Menos de dos años tardaron los suecos Europe en volver a tierras sudamericanas.  En el caso de nuestro país, es la tercera visita en no más de cuatro años.  Por lo mismo algunos podrán pensar que están algo repetidos… puede ser, pero lo cierto es que la banda de Joey Tempest tiene una fanaticada considerable en nuestro país, ¿tanto como para el Movistar? No.  Pero con un precio razonable, como los que se ofrecieron a última hora, tuvimos la oportunidad de verlos en un escenario importante de Santiago, con un marco de público más que respetable para la ocasión, la que además contaba con dos invitados que, si bien se trata de bandas tributo, resultaba interesante verlos, ya que se trata de números fuera de lo común.

La velada estaba programada para dar inicio a las 19:00 horas, pero no fue sino hasta las 19:10 aproximadamente que comenzó todo. Los primeros en aparecer en las tablas del Arena fueron los nacionales H-Sur, respetada agrupación nacional que tributa a los canadienses de Rush con una pulcritud, pasión, entrega y dedicación impresionantes. Siempre había querido verlos en vivo, pero por diversos motivos no había tenido la opción, así que esta era la oportunidad ideal para comprobar si los comentarios recibidos sobre su performance estaban en lo cierto, ya que solo había escuchado loas respecto al desempeño de sus integrantes en vivo y la verdad es que son merecidas, aun cuando hubo algunas pequeñas descoordinaciones. H-Sur logró entusiasmar a la masa que a esa hora se encontraba al interior del recinto, entretuvieron, gustaron, sorprendieron, y al son de temas como Spirit Of Radio, Subdivisions, YYZ, La Villa Strangiato, 2112 o la infaltable Tom Sawyer, ganaron merecidos aplausos, durante una presentación que duró algo más de 40 minutos.

Los siguientes en presentarse fueron los trasandinos de Dios Salve A La Reina, banda tributo a Queen que, además de tocar las canciones de los ingleses a la perfección, cuenta con la particularidad que lo hacen junto a toda la parafernalia e indumentaria que caracterizó a la banda de Londres, lo que conlleva cierto plus, sobre todo en estos rincones del globo en donde nunca se tuvo la oportunidad de ver a Freddy Mercury y compañía. El show de los argentinos incluyó una larga lista de éxitos en un setlist soñado para los seguidores de Queen, que incluyó temas como A Kind of Magic, Another One Bites The Dust, Radio Ga-Ga, Under Pressure, Tie Your Mother Down, Somebody To Love, Bohemian Rhapsody, We Will Rock You y We Are The Champions, entre otros, con los cuales lograron cautivar hasta al más duro de los opositores de este tipo de agrupaciones, con una correctísima presentación, aun cuando durante las primeras canciones el bajo presentó bastantes problemas técnicos, que tardaron algo en solucionarse, pero que no opacaron en nada su presentación. Pero la verdad es que los miles de asistentes, aún agradeciendo la inclusión tanto de los nacionales como de los amigos trasandinos, no estaban apostados ahí para verlos solo a ellos. Ahora venía el turno de la banda que motivaba nuestra presencia.

Pasadas las 22:00 horas se apagan las luces y comienza la presentación de los suecos de Europe de la mano de Riches To Rags, corte con el que abren el álbum que se encuentran promocionando actualmente, el tremendo Bag of Bones, disco que reafirma el excelente momento que viven Tempest, Norum, Leven, Haugland y Michaeli… y es que desde su regreso con Start From The Dark (2004) no han parado de lanzar buenas placas. Da gusto cuando uno puede comprobar en este tipo de conciertos que los asistentes, o al menos una buena parte de ellos, no solo van por los clásicos, sino que también muestran interés por la nueva música que la banda tiene por ofrecer y lo digo porque se notaba que muchos conocían la canción a la perfección y gozaron con ella como si se tratara de uno de los grandes éxitos de la banda.

La situación se repitió cuando tocaron el primer single del mismo álbum, Not Supossed To Sing The Blues, canción que plasma de manera perfecta lo que es el Europe dosmilero, una agrupación de hard rock que hace lo que le gusta, más madura si se quiere y que esta por sobre los clásicos que ellos mismos impusieron en el pasado, ya que su presente es tanto o más importante, musicalmente hablando, que lo que hicieron durante sus años de apogeo. Es por esto mismo que la tercera canción provino también de su último trabajo y se trató de la excelente Firebox, corte que el público supo agradecer como corresponde.

Pero tampoco se trata de desconocer la enorme cantidad de éxitos que cosecharon durante décadas pasadas y esto la banda lo sabe, por eso es que la tremenda Superstitious de Out Of This World (1988), fue el primero de los clásicos que se despacharon la noche del miércoles en el Movistar, provocando la euforia, ahora sí, en todo el recinto, lo que se acentuó con la llegada de la tremenda Scream of Anger, de su repertorio más rápido, duro y por cierto, antiguo, de hecho es el tema con más años que la banda ofrece en sus presentaciones, dejando fuera otras grandes canciones como In The Future To Come o la extraordinaria Seven Doors Hotel, pero bueno, siempre se agradecerá poder escuchar un tema de las características de Scream of Anger en un concierto de los suecos.

A continuación uno de los cortes que más me gusta de su Last Look At Eden, No Stone Unturned, un tema liviano podríamos decir, relajado, melódico y con mucho feeling, y que queda perfecto como para relajarse tras el frenesí del corte anterior, pero que al parecer no está dentro de los favoritos de la gran mayoría. De todas formas la brillante interpretación de la banda junto a la fantástica performance vocal de Tempest, quien además toca la guitarra durante esta canción, ayudó a mantener a tope la intensidad que el show venía mostrando.

De regreso a la placa que motiva esta gira nos presentan la tremendamente purpleniana Demon Head, otro de los grandes números de este trabajo, que por lo que se pudo ver en el Arena, ha gustado mucho entre los seguidores de la banda. Mientras la banda se alistaba para presentar la siguiente canción y Joey se acomodaba su guitarra acústica, comenzó a sentirse un cántico que de a poco creció insistentemente, al menos en buena parte de la cancha: “¡Ninja! ¡Ninja! ¡Ninja!”  a lo que Tempest respondió raudamente: “Are you insane?” indicando si acaso teníamos alguna idea desde hace cuánto que no tocaban esa canción, así que después de esto no tardó mucho en presentar la gran balada New Love In Town, de su anterior placa, corte que permite relajarse por un momento y disfrutar con total claridad del espectacular sonido que ofrece un recinto como el Movistar Arena, porque podrá haber quienes se molesten erróneamente con el recinto cuando ha sido escogido para la realización de otros eventos, pero me imagino que nadie podría discutir sensatamente y con argumentos serios respecto de las bondades que ofrece este lugar en términos de sonido y visión, y que en definitiva, en la medida que sea bien utilizado, potencian la presentación de quien sea que este montando su show sobre dicho escenario.

Aprovechando la tranquilidad del momento, continuaron con el tema título de su última placa, el tremendo Bag of Bones, que en sus partes más calmadas podría pasar perfectamente por un tema de Bon Jovi, pero que en manos de Europe y la actual faceta de la banda, brilla por su contundencia.

Llegaba la hora de pasar por Prisoners In Paradise y la encargada fue Girl From Lebanon, precisamente uno de los mejores cortes de aquel incomprendido trabajo, luego del cual los suecos decidieron su separación por largos años. La recepción fue tibia, hay que decirlo, y solo los más aplicados se atrevieron a entonarla junto a Joey Tempest. Todo lo contrario a lo que ocurrió después con el clásico de clásicos, Carrie, que sigue tan potente y vigente como lo fue hace ya 26 años. El coro retumbó con fuerza en todo el recinto y las voces femeninas opacaron por momentos los gritos de los machos más gritones que también disfrutaron con esta impecable versión del que, junto a The Final Countdown, debe ser el tema más masivamente conocido de Europe.

A pesar que el Movistar casi se vino abajo luego de esta última interpretación, aun quedaba mucho show por delante y sin mucho preámbulo, la banda regresó a Out Of This World, escogiendo ahora Let The Good Times Rock para continuar con su sólida presentación, la que incluiría un tema más de su última placa, Doghouse, y con eso ya vimos más de la mitad de Bag of Bones en directo, lo cual se agradece, ya que se trata de un disco excelente y lleno de buenas canciones, y precisamente Doghouse es una de ellas, junto a ese no-tan-leve guiño que hacen a la banda de David Coverdale y que genera una conexión inmediata con ese rock-blues que le sienta tan bien a la actualidad de los suecos.

Luego se vendría una sorpresa, al menos así lo señaló el mismo Joey, algo que habían preparado especialmente para Chile, y se trataba de Cherokee, otra gran canción de The Final Countdown, y que efectivamente no venían interpretando en sus presentaciones en otros países.  Nuevamente el público estuvo a la altura de esta gran canción, cantándola con fuerza y garra, junto a un Tempest muy enérgico, como durante toda su performance en todo caso… casi como si los años no lo afectaran de ninguna manera.  El tipo disfruta con cada interpretación, lo pasa bien y así lo demuestra.

Momento para otro clásico, no sin antes despacharse un “Lo estamos pasando la rrrrraaaaja!”, por parte de Joey Tempest para luego presentar la gran Rock The Night, que provocó que aun siga escuchando su título fuerte en mis oídos. Qué manera de cantar la de las miles de voces que no pararon en ningún momento de alentar y gritar las estrofas y especialmente el memorable coro de otra de las grandes canciones que nos ha entregado Europe a lo largo de su historia. Finalizada la interpretación, la banda se despide y se retira del escenario. Pero claro, todos sabíamos que ese no era el final del show.

Europe no se puede ir sin tocar -no voy a decir su mejor tema porque eso sería sumamente discutible, pero sí- uno de sus más grandes clásicos. Sería casi tan absurdo como ir a ver a Deep Purple y que no tocaran Smoke On The Water o que Iron Maiden no tocara The Number of The Beast, porque siempre habrá nuevas generaciones yendo por primera vez a uno de sus shows y también tiene derecho a oírla ¿no? En todo caso, al volver a escena lo hicieron con Last Look At Eden, uno de los cortes más potentes de esta nueva etapa de la banda, clásico instantáneo y que sin duda debería estar entre lo mejor que la banda nos ha entregado en estos años y eso ya es mucho decir. Muy agradable notar que al menos una buena parte del público la conoce de mil maravillas y que no se han quedado sólo con la nostalgia de los ochenta en donde conocieron a Europe en sus fiestas de quinceañeros. Ojalá que después de este show, más gente se haya motivado a prestarle atención a esta nueva etapa en la historia de los suecos.

Y así llegaba el momento del cierre. Ahora sí, no había espacio para dubitaciones, el Arena se venía só o sí abajo, no había otra opción, ya que con tan sólo la primera nota saliendo del teclado de Michaeli la locura fue total, todos inmediatamente coreando y saltando sin parar, con la misma fuerza que si se tratase del comienzo del show. Comunión perfecta entre público y banda es lo que se pudo ver con The Final Countdown, canción que hasta las abuelitas de los miles de rockeros presentes de seguro conocen (algunas de ellas presentes en todo caso). Brillante interpretación de los suecos y espléndida respuesta del público, a la altura de lo que implica escuchar un tema de las características de este y más cuando se sabía que se trataba del último de la noche.

Un cierre verdaderamente apoteósico, que dejó a la audiencia prendidísima y sin señas de haber estado por más de 5 horas dentro del recinto, presenciando lo que fue una velada memorable, ya que por mucho que estemos de acuerdo o no con las bandas tributo, hay que saber distinguir cuando las cosas se hacen de buena forma y más aún cuando hay notoria calidad de por medio. H-Sur es una agrupación particularmente brillante a la hora de interpretar los clásicos de los canadienses y Dios Salve a La Reina resulta ser toda una experiencia que permite comprender en algo lo que debe haber significado la posibilidad de haber visto a una banda como Queen en directo. Si a ello agregamos que para el cierre teníamos ni más ni menos que a toda una institución del Hard Rock como lo es Europe, no cabe duda que se trató de una noche donde el rock y todos los presentes volvimos a ganar. Esperemos que los suecos mantengan la regularidad de sus visitas y los tengamos pronto de vuelta por estos lados, porque ahí volveremos a estar.

Set List:

01. Riches to Rags
02. Not Supossed to Sing The Blues
03. Firebox
04. Superstitious
05. Scream of Anger
06. No Stone Unturned
07. Demon Head
08. New Love In Town
09. Bag of Bones
10. Girl From Lebanon
11. Carrie
12. Love is not The Enemy
13. Let the Good Times Rock
14. Doghouse
15. Cherokee
16. Rock The Night
Encore:
17. Last Look At Eden
18. The Final Countdown

REVISA AQUÍ LA GALERÍA DE FOTOS DEL CONCIERTO

15 comentarios
  1. Lalonde Dice:

    Estuvo la raja el concierto, una vez más!
    Sólo quiero compartir una opinión: antes cuando estaba Kee Marcello y tocaba las canciones grabadas por John Norum, no echaba de menos a Norum en los solos, pero ahora que está Norum, cuando toca las canciones de Kee Marcello, si echo de menos a Kee en los solos, ¿a alguien más le pasa esto?

    • SHKOMPARE Dice:

      Sí. A Kee Marcelo :)

      No, la dura, en serio. A mí no me pasa, porque el estilo de Norum siempre me ha gustado. Pero entiendo que Marcelo es más «variado» con algunas cosas. No eres el primero a quien escucho que repara en eso.

      Lo que sí, cuando estaba Kee, yo sí extrañaba a Norum, porque el sonido de guitarra era mucho más … cómo decirlo… como sonando a pedalera digital, mientras que el sonido de Norum siempre me ha sonado más vintage y análogo.

      Cosas de apreciaciones que sólo los que gustan del rock aprecian, porque los oyentes más «Radiales» que sòlo escuchaban a Europe por Carrie y Final Countdown no se dan cuenta de esas diferencias.

      Saludos Bro!

      • Lalonde Dice:

        Si a mi también me gusta Norum un montón! Pero creo que Kee Marcello tiene una técnica de uñeta y digitación literalmente «Out Of This World», además toca más de cara a la «galería», tiene una performance mucha más vistosa que Norum (algo estático) sobre el escenario y eso siempre es un plus para el show. Pero como bien dices, los que conoces a la banda solo por los «hits» no se dan cuenta de esto! otra cosa que quiero destacar es que Europe es una de las pocas bandas de los 80’s con su line up estelar completo, sin parches!

    • Omar Sobarzo Dice:

      Yo siempre he pensado en los mismo, Marchello era más respetuoso de reproducir cada pequeño detalle de lo se hizo en estudio,aunque sea del material de Norum. Por eso, entre Norum y Marchello, me parecía que este último era más fiel a los armónicos, riffs y vibratos que se grabaron en los discos. Eso no quita que Norum sea un maestro de maestros.

  2. Omer Dice:

    Estuvo LA RAJA!!!
    No estoy muy de acuerdo con el comentario de H-SUR. En cancha vi a la gente un tanto aburrida. Sólo prendía un poco cuando el batero se mandaba alguna joyita, pero wn… no te podis mandar 2 instrumentales de casi 8 minutos en una presentación de 40mins… Más encima, de atrás apareció un guatón pidiéndoles que terminaran de dar la lata (osea, que pusieran fin al show). En fin, le ponen talento, pero la voz… ahí no más.

    Ha habido polémica por lo de las bandas tributos. Por mi parte, el descueve. Así el público prende, y se justifica mejor el gasto de la entrada. Además, se evita un eventual abucheo general, o el típico CHHAAAAOOOO cuando los teloneros son juleros.

    Dios salve a la Reina… la raja. Si no tuvimos la posibilidad de ver a Queen en Chile, pta.. valió la pena ver a esta banda. El público prendió desde el primer tema… El arena se vino abajo con «we are the champions».

    Y Europe… cuento a parte. Impresionante. Lo malo.. tiraron uñetas solo para el lado del bajista. En fin… sonaron bien, buena selección de temas.

    Gracias Groupon por favor concedido.

    Saludos

    • Juan Toledo Díaz Dice:

      Un tributo a Rush fue mala opción… Queen y Europe son bandas de shows más consistentes, los H-Sur son muy talentosos pero se necesitaba una banda que hiciera un mejor show… un tributo a Guns o Whitesnake o algo por el estilo hubiera estado mejor…

    • Miguel Dice:

      H-SUR es súper fome, concuerdo contigo. Dios salve a la Reina, es muy entretenido, más que un concierto, es un show.

      Europe estuvo por lo alto, con un gran disco y un muy buen setlist, mezcla de clásicos y temas nuevos. Uno siempre queda con algún favorito pendiente, pero en general gran show, la wea que da rabia son los tipos pencas que creen que es una fiesta kitsch con temas de los ochentas…

  3. SABR Dice:

    Respecto al público asistente, a mi me dio un poco de lata ver a Tempest intentando prender a la masa y no lograrlo, de hecho, a momentos se notaba un poco mosqueado por eso, al menos eso fue mi impresión desde platea baja. Incluso algunos llegaban pararse de sus asientos, y no se si iban al baño o simplemente a su casa, pero lo hacían justamente en medio de los nuevos temas.. Pero bueno, eso es problema del tarado que compra la entrada esperando escuchar sólo los clásicos de los 80´s y que con suerte ha escuchado 1 vez cada disco nuevo, y no del setlist, el cual fue la mezcla perfecta de el viejo con el nuevo Europe. De hecho, Creo que lo mejor del show fue justamente eso, la armonia que se siente cuando van variando de un «estilo» a otro, ya que no es para nada chocante el cambio. TREMENDO setlist, hay Europe para rato.

    • jorge 12356 Dice:

      yo creo que el problema fue que eligierosn mal el inicio del setlist y por eso el publico prendio al final.
      encuentro bueno que los grupos cuando vienen seguido toquen temas mas nuevos en favor a los que han ido las veces anteriores por que termina aburriendo ir a 3 o 4 conciertos seguidos y solo varian unos temas como en el caso de scorpions, maiden 2008,2009,megadeth,etc

  4. sajon Dice:

    tremendo show
    el ‘bag of bones’ para MI es lo mejor de europe (post-reunión) y fue la raja escuchar TANTAS canciones de eso disco… un tremendo tapa-bocas para lo que catalogan a la banda de ser de las que viven de glorias pasadas.
    increíble banda en vivo… recién pudo ser la primera vez que los vea.

    el público… una mierda (nada más).

  5. max Dice:

    Concierto excelente!!!!!!!!!!!!

    Publico muerto, no se para que hicieron q fuera la wea de la futuro, van weones q conocen 2 canciones (habia gente webiando con el celular si no conocian un tema).
    Prefiero un caupolican con fans de europe que puros acreditados (y empaquetados) de mierda.

    Lo otro penca lo de las camaras, tenis a una banda en vivo y le sacan fotos y videos con sus mierdas de camaras (seguramente se vera como el ass) y no disfrutan del show. Inentendible.

    • SABR Dice:

      En ese sentido, menos es mas. El Caupolicán con 800 fans de Rhapsody sonó más fuerte que el Movistar con 7000 (?) personas.

  6. MetalBere Dice:

    Buenísimo Europe, a pesar de ser fan de ellos hace más de 20 años, encuentro mucho mejores sus discos post-reunión, y sobretodo el Bag of Bones, por eso me encantó que tocaran muchos temas nuevos, además era obvio que vendrían a promocionar su nuevo disco, claro que esto no lo sabían los posers del público que iban a la «fiesta» de la futuro, esperando que tocaran puros greatest hits. Quedé super apestada con la gente que se iba a mitad del show, o que estaban todos sentados, mientras la banda se deslomaba dando todo de si. Ojalá para otra vez vengan a un recinto más piola y con los fans de verdad. Aguante Europe, y wenisimas las bandas H-SUR y Dios Salve a la Reina :)

  7. Choko Troko Dice:

    Que gran show se mando Europe. Desde el 2009 he visto cada uno de sus conciertos, y el del movistar Arena, por Setlist, es el que más me ha gustado. El del 2009 en el caupolicán fue de otro planeta, ese concierto estaba pintado para hacer un DVD. Los temas del Bag of Bones (Discazo) sonaron espectaculares. Eso si eche de menos más canciones del Secret Society y del SFTD. Los más flojo de la noche fue un montón de weones que ni cantaban ni saltaban no se prendían. Mejor se hubieroan quedao en la casa viendo las noticias.

  8. Christian Dice:

    Excelente show y muy buen setlist.Eso si, me hubiese gustado escuchar más canciones del Start From The Dark, mi favorito, y de sus 2 primeros discos como «In the Future To Come» una cancion de otro mundo, sería un sueño escucharla en vivo.
    Europe, es una de las mejores bandas de la actualidad y de la historia del rock, sus últimos discos son impresionantes y considero que hace bastante rato sepultaron sus grandes hits de los 80.
    En el concierto se notaba que los asistentes desconocían mucho su actual momento, eso fue lo peor de la noche. En lo personal, prefiero un recinto más pequeño y menos gente que siga a la banda.
    El más claro ejemplo fue Saxon, donde fuimos 800 personas que se escucharon más que en el concierto de Europe.
    Quiero recordarles a algunos que KEE arrugó al proyecto original que era reunir a los dos guitarristas, en todo caso, es un gran guitarrista y lo demuestra en sus discos actuales.
    Espero que estos tremendos músicos nos sigan deleitando con su música durante muchos años más y que vengan todos los años a Chile.

Los comentarios están desactivados.