Hablar de la historia de Dream Theater es sinónimo de hablar de Scenes From A Memory por dos razones: 1) es el álbum que reúne a los integrantes que hasta la fecha han permanecido en la banda y 2) representa un retorno a su sonido clásico pero con una propuesta con la que se sumergen más en el género progresivo y el resultado es un álbum conceptual irrebatible e impactante. Además, constituye –con o sin intención- el salvamiento del estilo musical que se había salido de los cauces con Falling Into Infinity.

Las discusiones sobre SFAM abundan y varían. Para muchos significó el disparo hacia un terreno exploratorio más atractivo, complejo y original.  No obstante, si partimos del hecho que la majestuosa “Metropolis Pt. 1: The Miracle And The Sleeper” dejó con un alto grado de inquietud a las y los seguidores, la llegada de este material fue, al principio, un tanto chocante contra las expectativas. Era obvio: la primera parte implicaba una segunda; pero nadie esperaba que esa continuación fuera un disco entero, sino solo una canción basada en el mismo formato, eminentemente progresivo.

Ahora bien, entrando específicamente en la materia que interesa, Scenes From A Memory es presentado en dos actos, conformados por siete y cinco temas, respectivamente, que van dando cuenta de la historia que conceptualiza el trabajo. En ese sentido, “Regression” no es más que una dramatización sobre una terapia regresiva que un hipnotizador le está realizando a un hombre llamado Nicholas, quien en ese estado conoce a una mujer de nombre Victoria. Éste es el hecho que desencadena el seguimiento de la historia iniciada en el tema del “Images And Words” y del que se desprende toda la trama. Este track incluye un corto y melódico fragmento acústico junto a una interpretación sensible de LaBrie.

Luego le sigue “Overture 1928”, un corte instrumental que entra con mucha fuerza y dinamismo, características que lo colocan entre los mejores del álbum. Las melodías vocales logran causar impacto emocional acompañado del sonido clásico de Dream Theater. Es un tema que capta la atención y sobre todo, la mantiene; también se resalta que en el mismo se incluyen ciertos pasajes de las canciones que se escucharán más adelante e incluso de “Metropolis Pt. 1”. En la parte final, se funde con “Strange Deja Vu”, una canción que no cuenta con muchos cambios progresivos pero con un coro muy pegajoso que deja con la intriga de escuchar el resto del disco. Es en este momento cuando Nicholas, protagonizado por LaBrie, descubre que tiene una extraña conexión con Victoria, con quien se comunica durante su trance.

Seguidamente, entra la breve balada “Through My Words” con una melodía de piano melancólica, pues Nicholas se da cuenta que él fue Victoria en una vida pasada.  El acompañamiento de Rudess es muy oportuno y encaja muy bien con el sentimiento que la historia transmite.  “Through My Words” es prácticamente la introducción de “Fatal Tragedy”, por lo que a medida que finaliza, la música se va tornando misteriosa y justo cuando inicia “Fatal Tragedy”, conduce a un cambio de emoción a través de la utilización de acordes más oscuros o disonantes. Es entonces cuando el protagonista se ve en la necesidad de investigar el significado de todo lo que le está ocurriendo. Después, se escucha un cambio drástico con un acorde dramático bien acentuado y un piano misterioso que nos transporta a una escena más de la historia, con más intensidad y suspenso. La persona que llega hasta este punto del disco encuentra, en definitiva, la esencia de Dream Theater. Cabe destacar que la sección instrumental de este tema incluye un debate musical entre Rudess y Petrucci, basado en una forma de composición creada por Portnoy, en la que los compases se “encogen y estiran” progresivamente, según comenta en la clínica “Liquid Drum Theater”. Es un tema ostentoso y con mucha fuerza. En cuanto a la narrativa, el personaje principal descubre que Victoria fue asesinada.

“Beyond This Life” es un corte pesado, rápido y poderoso con influencias industriales y, al principio, muy en la onda de Nine Inch Nails. En este tema predominan las escalas cromáticas e interesantes armonías de piano, que hacen gala del virtuosismo de Rudess. Las primeras líneas vocales se refieren a un titular y entradilla de una noticia que informa sobre un asesinato, una tragedia. “Beyond This Life” es una pieza fundamentalmente técnica, con mucha precisión, energía y misterio. Además, Petrucci se adueña de la última sección y deleita con un gran manejo y ejecución de su instrumento. En este punto, aparece el nudo del relato.

El tema comercial del disco es, sin duda, “Through Her Eyes”, una balada lenta, sencilla y nostálgica con cierta influencia de U2, que inicia con una efímera armonía vocal de Theresa Thomason. Esta canción tiene el mismo conjunto de acordes que “Through My Words”, y describe cómo Nicholas ha conocido más hechos sobre la muerte de Victoria, viendo “a través de sus ojos” (los de ella). Vale mencionar que con esa balada se siente la mejoría de la banda en cuanto a la composición de este tipo de canciones, pues es más solida que piezas como “The Silent Man” y “Wait For Sleep” de álbumes anteriores.  También constituye el cierre del primer acto de “Scenes From A Memory”.

La tranquilidad se desvanece con el inicio del segundo acto de la historia. “Home” empieza con melodías orientales muy llamativas hechas por Petrucci, que luego se transforman en un riff pesado y contundente que ofrece una atmósfera oscura a lo largo de la canción. Ésta guarda muchas similitudes líricas con “Metropolis Pt. 1” como “the city’s cold blood” y “lake of fire”. Así mismo, mientras que Metropolis contiene la frase “Metropolis watches and thoughtfully smiles / she’s taken you to your home”, en “Home” dice “Victoria watches and thoughtfully smiles / she´s taken me to my home”.

El tema anterior desemboca en la instrumental “The Dance Of Eternity” que probablemente es la mejor pieza del álbum y una de las más sólidas composiciones de Dream Theater, por el fuerte desempeño técnico de cada integrante y la inclusión de partes sumamente experimentales y progresivas. Luego, da paso a “One Last Time” otra balada sencilla, suave y emocional con una buena  introducción melodiosa de piano, seguida de un acompañamiento tranquilo de los demás integrantes. Este corte  se refiere, quizá, a la última reunión de Victoria con Edward, el hermano de su novio Julian y con quien, según el relato, sostenía una relación amorosa. Los últimos segundos de “One Last Time” son bastante apasionados y logran dar la sensación de la aproximación hacía el final, lo que demuestra que el trabajo fue planeado de una forma minuciosa para que toda la música tuviera una secuencia coherente

En la recta final aparece “The Spirit Carries On”, otra pieza sublime y llena de emoción que representa el instante en el que Nicholas reflexiona que la muerte no es un final, sino solo una transición, tal y como lo había señalado el hipnotizador. El coro es muy pegadizo y lacónico, y cuenta con la intervención tipo góspel de Thomason. Es un buen tema, aunque para muchos resulta incómoda la alusión a creencias religiosas sobre la trascendencia del espíritu. Musicalmente, es melódica y tiene notables arreglos de guitarra y piano.

“Finally Free” es el esperado desenlace del concepto de SFAM; tiene muchos cambios de ambiente, efectos de sonido,  buena composición y una agradable sección instrumental. Si bien nos lleva de alguna u otra manera al término de la historia,  no se percibe tan incisiva como lo venían anunciando los dos cortes previos. El remate de este corte son varios sonidos que sugieren la reencarnación de Edward en el hipnotizador quien, aparentemente, mata a Nicholas. Un final trágico.

A manera de conclusión, “Scenes From A Memory” es un trabajo brillante; quizá no perfecto, pero muy bien producido, con composiciones tan complejas como simples, interesantes estructuras, tempos, cambios de compases, referencias de melodías vocales y figuras escondidas, peculiares de Dream Theater. Desde el punto de vista argumentativo, el guión es muy atrayente y original ya que no son muchas las proposiciones de música referentes a la teoría de la reencarnación y menos con una historia que abarque todo un disco. Y desde la perspectiva musical, además de aglutinar a varios miembros de la aristocracia musical contemporánea, es una entrega emblemática que consolida el sonido que los diferencia, manteniéndose apegados a la fórmula consistente en una clara carencia de bases comerciales.

16 comentarios
  1. Christian Dice:

    De acuerdo con Jose Luis xD
    Buen review, tengo varias percepciones parecidas del disco.
    Un disco que no puedo dejar de escuchar desde Regression hasta Finaly Free.

  2. The Soulforged Dice:

    El mejor disco de la banda y uno de los top five de mi vida. Impresionante

  3. Rainmaker Dice:

    No concuerdo con la opinión sobre el ultimo tema. Me parece MAGISTRAL la manera en que se desarrolla el desenlace, musicalmente y acompañada de sonidos y elementos que hacen ver el final de la historia. La parte instrumental al final del tema pone los pelos de punta, se caen las lagrimas..

    EL MEJOR DISCO DE DREAM THEATER Y UNO DE LOS MEJORES DE LA HISTORIA DEL METAL.

  4. dimebag Dice:

    cabe tambien mencionar que tambien cansados de los productores (que les produjeron una racha de discos qu no tuvieron mucho exito) produjeron este disco ellos mismos dandole mucho merito y su toque distintivo

    LONG LIFE THE DREAM

    nos vemos en el arena

  5. Carlitox Dice:

    Increible disco, preciso en letras y musica, se mete dentro de los mejores discos coneptuales en la historia del rock.
    el review por lo demas bastante pobre, le queda chico a la grandeza del disco.
    Como dice Rainmaker, «Finally free» es magistral en todo aspecto…
    Dice que en overture 1928…»se incluyen ciertos pasajes de las canciones que se escucharán más adelante» … bueno es logico, es una obertura, sino seria solo una intro.

    Grande Dream theater.

    • Hilda Guzmán Dice:

      Carlitox y Rainmaker: En referencias a sus comentarios, me permito explicarles que el review es solamente eso, un review. De ahí que sea conciso, pues si la intención fuera otra, podría realizarse una investigación a profundidad que incluyera análisis simbólico, semiológico, de contenido, de discurso, etc.

      Por otro lado, quiero hacerles saber que la obertura, con el paso del tiempo, ha pasado a ser una forma musical independiente, por lo que la inclusión de pasajes de otras canciones NO está implícita.

      Y por último, no encuentro en dónde es que dice que «Finally Free» no sea un buen tema. Todo lo contrario. Lo que dice es que «no se percibe tan incisivo» por lo que la diferencia entre sus señalamientos y el review es ABISMAL.

      Lo que dice es: «El remate de este corte son varios sonidos que sugieren la reencarnación de Edward en el hipnotizador quien, aparentemente, mata a Nicholas. Un final trágico», por lo que final trágico se refiere a la narrativa y no a la música.

      Saludos,

  6. Nicky Dice:

    «A manera de conclusión, “Scenes From A Memory” es un trabajo brillante; quizá no perfecto»
    No concuerdo…Para mi es PERFECTO jajajajaja…Mi album favorito de todos los tiempos.
    Me transporta a la historia, me inunda de miles de sentimientos,y logra emocionar…lo cual se agradece.

  7. Royale Dice:

    Un review es un review, nada mas que eso. Si este disco saca lagrimas a alguien y a otro simplemente una sonrisa, bien por ellos.
    Cada uno lo experimenta a su modo y lo siente de distinta forma, y saberlas es lo interesante.
    Es innegable que es excelente disco en todo sentido, pero todos podemos verlo de distintos lados.
    Excelente review por lo demas. Los que no lo han escuchado ojala se motiven leyendo esto.

  8. Gonzalo Dice:

    Lejos El Mejor Disco que he escuchado en mi Vida !!!!! bastante malo el review, como si fuera un buen disco mas, es mucho mas que eso, para mi el disco es perfecto

  9. Emilio Dice:

    es verdad es el mejor disco de Dream Theater sin embargo el dvd de este disco es mucho mejor

Los comentarios están desactivados.