetirla, tanto porque musicalmente lo vale, como porque visualmente se trata de un show tremendamente bien logrado. ¿Qué no es metal, es rock? ¿Qué no es rock, es pop? ¡Me importa un bledo! Es música y de la buena, con eso me basta y espero que no pase mucho tiempo entre esta y una eventual nueva visita ¡porque ahí estaremos!

ghost14cl-19

 

13 comentarios
  1. Chronologo Dice:

    Disfrute mucho el concierto, sonaba espectacular. Espero que el próximo disco sea más como el primero, aunque el Infestissumam es un buen disco, que hay que darle un par de vueltas para digerirlo, me gustaba más el sonido metalico de la primera placa.

  2. Emeritus Dice:

    el corte en Satan Prayer [http://bit.ly/1oKqRZM] fue muy post-rock, quedó demostrado que Magna Carta Cartel está detrás de Ghost.

  3. Kitty Sic Dice:

    Excelente show!!! debo decir que superaron todas mis expectativas, un sonido impecable, guitarras potentes y el carisma de Papa…si es o no metal creo que a nadie le importa, iría a verlos 100 veces más

    • Courage Dice:

      si es o no metal creo que a nadie le importa

      Cierto no, más que cierto.

      La calidad es independiente de los géneros musicales

  4. Bathory Dice:

    Grande Ghost, soy metalero de pendejo y putas que me cargan los típicos poseros «true metal» que odian todo. Excelente banda, me habría encantado verlos en vivo, pero desgraciadamente no pude ….. desde que escuché su primer disco, que los encuentro la raja. Saludos desde Temuco

    • Courage Dice:

      Oye los trues no somos tan así hombre, sólo odiamos los géneros de falso metal y no somos posers.

      Posers son más bien los que escuchan nu metal creyendo que es metal y odiando a todo lo demas, o los mismos músicos de nu metal, que van de metaleros por la vida haciendo reggaeton con guitarras.

    • ivan labbe Dice:

      tambien soy de temuco grande ghost los vi con maiden slayer

      grande banda favorita de

      Phil Anselmo

      James Hetfield

  5. jose Dice:

    una mierda banda, suena a lucybell. no intento convencer ni argumentar, solo opino y como ya lo dije es una shit.

Los comentarios están desactivados.