Los finlandeses de Ensiferum deben ser hoy por hoy una de las bandas más populares a nivel mundial, en especial en su continente, donde mejores números cosecha. Y esto, por supuesto, debido principalmente sus solidísimas producciones, donde las dos primeras se erigen como puntales incuestionables. Con cinco discos en poco más de diez años de carrera (considerando el actual), bien han sabido consagrarse en la constancia y la regularidad. Hoy nos presentan su quinta placa, Unsung Heroes, y lo que resta es ver cómo encaja dentro del encuadre general de su discografía. Ojo sí, también será necesario realizar una valoración en sí misma, de forma aislada.

De entrada se advierten algunos cambios respecto de la mencionada trayectoria previa. No encontraremos a los Ensiferum del From Afar (2009). Se trata de un disco distinto, concebido bajo un paradigma diferente al que ha puesto a la banda al tope de la montaña de bandas de Folk Metal. Esto sin duda será un golpe para muchos fans, una decepción para quienes perciban una cierta pérdida de velocidad en las composiciones y no logren superar esa primera impresión. Sin embargo, yo creo que velocidad e intensidad no son cosas iguales. Claro, ciertamente las revoluciones bajan aunque no por eso carece de intensidad. Creo que una vez que se entiende eso, el disco empieza brillar con sus propios méritos, escapando de la sombra de sus hermanos mayores.

El comienzo está marcado por la magia de Symbols, una imponente pieza instrumental que sirve como, más que intro, una exultante manifestación de la prodigiosa capacidad compositiva del dúo conformado por el vocalista/guitarrista Petri Lindroos y el eximio tecladista Emmi Silvennoinen. Es una dupla que, lamentablemente, no se repetirá mucho a pues la mayoría de las canciones las compone el líder Markus Toivonen, lo que nos da pistas de lo única que es esta intro. Es una maravilla sinfónica que invita a perderse entre sus acordes y arreglos. Magnífica.

Y de la mano del mencionado Toivonen llega la poderosísima y sublime In My Sword I Trust. Poderosísima porque, aunque no detenta el poderío de canciones halladas en producciones anteriores, sí tiene en sus riffs una solidez y agresividad que engarzadas a la melodía logran contagiarte de un ánimo… ¿cómo decirlo…?, ¡combativo! Y hay en ese ánimo algo sublime que finalmente es lo que completa la canción. En tu vida has empuñado una espada, pero terminas haciendo propio el mensaje del coro y en tu espada confías. Al igual que en otros momentos de su discografía, el empleo de formidables orquestaciones y de esas inspiradísimas melodías corales en voces mayormente femeninas resultan críticas para afianzar ese efecto de solemnidad. Otro buen argumento a favor de esta gran canción es el conjunto de instantes instrumentales. En ellos podemos apreciar unos breves pero efectivos solos de guitarra otros son netamente sinfónico, y luego otro, cercano al final, donde las guitarras te machacan los tímpanos y la velocidad aumenta sustancialmente. ¡Un temazo! ¡Épico por donde se le mire!

Mucho más lento se aproxima el tema homónimo. Unsung Heroes prefiere transitar por caminos más Heavy y renunciar a ese coqueteo con el Thrash extremo al que la banda nos tiene acostumbrados. Antiguamente, cuando una canción de Ensiferum comenzaba lenta, uno sabía que era para sentar una suerte de atmósfera y que en cualquier momento se venía el estallido de metal extremo, como en Victory Song o Smoking Ruins, por ejemplo. Bueno, acá jamás llega y termina tal como comienza, con un macizo andar en midtempo. A pesar de esta aparente desventaja cualitativa respecto a otras canciones, a mí me parece bastante bien. Buen desempeño de Petri, interesantes riffs, notables arreglos orquestales y corales, criteriosa incorporaciones de los elementos folk, además de una melodía bastante atrayente durante el coro. No brilla en exceso, pero algo alumbra. Más que rescatable.

En una línea similar, la del medio tiempo, continúa Burning Leaves. Por cierto que no puede dejar de recordarme al sonido de los últimos dos trabajos de Amorphis (coterráneos de Ensiferum). De hecho, si no fuera porque la voz de Petri Lindroos es un poco más aguda, podría pasar por un tema de los amorfos. ¡Poseen una estética muy similar! En todo caso, esto de ninguna manera es un punto en contra, sólo lo menciono como una curiosidad. Me gustó mucho el estribillo, con el cambio de voces, como también ese aumento de fuerza que se puede apreciar hacia la mitad y que va a decantar en un muy interesante segmento coral cantado en suomi, que a su vez es la antesala a la excelente parte instrumental donde podremos ver unos notabilísimos solos de guitarra por parte de Lindroos y Toivonen.

La siguiente es Celestial Bond, y nos permitirá disfrutar de la bellísima voz de Laura Dziadulewicz, una chica a quien la verdad no tenía en mis registros, pero averiguando me entero que es quien canta en Medeia. Y bien, Celestial Bond tiene la particularidad de ser una balada y eso sí que es especial. Ensiferum no es una banda muy dada a las canciones de este tipo y los ejemplos son más bien pocos. Quizás Tears, o las instrumentales By The Dividing Stream y Ferrum Aeternum, pero no mucho más que eso, de ahí que una buena balada, con voz femenina me parezca algo valorable. Y para qué vamos a estar con cosas, es simplemente linda. Un exitoso intento por innovar.

Luego de esa considerable baja en las revoluciones, que seguramente no será del gusto de todos, tenemos una vuelta a lo más básico y fundamental de la genética de Ensiferum. Velocidad, brutalidad, orquestaciones y emotividad, todo eso nos proporciona el que debe ser el segundo gran hito de esta placa, Retribution Shall Be Mine. Al comienzo es un Heavy bien thrashero que recuerda incluso algunos momentos a Riot, luego se incluyen todos los elementos propios de Ensiferum y queda claro que es un bien logrado intento por rescatar todo lo que ellos son. Una vuelta a la raíces, si se me permite el cliché. Hay que destacar lo épicas que son las melodías vocales correspondientes al coro, y en cuya interpretación Petri está sencillamente soberbio. En eso tienen mucho que ver también las sutiles y omnipresentes orquestaciones que Silvennoinen es capaz de ejecutar. Y hay que detenerse un instante en la magnificencia de ese momento donde resplandece el coro de voces, ¡es una maravilla! Inteligentemente luego vienen los solos de teclado y guitarra alternadamente, para terminar con otra repetición del coro. Muy efectiva estructuración. En fin, ¡temón!

Quienes no gustaron de Celestial Bond seguramente comienzan a hacer muecas de rechazo cuando empieza a sonar Star Queen (Celestial Bond, part II), pues ese inicio con la guitarra acústica y los chelos da la impresión de que se tratará de otra balada. Pero para uno que sí disfruta de esas delicadezas está más que bien. Y mucho mejor cuando de súbito todo el asunto estalla con estruendosos riffs y pasa a ser una balada de metal, a diferencia de la mencionada anteriormente primera parte, que es netamente acústica. Un muy buen cierre para una canción que no tiene desperdicio.

Otro interesante corte llega con los acordes de Pohjola, el único cantado en la lengua materna de estos muchachos, y que por momentos es también de lo más pesado y “clásico” (en cuanto a Ensiferum) que podemos hallar en el disco. Impetuoso y suntuoso arranque pero no veloz, aunque con leves cambios de ritmo en la base rítmica que van in crescendo hasta que promediando la canción, y durante los puentes, es el usual metal extremo de la banda. Esa progresión es muy sutil y bien pensada, un gran punto a favor. Por cierto, exactamente al minuto de canción hay algo que resulta un tanto extraño. Se trata de la irrupción de un coro de voces desde la nada, y que pareciera como si alguien hubiese por error puesto esa pista allí. Sin embargo, al llegar al estribillo queda algo más claro el propósito de aquello, pues parece ser un preludio para lo grandioso que resuena ese estribillo con la inclusión de todas esas voces. El sonido logrado es de una grandeza titánica. La canción en sí es grandiosa, en su generalidad,  pero tienen algunos momentos muy, muy altos.

Luego pasamos, creo yo, al único bodrio de esta placa, Last Breath. Se trata de otra balada, la tercera ya, pero a diferencia de las anteriores su aporte no es mayor, excepto quizás por las grandilocuentes líneas corales. Siendo directos, creo que el principal problema de esta pieza son las voces. Vamos, que las voces guturales son de uso prodigioso en Ensiferum, pero las voces limpias no se les dan tan bien, aunque tratándose de pequeños segmentos y con voces de apoyo y toda una instrumentalidad como sustento, muchas veces sí resultan. Sin embargo acá esas voces limpias son un desastre, simplemente suenan mal. ¿Qué son esos tonos altos? No, esto no es lo de ellos. La música es hermosa, con muchos detalles destacables, pero con un desempeño vocal tan pobre la verdad es que todo eso se pierde. Solo algunos pequeños momentos instrumentales sobreviven.

Dejamos ese mal rato atrás con la ayuda de Passion, Proof, Power, un colosal y épico tema de exactos 17 minutos. Tomaría bastantes líneas comentar semejante portento, porque son decenas los segmentos y momentos los que valen la pena destacar. Entre ellos, cómo no, el inicial. Una especie de sinfonía natural, con los sonidos de varios animales que van dando paso a las cuerdas y a un agudísimo y casi escalofriante flautín. Luego, una muy buena fluidez da paso a un Heavy con ciertos toques incluso Doom, pero muy a la Ensiferum: con orquestaciones y toda su estética. Diría que es también un corte bastante progresivo, no sólo por las muchas transiciones que hay, sino también porque por momentos se vuelve sumamente técnico y complejo. Es, en cierto modo, un compendio demostrativo de todo lo que puede hacer y ofrecer la banda. Y siendo esto así, no es raro que hallemos aquí algunos de los mejores momentos del disco. Una mención especial para Ulla Bürger, la dueña de la preciosa voz soprano que puede escucharse en algunas partes. Con todo, otra de las tremendas canciones del álbum.

Finalmente tenemos uno de los bonus tracks más bizarros y geniales del último tiempo. Uno creo que haber escuchado cosas raras, pero una versión casi grindcore de Bamboleo de los legendarios Gypsy Kings no estaba entre las posibilidades y supera cualquier expectativa de rareza. Es bastante entretenida y la verdad se disfruta bastante. Hay que, claro, entender que esto está fuera del contexto del disco, por algo es un bonus track. Para mí es casi una humorada. O en el mejor de los casos, algo para entretener. Un interesante cierre. E independiente de que sea o no en serio, se deja disfrutar bastante.

Para mí este es un buen disco. No tan bueno como ninguno de sus predecesores, pero en ningún caso es la debacle que algunos han intentado insinuar. Tras las primeras escuchadas las sensaciones son diversas. Al principio uno queda con un gran signo de interrogación en la cabeza. Las diferencias respecto de trabajos anteriores son varias y no todas fáciles de asimilar. Sin embargo, con sucesivos repasos y considerando el disco de forma autónoma, las dudas se empiezan a disipar y hallas muchas, muchas cosas positivas, y entre ellas, claro que sí, varios temazos. A estas alturas es claro que Ensiferum no es el mismo luego de la partida de Jari Mäenpää, así como el hecho de que su propuesta ha cambiado, cosa evidente en esta última entrega. ¿Es eso algo negativo? La respuesta queda al arbitrio de cada quien. Para mí no. Y sin duda que Ensiferum tiene mucho aún por decir, ¡por mientras escucho de buena gana este disco!

12 comentarios
  1. Nerian Dice:

    me paso lo mismo que pusiste, quede con una gran ? la primera vez que lo escuche, pero luego se empieza a disfrutar mucho; me agrado bastante el disco la verdad

  2. Rick Helmet Dice:

    Debo confesar que cuando un «review» es realizado por Andy le presto especial atención por la consistencia que ha ido ganando su trabajo en el tiempo y en esta ocasión no me puedo sentir más de acuerdo con sus expresiones… comparto todo lo que ha planteado por lo que sugiero a los demás lectores escuchen el album unas por lo menos 3 veces el album y luego lean este excelente review. Lo que sí cambiaría del texto es donde dice «el eximio tecladista Emmi Silvennoinen» por «la eximia tecladista Emmi Silvennoinen», que suma además un potente aporte en lo visual a la banda.

  3. Chris M. Dice:

    Debo de decir que quede muy contento con el review, aunque este disco es un sonido no muy parecido a los antesesores, por el aporte mas del barbon Mark y no tanto por el buen Petri, me gusto mucho el disco, incluso puedo decir que tiene mas folk que los pasados, pero si lo dejaria en 8.5, intermedio entre el ocho y el nueve. Se me quedo muy grabado cuando opinaron que sonaba muy plastico, de verdad fue algo tan tirado y sin fundamentos. Para nada.

  4. Oden Dice:

    Increible review estoy totalmente de acuerdo, yo tambien prefiero el ensiferum antiguo, pero tambien me gusta mucho lo que hacen ahora, pero la verdad es que wintersun reemplaza en gran parte lo que busco del ensiferum antiguo, y lo que le recomendaria quienes quieren escuchar ese ensiferum haciendo discos a la antigua, dificil, pero puede cubrir eso escuchando lo que se viene de wintersun! (como tambien lo que ya han hecho)

  5. Sergio Dice:

    Despues de escuchar el disco varias veces la verdad puedo decir que es un gran disco, sobre todo el rarisimo bonus track de bamboleo! me encanta!!!

  6. Kai Hansen Dice:

    Bueno este disco es sin duda el peor de la banda, decir que es mierda es poco por que la mierda suena mejor que este disco, el disco suena a cualquier cosa, menos a ensiferum, se hecha de menos al gran jari, jari se fue y ensiferum perdio todo su potencial ,aunque se mantenia bien…. este disco es lo peor que han sacado, es tan malo que es dificil llamar al disco un disco de metal.

  7. Ale Shadowhunter Dice:

    No puedo entender los comentarios negativos que le hacen a este album, entiendo que el sonido es diferente al de los anteriores pero… un disco horrible?? Ufffff jamas!
    Mi opinion es que es magestuoso, disfruto mucho cada canción, Burning Leaves, Celestial bond y pohjola son bestiales, pero es que Passion proof power, la epica canción final es tan… tan perfecta! La progresion de su sonido, que va desde calma y tranquilidad hasta uno de los mejores solos de guitarra que he escuchado en la vida. Canción que tiene de todo, y yo creo la Mejor de la banda.
    En resumen, este es mi disco preferido de los portadores de espada, y no temo decirlo, lo disfruto muchisimo.

Los comentarios están desactivados.