Así debéis hacer vosotros: manteneos locos, pero comportaos como personas normales. Corred el riesgo de ser diferentes, pero aprended a hacerlo sin llamar la atención. Paulo Coelho

cob1

Destinar un lugar para Children of Bodom dentro de un subgénero del metal ha resultado –desde su génesis- tan controversial como el asesinato que inspiró a los finlandeses para nombrar a la banda, siendo ambos hechos algo en común: un misterio aún sin resolver. Precisamente, esa es una de las características destacadas de COB ya que han demostrado ser un grupo que no pretende estar dentro de un género, pues tal disposición los conduciría nada más a encasillarse en un mismo patrón de composición. Pero, ¿hasta qué punto les ha favorecido esa postura?…

cob2Con su álbum debut, Something Wild, y su sonido oscuro con supuestas raíces black metaleras combinado con power y heavy melódico, Children of Bodom atrajo rápidamente la atención no solo de fanáticos del metal sino de la casa disquera Nuclear Blast de Alemania, la cual se identificó con el estilo y acordó la distribución de los discos en todo el continente europeo. Así, se consolidaron como una de las propuestas más diferentes, entendiendo esa diferencia como algo novedoso, creativo y original, tanto así que estuvieron en los primeros lugares de las carteleras finlandesas.

El detrimento de las influencias neoclásicas surgió con la llegada de Hatebreeder. Esto, al parecer, debía ser una consecuencia lógica de ese contraste que querían transmitir con respecto a las demás bandas de ese momento (1999) que, según el líder, Alexi Laiho, solo buscaban sonar igual a Yngwie Malmsteen o a Dimmu Borgir. El cambio de Hatebreeder radicaba en  un mayor acercamiento a los estándares del black metal junto a riffs muy power  por lo que daba lugar para cuestionar si era muy black para los heavy/power o muy heavy/power para los black: la dicotomía inherente a Children of Bodom. Pese a lo anterior, tanta era la vorágine que los boletos para sus conciertos en Japón se agotaron dos semanas antes de las presentaciones y, por si fuera poco, el implacable sencillo “Downfall” hacía de las suyas, preparándoles muy bien el terreno y llevándolos a conquistar las carteleras no solo de su país sino de varios lugares de Europa.

cob4

El contexto que se vivía por recibir el nuevo milenio era tan prometedor como aterrador. Las expectativas de todos los ámbitos sociales crecían con cada segundo que pasaba, y en lo relacionado con la música existía la posibilidad de caer en la repetición al querer ser diferente. Pero eso no le sucedió a Children of Bodom, cuya pócima seguía tan legítima como al principio y su famosa actitud de buscar la diferencia entre la igualdad continuaba moviéndose hacía adelante. Prueba de ello fue su tercer disco, Follow the Reaper, que conservaba el perfil agresivo-melódico de sus trabajos anteriores y cuyas letras tratan temáticas como la realidad cotidiana, la depresión, el aislamiento individual y el suicidio. Era un hecho: tenían a dos continentes (Europa y Japón) extasiados con sus decibelios. El próximo paso era extender su éxito al otro lado del océano. Fue entonces cuando se presentaron por primera vez ante el público chileno, en el Teatro Providencia, el 21 de noviembre de 2001.

Otro capítulo se suma a la historia de COB a partir del lanzamiento de Hate Crew Deathroll. Éste, en definitiva, presenta una atmósfera más heavy/power pero no fue motivo para que el número de seguidores disminuyera; al contrario, Hate Crew Deathroll obtuvo el estatus de oro y además, fueron galardonados como “Banda Finlandesa del Año”. Todo dio paso a que se llevara a cabo la primera gira mundial de Children of Bodom, trayéndolos nuevamente al suelo chileno el 17 de agosto de 2004. El recital tuvo lugar en Discotheque Blondie.

¿Muertos?…

cob3La pregunta en realidad sería si siguen vivos en la escena luego de que una de las cuatro canciones que incluía el sencillo “In Your Face” fuera un cover burlesco de “Oops!… I Did It Again”, tema de la controvertida cantante Britney Spears. Si, Britney Spears. No conformes con ello, lo incluyeron en los bonus tracks de la versión japonesa de su cuarta placa titulada Are You Dead Yet?

Si bien es posible que los japoneses lo hayan tomado por el lado positivo y gracioso –como se pretendía-, es cierto que muchos fans les perdieron respeto y los sacaron del trono del heavy/power/black/death metal. El problema no era el tono burlón ni la víctima de las burlas sino el hecho de dedicar tiempo en grabar, mezclar, producir y reproducir una pieza eminentemente cursi y ultra popular. Independientemente de los aciertos o desaciertos de COB, Are You Dead Yet? contaba con composiciones sólidas y potentes aunque un tanto comerciales pero que al final de cuentas indicaban que COB aún no había muerto.

Lo más reciente de Children of Bodom y razón por la que regresan por tercera vez a Santiago es su sexto álbum, Blooddrunk estrenado hace solo un año y empapado –como era de esperarse- de poderosas batallas entre riffs y melodías que, con seguridad, harán estremecer al Teatro Teletón este Jueves 10 de Septiembre.

cob5

Hasta aquí el ciclo de vida de Children of Bodom parece una gráfica con muchos quiebres que no simbolizan los momentos altos y bajos de la banda sino sus tendencias de desplegar siempre una diverso conglomerado musical. Por otro lado, su auténtica y simple etiqueta de “metal” les ha evitado –aunque no en su totalidad- un cúmulo de críticas en cuanto al apego estricto a las directrices de un determinado formato.

La fórmula Bodom ha funcionado en gran medida, pues el hecho de “no querer sonar igual a” los ha llevado a encontrar ese gran tesoro que todas y todos los músicos desean encontrar: un estilo propio y singular. Para concluir: no todo en la música es de un género o de otro. Miren sino a Children of Bodom.

imágenes: spinefarm.fi | powermetal.cl

afiche_cob-amorphis

8 comentarios
  1. claudio keeper Dice:

    jajaja lo que son las cosas de la vida,
    hoy por la tarde ordenando unos cd viejos que tenia tirados por hay me encontre con el Hatebreeder
    y recorde lo mucho que me gusto ese disco en algun momento de mi vida y lo que me marco
    despues del Follow the Reaper les perdi un poco la huella y el gusto….
    lo que vino segun yo es que intentando evolucionar y no quedarse pegado en lo mismo
    pero terminaron involucionando y haciendo discos mas o menos malitos por no decir mediocres

  2. Children of Bodom Dice:

    Yo wn me fui pal aeropuerto con un amigo, esperamos cerca de 9 horas a los weones, sin siquiera saber si es que llegaban ese día. En resumen, me saqupe fotos con mi ídolo de toda la vida, alexi laiho, y con toda la banda… me autografiaron hasta la axila y hubo momento hasta para conversar y hechar la taya con los weones.

    NOTABLE… y pa los que no me crean jajaa, busquen en facebook “felipe ceriani” y vean la foto del perfil xD

  3. metalero Dice:

    para mi los mejores discos son los tres primeros, el naranja,verde, azul, el rojo tampoco esta mal pero se estan quedando sin recursos parece que se les agoten las buenas canciones, mas vale esperar que sacar discos por sacar.

Los comentarios están desactivados.