Síguenos en:

CD Reviews

Lucifer’s Hammer – Beyond The Omens

Publicado hace

el

El recién pasado 2016 siguió la racha de excelente material nacional que comenzó probablemente el 2015, racha que nos dejó variadas bandas en distintos estilos con muy buen material de estudio, lo que llena de alegría y orgullo a cualquier metalero chileno porque, como ya lo venimos diciendo, esta nueva camada de bandas viene dejando la vara cada vez más alta, lo que se traduce no sólo en mejores composiciones y ejecución de las mismas, sino que, además, en mejor calidad y trabajo de producción. No se trata de que antes no se lanzara buen material en nuestro terruño, pero para nadie es desconocido que en estos últimos años la cantidad de material de buena calidad ha ido aumentando gratamente.

En este sentido, una de las bandas que ha estado dando bastante de qué hablar en la escena nacional, principalmente en la santiaguina, ha sido Lucifer’s Hammer, quienes desde el 2013 vienen entregando un excelente Heavy Metal en la línea de lo tradicional con algunos matices que los convierten en una tremenda banda con Titan en la batería, Hypnos en la guitarra principal y Hades en las voces y segunda guitarra más el apoyo, en esta oportunidad, de Alexis Ulloa en el bajo.

El primer trabajo discográfico de la banda fue el demo que liberaron el 2013 pero, este año recién pasado, Lucifer’s Hammer nos regaló su primer larga duración, su debut definitivo, “Beyond The Omens“, una dosis de tremendo y puro Heavy Metal clásico que arranca con un poderoso riff de guitarra que recuerda un poco a La Doncella pero siempre con su toque propio para iniciar con The Hammer Of The Gods que, al quiebre rítmico, nos tira toda la caballería encima y volando enseguida la cabeza. Desgraciadamente la producción no ayuda mucho a disfrutar el sonido, pero no quita que la composición y la ejecución sean altamente disfrutables. Quizás el punto más bajo sería un poco las líneas vocales en el puente, que suenan un poco forzadas, pero en ningún caso logran quitarle mérito al track ni al trabajo de Hades, con un tremendo puente instrumental hacia el tercer cuarto del tema que la da una dinámica y exquisitez tremenda para abrir paso a los solos de muy alta factura que cierran un tema genial.

Con una importante agresividad contenida a través de los tarros y buenos riffs arranca Lucifer’s Hammer, que aumenta la velocidad y nos regala un tremendo tema instrumental que nos lleva a la otra esquina, recién cantábamos al martillo de los dioses y ahora llega el martillo de Lucifer a dejarnos clavados en el piso con el poder de unos tremendos riffs y una batería avasallante, sin mencionar el tremendo trabajo de Ulloa en las cuatro cuerdas que se luce como el que más en esta canción y, claro, al no contar con voz es la oportunidad precisa para que todos los instrumentos puedan disfrutarse a concho. Un tremendo acierto la composición y su ubicación en el disco, además de su duración, la que no es común para un tema de estas características.

Con la fuerza de un riff clásico arranca Dying, más lenta, casi midtempo, en un formato que recuerda tremendamente a los buenos momentos de Judas Priest, donde uno de los más beneficiados es Hades, quien puede lucir su calidad vocal sin necesidad de mayores esfuerzos. Sobre una base rítmica clásica los riffs se pasean tranquilamente provocando una mezcla de relajo y nostalgia por los buenos tiempos de la música, con lineas líricas muy bien armadas e inspiradas que dan paso, a la mitad del tema, a la sección de los solos y armonías, donde sencillamente ambas guitarras demuestran el tremendo talento que les llevó a formar la banda y nos regalan un tremendo momento, sencillamente un punto muy alto en la placa.

Shining Blade mantiene la fórmula del track anterior, con un ritmo bastante midtempo pero en este caso con una mayor potencia y pesadez tanto en la base rítmica como en el riff. Es difícil no enganchar de inmediato con una estructura tan sencilla pero tremenda, que transporta en el tiempo a disfrutar el Metal sin necesidad de tanto adorno y por lo que simplemente es: tremenda música. Es casi un lujo escuchar una banda chilena que logra componer bajo esta premisa y lograr un muy buen resultado como lo es precisamente esta canción, que aun manteniendo la estructura casi invariable en la sección de los solos, regala un tremendo momento.

Nuevamente un riff acompañado de la potencia golpeada de la banda nos dan la bienvenida a Black Mysteries, donde la velocidad aumenta y nos encontramos con una pieza donde la voz de Hades nuevamente sube algunos tonos y, por momentos, nos recuerda un poco a algunos pasajes de W.A.S.P., con guitarras y bajo muy presentes y cómplices, acompañándose como base rítmica y melódica que permiten una versatilidad al tema que no es muy común escuchar, lo que al llegar al momento de los solos permite solapar sin ninguna complicación la falta de uno de los instrumentos (el que hace el solo) en la base, acá nuevamente nos encontramos ante un punto tremendamente alto del disco.

En una vena más melancólica, la guitarra de Hypnos y el bajo de Ulloa nos internan en Nightmares, quizás como llevándonos a soñar para que, a partir de un solo riff, nos veamos adentrándonos en una pesadilla. Lo que me parece más interesante de este track es el cómo logra hacerte sentir dentro de una pesadilla pero sin trasmitirte miedo, sino como permitiéndote disfrutarla. El ambiente creado tanto por la base rítmica como por las guitarras permiten que la voz de Hades te envuelva pasivamente y te lleve a disfrutar esta aventura oscura, quizás no tiene tanta potencia o velocidad como otros temas del disco pero, para mí, el hecho de lograr llevarte en ese viaje sin necesidad de orquestaciones o sintetizadores ni teclados suma mucho a esta placa, convirtiendo automáticamente éste en mi canción favorita del disco y diría, quizás, el punto más alto de la misma por su tremenda composición.

Ya casi en el final aumentamos la velocidad nuevamente para arrancar con Warriors, volviendo a cabalgar sobre los riffs y la tremenda base rítmica que arman Ulloa y Titan, sacándonos de ese mundo de pesadillas de un solo golpe y llamándonos a defender el Heavy Metal, sencillamente un galopante himno de Metal y poder que levantan el ánimo de un solo golpe, una puñalada de apenas tres minutos y medio, el track más corto del disco, que nos despierta y lleva a disfrutar lo más crudo y clásico de esta maldita música que es el Heavy Metal.

Y llegamos entonces al final de la placa con el tema que da nombre al disco, Beyond The Omens, la que arranca con un riff de guitarra que pareciera darnos la bienvenida a la lectura de la suerte, a observar los presagios, tras el cual arranca toda la potencia vertiginosa de la banda que nos regala la estructura más ambiciosa del disco con una base rítmica y melódica tremenda, líneas líricas y vocales muy bien elaboradas y completamente gancheras, de esas que no demoras mucho en dejar como un tema de cabecera y que se queda dando vueltas en tu cabeza, hasta que nos encontramos con el quiebre rítmico casi a la mitad del track donde nos sentimos en presencia de grandes acontecimientos, como si fuéramos testigos del cumplimiento de esos augurios y viéramos lo que está más allá de ellos. Un pasaje instrumental con espacio para la sección de solos que dejan en claro estos muchachos están para grandes cosas y esta placa es sólo el comienzo, cerrando el tema y el disco con más de tres minutos de música instrumental que nos permiten desagotar un poco la energía cargada y dar un cierre magistral a un tremendo debut.

Hablamos de apenas cuarenta minutos de música, pero no cualquier música, sino un Heavy Metal de tan buena factura que hace difícil el no querer escuchar inmediatamente de vuelta el disco, aprovechando que es bastante corto. Una apuesta excelente por lo más clásico del Metal, apelando a la capacidad musical de los instrumentos por sí solos y sin mayores adornos logran un material tremendamente disfrutable y digno de estar entre los mejores lanzamientos chilenos del 2016.

La única crítica que se le podría hacer quizás es la calidad de la producción, la que sobre todo perjudica en varios pasajes a la voz de Hades; sin embargo, no alcanza a opacar en ningún momento el tremendo trabajo de la banda en general, que logra entregarnos un debut cargado de potencia, Heavy Metal old school y, sobre todo, muy buena música. Un acierto y sólo nos queda esperar su próximo trabajo de estudio y, por mientras, estar atentos a sus presentaciones en vivo.


close
Thanks !

Thanks for sharing this, you are awesome !

X