Síguenos en:

CD Reviews

UNISONIC – Light Of Dawn

Publicado hace

el

La personalidad algo volátil de Michael Kiske no es algo que vayamos a descubrir en estos momentos. Luego de cantar en dos de los discos más grandes de la historia del Heavy Metal, pasó muchos años con altibajos, intentando reinventarse, alejándose “ideológicamente” de la escena del Metal pero siempre manteniéndose vigente con algunas colaboraciones en que, con su inigualable timbre y talento, marcó notorios plus a esos respectivos trabajos, además de diversos esfuerzos personales, algunos mejores que otros. Ello hasta hace un par de años. Y claro, porque saber que lo íbamos a tener reunido con Kai Hansen en una “casa propia” (más allá de la participación de ambos genios en Avantasia, pero esa es la casa de Tobias Sammet y Sascha Paeth) marcó uno de los más importantes retornos de los últimos tiempos.

Pero uno tiene cierta reticencia con las “super bandas”, concepto que se hoy en día se le ha dado a cualquier agrupación que junte a dos o más músicos de cierto renombre en una banda nueva, y que normalmente suenan algo prefabricada y poco espontáneas. Quizás en otro tipo de música funcionen mejor pero en el Heavy Metal y en el Rock es muy difícil, es un estilo musical que requiere mucho más inspiración, química, fiato, entre otras cosas, que son muy difíciles de lograr cuando se arman bandas por productores.

Dicho temor se disipó en buena parte en lo relativo a Unisonic con el nivel de su primer trabajo, con su hard rock elegante con visos de buen Heavy Metal teutón. Pero todas las “super bandas” sacan un trabajo, algunas eventualmente giran –cómo olvidar el show de Symfonia con Matos y Tolkki–, pero muy pocas se consolidan con un segundo trabajo, que a juicio personal es lo que verdaderamente marca que una banda va a seguir un camino en serio y supera la fase de ser un mero proyecto. Además, Kai Hansen comentó en su oportunidad que esperaba que un segundo material de Unisonic fuese un poco más metalero, pero uno sabe que el camino al Valhalla está lleno de buenas intenciones.

Y así, tras ese excelente aperitivo que fue el EP “For The Kingdom”, la banda lanza su segundo largaduración, Light Of Dawn, con un arte de tapa diseñado por Martin Haeusler y que muestra una especie de nave espacial con la forma de la “U” de Unisonic y a unos globos aerostáticos, surcando el espacio encima de nuestro planeta. Pero vamos a la música y veamos de qué está hecho lo nuevo de Unisonic.

Una intro bastante interesante como Venite 2.0, orquestada al estilo de música de películas (aunque sin ese componente derechamente barroco de Luca Turilli por ejemplo), inserta además algunas melodías que encontraremos después en el disco, y da paso a Your Time Has Come, nada menos que uno de los más grandes temas de Heavy/Power Metal que se han hecho en los últimos años, le doy cara a cualquier persona con esta opinión y ni siquiera sé si sea necesario ponerme canilleras. Es un corte soberbio, maravilloso, me parece que sin duda alguna es lo mejor que ha hecho Kiske desde los Keepers. Hace mucho tiempo que un tema no me generaba una sensación de incredulidad y estupefacción al escucharlo por primera vez, y que sólo después de pasadas siguientes uno va tomándole el peso a una composición realmente fabulosa. Con un inicio increíble con batería rápida y guitarras armónicas, siguiendo con Kiske incorporándose junto al gigantesco bajo del genial Dennis Ward, quebrando el ritmo en el puente y llegando a un coro absolutamente piel de pollo y brazo en alto, con un Kiske sublime y con el apoyo de otras voces en segundo plano muy elegantes y que no sólo no le quitan brillo al mascarón de proa de esta banda que por cierto es el alopécico Michi, sino que aportan a darle aun mayor épica a un coro inmejorable, que además aporta con unos cambios de tono sorpresivos y sobrecogedores hacia el final. Fabulosos también los solos de Mandy Meyer y Kai, tremendamente melódicos, apoyados muy bien rítmicamente por Dennis y Kosta Zafiriou en los tarros, para llegar nuevamente al coro, esta vez un par de tonos más abajo, y finalizar de manera perfecta. A modo de experiencia personal, la sensación de estupefacción me vuelve al escribir estas líneas y me hace pensar que este tema perfectamente se puede transformar en un clásico del Power Metal. Brillante es poco decir.

Intentando recuperarnos de la sensación de haber escuchado uno de los mejores inicios de disco de los últimos tiempos, la deliciosa línea de bajo de Dennis Ward, el genio detrás de la concepción de Unisonic, marca el inicio de Exceptional, el single de este trabajo y que explora otra faceta, volviendo al estilo hardrockero del primer disco pero evolucionándolo, sonando incluso mejor. Y Unisonic comienza a mostrar que es una banda que se siente cómoda en diversas facetas y todas le salen bien. En particular en Exceptional exhiben un hard rock melódico muy “oreja”, con una estructura que no por ser típica y sencilla deja de ser extraordinaria, elegante y sobre todo contando con un portento como Kiske a cargo de las voces. Nuevamente el apoyo de voces en segundo plano aporta a la exquisitez de las melodías, y cabe también destacar ese notable quiebre que se hace con Kiske y luego en el solo con guitarras armónicas. Muy bueno lo de este corte que, de manera distinta al anterior, le hace honor a su nombre. Excepcional inicio.

Y luego viene For The Kingdom, tema que ya conocíamos desde el EP que sirvió de anticipo a este trabajo y que incluso le da su nombre a dicho EP. En dicha oportunidad comentamos que probablemente se trataba del mejor tema de la carrera de Unisonic y hasta el momento era cierto. Cuando Kai comentó que quería que en un segundo trabajo estuviesen presentes más elementos metaleros uno pensaba que sería una declaración de buenas intenciones, pero con cortes como Your Time Has Come y For The Kingdom dichas aseveraciones encuentran un tremendo correlato con la realidad, y no sólo por ponerle más peso o velocidad a un tema va a andar mejor, sino que la calidad de los mismos los hace destacarse. For The Kingdom es un corte indiscutiblemente Power, inspiradísimo, con una guitarra intensa y que su ritmo cambia cuando entra Kiske, pero llega al coro subiendo el tono y acelerando el ritmo. Y qué decir lo de los solos armónicos, fabuloso lo de Kai y Mandy, apoyados con el gigante trabajo de Kosta y por supuesto de Dennis Ward, a quien no me canso de destacar porque gracias a él tenemos a Unisonic, no sólo por su gran trabajo con el bajo y la producción, sino que es la cabeza pensante, el ideólogo y el aglutinador, más allá de las figuras más fulgurantes de Kiske y Kai Hansen. Un poco la función que cumple Sascha Paeth con Avantasia. Tres temas geniales e inolvidables.

Llega el momento de conocer material nuevo, toda vez que Exceptional y For The Kingdom eran temas ya conocidos en su calidad de single y de EP respectivamente, y Your Time Has Come se había filtrado en una versión radial (obviamente con menor calidad). Y en Not Gonna Take Anymore el pelado Kiske muestra otro terreno en el que se siente comodísimo, un tema con muchas influencias de Queen, especialmente en lo que dice relación a los coros y las voces, con un hard rock sencillo y que también recuerda al Kiske de SupaRed pero sobre todo al de su trabajo en Instant Clarity, a juicio personal uno de los trabajos mejor logrados de Kiske en su período post Helloween, pero con un mayor peso estructural. El apoyo de las voces en segundo plano en los coros es un recurso muy utilizado en este disco, pero no aburre ni cansa, al contrario, aporta y mucho en cada una de sus intervenciones. Muy elegante y emocionante también el momento, después de los solos, en que Kiske queda cantando solo con la batería y las voces en segundo plano aportando con armonías. También para destacar el apoyo de Günter Werno de Vanden Plas en los teclados.

Un Kiske más reposado da inicio a Night Of The Long Knives, hasta que luego se engancha un riff muy Scorpions y un Kiske volviendo a esos altos que lo muestran en un estado de forma inmejorable. Un midtempo muy dinámico, con interesantes juegos de batería al momento de los solos, realmente soberbios. Nuevamente las voces en segundo plano ayudan en un coro quizás menos emocionante que los anteriores, pero no de menor calidad, con un leve aire algo más melancólico, el que muy probablemente tenga bastante que ver con lo que implica el concepto de “La Noche de los Cuchillos Largos” en la historia y sociedad de Alemania, en cuanto a la purga de opositores al régimen nazi en 1934.

La faceta más Heavy/Power vuelve con la excelente Find Shelter, con su inicio que perfectamente podría haber sido ejecutado por Wolf Hoffmann y Herman Frank y tratarse de un tema de Accept, bastante más pesado y aguerrido de lo que nos acostumbra Unisonic. Luego se incorpora la magia de Kiske y si bien se pierde un poco de “pesadez”, llega a un excelente coro con un quiebre rítmico muy Stratovarius, con una aceleración fenomenal. Vuelven las guitarras acceptianas por momentos y se queda el ritmo más rápido que encontramos en el coro, con otros quiebres pero que no le hacen perder el hilo. Un corte muy moderno, con diversas influencias, y que muestra a una banda que no necesita evocar totalmente al glorioso pasado de sus integrantes para componer cortes como estos, de lo más destacado de este notable trabajo. Para destacar además el final acelerado y totalmente Power.

Si bien lo siguiente, Blood, si bien tiene elementos de una balada, quizás no lo sea de forma propiamente tal. Su inicio es para prender el celular y moverlo al ritmo ¾ de este corte, sólo con Kiske y una guitarra, pero poco a poco este tema va tomando vuelo e intensidad y se atreve con un quiebre rítmico hacia el momento de los solos que es bastante interesante, para luego volver al coro pero una nota más arriba. Aunque no es un tema brillante, no desluce en un contexto de grandes canciones como las que componen Light Of Dawn, y eso es bastante decir.

Otra pieza de excelente hard rock (y casi A.O.R. por momentos) es When The Deed Is Done, con su fabuloso inicio a doble guitarra. Un corte que por momentos recuerda a cosas de Queensrÿche o de Whitesnake, llega a un coro bastante melancólico, para pasar a uno de los mejores solos del disco, intenso, bien ejecutado y con perfectas líneas rítmicas acompañando. Nuevamente Kiske está realmente superlativo y no necesita recurrir a sus prodigiosos agudos para demostrarlo, el tipo es un cantante excepcional y que logra calidez cuando lo pretende, como en este tema. Al tipo le pasas un zapallo y te lo transforma en carruaje.

Interesante es el inicio de Throne Of The Dawn, que cuenta probablemente en su inicio con las guitarras más pesadas y protagónicas del disco. Es cierto, todo funciona en torno a la figura de Kiske, pero son particularmente llamativas e interesantes las performances de Kai y Mandy en este corte, que además cuenta con un momento sing-along de Kiske que no tiene desperdicio. Un coro contundente, quizás con algo menos de brillantez respecto a los otros temas más pesados o metaleros del disco, pero igualmente es un dignísimo integrante de un gran disco como este.

Ya llegando hacia el final, la entretenida Manhunter, que comienza muy en onda Maiden con dos guitarras armónicas, se simplifica con una muy sencilla línea de bajo y un Kiske nuevamente luciendo buena parte de sus gloriosos altos, con un coro también bastante sencillo, y que nos hace volver a esas guitarras del inicio, para luego llevarnos a un quiebre rítmico previo a los solos, bastante entretenido. Va creciendo en intensidad a medida que avanza, y culmina en el momento justo.

Y el último corte de este gran, gran disco es You And I, que con ese título no podría sino ser una balada. En principio sólo con Kiske y la guitarra acústica, muy íntima, para luego agregarle algo de electricidad, sin perder esa configuración emotiva de las melodías, siendo obviamente en ello un factor preponderante la voz de Michi que se maneja a sus anchas y se saca partido. Para destacar el final de este corte, que recuerda pasajes de Hotel California de Eagles. Una muy buena forma de terminar un excelente trabajo como este Light Of Dawn, aunque la versión digipack trae un tema más, Judgement Day, un corte a medio tiempo muy en clave Scorpions que muestra de los mejores agudos de Kiske, especialmente en el coro con un cambio de tono realmente formidable e imprevisto.

Estamos hablando de uno de los discos más esperados de este 2014, no sólo por la presencia de Kiske y Hansen, sino que por la solidez de su primer trabajo y el tremendo adelanto que fue el EP For The Kingdom. Y Unisonic responde con un disco fenomenal, un sonido pulcrísimo e irreprochable –otro de los talentos de Dennis Ward–, temas inspirados de diversos estilos, algunos más heavy, otros hardrockeros, pero sin perder la idea-fuerza de la banda, nos regalan un par de joyas para todos los tiempos como las brillantes Your Time Has Come y For The Kingdom y consolidan a este conjunto de músicos como una banda verdadera, con fiato, inspiración y compenetración que se notan en cada una de las melodías de este fabuloso trabajo. Probablemente la única “contra” –si es que pudiésemos encontrar una– es que quizás los tres mejores temas del disco ya los habíamos escuchado, pero a la larga no es más que un detalle que no mancilla en lo absoluto a un disco que, con certeza, estará en los top al momento de los recuentos de este 2014.

 


close
Thanks !

Thanks for sharing this, you are awesome !

X