Los italianos de Derdian paulatinamente, ladrillo a ladrillo, han ido haciéndose un nombre en la escena powermetalera europea. Nacidos en 1998 en Milán, el sexteto actualmente compuesto por Ivan Giannini en voces, Enrico “Henry” Pistoiese en guitarras y voces, Dario Radaelli en guitarras, Marco Banfi en bajo, Marco “Gary” Garau en teclados y Salvatore Giordano en batería, nos propone un Power Metal con muchos tintes sinfónicos y otros tantos más progresivos, cosa que no constituyen ninguna invención revolucionaria pero que bien ejecutados, suenan bastante bien. Por fortuna esto se logra con Derdian, que en este 2014 nos presenta Human Reset, el quinto disco de una carrera bastante interesante, con su trilogía de discos New Era Pts. I, II y III, y su más que destacable anterior placa, Limbo de 2013.

Tras una intro sinfónica aunque sin exacerbaciones innecesarias como Eclipse, donde inmediatamente es reconocible el sonido italiano tan típico de fines de los ’90 y principios de los 2000, un coro múltiple, muy operático, da pie de manera sensacional al primer corte de este disco, y que le da el nombre al mismo: Human Reset.Ya habíamos conocido la voz de Giannini en Limbo, su primer disco a cargo de esta labor en Derdian, y la verdad es que es un gran aporte, tiene unos altos con bastante carácter. Un tema con múltiples quiebres rítmicos, aunque predominan los momentos más rápidos, y que recuerda a bandas bastante interesantes y con un poco más de conocimiento por parte del metalero como promedio, como Heavenly o quizás Freedom Call, aunque sin ese componente tan edulcorado de estos últimos que por momentos satura. Muy buenos los solos, sinfónicos y ultra melódicos aunque no de forma exagerada. Ojo también con la letra, una interesante crítica al devenir actual del ser humano. Excelente inicio, aunque si hubiese durado un minuto menos –dura casi seis– quizás habría sido aun mejor.

El Power más bien “feliz” continúa en versión aumentada con In Everything, con uninicio a todo ritmo de doble bombo y un solo de guitarra acompañado por teclado muy bien hecho y que marcará el desarrollo de todo este corte, específicamente el coro. Junto con rememorar los primeros trabajos de Luca Turilli como solista (aunque sin ese componente más “espacial” que le gusta a Turilli), encontramos un tema que a los fans del metal melódico y sinfónico seguramente les fascinará, cumple con todos los requisitos para ello: buen coro, ritmo rápido, guitarras muy melódicas, bien cantado y con un excelente e irreprochable sonido. Además, sumémosle una parte cantada en italiano, idioma que contra todo lo que uno pudiese pensar hace unos quince años, “pega” con el Heavy Metal y especialmente de este tipo. Y el mismo análisis del corte anterior: excelente pero a veces suena un poquito alargado a la fuerza.

Con Mafia, lo siguiente, la banda da un paso adelante. No porque necesariamente sea mejor que los cortes anteriores, sino porque se atreve a explotar una veta progresiva que realmente les resulta muy bien, y que pone a esta banda en un plano de versatilidad que sin duda les sube bastante los bonos. En los solos dan rienda suelta a diversos cambios de ritmo, sin perder el hilo, y se dan incluso el lujo de incluir un fragmento del famosísimo “Love Theme” de El Padrino, una de las más grandes obras artísticas de la historia del hombre contemporáneo, en teclado, y con un riff que va haciendo “otra cosa”, pero que suena realmente de muy buena forma. Pese a que este corte es incluso un poquito más extenso que los anteriores, su duración encaja mejor en la idea que intentan, con éxito, plasmar.

Con un piano muy sencillo que da pie a un ritmo acelerado y una melodía ultra Power, These Rails Will Bleed vuelve a Derdian al camino más sinfónico que vimos desde un comienzo, que es un terreno donde la banda ya ha dado variadas señales de ser su zona de mayor confort. En este caso en particular sorprende lo corto del tema, se fueron un poquito hacia el otro extremo, dura un poco menos de tres minutos y quizás las muy buenas ideas del tema se podrían haber desarrollado un poco más, termina de forma algo abrupta. Es un buen tema de todas maneras.

Algo que no habíamos visto en demasía en el disco llega con Absolute Power,  donde en el comienzo predomina el midtempo aunque sin rehuir instantes y pequeños detalles progresivos que le dan un extra a un tema que, de no ser por ello, habría transcurrido en cierta planicie en el comienzo. Pero sobre todo, es muy destacable el cambio de velocidad que adopta este corte pasados los 2.20 minutos, un poco inesperado pero para bien, llegando a un coro muy bien logrado, a solos interesantes y que funcionan de estupenda forma, especialmente con el ritmo acelerado que paulatinamente va adoptando este tema.

Un ritmo algo más rockero tiene lo siguiente, Write Your Epitaph, que tiene una estructura que perfectamente podríamos ubicar dentro del “formato single de Stratovarius”. Lo interesante es que Derdian le a su sello, su sonido, a un corte mucho más sencillo que lo que ellos mismos acostumbran a proponer, lo que a la larga es otro factor arriba de la mesa que les da un plus a su desarrollo como banda.

El Derdian más clásico a estas alturas, sinfónico y acelerado, es el que encontramos en canciones como Music Is Life. Otra  cosa que es interesante de estos lombardos es que, entendiendo que otras bandas ya lo han hecho y que caer en ello sería repetir en exceso fórmulas de otros, no necesitan crear mapas, reinos ni una propia mitología para tocar la música que a ellos les fluye. En este corte simplemente quieren hablar de lo mucho que les gusta la música. Incluso se atreven a meter un interludio solamente con piano y una guitarra acústica muy en segundo plano para luego volver al inicio. Buen tema.

Las influencias progresivas vuelven patentemente con Gods Don’t Give a Damn, aunque el tema posteriormente toma bastante vuelo, llegando a uno de los momentos más rápidos del disco en el coro, con un doble bombo aceleradísimo durante algunos pasajes. Habla bastante bien de la banda y de su futuro el demostrar la versatilidad que se aprecia en este trabajo y sobre todo en temas como este, aunque cae en ese pequeño pecado que es alargarlo un poquito más de lo aconsejable.

Con un piano muy sencillo y un ritmo más suave, After The Storm podría venir a ser la “balada” de este trabajo, aunque en estricto rigor no lo es. Es el corte más lento del disco y tiene cosas de las baladas típicas, pero Derdian no se queda quieto en el ritmo parejo y típico de ese tipo de temas, se las arregla para hacer un par de quiebres que quizás no sean llamativos o muy iluminados, pero que viendo el “producto completo” son otro antecedente favorable para ellos.

Ya acercándonos al final del disco, llega uno de sus momentos más destacados con Alone, donde por momentos la banda adopta un sonido un poquito más agresivo y aguerrido, y les sale bien. Nuevamente encontramos sonidos y quiebres bastante progresivos, donde los músicos de esta banda se lucen incluso mejor que en los pasajes más sinfónicos. Es el corte más largo del disco, con más de siete minutos, pero se pasan bastante rápido y eso sólo es sinónimo de que uno está disfrutando lo que escucha.

Tras un sabroso entremés instrumental sinfónico como Delirium, que en poco más de un minuto recuerda vívidamente a cosas como Trolls In The Dark de Rhapsody, llega el último tema de este trabajo, My Life Back, que engancha desde un principio con su piano algo lúgubre en un comienzo, luego sólo con la voz de Giannini acompañando el piano, luego va tomando paulatinamente ritmo hasta llegar a un coro con la misma melodía, pero con ritmo Power clásico, una progresión realmente destacable, con mucha intensidad que se extiende hacia el final, donde nuevamente el piano nos lleva a cerrar de forma muy sofisticada este disco. De todas formas, el disco en su versión japonesa trae un bonus track, Always, una balada bastante bonita, sólo con piano y la voz de Giannini, que sonaría mejor sin los otros sonidos de teclado que acompaña, pero que es bastante bonita.

Sin puntos derechamente bajos, los italianos nos regalan un muy buen trabajo, de lo mejor que encontramos dentro del Power europeo en este 2014, un disco que se deja escuchar sin hacer esfuerzos. Quizás hay uno que otro tema un poco más alargado de lo recomendable, pero a la larga constituye un detalle mejorable que no alcanza a mancillar los momentos de alta calidad que hallamos en esta placa. Hace rato que Derdian dejó de ser una promesa simpática, son una evidente realidad.

 

4 comentarios
  1. Daniel Dice:

    Tremenda banda y PEDAZO de disco. Es notable como Derdian ha evolucionado desde su primer disco, tanto en composición como en sonido. Sin duda un disco en mi top 10 de este año.

  2. Krazz! Dice:

    No entiendo como tal banda tiene tan poco reconocimiento.
    Cabe destacar que no tienen sello musical y que ELLOS MISMOS producen sus discos.
    Soy fan de ellos desde el New Era Parte 2 y actualmente Limbo y Human Reset, han superado por mucho a su trilogía épica.
    Viva Derdian! :3

Los comentarios están desactivados.