Síguenos en:

CD Reviews

WarCry – Donde el Silencio se Rompió…

Publicado hace

el

Hace largos años que WarCry lleva el estandarte del Metal español alrededor del mundo con una prestancia y una base de fanáticos que cualquier banda de la escena soñaría con tener. Y por supuesto que se ha visto reflejado en nuestro país, ya que solo basta recordar el éxito absoluto que han sido sus tres visitas a nuestras tierras, tanto en convocatoria como en la ejecución y producción de la banda en sí. Entonces, un nuevo disco de los asturianos no podía pasar desapercibido para toda Hispanoamérica. Veamos qué tiene para ofrecernos “Donde el Silencio se Rompió”.

Partimos con la hardrockera Rebelde. Si bien durante los primeros segundos, el riff y el trabajo del teclado suenan gancheros y efectivos, una vez que comienza la primera estrofa entramos a un corte bastante denso que básicamente es un adelanto de lo que encontraremos en todo el álbum. El primer aspecto a mencionar sin duda es el “efecto altavoz” implantando en las líneas de Víctor García. Es cierto que logra ambientar y situarnos de mejor forma en la temática desarrollada, pero dudo que el cantante necesite de estos recursos para lograr transmitir el mensaje. Aún así, desde luego que se agradece la fuerza y la garra que los españoles desbordan a cada segundo. Digo esto porque principalmente es una canción genérica, pero que de alguna manera se las arregla para cumplir como opening track. Ojo con el outro y con la frase “Escucha bien, te lo prometo / No tendrás paz si no estoy…¡muerto!”, por lejos lo más destacable.

El panorama no cambia mucho con Resistencia, otro mid-tempo llevado con calma donde la guitarra por momentos pasa a segundo plano y se ve opacada por la base rítmica y por Santi Novoa. Todo esto abre paso a un estribillo marca registrada lleno de pomposidad que sin dudas funcionará a la perfección en vivo y en directo: “Y aún así / Contra toda opción, resistiré / No hay rendición, resistiré / Grita mi interior, resistiré / Escucha mi voz, resistiré”. Siendo justos, cumple pero no deslumbra.

Uno de los puntos más altos del LP llega con la entretenida Cielo e Infierno. Pablo García abre el tema con un riff más que interesante que cada vez va tomando más fuerza una vez que se le unen sus compañeros. Lo mejor de todo es que sin necesidad de implantar demasiada velocidad y recursos extremos, nos encontramos con una composición bastante dinámica y llena de vitalidad. Las estrofas de Víctor poco a poco van subiendo de intensidad hasta el puente donde se exclama “Miro nervioso el reloj y pasa el tiempo tan veloz/ Se que me tengo que marchar y solo pienso en regresar” para que luego el coro estalle en lo alto con unos excelentes arreglos de teclado de fondo. Más que seguro que el “Intentaré volver a unir el cielo y el infierno/ Piel contra piel, pegado a ti, sintiéndote ardiendo” les quedará dando vuelta de inmediato. Por último, a pesar de que el solo de guitarra es breve, este llega a ser un aporte continuando con la melodía del track. Gran, gran momento.

Si hay algo que caracteriza a los asturianos son sus canciones llenas de declaraciones de principios. Y esta placa no podía quedarse atrás en este aspecto, puesto que Así Soy posee un ritmo que te prepara para una batalla épica mientras todos gritan “Eh! eh! eh!”. La letra -que básicamente nos habla del orgullo de ser Heavy- está llena de frases dignas del True Metal que en primera instancia pueden sonar totalmente clichés, pero que a la larga termina por convencer de alguna forma. En todo caso, por lejos lo mejor es el pedazo de solo que se despacha Pablo García. Realmente está hecho para enmarcarlo.

Ya no Volverán trae de vuelta la voz de Víctor a través de un altavoz durante cada estrofa. Sí, esta no es razón suficiente como para crucificar una canción, pero no puedo dejar de encontrarlo innecesario, más aún si se tiene un frontman de esta talla. Ahora bien, más allá de eso, nos topamos con un tema lleno de melodías y de arreglos que hacen que fluya de mejor forma junto al excelente trabajo del doble bombo. Por otro lado, el contraste creado entre los versos más nostálgicos y los más reconfortantes cómo “Pero el mundo cambia y los años pasan, ya ves / Y es que el tiempo avanza / Y debes correr junto a él, y crecer” terminan por conformar una pieza más que correcta. Lamentablemente la situación empeora un tanto con Necesito Escapar, uno los puntos más bajos del disco. El problema es que suena un tanto sobrecargada dentro de su teatralidad, vale decir, está la atmósfera espacial, los sonidos industriales y un estribillo “sureño” con pandero incluido. Demasiados elementos para solo un track que terminan por colapsarlo en detalles.

De lleno en la segunda mitad del LP, Luchar y Avanzar suena directa y al hueso desde las primeras notas. Probablemente sea el mejor resumen de la esencia de “Donde el Silencio se Rompió”: rockera a más no poder y con un coro hecho para cantarlo con el puño en alto. Como era de esperarse, los arreglos de guitarra y de teclado no se quedan atrás, puesto que a su debido tiempo se van haciendo presentes mientras Rafael Yugueros aplasta todo a su paso. Por cierto, cuánta calle demuestra la banda cuando Víctor canta “Y no puedo pararme a llorar/ Solo puedo luchar y avanzar”, con total seguridad uno de los mejores momentos instrumentalmente hablando. Antes de la última tanda de estribillos, una correcta sección de solos cortesía de Roberto y Santi pone el broche de oro a uno los clímax del presente trabajo.

Y suma atención con lo que sigue, puesto que seguimos en la senda ganadora sin lugar a dudas. Por toda la Eternidad nos transporta a una historia de desamor precisa y concisa que contiene frases tan potentes como “Dicen que lo conoció años atrás/ Él se marchó y no lo pudo superar”. Una de las particularidades a destacar es que fácilmente podríamos hablar de una de las composiciones más progresivas y con más tintes de Power Metal europeo dentro del tracklist. Eso sí, todo es ejecutado con elegancia y sutileza sin caer en la exageración. Porque como mencionamos anteriormente, es una pieza trágica y así nos lo hacen saber desde la primera frase. Como ya es costumbre, no los culpo si el “Decidió detener el tiempo/ Se quedó en el mejor recuerdo/ Y le amó por toda la eternidad” les queda dando vuelta en la cabeza. Muy por el contrario, Odio tiene un sonido más plástico y “radial” si se quiere llamar de alguna forma, con lo cual de forma negativa se logra desmarcar del resto de sus pares.

Otra de mis favoritas desde luego que es Muerte o Victoria. Nuevamente nos encontramos con el prototipo donde la guitarra queda un tanto atrás mientras Roberto Yugueros y Roberto García llevan cada verso del tema, pero lo cierto es que en ningún momento suena redundante o monótono, principalmente gracias a la interpretación de Víctor, donde se encuentra notablemente cómodo con estos ritmos más pausados. El estribillo, que desborda el mensaje y el espíritu de WarCry por los poros, es sencillamente notable: “No hay rendición/ Solo con valor se alcanza la gloria/ Busca dentro de ti/ Debes elegir muerte o victoria”. Ojo, también traen de vuelta el pandero y suena bastante convincente. Y eso no es todo, puesto que el outro es una demostración de calidad musical y de cómo crear una atmósfera emotiva como pocas hemos escuchado antes. No exagero al decir que es uno de esos pasajes que quisiéramos que nunca acabaran. ¡Temón con todas sus letras!

Y bueno, lo único que falta para poder decir que efectivamente estamos escuchando un álbum de los españoles, es la infaltable balada donde los sentimientos afloran desde el primer segundo. No te Abandonaré intenta ponerse a la altura de clásicos como El Amor de una Madre o Un Mar de Estrellas, y la verdad es que no tiene nada que envidiarles, puesto que la performance de Santi, y por consiguiente la del vocalista, roza la perfección. Los invito a que lean la letra con detención y dejarse llevar por esta misma.

A modo de conclusión, no es un misterio que “Donde el Silencio se Rompió” es un LP lleno de contrastes y porque no decirlo, también de altibajos. Vale decir, y hablando de una manera más drástica, hay un par de canciones totalmente prescindibles que poco y nada llegan a aportar dentro de la placa y otras que cumplen a regañadientes. Pero quedarnos con esta impresión sería una injusticia para la no despreciable cantidad de temazos que contiene. Con un par de escuchas las ideas van decantando y el solo hecho de imaginar la potencia con la que sonarán en vivo no dejará indiferente a ningún fanático. WarCry apostó por una propuesta consecuente a sus ideales y eso vaya que es valorable en estos tiempos.

 

 


close
Thanks !

Thanks for sharing this, you are awesome !

X