Síguenos en:

CD Reviews

DGM – Momentum

Publicado hace

el

Desde Italia, Momentum, es el último lanzamiento de la banda power progresiva DGM. Grabado durante la segunda mitad del año 2012, y lanzado el pasado 26 de marzo a través del también italiano sello Scarlet Records, el disco presenta un compendio de 11 canciones donde los romanos se arman hasta los dientes y nos entregan metal rápido y concreto.

Fundados en el año 1994 por Diego Reali, Gianfranco Tassella y Maurizio Pariotti –personajes que decidieron nombrar al conjunto con sus iniciales– DGM ha representado el Metal progresivo en la península itálica. Basándose en sus pares norteamericanos como Symphony X o Dream Theater, la banda ha conseguido desarrollar un estilo propio marcado por velocísimas baterías y poderosas guitarras que les ha ganado un puesto en lo alto de la escena metalera mundial, donde se destacan dos presencias en los Gods of Metal 2003 y 2007, compartiendo escenario con las dos agrupaciones mencionadas previamente y con otros grandes del género como Blind Guardian o Heaven and Hell. En sus casi 20 años de carrera, poseen en su catálogo ocho LPs, un EP y un DVD.

Tras un par de vueltas al disco, el análisis es sencillo. Momentum viene a seguir la linea de lo que la banda ha hecho desde ya hace un par de años, y que le ha traído sus más grandes resultados. La palabra clave es potencia. Cada una de las once canciones de este álbum son montañas de ferocidad aliñadas con melodía. Para quienes escucharon los dos últimos trabajos, Different Shapes y frAme (ambos altamente recomendados), Momentum no será ninguna novedad, pero seguramente será una excelente continuación. Para aquellos que no conocen la banda, este es un gran punto de partida.

Desde el brutal kick-off de Reason, el virtuosismo de Pages y hasta los misteriosos acordes finales de Blame, esta placa demuestra por qué DGM está donde está: Metal hecho con profesionalismo y con un objetivo claro. Para tirar algunas líneas: salvo Repay, la balada del CD, todas las canciones utilizan el doble pedal de la batería, tienen solos bestiales y comparten un coro memorable. Durante todo el disco se visualiza lo que los muchachos de la bota quisieron lograr: un producto enfocado a la velocidad y la fuerza que también destaque lo melódico. En un mundo donde muy pocos discos logran determinar su carácter y definir un target específico, éste álbum hace un trabajo notable.

En ocasiones he mencionado que el concepto y la actitud del álbum es lo que hacen la diferencia. Como dice la voz popular: “Si hacen todo, no hacen nada”. Es destacable que un conjunto musical pueda sentarse y decir: “Esto va a sonar así.” y que luego puedan materializar esa idea de tan buena manera.

En una situación común en estos días, hay numerosas señas a otros artistas a lo largo del álbum. En Numb, las voces recuerdan mucho al estilo de Jorn Lande. Trust podría haber sido fácilmente parte de Iconoclast de Symphony X, y los toques sinfónicos de Universe nos hacen pensar en Farewell de Kamelot. Sin embargo y a pesar de todas estas similitudes, la banda logra desprenderse a medida que las canciones avanzan y nada es tan evidentemente parecido.

El último punto que quisiera destacar es la presencia de dos grandes invitados a trabajar en esta placa. En primer lugar, abriendo a toda orquesta el disco y en lo que es el único single hasta ahora, Reason, Russell Allen (Symphony X, Adrenaline Mob). Ya hablamos más arriba de las influencia de la banda de Nueva Jersey en DGM, así que este invitado no debiera ser sorpresa para nadie. Como siempre, este monstruo de la voz hace un trabajo impecable y impulsa al oyente a querer oír mas. Luego, en Chaos encontramos a Jørn Viggo Lofstad, guitarrista líder de Pagan’s Mind. Si bien su labor pasa algo desapercibido en la canción, es cierto que los fans de los noruegos sabrán reconocer sin problemas los aportes del guitarra en el sonido de la canción, especialmente en el solo. Me atrevo a decir que el incluir a semejantes invitados fue un buen movimiento: entrega novedad, da peso a la banda y atrae a fanáticos de otros sectores.

Cerrando esta reseña, sólo puedo decir que estamos frente a un trabajo redondo, con personalidad y cargadísimo de potencia. Dejo a todos invitados a escuchar este monumento al Power Metal Progresivo que sin duda no defraudará a nadie. DGM acierta nuevamente con Momentum y continúa su movimiento uniformemente acelerado hacia el éxito.

 


close
Thanks !

Thanks for sharing this, you are awesome !

X