La primera vez que me topé con ºFahrenheit no supe si se trataba de una banda de verdad o un mero tributo a épocas pasadas. Que quieren que le diga. la música, que al menos era propia, la imagen, su parada, la actitud… me parecieron que eran los Beattlemania versión Hard Rock ochentero, versión glam. Que se juntarían a tocar en pubs para homenajear la era de los grandes peinados y estrafalarias ropas. Más me lo confirmaban los afiches de fiestas que se publicaban en bananacorp, que mostraban a una mina tendida con la polera mojada.

No es que no me los tomara en serio, pero más me parecía un proyecto donde sus integrantes se dedicarían a carretear y jugar con la vida del rock star (hasta donde permite el medio chilensis), no estresarse con grabaciones o en el mundo de los negocios.

No sé como saqué esas conclusiones ya que apenas los conocía, de hecho no los conocía para nada. Pero no pude sacarme esa impresión incluso cuando sacaron su EP con seis temas… excelente sonido, música entretenida, buena… pero todavía pensaba que faltaba. Cuando comenzaron a aparecer en algunos medios el cuento empezó a tomar forma y ahora la cosa es muy distinta. Nunca había estado tan contento con que alguien o algunos vinieran y me taparan la boca de una manera tan categórica. El que acaben de sacar un disco de DISTRIBUCIÓN MUNDIAL como lo es Chain Reaction muestra lo serio y sólido que es ºFahrenheit como banda. Parece comentario de huaso el confesar que me impresionó recibir un álbum de algun grupo chileno -que no fuera Criminal- manufacturado en Estados Unidos. Tengo entendido que Perris Records tiene «cierta» debilidad por el hard rock melódico, así que los chilenos no pudieron haber caído en mejor sitio, por ahora.

Sin embargo Chain Reaction no muestra algo nuevo para el mercado chileno, no así para los extranjeros que primera vez escucharán a ºFahrenheit. Su propósito es redondear un trabajo que llevaba tiempo y comprimirlo en un cedé, más que «hey, acá está lo nuevo». Es un «acá está lo que hemos hecho». Se entiende perfectamente. Muy acertada la decisión de haber nombrado al debut Chain Reaction LP. Es justamente el EP del 2002 + cuatro canciones, el EP extendido, XL.

Además es cierto, les faltaba un álbum para encausar sus carreras y para ello Chain Reaction calzó perfectamente. No creo que vaya a ser necesario entrar a la descripción de los seis cortes que son originales del EP, en su oportunidad ya se hablaron de una manera y profundidad que estoy muy lejos de alcanzar. El argumento y el background ya está expuesto y no lo vamos a repetir. Esto, porque las versiones en el álbum son exactamente las mismas. No se les agregó ni quitó, no se le hizo remezcla, sólo una remasterización que creo, o quizás sea pura sugestión mía, les dió una pincelada un poco más rockera y espontánea. Ni siquiera Carlos Cid, el Mythology y nuevo bajista de ºFahrenheit, puso sus propias pistas de bajo. Siguen las mismas que grabó J.P Lewin para el Ep. Las dos baladas, Be Mine y Two Souls One Heart están ahí, la movida Chains ‘n’ Cellars también, es decir, todo lo que se conoce de ellos.

Sólo agregar algunas notas para estos seis temas. Prom Nite no puede ser más gringa, fácil imaginarse esos típicos bailes de graduación de la secundaria o esas fiestas después que se arman en casas de tres pisos. Y, entre todo, la historia de una de estas parejas como trama de la película. A los que no son chilenos, no vayan a pensar que nuestras graduaciones son así tan… cómo decirlo sin ocupar la palabra «gringa» para no repetir ideas… ¡gringas! Será no más… Pero hay harto alcohol para servirse, ¿o no? Mis favoritas de esta serie siguen siendo Unleash the Love, todo lo hacen el lead que va encima del coro y el estribillo mismo, una sensibilidad melódica tremenda, y King of the Night, con un ritmo y guitarras pegajosas hasta decir basta, además de la forma en que están hechas las letras, como relatando la triste historia de este rey del carrete. Por su historia está perfecta, pero PERFECTA para un video clip, recursos que para un grupo como este, no desencajan para nada.

Las otras cuatro, las inéditas que por vez primera aparecen en una grabación -ya han sido presentadas en vivo- cobran una importancia tremenda: demuestran que ºFahrenheit puede seguir haciendo buena música aunque J.P. Lewin, uno de los principales compositores, se haya ido de la banda. Su última colaboración fue sólo las letras de una de éstas, No News, Good News, un dicho ultra yankie, ya que toda la música la hizo el guitarrista rítmico Carlos Otto. ºFahrenheit sobrevivió y aquello lo demuestra con fuerza Roadkill, que tiene las guitarras y riff más pesados del disco, pero sin perder ninguna pizca de la onda del grupo, que aunque Carlos Cid no participe en la creación de este y ningún otro tema, se luce con lo que parece ser un juego de slap, dando otros relieves.

Lo que me sorprendió mucho fue la pista que sirve de introducción a esta canción, el solo de Javier Bassino, me asombró esta inclusión en un conjunto como este. De pronto me acordé de cuando por puro accidente -no de sapo- escuché a Alejandro Silva decirle a este guitarrista que podía y tenía que mostrar más, en la House of Rock no hace mucho. Independiente de eso, muestra. En un minuto y medio muestra su toda su estampa rockera, donde también asoma un manejo en el blues. Ajustada y acorde a la placa, al final me terminó por convencer su inclusión.

Al final tenemos a Hot Leather, No News, Good News y Roadkill, que están al mismo nivel que los temas que ya se conocían, sobre todo la última que se alza entre lo más sólido de este trabajo. Sin desmerecer el esfuerzo del quinteto, Chain Reaction es un buen debut porque les resultó simple: hacer un compendio de temas que ya han sido escuchados y aprobados. No había forma que hubiese sido un tropiezo.

La prueba se les viene pronto, cuando a fines de año vayan a Estados Unidos a producir su segundo álbum, con nuevas canciones que se escucharán en un equipo de música antes que en un pub. Pero el presente disco ya hace que las expectativas estén más que latentes. De una banda que parecía sólo formada para pasarla bien, como muy mal entendí en un principio, se viene ahora una que está saltando fronteras y que muy luego se dibujará entre las más importantes del hard rock en Chile.

Tracklist:

1. Prom Nite
2. Unleash the Love
3. Hot Leather
4. King of the Night (Mp3)
5. Be Mine
6. No News, Good News
7. JB Solo
8. Roadkill
9. Chains ‘n’ Cellars
10. Two Souls One Heart