El Viernes 12 de Marzo se presentó por 3ra vez en nuestro país la banda insigne en la actualidad de lo que conocemos como “metal progresivo”.  Dream Theater pisó el movido suelo nacional con el fin de mostrarnos en directo su última placa “Black Clouds & Silver Linings”.  Como todos deben saber, el concierto estaba programado originalmente para el Jueves 11, pero debido a que el mismo día se producía el cambio de mando del gobierno central, se optó por aplazarlo un día más. La banda ya se encontraba en nuestro país desde el Miércoles, por lo que algunos de sus miembros optaron por salir a conocer la ciudad y cumplir, además, con la agenda que tenían programada, que incluía la firma de autógrafos en una conocida tienda de instrumentos musicales de la capital.

dt-chile-2010-01

Llegó el día Viernes. Por diversos motivos, que esta demás comentar acá, no tuvimos oportunidad de presenciar a la banda soporte de esta gira, Bigelf, quienes fueron escogidos por el mismo Mike Portnoy para acompañarlos. Conforme a los comentarios que recibí de varias personas que presenciaron su show, se mostraron sólidos, sonaron bien y gustaron. Entiendo que tienen un sonido bien setentero, con influencias de Black Sabbath, Deep Purple y toda la música más densa de los setenta, a lo que agregan algunas dosis de sicodelia, descripción que me provoca cierta cuota de arrepentimiento al no poder haberlos visto. La cosa es que terminada la presentación de Bigelf, logramos entrar al sector de cancha para comenzar a tomar posiciones. La espera se hizo más bien corta, ya que, muy atinadamente, escogieron versiones de temas de los mismos Dream Theater para amenizar el ambiente, como As I Am y Pull Me Under. Mientras esperaba y caminaba buscando un lugar, comencé a mirar a mi alrededor para ver si los eventos naturales que han azotado nuestro país los últimos días, habían repercutido también en el marco de asistencia y la verdad es que, sí, se notó que algo pasaba, ya que a esa hora no habían más de unas 6.000 a 6.500 personas dentro del recinto: la cancha estaba medio vacía (o medio llena, como quieran) y en las plateas y galerías habían sectores donde derechamente no había un alma.

A eso de las 20:40 aprox., se apagaron las luces y el griterío no se hizo esperar. Junto con la primera nota de Rudess se encendieron los focos laterales del escenario, lo que permitía ver las siluetas de los músicos a través del telón negro que cubría todo el stage, esto por cierto acrecentó aún más los gritos que se dejaban sentir en la Arena. Aquella primera nota correspondía precisamente a la del primer tema de su último álbum.  A Nightmare To Remember hizo estallar el recinto, ya que para esta ocasión la verdad es que no había mucha diferencia entre estar en cancha o en platea, ya que todos saltaron y corearon junto a la banda.  Temblores, terremoto, réplicas… todo parecía olvidado en cuestión de segundos, no había espacio para eso.  La catarsis colectiva fue la única protagonista durante la apertura del show, además que la gran mayoría de los asistentes había hecho sus tareas y se sabía el tema a la perfección.  El sonido la verdad es que partió de forma deficiente, al menos desde donde yo me encontraba –cancha, a un costado derecho-, se lograba entender lo que estaban tocando, pero estaba todo demasiado saturado, de hecho el bajo era inentendible en las partes más pesadas del tema, pero ¿ustedes creen que eso le importó a alguien en ese momento? Claro que no.

dt-chile-2010-03

La gente seguía llegando al lugar. Tras el término del primer tema, decidí subir a galería y desde ahí pude apreciar que durante la primera canción se habían sumando al menos unas 3.000 personas más aproximadamente. Los espacios vacíos se redujeron bastante y la cantidad de personas que asistieron finalmente ese día debe haber bordeado las 10.000, una cantidad inferior a la vez anterior, pero entendible dadas las circunstancias especiales vividas en el país.

El show continuó con A Rite of Passage, tal cual el último disco, un corte que al menos en lo personal me gusta bastante, pero que, y compartiendo la opinión de algunas personas que estaban cerca, hubiera preferido omitieran para incorporar algún otro más “clásico”… y es que tenemos que considerar que con A Nightmare To Remember y A Rite of Passage ya tenemos prácticamente media hora.  Pero bueno, la gran mayoría coreó y disfrutó el tema y en definitiva eso es lo que importa.  Lo que se venía era algo que al menos los que no nos molestamos con ver setlist de otros conciertos, no nos esperábamos.  Tras una notable introducción de unos muy inspirados Rudess y Petrucci, LaBrie trajo su silla hasta el escenario y sentado y muy relajadamente comenzó la interpretación de Hollow Years, el que se transformó a la larga en uno de los puntos más altos dentro de la presentación de Dream Theater en esta ocasión.  La emoción se sintió en todo el recinto y en cada momento, me atrevería a decir que TODOS cantaron este tema, bueno, algo que podrán comprobar con las imágenes que registramos para ustedes.  Fue un momento emotivo a más no poder.

dt-chile-2010-27

La ejecución por parte de la banda es algo que, como podrán suponer, está fuera de todo comentario.  Con bandas como esta pierde todo sentido contarles lo bien que lo hace cada uno en lo suyo. Todos, o al menos quienes hemos tenido oportunidad de estar en sus anteriores presentaciones, tenemos plena certeza que en vivo la banda es una máquina musical que funciona como reloj suizo, y lo único que yo temía aquella noche era que se sucediera alguna réplica que alterara los ánimos de Mr. Portnoy y que en definitiva, tuviera una repercusión negativa en la performance de los músicos, por suerte nada ocurrió.  Lo que si sucedió es que el sonidista sólo logró “perillear” de forma correcta hasta bien entrado el segundo tema.  Por suerte desde Hollow Years en adelante, el sonido mejoró bastante en relación al inicio.

dt-chile-2010-18

A continuación la banda en pleno se retira del escenario y sólo quedó Jordan para deleitarnos con un extenso solo, que incluyó a su propia caricatura proyectada en las 3 pantallas gigantes del Arena, la gente escuchó con atención cada una de las notas y se disfrutó con el virtuosismo propio de un músico de la categoría de Mr. Rudess. El solo decantó, para mi deleite, en uno de los temas que más me gusta de su anterior placa, Prophets of War. Es probable que a muchos les haya hasta molestado la inclusión de este corte y es que Systematic Chaos al parecer no fue del agrado de la gran fanaticada de la banda, pero eso da para discusiones bastante largas.  En lo personal es un tema que musical y, muy en particular, líricamente, considero que esta tremendamente bien logrado.  La cosa continuó bastante calmada, ya que luego de algunas palabras de LaBrie (en donde la verdad no logré entender bien si dijo que era una canción para la cual habían grabado un video o que grabarían algo en ese momento), prosiguieron con Wither, que conserva la línea plácida y que otorgó momentos de calma y relajo para la gran mayoría de los asistentes, lo que dadas las circunstancias era sumamente agradable.

Pero la calma tenía su tiempo contado y muy bien definido, porque con el siguiente corte el recinto casi se vino abajo y esta vez sería por el terremoto ocasionado con todos los saltos de los asistentes, tanto en cancha, como en platea y galerías, ya que Dream Theater se despachó uno de los instrumentales más potentes que han grabado hasta la fecha, The Dance of Eternity, proveniente de aquella placa que para muchos marca el punto de inflexión en su carrera, por lo menos hasta ahora.  Como les decía anteriormente, para que vamos a hablar de la ejecución, simplemente fuera de serie, si no fuera por el ruido ambiente sería como estar escuchando la pista de audio original, lo que es importantísimo cuando se trata de presenciar la ejecución de un instrumental de estas características, con tantas partes, tantos cambios de ritmo, progresiones y arreglos como los que tiene este The Dance of Eternity.  La calidad musical de la banda en vivo es algo sinceramente sobrecogedor.

dt-chile-2010-23

¿Y que mejor que continuar con otro corte de Scenes From A Memory?… bueno, mejor es continuar con dos cortes de aquel álbum, y eso fue justamente lo que la banda hizo, ya que tras el término del mencionado instrumental, el show continuó con One Last Time, que fue cantado como si fuera el último de aquella velada. Pero lo mejor aún estaba por venir, ya que el siguiente tema fue The Spirit Carries On, canción que fue presentada de forma muy especial, dedicada y tocada para Chile y todos los fans chilenos que se vieron o no afectados por los acontecimientos de este último tiempo.  Una muestra del cariño que Dream Theater siente por estas tierras y que se agradeció con uno de los aplausos más cerrados que he tenido oportunidad de presenciar en el Movistar Arena.

dt-chile-2010-26Hasta acá ya había transcurrido, casi sin darnos cuenta, poco más de una hora de show, por lo que todo hacía presagiar que aún quedaba mucho por delante. In The Name of God fue el encargado de continuar con el espectáculo, y como era de esperarse, fue recibido de gran forma por la audiencia, la que a estas alturas y tras esa magnífica tripleta de temas de Metropolis Pt. 2, se encontraba con el ánimo por las nubes.

Una vez ejecutado la banda se retira del escenario, para luego regresar y presentarnos el último tema de Black Clouds… The Count of Tuscany, un excelentísimo corte, el que definitivamente y dada la reacción de la gran mayoría, también se encuentra entre los favoritos de esta última placa y no es para menos, ya que se trata de una excelsa demostración musical que la banda se encarga de ejecutar prácticamente a la perfección en vivo, tal cual pudimos comprobar aquel Viernes. Terminado la banda comienza el rito de despedida del público nacional. Quienes no sabíamos nada respecto de los temas que estaban tocando en esta gira, no podíamos creer que ese era el final del concierto; pero si hace un rato estaban tocando The Spirit Carries On y después de eso sólo tocaron 2 canciones más ¿y se acabó?… bueno, entre In The Name of God y The Count of Tuscany, más el tiempo entre ellos, tenemos casi 40 minutos de show y es que con Dream Theater, a pesar de la longitud de sus composiciones, el tiempo la verdad es que se pasa volando. De todas formas, esta última presentación de la banda fue más corta que su anterior visita, eso esta claro. Ni hablar de compararla con la del 2005.

dt-chile-2010-30La verdad es que la sensación final, me imagino que sobre todo para quienes era primera vez que los veían, fue de “gusto a poco” y las impresiones fueron variadas. En lo personal, nada que decir respecto a la banda y su performance, naturalmente todos notables, salvo que hubiera cambiado un par de temas por otros, pero eso es así siempre, todos queremos escuchar nuestros favoritos, pero tampoco es menos cierto que sería una real lata que vinieran a tocar siempre las mismas canciones.  En el papel, 10 temas y algunos solos parece ser muy poco, pero en el caso de Dream Theater, eso sumó poco más de una hora y cuarenta minutos de show, tiempo más que prudente para la presentación de cualquier banda.  La única salvedad para esta ocasión, es que, no sé si fue una impresión que me llevé sólo yo o alguien más habrá notado cierta “frialdad”  de parte de la banda hacia el público, los percibí más distantes que las veces anteriores, aunque cuando se despidieron lo hicieron de forma muy agradecida… finalmente creo que sólo deben haber sido los nervios provocados en la banda por las réplicas vividas y que los inquietaron un poco, sobre a todo a Portnoy y toda esa telenovela que se generó en internet con los dimes y diretes que vinieron tras los twitteos de Mike.

Muchos podrán haber quedado disconformes con la cantidad de temas, otros con la selección de estos, para otros el problema fue la duración total del evento, pero para la gran mayoría todo eso son sólo meros detalles cuando se trata de presenciar a una, sino, la más importante y exitosa banda de metal progresivo de los últimos tiempos. Dream Theater estuvo por tercera vez en tierras chilenas, esperemos que la próxima sea pronto y con un Chile total y absolutamente reconstruido.  Hasta la próxima.

dt-chile-2010-31

Setlist:

01 – A Nightmare To Remember
02 – A Rite of Passage
03 – Hollow Years
04 – Prophets of War
05 – Wither
06 – The Dance of Eternity
07 – One Last Time
08 – The Spirit Carries On
09 – In The Name of God
encore
10 – The Count of Tuscany

REVISA LA GALERÍA DE FOTOS DEL CONCIERTO

8 comentarios
  1. PaulDT Dice:

    Hay que mencionar que estuvo INCREIBLE! aunque tmb hubo sus pifias… o no petrucci? jaja se pifio varias veces pokito pero en The Count of Tuscany fué ULTRA notoria manzo cagaso taba atravezado tocando, de todos modos GRANDE PETRUCCI Y DT la música no es perfecta! esa es la gracia… gracias DREAM!

  2. keeper88 Dice:

    grandioso concierto, aunq algunos esperaban algo mas rapido o pesado, estubo preciso… y pasaron muchas cosas curiosas como la baketa en la nariz de mike, el solo de iphone de rudess, un wn con un lanzallamas en el publico xD q ctm quede pal pico cuando lo vi tirando llamas con el encendedor y el axe xD

    en fin, me fui satisfecho

  3. rgv1570 Dice:

    que increible show si pifio o no es parta de tocar en vivo piensa que todos los flaites regaetoneros doblan por que no se la pueden !!!!!!! pero estos grandes maestros tocan todo en vivo y con mas enfasis cuando se trata de tocar en chile. lo quieran o no somos el mejor publico del metal del mundo no dicho por mi si no por dream en una entrevista corroborado por dickinson y muchos mas viva chile mierda!!!!!!!!!!

  4. Pancho Dice:

    fue exelente! … como dice en la nota hubiese preferido un par de otros temas a cambio de alguno, pero aun así estuvo buenisimooooooooooooo!! LA MEJOR BANDA DEL MUNDO !

  5. Alex Dice:

    Dream Theater puro talento…
    de todos los estilos de musica que escuchado lejos lo mejor Dream Theater y Opeth. Estan por muy sobre de los demas musicos. Ojo grupo musical, sin considerar los musicos solistas…

  6. pablosky Dice:

    dream theater es lo mejor
    en toda su carrera musical,y como no pude ir al concierto por que vivo en el sur de chile ,en valdivia
    diria que el concierto estuvo potente y mejor.
    solamente que soy unos de los fans de dreaam
    son unos master.

Los comentarios están desactivados.