firelandsalamaster16-17

Una especie de «Encuentro en el Estudio» fue lo que nos brindó Fireland en el lanzamiento de su último álbum «The Time Traveler» en la Sala Master. Un show de larga duración pensado solamente para los fanáticos más acérrimos, que además contaría con «clásicos» provenientes del disco debut del año 2010. Es destacable que el encargado de recibir al público fuera el propio líder de la banda, Rafael Castillo, quien tuvo la amabilidad de saludar a cada uno de los asistentes al concierto, dando cuenta del contacto y la cercanía que mantiene con los seguidores.

Ya con las luces apagadas, a las 19:36 horas suena una pequeña intro que da paso a que Multispace abra los fuegos con un sonido demoledor. Tal vez por momentos la batería tapaba un poco la voz durante las primeras estrofas, pero el volumen rápidamente se fue ajustando a medida que el tema avanzaba. Los primeros aplausos se los llevó el guitarrista Nicolás Vásquez, quien prontamente mostró parte de su talento durante toda la parte instrumental. Al igual que su predecesora, Sand of Despair sonó impecable. La banda en su totalidad se encargó de dar la sensación de que estábamos escuchando el track desde su grabación original. Mención aparte para el bajista Claudio González, que apoya muy bien a Rafael en los coros.

firelandsalamaster16-10Con los integrantes ya más distendidos, Fight ‘till End y Wake Up Hell fueron muy bien ejecutadas frente a una audiencia que no se perdía detalle de la performance de cada músico. Digo esto porque varios notamos un pequeño problema vocal al momento de llegar a los tonos más altos. Por otro lado, es cierto que es muy pronto para que todos coreen las composiciones más nuevas, pero esto se compensa con la ovación cerrada que recibe la banda al término de cada canción.

Al igual que en el álbum, The Traveler sirve como puente para que Mark of the King explote con esa agresividad que la caracteriza. Cristián Carrasco por momentos se robó la película gracias a sus potentes golpes y a su velocidad que no decae en ningún segundo. De igual forma Another Chance fue muy bien llevada desde los tonos más graves hasta ese coro levanta-puños que los más entusiastas se atrevieron a cantar. No puedo dejar de mencionar la excelente base cortesía de Cristián y Claudio durante el sing-along realizado por «El Rafa».

La primera revisión a «God N’ Evil» vendría con la rapidísima Here I Am, donde noté al vocalista/guitarrista mucho más cómodo durante su interpretación en contraste con lo ya escuchado. Instrumentalmente la banda fue un verdadero cañón, prueba de esto es lo pulcra que sonó la armonía de ambos guitarristas en la parte media. Acercándonos al final, todos cantamos la primera estrofa de Fear of the Dark acompañada solamente por el bajo, situación que sirvió para retomar el último estribillo con mucha más fuerza.

Luego de una versión acortada -pero no menos emotiva- de Believe, rápidamente comienza Where is Heaven, que a mi juicio es uno de los mejores temas del álbum debut. Y es que es imposible no retroceder unos cinco años atrás con ese coro tan insigne de los santiaguinos. Eso sí, tras la presentación de cada integrante, hubo una pequeña descoordinación al cantar las últimas líneas, pero gracias a la pronta intervención del vocalista supieron salir jugando sin ningún problema.

firelandsalamaster16-02

Durante The Dark Army me atrevo a decir que escuchamos la mejor versión de la banda durante toda la jornada. Track perfectamente logrado, que hacia el final fue unido a un pequeño extracto de Overkill, claro homenaje al reciente fallecido Lemmy Kilmister.

Tras un cover bastante discreto de I Want Out, se dio paso a la última parte del show. Lo siguiente sería el single de «The Time Traveler», Angels Falling, donde nuevamente Nicolás Vásquez se despacha un solo con una técnica y confianza envidiable, para posteriormente rematar con una excelente armonía junto a Rafael Castillo.

Con el famoso speech bíblico de Samuel L. Jackson en Pulp Fiction de fondo, dan comienzo a Azgaroth, la cual según la tónica de todo el concierto, contó con un sonido impecable. Hago hincapié en lo cómoda que se encuentra la banda con las canciones más antiguas. Tanto así que durante la parte instrumental todos se animaron a hacer distintas poses para animar al público.

firelandsalamaster16-13

La dupla God N’ Evil y Dream pondría fin a una hora y media de show en la que personalmente vi a una agrupación mucho más compenetrada y cohesionada musicalmente hablando. Los años no pasaron en vano para Fireland y con lo presentado el día domingo, vimos el crecimiento de una banda que ha sabido hacer las cosas con la calma necesaria. Como dice el dicho, los buenos discos se defienden en vivo, y los santiaguinos lo demostraron con una presentación realmente sólida.

Setlist:

01. Intro
02. Multispace
03. Sand of Despair
04. Fight ‘till End
05. Wake Up Hell
06. The Traveler / Mark of the King
07. Another Chance
08. Here I Am
09. Believe / Where Is Heaven
10. The Dark Army / Overkill
11. I Want Out (cover de Helloween)
12. Angels Falling
13. Azgaroth
14. God ‘N Evil
15. Dream