Tuvimos el honor de hablar en forma extendida con la leyenda del bajo Steve Di Giorgio. Discutimos su último proyecto de estudio Spirits of Fire y su colaboración en el nuevo álbum de Arch / Matheos. También cubrimos las últimas novedades sobre Sadus, Death To All y su amor por el público chileno. Steve nos contó además algunas de sus reflexiones sobre el desahuciado segundo álbum de Control Denied. Para terminar, hablamos sobre los planes actuales de Testament, quienes ya preparan el sucesor de «Brotherhood of the Snake».

Por David Araneda

Comencemos hablando de algunos de tus proyectos más recientes. «Spirits of Fire» acaba de lanzar su primer álbum en febrero, con Tim “Ripper” Owens, Chris Caffery (Savatage) y Mark Zonder (ex Fates Warning) en sus filas. ¿Cómo surgió la idea de esta súper banda?

Fue completamente la idea de la compañía discográfica (Frontiers Records). Ellos tenían la idea de una banda formada por músicos estadounidenses. No estaban interesados ​​en que se nos ocurriera algo completamente nuevo y revolucionario, pero querían ver qué pasaría si nos juntaban a hacer música. Contrataron a Roy Z para ayudar a producir y mezclar el álbum. Chris Caffery escribió la mayoría del material, Tim escribió algunas cosas y creo que Roy también. Todos contribuimos con nuestras partes desde nuestros propios estudios, ya que vivimos muy lejos los unos de los otros. A la compañía pareció gustarle el resultado, así que surgió la idea de juntarnos en Los Ángeles para grabar un par de videos de promoción. Esa fue la primera vez que nos juntamos los cuatro. Si es que algo más va a suceder con esta banda en el futuro, eso depende principalmente de los fanáticos, de su entusiasmo y de la demanda.

También participaste en el próximo álbum de Arch / Matheos. Entendí que hay tres bajistas y tres bateristas involucrados. ¿Cómo fue la experiencia de trabajar con miembros antiguos y actuales de Fates Warning? ¿Se reunieron en el estudio o cada uno envió sus grabaciones?

Creo que todo el proyecto se realizó con los músicos grabando en sus propios estudios, no nos reunimos. Desde mi punto de vista, toqué en tres canciones y le envié mis pistas de bajo a Jim (Matheos). Como dijiste, estuvieron involucrados el anterior y actual bajista de Fates Warning. También participó Sean Malone de Cynic, que tocó en una o dos canciones al menos, e incluso Jim Matheos tocó el bajo, además de mí. Lo que hace cinco bajistas, supongo.

Suena como una locura. Estoy realmente entusiasmado con el resultado, no sé si se sentirá como un disco consistente o como una mezcla de cosas diferentes. ¿Has escuchado el disco completo?

Todavía no he escuchado el álbum completo. He escuchado las canciones en las que toqué, pero no las otras. De las tres canciones en que estuve, dos fueron con Bobby Jarzombek y una con Thomas Lang en batería. Me imagino que será bastante consistente porque los músicos que cambian son solo los bajistas y los bateristas. Las guitarras son constantes y obviamente el cantante también. Sé que Jim (Matheos) y John (Arch) realmente querían dejar claro que esto es solo un proyecto paralelo porque John, el cantante, no está viviendo la vida de un músico a tiempo completo, por lo que no se va a preparar una gira o algo así. Hubo algo de confusión con su primer álbum, ya que algunos pensaron que Fates Warning se había reunido con su vocalista original. La adición de otros músicos en este segundo álbum disminuye esta confusión. A decir verdad, soy un fanático de su música, realmente me encanta que hayan grabado un segundo disco y cuando recibí la oferta para tocar no podía creerlo. Estuve en Pensilvania brevemente para grabar el video que lanzaron hace unas semanas, y fue alucinante estar en el escenario junto a John Arch. A pesar de que tocamos la misma canción una y otra vez solo para el video, me imaginaba como sería un concierto en vivo con esa banda y fue increíble.

Volviendo a Sadus. Has sido parte de la banda desde sus comienzos. En 2017, Darren Travis (guitarrista y vocalista) anunció que estaba trabajando en el próximo álbum de Sadus, y que al menos Jon Allen (baterista) participaría en él. ¿Qué hay de ti, estás involucrado en eso?

La verdad no sé qué pasa con eso en estos momentos. Cuando Darren hizo el anuncio, yo estaba en medio de una larga gira. He estado muy ocupado con mis otros proyectos en los últimos años y a pesar de que nos mantenemos en contacto, en lo que respecta a trabajar en nuevas canciones es un mal momento para mí. Sé que Jon estaba involucrado en eso, pero ahora él se mudará a un lugar totalmente diferente del país, así que no sé si algo esté sucediendo últimamente. Las personas a veces anuncian cosas basadas en una esperanza en lugar de tener algo tangible, así que no estoy realmente seguro. Creo que tal vez Darren solo quería ver qué tipo de respuesta habría por parte de los fanáticos, pero ha pasado mucho tiempo, hace más de diez años que no tocamos juntos. En cuanto a los tres haciendo música nueva, no creo que eso suceda pronto.

Con Sadus lanzaron un álbum oficial en vivo de un concierto grabado en Chile, del cual también hay un video aficionado que ha alcanzado un status de culto entre los fanáticos de nuestro país. ¿Tienes algún recuerdo especial de aquellas visitas a Chile con tus diferentes bandas?

Oh, sí. Con Sadus fue la primera vez que estuve allí, pero he vuelto muchas veces más con Testament y con Death to All, creo que incluso con Sebastian Bach tocamos allí. Santiago es una ciudad muy especial, he tenido algunos de los shows más locos que he visto en mi vida alí. Parece que siempre tocamos en el mismo teatro, siempre me olvido de su nombre. Es un lugar bastante grande, no es un local pequeño.

Tal vez te refieres al Teatro Caupolicán.

Sí, ese debe ser. Es un local muy agradable, todo funciona muy bien y el público es increíble, están chiflados. Algunas de las cosas más locas que jamás hemos visto suceden en el moshpit cuando tocamos allí. Es una locura. Quiero decir, generalmente tocamos primero en Buenos Aires y luego en Santiago, y se nota una gran diferencia entre la actitud y la energía de la gente. Es un mundo totalmente diferente, a veces bajamos desde Perú después de tocar en Lima, pero Santiago es como un mundo completamente aparte, la gente es tan diferente que es difícil de creer. Me encanta tocar allí.

Has participado en las diferentes encarnaciones de Death to All. ¿Hay planes para otra gira?

Lo estamos intentando, la banda está en contacto permanentemente acerca de nuestro próximo movimiento. Pero el problema con esta banda es que, al ser un acto de tributo, no tenemos material nuevo, así que no es como el ciclo de gira normal de una banda. Es complicado, porque cuando la gente nos ha visto una o dos veces, no tenemos nada nuevo que ofrecerles. Es una línea que no queremos cruzar, no queremos sobrexplotar la idea. Pero, por otro lado, tuvimos mucho éxito. Cada vez que nos presentamos tuvimos la sensación de que la gente lo disfrutó. Estamos trabajando en ello, tratando de encontrar un mánager adecuado que pueda funcionar para nosotros. Creo que es una larga forma de decir que no tenemos noticias concretas para anunciar, pero estamos trabajando en ello. Hace unos meses, estaba bastante seguro de que este año haríamos algunos shows. Sudamérica estaba en la mira, también Australia y Canadá. Pero no he escuchado nada nuevo recientemente. La esperanza está ahí, y nuestros deseos están ahí, pero todo tiene que calzar para que eso suceda.

En mi opinión, Max Phelps hizo un gran trabajo, creo que fue un homenaje muy respetuoso a Chuck. Quería escuchar tu visión sobre la gira del holograma de Dio y ese tipo de cosas que están haciendo hoy en día con artistas que han fallecido.

He escuchado acerca de eso, pero nunca lo he visto, así que no sé cómo se vea. En mi mente parece algo bastante raro, así que no lo sé. Supongo que si se hace bien y funciona, se volverá cada vez más frecuente. Nunca se sabe, quizás podríamos conseguir un holograma Chuck en el futuro (risas). En realidad, Max parece un holograma de Chuck, por alguna razón es tan similar. Y es gracioso, porque no se le pidió estar en este proyecto por eso. Se le invitó porque es un músico increíble con una gran actitud. Más tarde, comenzamos a reconocer las similitudes con Chuck, y nos matamos de la risa. Max hace un gran trabajo. Cuando hicimos la primera gira de Death to All en 2012, teníamos un set de tres horas con dos cantantes diferentes, y ambos lo hicieron realmente bien. Pero más tarde, cuando trajimos a Max, nos acostumbramos a tenerlo. Como tú lo dijiste, desde el punto de vista de un fanático, él hace un muy buen trabajo interpretando las partes de Chuck y cantando sus letras, pero sin tratar de imitarlo. Entonces, la gente lo reconoce y ve que es respetuoso. Así que decidimos que realmente no queremos tocar sin Max, él es la cara de Death to All actualmente. Esa es otra dificultad. Cuando comenzamos, pensamos que todo era intercambiable, por la cantidad de músicos que tocaron en Death, y creíamos que podríamos formar una alineación con cualquiera de ellos. Pero la alineación que hemos utilizado en los últimos años ha funcionado realmente bien, por lo que estamos afiatados entre los cuatro. He hablado con los miembros de la banda, Gene (Hoglan), Bobby (Koelble) y Max (Phelps). Sé que todos queremos hacer esto de nuevo, el deseo está ahí. Solo tenemos que esperar la situación correcta, desde el punto de vista financiero y de logística.

Continuando con el legado de Chuck. Se anunció hace un tiempo que «When Man and Machine Collide» (el segundo álbum de Control Denied) nunca sería finalizado ¿Alguna novedad al respecto?

Bueno ¿Cómo dice el refrán? La vista en retrospectiva es perfecta o algo así, lo que significa que cuando miras hacia atrás todo parece bastante obvio. Cuando miro hacia atrás en este proyecto, creo que es una cosa que nunca iba a suceder. Cuando Chuck continuó haciendo grabaciones por su cuenta para Control Denied, la máquina que utilizó fue una máquina de muy corta duración en el mercado. Estas grabaciones se hicieron en un momento en el que existían muchas opciones diferentes para grabación digital y algunas de ellas no se popularizaron. La máquina se dañó desde el principio, por lo que gran parte del problema de terminar el álbum de Control Denied después de la muerte de Chuck tuvo que ver con rescatar la información desde esta máquina obsoleta. Incluso Richard (Christy) llevó la máquina a Nueva York e intentó lo que llaman extracción digital, que traduce el código binario en formas de onda que suenan como música. Había muchos errores, por lo que fue un gran desastre y las únicas personas que podrían trabajar en eso eran Shannon (Hamm) y Jim Morris, el productor. Definitivamente lo intentaron, pusieron mucho esfuerzo en ello. Pero luego nos dimos cuenta de que recrear las partes que Chuck escribió sin utilizar sus grabaciones, con Shannon tocando todas las guitarras, incluso eso tomaría una eternidad. No lo sé, es muy complicado y finalmente nos dimos cuenta de que no solo era difícil, sino que casi imposible. Jim dijo: “Chuck me dejó solo una instrucción, si no puedes hacerlo bien, no lo hagas”. Entonces, no vamos a hacerlo, no vamos a publicar algo que no sea lo que compuso Chuck.

Volvamos al presente. ¿Cómo van las cosas con Testament? Por lo que entiendo están preparando un álbum. Al menos tienen una gira por delante.

Hay un montón de nuevas ideas de canciones que están dando vueltas. Eric Peterson tiene un montón de nuevas ideas, Alex (Skolnick) ha escrito algunas ideas, y Gene (Hoglan) también ha trabajado en algunas cosas. Me he juntado con Eric y he trabajado en líneas de bajo. Chuck (Billy) en su propio estudio ha estado probando algunas ideas vocales. Definitivamente va a haber un nuevo álbum porque estamos bastante avanzados en el proceso de composición. Hay suficientes ideas de canciones para un álbum, pero no creo que tengamos una canción terminada todavía. El plan es grabar una vez que esté todo el material compuesto en los próximos meses, y luego nos iremos de gira. Haremos muchos festivales en Europa y al mismo tiempo el álbum será finalizado con la mezcla y la postproducción, más el trabajo artístico. Una vez que el álbum sea lanzado, el setlist cambiará para incluir las canciones nuevas. Escuché un rumor, no tengo ninguna fecha, pero escuché que Sudamérica está en nuestros planes de viaje para este año ya que no hemos tocado allá por un tiempo. Con Testament suceden cosas todo el tiempo, ya sean festivales o giras como cabeza de cartel o un nuevo álbum. Realmente disfruto de estar de vuelta, ya que es una banda muy activa. Es genial, siempre te mantiene ocupado.

Lo que más me gusta de Testament es el hecho de que siguen lanzando álbumes muy buenos hasta esta fecha, y no dependen de su catálogo anterior. Cuando salen de gira con un nuevo álbum, es genial escuchar las nuevas canciones, no es como «Ok, estas son las nuevas canciones que no son tan buenas como las antiguas».

Sí, somos bastante afortunados. Como mencionaste, algunas bandas solo se mantienen gracias a las canciones que los hicieron famosos. Testament tiene la suerte de poder hacer música relevante y emocionante en la actualidad. Desde el interior, veo cuánto trabajo esto requiere, todos en la banda se toman en serio lo que hacen, y se le presta mucha atención a lo que los fanáticos disfrutan. Siempre intentamos reunirnos y mantenernos en contacto con los fanáticos. Al principio, parecía como una obligación para una banda hacerse accesible a los fanáticos, pero al haber sido parte de ella durante tanto tiempo, veo que la comunicación constante con la gente que disfruta de la música es algo vital. Esa es una de las claves del éxito de Testament, su capacidad de estar en sintonía con los fanáticos, evitando que la banda se desvíe en alguna dirección errónea. Es asombroso verlo y ser parte de eso.

Creo que he cubierto todas las cosas que quería preguntarte, así que muchas gracias por tu tiempo y por compartirnos estas historias. No sé si quieres dejar un mensaje para tus fanáticos chilenos.

Bueno, siempre me gusta expresar mi agradecimiento a todos los que mantienen viva la escena y muestran interés por la música. Eso es realmente apreciado por alguien que ha trabajado en esto durante tanto tiempo, ya sabes. Creo que ya hemos hablado sobre el amor de los músicos de metal hacia Chile. Estoy seguro de que la gente en Santiago sabe lo especiales que son. Nos encanta tocar allí, tanto como a ellos les encanta vernos tocar. Definitivamente nunca los olvidaremos, siempre tenemos en mente regresar allí y disfrutar de ese país.