Eternal Idol

The Unrevealed Secret

Álbum - 2016

Valoración
7.8

La primera gran dificultad que presenta revisar esta placa es tratar de hacerlo sin ningún prejuicio y, claro, puede ser fácil decirlo, pero tenemos a Fabio Lione, voz icónica de Rhapsody Of Fire, prácticamente los principales exponentes del Power Metal épico, cantando en una banda bastante distinta apenas unos meses después de anunciar que dejaría la banda para dedicarse más a Eternal Idol entre sus otros proyectos, lo que provocó un verdadero terremoto en este mundo musical, por lo que se generó bastante animadversión en contra de la banda, especialmente cuando se liberaron los primeros adelantos y no era lo que muchos disfrutaríamos.

Y, efectivamente, el disco no es fácil de digerir, menos a la primera escucha, porque es prácticamente imposible quitarse los prejuicios antes de escucharlo. No obstante, al darle más de una oportunidad logramos darnos cuenta que, si bien no hablamos de una gran obra de arte, tampoco estamos ante una bazofia que merezca la hoguera inmediata. Hablamos de un trabajo bastante bien logrado aunque claramente no está dirigido al mismo público que las otras bandas de Lione… pero a lo que vinimos. Hace un par de días finalmente salió al mercado el debut discográfico de Eternal Idol la nueva banda en que participa Fabio Lione como vocalista junto a la joven Giorgia Colleluori, un debut esperado por muchos, algunos para basurearlo y otros para poder escuchar lo nuevo de Lione.

El álbum abre con toda la potencia de Evil Tears, un tema que arranca de inmediato con un buen Power Metal con la compañía de arreglos orquestales sintetizados que nos da la introducción perfecta para la voz suave pero portentosa de Colleluori, quien demuestra que se entrega por completo a la excelente base rítmica creada por Andrea Buratto en las cuatro cuerdas y Camillo Colleluori en las baterias, lo que se suma a unos riffs poco impresionantes quizás pero sumamente correctos de Nick Savio, quien además se encarga de los teclados armando las orquestaciones. En el puente podemos escuchar por primera vez la participación de Lione acompañando en dueto a Colleluori, en un estilo que si bien no se acerca a lo que lo hace famoso (ROF), sí tiene cierta cercanía con lo último que trabajó con Vision Divine, así que no logra escucharse tan fuera de su elemento. Un muy bien logrado tema de entrada que si bien no impresiona tampoco defrauda.

Con el trabajo de Savio en los teclados arranca Another Night Comes, una midtempo en la que ya podemos escuchar la voz de Lione en solitario en este nuevo grupo, podríamos decir que a diferencia de lo que sucede en el track anterior, aquí no es Lione acompañando a Colleluori sino a la inversa, lo que le da un tremendo dinamismo al disco, un tema de “pregunta y respuesta” que mantiene una buena potencia en una veta bastante más melódica y tranquila que la canción anterior, sintiéndose un ambiente acaso más romántico que se siente bastante cómodo, mostrando que no está nada hecho a la ligera.

Nuevamente una ambientación, ahora levemente espacial, da lugar a la guitarra de Savio para irrumpir con un sencillo pero buen riff que abre una nueva midtempoAwake In Orion, que baja considerablemente la potencia del disco, al menos en lo musical porque las líneas líricas y vocales se mantienen bastante potentes. Con tres canciones creo que ya es posible decir que Fabio y Giorgia hacen un excelente equipo en las voces de esta banda, la juventud se mezcla con la experiencia para dar un material muy bien logrado, logrando hacerte sentir un poco a la deriva alrededor del cinturón de Orión para esperar la lluvia sintiendo la rabia. Desde el coro y hacia el final el track va tomando paulatinamente más potencia, llegando a un final tremendo con la voz de Giorgia en fading sobre un sonido atmosférico espacial como escuchado a través de un gramófono o algo así… excelente final de tema.

Is The Answer Far From God? arranca con una guitarra clásica que hace recordar un poco un pasaje de Gargoyles, Angels Of Darkness de RHAPSODY, pero sólo ese pasaje sobre el que entra la voz de Giorgia, porque posteriormente la caballería acelera y entra el Metal. A pesar de esos detalles, el tema suena un poco bajo, con líneas vocales un tanto planas que parecieran buscar agradar a un público más masivo, no es un mal tema pero siento que varía mucho al principio, no obstante, luego se acercan nuevamente a la vena más Power Metal que se nota es la base de la música de la banda pero que, al parecer, su objetivo no es quedarse en eso sino ir poco más allá, lo que a algunos les gustará y a otros les molestará, pero bueno… en gustos no hay nada escrito.

Desde las profundidades del espacio parece emerger Blinded que nos devuelve a la potencia y nos entrega quizás el pasaje más agresivo del álbum, con un Lione haciendo gala de su tremendo registro vocal al empezar con notas muy bajas para luego regalarnos los típicos tonos altos a los que nos tiene acostumbrados mientras de fondo sigue en segunda voz su tono bajo, tremendo trabajo vocal en esta pieza que sin mayor velocidad entrega un potentísimo Power Metal como lo que muchos quisiéramos escuchar con esta voz, algo bastante parecido a algunos pasajes de Vision Divine que muestran, musicalmente, que esta banda rinde una especie de tributo a sus coterráneos, lo que da a la vez un toque bastante nostálgico en algunos pasajes.

Volviendo un poco al estilo central del disco pero manteniendo a la vez la oscuridad del tema anterior, con un trabajo principalmente de teclado y bajo en la entrada, arranca Sad Words Unveiled, una nueva midtempo donde la voz de Giorgia se luce con tonos más bajos pero, a la vez, la voz de Fabio se escucha un poco, sólo un poquito, más forzada que en lo que veníamos escuchando, eso no quita que el tema mantenga una buena dinámica, especialmente gracias al trabajo de Savio tanto en las guitarras como en los teclados, especialmente en la sección de solos, pudiendo también notar una mayor presencia del bajo de Buratto que no suena sólo como acompañamiento sino también como parte de la estructura del tema, lo que le suma personalidad al tema.

Desidia abre lento, con una ambientación y piano, para dar paso a todo el peso de la banda sin aumentar la velocidad lo que transmite un importante ambiente pesado y acaso miserable, pudiendo sentirse la desidia de la que hablan, nuevamente con Giorgia luciendo sus tonos bajos y Camillo Colleluori haciendo un tremendo trabajo en una mezcla de estilos de batería donde no cuesta apreciar un poco de Jazz simple y el típico doble bombo de las midtempo Power. Una pieza bastante sentimental, que creería logra fácilmente su objetivo de evocar emociones, especialmente al no terminar por lo alto sino todo lo contrario, cortar de golpe la potencia y terminar con el piano de Savio en una retirada lastimera. Por el estilo del track podría confundirse con una mala pieza pero considerando lo que pareciera quisieron transmitir, en realidad, se trata de un muy buen tema.

Con la voz de Lione acompañado sólo por una guitarra comienza Hall Of Sins, la que rápidamente da paso a un ataque frontal de guitarra y batería principalmente, donde el teclado de Savio también se luce creando una atmósfera de rabia y dando paso al protagonismo total de Buratto y sus cuatro cuerdas. Aquí la voz de Giorgia aparece sólo para el puente y el coro, siendo un tema casi exclusivamente de Fabio donde, además, se luce con su rango vocal nuevamente pero sin opacar en ningún momento el tremendo trabajo de Giorgia en sus pasajes. El solo de Savio recuerda incluso, en algunas pequeñas porciones, algunos pasajes del gran Luca Turilli y no sorprende, porque muy seguramente el “guerrero de hielo” es una de sus mayores influencias, logrando cerrar un tema excelente.

Feel’s Like I’m Dying nuevamente nos regala un poderoso riff de Savio y los tonos bajos de Lione, desgraciadamente la estructura del tema no logra convencer completamente, no tiene mayor feeling que la calidad vocal de Lione, de hecho, acá se extraña fuertemente la voz de la bella Giorgia, siendo el único en el que no participa, lo que hace el sonido al que nos venian acostumbrando a lo largo del disco se pierda y sólo tengamos a un Fabio Lione tratando de cantar algo totalmente distinto a ROF, lo que pareciera no cuajar y no logra convencer. Quizás no sea un mal tema, pero al romper drásticamente con la estructura bivocal del disco pierde mucha fuerza y desencaja dejando un gustillo a poco.

Llegamos a la balada del disco, A Song In The Wind, un elemento conocido y disfrutado por Lione, la que arranca con el piano de Savio y percusiones computarizadas para dar paso a la power ballad en la que hacia el primer cuarto tenemos un fuerte quiebre rítmico que nos lleva a un pasaje cargado de agresividad contenida. Llama la atención que, si bien nuevamente tenemos a Giorgia en las voces, su participación es considerablemente menor. Claro que acá por la estructura musical y el estilo de canto que utiliza Lione logra encajar en la totalidad del disco, sin ser un punto muy alto.

Acercándonos al final de la placa, suenan los sintetizadores, una percusión acompaña y tras una breve introducción de teclado que introducen a Stormy Days, se deja caer todo el sonido de la banda con un importante protagonismo del bajo de Buratto nuevamente, además, el tema cuenta con la predominancia de la voz de Lione otra vez. El track presenta un ritmo un tanto meloso, la voz de Giorgia se aprecia bastante poco y, en general, veo difícil decir algo más sobre el tema, se podría escuchar como un poco genérico del estilo, sin mucha variación, no es para nada un mal tema, pero siento que no mantiene el nivel que nos habían entregado en composiciones anteriores de este mismo disco y eso termina dejando un tremendo sabor a poco.

Terminamos el disco con Beyond que arranca con un sonido bastante “Nü Metal”, manteniendo pasajes bastante sobrios en lo musical y regresando la voz de Giorgia a tener mayor protagonismo en conjunto con Lione, con un Camillo Colleluori teniendo el espacio suficiente para poder hacer más juegos en los tarros, un Savio que se permite mandarse un tremendo solo en las seis cuerdas, mientras arman una atmósfera un tanto densa y líneas vocales y líricas que te invitan a ir más allá para traer un quiebre rítmico que, precisamente, nos lleva más allá, aumentando la velocidad y logrando un tremendo dinamismo que convierte este tema en un excelente broche para un disco más que correcto y muy bien logrado, terminando definitivamente con la voz de Giorgia manteniendo el tono final por unos segundos hasta que el disco termina.

Como decíamos al principio, es un disco difícil de digerir a las primeras escuchas porque hay muchas cosas que se entrecruzan pero, una vez que se logra dejar los prejuicios atrás, nos encontramos con un material muy bien logrado, con un poderoso debut que nos regala al gran Fabio Lione en una faceta suya a la que no estamos tan acostumbrados pero que pareciera le queda bastante cómoda, nos regala también a excelentes músicos que tienen toda una carrera por delante y a una Giorgia Colleluori que se luce cantando con el que reconoce como su “maestro”, mostrando un excelente registro y una tremenda calidad vocal.

Casi una hora de, en general, buena música que logra su objetivo y permite esperar con tranquilidad su evolución porque, claramente, la banda tiene todo el potencial compositivo y ejecutivo para hacerse de un nombre en esta escena, logrando que la rabia que generó en muchos la salida de Lione de RHAPSODY OF FIRE y el anuncio de su incorporación a esta banda, se aplaquen un poco porque, a la luz del trabajo completo de estos italianos, nos encontramos con que quizás nuestras primeras impresiones fueron erradas o, al menos, apresuradas. 

Seba Miranda

Tags: , , ,

  • Koba

    Creo que fuiste un poco generoso con la nota…el disco en sí es muy aburrido y plano, todas las canciones a medio tiempo, el Power Metal tal como lo conocemos brilla por su ausencia, las guitarras suenan demasiado artificiales y carentes de fuerza, está claro que el fuerte de las canciones es realzar los coros y estribillos de cada canción y el dueto de Lione con Colleluori no está mal, pero no sé, me recordó al primer disco de Timo Tolkki´s Avalon en cuanto a estructura y sonido claro que el de Tolkki está mucho mejor….la canción que mas me gusta es Another Night Comes la más lograda…el resto es como está canción pero cambiándole los estribillos, una decepción, definitivamente tienes razón Seba, Lione se quizo arriesgar y lanzó un disco para otro público, lejos de lo que nos tiene acostumbrado…

    • Koba

      Se me olvidaba al disco le doy un 5…

  • Koba

    Sigo escuchándolo y le bajo a nota a 4…