Pese a tener en el cuerpo, varios años de trabajo y un par de demos lanzados al mercado, es recién el pasado 2005, que la banda nacional CUERVO decide lanzar al mundo metalero, su primer larga duración y que lleva por nombre, simplemente y tal cual como el grupo: CUERVO. Oriundos de la sureña ciudad de Temuco, lo que CUERVO nos propone en este disco homónimo es puro y simple: Heavy Metal, directo, totalmente en español, sin concesiones y con un leve saborcillo a añejo, a bandas que están incrustadas en la historia y en la retina de la gente como: KING DIAMOND o JUDAS PRIEST y que sin duda han sido referencia para el sonido de estos muchachos.

Lo que ocurre con este disco es curioso e irregular, por un lado tenemos la batería de Marcelo Retamal, que suena imponente, ordenada, y que realiza un trabajo mas que impecable, por otro lado tenemos a las guitarras que también obtienen un tremendo sonido, que solean coherentes y que se erigen como lo mas destacado del disco, y por otro lado tenemos como el punto mas flaco de la producción: las voces.

Y detengámonos acá un segundo, la mezcla del disco no es la mas apropiada y algunos sonidos hay ocasiones en que suenan algo fuera de volumen, caso puntual algunas líneas de bajo que suenan algo solas, o la primera guitarra que en ocasiones suena demasiado despacio, haciendo imperceptible el que es desde mi punto de vista lo mas destacado de su misma propuesta: las guitarras. Todo esto provoca que los baches e imperfecciones de las voces se hagan aun más evidentes, los agudos son acá el problema principal, suenan forzados, destemplados y en ocasiones terminan muy mal. Independiente de este notorio problema en las voces, cada uno de los temas es impresionante, los afilados riffs de guitarra son en cada tema una verdadera delicia, la banda realiza un Heavy Metal tan directo como ese de la vieja escuela y que tan difícil es encontrar hoy por hoy, lo que convierte a CUERVO en una excelente propuesta para quienes nos declaramos fanáticos de este tipo de Heavy y que buscamos en el sonido de este siglo, bandas que nos lleven a todo el sonido metalero clasico de antaño.

La banda componiendo es sumamente potente, y salvo Cuando Las Almas Se Unen que es probablemente el mas bajo de todos los tracks, el disco es un placer recorrerlo de principio a fin, desde la Intro hasta Instinto Animal, todos los temas son un bombazo, destacando principalmente Dimensión Sin Realidad como lejos el mejor tema de toda la placa, el corte es francamente notable, tiene un coro muy pegadizo, y unas lineas melodicas de lujo;  así como también Praderas Que Renacen, La Vida en Su Interior o Lluvias de Sangre como puntos destacados. En general creo que el disco es compositivamente impecable, pero técnicamente deficiente, la producción pudo sin duda ser mucho más acabada y las voces aun necesitan mucho trabajo, una verdadera lastima porque como he repetido algunas veces: los temas son impresionantes y las guitarras están cero fallas a lo largo de todo el disco.

Entonces como conclusión general, podemos decir que los fanáticos del Heavy Metal de antaño, posiblemente enganchen con CUERVO y con sus riffs rockeros y potentes, los amantes del sonido mas moderno en cambio, no tanto, pues en este disco no encontramos teclados ni elementos tan Power como en otras bandas nacionales. Sin duda que puliendo los elementos mencionados para su segunda producción pero manteniendo ese espíritu tan Heavy en su estado puro, podemos encontrarnos en un futuro cercano con un disco nacional de excepción, por lo pronto a seguir trabajando sin perder el norte.